Está en la página 1de 6

ADUANA

Las aduanas son oficinas públicas cuya finalidad primordial es la de controlar el


paso de mercancías nacionales o extranjeras que, proceden del exterior, van
hacia otros territorios aduaneros o circulan entre diversos puntos de un mismo
ámbito geográfico, también se encarga de la liquidación de los impuestos
establecidos por las importaciones y exportaciones de mercancías.

CLASIFICACIÓN DE LAS ADUANAS


Las aduanas se clasifican según su jerarquía y según su tráfico.
Por su Jerarquía:
1. Aduana Principal: La que tiene jurisdicción en una circunscripción
determinada y centraliza las funciones fiscales y administrativas de las aduanas
subalternas adscritas a ella. Artículo 1° del Reglamento de la Ley Orgánica de
Aduanas.
2. Aduana Subalterna: La adscrita a una aduana principal habilitada para
realizar determinadas operaciones aduaneras dentro de la respectiva
circunscripción. Artículo 1° del Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas.
3. Aduana Habilitada: La autorizada por el Ministerio de Finanzas, para
realizar total o parcialmente las diferentes operaciones y servicios aduaneros.
Por su Tráfico:
1. Aduana de Entrada: La oficina aduanera por donde entran al territorio
aduanero mercancías en tránsito aduanero y en la cual son declaradas las
mercancías para su nacionalización.
2. Aduana de Destino: La oficina aduanera donde termina la operación de
tránsito aduanero.
3. Aduana de Paso: Toda oficina aduanera a través de la que transitan las
mercancías en el curso de la operación de tránsito aduanero.
4. Aduana de Paso de Frontera: La oficina aduanera fronteriza, que no
siendo ni la de partida ni la de destino, interviene en el control de una operación
de tránsito aduanero internacional.
FUNCIONES DE ADUANA
Toda importación o exportación de mercancías está sometida a un despacho
aduanero en el que puede ser exigido el pago de un derecho aduanero. Y sus
funciones son:
1.- Múltiples son hoy en día las funciones que cumplen las Aduanas. Pero no podemos
negar que su principalísima función sigue siendo el “control y fiscalización del tráfico
internacional de mercancías”.
2.- El control y fiscalización del tráfico internacional de mercancías, abarca no sólo la
entrada y salida de mercancías del territorio aduanero nacional, sino también ese flujo
de mercancías nacionalizadas que se dan dentro del mismo territorio aduanero
nacional entre las zonas que tienen un tratamiento aduanero especial y las demás
zonas sin dicho tratamiento.
3.- La Aduana diligencia el despacho de las mercancías que cruzan las fronteras
aduaneras, clasificándolas en la nomenclatura arancelaria, determinando su valor en
aduana y los tributos eventualmente aplicables. Tareas que, como bien sabemos
exigen contar con un personal altamente capacitado y con elevado nivel de
satisfacción laboral, así como, con una moderna infraestructura física y tecnológica.
4.- Por otro lado, también le permite cumplir con la tarea de elaboración de las
estadísticas básicas del comercio exterior tomando la información contenida en las
declaraciones aduaneras de mercancías de importación y exportación definitiva, las
cuales constituyen una importante fuente no sólo para el diseño y formulación de la
política comercial del país, sino también para nuestras negociaciones comerciales con
otros países y para la toma de decisiones de los empresarios.
5.- Asimismo, debemos manifestar que en la práctica la Aduana cumple un importante
rol como instrumento de la política comercial y económica de un país. Además, se
entiende que este control o intervención comprende la ejecución de todas aquellas
medidas que adopta el Estado con la finalidad de regular, promover o restringir el flujo
comercial, con el objeto de contribuir al desarrollo de la economía nacional.
6.- No debemos olvidar, que la Aduana cumple importantes roles en la economía
nacional, como son:
- Ejecutor de la política arancelaria nacional
- Recaudador de ingresos fiscales
- Protector del sector productivo y comercial formal del país
- Ente de control del flujo físico del comercio exterior
- Promotor y facilitador del comercio exterior.
LEY DE ADUANA OBJETIVO GENERAL
Establecer los derechos y obligaciones de carácter aduanero y las relaciones jurídicas
derivadas de ellos, se regirán por las disposiciones de esta Ley y su Reglamento, así
como por las normas de naturaleza aduanera contenidas en los Tratados y Convenios
Internacionales ratificados por la República, en las obligaciones comunitarias y en
otros instrumentos jurídicos vigentes, relacionados con la materia.

La Administración Aduanera tendrá por finalidad intervenir, facilitar y controlar la


entrada, permanencia y salida del territorio nacional, de mercancías objeto de tráfico
internacional y de los medios de transporte que las conduzcan, con el propósito de
determinar y aplicar el régimen jurídico al cual dichas mercancías estén sometidas, así
como la supervisión de bienes inmuebles cuando razones de interés y control fiscal lo
justifiquen.

