Está en la página 1de 105

Tema 1.

Introducción a la Inmunología

Definiciones, conceptos e historia


El término inmunidad deriva de la palabra latina immunitas (“libre de carga”), y se define como el
estado de resistencia y/o protección, natural o adquirida, que presenta un individuo frente
determinados patógenos o sustancias extrañas. Comprende, por tanto, los mecanismos de
resistencia y/o protección frente a patógenos o sustancias extrañas.
El sistema inmunitario es el conjunto de moléculas, células, y tejidos encargados de la defensa
del organismo. Los términos sistema inmunitario, sistema inmune y sistema inmunológico, se utilizan
como sinónimos. El conjunto de acciones que emprende el sistema inmunitario frente a un patógeno
o sustancia extraña constituye la respuesta inmune o respuesta inmunitaria.
La inmunología es la parte de la ciencia que estudia la inmunidad y el funcionamiento del sistema
inmune. Su nacimiento se fecha en 1796, coincidiendo con el desarrollo de la primera vacuna contra
la viruela por Edward Jenner (1749-1823), producto de la observación de que las personas que
habían presentado viruela bovina, eran resistentes a la viruela humana. Louis Pasteur (1822 -1895)
obtuvo la primera vacuna a base de microorganismos atenuados (cólera aviar). Adopto el término
vacuna, en honor del trabajo pionero de Jenner.
El sistema inmune es un sistema complejo y descentralizado que comprende los órganos linfáticos,
primarios y secundarios, los ganglios linfáticos, el timo, las placas de Peyer, el bazo, la médula
ósea…

Apuntes descargados de wuolah.com


Base del funcionamiento de sistema inmune
La función fundamental del sistema inmune es la defensa frente a microbios y patógenos. Para ello,
debe distinguir lo ajeno frente a lo propio, y ser tolerante ante lo propio para no dañar las células del
organismo.
Asimismo, el sistema inmune tiene gran importancia en la homeostasis celular. Se encarga, por
ejemplo, de eliminar células muertas y apoptóticas, de la reparación de tejidos, e incluso se cree
que tiene relación con la eliminación de células tumorales.

El problema: los patógenos


Los patógenos son organismos, generalmente microorganismos, capaces de causar enfermedad.
Se distinguen varios tipos de patógenos según una clasificación taxonómica: Virus, Bacterias,
Hongos, Parásitos (Helmintos, Protozoos)
Algunos factores de importancia para la respuesta inmunitaria son: el tamaño del patógeno (“size
matters”) y el nicho (intracelular o extracelular, también tejido).

Inmunidad innata y adaptativa


La defensa contra los microbios está mediada por las reacciones tempranas de la inmunidad innata
y las respuestas tardías de la inmunidad adaptativa.
La inmunidad innata, natural, o nativa, constituye la primera línea de defensa contra los microbios.
Consta de mecanismos de defensa celulares y bioquímicos que existen antes incluso de la infección
y que pueden responder con rapidez a ella. La inmunidad innata:
➢ Es inmediata, sin necesidad de exposición previa al patógeno.
➢ Posee especificidad amplia: reconoce patrones moleculares presentes en familias de
patógenos, PAMP (Pathogen Associated Molecular Pattern).
➢ No genera memoria inmunitaria.

Al contrario que la inmunidad innata, hay otras respuestas inmunitarias estimuladas por la
exposición a microorganismos infecciosos que aumentan en magnitud y capacidades defensivas
con cada exposición sucesiva a un microbio en particular. Dado que esta forma de inmunidad surge
como respuesta a la infección y se adapta a ella se denomina inmunidad adaptativa o adquirida.
La inmunidad adaptativa:
➢ Es lenta, y tarda aproximadamente una semana en desarrollarse.
➢ Es muy específica, reconoce componentes concretos del patógeno que se conocen como
antígeno.
➢ Genera memoria inmunitaria.

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Un ANTÍGENO es una sustancia que es reconocida de manera específica por receptores de los
componentes celulares de la inmunidad adquirida y/o los productos de una respuesta inmunitaria
adquirida. Constituye el foco o centro de la respuesta inmunitaria.
Hay mecanismos de algún tipo para defender al anfitrión contra los microbios en todos los
organismos pluricelulares.

Inmunidad innata: mecanismos


La inmunidad innata está constituida por:
• Barreras físicas, químicas y microbiológicas.
• Células de la inmunidad innata: son las células fagocíticas (macrófagos y neutrófilos) y
las células NK.
• Componentes humorales (solubles): el sistema del complemento, los interferones
(citoquinas o citocinas) y la proteína C reactiva.

Barreras físicas, químicas y microbiologicas

Las células implicadas en la inmunidad innata son:


Los fagocitos. En este grupo están incluidos los
macrófagos (tejidos) y los neutrófilos, que se
encuentran en la sangre y migran hacia los tejidos
inflamados. Es efectiva frente a organismos
extracelulares.
Los linfocitos NK. Efectivos frente a organismos
intracelulares y células cancerosas.

También existen factores solubles (humorales) que intervienen en la inmunidad innata:


❖ Sistema del complemento. Es un sistema de proteínas presentes en el plasma sanguíneo
que actúan en cascada, y supone una respuesta inmediata frente a organismos
extracelulares.
❖ Interferones (α y β). Citoquinas que interfieren en la replicación vírica, efectivas frene a
organismos intracelulares. Las citoquinas son mensajeros químicos que pueden llevar a la
activación celular.
❖ Proteína C reactiva. Es una proteína plasmática circulante producida en el hígado.

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Inmunidad adaptativa: linfocitos, selección clonal y memoria
La inmunidad adaptativa está constituida por:
• Componentes celulares: linfocitos B y linfocitos T.
o Linfocitos Th (helper).
o Linfocitos citotóxicos (Tc, CTL),
• Componentes solubles (humorales): anticuerpos o inmunoglobulinas y citoquinas.

Linfocitos T y B:
La principal característica de los linfocitos T y B
es que expresan Receptores Específicos del
Antígeno. Los linfocitos B reconocen un
antígeno determinado a través de los BCR (B cell
receptor), mientras que los linfocitos T reconocen
el antígeno procesado, digerido y presentado por
las células APC (Antigen-presenting cell) unido a
moléculas del complejo principal de
histocompatibilidad (MHC).

Existen a su vez dos tipos de inmunidad adaptativa: humoral y celular. En la inmunidad humoral,
los linfocitos B secretan anticuerpos que evitan las infecciones y eliminan los microbios
extracelulares. En la inmunidad celular, los linfocitos T cooperadores activan los macrófagos para
que maten a los microbios fagocitados, o los linfocitos T citotóxicos destruyen directamente las
células infectadas.Cada LB y LT expresan un único receptor de antígeno (BCR y TCR,
respectivamente). El repertorio de BCR y TCR es muy diverso (1011 BCR y 107 TCR) y se forma por
reordenamiento somático.

3
Patología de la inmunidad
El sistema inmunitario puede verse afectado por patologías de
muy diverso origen:
• Un exceso de actividad del sistema inmunitario
produce reacciones alérgicas y de hipersensibilidad.
• Los defectos y errores en la respuesta inmunitaria se
denominan inmunodeficiencias.
• Algunos errores en la inmunidad impiden al sistema
inmunitario distinguir lo ajeno de lo propio, se
desencadenan así reacciones de autoinmunidad
(autoantígenos).
La actividad del sistema inmunológico es la causa de
inconvenientes, como el rechazo en los transplantes.

Conceptos
Inmunógeno: Sustancia capaz de inducir un respuesta inmunitaria adaptiva humoral y/o celular
(activación de linfocitos T y B producción de anticuerpos y células de memoria).
Antígeno: Blanco de reconocimiento de la respuesta inmune adaptiva (de los linfocitos T y B y de
las inmunoglobulinas).
Los linfocitos T y B reconocen antígenos presentes en los patógenos (receptores TCR y BCR). Las
células de la inmunidad innata no reconocen antígenos, si no patrones moleculares asociados a
patógenos (PAMP)

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 2. Células y tejidos del sistema inmune

Los leucocitos provienen de la médula ósea


Las células del sistema inmune son los leucocitos. Se originan en la medula ósea en el adulto
durante el proceso de la hematopoyesis, y algunas maduran también en la medula ósea. Circulan
y se distribuyen en los tejidos periféricos, bien a través del sistema circulatorio (sangre) o por el
linfático (linfa).

Estirpe mieloide
Neutrófilos:
Distribución y características:
Son los leucocitos más abundantes en sangre, además de los primeros en acudir al punto de
infección. La vida media es corta si se encuentran circulando en sangre, mientras que cuando se
activan y pasan a los tejidos viven de uno a dos días. Sus gránulos contienen enzimas hidrolíticas
(lisozima, colagenasa, elastasa, gelatinasa, catepsina G) y enzimas relacionadas con intermediarios
reactivos del oxígeno (IRO) como superóxido dismutasa. En su superficie expresan receptores de
PAMP, complemento e IgG.
Propiedades:
Los neutrófilos llevan a cabo la fagocitosis mediada por receptor. Por medio de un proceso conocido
como desgranulación, liberan el contenido de sus gránulos produciendo de esta forma citoquinas
(IL6 y TNF α) y compuestos pro-inflamatorios como prostaglandinas y leucotrienos. El
desplazamiento de los neutrófilos se produce por quimiotaxis.
Función:
Los neutrófilos se encargan de la destrucción de microbios extracelulares (bacterias) y de la
inflamación.

Eosinofilos:
Distribución y características:

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Contienen gránulos ricos en proteínas básicas (ricas en arginina) y se tiñen con eosina. Los
eosinófilos aparecen en una concentración muy baja en sangre, y migran a los tejidos conectivos y
las mucosas. Expresan receptores para IgE y PAMP, y sus gránulos contienen enzimas hidrolíticas,
como la colagenasa o la arisulfatasa, además de enzimas relacionadas con IRO.
Propiedades:
Los eosinófilos realizan la quimiotaxis, es decir, se desplazan gracias a su capacidad de migrar
gracias a un gradiente de concentración producido por una sustancia quimiotáctica (quimiocinas).
Asimismo, los eosinófilos también experimentan un proceso de exocitosis (desgranulación) a través
del cual liberan proteínas microbicidas (neurotoxinas), IRO (O 2-, H2O2, CLO-) y productos pro-
inflamatorios como prostaglandinas y leucotrienos. También liberan citoquinas proinflamatorias.
Función:
Los eosinófilos intervienen en la eliminación de parásitos y en los procesos inflamatorios. También
están involucrados en las alergias.

Basófilos:
Distribución y características:
Son los leucocitos menos abundantes en sangre. Sus gránulos contienen heparina e histamina (se
desgranulan), y expresan en su superficie receptores de IgE, PAMP y del complemento.
Función:
Tienen función inflamatoria, además de incrementar la permeabilidad del endotelio vascular.

Mastocitos:
Distribución y características:
Los mastocitos son células grandes que se encuentran preferentemente en tejidos, especialmente
mucosas y tejido conectivo. Contienen gránulos grandes, ricos en mediadores de la inflamación:
histamina, leucotrienos y prostaglandinas. Además, expresan en su superficie receptores para
PAMP, IgE y el complemento.
Función:
Participan en la inflamación perivascular y tisular, y están involucrados en la inmunidad frente a
parásitos y en las reacciones alérgicas.

Macrófagos:
Distribución y características:
Maduran en los tejidos a partir de monocitos: hay
macrófagos residentes en los tejidos linfoides, la
médula ósea y otros tejidos. Son células grandes, con
un solo núcleo, un aparato de Golgi muy desarrollado
y una gran cantidad de lisosomas ricos en enzimas
hidrolíticas y relacionadas con IRO. Presentan
receptores para patrones moleculares (PAMP),
complemento e IgG.
Capacidades:
Son capaces de fagocitar y destruir patógenos.
Secretan factores de crecimiento y estimuladores de
colonias (CSF), citocinas inflamatorias e IRO con
actividad microbicida. Son además células presentadoras de antígeno (APC): lo captan, procesan y
lo presentan en su superficie.

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Células dendríticas:
Distribución y características:
Presentan similitudes con los macrófagos, pero residen en tejidos donde reciben distintos nombres
(por ejemplo, las células de Langerhans en la piel). También se encuentran en los órganos linfoides
secundarios (OLS). Pueden proceder de la estirpe mieloide (monocitos) y linfoide (plasmocitoides),
y presentan receptores para PAMP (PRR), IgG, complemento y carroñeros (scavenger). Se
distinguen formas inmaduras (tejidos) y maduras (en los órganos linfoides). Tienen forma estrellada,
pues poseen proyecciones membranarias largas (dendritas) y capacidad fagocítica.
Propiedades:
Las células dendríticas capturan el antígeno en los tejidos, maduran y se dirigen a los órganos
linfoides secundarios, donde lo presentan a los linfocitos T: son APC profesionales. También son
capaces de producir citoquinas, y por tanto condicionan el tipo de respuesta inmune.
Existen algunas diferencias entre las células dendríticas maduras e inmaduras, además de la
localización. Las células maduras tienen más dendritas que las inmaduras. Las CD inmaduras son las
encargadas de captar y procesar el antígeno, a diferencia de las maduras que se limitan a presentarlo
junto con moléculas de MHC así como moléculas coestimuladoras.

7
Estirpe linfoide
Son células procedentes de una célula progenitora linfoide. Los linfocitos son células pequeñas,
cuyo tamaño oscila entre las 7 y 8 micras. Poseen un núcleo condensado y un citoplasma escaso
en estado de reposo. La vida media de estas células oscila entre 1 y 3 meses. Los linfocitos B y T
se diferencian a células efectoras tras el contacto con el antígeno:
➢ Linfocitos T  linfoblasto
➢ Linfocito B  célula plasmática. Aumentan de tamaño, adquiriendo mayor citoplasma.
También aumentan la maquinaria biosintética de proteínas.

Linfocitos NK:
Están presentes principalmente en el bazo y en la sangre (5-20% de las células mononucleares).
Se activan en base a la expresión anómala de moléculas MHC I en otras células e inducen la entrada
en apoptosis de células cancerígenas y células infectadas por virus. Además liberan IFN-γ, una
citoquina que activa a los macrófagos y tiene actividad anti-vírica.

Linfocitos B y T:
La principal característica de los linfocitos T y B es que
expresan receptores específicos del antígeno. Existe una
gran diversidad de receptores de antígeno. Son
responsables de la especificidad de la respuesta y de la
memoria inmunitaria.
Los linfocitos T (receptor TCR) se dividen en varios
subtipos dependiendo del receptor de antígeno que posean:
➢ Entre los linfocitos Tαβ distinguimos CD8 y CD4,
debido a la presencia de marcadores en superficie.
Los linfocitos CD8 dan lugar a células Tc, que son
células efectoras citotóxicas encargadas de la
destrucción de células tumorales o infectadas.
Los linfocitos CD4 pueden diferenciarse en dos
tipos de células efectoras: Th1, que intervienen en
la inmunidad celular colaborando con los
macrófagos, o Th2, que intervienen en la inmunidad
humoral activando los linfocitos B.
➢ Los linfocitos Tγδ tienen función cooperadora y
citotóxica. Intervienen en la inmunidad innata,
donde tienen escasa especificidad.

Todos estos subtipos celulares se pueden


diferenciar mediante marcadores de superficie (con
anticuerpos). Estas moléculas marcadoras sobre la
superficie celular se designan como CD
(cluster/grupo de diferenciación) para la
identificación e investigación de marcadores de
superficie de leucocitos.
Los linfocitos B (receptor BCR). Son responsables de la unidad de tipo humoral, se dedican a
la formación de anticuerpos. Contienen inmunoglobulinas D, adheridas a la membrana
citoplasmática que son los receptores de antígenos. Cuando se activan se dividen en distintos
subtipos:
➢ Células plasmáticas: son las que producen los anticuerpos.
➢ Linfocitos B de memoria: son los responsables de la memoria inmunológica, y son los
responsables de la respuesta inmunitaria secundaria. (Respuesta inmunitaria que se
produce por la entrada de un antígeno que anteriormente ya había provocado una
respuesta inmunitaria previa (primaria). La respuesta secundaria se caracteriza porque se
estimula con una cantidad mucho menor de antígeno, produce más cantidad de
anticuerpos, es más rápida y duradera)

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Células presentadoras de antígeno profesionales (APC)
Son las células dendríticas, los macrófagos y los linfocitos B. Este tipo de
células interaccionan con los linfocitos T CD4, iniciando/activando así la
respuesta inmune adquirida. Todas ellas tienen una serie de características
comunes:
1. Captación del antígeno mediante fagocitosis, endocitosis o pinocitosis.
2. Expresión de moléculas MHC-II: presentan el antígeno unido a
moléculas del complejo mayor de histocompatibilidad-II.
3. Expresión de moléculas coestimuladoras (CD80/CD60). La activación
de la respuesta inmune es específica para la presentación del
antígeno. Las moléculas coestimuladoras son de la familia B7 y son
necesarias para dicha respuesta.
Entre otras cosas se diferencian en los antígenos que presentan: mientras que
las células dendríticas y los macrófagos presentan antígenos de patógenos
intra y extracelulares, las células B presentan únicamente antígenos solubles.

Órganos y tejidos del sistema inmune


Los órganos y tejidos del sistema inmune pueden clasificarse siguiendo una clasificación
anatómica y funcional.
1. Clasificación anatómica:
o Órganos linfoides con cápsula definida (de tejido conjuntivo): médula ósea, timo,
ganglios linfáticos y bazo.
o Tejido linfoide difuso: MALT (Mucosa Associated Lymphoid Tissue)
2. Clasificación funcional:
o Órganos linfoides primarios o centrales: en ellos se lleva a cabo la producción de
linfocitos. Son la médula ósea, donde se forman los linfocitos B y los precursores de
los linfocitos T, y el timo, donde maduran los linfocitos T.
o Órganos linfoides secundarios o periféricos. En ellos se producen las respuestas
inmunitarias ante el reconocimiento del antígeno, y son el bazo, los ganglios
linfáticos y el tejido linfoide asociado a mucosas (MALT).

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Órganos linfoides primarios: timo y médula ósea
Tienen como función la producción de linfocitos: el timo se encarga de la producción de linfocitos
T, mientras que en la médula ósea se producen linfocitos B y el resto de leucocitos (los
precursores de los linfocitos T salen de la médula ósea), eritrocitos y plaquetas.

La médula ósea es el lugar donde se lleva a cabo la producción de células sanguíneas o


hematopoyesis. Los precursores de algunos leucocitos migran hacia otros órganos donde sufren
procesos de diferenciación, como son los macrófagos y los linfocitos T.

El timo es un órgano bilobulado que se localiza en el tórax. Es el lugar donde maduran y se


diferencian los linfocitos T a partir de precursores venidos de la medula ósea. Está formado por:
• Zona subcapsular: células precursoras Zona cortical: timocitos diferenciándose
• Zona medular: timocitos maduros
El timo es un órgano en regresión: sufre una involución o atrofia que se inicia al año de edad y
continúa lentamente a lo largo de la vida del individuo. En el adulto la mayor parte de la médula
ha sido reemplazada por células adiposas. A pesar de esta involución el timo continúa
proporcionando linfocitos T maduros a la reserva circulante durante la vida de adulto.

Órganos linfoides secundarios: ganglios linfáticos, MALT y bazo


En los órganos linfoides secundarios o periféricos se produce la captura y reconocimiento de
antígenos, y la organización/iniciación de la respuesta inmune adquirida. Son los ganglios
linfáticos, el bazo y MALT.

10

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Sistema linfático
El sistema linfático está compuesto por un sistema de capilares encargados de recoger el
líquido intersticial (plasma filtrado o linfa) que se encuentra entre las células que componen los
diferentes tejidos, llevando el antígeno hasta los ganglios.
Este sistema se compone de multitud de capilares que convergen en vasos, denominados vasos
linfáticos aferentes. Los vasos van a acabar encontrándose con un ganglio linfático, con la
función de depuración del líquido, lo que permite que a las venas llegue líquido limpio por los
vasos linfáticos eferentes. De estos vasos la linfa limpia pasa por el conducto torácico hasta llegar
a la vena cava superior.
De esta manera, el sistema linfático es capaz de recoger antígenos de diferentes tejidos y de
llevarlos a los ganglios linfáticos para su reconocimiento por los linfocitos. Es decir, estos ganglios
linfáticos son órganos linfoides secundarios que actúan como filtros donde se lleva a cabo el
reconocimiento de los antígenos.

En la imagen A puede verse como la célula presentadora de antígenos llega con el antígeno y
pasa al ganglio mediante un vaso linfático aferente. Una vez que el antígeno ha entrado en el
ganglio no puede volver a salir por los mismos vasos, sino que saldrá por los vasos eferentes,
teniendo que atravesar el ganglio.

Bazo
El bazo es un órgano linfoide secundario muy vascularizado cuyas principales funciones son
eliminar células sanguíneas viejas y dañadas y donde reconocen los antígenos presentes en la
sangre para iniciar respuestas inmunitarias adaptativas. Está formado por:
✓ Pulpa roja. En ella se lleva a cabo un filtrado de eritrocitos: se eliminan o recuperan
eritrocitos deteriorados. Está formada por eritrocitos, macrófagos, dendritas, algunos
linfocitos y células plasmáticas.
✓ Pulpa blanca. Formada por tejido linfoide que genera respuestas inmunes frente a
antígenos transportados en sangre.

11
MALT: Mucusal Associated Lymphoid Tissue
Está formado por agrupaciones no encapsuladas de linfocitos en diferentes mucosas. Es un tipo
de tejido más difuso que los ganglios y que se encuentra disperso en el tejido respiratorio, el
intestino, como por ejemplo en la amígdala palatina y las placas de Peyer. Su función es
básicamente el reconocimiento de los antígenos que atraviesan las mucosas.

12

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 3. Comunicación celular: quimioquinas y citosinas

Citoquinas
Las citoquinas son moléculas pequeñas, glicoproteínas que son secretadas y son mensajeras,
actuando como hormonas inmunitarias en la comunicación celular. Así, modifican el
comportamiento de la célula diana que posea Rc específicos para esa proteína.
Sus funciones son la de regular la inmunidad y la inflamación, reclutar leucocitos para la
infección, gracias a las citoquinas denominadas quimiocinas (quimiotaxis), además de estimular
el desarrollo de las células inmunitarias mediante precursores hematopoyéticos.

