Está en la página 1de 7

DIETAS CON MODIFICACIÓN DE LA INGESTA PROTÉICA

1. Dieta Hipoprotéica
Son muy duraderas en el tiempo y, controladas por un experto, no llegan a producir estragos
en el organismo. Tenemos que añadir, que la dieta hipoproteica se utiliza cuando se quiere
perder peso de forma rápida. Pero la pérdida de peso no se produce sobre las reservas de
grasas, sino que se pierde agua, proteína corporal y glucógeno, al menos en la mayoría de las
situaciones en que se sigue una dieta hipoproteica. Existen muchas clases de dietas
hipoproteicas. Las que son ligeras, es decir, que contienen algo de proteínas y, dichas
proteínas son de un gran valor biológico, no son perjudiciales para la salud, siempre y cuando,
no se prolonguen demasiado en el tiempo

Definición
Son aquellas que limitan el aporte de proteínas al organismo. Como todas las dietas que
disminuyen el aporte de una variedad de nutriente específico, entraña ciertos riesgos por lo
tanto SIEMPRE debe contar con una precisa indicación y un estricto control médico. Las
dietas hipoprotéicas deben ser estrechamente vigiladas en períodos de crecimiento (niños) y
embarazo.

Utilidad
La principal utilidad de las dietas hipoprotéicas radica hoy en día en ser un pilar terapéutico
fundamental en el tratamiento de determinadas enfermedades como la fenilcetonuria (PKU),
previniendo la acumulación de fenilalanina en el organismo y sus consiguientes efectos
deletéreos sobre el mismo; la insuficiencia hepática, reduciendo la tasa de complicaciones
como por ejemplo la encefalopatía hepática al reducir la tasa de acumulación de elementos
nitrogenados en el Sistema Nervioso Central; la insuficiencia renal, reduciendo la progresión
de la enfermedad si se aplica en fases precoces; etc.

Alimentos permitidos en la dieta hipoprotéica


 Cereales: pan blanco (trigo, centeno), pan integral, harina de trigo integral, biscotes,
arroz, arroz integral.
 Verduras y hortalizas: pepino, cebolla, pimiento, rábano, tomate, lombarda,
berenjena, boniato, aguacate, calabacín, calabaza, lechuga, champiñones, setas,
espárragos, patata, puerro, judías verdes, alcachofas.

Si la dieta es estricta en sal, se deben restringir: zanahorias, nabos, espinacas, remolacha y


acelgas.

 Frutas: membrillo, manzana, pera, sandía, limón, níspero, mango, piña, caqui,
ciruelas, melocotón, melón, pomelo, uvas, fresa, cereza, albaricoque, mandarina,
naranja, frambuesa, fruta en almíbar, chirimoya, kiwi, higos, plátano, castañas, uva,
pasa, dátil, ciruela seca, higos secos.
 Carnes, pescados y huevos.
Eliminando todos aquellos elaborados con sal: ahumados, secados, embutidos, enlatados…

 Lácteos y derivados: leche de cabra, vaca, flan, natillas, arroz con leche, batidos
lácteos, nata, helados, yogur de frutas y natural.
 Grasas y aceites: aceites, margarina, mantequilla, mayonesa sin sal.
 Azúcares y dulces: azúcares, mermelada (elaboración casera), compota, miel
 Bebidas: mejor refrescos light, té, jugos de frutas.

2. Dieta hiperprotéica
A veces llamada simplemente dieta protéica o dieta de proteínas consiste en consumir
principalmente alimentos ricos en proteínas, reduciendo la ingesta de azúcares y grasas. La
principal ventaja de la dieta hiperprotéica es que produce una rápida pérdida de peso. Esta
pérdida de peso es más rápida que la producida por dietas bajas en calorías, que son las dietas
más frecuentemente utilizadas.

