Está en la página 1de 3

IMPLEMENTACIÓN DE

LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA
EN MÉXICO Y PROPUESTA DE
SOLUCIÓN

HECHO POR: JUAN SALVADOR SÁNCHEZ


REYES
IMPLEMENTACIÓN DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN
MÉXICO Y PROPUESTA DE SOLUCIÓN
Esta propuesta va dirigida a la Secretaría, la CRE, el CENACE y la CONUEE,
así mismo a los empresarios de México y líderes del sector público.
Objetivos:
 Buscar el mejoramiento de la transición energética en México.
 Implementar la propuesta de manera que beneficie a todas las personas
involucradas en ella.
 Dar a conocer los retos para aprovechar las energías renovables.
Propuesta:
La Ley de la Industria Eléctrica (LIE) define en su artículo 3, fracción VIII, los
Certificados de Energías Limpias (CEL) como aquel título emitido por la Comisión
Reguladora de Energía (la Comisión) que acredita la producción de un monto
determinado de energía eléctrica a partir de Energías Limpias y que sirve para
cumplir los requisitos asociados al consumo de los Centros de Carga.
Los Certificados de Energía Limpia (CELs) buscan promover una mayor
generación eléctrica a partir de fuentes de energía limpia que, en la mayor parte
de los casos, se refieren a energías renovables. Este tipo de certificados fueron
incluidos en la Reforma Energética como parte de la estrategia para cumplir
nuestras metas.
A continuación se presentan 3 argumentos por los que la utilización de
Certificados de Energías Limpias será útiles para cumplir con los objetivos de
transición energética en México.

1. Un Certificado de Energía Limpia ampara la generación de 1 MWh de


energía eléctrica limpia, por lo cual La Generación Limpia Distribuida
tendrá derecho al número de CEL por cada MWh generado sin el uso de
combustibles fósiles.
2. La Secretaría de Energía es responsable de establecer el porcentaje
obligatorio de consumo de electricidad proveniente de energía limpia. En
2015, se estableció el requisito para 2018 (año en que entran en operación
los CEL), el cual es 5% del consumo total de energía. Este porcentaje se
determinará en el primer trimestre de cada año para un periodo de tres
años, y una vez que se establece no podrá reducirse para años futuros.
En caso de que los grandes consumidores de electricidad no cumplan con
su obligación de adquirir CEL, enfrentarán el pago de una multa y la
obligación se mantendrá. De esta forma, las subastas de largo plazo y los
CEL se constituyen como instrumentos que otorgan certidumbre para los
inversionistas de energías limpias y promueven la transición energética en
México y el cumplimiento de sus objetivos.
3. Dichos certificados son un instrumento que permiten transformar en
obligaciones individuales las metas nacionales de generación de
electricidad limpia, de forma eficaz y al menor costo para el país,
permitiendo el aumento de competencia en la venta de energía eléctrica
en el país, pues por años, la venta de energía eléctrica se vio
monopolizada por la Federación a través de la CFE, evitando el
crecimiento de proyectos alternos que pudiesen otorgar opciones en el
consumo de electricidad.
3 riesgos potenciales por los que esta propuesta puede ser rechazada son:

1. Que no se respete el derecho al número de CEL correspondiente por cada


MWh generado sin el uso de combustibles fósiles.
2. En caso de que no se cumpla con el porcentaje obligatorio de consumo de
electricidad proveniente de energía limpia y que los grandes consumidores
de electricidad no cumplan con su obligación de adquirir CEL.
3. Que no haya aumento de competencia en la venta de energía eléctrica en
el país.

3 propuestas de solución para mitigar dichos riesgos son:

1. Promover un control de vigilancia para que se respete el derecho al


número de CEL correspondiente por cada MWh generado sin el uso de
combustibles fósiles.
2. Que la Secretaria de Energía supervise el cumplimiento del porcentaje
establecido y obligatorio de consumo de electricidad proveniente de
energía limpia y que los grandes consumidores de electricidad cumplan
con su obligación de adquirir CEL.
3. Evaluar el funcionamiento de los Certificados de Energías Limpias para
implementar estrategias que ayuden al aumento de competencia en la
venta de energía eléctrica en el país.