Receptores de citosinas
Generalmente, van a necesitar más de un
receptor. Éstos, suelen estar compuestos por 2 o
3 cadenas polipeptídicas diferentes, y pueden ser
de baja o alta afinidad. La expresión de esos
receptores también está muy regulada (por
señales de activación y citoquinas) y las
citoquinas pueden presentar receptores comunes.

Propiedades generales de las citosinas


a) Pleiotropismo. Una citoquina puede actuar en
distintas células ejerciendo distintos efectos.
b) Redundancia. Varias citosinas tienen acciones
similares o superpuestas. Así, puedes suprimir
una citosina, pero que siga existiendo su efecto
porque exista otra con la misma acción o similar.
c) Sinergia. Dos o más citocinas tienes efectos
supresores a la suma de sus efectos individuales.
d) Antagonismo. Una citoquina inhibe la acción de
otra.

Las citocinas pueden tener diferentes rangos de acción.


Así, pueden tener acción autocrina (actuar sobre la misma
célula de donde surge), como la IL-2, ser paracrinas para
células diana cercanas, o endocrinas (pasan a la
circulación).

La expresión de citoquinas está regulada a distintos niveles:


1. Las citoquinas también se caracterizan por presentar una expresión breve y autolimitada,
al producirse puntualmente ante un estímulo determinado. Así, para su síntesis se
requiere la activación celular. Su expresión basal es escasa o nula.
2. Los mensajeros son muy inestables y desaparecen rápidamente tras la activación por lo
que su expresión es transitoria. No se almacenan.

13

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Citocinas principales
•Proinflamatorias (TNF, IL-1)
•Estimuladoras de la hematopoyesis (CSF): estimulan el crecimiento y diferenciación de las
células progenitoras en la medula ósea
•Quimioquinas
•Reguladoras de la Respuesta Inmunitaria
- Inmunosupresoras (IL-10 TGF)
-De la inmunidad innata: inflamación y quimiotaxis (IL-12 INF)
-De la inmunidad adaptativa (IL-2, IL-4, IL-12)

Adaptativa
IL-2 (Principal fuente: Linfocitos T)
Principalmente la expansión clonal (autocrina / Paracrina)
Proliferación de LT/ B y NK
Promueve la apoptosis en LT activados (efecto antagonico)
Estimula producción de IFN-y

IL-4 (Principal fuente: Linfocitos T, mastocitos y basófilos)


Cambio de clase hacia IgE y diferenciación a Th2

IL-10
Su exceso produce un shock séptico y su defecto la persistencia del proceso inflamatorio

IFNy (Principal fuente: Linfocitos Th1 activados y Cels. NK)


Tiene un importante papel como inmunorregulador
Es el principal activador de macrófagos (IRO)
Induce la respuesta de anticuerpos opsonizantes
Aumenta la expresión de moléculas de clase I y II
Aumenta la expresión de moléculas de adhesión
Favorece la diferenciación hacia Th1 e inhibe la Th2
Activa a neutrófilos y células NK

14

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Innata
IL-1 (principal fuente macrófago activado)
Inducción de moléculas de adhesión
Potencia la división de las células hematopoyéticas
Inductor de la síntesis de proteínas de fase aguda
Pirógeno endógeno

IL-12 (Principal fuente: Macorados y células dendríticas)


Mediador de la R. Innata e inductor de la Respuesta Adaptativa
Estimula la población Th1
Inductor de IFN en células NK y T
Aumenta la actividad lítica de Linfocitos CD8 y NK

TGF (Factor de crecimiento transformante)


Inhibe la proliferación y actiacion de linfocitos y macrófagos.
Provoca angiogénesis

Interferón tipo I (Fagocito IFN-α/IFN-β Fibroblastos)


Aumentan el potencial lítico de las células NK
Aumentan la expresión de CMH-I e inhiben CMH-II
Inhiben la proliferación celular Antitumorales

TNF (TNF-α) Principal fuente: Macrófago activado –LPS bacteriano


Atrayente y activador de neutrófilos y monocitos
Inducción de moléculas de adhesión (endotelio)
Inductor de la síntesis de proteínas de fase aguda (hígado)
Inductor de la liberación de prostaglandinas (fiebre)
Aumento de la producción de leucocitos (para combatir la infección)
Induce la angiogénesis

15
Quimioquinas
Las quimiocinas son las citoquinas quimiotacticas.
Se caracterizan por la posición de los restos de
cisteína que contenga (realizan puentes disulfuro
con otros restos de cisteina) Cuando los restos
están contiguos son quimioquinas CC, si están
separados por un aminoácido son CXC, separados
por tres aa: Cx3C
Participan en la acción quimiotactica sobre células
(monocitos, neutrófilos) para atraerlos al foco
infeccioso. Ademas regulan el tráfico linfocitario y
de otros leucocitos a través de los tejidos linfoides

16

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 4. Dinámica y recirculación linfocitaria

Tráfico leucocitario
Representa la circulación de las células del sistema inmune por el
sistema linfatico y los tejidos inmunes. Se dice que los linfocitos
recirculan porque están continuamente circulando. Existen dos tipos
moleculares diferentes e importantes que dirigen el asentamiento de
las células en los diferentes tejidos: son las moléculas de adhesión y
las quimioquinas con sus receptores.

Extravasación leucocitaria de la sangre a los tejidos


La cascada leucocitaria se da en situaciones de inflamación y de homeostasis. Cada vez que un
linfocito decide salir de la sangre ha de atravesar el endotelio vascular e iniciar una cascada. Las
células del sistema inmune tienen una morfología redondeada cuando se encuentran circulando.
Son arrastradas por el flujo sanguíneo a gran velocidad. Cuando una célula va a extravasarse,
establece pequeños contactos con la pared vascular. Si este tejido expresa las moléculas de
adhesión el linfocito comienza a rodar. Las moléculas implicadas en el rodamiento leucocitario
son las selectinas. Este rodamiento es posible porque la unión mediante selectinas no es
permanente, sino que se rompen unas mientras se forman otras.

En un momento del rodamiento se produce la activación del leucocito, una activación que esta
mediada por moléculas procedentes del foco de infección como pueden ser TNFα moléculas del
complemento... El leucocito activado inicia una fase de adhesión firme, pasa a estar polarizado
y cambia de morfología. Se forma un contacto fuerte que permite la migración de la célula en un
proceso llamado diapédesis. La adhesión firme, así como la adhesión que permite la activación
del leucocito, está mediada por integrinas e IgCAMS.

La diapédesis es la formación de una especie de canal en el endotelio que permite la


extravasación del leucocito y su posterior migración hacia el foco de infección.

17

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Moléculas de adhesión
Las moléculas de adhesión tienen una gran importancia en inmunología, pues regulan funciones
celulares muy diversas:
1. Están implicadas en el tráfico leucocitario, tanto en procesos homeostáticos como
inflamatorios. Intervienen en la adhesión de estas células al endotelio, su extravasación
y posterior migración.
2. Desarrollo de precursores en la medula ósea. Destacan en la hematopoyesis, donde
mantienen a las células sanguíneas en desarrollo en la medula ósea, de tal forma que si
se viesen debilitadas estas uniones las células precursoras saldrían antes de tiempo de
la medula ósea, desarrollándose linfomas y mielomas.

Selectinas
Las selectinas son moléculas de adhesión que formadas por una región extracelular, una
intracelular y otra transmembrana. La región extracelular es la más larga y cuenta con un
dominio de tipo lectina que reconoce azúcares. Existen varios tipos de selectinas:
1. La selectina L se localiza sobre la superficie de células mieloides y linfocitos vírgenes.
Su expresión es constitutiva, constante.
2. La selectina E se localiza en células del endotelio vascular. Su síntesis es inducible, es
decir, solo es sintetizada en ocasiones en las que existe una inflamación, para lo que se
requiere primero la transcripción de ARN y la posterior traducción a proteínas, y en
consecuencia tarda en expresarse.
3. La selectina P se localiza en ciertos leucocitos, el endotelio vascular y en las plaquetas.
Su expresión es constitutiva, se encuentran almacenas en la célula, de tal forma que
cuando se produce la infección a los pocos segundos la célula las expresa en su
superficie. Reconoce, al igual que la selectina E,

Ig-CAMs
Las Ig-CAMs son glucoproteínas transmembrana que pertenecen a la
superfamilia de las inmunoglobulinas. Son capaces de establecer uniones
homofílicas y heterofílicas con integrinas, participando de este modo en la
interacción de leucocitos con el endotelio vascular y del leucocito con la
célula diana. En la extravasación leucocitaria, las células endoteliales una
vez activadas, se unen a las integrinas que poseen los leucocitos en su
superficie, hecho que crea una unión firme que facilita la migración de éstos
fuera del torrente sanguíneo.
Las Ig-CAMs pueden interaccionar con moléculas de su misma familia o con
otras proteínas.

Integrinas
Las integrinas son heterodímeros transmembrana formados por una cadena
α y una cadena β unidad mediante enlaces no covalentes. La región
extracelular de este heterodímero muestra dominios de unión a cationes
divalentes, como Ca2+ y Mg2+. El tipo de catión influye tanto en la afinidad
como en la especificidad de unión de una integrina con sus ligandos.
La cola citoplasmática de la subunidad β está asociada a diversas proteínas
de anclaje intracelua, que interaccionan con el citoesqueleto de actina
cortical.

Hay que tener en cuenta que las integrinas que forman parte de los
leucocitos circulantes se encuentran de forma inactiva, de tal forma que se van a activar por
señales procedentes de sus receptores: BCR, TCR, TLR, PRR, Receptores de quimiocina,
ICAM…

18

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 5. Reconocimiento en la respuesta innata

Inmunidad Innata
La inmunidad innata es la primera respuesta que se produce tras la entrada del antígeno. Esta
Inmunidad innata se puede dividir en dos modos de actuación diferentes. Una la Respuesta
innata inmediata, de carácter totalmente inespecífico, y otra, la Respuesta innata inducida,
que ya presenta una cierta especificidad hacía el patógeno, que se debe al reconocimiento por
parte de uno determinados tipos celulares, de unos patrones moleculares, que presentan en
común ciertos grupos de patógenos (PAMPs).
La actuación secuencial de ambas logra en la gran mayoría de los casos impedir el asentamiento
o erradicar al antígeno. No obstante, con la entrada del antígeno se ponen en marcha los
mecanismos iniciales de alarma necesarios para activar, si fuese necesario la defensa
adaptativa.

Receptores Celulares de la Inmunidad Innata


Aunque la inmunidad innata no tiene la especificidad de la adaptativa sí puede distinguir entre
lo propio y lo no propio. El sistema innato produce moléculas que se secretan o quedan como
receptores en las membranas celulares y que reconocen sustancias que son comunes a
muchos patógenos.

Los receptores que participan en esta respuesta inmediata se conocen como (PRRs o
Receptores de Reconocimiento de Patógenos) que han evolucionado para detectar estructuras
invariables comunes a grupos de patógenos (PAMPs o Patrones Moleculares Asociados a
Patógenos). Estos PAMPs tienen estructuras químicas muy diversas, pero que están presentes
en los microorganismos pero no en sus hospedadores, y tienen una tasa de mutación mínima,
ya que son esenciales para la supervivencia del organismo.La activación de los receptores de la
inmunidad innata pone en marcha distintas funciones celulares, como la fagocitosis y secreción
de gránulos intracelulares, citoquinas y mediadores inflamatorios entre otros.

Receptores tipo Toll (TLRs)


Su importancia en la respuesta innata frente a los patógenos reside
en que generan señales, capaces de estimular tanto la producción
inmediata de péptidos anti-microbianos como dirigir la respuesta
adaptativa posterior.
Estructuralmente, los TLR son proteínas transmembrana con un
extremo amino-terminal (externo) con numerosas repeticiones ricas
en leucina, cuya función es la unión al ligando. El extremo carboxilo-
terminal (citosólico) contiene la región conservada TIR, cuya función
es mediar la transducción de señales
Existen multitud de células, capaces de expresar este tipo de
receptores, tales como las células dendríticas, fagocitos, linfocitos B
mastocitos células NK, así como diversos tejidos.
Los TLRs se expresan tanto en la superficie celular como en las
membranas de las vacuolas endocíticas y en el citoplasma celular.

19
Receptores tipo NOD (NLRs)
Expresados en el citoplasma de células epiteliales,
mucosas y fagocitos. Se asocian tanto con el
reconocimiento de patogenos (PAMPs) como con el
reconocimiento de daño celular (DAMPs, damage-
associated molecular patterns). Presentan un triple
dominio; uno terminal rico en leucina (LRRs) involucrado
en el reconocimiento microbiano, uno central que sería el
dominio NOD y otro dominio N-terminal que sería el
responsable de la transmisión de la señal
Los primeros receptores en descubrirse en mamíferos
fueron NOD-1 y NOD-2 que reconocen ciertas estructuras
comunes en las paredes bacterianas como
peptidosglucanos.
.

Receptores tipo RIG (RLRs)


Estos receptores participan en el reconocimiento de virus
dentro del citoplasma celular, generando como respuesta
la producción de IFN-α e IFN-β
El reconocimiento de PAMPs a través de receptores RPPs
por fagocitos induce la activación del factor de transcripción
NFKB que da lugar a la inducción de la expresión de
citoquinas y quimioquinas esenciales en la respuesta
inmunitaria

20

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 6. Respuesta innata inmediata I

Introducción
La primera fase defensiva de la respuesta innata está formada por los mecanismos de defensa
de la piel y las mucosas, que impiden la entrada o desarrollo de patógenos en nuestro cuerpo.
No obstante estas defensas no son infranqueables, y algunos patógenos pueden entran a través
de heridas o picaduras en la piel, o por el aire y alimentosa través de las mucosas pulmonares o
gastrointestinales respectivamente.
En caso de que la primera línea de defensa falle, se activa la segunda fase de la respuesta
innata, que se lleva a cabo por macrófagos, neutrófilos y células NK y ciertas sustancias solubles
(sistema de complemento, moléculas de adhesión, proteínas de fase aguda, citoquinas y
quimioquinas)

Complemento
Sistema de 21 proteínas plasmáticas: 14 participan en reacciones de activación y generación de
fracción y 7 proteínas inhibidoras que regulan el daño celular. Son producidas por hepatocitos y
macrófagos con el objetivo de intervenir en la respuesta innata contra organismos extracelulares
Nomenclatura
Muchas proteínas del complemento se nombran con la letra “C” seguida por un núm y a veces,
por una letra (C1q) que suele coincidir con la posición de la cascada de activación. Algunas se
nombran con una letra precedida a menudo por la palabra factor (Factor B).
Muchas proteínas del complemento se escinden por hidrólisis y, los fragmentos resultantes
pequeño/grande se nombran añadiendo una a (para fragmentos pequeños) y una b (para
fragmentos resultantes grandes). Así, C3a, es un fragmento pequeño resultante de la escisión
de C y Bb sería un fragmento mayor escindido de B. Si los fragmentos se unen, C3aBb.
Vías de activación
➢ Vía alternativa: Tiene lugar en la superficie de distintos
microorganismos, en ausencia de Ac específicos (no requiere la
intervención de inmunidad adquirida). Pertenece por tanto a la
inmunidad innata, y se inicia por la hidrólisis espontánea de C3 en
C3b y C3a.
Pasos:
1. Escisión espontánea de C3 (si hay un patógeno cerca), que
tiene un enlace tioéster (grupo COOH y SH unidos a la
cadena).
2. Hidrólisis e inactivación de C3b en fase fluida.
3. C3b se une covalentemente a las superficies microbianas.
Las células propias presentan inactivadores de C3b, pero los
patógenos no.
4. C3b se asocia al Factor B, por la unión covalente con la superficie del patógeno.
5. Corte proteolítico del Factor B por el Factor D y estabilización por la properidina
para formar el complejo enzimático C3bBb (convertasa de C3 de la vía
alternativa).
6. Escisión catalítica de nuevas moléculas de C3 por la convertasa C3 asociada a
la membrana.
7. C3b unido covalentemente a la superficie celular, y también unido (no
covalentemente) a la C3bBb para constituir C5 convertasa (C3bBb3b).
8. Escisión de C5, iniciando la fase lítica, dando lugar a C5b y C5a (ésta, con
propiedades inflamatorias).

21

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


➢ Vía clásica, se activa por la unión del componente C1 del
complemento a la región Fc (fracción constante, no variable)
de la Inmunoglobulina ligada al antígeno del patógeno.
La unión de C1 a la Ig induce un cambio conformacional que
activa a las subunidades catalíticas. En concreto, la proteína H
es la que se une a la región Fc de la Ig (unida al antígeno), y
por tanto, tiene actividad proteolítica, aunque ese tetrámero de
H suele encontrarse inactivado. Para activarlo, C1q debe
reconocer la región Fc del Ac unido al Ag

Cascada de activación:
1. Unión de anticuerpos a Ag polivalentes (unión de C1 a
Ac).
2. Unión de C4 a C1q asociado a Ig.
3. Escisión de C4 por el enzima C1r2s2 y posterior unión de la subunidad C4b (la
mayor y muy reactiva) a la superficie antigénica y a los Ac, mediante unión
covalente. Esto se produce por la ruptura en C4b, formando un grupo tioéster
que se une específicamente a la superficie del patógeno (donde se genera la
catálisis). Esto va a iniciar el proceso de inflamación que sucede en la activación
del complemento.
4. Unión de C2 a C4b, escindiéndose C2 para formar C4b2b, que se asocia a la
superficie del patógeno, y se denomina entonces enzima C3 convertasa.
5. Se escinde C3 por la C3 convertasa, continuándose la inflamación.
6. Unión de C3b a la superficie antigénica y al complejo enzimático C4b2b3b
(enzima C5 convertasa).
7. Escisión de la C5 convertasa, iniciando los pasos finales de la activación del
complemento.

➢ Vía de las lectinas: Se inicia por la unión de MBL (Lectina de


Unión a Manosa) a la superficie del patógeno. MBL tiene una
estructura similar a la C1q de la vía clásica, y interacciona
con 2 proteasas: MASP-1 y MASP-2. Así, al unirse la MBL a
la manosa del patógeno se va a activar la actividad
proteolítica que se centra en las proteasas MASP-1 y MASP-
2.
Una vez activada la actividad serina proteasa de la MASP
(por la unión de MBL a la manosa del patógeno), se corta
serialmente C4 y C2, convergiendo con la vía clásica.

Pasos finales de la activación del complemento


La C5 convertasa (C4b2b3b vía clásica y de la manosa, C3bBb3b vía alternativa) asociada a la
célula escinde el C5 y genera C5b, que se une a dicha convertasa.
C6 y C7 se unen secundariamente y el complejo C5b67 se inserta en la membrana.
Seguidamente se suma C8 que estabiliza la unión del complejo a la membrana plasmática.
Hasta 15 moléculas de C9 pueden entonces
polimerizarse alrededor del complejo para formar el
CAM (Complejo de Ataque a la Membrana), que
crea poros en la membrana e induce lisis celular.
Esto se produce debido a la entrada masiva de
lípidos que provocan ese choque osmolítico. El C5a
liberado por la proteólisis de C5 estimula la
inflamación.

22

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Actividades biológicas del complemento

Opsonización y fagocitosis
Macrófagos: Participan tanto en la respuesta innata fagocitando
patógenos,como en la adaptativa como APC. Maduran a partir de monocitos y se
localizan extrategicmaente enn los lugares por los que penetran los
microorganismos: tejido conectivo de piel ymucosas, órganos linfoides
secundarios, vasos de bazo e hígado…
Neutrófilos: Población más abundante de leucocitos circulantes. Contienen 2
tipos de gránulos: gránulos específicos ricos en lisozima, colagenas y elastasa y
gránulos azurófilos: son lisosomas (enzimas y sustancias microbicidas, como
defensinas y catelicidinas).
Solo están presentes en sangre periférica y no están en tejido sano. Migran al foco
infeccioso en respuestas inflamatorias (Qumiotaxis por IL-8; C5a) Se activa su
producción por GM-CSF. Vida media: Duran aprox. 6 horas. Si no migran al foco
infeccioso, mueren por apoptosis.
Células dendríticas:
➢ Células dendríticas plasmocitoides (pDC): papel en infecciones virales
por ser productoras de IFN (no participan en presentación de Ag).
Reconocen virus endocitados y producen interferones tipo I.
➢ Células dendríticas ordinarias (cDC): participan activamente en
presentación de Ag y la activación de células T vírgenes
(indiferenciadas).
1. Propiedades fagocíticas.
2. Expresan receptores para PAMPs: fagocitan patógenos.
3. Cels. Langerhans captan Ags en piel y migran hacia el ganglio
vía sistema linfático, convirtiéndose en cDCs maduras (allí
presentan Ag a las células T vírgenes).
4. En órganos linfoides secundarios: Expresan CD80 (B7.1) y CD86
(B7.2): señal co-estimuladora necesaria para la activación de
linfocitos vírgenes (Células presentadoras profesionales).

23
Destrucción de microorganismo:
La fagocitosis en macrófagos y neutrófilos induce el fenómeno de E.R. (Explosión respiratoria);
mediante el cual se capta oxígeno y se activa las proteínas de NADPH oxidasa presentes en la
membrana del fagocito y fagosoma, las cuales transforman el oxígeno moléculas en
intermediarios reactivos de O2 muy tóxicos

Producción de enzimas líticas:


➢ Neutrófilos: producen MPO (mieloperoxidasa) que cataliza la formación de aniones
hipoclorito produciendo la halogenacion de microorganismos
➢ Macrófagos: expresan sintetasa de óxido nítrico inducible, que en los fagolisosomas es
un potente agente oxidante microbicida

24

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 7. Respuesta innata inmediata II

Células NK
Son células linfoides grandes, caracterizadas por un núcleo
muy grande, poco citoplasma y gran cantidad de gránulos
intracelulares. Realizan un papel importante en infecciones
virales y cáncer ya que sin necesidad de activarlas, tienen la
capacidad de eliminar a las células tumorales.
Así, es un tercer linaje independiente de los linfocitos B y T,
pues no presentan receptores de Ag conocidos (BCR, TCR).
Los NK forman parte de la inmunidad innata.
Los mecanismos de citotoxicidad son similares a los de LTc:
induce mecanismos citotóxicos y apoptosis.
Las NK se encargan de la respuesta temprana (innata) frente
a virus. De esta manera, van a tener función citotóxica frente
a células diana, con el mismo mecanismo efector que los linfocitos Tc, pero con distinto
reconocimiento y activación. Las NK también producen citoquinas, que promueven la
polarización de los linfocitos Th1 (que suelen intervenir con los L-B en la respuesta inmune
humoral).
Citoquinas secretadas por NKs:
▪ IFN-γ: Esencial para el control de infección viral antes de que se produzcan LTc;
activación de macrófagos y maduración de células dendríticas.
▪ iTNFα: activación de macrófagos, maduración de CDs.
▪ L-3; GM-CSF: estimulan hematopoyesis.