AGENTES DE ADUANAS
Los Agentes de Aduanas pueden ser personas jurídicas o personas naturales,
bien sea que trabajen bajo relación de dependencia o de forma independiente,
que actúan ante la Administración Aduanera y Tributaria, por orden y cuenta de
aquél que contrata sus servicios a los fines de dar un destino aduanero a las
mercancías que ingresan, permanecen o salen del territorio nacional.
Los Agentes de Aduanas, tanto personas naturales como jurídicas, están
obligadas a mantener los requisitos y condiciones que dieron lugar a la
autorización.
En nuestra legislación aduanera Artículo 35 de la LOA, define al Agente de
Aduanas como "… la persona autorizada por el Ministerio de Hacienda para
actuar ante los órganos competentes en nombre y por cuenta de aquél que
contrata sus servicios, en el trámite de una operación o actividad aduanera".
Es importante destacar que aunque nuestra legislación impone el uso
obligatorio de Agente de Aduanas para el desaduanamiento de las distintas
operaciones aduaneras, ello no lo califica como persona de carácter público.
FUNCIONES DE UN AGENTE ADUANERO
El agente de aduana es un profesional auxiliar de la función pública aduanera, cuya
licencia lo habilita ante el Servicio Nacional de Aduanas para prestar servicios a
terceros como gestor en el despacho de mercancías.
1. Llevar un libro registro circunstanciado de todos los despachos en que intervengan y
formar con los instrumentos relativos a cada uno de ellos un legajo especial que
mantendrán correlacionados con aquel registro;
2. Llevar contabilidad completa, consignando en sus libros los antecedentes que
justifiquen sus asientos, conforme con las normas tributarias, aduaneras y comerciales
que sean del caso;
3. Conservar durante el plazo de cinco años calendarios los documentos indicados en
los números anteriores, sin perjuicio de los mayores plazos establecidos en otras
leyes;
4. Mantener un registro al día de sus auxiliares, comunicando al Administrador de la
Aduana que corresponda, respecto a los registrados ante ella, cualquier cambio que
se produzca sobre el particular;
5. Informar al Administrador de la Aduana en el mes de marzo de cada año sobre la
documentación pendiente al 31 de diciembre del año anterior;
6. Constituir y mantener vigentes las cauciones que fije la autoridad aduanera;
7. Velar por la conducta y desempeño de sus auxiliares, debiendo adoptar las medidas
adecuadas que aseguren la permanente corrección de sus procedimientos y
actuaciones.
8. Los agentes de aduana, además, deberán cumplir otras obligaciones, entre ellas,
destinar a su objeto los fondos que le hayan provisto sus mandantes; respetar en el
cobro de sus honorarios las normas que sobre el particular establezca el Director
Nacional de Aduanas; facturar directamente al consignarte y consignatario de las
mercancías objeto de la destinación aduanera, los honorarios y gastos en que incurra;
ocuparse en forma diligente y personal de las actividades propias de su cargo.

REQUISITOS DE UN AGENTE ADUANERO.