Definición
Una dieta alta en proteínas o dieta hiperprotéica se recomienda a menudo a los culturistas y
por especialistas en nutrición para ayudar a aujentar la masa múscular y consecuentemente a
perder grasa. Las dietas hiperprotéica, como la dieta Dukan no deben confundirse con las
dietas disociadas o las dietas bajas en carbohidratos como la dieta de Atkins. Las dietas bajas
en carbohidratos, que no mantienen un control de calorías y que a menudo contienen grandes
cantidades de grasa tienen como principio restringir drásticamente los carbohidratos, por lo
que el cuerpo entra en un estado de metabólico diferente llamado cetosis, por el que se quema
su propia grasa como combustible.

Indicaciones
 Malnutrición proteico-energética.
 Sepsis, estados febriles o infecciosos.
 Politraumatismos.
 Cáncer.
 Quemados.
 Infección por VIH o SIDA.
 Úlceras por decúbito.
En caso de insuficiencia renal crónica (hemodiálisis y diálisis peritoneal) será necesario
controlar el aporte proteico y modificar las características de la dieta según las circunstancias
individuales de cada paciente

Objetivos
 Prevenir o corregir el catabolismo tisular y la pérdida de peso en pacientes que tienen
incrementadas sus necesidades.
 Conseguir una ingesta adecuada en aquellos individuos que, presentando una correcta
funcionalidad digestiva, se encuentren limitados por una dificultad en la masticación.

Beneficios
El consumo de proteínas es esencial ya que proporciona el músculo los aminoácidos
necesarios para reparar el daño causado por levantar objetos pesados en el gimnasio. Batidos
de proteínas se consumen después del entrenamiento, ya que proporcionan una fuente de
proteína rápida y fácilmente consumible.

Peligros
Se han recopilado relativamente pocas evidencias sobre los efectos de las proteínas en el
desarrollo de enfermedades crónicas como consecuencia de dietas hiperproteicas. Al seguir
una dieta hiperproteica, se puede producir un aumento de reabsorción de cloruro de sodio
debido a un aumento de trabajo de los riñones. Esto provoca una disminución en la
sensibilidad de la retroalimentación del túbulo glomerular, que, a su vez, se traduce en un
aumento de la tasa de filtración glomerular. Esto aumenta la presión en los capilares
glomerulares. Cuando esto se produce al mismo tiempo que una enfermedad renal adicional,
esto puede causar daño glomerular permanente. Como se puede ver en la lista de alimentos
con proteínas más abajo, muchos alimentos ricos en proteínas, de hecho, la mayoría de los
alimentos bajos en carbohidratos y ricos en proteínas, son bastante bajos en fibra. Esto puede
dar lugar a molestias y dificultades digestivas si no se añade una cantidad de fibra adicional
a la dieta hiperprotéica.

3. Dieta sin gluten


La dieta sin gluten consiste en un régimen alimentario en el que se evita el gluten, proteína
presente en el trigo, avena, cebada y centeno y que también puede encontrarse en otros
productos como medicinas, vitaminas o suplementos. Generalmente, la adaptación a esta
dieta se produce por razones médicas, como la enfermedad celiaca, la sensibilidad al gluten
no celiaca, a la alergia al trigo. También se puede seguir una dieta sin gluten como medida
para perder peso, si bien en este caso no está indicada por las consecuencias que puede tener
para la salud.

Enfermedad celiaca
Los celiacos padecen una enfermedad del sistema inmune por la que no pueden consumir
gluten porque daña su intestino delgado. Los síntomas de la enfermedad celiaca varían en
función de la persona y pueden ir desde la diarrea y el dolor abdominal a la sensación
psicológica de irritación y depresión. Esta patología es genética y su diagnóstico se realiza
mediante un análisis de sangre y mediante el análisis médico de una pequeña muestra de
tejido del intestino delgado. El único tratamiento para esta enfermedad, que afecta al 1 por
ciento de los adultos en todo el mundo, es el seguimiento de una dieta sin gluten, es decir,
libre de trigo, avena, cebada, centeno, y/o productos derivados como el almidón, la harina, el
pan o las pastas.
Sensibilidad al gluten no celiaca
La sensibilidad al gluten no celiaca es una enfermedad de múltiples síntomas que suelen
mejorar al adoptar una dieta sin gluten, tras haberse descartado la enfermedad celiaca y la
alergia al trigo.