Las células NK tambien responden a citoquinas, activandose en presencia de IL-12 (procedente


de macrófagos), y de IFN-αβ (macrófagos y cs epiteliales), que son citoquinas víricas que se
forman en presencia de infecciones. Así, se activa la NK, produciendo IFN-ɣ y TNF-α (entre otros)
que produce la activación de la polarización hacia Th1 de los linfocitos.

Mecanismos de citotoxicidad
Las NK se encargan de inducir apoptosis en la célula diana gracias a la secreción de perforina y
granzima de los gránulos. Así, el poro formado por la perforina permite penetrar a las granzimas
en la célula a destruir e induce su apoptosis. Por ello, los NK son fundamentales para eliminar
células infectadas por virus, y actúan sobre tumores. Intervienen también en el rechazo del
injerto, al reconocer a las especies alogénicas (misma especie pero distinto individuo).
Mecanismos de activación:
❖ Independiente de Ac: los linfocitos NK reconocen directamente células dianas. Estos
detectan la ausencia de MHC-I mediante el modelo de doble receptor:

- Los ligandos de RC inhibidores son moléculas de


MHC-I y la señal inhibidora es predominante sobre
la activadora. Por lo tanto, una célula NK destruye
la célula diana en presencia de una señal
activadora, siempre que no haya señal inhibidora.
Sin embargo, como la señal inhibitoria es dominante
sobre la activadora, no va a haber lisis si hay señal
inhibitoria. Solo habrá lisis, en ausencia del Rc
inhibidor.

25

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
❖ Dependiente de Ac. (ADDC): Las NK también inducen la
destrucción de células recubiertas por Ac (IgG) que está
reconociendo un Ag de la superficie. Este mecanismo es
inducido a través de moléculas CD16 (FcγRIII), expresadas en
la superficie de células NK. Cuando CD16 se une al Ac (IgG)
unido al Ag, la celula NK realiza la acción citotóxica y/o
secreta citoquinas

Receptores células NK
▪ Atendiendo al ligando al que se unen:

▪ Atendiendo a su estructura
➢ Receptores tipo Ig (KIR): se caracterizan por poseer al menos un dominio similar
al de las Ig. Se nombran KIR seguido de un número que indica el nº de dominios
de inmunoglobulina que contienen y una L si tienen cola larga (inhibidores) y S
si es corta (activadores).
Los receptores activadores KIR presentan un dominio trasmembrana y
una cola citoplasmática muy corta que se asocia a proteínas
transductoras con dominios ITAM, del mismo modo que BCR.
Los receptores inhibidores KIR tienen una cola citoplasmática más larga
que posee dominios ITIM. Los ligandos mejor caracterizados son los
HLA de clase I clásicas (A, B y C) y HLA-G. Éstas, unen a distintos KIR
inhibidores a sus receptores.

➢ Receptores tipo Lectina-C (KLR)


Receptores CD94-NKG2:Codificados por distintos genes, pueden ser
activadores o inhibidores. Están formados por dos cadenas
polipeptídicas. Cada una de ellas presenta un dominio de lectina tipo C.
Existen varios tipos destacando el inhibidor NKG2A (detecta moléculas
HLA- clase I) y el activador NKG2D (detecta moléculas MIC)

▪ Los linfocitos NK pueden también responder a citoquinas, ya qe expresan en su


membrana algunos receptores:
Citocina Efecto sobre NK
IFN a/b Aumento act, citotox. y proliferación
IL-12 Aumento actividad citotoxica
IL-15 Activa maduracion
IL-10 Inhibe producción IL-12
IL-2 Proliferacion

26

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Muerte celular
Lisis células tumorales, infectadas por virus y otras.
Citotóxica
Predominan en circulación
Citocinas: TNF-alfa, IFN-gamma, IL-3, GM-CFS y M-GSF
Secretora Quimiocinas: MIP-1alfa, MIP-1beta y RANTES.
Predominan en órganos linfoides secundarios

❖ Mecanismo secretor de lisis: Similar a LTc. Las células NK liberan proteínas contenidas
en sus granulos citotóxicos; primero liberan la perforina que forma poros en la celula
diana para posteriormente introducir granzima, la cual induce la apoptosis

❖ Mecanismo no secretor: Se lleva


a cabo mediante la activación de
receptores que inducen la
apoptosis en celula diana
mediante interacción de FasL
(celula NK) con Fas (celula diana)

27
Tema 8. Respuesta innata inducida

Inflamación
La respuesta innata inducida consiste en el reclutamiento de macrófagos y neutrófilos como
consecuencia de una inflamación.
La inflamación puede ser originada por factores endógenos (necrosis tisular o rotura ósea) o
factores exógenos como lesiones por agentes mecánicos (corte, etc), físicos (quemaduras),
químicos (corrosivos), biológicos (microorganismos) e inmunológicos (reacciones de
hipersensibilidad). Es una respuesta protectora que trata de formar una barrera física que impida
la diseminación, suministrar moléculas y células al foco infecciosos y de restaurar los tejidos
lesionados

Inflamación Aguda: duración relativamente corta (minutos, horas o unos pocos días), se inicia
muy rápidamente y se caracteriza por el exudado de fluidos plasmáticos y la migración de
leucocitos predominantemente neutrófilos.
Fases inflamación crónica:
1. Fase vascular
2. Fase celular
3. Fase de restauración

Inflamación Crónica: dura semanas, meses o incluso años y se caracteriza histológicamente


por el infiltrado de linfocitos y macrófagos con la proliferación de vasos sanguíneos y tejido
conectivo. La reacción inflamatoria es más productiva que exudativa, es decir, que la formación
de tejido fibroso prevalece sobre el exudado de líquidos.La inflamación crónica puede producirse
por la progresión de una inflamación aguda o por episodios recurrentes de inflamación aguda
.

28

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Efectos de la inflamación

Mediadores
S. complemento, S. kininas, moléculas producidas por macrófagos y mastocitos. Estos
mediadores activan el endotelio vascular aumentando las moléculas de adhesión, permitiendo
que los monocitos y neutrófilos se unan al endotelio y lo extravasen.

❖ Los macrófagos locales activados como consecuencia de la fagocitosis de


microorganismos secretan diversas citoquinas y quimioquinas esenciales en la
respuesta inflamatoria activando el endotelio vascular; como la TNFα, que produce
vasodilatación, aumento de permeabilidad vascular e inducción de moléculas de
adhesión en endotelio vascular.
Además, el TNFα, induce la síntesis de proteínas de fase aguda en el hígado, las cuales
actúan como opsoninas y activan el complemento sin necesidad de anticuerpos

❖ Sistema del kininas plasmáticas


Tres proteínas: el factor Hageman, el Kininógeno (alto P.M.) y la Prekalikreína.

El factor Hageman activado (contactando con estructuras neg. como LPS “GRAM –“),
usando como cofactor el Kininógeno, cataliza la conversión de Prekalikreína en
Kalikreína. Esta se comporta como una enzima que actúa sobre varios sustratos:

▪ Cataliza la rotura de la fracción C5 del sistema del complemento, generando el


fragmento C5a (quimiotáxis de los neutrófilos: fagocitosis)
▪ Cataliza la generación de bradikinina, que actúa sobre las células endoteliales
incrementando la permeabilidad vascular, causa vasodilatación, contrae el músculo
liso, y estimula el metabolismo del ácido araquidónico, con lo que se favorece la
salida de macromoléculas plasmáticas y la extravasación de plasma (inflamación);

29

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


❖ Sistema de complemento
Sistema de más de 30 proteínas, sintetizadas por los hepatocitos, que actúan de modo
secuencial. Sus componentes inicialmente están inactivos (Proenzimas) hasta su
activación por proteólisis e inician acción en cascada. Funciones:
1. Opsonización: Acción facilitadora de la fagocitosis
La opsonización del patógeno con C3b o C4b facilita su fagocitosis ya que los
fagocitos expresan receptores para C3b, C4b
2. Acción quimiotactica: Los factores solubles C5a, C3a son agentes quimiotácticos de
células inflamatorias, aumentan permeabilidad vascular
3. Acción Lítica: Formación del Complejo C5-9 (CAM) se inserte en membrana y
produce lisis del patógeno
4. Aclaramiento de Inmunocomplejos al depositarse en las paredes de los vasos

❖ Mediadores de inflamación producidos por activación de Mastocitos en respuesta a


C3a/C3a, o microorganismos directamente reconocidos por sus receptores

30

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 9. Antígenos

Introducción
Los antígenos son todas aquellas sustancias que son capaces de unirse a los anticuerpos o a
los receptores de las células inmunes, es decir que son reconocidas por el sistema inmune. Un
inmunógeno, por otra parte, es toda sustancia que provoca la respuesta del sistema inmune.
Todo inmunógeno se va a comportar con antígeno, pero no todo antígeno va a ser inmunógeno
Algunos antígenos, con bajo Pm, son capaces de unirse a los anticuerpos, pero sin provocar una
respuesta inmune. Estas sustancias se denominan Haptenos. Sin embargo, los Haptenos se
pueden unir a otra proteína (transportadora) de mayor Pm, adquiriendo así carácter antigénico y
provocando una respuesta inmune.
Los Epitopos o Determinantes antigénicos son las porciones de los antígenos que son
reconocidos por los componentes del SI. Pueden ser:
• Lineales o estructurales: Dependen de la estructura primaria. Formados por aa
adyacentes de la estructura primaria de la proteína. Son reconocidos por TCR o BCR
• Discontinuos o conformacionales: Dependen de las estructuras secundarias y
terciarias. Formados por residuos cercanos en el plegamiento. Son reconocidos por el
BCR, que reconocen Ag nativos

31
Factores que afecta a la inmugenicidad

Peso molecular (Pm) Número y frecuencia de los contactos

Composición y complejidad química

Dosis optima

Distancia filogenética

De acuerdo a su origen:
• Xenoantígenos: componente de un
organismo que se comporta como
Vía de administración antígeno en un organismo de otra
Vías naturales Vías artificiales especie.
Oral Intradérmica • Aloantígenos: componente de un
individuo que se comporta como
Respiratoria Subcutánea
antígeno en otro individuo de la
Sexual Intramuscular misma especie.
Intraperitoneal • Autoantígenos: componente de un
Intravenos individuo que se comporta como
antígeno para ese mismo individuo.

32

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


¿Cómo mejorar la inmunogenicidad de un Ag?
Vacunas: Preparación biología de microorganismos atenuados o muertos que se introducen en
un organismo para estimular la formación de anticuerpos con los que se consigue una
inmunización contra determinada enfermedad, para en caso de segundo contacto la respuesta
es más rápida y eficiente.
Inmunoestimulantes: No se mezclan con el Ag. Potencian de forma inespecífica (mitogenos),
Por ejemplo: las lectinas
Adyuvantes: Sustancias que se mezclan con el Ag potenciando la respuesta primaria. Los
mejores adyuvantes son los que contienen componentes microbianos (PAMPs)
1. Aumentan la vida media de los antígenos
2. Aumentan la producción local de citoquinas
3. Mejora en la liberación del antígeno, mejorando el procesamiento y presentación

NOMBRE COMPOSICION MECANISMO DE ACCIÓN

AIF Emulsión de agua en aceite mineral Retrasa la liberación del Ag


Potencia la ingestión por MCFs

ACF Igual que AIF mas micobacterias Además de lo anterior estimula la


muertas coestimulación de los MCFs

AIF-MDP AIF mas muramil di peptido Similar a ACF

Alumina Gel de Hidroxido de aluminio Igual que AIF

A-Bp Alumina yBordetella pertussis Similar a ACF

ISCOMs Partículas de detergente Liberan el Ag en el citosol


Estimulan respuesta de LTc (CD8)

Reconocimiento de Ag por LT y LB
Los Ac se unen a los epitopos en la superficie de los antígenos. Los BCR reconocen los epitopos
directamente. Sin embargo, los epitopos reconocidos por los LT suelen estar enterrados, por lo
que el antígeno debe ser fragmentado primero en péptidos. Posteriormente el péptido-epitopo se
une a una molécula MHC en la superficie celular, la cual se une al TCR.

33

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tipos de Antígenos. Por cooperación T/B
➢ Timo-dependientes: Los linfocitos B necesitan de la cooperación por parte de LT para
su activación. Provocan cambio de clase o isotipo y generan memoria inmunitaria
➢ Timo-independientes: Desencadenan respuestas B en ausencia de LT
• Tipo I (mitogenos): No se unen al BCR
• Tipo II: No generan memoria inmunitaria. Respuesta monoclonal
Ags TimoindependeintesTI-1:
-A altas concentraciones producen una activación policlonal de los LBs.
Se les llama mitógenos de LB (inducen la mitosis). Ejem LPS: (al unir
CD14 y asociarse al TLR-4 (receptor Toll).
-A bajas concentraciones sólo activan a los LB que posean además una
Ig en membrana específica para dicho Ag.

Ags TimoindependeintesTI-2:
-Principalmente responden a ellos los LB1 (CD5 positivos) y linfocitos B
de la zona marginal del bazo que no recirculan
-Mecanismos de activación de los Ags TI-2: entrecruzamiento de varios
receptores. EL LB pasa convertirse en un plasmablasto que produce
IgM.
-Normalmente no hay cambio de clase a IgG pero DCs y Mø pueden
proporcionar coestimulación que induce cambio de isotipo para producir
IgG.

Superantigeno:
Son toxinas producidos por bacterias y
virus que estimulan un gran número de
linfocitos T uniéndose a las porciones
conservadas del receptor de la célula T,
dando lugar a la proliferación masiva de
linfocitos T y a la liberación de citocinas.
Los superantígenos producen el síndrome
del shock tóxico. Los superantígenos
constituyen los más potentes
inmunoestimuladores naturales
conocidos.
Los superantígenos se fijan a las
porciones conservadas de las moléculas
del CMH y a las porciones externas de las
cadenas del TCR. De esta manera, los
superantígenos pueden estimular hasta el
20% del total de los linfocitos T.

34

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 10. Anticuerpos

Estructura
Es una proteína constituida por cuatro polipéptidos 2 cadenas pesadas (H) + 2 cadenas ligeras
(L) asociadas por puentes disulfuros
La Inmunoglobulina se divide en tres fragmentos, dos de ellos iguales que se unen al antígeno:
Fab (Fixation antigen binding); y el tercero Fc que determina la función del Ac.

Cadena ligera
Cadena pesada Isotipo
κ(kappa) μ IgM
λ (Lambda)
δ IgD
γ IgG
α IgA
ε Ig
En las cadenas ligeras, existen dos dominios; el inferior, dominio constante (C L); y el superior,
dominio variable (VL).
En las cadenas pesadas constan de cuatro o cinco dominios, de los que el superior es el variable
y los tres o cuatro inferiores constantes (VH,, C1H, C2H, y C3H)
En ciertos casos, existe entre las regiones 1 y 2 de las regiones constantes de las cadenas
pesadas una zona no globular, denominada región bisagra, y que permite una cierta libertad de
movimiento.

Las cadenas están retorcidas dando lugar a la estructura globular, de modo que las zonas
hipervariables, que son las zonas de unión al antígeno, quedan muy próximas entre sí. De esta
forma las tres regiones de la cadena pesada y las de la cadena ligera pueden agruparse,
tridimensionalmente para formar la zona de unión al antígeno. Por ello esas zonas reciben
también el nombre de regiones determinantes de la complementariedad (CDR).

35
Interacción con el antígeno
Las fuerzas de unión entre un antígeno y su
anticuerpo determinan la afinidad de ese
anticuerpo por su antígeno. La afinidad es la
fuerza de unión de la interacción entre
parátopo y epítopo.
La fuerza global de unión de un anticuerpo
por su antígeno puede ser mayor que el valor
de la afinidad por el efecto de polivalencia
(pues el anticuerpo posee varios sitios de
unión al antígeno), y es conocido como
avidez. Es decir, la avidez es la fuerza de
interacción

Clases y subclases de Inmunoglobulinas


• Ausencia de región bisagra (IgE e IGM)
• Dominio CH adicional (IgE e IgM)
• Algunos polimerizan (IgM, IgA)

Función
➢ Opsonización de antígenos (IgG, IgA):
Este proceso comienza con el reconocimiento y la opsonización de un microbio por IgG.
Se produce entonces la unión de los organismos opsonizados a los receptores del Fc
(FcgRI) del fagocito. Esta unión de la región Fc de la IgG a los receptores del fagocito
induce una serie de señales desde estos receptores que activan el fagocito. En
consecuencia se produce la fagocitosis del microbio y posteriormente su destrucción.

➢ Citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos (IgG).


Las células NK son potencialmente citotóxicas y poseen receptores para el Fc de las
IgG, pudiendo por lo tanto participar en la destrucción de células diana (enfermas)
cubiertas por estos anticuerpos. El proceso comienza con la unión de IgG a antígenos
específicos de la célula diana. La unión de la región Fc del anticuerpo a receptores
específicos de la célula NK provoca la destrucción de la célula.

36

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
➢ Neutralización
Las toxinas se unen a los receptores de la célula, los cuales por endocitosis son
introducidos en la célula, donde la toxina se libera en el interior envenenando a la célula.
Los anticuerpos se unen a estas toxinas evitando su unión a los receptores de la
membrana celular

➢ Activación del complemento por Vía clásica

➢ Activación de mastocitos (IgE)


Los mastocitos contienen gránulos de
histamina y otros mediadores
inflamatorios. La unión cruzado las IgE
provoca la liberación del contenido de
sus gránulos.

37

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Diferencia entre antígenos:
➢ Isotipo: las cadenas que configuran las cadenas pesadas son iguales en todos los
individuos de una especie, pero distintas a los individuos de otra especie. De este modo
inoculadas a otra especie se comportan como verdaderos antígenos induciendo la
producción de anticuerpos. Normalmente, los antianticuerpos utilizados en el campo
diagnóstico son anticuerpos antiisotipos.

➢ Alotipo: ciertos individuos de la especie presentan sustituyentes de aa en zonas de las


regiones constantes tanto de las cadenas pesadas como ligeras. Siendo antigénicos
para aquellos otros miembros de la especie que no los posean.

➢ Idiotipo: la variabilidad en la región variable de las moléculas de Inmunoglobulina


constituyen el idiotipo. La característica fundamental del idiotipo es que no es tolerado
por el propio sistema inmunitario, en el que induce la formación de anticuerpos
antiidiotipo.

38

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 11. Receptores implicados en la respuesta adaptativa

Linfocito B
Receptor del Linfocito B
El linfocito B posee muchos receptores idénticos en su membrana, más de 100.000, que son los
encargados de reconocer específicamente al antígeno. Cada linfocito B tiene una especificidad
diferente, es decir sus receptores son diferentes a los existentes en el resto de las células B.

Estos receptores son inmunoglobulinas que tras su síntesis,


quedan ancladas a la membrana, con una región
transmembrana y un tallo citoplasmático cortó. Tras su
activación, las células B se activan, proliferan y se convierten
en plasmocitos o células productoras de anticuerpos. Estos
anticuerpos son copias exactas del receptor pero sin la región
transmembrana ni citoplasmática, por lo que tras su síntesis, no
pueden anclarse a la membrana y se secretan al exterior como
moléculas solubles.

Debido a la cortedad de la región intracitoplasmática, no se


produce el estímulo necesario (Transducción) para que
lleguen las señales al núcleo aún cuando un antígeno entra
en contacto con el receptor (inmunoglobulina) de superficie.
Por ello es necesario la cooperación de otras dos moléculas,
que son las que verdaderamente transfieren la señal al
núcleo, al tener la región intracitoplasmática más larga. Estas
moléculas, pertenecientes a la familia de las inmuno-
globulinas se denominan Igα e Igβ, y están asociadas, no
covalentemente a las Ig de superficie en los linfocitos B
maduros. De esta forma ambas junto al receptor del antígeno
forman el denominado Complejo receptor para el antígeno
del linfocito B.

Así pues resumiendo, el receptor del Linfocito B virgen, consta de una inmunoglobulina del tipo IgM
e IgD unidas a su superficie, que son las encargadas de reconocer al antígeno, y unas moléculas
accesorias Igα e Igβ, encargadas de trasmitir la correspondiente señal al interior celular.

Generación de la diversidad de las Inmunoglobulinas


✓ Recombinacion somatica de los genes del receptor: cada receptor esta codificado
por mas de un gen, produciéndose una recombinación genética que por medio de
técnicas combinatorias es capaz de resolver el problema.
✓ Diversidad de unión: Durante el proceso de recombinación se producen adición o
eliminación de nucleótidos en las cadenas pesadas, en el momento del empalme. El
proceso comienza en el corte del ADN para la seleccion de los minigenes que se van a
combinar, durante el proceso de recombinación genética.
✓ Hipermutación somática: Consiste en la introducción, al azar, de pequeñas mutaciones
puntuales en las regiones V de los genes ya reordenados. Al ser al azar, algunas células
unirán al antígeno con menor afinidad por lo que serán desplazadas por las existentes y
morirán por apoptosis, pero en cambio otras se unirán al antígeno con mayor afinidad,
siendo por tanto seleccionadas.

39
Linfocito T
Receptor del Linfocito T
Tal y como sucede con los linfocitos B, en el caso de los linfocitos T, también existen unos receptores
específicos que les permiten el reconocimiento y reacción con las moléculas antigénicas. De este
modo la función que cumplen los receptores, BCR y TCR respectivamente, de ambas células es la
misma, diferenciándose tan sólo en el modo con que lo hacen. El linfocito B efectúa un
reconocimiento directo, es decir, reconoce a los antígenos nativos sin modificar. Por el contrario el
linfocito T necesita de un procesamiento previo del antígeno, así como que este se asocie con otra
molécula (CMH), para que pueda ser reconocido, es decir efectúa un reconocimiento indirecto.

