Está en la página 1de 5

SISTEMA CATHELCO ANTIINCRUSTANTE y ANTICORROSIVO.

El Sistema Cathelco Antifouling es el sistema antiincrustante para las tomas de mar y tuberías de refrigeración
más utilizado en todo el mundo. Se basa en el principio electrolítico y por tanto es muy fiable.

El problema
La bio-incrustación marina que prolifera dentro de las tomas de mar y tuberías de refrigeración de agua de
mar del barco, incluyendo los filtros, condensadores, etc. El agua de mar lleva millones de organismos vivos
que una vez entran en el circuito de refrigeración del barco, se adhieren a las paredes internas de las tuberías
y tomas de mar.
Este ambiente es muy propicio para su proliferación pues les provee de una superficie donde adherirse (las
paredes internas de las tuberías), una temperatura óptima para su crecimiento, y un constante flujo de comida
y oxígeno gracias al caudal de agua que pasa por las tuberías.
De esta forma todas las tuberías y tomas de mar quedan obstruidas por los organismos vivos que se incrustan
en ellas, reduciendo el diámetro de las tuberías igual que lo hace el colesterol en nuestras venas, reduciendo
por tanto el caudal de agua, y colapsando todo el circuito de refigeración del barco.

La solución antifouling o anti incrustación mediante protección catódica


El Sistema Anti-incrustante y prevención de corrosión de Cathelco genera iones de cobre desde la misma
toma de mar, que transportados a través del propio caudal de agua, mata los organismos, al ser un potente
biocida. Paralelamente genera iones de aluminio o de hierro que previenen la corrosión de las tuberías de
acero o de cupro níquel respectivamente. Este sistema de protección catódica constituye por tanto una
doble solución antifouling y anticorrosión de tuberías y tomas de agua.
Las tuberías, al contrario que en el caso de cascos de barcos, no se pueden proteger con pinturas antifouling
(también denominadas patentes). El sistema antifouling de Cathelco es la solución al problema de la
bioincrustación sin el uso de productos biocidas contaminantes como el cloro. (Además en combinación con
un sistema ICCP de protección catódica por corriente impresa, se protegerá además el casco y hélice del
barco).

MANUAL:

El conductor negativo de la fuente de alimentación está conectado (conectado a tierra) a la


estructura del barco, que en realidad es el cátodo. Los iones son transportados por el flujo de agua
a través del sistema de tuberías. La concentración de iones de cobre todavía puede ser lo
suficientemente alta para inhibir el crecimiento marino objetivo a cien metros o más del ánodo.

Con los sistemas Cathelco, es relativamente simple y económico complementar la función


antiincrustante mediante la adición de ánodos de supresión de corrosión (C / S). Se energizan con
el mismo panel de control que los ánodos antiincrustantes (A / F), como se muestra en la Figura 2.
La experiencia ha demostrado que consumiendo los ánodos C / S y A / F a la misma velocidad por
volumen (con la conveniencia de que todos los ánodos están listos para cambiar al mismo tiempo),
se obtiene una sustancial supresión de la corrosión.

En el caso de las tuberías ferrosas, los ánodos C / S son de aluminio, y con tuberías cuprosas son
de hierro. Los ánodos de Al emiten iones de hidróxido de aluminio, que forman una capa protectora
en el interior de los tubos.
Los tubos cuprosos (CuNi, CuNiFe, AlBro) son mucho más resistentes a la corrosión del agua de
mar que el acero, pero son susceptibles a lo que se conoce como corrosión por impacto. (Esta
forma de erosión / corrosión generalmente se asocia con el choque de una alta velocidad, líquido
que fluye que contiene burbujas de aire contra
una superficie sólida.) Los ánodos de hierro emiten iones ferrosos, que brindan una protección
significativa contra esta forma de corrosión. Los ingenieros marinos están familiarizados con el uso
de ánodos de "sacrificio" de hierro o acero instalados en la caja de entrada de un condensador de
carcasa y tubo que tiene tubos cuprianos y láminas de tubos. Los ánodos Cathelco realizan la
misma función, con la única diferencia de que son "en vivo", con una tasa controlada de emisión de
iones.