Alergia al trigo
En algunas ocasiones, la alergia al trigo supone una razón médica válida para seguir una dieta
sin gluten.

Dieta de adelgazamiento sin gluten


Este tipo de dieta ha sido popularizado por algunas famosas, sin embargo, los expertos no
recomiendan este tipo de régimen como forma de alimentación sana o para perder peso por
sus posibles efectos negativos sobre la salud.

Síntomas de la intolerancia al gluten


En el caso de los niños, estos suelen presentar síntomas como náuseas, vómitos, diarreas,
bajo peso o problemas de crecimiento entre otros, lo que hace que la alergia al gluten se
detecte fácilmente. Los adultos, en cambio, generalmente presentan una sintomatología más
discreta con síntomas como ligeras diarreas, pérdida de peso, anemia o estreñimiento.

Alimentos sin gluten


 Frutas y verduras frescas.
 Carne: carne fresca de ternera o de cerdo, aves de corral frescas, pescado o marisco
frescos y huevos.
 Lácteos: leche no saborizada, crema, queso curado, algunos yogures, mantequilla,
margarina, queso crema, requesón y crema agria.
 Alimentos congelados: frutas y verduras al natural, algunos helados y sorbetes, gofres
sin gluten congelados, etcétera.
 Algunos refrigerios: patatas fritas, tortillas de maíz, palomitas de maíz, galletas de
arroz, tortas de arroz, frutos secos, semillas, gelatina y pudin.
 Envasados y enlatados: frutas y verduras al natural, atún o pollo en lata, alubias y
lentejas.
 Cereales y granos: crema de arroz, sémola de maíz, copos de arroz, arroz integral o
arroz blanco y algunas tortitas de maíz.
 Algunos condimentos: jaleas, mermeladas, miel, mantequilla de cacahuete, almidón
de maíz o de patata, algunas mieles de maíz y de arce, melaza, azúcar moreno, blanco
o glasé, especias y hierbas, sal, pimienta, salsas, encurtidos, aceitunas, salsa de
tomate, mostaza, vinagres destilados y la mayoría de los aliños para ensaladas.
DIETAS CON MODIFICACIÓN DE LA INGESTA DE FIBRA

1. Dieta sin residuos


Esta dieta se ha de iniciar 6 días antes del ingreso en el hospital, como preparación para la
intervención.
Características
La dieta sin residuos consiste en hacer una alimentación pobre en fibra, grasas y lactosa.
Indicaciones
La dieta ayuda a limpiar el colon (intestino grueso) con el fin de prepararlo para la
intervención.
Forma de preparación
Hervidos, plancha, horno, vapor.
Condimentación
Sal. Desaconsejadas las especies.
Alimentos permitidos
 Carnes: pollo, ternera, pavo, jamón dulce.
 Pescado: pescado blanco.
 Huevos. Mientras realice la preparación, es conveniente tomar 2 huevos enteros (en
forma de tortilla, duro...) a la semana y 2 claras diarias, con el fin de hacer una dieta
rica en proteínas.
 Leche y derivados: leche desnatada, yogur desnatado, queso semicurado.
 Farináceos: arroz, pasta, patata, pan tostado.
 Vegetales: zanahoria hervida.
 Frutas: manzana al horno o hervida, plátano maduro.
 Azúcares y dulces: azúcar, miel, jalea, mermelada, membrillo.
 Grasas: aceite de oliva y de semillas.
 Bebidas: agua, infusiones, caldos, agua de arroz y de zanahoria, zumo de manzana,
bebidas isotónicas (tipo Aquarius...)
Alimentos prohibidos
 Carnes: cerdo, cordero
 Pescado: pescado azul
 Leche y derivados: leche entera, queso fresco
 Farináceos: pan integral
 Azúcares y dulces: chocolate, pastelería
 Vegetales: verduras y legumbres
 Frutas: todas excepto las permitidas