Cada célula T presenta del orden de 50.000 receptores


idénticos. El receptor, es un heterodimero, formado por dos
péptidos denominados α y β de distinto peso molecular, unidos
por puentes disulfuro, que conjuntamente configuran el sitio de
fijación para el antígeno. Presentan, como las
inmunoglobulinas, dos dominios, uno variable, con sus zonas
hipervariables (3 CDR en cada cadena) y otro constante, que lo
hacen similar a la porción Fab de una molécula de Ig.

Esta estructura esta anidada a la superficie celular por una


región transmembrana formada por aminoacidos que se
continúa por una región citoplasmática muy corta. Al igual que
sucedía con el receptor del linfocito B, esta cortedad de la región
citoplasmática hace que la señal provocada por la unión del
antígeno no pueda llegar al interior celular (transduccion de la
señal). Por ello es necesario, al igual que en los B, la asociación
del receptor anterior, a otras moléculas para formar un complejo
receptor. En este caso dicho complejo está constituido por cinco
proteínas.

Por un lado a tres proteínas del grupo de las inmunoglobulinas denominadas γ ε y δ, que presentan
un solo dominio constante, y por otro a otra proteína, estructuralmente no emparentada con las Ig,
denominadas ζ (zeta) o η (neta), que presenta un gran tallo intracitoplasmático, y que constituyen el
grupo CD3. Una de las funciones del grupo CD3, además de la transferencia de la señal al núcleo
es facilitar la expresión en superficie del TCR. Todas estas proteínas accesorias, al contrario del
receptor presentan la porción transmembrana cargada negativamente, lo que permite la
neutralización de cargas con las porciones de las cadenas α y β del receptor, estabilizándose así la
estructura. Así al unirse el antígeno al receptor, este sufre una deformación, que es captada por el
complejo proteico circundante, cambiando la estructura del mismo generándose una señal que es
transmitida hacia el interior celular produciéndose así la interiorización de la misma.

Generación de la diversidad del TCR


La diversidad del TCR, se genera por mecanismos similares a los descritos anteriormente. La
cadena α solo contiene segmentos V y J, mientras que la β presenta V, D y J.
Las principales diferencias en relación con la diversidad presentada por las Inmunoglobulinas
radican en los siguientes aspectos:
Se calcula que el tamaño del repertorio para las células T es de 1015 a 1018.
Existen menos genes V que en las Ig, pero esto es compensado ampliamente por la mayor
diversidad de unión de los distintos genes que alcanza un orden de 1011.
Otra diferencia es que en este caso, una vez producido el gen funcional del TCR, no se producen
más cambios que alteren la especificidad o la afinidad del receptor antigénico. Posiblemente esto
es debido a la necesidad de reconocimiento de la molécula CMH.

40

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 12. El Complejo Principal de Histocompatibilidad
Conceptos históricos y definición
Hace más de 50 años, Peter Gorer y George Snell, descubrieron que todos los organismos tienen
en la superficie de la mayoría de las células unas moléculas por las que se distinguen unos
individuos de otros, dentro de la misma especie.
Originalmente, se describieron por el papel que estas moléculas desempeñaban en la
compatibilidad hística, esto es, la capacidad de aceptar un transplante de origen ajeno. Por dicho
motivo se las denomino como moléculas de histocompatibilidad. Están codificadas por un grupo de
genes que ocupan una determinada región de un cromosoma; esta región se ha denominado
complejo principal de histocompatibilidad y a las proteínas que codifican proteínas del
complejo principal de histocompatibilidad.
Como es natural, su función fisiológica no está ligada al trasplante de órganos, sino que son las
encargadas de definir la identidad celular del individuo (carnet de identidad). Van a iniciar el
reconocimiento entre lo propio y no propio, proporcionando un sistema para presentar los péptidos
antigénicos a las células T.
En el hombre dichas moléculas se encuentran en todas las células del organismo excepto en los
glóbulos rojos y los espermatozoides.
Existen dos tipos de moléculas con función similar, pero que difieren tanto en su estructura como
en los mecanismos de procesamiento y presentación antigénica. CMH-I y CMH-II

Moléculas de Clase I
Son glucoproteínas de superficie, constituidas por dos
cadenas; una cadena α y una β, más pequeña,
denominada β2-microglobulina. La cadena α está
constituida por tres dominios α1 α2 (forman la hendidura
de unión del péptido) y α3 (muy conservado. Une CD8).
La cadena α presenta una región transmembrana y otra
citoplasmática que se une al citoesqueleto. La cadena β,
se une de forma no covalente con la primera cadena (α1),
quedando el otro extremo libre, es decir sin fijar a la
membrana celular.

Los péptidos que se unen a las moléculas de clase I, proceden del metabolismo citosólico
celular. Es decir son péptidos endógenos, bien procedentes del catabolismo proteico de la célula,
o bien procedentes de infecciones víricas o patógenos intracelulares que liberan proteínas al
citosol.
La función primordial de las moléculas de CMH es la presentación de dichos péptidos a los
linfocitos T citotóxicos. Para ello y para reforzar la unión, la cadena alfa tres presenta un bucle
que sirve de unión con la molécula CD8, presente en la superficie de los linfocitos citotóxicos.

Moléculas de Clase II
Su estructura tridimensional es muy similar a las
moléculas de Clase I. Es también una glucoproteína.
Están constituidas por dos cadenas α y β. Cada una de
las cadenas está formada por dos dominios α1, α2 y β1,
β2 respectivamente, de los que los segundos dominios
son los que están unidos a la membrana, y los números
1 los que forman el surco de unión al péptido. En este
caso el péptido unido es algo más grande que en las de
clase I.
Estas moléculas de clase II sólo se podrán encontrar en aquellas células con capacidad fagocítica
y presentadoras de antígenos, como Linfocitos B, células dendríticas y monocitos/macrófagos. A
su vez estas moléculas de clase II sólo interaccionan con linfocitos CD4.

41

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Características generales del MHC
Nuestro SI ha evolucionado para evitar que el patógeno mute y evada la presentación de Ag:
moléculas de MHC de clase I y clase II poligénicas y polimórficas.
1. Poligénico: Existen varias versiones en cada célula para cada clase de molécula de
Histocompatibilidad
2. Polimórfico: Múltiples variantes alélicas en la población para cada uno de los genes.
3. Expresión codominante: Un individuo puede expresar dos alelos diferentes para cada
molécula, cada uno procedente del padre o la madre: podrían expresarse hasta 14 moléculas
distintas por célula
4. Desequilibrio de ligamiento: Se da cuando 2 alelos de loci distintos se heredan juntos con
una mayor frecuencia de la que cabría esperar.

Presentación de antígenos
Presentación de péptidos por moléculas MHC de clase I
Las moléculas de clase I cargan péptidos procedentes del citosol. Estos péptidos se obtienen al
degradar proteínas mediante el proteosoma (complejo enzimático con actividad proteasa). El
proteosoma se encarga de degradar proteínas en subunidades de 8 a 30 aa que se unen a las
moléculas de clase I. Estos péptidos son transportados desde el citosol hasta las moléculas de clase
uno a través de TAP (transportdores tipo ABC asociados al procesacmiento de Ag.)

Presentación de péptidos por moléculas MHC de clase II


Las de Clase II, no se unen a proteínas propias, porque al sintetizarse en los ribosomas y pasar al
retículo endoplasmático, lo hacen en forma de dos cadenas sueltas. Ambas cadenas necesitan,
para unirse, la ayuda de una proteína denominada "proteína invariante", que bloquea el surco de
fijación del péptido, no siendo, por tanto accesibles a los péptidos propios. Posteriormente dichas
moléculas son incorporadas a las vesículas que se fusionaran a las procedentes de la endocitosis.
En esta especie de "fagolisosoma", la proteína invariante es degradada permitiendo la unión de
péptidos procedentes de la endocitosis.

42

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Restricción MHC
Este término se refiere, al hecho de que los péptidos antigénicos solo son capaces de ser
reconocidos por los linfocitos T cuando se hallan unidos al CMH. Es decir los linfocitos T, están
restringidos por el CMH, porque solo actuaran tras la unión a esta molécula que porte un péptido
extraño. Por el contrario las células NK, no están restringidas por el CMH, por que no necesitan
unirse a él para ejercer su acción citotóxica.

Restricción CD1
El CD1 es estructuralmente similar a MHC clase I. Se
expresan en APCs profesionales: C. Dendríticas y
Macrófagos. Tiene una hendidura similar a la de MHC y
es reconocido por los linfocitos T CD4-, CD8-.
El CD1 es transportado desde la membrana hacia el RE
unido a lípidos exógenos, donde realiza un intercambio
con lípidos exógenos (bacterianos) y vuelven a salir
presentando el lípido exógeno.

43
Tema 13. Maduración de los linfocitos B y T

Desarrollo de linfocitos B en la médula ósea


A expensas de las Células Madre hematopoyeticas pluripotenciales CMPH se diferencian los
distintos progenitores, entre los que está el progenitor linfoide común (PLC). A partir de este se
generan los linfocitos B y T. Parece que la señal generada a través de un receptor de membrana
(Notch 1) induce la diferenciación hacia la línea T, mientras que la falta de esta señal lleva, por
defecto, a los linfocitos B. A lo largo de su vida, cada linfocito B pasa por una serie de estados
de maduración y diferenciación. Mecanismos de Selección de Linfocitos B:
1) Delecion clonal: Los linfocitos B que reciben una señal intensa a través de su BCR, por
ejemplo por reconocimiento de moléculas multivalentes mueren por apoptosis en la médula
ósea.
2) Reedición del receptor: Deleción de una reorganización somática que da lugar a un
receptor que reconoce ag propio en células B inmaduras, repitiéndose un nuevo proceso
de recombinación somática, para producir una Ig con una nueva especificidad.
3) Anergia: Los linfocitos que interaccionan levemente con ciertas moléculas, es decir
interaccionan con moléculas solubles, se inactivan, entrando en un estado de no respuesta,
denominado anergia. Estos linfocitos autorreactivos si bien salen de la médula ósea y
migran hacia el Bazo, no son capaces de activarse y mueren relativamente pronto

Como vemos este mecanismo, se realiza para evitar que no madure ningún linfocito que
reaccione contra moléculas presentes en la médula ósea, que son normalmente moléculas
propias, y es una cualidad importantísima para mantener la tolerancia frente a lo propio.

Una vez completada su maduración los linfocitos B se convierten en Linfocitos B maduros


virgenes. Las células B pasan a los órganos linfoides secundarios (a través de las vénulas
endoteliales altas), para comenzar su recirculación entre los órganos linfoides y la sangre. En
esta fase los linfocitos coexpresan en su membrana los receptores IgM e IgD, estando, ahora si
preparados para interaccionar con el antígeno. Si estos linfocitos no encuentran un antígeno
entran en apoptosis en pocas semanas.

Desarrollo de linfocitos T en el timo


Como en el caso de los linfocitos B, las células T derivan de la célula
madre pluripotencial en la médula ósea. En este lugar se originan
los precursores de las células T, que aún no expresan el receptor
TCR, pero que ya están comprometidas hacia la línea de linfocitos
T. Estos precursores abandonan la médula ósea y penetran en la
corteza tímica.
Los linfocitos T en desarrollo localizados en el timo se conocen
como timocitos. Los más inmaduros no expresan ni el receptor TCR
ni las moléculas CD4 ni CD8. Al principio, los timocitos, migran por
la corteza del Timo y comienzan expresando la molécula CD44, una
glicoproteína implicada en la adhesión celular y que juega un
importante papel en la llegada de los linfocitos a los órganos
linfoides secundarios y en el proceso de activación. En el siguiente
paso se comienza a expresar la CD25, comenzando a disminuir la
expresión de la molécula CD44. Durante esta etapa tampoco
expresan los marcadores de población CD4 ni CD8, razón por lo
cual estas células reciben el nombre de Dobles negativos.

Todavía en la zona cortical del Timo, los timocitos comienzan el


reordenamiento de los genes que darán lugar a la expresión de los
receptores. Parece que el reordenamiento αβ y γδ comienza
prácticamente al mismo tiempo, dependiendo de que se forme uno
u otro receptor, de cuál de ellos se reordene con éxito antes.

44

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
La cadena β se asocia con una cadena pre-α, siendo el conjunto expresado en la superficie.
Esta unión además de funcionar como un punto de control del buen ordenamiento y acoplamiento
de los genes, tiene dos funciones primordiales, por un lado favorecer la expresión de las
moléculas CD4 y CD8, y por otro estimular la proliferación de esas células. De este modo en las
células hijas expresan las moléculas CD4 y CD8 convirtiéndose así en células Doble positivas.
Una vez estas moleculas se han expresado, comienza el reordenamiento de la cadena α
definitiva.

De este modo, las células dobles positivas representan el 80% de los timocitos del Timo. De esta
población la mayoría va a morir por apoptosis durante el proceso de selección que se produce
en el timo. Finalmente los timocitos se decantan por una de los poblaciones CD4+ o CD8+,
fundamentalmente debido a la especificidad que presente el receptor del timocito hacia las
moléculas de clase I del CMH (CD8+) o hacia las de clase II (CD4+).

1. Selección positiva:
Es el proceso que hace posible la supervivencia de aquellos timocitos cuyo TCR es capaz de
unirse a los Complejos del CMH-péptido propio (potencialmente dañinas) y CMH-péptido
extraño, mientras que entran en apoptosis aquellos que no son capaces de efectuar dicho
reconocimiento. Es decir en este paso se eliminan todas aquellas células T que serían incapaces
de reconocer al antígeno en la periferia. Este reconocimiento se debe, probablemente, a un
reconocimiento débil de los complejos CMH-péptido propio, presentados por las células
epiteliales del timo.

2. Selección Negativa:
En este proceso, se elimina aquella población cuyos TCR se unen con alta afinidad al Complejo
CMH-péptidos propios. Asimismo y de forma causal también serán eliminadas las células T que
se unan con demasiada afinidad al CMH-péptido extraño. De esta forma se asegura que el
repertorio de las células T, está restringido por el CMH, y es tolerante con los antígenos propios
presentes en el timo. En este caso la selección se debe a un reconocimiento de alta avidez de
los complejos CMH-péptido.

45

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Subpoblaciones de células T y B
Poblaciones de Linfocitos T
✓ Linfocitos T citotóxicos o linfocitos CD8+ encargados de las funciones efectoras de
la inmunidad celular, mediante la interacción con un complejo «péptido-CMH-I»; los CTL
reconocen las células infectadas por el patógeno para células tumorales, y las destruyen
segregando una serie de moléculas que activan la apoptosis de la célula diana.

✓ Linfocitos T ayudantes o linfocitos CD4+: se encargan de iniciar la cascada de la


respuesta inmune coordinada mediante la interacción con un complejo «péptido-CMH-
II». Cuando se activan, los linfocitos CD4+ se especializan, diferenciándose a su vez en
linfocitos efectores, que se distinguen por el tipo de citoquinas que producen:

➢ Th1, que migran a los tejidos infectados y colaboran en la activación de


los macrófagos, ya que los Th1 segregan fundamentalmente interferón γ; los
Th1 son importantes en la defensa frente a los microorganismos intracelulares y
la inflamación;
➢ Th2, que permanecen sobre todo en los tejidos linfoides y colaboran en la
activación de los linfocitos B; los Th2 son importantes en las
reacciones alérgicas y en la defensa frente a parásitos;
➢ Th17, denominados así porque segregan IL-17; son los principales mediadores
en algunas reacciones alérgicas,

✓ Linfocitos T de memoria: son células que se generan después de la activación de los


linfocitos T, por exposición a un antígeno extraño (un patógeno). Tienen vida larga, son
funcionalmente inactivos, y pueden circular durante meses o años, preparados para
responder a nuevas exposiciones al mismo microorganismo.

✓ Linfocitos T reguladores: anteriormente conocidos como células T supresoras. Su


función principal es eliminar la inmunidad mediada por células al final de la reacción
inmune y eliminar células T auto-reactivas que escaparon al proceso de selección
negativa en el timo.

✓ Células T gamma/delta: Son un pequeño grupo de células T que poseen un TCR


específico en su superficie. Tienen un TCR compuesto por dos cadenas glucoproteicas,
una cadena γ y una cadena δ. Este grupo de linfocitos es abundante en la mucosa del
intestino. Los linfocitos γδ no presentan restricción CMH, y parece que reconocen
proteínas completas en lugar de péptidos

Poblaciones de Linfocitos B
✓ Población B2:
Es la población clásica, siendo la más abundante. Es una población que solo se divide
tras su interaccion con el antígeno y para la que es necesaria la cooperacion con los
linfocitos Th

✓ Población B1
Su desarrollo es anterior al de las células B2. Surgen de una célula troncal muy activa
en el periodo prenatal. Los anticuerpos secretados son de baja afinidad, presentando
además una propiedad que es la poliespecificidad. Después del nacimiento se siguen
produciendo células B1 en la médula. Con el tiempo la médula deja de producir células
B1, manteniéndose la población, en los adultos, de la división de la población B1
existente. Esta división o proliferación la efectúan en ausencia de antígeno
Secretan frecuentemente de forma espontánea IgM y reaccionan frecuentemente con
antígenos propios. Estos anticuerpos se denominan anticuerpos naturales. Asimismo
también secretan IgA secretora, siendo los responsables de gran parte de la presencia
de este tipo de anticuerpo en las mucosas.

46

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
✓ Población de la zona marginal del Bazo (BZM)
Es la tercera población de células B y la más desconocida en algunos aspectos. Esta
especialmente adaptada para producir grandes cantidades de IgM, en los tres o cuatro
días posteriores a la estimulación antigénica. Esto es debido a que por su ubicación esta
población es la primera en entrar en contacto con los antígenos que circulan por la
sangre. Al igual que los B1, tampoco necesitan las señales coestimuladoras propor-
cionadas por los linfocitos T y responden preferentemente a antígenos polisacaridicos.

47
Tema 14. Activación de linfocitos T

Ya vimos con anterioridad, que los linfocitos T, necesitan para su activación que les sea presentado
el antígeno, previamente procesado a través del CMH. A las células encargadas de efectuar esta
presentación se las conoce como Células presentadoras de antígenos (CPAs). Dicha presentación
se efectúa bien a través del CMH de clase II para péptidos exógenos o bien a través del CMH I para
péptidos endógenos. Sin embargo, la presentación de péptidos a través del CMH de clase dos,
está restringida a las células fagocitarias, que son las únicas capaces de expresar esta molécula.
Estos últimos tipos de células, son los que definen las denominadas células presentadoras
profesionales, ya que serían las únicas capaces de presentar péptidos antigénicos tanto a
través del CMH-I como del CMH-II

Células Presentadoras Profesionales


Las CPAs profesionales, deben cumplir dos condiciones para efectuar una adecuada activación
de los linfocitos; Por un lado deben ser capaces de presentar péptidos antigénicos junto con
moléculas CMH de ambas clases, y por otro ser capaces de provocar una segunda señal
realizada a través de las denominadas moléculas coestimuladoras, especialmente la llamada B7
Las diferentes CPAs profesionales van a diferenciarse en sus propiedades y en la expresión de
las moléculas coestimuladores y las del CMH- II.

•Macrófagos
Los macrófagos son CPAs que fagocitan activamente partículas grandes. Por su capacidad
fagocitarla tienen una importante función en la presentación de agentes infecciosos fagocitados
a las células T, no a las vírgenes. Sin embargo no tiene gran cantidad de moléculas de CMH de
clase II.
Durante el proceso infeccioso se secreta gamma-interferón que induce la expresión de moléculas
de clase II. Asimismo los microorganismos, una vez adheridos se endocitan y degradan en
endosomas y lisosomas, generándose así los péptidos que pueden unirse a las moléculas clase
II y presentarse sobre la membrana celular. Otra vía de estimulación de expresión de moléculas
de clase II la constituye la propia presencia y fagocitosis del patógeno. Los receptores que
reconocen los componentes comunes microbianos es probable que medie también la actividad
coestimuladora, ya que la exposición a un simple componente microbiano puede inducir la
expresión de moléculas B7 sobre la superficie de la mayoría de los macrófagos.

48

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


•Linfocito B
Gracias a sus receptores de membrana, inmunoglobulinas que fijan a los antígenos, las células
B pueden actuar en la presentación antigénica. Las células B, están adaptadas para capturar
específicamente moléculas solubles a través de sus receptores de superficie, interiorizando
posteriormente todo el conjunto (receptor y antígeno). A continuación tiene lugar el
fraccionamiento (procesamiento), tras el cual, los péptidos resultantes vuelven a la superficie de
la célula unidos a moléculas de Clase II del CMH. Sin embargo, las células B no tienen actividad
coestimuladora de forma constitutiva pero hay una serie de productos microbianos que la pueden
inducir mediante la expresión de B7.1 la cual se identificó inicialmente como una molécula
expresada por las células B activadas mediante LPS bacteriano. Esto explica el por qué es
imprescindible inyectar adyuvantes bacterianos para obtener una respuesta inmune a proteínas
solubles que requieren a las células B como CPAs

•Células dendríticas
Son las especialistas en presentar los antígenos a las células T vírgenes. Sin embargo, esta
función solo la realizaran las células dendríticas maduras que se convertirán en las estimuladoras
más potentes de los linfocitos T vírgenes. Las mieloides tienen una importancia crucial en la
activación de los linfocitos T vírgenes, las linfoides (plasmocitoides) están especializadas en la
polarización (Th1 o Th2) de la respuesta

➢ Células dendriticas de origen linfoide


Se presentan, igualmente, en dos estados, inmaduro y maduro. Su aspecto morfológico es
similar a las células plasmáticas. A diferencia de las anteriores las dendriticas
plasmocitoides se ubican en la circulación y en los órganos linfoides secundarios y apenas
tienen capacidad endocítica. Después de su activación estas células maduran por dos vías
principales:
1. Mediada por IFN-I, producidas por ellas mismas frente a la infección viral. Esta vía
favorece la producción de IFN-γ e IL-10, que lleva hacia un tipo de respuesta Th1.
2. Mediada por IL-3, producida por eosinófilos, mastocitos y basófilos, en respuesta a
las infecciones parasitarias. Esta segunda vía favorece la producción de IL-4, IL-5
e IL-10, que promueven hacia un tipo de respuesta Th2

➢ Células Dendríticas de origen mieloide


➢ CD inmaduras: Las CD inmaduras se encuentran de forma permanente en los tejidos
periféricos cumpliendo dos funciones esenciales:
1. Capturar y procesar antígenos en los tejidos periféricos. La captura de antígenos
la efectúan sobre todo por endocitosis. Los receptores principales que actúan en
la endocitosis serian; receptores para la fracción Fc de los anticuerpos, receptores
CR3 y CR4 que actúan ligando fragmentos derivados del C3 y receptores lectina
tipo C (CLR). Estos últimos, parece que esta involucrados en la presentación
cruzada, presentando los antígenos interiorizados tanto por la vía del CMH-II
como del CMH-I, parece ser que al liberar el antígeno directamente en el
citoplasma celular.
2. Función de inmunovigilancia, al actuar como sensores del proceso inmunológico
en el tejido periférico. El mismo tipo de célula enfrentadas a diferentes procesos
inflamatorios maduraran hacia perfiles diferentes, bien Th1, o bien iniciaran un
proceso de tolerancia inmunológica.
➢ CD maduras: Una vez que las CDs inmaduras, han recibido estímulos inflamatorios o
microbianos, a través de los TLR, que reconocerían los PAMPs, se produce la
maduración. Además de la maduración inducida por estímulos microbianos, las CDs
pueden madurar por otros estímulos como son citoquinas, por contacto con células NK,
así como por linfocitos T. Durante este proceso se producen una serie de cambios:
1. Disminución de su capacidad para capturar antígenos.
2. Aumento de la expresión del CMH-I y sobre todo CMH- II, lo que les permite
presentar los péptidos de las proteínas que adquirieron en la fase inmadura de
una forma estable y prolongada.
3. Se produce un incremento notable de la migración de las CDs inmaduras a los
ganglios linfáticos, donde en caso de infección se aglomeran las CDs maduras

49

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Activación de linfocitos vírgenes
Linfocitos CD4
La respuesta adaptativa se inicia en los órganos linfáticos secundarios. En este lugar, se congregan
las células dendríticas que captaron el antígeno en la periferia y migran a su vez los linfocitos
vírgenes. La interacción entre ambas células comienza por las ICAM-1 e ICAM-2 en la célula
dendrítica e integrinas (LFA-1), expresada sobre los linfocitos T. Con esta interacción se logra una
unión transitoria, pero suficiente para que el linfocito T pueda explorar al CMH, y en su caso, si
encuentra al péptido adecuado, unirse al complejo CMH-peptido.