Dependiendo de su diseño, los paneles de control Cathelco requieren un rango de voltajes de


suministro:
 AC monofásico de 110 voltios
 CA de 220 voltios monofásica
 12 -24 voltios DC

La potencia de CA se transforma y rectifica a una salida de CC de 0 a 12 voltios.


El voltaje de salida se ajusta automáticamente para mantener una corriente constante a cada uno
de una cantidad de ánodos. En general, cada ánodo se controla individualmente.
La gran mayoría de los sistemas funcionan con un rango de corriente de 0 a 2 amperios por ánodo,
ajustable manualmente en pasos de 0,2 amperios. Usando una cifra conservadora del 50% para la
eficiencia del panel, la potencia de entrada por ánodo no puede exceder los 48 vatios. En la
práctica, el consumo de energía de un panel de ánodo diez rara vez superará un cuarto de
kilovatio.
Los paneles A / F son resistentes al polvo y al rocío según IP65, por lo que son adecuados para el
montaje en espacios de maquinaria no muy alejados de los ánodos que controlan.

Relés de reducción de corriente (Opcional)


Como un extra opcional, la configuración actual se puede modificar automáticamente usando
dispositivos periféricos tales como interruptores de flujo, contactos de arranque de la bomba y
contactos de apertura / cierre de la válvula. Los periféricos están conectados a relés de reducción
de corriente o de encendido / apagado en el panel que modifican la corriente a los ánodos
correspondientes. Los relés también se pueden activar manualmente mediante los interruptores
"HI-LO" montados en el panel para un conveniente restablecimiento de las corrientes de ánodo
desde el mar hasta las condiciones de flujo de agua de mar del puerto y
viceversa. Algunas instalaciones incluyen un panel esclavo con luces indicadoras apropiadas,
montadas en una ubicación conveniente desde la que se pueden encender o apagar los paneles
principales o entre las condiciones HI y LO.
EJE DEL MOTOR PRINCIPAL

La puesta a tierra del eje es una parte vital. evita la erosión de la chispa en los cojinetes y las
picaduras en las paletas de la hélice.
El eje prop está equipado con un conjunto de anillo deslizante. La corriente que fluye a lo largo del
eje está conectada a tierra con seguridad, evitando cualquier daño. Su rendimiento se puede
verificar usando la unidad de monitoreo.

Variaciones del sistema


Los ánodos montados en el fondo marino ilustrados en la Figura 2 son la disposición preferida y la
utilizada en la mayoría de las instalaciones. Por lo general, es más simple que las alternativas y,
además de proteger el malecón de forma mucho más efectiva que la pintura antiincrustante,
introduce los iones en el punto más alejado en la tubería, garantizando así una dosificación
uniforme del agua independientemente de su destino . los
La desventaja es que los ánodos instalados en bolsas de mar solo se pueden cambiar con el
buque en dique seco, o en el caso de ánodos montados en la parte superior, sellando los cofres
con parches instalados por el buceador. Con la tendencia a intervalos de acoplamiento de cinco
años, o en el caso de ajustes retrospectivos, puede ser indeseable o físicamente imposible encajar
suficiente cantidad / tamaño de ánodos en los cofres del mar. Las ubicaciones alternativas para los
ánodos son:

 En los filtros de admisión Figura 3


 En las tuberías de admisión en buques grandes Figura 4
 En los "tanques de electrólisis" Figura 5
En el caso de un tanque de electrólisis, una fuente de agua de mar con suficiente carga suministra
agua a través del tanque donde se dosifica y la inyecta en la (s) entrada (s) principal (es). La
dosificación, por supuesto, se calcula para el flujo total a través de las bombas, pero puede estar a
una concentración mucho mayor en el circuito del tanque de electrólisis, a fin de mantener el
tamaño de la tubería hacia abajo. Hasta cien veces la concentración es aceptable.

Supresión de corrosión / ensuciamiento en cofres de mar.