2. Dieta astrigente
La dieta astringente es una dieta pensada para cuidar el sistema digestivo cuando se padece
alguna dolencia estomacal o diarrea. Esencialmente, lo que hace esta dieta es aportar
alimentos al organismo que no requieren mucha energía para procesarse.
Como bien se sabe, durante la digestión se consume mucha energía. Con una dieta
astringente, reducimos la cantidad de energía que necesita el organismo para llevar a cabo la
digestión y, con ello, facilitamos el procesamiento de los alimentos.
En general, esta dieta es especialmente útil en el caso de los niños y de los ancianos, porque
son los más propensos a tener problemas estomacales, aunque por diferentes razones.

Alimentos recomendados y no recomendados


A continuación mencionamos algunos de los alimentos recomendados y algunos de los no
recomendados cuando se está practicando una dieta astringente:

Alimentos recomendados
 Yogur natural
 Carne magra de pollo, pavo, ternera o cerdo.
 Pescados blancos.
 Patatas y zanahorias en forma de puré.
 Arroz, pasta y pan blancos.
 Manzana, plátano, limón y membrillo.
 Los aceites y las grasas pueden ser buenos en cantidades moderadas.
 El agua, la limonada, el suero oral, el caldo, las infusiones y el té son recomendables.
Bebidas como el Aquarius también es muy positivo.

Alimentos no recomendados
 Leche, quesos grasos.
 Carnes con fibras o grasa y embutidos.
 Pescados azules.
 Col, repollo o ensalada.
 Bollería industrial o pastelería, tampoco se recomienda la pasta integral.
 Frutas no mencionadas explícitamente en los alimentos recomendados.
 Frutos secos.
 Refrescos con gas o bebidas alcohólicas.

3. Dieta laxante o rica en residuos


Estudios científicos recientes indican que una dieta alta en fibras es beneficioso en el
tratamiento de ciertas condiciones gastrointestinales tales como diverticulosis, transtorno
funcional de los intestinos, y estreñimiento crónico. Fibra o residuo es el componente
indigerible de los alimentos. Incluye cosas tales como celulosa, carbohidratos indigestos en
alimentos vegetales. Por lo tanto, alimentos como frutas y vegetales crudos, productos de
granos integrales, y salvado son altos en fibras.

Alimentos Altos en Residuos y Fibras


 Panes y Cereales: Cereales de granos integrales y productos cocinados tales como
trigo rallado, granolas, copos de salvado, cereal de trigo triturado, trigo integral o pan
de trigo cascado, bollitos o muffins, muffins de avena, salvado o trigo.
 Vegetales: Vegetales crudos y bastos cocinados tales como tomates, pepinos, col,
apio, lechuga, maíz, hongos, brócoli, cebollas, coliflor, etc.
 Frutas: Frutas crudas y fibrosas cocinadas tales como frambuesas, fresas, manzanas,
peras, pasas, melocotón, melones, uvas, ciruelas, naranjas, pomelos [toronjas], piña,
arándanos, etc.
 Otros: Coco, nueces, manteca de cacahuate crocante, y palomitas de maíz.

Para aumentar las fibras en su dieta, considere las siguientes sugerencias:

 Use grano integral en vez de pan blanco.


 Tenga una porción de cereal alto en fibras, o cereal cocido de trigo, por día.
 Tenga por lo menos dos porciones de fruta cruda por día.
 Tenga por lo menos dos porciones de vegetales crudos o vegetales de grano grueso
cocidos por día.