Para provocar la activación del linfocito es necesaria una segunda señal que va ser proporcionada
por las moléculas coestimuladoras expresadas en la célula dendrítica y el linfocito T. La principal
pareja de moléculas coestimuladoras, son la CD28 y B7. La primera se expresa en las células T
activadas y la segunda de forma constitutiva en las CPAs. Esta segunda señal provoca que los
linfocitos T comiencen a secretar IL-2, a la vez que expresan un receptor de IL-2 de alta afinidad,
induciendo la proliferación nuclear

Los linfocitos, una vez activados, expresan el ligando del CD40 presente en las CPAs (CD40L).
De esta manera los linfocitos activados, migran al lugar de la infección e interactúan con las
células dendríticas inmaduras promoviendo su maduración y su migración a los ganglios
linfáticos. Estas expresaran a su vez moléculas B7, que se traducirá en una mayor estimulación
de T vírgenes.

La activación descontrolada supone a su vez un riesgo muy peligroso para el propio individuo.
Es por tanto necesario que existan mecanismos de control:
El principal mecanismo de control es la formada por CTLA-4-B7: Después de la activación, se
produce la expresión en la superficie de los linfocitos de CTLA-4, que se une a B7
proporcionandouna señal inhibitoria.
Otro mecanismo de control es el sistema Fas-FasL. El FasL lo expresan solo los linfocitos
activados no los vírgenes que interacciona con la molécula Fas expresada constitutivamente en
los linfocitos disparando la vía de la caspasas que termina con la apoptosis celular.

Linfocitos CD8
Los Tc pasan al ganglio donde interactúan las células dendríticas para testar la presencia de
péptidos unidos al CMH-I. La primera interacción entra las dos células se establece a través de
moléculas de adhesión. Si en ese periodo estas células con CD8 no “encuentran” el antígeno,
retornan a la circulación sanguínea a través de los vasos linfáticos eferentes. La activación de
los linfocitos CD8, requieren de dos señales: el reconocimiento a través de su TCR, y la señal
coestimuladora. Existen básicamente dos casos distintos de de activación de las células CD8:

50

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


➢ Si la célula dendrítica no está infectada, la presentación de los péptidos de virus
bacterias o células tumorales se debería hacer normalmente por la vía del CMH-II. Para
paliar este problema, pues como sabemos el TCR del Linfocito CD8 (LTc) reconoce solo
el CMH-I, la célula dendrítica tienen la capacidad especial de transportar los antígenos
ingeridos por vía endocítica al citosol celular y procesarlos entonces como antígenos
endógenos y presentarlos por el CMH-I. A este proceso se le denomina presentación
cruzada. A continuación si la CPA tiene suficientes moléculas coestimuladoras B7, el
LTc recibiría las dos señales necesarias y podría, por tanto activarse. La IL-2, necesaria
para el proceso de proliferación puede proceder de la misma célula CD8 activada, en
una acción autocrina, o bien de células CD4 activadas por el procedimiento descrito
anteriormente, en una acción paracrina.

➢ En el caso de que la propia célula dendrítica este infectada el proceso de presentación


será a través del CMH-I. La célula dendrítica implicada podrá tener suficientes
moléculas coestimuladoras B7 en su superficie como para producir la segunda señal
que hará entrar en el proceso de activación y expansión a la célula CD8. Si ese es el
caso, la IL-2 necesaria para llevar a cabo la entrada en el ciclo celualr puede proceder
de forma autocrina, del mismo LTc o paracrina de Linfocitos CD4 activados.

Los linfocitos CD8 requiere una actividad coestimuladora siendo necesario la cooperación de
los linfocitos CD4, a través de una interacción previa de las células dendríticas con estas a través
de la pareja CD40-CD40L que llevara a a celula dendritica a incrementar la expresión de las
moléculas coestimuladoras B7. Dentro de estos habrá casos en que la señal coestimuladora
alcanzara el umbral suficiente como para que la CD8 se active y produzca IL-2 que la llevara
finalmente a la proliferación. Pero en otros casos no se alcanzara dicho umbral siendo por tanto
necesario que sea la célula CD4 la que proporcione la IL-2 necesaria para provocar la expansión
clonal de la célula CD8 en una acción paracrina.

51
Tema 15. Proliferación y diferenciación de linfocitos T

Poblaciones de linfocitos
La célula progenitora linfoide en la médula ósea se decanta gracias a la presencia de Notch,
hacia una de las dos grandes poblaciones linfocitarias; Linfocitos B o Linfocitos T. La célula
progenitora comprometida con la línea T produce precursores inmaduros que emigran al timo y
se desarrollan hasta alcanzar la madurez. En él y dependiendo de diversos factores el linfocito
se decanta hacia la población δ, minoritaria o hacia la población αβ. A su vez, dentro de la
subpoblación alfa/beta se distinguen los CD4+ y CD8+, según expresen una u otra de estas
moléculas accesorias en su superficie. Los CD4+ son los linfocitos T cooperadores (Th), que
prestan su ayuda a las células encargadas de la defensa frente a los patógenos intracelulares
(Inmunidad celular) o frente a los patógenos extracelulares (Inmunidad humoral), mientras que
los CD8+ son las células T citotóxicas encargadas de destruir a las células infectadas. Dentro
del primer grupo (LTh), existen otras dos grandes poblaciones, una con propiedades efectoras,
y otra con propiedades reguladoras. Dentro de cada uno de estos grupos se encuadran diferentes
tipos de linfocitos con propiedades diferentes. Así dentro de los linfocitos Th se pueden distinguir
diferentes subpoblaciones de linfocitos efectores: Th0, Th1, Th2 y la de más reciente
descubrimiento la Th17. Asimismo, recientemente se ha descubierto que en la población TC,
también existen dos poblaciones con propiedades efectores diferentes.

Diferenciación de linfocitos T
La activación linfocitaria, lleva como hemos mencionado a la expansion clonal. Paralelamente a
la expansión se produce la diferenciación. Mediante este proceso los linfocitos se van a
diferenciar en diferentes poblaciones que tendrán diferentes capacidades efectoras. Así la
activación de las células CD8 las conduce a su diferenciación en células citotóxicas, mientras
que la de las CD4 las lleva a diferenciarse en tres perfiles diferentes; Th1, Th2 y Th17, que
difieren en las citoquinas que producen y en su función

Como ya indicamos, la activación linfocitaria requería de dos señales. Para el proceso de


diferenciación es necesaria una tercera señal, conocida como señal polarizante que
establecerá, para los linfocitos T CD4, si el linfocito se diferenciará como Th1, Th2, Th17 o Treg
(polarización funcional). La cuarta señal estimula a los linfocitos a expresar receptores de
localización que les permiten dirigirse a los tejidos donde se halló el antígeno.

52

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Diferenciación celular Th (CD4)
Las células CD4 se van a diferenciar principalmente, en tres perfiles Th1, Th2 y Th17. El que se
tome un camino u otro va a venir determinado por un lado de las condiciones genéticas del sujeto y
por otro por los estímulos presentes en las primeras fases de la respuesta inmunitaria Entre los
múltiples factores implicados se encuentran: el tipo de antígeno, la afinidad de unión, las células que
intervienen en primera instancia y el perfil de citoquinas secretadas por diversos tipos celulares.
Entre estas destacan las células NKT y las células dendríticas, tanto mieloides como plasmo-
citoides, macrófagos etc. La diferente estimulación de estas células hace que pongan en marcha
vías de señales diferentes que hace que se secrete de forma directa o indirecta IL-12 que guiara la
diferenciación Th1 o IL-4 que lo hará hacia la Th2.
Las células dendríticas procedentes de los tejidos periféricos y que llegan a los órganos linfoides
secundarios van a presentar características funcionales diferentes dependiendo del PAMP
reconocido y, por tanto del PRRs activado durante su encuentro con el antígeno. En función de ello,
las células dendríticas, junto a las NKT activadas y otras células que también pueden intervenir, van
a secretar diferentes citoquinas, que en definitiva dirigirán la diferenciación de las CD4 hacia uno u
otro perfil. Esta secreción se conoce como señal polarizadora (señal 3) y que se uniría a los dos
necesarias para la activación del linfocito. Esta señal esta mediada por factores solubles o ligados a
la membrana

Polarización Th1
Podemos distinguir tres vías diferentes de inducción de la respuesta Th1:
1. Microorganismos se unen a receptores tipo Toll, determinados de macrófagos y células
dendríticas, y las activan para que secreten IL-12.
2. Otros estimulan a linfocitos NK y linfocitos T activados para que secreten γ-IFN, que a su
vez al unirse a los receptores sobre los macrófagos y CDs induce a estas a secretar IL-12
3. La interacción CD40-CD40L con la célula dendrítica promueve a esta la secreción de IL-12.
El principal regulador de la diferenciación Th1, a nivel celular es el factor T-bet. que induce la
secreción de la citoquina γ-IFN. Entre todas las citoquinas la que ejerce una acción más polarizante
Th1 es la IL-12. Esta ejerce su acción a través de un receptor de alta afinidad, que solo se expresa
en células activadas. Así las células diferenciadas en el perfil Th1, mantienen ese receptor, mientras
que las diferenciadas hacia un perfil Th2 lo pierden.
Otra de las citoquinas involucradas en este perfil Th1, es la IL-18, que favorece la diferenciación Th1
e incrementa en estas células la producción de γ-IFN, que a su vez favorece la diferenciación Th1.
Su receptor solo es expresado por linfocitos CD4 activados y dirigidos hacia el perfil Th1.

Puesto que la respuesta Th1 requiere su presencia en el foco inflamatorio, por ello una vez
activados pierden la expresión de la selectina L y el receptor de la CCR7, moléculas relacionadas
con la migración de los linfocitos vírgenes a los ganglios linfáticos yexpresaran ligandos para las
selectinas E y P, moléculas de adhesión del endotelio de los tejidos inflamados. Todo ello hace
que las células Th1, sean reclutadas rápidamente en el foco inflamatorio.

53

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Respuesta Th1
Las funciones primordiales de la respuesta Th1,se podrían resumir básicamente en cinco puntos:
1. Inducción de una respuesta inflamatoria local
2. Activación de macrófagos
3. Activación de células NK
4. Activación de células CD8
5. Expansión clonal de linfocitos T activados

Al favorecer el desarrollo y activación de las células CD8 y de las NK, hace a la respuesta Th1,
especialmente eficaz en la lucha contra patogenos intracelulares, siendo su actividad más
relevante la lucha antiviral.

Polarización Th2
Sucede normalmente con infecciones por helmintos o alérgenos. Se produce cuando hay una
estimulación crónica de linfocitos T sin que se produzca una reacción inflamatoria intensa ni
activación fuerte de los macrófagos.
El mismo papel que cumple la IL-12 en la diferenciación Th1, lo cumple la IL-4 en cuanto a la
diferenciación hacia Th2. La IL-4 es capaz de interactuar también con el receptor de la IL-13, lo que
explicaría que ambas citoquinas medien funciones comunes
La primera IL-4 que aparece y que debería de empezar a inclinar la balanza hacia la diferenciación
Th2, podría proceder de:
1. Células NKT CD4
2. Mastocitos
3. Linfocitos T CD4. Estos secretarian una pequeña cantidad de IL-4. Si el antígeno es
persistente, esta presente a alta concentración y no desencadena reacción inflamatoria, que
provocaría la síntesis de IL-12, la concentración local de IL-4 iría aumentando
progresivamente hasta provocar una diferenciación creciente hacia la población Th2.

Respuesta Th2
La función primordial y casi exclusiva de las células Th2 es colaborar con los linfocitos B en los
órganos linfáticos secundarios a fin de llevarles hacia la producción de diferentes tipos de
anticuerpos de tipo neutralizante, especialmente IgA e IgE. Otra de sus funciones destacadas,
es secretar citoquinas capaces de activar a eosinofilos y mastocitos, células fundamentales en
la respuesta antiparasitaria.
Aunque clásicamente se ha relacionado siempre la activación del macrófago con una respuesta
Th1, recientemente se esta postulando que el macrófago puede activarse de dos maneras
diferentes, conocidas como vía clásica y vía alternativa, y que responden básicamente a los dos
perfiles Th1 oTh2 respectivamente.

Polarización Th17
Los linfocitos Th17 se caracterizan por producir IL-17, TNF-alfa, IL-6, IL-22. Desempeñan un
papel fundamental en la respuesta contra bacterias de crecimiento extracelular y hongos.
Las citoquinas que intervienen en la polarización hacia Th17 son el TGF-Beta, IL-6 e IL-23. Las
primeras promueven la diferenciación a Th17 y la IL-23 es la que finalmente induce la
proliferación.
Su característica principal es que no secretan g-IFN ni IL-4, pero si IL-17. Esta citoquina es
esencial en el reclutamiento, activación y migración de otras células del sistema inmune,
especialmente neutrófilos. Por ello una de las principales funciones de esta población es capaz
de inducir reacciones inflamatorias mediadas por neutrofilos.

Respuesta Th17
La respuesta Th17, esta inclinada hacia la proliferación y reclutamiento de polimorfonucleares,
en la defensa frente a bacterias extracelulares e infecciones fungicas, potenciando la reacción
inflamatoria aguda. La IL-17 también promueve la producción de quimiocinas y citosinas
inflamatorias

54

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tipo Agente estimulador Factor de Citocinas secretadas
celular diferenciación
Th1 Bacterias intracelulares y virus IL-12 I L-2 , IFN gamma
TH2 Helmintos IL-4, IL-4, IL-5, IL-13, IL-10
TH17 Bacterias extracelulares y TGF-b, IL-6 IL-17,IL-6
hongos

Diferenciación celular Tc (CD8)


El proceso de activación, expansión clonal y diferenciación a linfocitos citotóxicos se completa
en aproximadamente cinco días tras su encuentro con el antígeno. Una vez que los linfocitos se
han activado, abandonan el ganglio linfático y se dirigen hacia el tejido inflamado en busca de
células que presenten a través de su CMH-I el mismo péptido que los activo en el ganglio. Para
salir del ganglio y dirigirse hacia su destino específico, los linfocitos CD8, cambia su patrón de
moléculas de adhesión, a fin de poder reconocer el tejido inflamado. Una vez en el lugar, las
células CD8 contactan con todo tipo de células, si no reconocen el peptido especifico se
desacoplan y continúan su inspección. Pero si reconoce el peptido antigénico se produce un
cambio de afinidad se estabiliza la unión entre el linfocito CD8 y la célula “diana” y el linfocito
comienza a ejercer su acción citotóxica sobre la misma.

1. Destrucción de células infectadas por un mecanismo citotóxico


El mecanismo citotóxico puesto en marcha por las células CD8, se produce por inducción
de apoptosis en la célula infectada de la misma manera que hemos visto que se producia
en las células NK. Es decir bien mediante la liberación de perforinas y granzymas o bien
a través del sistema Fas-FasL.

2. Secreción de un amplio rango de citoquinas y quimioquinas


Aunque la secreción de perforinas y granzymes es la función principal de los LTC para
eliminar la infección también contribuyen a la defensa mediante la secreción de
citoquinas tales como IFN-γ, TNF-α y TNF-β. El IFN-γ inhibe directamente la replicación
viral y también induce la rápida expresión de moléculas Clase I y de las proteínas que
dirigen su plegamiento en las células infectadas. Esto aumenta la posibilidad de que las
células infectadas sean reconocidas como células blanco. También activa a los
macrófagos, reclutándolos hacia el sitio de la infección para que allí actúen tanto de
células efectoras como de células presentadoras.

55
Tema 16. Activación de linfocitos B

El proceso de activación de los linfocitos B y la generación de células productoras de anticuerpos


consta de fases secuenciales. Tras lo cual los linfocitos B se diferencian en células efectoras
(secretoras de anticuerpos) y en células de memoria.
La activación de las células B y su diferenciación en células productoras de anticuerpos se induce
por el antígeno y, normalmente, requiere la ayuda de las células T ayudadoras (Th2). Estas
células T controlan el cambio de clase y promueven la maduración de la afinidad de los
anticuerpos a lo largo de la respuesta humoral.
Como hemos visto, para la activación de todas las células son necesarias, al menos dos señales,
una la proporcionada por la unión al antígeno y la otra mediada por la señal coestimuladora. Que,
en este caso, va a ser proporcionada por el linfocito Th2 específico. Esta cooperación se produce
para los antígenos Timo-dependientes. Los antígenos timo independientes pueden inducir
directamente la producción de anticuerpos en ausencia de ayuda T que además del
reconocimiento suministran también la segunda señal mediante el reconocimiento de un
constituyente microbiano común.

Linfocitos B2 (antígenos timo-dependientes)


En primer lugar se produce una competencia entre las células B vírgenes para entrar en el folículo
linfoide primario. Este es un lugar donde conviven células B vírgenes y las células dendríticas
foliculares. Los linfocitos salen del ganglio por el canal eferente y recirculan entre los distintos
órganos secundarios durante un cierto periodo de tiempo. Las células B que consiguen entrar en
el folículo, al recibir las señales de supervivencia, viven durante 3-8 semanas, a menos que
reciban estímulos por su encuentro con el antígeno específico.

Las células B a través de su receptor reconocen un determinado epitopo del antígeno.


Posteriormente, todo el conjunto es endocitado, degradado y presentado junto con las moléculas
de clase II, funcionando así y como ya hemos descrito como células presentadoras de antígeno.
Estos complejo CMH-II/péptido, Tras su activación las células CD4+ expresan sobre su
membrana la molécula CD40L, que se unirá a su correspondiente ligando CD40, situado sobre
la superficie de los linfocitos B. A su vez, estas Th2 efectoras ya son capaces de secretar IL-4.
Esta de forma paracrina actúa selectivamente sobre la célula B blanco específica del antígeno.
La acción conjunta de CD40L-CD40 e IL-4 produce la activación y proliferación. El resultado final
de todo este proceso, en la respuesta primaria, es primero la expansión clonal y la conversión
de las células B en plasmocitos, o células secretoras de anticuerpos.

Dado que las células B, no pueden activarse, proliferar, formar centros germinales ni
transformarse en plasmocitos a menos que encuentren una Th2 específica para uno de los
péptidos derivados del antígeno en cuestión. La respuesta humoral no comenzará hasta después
de la formación de las células T efectoras específicas del antígeno.

56

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Centro Germinal
La formación de centros germinales se produce en ganglios linfáticos y en otros tejidos linfoides
secundarios como el bazo y las placas Peyer.
Como ya sabemos las células dendríticas, encargadas de fagocitar al antígeno en la periferia,
acuden a los ganglios por los canales aferentes. A su vez los linfocitos vírgenes ingresan en los
ganglios por las HEV, siendo retenidos y activados los que reconocen un antígeno específico.
Esta migración está dirigida por la quimioquina CXCL13, que los atrae hacia la zona del folículo
primario.
Cuando en el folículo, el linfocito entra en contacto con el antígeno expresa el receptor CCR7
que los atrae hacia la zona paracortical del ganglio, región rica en linfocitos Th2 activados. De
esta manera en el borde del folículo se produce el encuentro y la colaboración T-B. Estas células
proliferan y algunos linfocitos B abandonan este folículo convirtiéndose en plasmocitos. Otros
linfocitos B migran hacia el interior del folículo primario, donde proliferan y dan lugar a la
formación del Centro Germinal.

• Cambio de isotipo: Esta dirigido por determinadas citoquinas y es necesario el ligando


de CD40 del Linfocito Thf. Cada isotipo actua en una serie diferente de funciones
efectoras.

• Maduración de la afinidad
La división de los centroblastos va acompañada de una hipermutación de la región V de
los genes de las Inmunoglobulinas, que dará lugar a cambios en la afinidad de estas por
el antígeno. Cuando un centroblasto individual cesa de dividirse entra en contacto con
las células dendríticas foliculares (CDF), cuya misión será interaccionar con los linfocitos
B, para seleccionar aquellos cuya afinidad por el antígeno haya aumentado.

57

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Linfocitos B1 y B (antígenos timo-independientes)
• Ags TimoindependeintesTI-1:
-A altas concentraciones producen una activación policlonal de los LBs. Se les llama
mitógenos de LB (inducen la mitosis). Ejem LPS: (al unir CD14 y asociarse al TLR-4
(receptor Toll).
-A bajas concentraciones sólo activan a los LB que posean además una Ig en membrana
específica para dicho Ag.