· Los agentes de aduanas, tanto personas naturales como jurídicas, están
obligadas a mantener los requisitos y condiciones que dieron lugar a la autorización.
· Actualizarse anualmente ante la Administración Aduanera, dentro de los tres
(03) meses siguientes al cierre de su respectivo ejercicio económico, comunicando a la
Administración Aduanera y Tributaria cualquier información que requiera su
actualización.
· Tener un capital suscrito y pagado de por lo menos mil bolívares fuertes (Bs.F
1.000,00) por cada aduana principal en la que el interesado solicite operar y hasta un
máximo requerido de cinco mil bolívares fuertes (Bs. 5.000,00).
· Disponer de un local u oficina establecida con una organización técnica,
administrativa y contablemente apta para el servicio y la actividad aduanera, en cada
una de las jurisdicciones de las aduanas en las que está autorizado para operar.
· Constituir una fianza de fiel cumplimiento, por un monto igual al del capital
exigido, con el objeto de garantizar el cabal cumplimiento de su gestión la cual deberá
mantenerse vigente por el tiempo que se ejerza tal actividad, y para cada una de las
oficinas aduaneras por donde está autorizado a operar.
· Mantener en su nómina una o más personas naturales autorizadas como
agentes de aduanas persona natural bajo relación de dependencia, cuando se trate de
personas jurídicas.
· En caso de agentes de aduanas personas jurídicas, la administración de la
sociedad debe permanecer conformada por lo menos en un 25% con personas de
comprobados conocimientos y capacidad técnica.
AGENTE ADUANERO SANCIONES.
Artículo 161. Los Auxiliares de la Administración Aduanera serán sancionados de la
siguiente manera:
1. Con multa de mil Unidades Tributarias (1000 U.T.) cuando impidan o dificulten las
labores de reconocimiento, control, verificación o de cualquier otra actuación, de la
Administración Aduanera en el ejercicio de la potestad aduanera;
2. Con multa de quinientos cincuenta Unidades Tributarias (550 U.T.) cuando por
cualquier otra causa distinta a las ya tipificadas, se impida o retrase el normal
desaduanamiento de las mercancías;
3. Con multa de cincuenta Unidades Tributarias (50 U.T.) cuando no cumplan con las
condiciones y obligaciones exigidas para actuar como Auxiliar.
Artículo 162. La autorización para actuar como Auxiliares de la Administración
Aduanera se suspenderá:
1. Por treinta (30) días continuos, cuando no comuniquen a la Administración
Aduanera sobre cualquier modificación referida a las condiciones o requisitos tomados
en cuenta para conceder la autorización o registro, dentro del plazo establecido en
este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley;
2. Por noventa (90) días continuos, cuando cometan cualquier falta en el ejercicio de
sus funciones que afecte la seguridad fiscal, los intereses del comercio o a los
usuarios del servicio aduanero;
3. Por ciento veinte (120) días continuos, cuando sean sancionados dos veces o más
con multa firme por las infracciones cometidas durante el periodo de un año, si la
suma de las multas no excede de seiscientas Unidades Tributarias (600 U.T.), y por
ciento ochenta (180) días continuos, si excede de dicho monto; y
4. Por noventa (90) días continuos, por no conservar los libros, registros y demás
documentos exigidos por la Administración Aduanera, así como los soportes
magnéticos, microarchivos, los sistemas de contabilidad computarizados y otros,
durante el plazo establecido en este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley.
Artículo 163. La autorización para actuar como Auxiliar de la Administración Aduanera,
será revocada por las siguientes causas:
1. No renovar, adecuar o reponer las condiciones o requisitos tomados en cuenta para
otorgar la autorización, dentro del plazo establecido en este Decreto con Rango, Valor
y Fuerza de Ley;
2. Continuar actuando como Auxiliar de la Administración Aduanera estando sujeto a
una medida de suspensión;
3. Cuando se compruebe la inactividad por más de seis (6) meses consecutivos, por
causas imputables al Auxiliar;
4. Transferir a un tercero, cualquiera sea su carácter, la autorización otorgada para
actuar como Auxiliar de la Administración Aduanera;
5. Haber obtenido la autorización o registro utilizando medios irregulares o
documentación falsa;
6. Facilitar a terceros, el respectivo código de acceso a los sistemas informáticos o su
firma manuscrita o electrónica;
7. Ser sancionado con multa firme por el mismo tipo de infracción por dos veces
durante el periodo de tres (3) años;
8. Cometer infracción administrativa vinculada al delito de contrabando;
9. Haber sido objeto de dos sanciones de suspensión per dos veces en el periodo de
tres (3) años; y
10. Ser condenado por sentencia firme, por la comisión de delitos vinculados al
ejercicio de sus funciones, como autores, cómplices o encubridores.
Artículo 164. En los casos de los numerales 1, 2, 3, 7 y 9 del artículo anterior, la
revocatoria de la autorización para actuar como Auxiliar de la Administración
Aduanera, tendrá una duración de cinco (5) años contados a partir de la fecha de
publicación del acto que la acuerde en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de
Venezuela. En los casos de los numerales 4, 5, 6, 8 y 10 del artículo anterior, la
revocatoria será definitiva.

SIDUNEA

El Sistema Aduanero Automatizado (SIDUNEA) es la herramienta informática para el


control y administración de la gestión aduanera, desarrollada por La Conferencia de
las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo UNCTAD, y que actualmente
es usada con éxito en más de 80 países.

SIDUNEA permite realizar un seguimiento automatizado de las operaciones aduaneras


y controlar efectivamente la recaudación de los impuestos aduaneros, porque este
sistema verifica automáticamente los registros, calcula los impuestos y contabiliza todo
lo relativo a cada declaración, con la mínima intervención del factor humano subjetivo.
Al ser un sistema multidisciplinario, está especializado en cada área del trabajo
aduanero para ser la herramienta de trabajo de todos los clientes de la aduana, sean
usuarios internos o externos, privados o públicos.

Objetivos.

El programa SIDUNEA se lleva a cabo con el fin de modernizar los trámites


aduaneros.

Pretende acelerar las operaciones aduaneras a través de la automatización y


simplificación de trámites y así reducir los costos administrativos de los empresarios y
la economía del país.

Aspira también a incrementar los ingresos de las aduanas, que son en la mayor parte
de los países la fuente principal de ingresos, garantizando la declaración de todas las
mercancías, el cálculo correcto de impuestos y que exenciones y privilegios sean
puestos en vigor y gestionados correctamente.

Además, como un sub-producto del proceso de desaduanamiento, pretende producir


estadísticas comerciales y fiscales fiables y oportunas para asistir en el proceso de
planificación económica.

Uno de los objetivos más importantes del programa SIDUNEA es llevar a cabo un
sistema lo más eficaz posible con una transferencia de tecnología a las
administraciones aduaneras nacionales y un coste lo más bajo posible para el país y el
contribuyente.

Los proyectos introducen normas internacionales, por ejemplo UN/EDIFACT. Además


la activa cooperación entre el creciente número de países usuarios de SIDUNEA
incrementa los beneficios mutuos.