Generalmente en el atraque en seco de embarcaciones con ánodos montados en el mar, la pintura
antiincrustante muestra muy poco deterioro y los ánodos sacrificatorios en los cofres se usan solo
parcialmente. Sin embargo, Cathelco recomienda instalar ánodos de protección anticorrosiva y
aplicar pintura antiincrustante. Esto es para brindar protección en áreas del cofre con poco o
ningún flujo, o donde se instalan cátodos dedicados, o en el caso de
agotamiento prematuro de los ánodos.

Operación de agua dulce o salobre.


El voltaje de salida máximo del panel de control estándar suele ser suficiente para operar los
ánodos a plena corriente en agua con hasta dos o tres veces la resistividad del agua estándar del
océano, o alrededor de 75 ohmcm, que incluye muchas aguas estuariales y costeras. Sin embargo,
en agua verdaderamente fresca, el sistema alcanzará la tensión máxima con poca o ninguna salida
de corriente, y se debe apagar si esta situación dura más de unos pocos días. Ver también la
SECCIÓN 7 de este manual.
En aguas salobres o muy sucias, se pueden haber visto los mismos resultados, que incluyen una
disminución en la corriente de salida. Esto se rectificará una vez que el buque esté nuevamente en
agua de mar.
Efecto en la protección catódica del casco
En un sistema típico de Cathelco, el efecto de usar la estructura del casco como parte del camino
de retorno (negativo) para la corriente del ánodo es reducir el potencial del casco con respecto a
una celda de referencia estándar. En otras palabras, está reforzando la función del sistema de
protección catódica del casco, ya sea por corriente impresa (ICCP) o ánodos sacrificatorios. Por lo
general, el efecto es insignificante, pero en instalaciones A / F muy grandes la reducción puede
asciende a unas pocas decenas de milivoltios, y donde los propietarios prefieren no tener los
sistemas interactúan, Cathelco puede suministrar cátodos dedicados que están aislados del casco
Figura 6

Formas de contaminación no controladas por Cathelco Systems


Las algas y el pasto no se ven afectados, y deben eliminarse de los filtros de entrada cuando
proliferan. Ciertas algas y "limos verdes" no se ven afectados, pero estos no se acumulan y
bloquean las tuberías como lo hacen los mejillones, ya que requieren luz para crecer.
3.4 Tratamiento de agua de alimentación y de proceso
Los iones de cobre (y aluminio o ferroso) generados por el proceso CIG no se transfieren con el
condensado en generadores de agua dulce de tipo evaporativo, o pasan a través de las
membranas en unidades de ósmosis inversa. El proceso de CIG es aprobado por el Ministerio de
Salud del Reino Unido para el agua de alimentación en los fabricantes de agua potable.
Si bien la adición de cobre en el mismo orden de magnitud que la que ya se encuentra en el agua
de mar es suficiente para evitar la transición de los peces con cáscara y los moluscos de las larvas
a los adultos, no afectará a los animales adultos. El agua tratada con CIG se usa en tanques de
retención para camarones adultos, almejas y langostas sin efectos nocivos notables.
3.5 Tasas de dosificación y vida del ánodo
Los ingenieros de Cathelco recomendarán el número, tamaño y disposición de ánodos en un
nuevo sistema A / F basado en el esquema de tuberías de agua de mar, las capacidades de
bombeo y el patrón comercial del buque (incluyendo el tiempo de puerto, tiempo de navegación en
agua dulce e intervalo de atraque seco) . La configuración actual, que a su vez determina la tasa
de agotamiento de los ánodos, se especificará para proporcionar una seguridad razonable del
control de la suciedad, pero
Debido a que esta no es una ciencia exacta, los ánodos generalmente se dimensionarán con un
margen para permitir al usuario aumentar la corriente si todavía se experimenta alguna
obstrucción.
Claramente, cuando los motores principales de un buque no están funcionando hay una reducción
significativa en el requisito de refrigeración del agua de mar, y en el caso de que el puerto
permanezca más de 24 horas, la configuración actual puede reducirse. Esta reducción puede
lograrse manualmente, ajustando la corriente a cada ánodo o mediante un interruptor maestro
controlando todos los ánodos afectados a través de los relés; alternativamente, se puede controlar
automáticamente mediante un relé (s) activado por contactos en los arrancadores de bomba
correspondientes. Ver también la Sección 3.2.4