• Ags TimoindependeintesTI-2:
-Principalmente responden a ellos los LB1 (CD5 positivos) y linfocitos B de la zona
marginal del bazo que no recirculan
-Mecanismos de activación de los Ags TI-2: entrecruzamiento de varios receptores. EL
LB pasa convertirse en un plasmablasto que produce IgM.
-Normalmente no hay cambio de clase a IgG pero DCs y Mø pueden proporcionar
coestimulación que induce cambio de isotipo para producir IgG.

58

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 17. Memoria Inmunológica

Se trata de una propiedad por la que la respuesta adaptativa responde con mayor celeridad y
potencia, es decir con mayor eficacia, a la exposición repetida frente a un antígeno. Esta
propiedad se debe a la existencia de linfocitos T y B de memoria, que pueden sobrevivir muchos
años y que “recuerdan” el agente especifico, para el que se activaron, y que pueden responder
de una manera más eficaz ante una nueva entrada del mismo.

Hay dos teorías que hablan sobre la persistencia de niveles adecuados de anticuerpos
específicos:
1. supervivencia de plasmocitos (células plasmáticas) de larga vida media
2. generación de plasmocitos (células plasmáticas) a partir de linfocitos de memoria
activados por antígeno específico o por reacción cruzada

Así mientras que ciertas pautas de vacunación exigen dosis de refuerzo cada cierto tiempo y
que inducen a pensar, que el sistema inmune necesita de esa reexposicion antigénica, y que por
tanto sería cierta la segunda de las teorías. No es menos cierto que para ciertos agentes
infecciosos, sin haber dosis de recuerdo, la inmunidad se mantiene de por vida, lo que
respaldaría la primera de las teorías.

Los linfocitos T de memoria


Los linfocitos T de memoria son heterogéneos en cuanto a su fenotipo, pudiendo derivar tanto
de CD4 como de CD8. Asimismo pueden proceder de la población Th0, antes de comprometerse
hacia el perfil Th1 o Th2, y también pueden proceder de alguna de estas poblaciones una vez
diferenciadas, conservando posteriormente sus perfiles respectivos después de la reactivación.

Parece ser que el mantenimiento de los linfocitos T de memoria dependen de la existencia de


citoquinas existentes en los tejidos y que favorecen una actividad proliferativa de bajo nivel. La
principal que actúa en este sentido es la IL-7, cuyo receptor es expresado a alto nivel en estas
poblaciones, pareciéndose en esto a los vírgenes, pero diferenciándose de los efectores. Se ha
comprobado que esta proliferación es independiente de su estimulación a través del CMH. Entre
las moléculas de superficie que expresan destacan la CD44 y una isoforma especifica de CD45,
que es la CD45O, y que se diferencia de la que presentan los vírgenes que es la CD45A

De acuerdo con sus preferencias de alojamiento y recirculación, los linfocitos T de memoria se


subdividen en dos poblaciones.
✓ Linfocitos T de memoria central, van a expresar CCR7 y selectina L, como los vírgenes;
que los van a llevar y a alojar en los ganglios linfáticos. Su principal misión no es efectora,
sino la rápida proliferación, para generar grandes cantidades de linfocitos efectores.
✓ Linfocitos T de memoria efectores no expresan CCR7 ni Selectina L, y recirculan
preferentemente por los tejidos periféricos. Tras su contacto con el antígeno secretan de
forma rápida citoquinas efectoras, especialmente IFN-γ, estando por tanto preparada
para una respuesta rápida inicial efectora.

59
Celulas T CD4 necesarias para el desarrollo de LT CD8 de memoria
La activación de los CD8+ vírgenes por microbios que no provocan inflamación requiere la
colaboración de las células CD4+ para que activen a las DCs. Debe recordarse que estos CD8+
vírgenes necesitan para la activación un mayor esfuerzo coestimulador que para las células
CD4+.
La mayoría de las CD8+ efectoras mueren por apoptosis tras la respuesta quedando un pequeño
remanente con células T CD8+ de memoria. La decisión de seguir uno de estos dos caminos
parece depender del tipo de molécula CD8; la mayoría de las moléculas CD8 son alfa/beta y
unas pocas alfa/alfa. Estas células con homodímero CD8 son las precursoras de las células de
memoria de vida larga. En cuanto al mantenimiento de la memoria a lo largo del tiempo, depende
de las citocinas IL-7 mantiene la supervivencia tanto de las células vírgenes como de las de
memoria.

Linfocitos B de memoria
Su generación sigue siendo una incognita, no estando aclaradas las razones del porque unos se
convierten en plasmocitos y otros en células de memoria quiescentes. Los linfocitos B de
memoria, expresan diferentes isotipos en su membrana como IgG, IgE o IgA, mientras que los
vírgenes sólo expresan IgM e IgD. En el hombre un marcador importante para los linfocitos B de
memoria es el CD27. Al igual que ocurre con los linfocitos T, una subpoblación permanece en el
ganglio linfático, mientras que otra subpoblación recircula entre los órganos linfoides
secundarios.

60

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 18. Regulación y homeostasis del sistema inmunitario

Concepto
Se puede instruir al sistema inmune para que no rechace a un antígeno particular. El fenómeno
se denominó Tolerancia inmunitaria. El resumen del trabajo es el siguiente: Los ratones blancos
de la cepa A rechazan los trasplantes de piel de los ratones oscuros de cepa B. Si antes del
nacimiento del ratón A se le aplican células de ratón B puede, después de su nacimiento, aceptar
los trasplantes de piel de ratones B. Por tanto, el tratamiento prenatal ha inducido tolerancia del
ratón A frente a los antígenos CMH del ratón B.

Tolerancia Central
Ya vimos estos conceptos en el capítulo dedicado a maduración de los linfocitos, como se
producía la tolerancia central de la población linfocitaria en los procesos de selección negativa
llevados a cabo en los órganos linfoides primarios, durante el proceso de maduración de los
linfocitos.

Tolerancia Periférica
Sin embargo, estos mecanismos centrales no son útiles frente a otros antígenos de localización
exclusivamente periférica y que deben ser tolerados por nuestro sistema inmunitario. Por ello
deben existir otros mecanismos adicionales de tolerancia que impida que se produzcan
patologías autoinmunes desencadenadas por esos antígenos periféricos. Este mecanismo
adicional que opera sobre los linfocitos maduros, y no en el periodo de maduración e los linfocitos
se le conoce como Tolerancia Periférica.
1. Anergia (falta de respuesta)
Pérdida de la capacidad de respuesta a su antígeno de células concretas. Se produce
cuando la célula presentadora de antígeno confiere estimulación antigénica al linfocito
Th (1ª señal) en ausencia de coestimulación antigénica (2ª señal).
2. Ignorancia clonal.
Se entiende por ignorancia clonal el mecanismo por el cual los linfocitos T no detectan
la presencia de células propias de manera adecuada. Esto podría ser por la presencia
de barreras anatómicas interpuestas entre las propias células autorreativas del
organismos y los linfocitos T o por otras causas. Entre estas causas se podrían destacar
que una mayor parte de las células parenquimatosas de los tejidos periféricos -desde las
células musculares a las neuronas- no expresan moléculas de MHC de clase II, un
requerimiento esencial para el reconocimiento de los antígenos por parte de los linfocitos
CD4+ de tipo colaborador.
3. Supresión de linfocitos autorreactivos
Los clones autorreactivos han de ser silenciados para evitar su reactivación y que den
origen a patología autoinmunes. Esta acción es llevada a cabo por las poblaciones de
linfocitos reguladores (Treg). Subpoblación de linfocitos CD4, cuya función es doble: Por
un lado suprimir la respuesta inmunitaria contribuyendo a la homeostasis y por otro
mantener la autotolerancia.

Linfocitos T reguladoras
Poblaciones
Naturales: La mayoría de las células Treg que se encuentran en sangre se originan en el timo y
se las conoce como células Treg naturales.
Inducibles: También, aunque hay otras células T CD4+ reguladoras inducibles que se originan
en tejidos periféricos, las que mejor se conocen son las células T reguladoras inducibles (Tr1) y
las TH3.

• Las Tr1 se diferencian tras la presentación del antígeno por células dendríticas
inmaduras en presencia de citocinas como la IL-10. Se localizan en tejidos inflamados y
realizan su función supresora de una forma no dependiente del antígeno, a través de
citocinas supresoras como IL-10 y TGF-â.

61

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


• Las células TH3 son células productoras de TGF-β con un funcionamiento muy similar
al de las Tr1. Se las ha descrito en las placas de Peyer y los ganglios mesentéricos.
Realizan su función supresora las Treg de forma antígeno específica a través de señales
dependientes del contacto celular y de la secreción de IL.

Mecanismos de acción
• Por contacto físico
o Efecto citolítico. Mediado por granzimas,
las cuales producen activación de la vía de
las caspasas; y perforinas, que producen
lisis osmótica. Mediante ambos
mecanismos, provocan la muerte del
linfocito T efector.

o Inhibición de la maduración y función de las células presentadoras de antígeno


(ACPs). Esta inhibición se lleva a cabo a través de la unión del TCR del linfocito T
regulador, con el MHC clase II de las células presentadoras de antígeno; y a través
de la interacción entre el receptorCTLA-4 del linfocito T regulador con las
moléculas CD80/CD86 de las células presentadoras de antígeno. De esta forma, se
induce una respuesta que inhibe maduración y funcionalidad de las células
presentadoras de antígeno.

• Por factores solubles


o Supresión mediada por citocinas. Esta
supresión ocurre por la secreción de las
citocinas antiiflamatorias tales como IL-
10 y TFG-beta, que actúan directamente sobre
la población de linfocitos T efectores, o bien
tienen un efecto inhibidor sobre las células
presentadoras de antígeno (APCs), induciendo
de esta manera una respuesta de tolerancia.

o Supresión mediada por competencia. Esta competencia se basa en la utilización


de factores de crecimiento (por ejemplo IL-2) tanto por los linfocitos T reguladores
como por las células efectoras, al no
existir la posibilidad de proliferación
de estas últimas, se acaba
induciendo la apoptosis de esta
población, así como la interferencia
en sus mecanismos de activación.

62

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Homeostasis de la respuesta Inmune
La homeostasis es el estado de equilibrio dinámico o el conjunto de mecanismos por los que
todos los seres vivos tienden a alcanzar una estabilidad en las propiedades de su medio interno
y por tanto de la composición bioquímica de los líquidos, células y tejidos, para mantener la vida,
siendo la base de la fisiología.

Lo mencionado hasta ahora ha tratado sobre el silenciamiento de los clones autorreactivos


existentes en la periferia, pero la regulación no tiene exclusivamente esta finalidad, sino también
devolver a la normalidad a aquellos clones que se han activado como consecuencia de su
exposición a un antígeno.

La homeostasis es un proceso general, si bien hay que tener en cuenta que no todas las personas
responden por igual a los mismos antígenos, ya que ello va a depender del haplotipo y del
repertorio B y T que presenten. Así puede haber personas que no sean capaces, o lo hagan mal,
de unir algún péptido en particular a su CMH, por las características intrínsecas de este. Estos
individuos son denominados bajos respondedores. Esto explicaría en gran medida el distinto
comportamiento que tenemos cada uno de nosotros ante una infección en particular.

63
Tema 19. Respuesta inmunitaria frente a infecciones
Patogeno Enfermedad Mecanismos de patogeneicidad
Bacterias extracelulares
Staphylococcus aureus Infecciones cutáneas Endotoxinas y superantigenos
Intoxicaciones alimentarias
Streptococcus pyogenes (group A) Faringitis Estreptolisina-0
Pneumonia, meningitis Pneumolisina
Escherichia coli Infecciones urinarias Toxinas
Gastroenteritis Secreción de cloruros
Incremento secreción citoquinas
Clostridium tetani Tetanos Alteraciones placa motora
Bacterias intracelulares
Mycobacterias Lepra / Tuberculosis Destrucción tisular./inflamación granulomatosa
Legionella pneumophila Enfermedad del legionario Citotoxina con daño pulmonar
Hongos
Candida albicans Candidiasis Se une a proteínas del complemento
Aspergillus fumigatus Aspergillosis Invasión, trombosis y necrosis de vasos
Virus
Gripe Neumonia gripal Tropismo por neuronas células epiteliales Inhibe la
síntesis proteica
Rabia Rabia Inhibe la síntesis proteica
Tropismo por nervios periféricos
Herpes simplex Varias infecciones herpéticas) Deterioro células inmunes
Hepatitis B Hepatitis viral Respuesta LTc a hepatocitos
Epstein-Barr virus Linfomas Lisis y posterior proliferacion LB
HIV SIDA Destruccion CD4+--inmunodeficiencia

Las enfermedades infecciosas están producidas por muy diversos grupos, tales como bacterias
extracelulares, e intracelulares, virus, hongos y parásitos (protozoos, helmintos y artrópodos). El
desarrollo de la enfermedad en el hospedador supone una serie de interacciones entre el agente
infeccioso y el sistema inmunitario del hospedador, que libran una intensa batalla, el primero por
sobrevivir y colonizar el entorno y el segundo para evitar el asentamiento y preservar la salud del
individuo.
Los mecanismos de defensa frente a los patógenos se llevan a cabo por los mecanismos
efectores de la inmunidad innata y adaptativa. La primera pone en marcha sistemas de tipo
general, que tiene lugar en las fases iniciales de la infección, y que si bien son potentes y
eficaces, no logran individualizar la respuesta. La respuesta adaptativa, optimiza el sistema al
lograr una respuesta especializada. Por su parte, los patógenos, ponen en juego diversas
estrategias de evasión y resistencia para poder superar ataque del sistema inmunitario. Como
consecuencia de esta batalla se producen lesiones hísticas, que se producen como efectos
colaterales de la respuesta del propio sistema inmunitario.

Inmunidad Frente a Bacterias extracelulares


Las bacterias extracelulares se replican en la circulación, tejido conectivo y espacios hísticos.
La respuesta inicial frente a este tipo de organismos, llevada a cabo por el sistema inmunitario
innato, no solo combate al organismo, con la fagocitosis, la activación del complemento por la
vía alternativa y la instauración del foco inflamatorio, sino que también, recopila la información
necesaria y sienta las bases en las que se ha de basar la respuesta adaptativa.
Así, por ejemplo el LPS, induce la fagocitosis, al tener los macrófagos receptores específicos
para este compuesto. Por otro lado al carecer estos organismos de los sistemas de regulación e
inhibición con los que cuentan las células del hospedador, les hacen altamente susceptibles a la
acción del complemento que se activaría por su vía alternativa. La manosa presente en otras
bacterias es capaz de fijar la MBL, e iniciar así la activación del complemento. A su vez la
activación del complemento proporciona otros dos componentes cruciales en esta fase de la
defensa. Por un lado sustancias opsonizantes y la liberación de sustancias quimiotácticas e
inflamatorias.

64

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Si todas estas medidas no logran erradicar la infección, la
información recabada en esas fases de la respuesta,
proporcionan la información necesaria para que comience la
respuesta adaptativa. Esta respuesta mediada por linfocitos T y
anticuerpos, se dirige de forma especializada contra el agente
invasor. En este sentido los anticuerpos tienen una acción
opsonizante (IgG), neutralizante (IgG e IgA) y una vez unidos a
los antígenos son capaces de activar el complemento por la vía
clásica (IgM e IgG). Por su parte los antígenos proteínicos son
capaces de activar (a través de las CDs) a los linfocitos CD4
que, por un lado activaran a los linfocitos B para que se
produzca su transformación en células productoras de
anticuerpos, y por otro comenzaran la secreción de citoquinas
potenciando la capacidad destructora de los macrófagos (IFN-
γ) y contribuyendo al proceso inflamatorio (TNF, IL-17).

Inmunidad Frente a Bacterias intracelulares


La principal característica de este tipo de patógenos es su capacidad para sobrevivir en el interior
de los fagocitos. Un lugar inaccesible a los anticuerpos circulantes y que por tanto hace
imprescindible en este caso la acción de la denominada inmunidad celular.
En este caso el principal protagonista de la respuesta innata lo constituyen las células NK y los
fagocitos. Muchas de estas bacterias resisten la acción de la fagocitosis normal, pero inducen a
los macrófagos a secretar IL-12, citoquina que activa a las células NK, que a su vez comienzan
a secretar IFN-γ, que actuara sobre los macrófagos, activándolos y provocando que estos
efectúen la “explosión respiratoria”, que favorece la eliminación de las bacterias fagocitadas.
Este mecanismo, consigue en unos pocos casos controlar la infección, sin embargo en la gran
mayoría es necesario la intervención de la inmunidad adaptativa.
La acción de la inmunidad adaptativa pasa por la activación de los linfocitos T, tanto CD4 como
CD8. Bajo la influencia de la IL-12 secretada por macrófagos y células dendríticas, los linfocitos
T (CD4+) se diferencian hacia la población Th1. Estos linfocitos expresan el CD40L. De esto
modo estos linfocitos CD4 son capaces de activar a los macrófagos mediante la interacción con
CD40, o a través de la secreción de IFN-γ. Por su parte los linfocitos T (CD8+), eliminan las
células infectadas al reconocer péptidos antigénicos, procedentes de la bacteria, presentadas a
través de CMH-I. A su vez, estos linfocitos también contribuyen a la activación de los macrófagos
con la secreción de IFN-γ.

Inmunidad Frente a Hongos


Los principales mediadores de la inmunidad innata frente a los hongos lo constituyen los
neutrófilos y los macrófagos, especialmente los primeros, teniendo una mayor importancia en la
diferenciación de los linfocitos hacia la población Th17. No obstante el mecanismo más
importante en la defensa contra la micosis lo constituye la inmunidad celular, que adopta las
mismas soluciones que las que hemos descrito para el caso de las bacterias intracelulares. En
estos casos parece ser que cuando la respuesta se inclina hacia una diferenciación Th17 se
produce protección, mientras que si la respuesta es de tipo Th2 la infección se torna más
patógena con lesiones hísticas.
En las infecciones por inhalación, que generalmente son leves se produce una intensa respuesta
de neutrófilos que elimina la infección rápidamente. Para ello los neutrófilos cuentan con diversas
sustancias tales como reactivos del oxígeno, defensinas y calprotectinas, (inhibe el crecimiento
del hongo).
En cuanto a la respuesta celular, parece crucial la IL-17, citoquina secretada por los linfocitos
Th17. La inmunidad humeral también puede jugar un papel en la defensa a través de la secreción
de anticuerpos que participan en la batalla contra los hongos a través de la ADCC.

65

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Inmunidad Frente a Virus
La diferencia fundamental entre los virus y las bacterias, es que aquellos interfieren en el DNA
celular, al utilizar en su propio beneficio la maquinaria celular. Así los virus alteran esa célula
impidiendo que realicen su función.
Desde el punto de vista de su supervivencia, es más probable que el virus prospere si no mata
al hospedador. La gran mutación que sufren los virus hace que a veces los mutantes no consigan
el equilibrio con el hospedador y le ocasionen la muerte. Estos virus, tienen que estar dotados
de mecanismos que aseguren su transmisión. Así hay virus que tienenun gran periodo de
latencia, que asegura que sean transmitidos antes de terminar con la vida del hospedador, como
por ejemplo ocurre con el VIH. Otra estrategia en este sentido es una transmisión fácil, en la que
se asegura la trasmisión durante una breve enfermedad aguda, como por ejemplo sucede con
los virus de la gripe y la viruela.
Los mecanismos principales de la respuesta innata frente a los virus lo constituyen las
interferones de tipo I, secretados, principalmente por las células infectadas. La secreción de estas
citoquinas comienza por el reconocimiento del ARN o DNA viral por receptores tipo Toll
citoplasmáticos. Los IFN secretados inhiben la replicación vírica en las células infectadas, e
inducen una protección en las no infectadas en una acción paracrina. Otra vía de ataque, pero
solamente en aquellas en las que el virus ha optado por secuestrar o alterar el CMH, lo
constituyen las células NK.

Dado que la mayoría de los virus presentan una fase extracelular, en el momento de la lisis de
la célula hospedadora y su ingreso en una nueva célula, la inmunidad adaptativa puede actuar
en sus dos vertientes, humoral y celular.
 La inmunidad humoral, que solo actúa sobre la fase extracelular provoca la producción
de anticuerpos, cuyas misiones son; por un lado neutralizar el virus e impedir, su fijación
y penetración posterior. En esta función, son decisivos los anticuerpos de tipo IgA que
son capaces de unirse a los antígenos de la capside del virus (Función opsonizante).
 Si los anticuerpos no logran frenar la invasión celular, por ejemplo por un cambio en el
serotipo del virus, o por cambios en la cubierta antígenica del mismo, y el virus se instala
en el interior celular, este se hace inaccesible a los anticuerpos. Es en esta fase donde
entra en juego la inmunidad celular medida por los linfocitos CD8+, que reconocen los
péptidos víricos presentados por el CMH-I de las células infectadas. La activación de los
CD8+ se produce en muchas ocasiones a través de una presentación cruzada por
células dendríticas que han fagocitado células infectadas por virus.

66

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Inmunidad Frente a Parásitos
En el caso de los protozoos, la respuesta innata más
eficaz es la fagocitosis, a pesar de que algunos de
ellos logran replicarse en el interior de los
macrófagos. Los helmintos, dado su tamaño, no
pueden fagocitarse, siendo atacados mediante los
macrófagos y eosinófilos, mediante la secreción de
sustancias microbicidas. El complemento también
puede actuar en la lucha antiparasitaria, aunque
muchos de los parásitos han desarrollado resistencia.
El principal mecanismo para los protozoos
intracelulares es la inmunidad celular, especialmente
la activación de los macrófagos a través de una
respuesta de tipo Th1. De esta forma par algunas
infecciones parasitarias, la polarización de la
respuesta hacia un tipo Th1 determina resistencia a
la enfermedad, mientras que si la respuesta tiene un
perfil Th2, la patología se grava haciéndose el
hospedador más susceptible.
La defensa frente a las infecciones por helmintos depende, en gran medida de la acción de la
respuesta Th2. Estos linfocitos Th2, favorecen la secreción de IL-4 que aumenta la polarización
hacia dicho perfil y de IL-5, que favorece la producción y activación de eosinófilos y la secreción
de IgE. Los eosinófilos, se aproximan a los helmintos a través de los receptores para la IgG, IgA
e IgE. Una vez cerca, sufren una degranulación liberando el contenido de sus gránulos.

