Está en la página 1de 5

“DERECHO CIVIL OBLIGACIONES”

TEMA 2.7

1.-Efectos de los contratos con relación a tercero. Los contratos


sólo pueden obligar a las partes; no pueden establecer
compromisos a cargo de terceros. Nadie puede limitar la libertad de
otro, ni interferir en la esfera jurídica ajena imponiéndole
obligaciones. Pero aunque el contrato no puede obligar a terceros,
sí produce respecto de ellos otros efectos, que no son de
obligatoriedad.

Así en la estipulación en favor de tercero constatamos que el


contrato puede favorecer a terceros, estableciendo derechos
en su provecho.

No, obstante el citado no es el único efecto que puede producir el


contrato para los terceros-, la doctrina francesa ha puesto de
manifiesto que todo contrato es una realidad del medio jurídico que
produce una serie de consecuencias y repercusiones aún para las
personas que no han contratado.

Tales repercusiones consisten en que los terceros no pueden


ignorar los cambios operados en razón de un contrato al que
han sido ajenos. El contrato produce para ellos consecuencias
de oponibilidad.

Serán terceros:

a) Quienes no celebraron el contrato por si mismos ni resultaron


válidamente representados en él;
b) El representante, y
c) Quien sólo recibe uno o varios bienes o derechos,
específicamente determinados del que fuere parte, y
únicamente lo sucede en estos derechos o bienes específicos,
a quien se llama causahabiente particular; por ejemplo el
legatario.
Causante y Causahabiente.

Causahabiente: Sustituye al causante en la titularidad de bienes y


derechos.

Causante: Es el que transmite bienes y derechos.

Causahabiente a título particular: Cuando se transmiten los bienes y


derechos específicos y determinados, no pueden ser todos.

Causahabiente a título universal: Es aquél que sustituye al causante


en la totalidad de sus bienes y derechos y puede responder de las
deudas del causante, se transmite por muerte. Art. 1284-1287 C.C.
D. F.

2.-“El principio res inter alios acta”. Significa que los acatos
jurídicos solo producen efectos para su autor o para las partes, no
para los terceros.

Los romanos elaboraron el principio “res inter alios acta aliis neque
nocere neque prodesse potest” (lo hecho entre unos no puede
perjudicar ni producir efectos para otros). Así el contrato sólo podía
obligar y crear derecho para las partes, no para los terceros.

El derecho moderno suavizó el principio y limito su alcance, pues


ahora el contrato si puede favorecer a los terceros concediéndoles
derechos, aun cuando no puede obligarlos. Ej. Estipulación en favor
de tercero.

3.-Las situaciones jurídicas creadas por el contrato y los


terceros.

Efectos de los contratos:

Son la consecuencia que los contratos debidamente perfeccionados


acarrean entre las partes y en los casos que la ley establezca para
terceros.
Para las partes el contrato Para los terceros el contrato:
obliga al cumplimiento:

1.- De las cláusulas 1.-Puede beneficiarlos.


contractuales.
* El contrato para .los terceros es
2.- De las disposiciones una realidad que no se puede
legales que regula el ignorar.
contrato.

3.- De las consecuencias


derivadas de la buena fé.

4.-La estipulación en favor de tercero.

Es una cláusula en un contrato en la que se concede un derecho a


favor de un tercero que no interviene ni ha sido representado en el
contrato o en el acto.

Es una promesa de beneficiar a un tercero, contenida en el canon


de un contrato. En éste las partes acuerdan hacer una prestación
en favor de alguien ajeno al acto. Verbigracia: En un contrato de
seguro de vida.

El beneficiario, que resulta acreedor sin intervenir ni proponérselo,


puede incluso ignorar, en un principio, el nacimiento de su derecho
a la prestación prometida.

Sujeto estipulante: Tiene interés jurídico en que el promitente se


obligue en favor de un tercero.

Promitente: Emite su voluntad en el sentido de obligarse a realizar


la prestación en favor de un tercero.

Tercero beneficiado: Es la persona a cuyo favor se va a celebrar la


prestación y quien está en posibilidad de aceptar o rechazar la
estipulación en su beneficio.
La estipulación a favor de tercero encuentra su fundamento en el
poder de la autonomía de la voluntad privada, por el cual los sujetos
son libres de celebrar los contratos que quieren con el contenido
que deseen, con efectos para sí o en beneficio de terceros, siempre
que no contravengan normas imperativas, el orden público o las
buenas costumbres.

En el Derecho moderno nada impide que las partes contratantes, en


ejercicio de su libertad de contratar con fines lícitos, puedan
ponerse de acuerdo para establecer contractualmente beneficios
para ellos mismos o para terceras personas.

5.-Las llamadas obligaciones “scriptae in rem”.

Son obligaciones personales que nacen en caso de cesión de un


contrato, por la venta de una propiedad, empresa o hacienda.

Se refiere a la transmisión de contratos laborales

6.-*La oponibilidad del contrato.

La oponibilidad ha sido destacada como una característica esencial


de los derechos reales, que se manifiesta como el poder de
hacerlos valer ante todos, “erga omnes”. Pero también los derechos
de crédito son oponibles a terceros.

La oponibilidad del derecho de crédito es fácilmente explicable y


admisible para cierto tipo de terceros conectados con las partes,
como son los acreedores de ambas o sus causahabientes, y más
discutible su reconocimiento cuando se trata de terceros
completamente ajenos a las partes.

Efectos del contrato en relación con los acreedores de las


partes.

Efectos del contrato frente a terceros por su inscripción en el


Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

La promesa “porte fort”. Es el compromiso que asume una de las


partes en el contrato, de obtener el consentimiento de un tercero
para la concertación de éste de un acto jurídico o el complimiento
de una prestación, imponiéndose el promitente una pena si fracasa.
Esto es, una obligación de hacer, asumida por una de las partes y
consiste en tomar las medidas necesarias para convencer a una
persona ajena al contrato, a que preste su concurso en cierto acto
.o realice determinada conducta.

Si el obligado obtiene la conformidad del tercero, cumple su


prestación y, si no la logra, queda obligado al pago de la pena
convencional (cláusula penal).

NOTA: Su única tarea es leer acerca de los efectos del contrato en


relación con los acreedores de las partes y efectos del contrato
frente a terceros por su inscripción en el Registro Público de la
Propiedad y el Comercio.