Los parásitos han desarrollado estrategias para escapar de la acción de la respuesta inmune:
1. Variación de antígenos de superficie. Algunos parásitos pueden estar en diferentes estados,
pudiendo cambiar sus moléculas de superficie.
2. Resistencia a los mecanismos de destrucción de la Respuesta inmunitaria. cubiertas de
protección resistentes a la acción del complemento y de los LTc,
3. Ocultación de la Respuesta inmunitaria. Ciertos parásitos han desarrollado la posibilidad
de “esconderse” de ciertas acciones del sistema inmunitario, bien convirtiéndose en
intracelulares, con lo que escapan a las acciones de los anticuerpos y del complemento, bien
ubicándose en zonas inmunológicamente protegidas.
4. Inhibición de la respuesta inmune. Otros han desarrollado la capacidad de provocar un
estado de anergia en los linfocitos T, o también provocar un estado de inmunodepresión
inespecífica.

67
Tema 20. Inmunidad frente a tumores

Introducción
El cáncer es un crecimiento celular incontrolado con capacidad de invasión y destrucción de otros
tejidos.
Se denomina Neoplasia al tumor que se debe a la proliferación celular incontrolada. Dentro de
ellas se encuentran las benignas y las malignas; mientras que las primeras no son invasivas las
segundas si lo son y se identifican con el nombre de cáncer o tumores malignos. Estos últimos,
tienen tendencia a dañar tejidos y órganos próximos e incluso a diseminarse, desprendiéndose
del tumor original, originando las metástasis.

Derivados de células no sanguíneas


Carcinomas: Derivados de células epiteliales, son los más comunes (ejemplos son los cánceres
de mama, próstata, pulmón, colon, melanoma, etc.)
Sarcomas: Derivados de células de mesénquima (tejido conectivo y estructural), tales como
fibroblastos, células musculares, adipocitos, etc. Son menos corrientes

Derivados de células sanguíneas


Leucemia: Derivan de las células hematopoyéticas de la médula ósea que detienen su
maduración y siguen proliferando. Estas células inmaduras rellenan la médula ósea e impiden
la maduración de otras células sanguíneas, con lo que el paciente generalmente muere de
anemia (debido a la escasez de glóbulos rojos) o de infecciones (debido al déficit de células
inmunes).
Linfomas: lo forman células inmaduras que se forman en los ganglios linfáticos y otros órganos
linfoides secundarios. Los pacientes mueren de infección o disfunción del órgano.

Origen del cáncer


El cáncer se origina a partir de mutaciones, generalmente producidas en una sola célula. Existe
un control exhaustivo sobre el proceso de replicación celular, de tal manera que una sola
mutación sobre un único gen, no es suficiente para que se produzca un cáncer primario. Sino
que deben acumularse mutaciones múltiples sobre esa célula.
Existen dos tipos de genes principalmente que contribuyen a la transformación maligna, (si sufren
mutacion o se expresan erróneamente).

Los protooncogenes contribuyen a la


división celular, codificando factores de
crecimiento y receptores. Sus formas
mutantes (oncogenes) activan genes
inductores de la proliferación celular e
inhibidores de apoptosis.
Los genes supresores de tumores
codifican proteínas que previenen la
proliferación de células mutantes. La más
conocida es la p53 (Guardián del genoma).
Mutación en estos genes eliminan
mecanismos de inhibición de la
proliferación celular o la apoptosis.

68

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Vigilancia Inmunológica
Es la capacidad del sistema inmunitario para detectar células tumorales y destruirlas. Los
tumores estimulan respuestas inmunitarias adaptativas específicas. Tres fases
• Fase de eliminación: “SI” detecta y destruye células tumorales potenciales.
• Fase de equilibrio: cuando la eliminación no es total-las células tumorales sufren cambios y
mutaciones que ayudan a la supervivencia del tumor.
• Fase escape: ocurre cuando algunos tumores acumulan suficientes mutaciones para evadir el
“SI”. Crecimiento masivo: clínica

Antígenos tumorales (TAMPs)


La mayoría de los tumores expresan solo algunos antígenos (originados por mutaciones) que
puedan ser reconocidos como no propios y por tanto la mayoría de ellos tienen una capacidad
inmunogénica débil. Los nuevos antígenos de las células neoplásicas se denominan antígenos
tumorales. Los antígenos tumorales se pueden clasificar en dos grandes grupos:
A) Antígenos específicos de tumor (TSA), que son únicos de las células tumorales, no
apareciendo en las células normales.
B) Antígenos relacionados con el tumor (TAA). No son únicos del tumor, se expresan también en
células normales pero en tumores se sobreexpresan o su expresión es anómala

Antígenos específicos de tumor (TSA)


1.- Antígenos tumorales producidos oncogenes: Algunos antígenos se producen por
mutantes de genes celulares (oncogenes) que son comunes a diversos tipos de tumor. Los
productos de estos oncogenes son sintetizados en el citoplasma, y como cualquier otra proteína
entrar en la vía CMH-I. Como estos genes codifican proteínas “nuevas” no presentes en el
hospedador, pueden desencadenar una respuesta T en este.
2.- Antígenos tumorales sintetizados aleatoriamente. Los agentes cancerígenos pueden,
asimismo provocar mutaciones de forma aleatoria en cualquier gen celular y aunque sus
productos son, al igual que lo anteriores, presentados a través del CMH-I, solo generara
inmunidad protectora frente a sí mismo y no frente a otro cáncer del mismo tipo, que puede
expresar el resultado de la mutación de otro gen.

Antígenos asociados a tumores (TAA)


1.- Proteínas celulares con expresión normal: Constituidos por proteínas celulares normales,
expresadas de forma anormal en las células tumorales, y que en esas condiciones son capaces
de provocar una respuesta inmunitaria.
2.- Antígenos oncofetales Proteínas que solo son expresadas en los gametos y el trofoblasto y
que reaparecen en diversos tipos de canceres. Su principal utilidad es que proporcionan
marcadores que facilitan el diagnóstico tumoral, pero parece que no son dianas importantes de
la inmunidad antitumoral.

69

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Respuesta inmunitaria frente a los tumores
1. Linfocitos T: La respuesta celular reconocen células que expresan péptidos derivados de
proteínas mutantes o proteínas víricas oncogénicas que son presentados por moléculas
MHC-I (activan Tc) o MHC-II (Activan Th). Las células tumorales o sus antígenos son
previamente ingeridos y procesados por APC, ya que las células cancerosas no expresan
cantidad suficiente de moléculas co-estimuladoras
En cuanto a los CD4, su papel puede reducirse a la secreción de citoquinas como IL-2
necesaria para el desarrollo de LTc y TNF e IFNy que inducen la expresión de MHC en la
célula tumoral.
2. Células NK: Las células tumorales no expresan las suficientes moléculas CMH-I, o las
expresan de forma alterada, haciéndolas susceptibles a ser lisadas por células NK
3. Anticuerpos: Se ha comprobado la existencia en la superficie de la célula tumoral (de
linfomas) de antígenos del virus de Epstein-Barr (VEB). La presencia de anticuerpos frente
a estos antígenos, media la ADCC por células NK, así como dispara la activación del comple-
mento por su vía clásica y facilita la fagocitosis de las células por parte de los macrófagos.
4. Macrófagos: destruyen células tumorales mediante la liberación de enzimas lisosomales,
reactivos IRO y producción de TNF que tienen capacidad para eliminar células tumorales
mediante la inducción de trombos en vasos sanguíneos que irrigan el tumor.

Evasión de la respuesta inmune


Dentro de estos mecanismos de evasión o resistencia destacaríamos:
1. Inmunogenicidad baja: Ausencia de ligando de péptido (MHC), moléculas de adhesión
o moléculas coestimuladoras
2. Consideración del tumor como autoantigeno: Los antígenos tumorales captados y
presentados por APC en ausencia de coestimulación desarrollan tolerancia de las
células T
3. Modulación antigénica: Los anticuerpos contra los Ag superficiales de las células
tumorales pueden inducir endocitosis y degradación del antígeno para que no vuelva a
ser detectado
4. Supresión inmunitaria provocada por el tumor: Factores secretados por las células
tumorales inhiben directamente las células T
5. Sitios privilegiados inducidos por el tumor: Factores secretados por las células
tumorales crean una barrera física al sistema inmunitario, como el colágeno, que impide
el acceso de LT

70

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Inmunoterapia antitumoral
Inmunización activa
1. Vacunación con antígenos tumorales
El proceso de las vacunas, requiere el reconocimiento previo de los péptidos que reconocen las
LTc específicos. Se han inyectado plásmidos con ADN que codifica antígenos tumorales, y que
serían por tanto presentados vía CMH-I. Dentro de los antígenos utilizados, los más útiles, serían
aquellos antígenos compartidos por muchos tumores, como los MAGE. El gran problema es que
lo que se busca con las vacunas es que sean más terapéuticas que preventivas y es complicado
forzar una respuesta lo suficientemente intensa que erradique todas las células del tumor.

2. Potenciación de la respuesta. En muchos casos la respuesta inmunitaria frente al cáncer no


se produce porque no existen las señales iniciales por las que se lanzan, se potencian y se
retroalimentan las respuestas defensivas. Existen básicamente dos vías caminos para iniciar la
respuesta y darle el impulso necesario
✓ Aumento de la co-estimulación: Se
basa en proporcionar
artificialmente la co-estimulación
para los linfocitos específicos del
tumor, mediante células
transfectadas con el gen
codificante de B7 que proporcionan
inmunidad protectora frente a
células tumorales distantes.
✓ Promoción de síntesis de
citoquinas. De forma experimental
se ha comprobado el rechazo e
incluso la regresión del tumor,
cuando se inyectan células tumorales transfectadas con genes de IL-2, IL-
4, γ-IFN y del factor de crecimiento de granulocitos/macrófagos (GM-CSF).

Inmunización Pasiva
1. Tratamiento con Ac. Monoclonales contra antígenos tumorales
La posibilidad de utilizar los anticuerpos como “balas mágicas”, mediante la utilización de
anticuerpos monoclonales, solos o vinculados con toxinas, radioisótopos... que guían de forma
específica al tumor. Los mecanismos de destrucción a través de los anticuerpos, son los mismos
que se utilizan para la eliminación de los microorganismos, es decir, opsonizacion, fagocitosis,
complemento…etc. Además algunos monoclonales se pueden diseñar para inducir apoptosis, o
para interferir en ciertas funciones celulares.

71
2. Inmunoterapia celular adoptiva:
Esta terapia se puede efectuar, mediante la transferencia de células inmunitarias cultivadas con
actividad antitumoral a un huésped portador de un
Las células utilizadas para esta trasferencia se denominan LAK. Estas células son leucocitos,
especialmente NK del paciente cultivados con concentraciones elevadas de IL-2 e inyectando de
nuevo los linfocitos al paciente una vez tratados.

72

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 21. Inmunología del transplante
El termino trasplante se refiere al acto de transferir células tejidos u órganos de un lugar a otro,
conociéndose esa acción como injerto.

Historia
En el siglo III aparece representada una de las primeras ideas de trasplante, los hermanos
Cosme y Damián realizaron el reemplazo de la pierna de un soldado con cáncer por la de un
hombre que acababa de fallecer.
El primer estudio del trasplante lo público Alexis Carrel en 1908, que intercambio los riñones
entre 9 gatos. El experimento, aunque fue un fracaso en cuanto a supervivencia, demostró que
los riñones trasplantados efectuaban sus funciones normales en el receptor.
El primer trasplante humano Voronoy, en Rusia realizo el primer trasplante de un órgano humano
(riñón), aunque sin éxito, al realizar el trasplante entre sujetos con incompatibilidad de grupos
sanguíneos. El primer trasplante humano con éxito se realizó en Chicago en 1950, por Richard
Lawler. El éxito absoluto de los trasplantes se produjo en Boston al trasplantar un riñón entre dos
gemelos univitelinos. Posteriormente se sucedieron sucesivos trasplantes, introduciendo terapia
inmunodepresiva. A partir de 1964 los éxitos ya son normales en los trasplantes de riñón.
En cuanto al trasplante de hígado el primero se realizó en 1963, y en 1967 le tocó el turno al
corazón. Este hecho tuvo lugar en Ciudad del cabo por el Dr. Barnard, con éxito absoluto en
cuanto a la funcionalidad.

Clasificación
✓ Autoinjerto (injerto autógeno): Aquel que se realiza en el mismo individuo.
✓ Isoinjerto (injerto isógeno): Aquel que se realiza entre individuos con la misma
información genética.
✓ Aloinjerto (injerto alógeno): Injerto realizado entre individuos de la misma especie pero
con información genética diferente. Las moléculas reconocidas como extrañas por el
receptor se conocen como aloantígenos, y los linfocitos que reaccionan contra ellos se
conocen como alorreactivos
✓ Xenoinjerto (injerto xenogénico). Cuando se realiza entre individuos de especies
diferentes. Las moléculas reconocidas por el sistema inmunitario se conocen, en este
caso, como antígenos extraños, y los linfocitos y anticuerpos como Xenorreactivos

Reconocimiento de aloantígenos
1. Reconocimiento directo de los aloantígenos:
Los linfocitos del receptor, podrían reconocer directamente algunas de las células del injerto. Los
linfocitos por sus características reconocen el CMH propio unido a un péptido extraño, y podría
suceder que existiesen clones de linfocitos capaces de reconocer al CMH del aloinjerto unido a
un péptido. De esta manera se desencadena una fuerte respuesta inmunitaria ya que una sola
célula podría activar a muchos clones de linfocitos T. Pero es que además, muchos de estos
linfocitos alorreactivos son linfocitos de memoria, que se pudieron generar en infecciones
anteriores.
La mayoría de los órganos trasplantados contienen CPAs residentes, entre las que se pueden
encontrar células dendríticas que tienen la posibilidad de migrar hacia los ganglios linfáticos del
receptor, donde podrían activar a linfocitos vírgenes.

2. Reconocimiento indirecto de los aloantígenos:


Las células del injerto pueden ser procesadas y presentadas por las CPAs del receptor tratadas
por tanto como cualquier otro antígeno proteínico ajeno, produciéndose con ello una respuesta,
contra el CMH del injerto, puesto que muchas del resto de las proteínas son iguales a las propias.
El proceso de presentación se puede realizar bien a través de una presentación cruzada a los
linfocitos CD8, o bien una presentación a través del CMH II a los linfocitos CD4.

73

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Respuesta inmunitaria frente a aloinjertos
El mayor problema contra la implantación de órganos en otro sujeto lo constituye el sistema
inmunitario. Las primera evidencias del rechazo vino de la mano de los experimentos de
Medawar, que estudio los injertos de piel entre ratones, comprobando, que el injerto de piel era
rechazado por el receptor, en un plazo de 10 días (rechazo de primer grupo) y que se acortaba
a 2-3 días (rechazo de segundo grupo) si se repetía la implantación utilizando el mismo donante
y el mismo receptor

El sistema inmunitario distingue las células propias de las ajenas. Las células son identificadas
por los antígenos polimórficos que llevan en su membrana, constituidos por las moléculas MCH
y otras moléculas polimórficas secundarias. Por ello, las moléculas responsables del rechazo son
aquellas codificadas por los genes polimórficos. Las células del injerto presentan un MCH
distinto, por lo que son atacadas. Así, la proximidad genética entre donante y receptor aumenta
las posibilidades de supervivencia del injerto

También pueden existir otros antígenos polimórficos que sean distintas en el donante y en el
receptor y que también podrían provocar reacciones de rechazo, aunque de manera más débil.
A estos antígenos se les conoce como antígenos de histocompatibilidad (HLA) secundaria.
✓ Antígenos HLA de clase I: HLA-A, HLA-B
✓ Antígenos HLA de clase II: HLA-DR
Sin embargo, una compatibilidad completa de HLA no asegura la supervivencia del injertp. Esto
es debido a la existencia de los antígenos H menores. Estos son péptidos derivados de proteínas
celulares polimórficas y que son presentadoas unidas a moléculas HLA de clase I

74

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tipos de rechazo
Rechazo Hiperagudo
Se caracteriza por la aparición de trombos en los vasos del injerto, que tiene lugar al cabo de
minutos u horas después del injerto. Es debido a la existencia en el receptor de anticuerpos a los
antígenos endoteliales del donante. Esa unión provoca la formación de inmunocomplejos y la
consiguiente activación del complemento. Esto provoca la lesión celular.

Rechazo agudo
Es una lesión vascular y del parénquima en la que intervienen Linfocitos T y anticuerpos, que
suele iniciarse al cabo de una semana, provocando la lisis y destrucción de las células del injerto,
secretando citoquinas que atraerán a células inflamatorias a la zona que agravaran el proceso.

Rechazo crónico
Se producen como consecuencia de una reacción inflamatoria por citoquinas producidas por
linfocitos T CD4, causando una oclusión arterial con una proliferación de las células musculares
lisas de la capa intima de las arterias. Entre las muchas causas posibles, están los episodios
previos "reversibles", la instauración de una reacción de hipersensibilidad retardada y otros
procesos sin conexión inmunitaria como la hipertensión no controlada, la elevación del colesterol,
diabetes, tabaquismo, ciertas infecciones.

75
Prevención y tratamiento del rechazo
El rechazo de los injertos se previene seleccionando a los receptores con la máxima
histocompatibilidad HLA de clase I y II, la mínima aloinmunidad (un receptor sin anticuerpos anti-
donante), y tratando al receptor con fármacos inmunosupresores (ciclosporina A, corticoides),
que inhiben la activacioni de los linfocitos T aloreactivos (pero también de los linfocitos T que
combaten las infecciones). Pruebas:
1. Para evitar el rechazo hiperagudo (produdido por Ac preformados dirigidos frente a Ags. del
donante: detección de estos Ac. mediante un test conocido como prueba cruzada.
2. Selección de receptor compatible por Grupo sanguíneo.
3. La respuesta de los linfocitos alorreactivos a moléculas extrañas del MHC puede analizarse
en una prueba de laboratorio llamada “Reacción de Mezcla de Linfocitos” (MLR).
Se cultivan leucocitos mononucleares (LT, LB, NK, fagocitos y CD) de un sujeto con linfocitos
mononucleares de otro. Si los dos sujetos tienen diferencias en HLA: una gran proporción
de células proliferará en 4-7 días.

Tratamiento con fármacos Inmunosupresores: inhiben o matan a los LT

Grupo Fármacos Mecanismo de acción


Inhibidores de la Ciclosporina inhibe NFAT: bloqueo
señalización celular citoquinas
FK506
Antimetabolitos Micofenolato Inhiben proliferación de linf.
Ac anti-CD40L Inhiben activación de macrof.
Ac antilinfocitos Ac anti-CD25 Inhiben proliferación linf. T
Ac anti-CD3 Reducción de linf. T
Bloqueantes de vía CTLA4 Impiden interacción con
coestimuladora Ac anti-B7 CD28
Fármacos contra
aloanticuerpos y LB
aloreactivos
Fármacos Corticosteroides. Bloqueo de IL-1, TNF.
antiinflamatorios Reducen la reacción
inflamatoria al aloinjerto

Trasplante de médula ósea


El trasplante de médula ósea consiste en la administración de células hematopoyéticas
pluripotenciales. Este tratamiento se utiliza para corregir anomalías o defectos hereditarios, para
tratamientos de enfermedades malignas de la médula ósea (leucemias) o para el tratamiento de
tumores sólidos diseminados, en los que la quimioterapia termina ejerciendo un efecto
devastador también sobre la médula ósea.
Una de las complicaciones más usuales es la denominada Enfermedad del injerto contra
huésped (EICH). Esta enfermedad es consecuencia de la reacción de linfocitos T maduros del
injerto contra los antígenos polimórficos del hospedador.
✓ La EICH aguda, se caracteriza por la muerte de las células epiteliales, tanto piel, como
hígado e intestino. Esto provoca erupciones cutáneas, ictericia, diarrea y hemorragia
digestiva, que pueden llevar a la muerte.
✓ La EICH crónica se caracteriza por fibrosis y atrofia de uno o varios de los órganos anteriores.
En casos graves de produce un fallo multiorgánico y sobreviene la muerte.
Su gravedad se corelaciona con pequeñas diferencias en HLA: en este transplante donante y
receptor han de ser exquisitamente compatbles.

76

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 22. Reacciones de Hipersensibilidad

Hipersensibilidad
Las enfermedades que resultan de reacciones inmunes aberrantes, excesivas o incontroladas
se denominan “Enfermedades por Hipersensibilidad”. La clasificación se basa en el mecanismo
patogénico principal responsable de la lesión (Gell y Coombs).
• Mediadas por anticuerpos
Tipo I. IgE. Inmediata
Tipo II. IgG e IgM. Lesiones tisulares
Tipo III. IC. Lesiones vasculares
• Mediadas por células
Tipo IV. LTh1 y LTC. Lesiones por MCFs* y citoquinas.

Hipersensibilidad Tipo I
Denominada hipersensibilidad anafiláctica debido a que el primer contacto con el antígeno no
solo no induce protección frente a contactos posteriores (Profilaxis) sino que desencadena un
proceso agudo (Anafilaxis) que llega a ser mortal. El isotipo IgE es el que interviene en la
generación de la misma.
Estos antígenos pueden ser tóxicos (venenos, anémonas, etc.) o inocuos (polen, pelos de
insectos, ácaros del polvo, albúmina de huevo, etc.), se denominan Alergenos y el proceso que
generan se conoce como Alergia. La acción de los alergenos provoca síntomas dispares en
función del lugar en que interaccionan con el sistema inmune, así:
✓ En el tracto respiratorio superior se producen estornudos y congestión nasal (rinitis
alérgica).
✓ En el tracto respiratorio inferior, constricción y obstrucción de los bronquios
(síntomas asmáticos).
✓ En el tracto gastrointestinal, nauseas, espasmos, diarreas y vómitos.
✓ En el estrato dérmico erupciones cutáneas.
✓ Si llega a la circulación y se disemina, reacciones anafilácticas que pueden ser
mortales.
Entre la llegada del alérgeno y la síntesis de anticuerpos transcurre un periodo de varios días (o
semanas) con colaboración B/T a expensas de las Th2 y predominio de IL-4 e IL-5 que dirigen
el cambio de clase a IgE y la eosinofilia respectivamente. Entre tanto, el antígeno que induce la
formación de los anticuerpos puede haber desaparecido.

77

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


En cambio, las moléculas de IgE no desaparecen sino que se unen por el fragmento Fc a los
receptores específicos que hay sobre mastocitos y basófilos. Por lo que mastocitos y basófilos
están preparados (sensibilizados) para reaccionar rápidamente cuando se produzca el próximo
contacto con el alérgeno. Tras la siguiente penetración el alérgeno se une a la IgE ligada sobre
los mastocitos del tejido provocando la activación y a la degranulación con liberación de los
mediadores preformados que hay en las granulaciones (Serotonina, Histamina) y los de nueva
síntesis, entre los cuales están el factor de agregación plaquetaria (PAF), las prostaglandinas
(PG) y los leucotrienos (L). La liberación brusca y masiva de estos mediadores es quien provoca
el proceso inflamatorio responsable de las alteraciones clínicas.

Los rasgos de la alergia son similares, que los que aparecen cuando el organismo intenta
erradicar parásitos. Por esta razón, la hipótesis que se maneja es que el organismo desarrolló
en principio la respuesta alérgica para hacer frente a tales parásitos. Estudios detectan que la
alergia es más corriente en los países donde las medidas de salud pública han eliminado casi
por completo la exposición a los parásitos.

Hipersensibilidad Tipo II
Esta mediada por IgG. Cuando existen determinantes antígénicos sobre la superficie de una
célula. Estos van a propiciar la unión de los anticuerpos específicos a su superficie. De este
modo, y a continuación se unirán a dicha célula, fagocitos, como neutrófilos y monocitos, y
Células NK, a través de sus receptores Fc. Asimismo la formación de los inmunocomplejos activa
el complemento por su vía clásica. En esta situación la célula está totalmente rodeada de
mecanismos de eliminación en un proceso que se denomina Citotoxicidad dependiente de
anticuerpos (ADCC)
A este Tipo pertenecen, entre otras:
✓ Reacciones transfusionales
✓ Anemia hemolítica del recién nacido (incompatibilidad Rh)
✓ Anemias hemolíticas autoinmunes
✓ Miastenia gravis

Hipersensibilidad Tipo III


Esta mediada por Inmunocomplejos. El cuerpo puede estar expuesto a exceso de antígenos
durante periodos prolongados (infecciones persistentes, autoinmunidad, contacto repetido con
antígenos ambientales, etc.) y la unión con los anticuerpos correspondientes pueden formar IC
insolubles cuyo depósito en ciertos lugares del cuerpo puede provocar reacciones inflamatorias
agudas: si se fija el complemento se liberan C3a y C5a quienes inducen la liberación de los
mediadores de los mastocitos zonales con cambios en la permeabilidad vascular. Los factores
quimiotácticos provocan un flujo hacia la zona de PMN que intentan fagocitar los IC y liberan el
contenido de los gránulos. Si el IC está sobre una membrana basal y no puede fagocitarse
(Fagocitosis frustrada), la acción celular daña al tejido y potencia la respuesta inflamatoria.

78

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
La fijación del complemento inhibe la precipitación de IC por unión covalente de C3b a los
mismos, impidiendo la formación de grandes agregados insolubles. Estos pequeños IC que
contienen C3b se unen a los CR1 sobre los hematíes y así se transportan hasta los MCF
hepáticos donde se destruyen. Si hay defectos en el sistema (deficiencias de la vía clásica del
complemento) o este se sobrepasa en su capacidad de aclaramiento los IC quedan libres en el
plasma y pueden depositarse en riñón, articulaciones y piel.

Entre las enfermedades por IC en el hombre destacan la Glomerulonefritis post-estreptocócica,


el Lupus eritematosos sistémico, vasculitis agudas, la reacción de Arthus, etc.

Hipersensibilidad Tipo IV
La reacción de hipersensibilidad retardada juega un papel importante contra agentes patógenos
intracelulares. Sin embargo, también tiene aspectos nocivos y juega un papel importante en el
rechazo de tejidos trasplantados.
La reacción de hipersensibilidad tipo IV se caracteriza por la llegada al foco inflamatorio de un
gran número de células no específicas de antígeno con predominio de los fagocitos.
El desarrollo de una reacción de hipersensibilidad retardada requiere un período de
sensibilización de 1 a 2 semanas tras el primer contacto con el antígeno. Durante este período,
los linfocitos Th1 son activados por el antígeno presentado junto con las moléculas de clase II
del MHC en una célula presentadora de antígeno y se expanden clonalmente.
Tras un segundo contacto con el antígeno, se inicia la fase efectora de la respuesta. En el lugar
de la inyección aparece un infiltrado por linfocitos T y monocitos con una distribución perivascular.
Las células endoteliales se hinchan y dejan pasar macromoléculas del plasma. El fibrinógeno
presente en el espacio intersticial se deposita en forma de fibrina y junto con los monocitos y
linfocitos T extravasados causan la hinchazón y endurecimiento del tejido (granuloma).

79
Tema 23. Enfermedades autoinmunes

Pérdida de autotolerancia
La instauración de la enfermedad autoinmune es producto de un fallo de los mecanismos
normales de tolerancia, que da lugar a que las células del sistema inmunitario reaccionen frente
a células y tejidos propios. Esto origina una patología de tipo autoinmune que puede ser
• sistémica; cuando se forman inmunocomplejos circulantes, por unión de anticuerpos
específicos a autoantígenos, como es el caso del Lupus eritomatoso sistémico (LES)
• específica de órganos, cuando los autoantigenos se encuentran restringidos en ciertos
tejidos u órganos, como es el caso de la Diabetes mellitus de tipo I o la esclerosis
múltiple.
El proceso de tolerancia está gobernado, por tres mecanismos básicos.
El primero de ellos lo constituiría el proceso de Tolerancia Central. Este proceso no es un proceso
infalible porque no todos los antígenos se expresan en los órganos linfoides primarios y por qué
el umbral de afinidad permite que algunos clones débilmente reactivos sobrevivan al proceso.
Un segundo mecanismo los constituye la cantidad y dinámica del antígeno o autoantígenos. Así
una estimulación constante del sistema inmunitario termina produciendo un estado de anergia
y/o eliminación de los clones autorreactivos, mientras que una subida puntual de antígeno,
provoca una respuesta anti infecciosa.
El tercer mecanismo lo constituye el proceso de tolerancia periférica, que silencia estos clones
en caso de que se autorreactivasen. En este proceso de tolerancia periférica, juegan un papel
primordial las poblaciones de Linfocitos Treg y la secreción de estos de IL-10 y TGF-b.

Mecanismos efectores implicados


Hay que tener en cuenta, que en el caso de los linfocitos B, si se ha producido la deleccion clonal
de los linfocitos T para ese antígeno, esos clones no podrán recibir posteriormente la ayuda de
las T para transformarse en plasmocitos.
En definitiva, como vemos la discriminación entre lo propio y no propio es imperfecta, en parte
por el carácter indirecto del procesos y en parte porque debe mantenerse un equilibrio apropiado
entre la prevención de la enfermedad y la conservación de la competencia del Sistema
inmunitario. De esta manera, siempre van a existir clones de linfocitos autorreactivos en el
repertorio natural que generalmente no van a ser activadas a no ser que diversos factores
influyan en su activación

Factores predisponentes
Los factores que contribuyen a la perdida de la tolerancia pueden ser genéticos o infecciosos.
Una vez instaurado un proceso autoinmune, los mecanismos efectores iniciales, actúan de
gatillo, para disparar y amplificar la respuesta, que se retralimenta a sí misma.
✓ Factores genéticos
En general se puede decir, que la mayoría de las enfermedades autoinmunes están
relacionadas con genes del CMH. Lo cual, por otro lado no es demasiado extraño, ya
que son las moléculas que intervienen en los procesos de tolerancia central de los
linfocitos T. Sin embargo hay que recalcar que la expresión de un gen del CMH
determinado, no es por sí misma la causa de ninguna enfermedad autoinmunitaria, sino
uno de los factores que contribuyen a su aparición.

Sin embargo, la mayoría de las enfermedades autoinmunitarias son poligénicas,


heredando los sujetos afectados diversos polimorfismos génicos que contribuyen a la
predisposición a sufrir tales enfermedades. Estas modificaciones genetecias ifluyen en
el mantenimiento de tolerancia. Así por ejemplo para el caso de la Diabetes Mellitus
(DMID), el único gen común al ser humano y al ratón asociado a la enfermedad es un
gen del CMH de la clase II, lo que concuerda con el hecho de que los responsables del
desencadenamiento de la enfermedad son los linfocitos CD4.

80

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


✓ Factores infecciosos
Las infecciones víricas y bacterianas pueden contribuir al desarrollo y exacerbación de
los procesos autoinmunes. La razón, es que en ciertas ocasiones las infecciones actúan
como gatillo, que provoca una reacción inflamatoria que desencadena la respuesta
inmunitaria, que a su vez exacerba la respuesta inflamatoria, convirtiéndose en un círculo
retroalimentado.

Un mecanismo por el que la infección puede desencadenar proceso autoinmune es la


activación de LTh, que se puede dar por varias caminos diferentes entres los que habría
que resaltar:

A) Por mimetismo molecular.


Algunos microorganismos, en un intento de escapar de la respuesta inmunitaria
contienen antígenos que emulan o simulan a los antígenos propios, disparando la
respuesta inmunitaria, que posteriormente se alimentaria a si misma, por la
destrucción de células propias, agravando el proceso. Asimismo al producirse la
respuesta esta se diluye entre todos ellos
B) Propagación o “sembrado” de epitopos. La destrucción del tejido provoca la
salida nuevos epitopos que son captados por las CPAs y así activar a nuevos
clones de linfocitos que agravan el proceso.
C) Activación Bystander. En el proceso de activación de linfocitos específicos frente
a la infección microbiana (mTH1), se puede producir la presentación de
autoantigenos a clones autorreactivos (sTH1), que aprovechan los factores
desencadenados por los linfocitos mTh1, para activarse y provocar el proceso
autoinmune.
D) Antígenos crípticos. Las alteraciones anatómicas de los tejidos, generalmente
producidas como efecto secundario a un proceso inflamatorio, pueden
desencadenar la aparición de antígenos crípticos, y la consiguiente respuesta
frente a ellos

Enfermedades Autoinmunes

Enfermedad de Crohn: afecta al tubo digestivo, produce una


inflamación crónica que cursará de manera progresiva mediante
episodios. Suele afectar al tramo final del intestino delgado y al
primero del colon, aunque en algunos casos podemos encontrar
implicados otros tramos del sistema digestivo.

Anemia perniciosa: impide formación de glóbulos rojos, el estómago


no fabrica factor intrínseco que es una sustancia indispensable para
absorber la vitamina B12 en el tracto gastrointestinal (vitamina básica
para la formación de los glóbulos rojos)

Diabetes tipo I: el páncreas no produce (o muy poca) insulina y se


disparan los niveles de glucosa en nuestro cuerpo. La persona suele
notar una sed exagerada, un gran apetito, cansancio, pérdida de peso,
visión borrosa y hay una micción (orina) exageradamente abundante.

Enfermedad celíaca: intolerancia al gluten, el sistema inmune ataca


las vellosidades del intestino delgado en respuesta a la presencia de
gluten (proteína presente en la avena, cebada, centeno y trigo). El cuerpo
pierde gran parte de su capacidad de absorción de nutrientes y esto
puede ocasionar problemas graves.

81

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Esclerosis múltiple: el sistema inmune daña la vaina de mielina (capa que recubre y protege a
las células nerviosas) y con ello los impulsos nerviosos se van bloqueando afectando
progresivamente al cerebro y médula espinal.

Enfermedad de Graves: Estimulación del tiroides, el sistema inmunitario


ocasiona un hipertiroidismo (la glándula tiroides trabajo de un modo excesivo)

Tiroiditis de Hashimoto: pérdida de función del tiroides, es una reacción del


sistema inmunitario contra la glándula tiroides, provocando una inflamación con pérdida de
función.

Síndrome de Reiter: el sistema inmune ocasiona una serie de problemas inflamatorios


en las articulaciones, genitales (urgencia y molestia al orinar, lesiones) y en los ojos
(dolor)

Síndrome de Sjogren: se van destruyendo las glándulas que producen las


lágrimas y la saliva lo cual acaba ocasionando sequedad en la boca, ojos y
en general en todas las o mucosas.

Lupus eritematoso sistémico (LES): es una enfermedad autoinmune


inflamatoria que puede afectar a las articulaciones, riñones, piel y otros
órganos. El paciente también suele sufrir fatiga y destaca (en la mitad de los
pacientes) una erupción en las mejillas y en el puente nasal en forma de
mariposa.

Artritis reumatoidea: inflamación de las articulaciones (muñecas, dedos, rodillas, tobillos, etc.)
y de los tejidos próximos aunque también pueda afectar a algún órgano. Ocasiona mucha rigidez
y dolor.

Miastenia grave: hay una debilidad de los músculos "voluntarios" producido por un trastorno
neuromuscular. Esto puede provocar dificultad para tragar, párpado caído, dificultad para subir
escaleras, para hablar, cabeza caída, etc.

82

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 24. Inmunodeficiencias

Defectos de uno o más componentes del sistema inmune, pueden dar lugar a trastornos graves
denominados enfermedades por inmunodeficiencias. Es un estado patológico en el que el
sistema inmunitario no cumple con el papel de protección que le corresponde dejando al
organismo vulnerable a la infección. Las inmunodeficiencias causan a las personas afectadas
una gran susceptibilidad a padecer infecciones y una mayor prevalencia de cáncer.
Las inmunodeficiencias primarias o congénitas son debidas a mutaciones de algunos genes que
controlan la respuesta inmune, por lo que son heredadas, con mayor incidencia en varones
(cromosoma X)

Las inmunodeficiencias secundarias o adquiridas son consecuencia de enfermedades, factores


ambientales o infecciones.
Las inmunodeficiencias pueden deberse a defectos en la maduración o la activación de los
linfocitos o a las alteraciones de los mecanismos efectores de la inmunidad adapta e innata.

Inmunodeficiencias Primarias
Inmunodeficiencias relacionadas con la Inmunidad Innata
➢ Relacionadas con la Fagocitosis
✓ Enfermedad granulomatosa crónica:
Frecuencia de 1/100.000, herencia recesiva ligada al cromosoma X. Causada
por la deficiencia de los genes que codifican las subunidades del sistema
NADPH oxidasa, provocando una incapacidad de los fagocitos de ejecutar la
“Explosión respiratoria”.
✓ Síndrome de Chediak-Higashi:
Frecuencia rara, herencia autosómica recesiva. Causada por la mutación del
gen que codifica la proteína reguladora del tráfico lisosomico, provocando una
alteración en la formación de fagolisosomas.
✓ Neutropenia congénita severa (enfermedad de Kostmann):
Herencia autosómica recesiva o dominante que provocando una deficiencia en
la producción de neutrófilo.

➢ Relacionadas con los procesos de adhesión


✓ Deficiencia en la adhesión del leucocito (LAD):
Frecuencia: rara, Herencia autosómica recesiva. Conjunto de patologías
causadas por defectos en el reconocimiento, la adhesión y la migración de los
leucocitos hacia los lugares de invasión microbiana
TIPO I (LAD I) Deficiencia en la función de las integrinas
TIPO II (LAD II) Deficiencia en el ligando de las selectinas
TIPO III (LAD III) Defecto en integrinas

83
➢ Relacionadas con los TLRs
Causada por mutaciones en Myd88 provocando falta de respuesta a través de todos los
receptores Toll, excepto TLR3 y TLR4, generando infecciones bacterianas invasivas
graves, desde el inicio de vida.

➢ Deficiencias en el complemento

Inmunodeficiencias relacionadas con la Inmunidad Adaptativa


➢ Deficiencias de anticuerpos
✓ Agammaglobulinemia ligada al cromosoma X (Enfermedad de Bruton)
Frecuencia 1:3000. Herencia ligada al cromosoma X. Se presenta entre la 2º y
3º decada Causada por mutaciones del gen BTK, relacionado con la activación
de NF-Kb, provocando incapacidad de maduración y supervivencia de los
linfocitos B.
✓ Deficiencias selectivas de isotipos
IgA: Es la más frecuente 1:700 en individuos de raza blanca aunque no tiene
manifestaciones graves
IgG: Se han descrito algunas deficiencias de algunos de los subtipos. Algunos
tienen infecciones bacterianas recurrentes, pero otros son asintomáticos.

➢ Defectos en la diferenciación de LB
✓ Inmunodeficiencia variable común
Herencia autosómico, dominante o recesivo. Causado por un fallo del proceso
de generación de linfocitos T cooperadores foliculares, un fallo de la molécula
coestimuladora CD19, la acción excesiva de linfocitos reguladores o defectos
intrínsecos del Linfocito B. Provocando la inexistencia de células plasmáticas.

➢ Defectos en la activación de LB
✓ Hipergammaglobulinemia M
Frecuencia: rara. Herencia ligada al cromosoma X. Causada por una mutación
en CD40L, provocando la falta de interacción con el linfocito T (CD40-CD40L) y
bloquea el cambio de clase.

➢ Relacionadas con el LT
✓ Sindrome de DiGeorge
Frecuencia. 1:3000. Causada por la delección del brazo corto del cromosoma
22 provocando una deficiencia de varios genes
✓ Defectos en la expresión del CMH (Sindrome del linfocito desnudo)
Causada por una expresión defectuosa de CMH II o CMH I o mediante
mutaciones de TAP. Provoca deficiencia linfocitos CD4 y una respuesta B T
dependiente deficiente.
✓ Defectos complejo TCR
Causada por un defectos en el complejo CD3, provocando alteración funcional
de linfocitos y una pobre secreción de citoquinas
✓ Sindrome de Wiskott-Alrich
Herencia ligada al cromosoma X. Causada por una mutación en el gen que
codifica la proteína WASP. Provoca una defectuosa reordenacion del
citoesqueleto Activación defectuosa del linfocito T Trombocitopenia

84

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
➢ Inmunodeficiencias combinadas severas(SCID)
Herencia: el 50% ligadas al cromosoma X. Son trastornos hereditarios caracterizados
por defectos graves o ausencia completa de la función de los linfocitos T y B
Múltiples causas genéticas: Deficiencia receptor IL-17, Deficiencia IL-2, Deficiencias en
RAG, Deficiencias del CD3, Sindrome del linfocito desnudo, Sindrome de DiGeorge
Consecuencias: No hay respuesta de Acs a Ags T-dependientes, ni hay memoria. Suelen
ser mortales en los primeros 12 meses de vida a menos que se realice un trasplante de
precursores hematopoyéticos.

Inmunodeficiencias Secundarias
Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)
Se transmite mediante contacto sexual (anal, vaginal, oral), a través de exposición a sangre
(transfusiones, trasplantes, jeringas, piercing, tatuajes… y mediante transmisión vertical
(embarazo, parto lactancia. Esto no incluye al contacto, caricias, besos, tos, estornudos,
lágrimas, sudor, agua, alimentos…

El VIH, mediante las células dendríticas, es transportado al ganglio linfático, donde generan una
destrucción estructural de este y donde infectan a los linfocitos CD4 activados, reduciendo el
número de estos. Esto provoca una inmunodeficiencia caracterizada por la pérdida de función
de los LT CD4 y la pérdida de control de las células B, NK, LT CD8… causando una reactivación
de infecciones latentes(herpes, tuberculosis…) la aparición de infecciones oportunistas y
manifestación del sarcoma de Kaposi y linfoma de Burkitt

85

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 25. Modificación de la respuesta inmunitaria

Inmunización es cualquier proceso destinado a proporcionar protección inmunitaria frente a una


enfermedad infecciosa, mediante la transmisión de anticuerpos o la estimulación de la respuesta
inmunitaria

Supresión de respuestas no deseadas


La utilización de inmunomoduladores viene dada por la necesidad de controlar respuestas
inmunes no deseadas, tales como enfermedades autoinmunes, rechazo a trasplantes o alergias.
El objetivo es impedir el daño tisular y prevenir la perdida funcional.

Fármacos inmunosupresores por citoquinas

Efectos inmunológicos de la ciclosporina y tacrolimús


Tipo de célula Efecto
Linfocito T Reducen expresión de IL-2, IL-3, IL-4, TNF-α
Reducen proliferación
Linfocito B Inhibición de la proliferación
Induce apoptosis de las células B activadas
Granulocito Reduce el Ca+2 dependiente de exocitosis

(Inhiben las respuestas de los linfocitos y algunos granulocitos)

Fármacos inmunosupresores por anticuerpos

86

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Inmunización pasiva
Se caracteriza por no tener contacto con el patógeno, es decir, se produce una transmisión de
elementos (Ac) que otorgan inmunidad. Esta transmisión puede ser realizada de forma:
Natural: Por la transmisión, durante el embarazo y lactancia, de anticuerpos (IgG e IgA) de la
madre que le protegen frente a determinadas enfermedades infecciosas
Artificial: utilización de sueros inmunes. La procedencia puede ser de:
✓ Sueros de animales que han padecido la enfermedad (1º suero antidiftérico). Este
suero es de corta duración ya que los Ac heterologos son rápidamente degradados, y
además pueden provocar reacciones de hipersensibilidad tipo III.
✓ Inmunoglobulinas humanas, se obtienen por fraccionamiento del plasma y tienen poco
efectos secundarios; además de una semivida más larga
▪ Inmunoglobulinas específicas (hiperinmunes): los sueros proceden de
sangre de donantes vacunados frente a una determinada enfermedad.
▪ Inmunoglobulinas inespecíficas: proceden de sangre de un gran número
de donantes: Contiene Ac protectores frente a infecciones comunes en
la población.
▪ Anticuerpos monoclonales humanizados

Inmunización activa
Se caracteriza por existir contacto directo con el patógeno, provocando una estimulación de la
respuesta inmune otorgando inmunidad.
Natural: después de una enfermedad infecciosa se ha activado la respuesta inmunitaria y como
consecuencia quedan en el organismo clones de linfocitos B y T como células de memoria frente
al patógeno que ha provocado la infección
Artificial (vacunación): consiste en administrar antígenos microbianos, o cepas vacunales al
hospedador con la finalidad de que el sistema inmunitario genere una respuesta específica, sin
provocar una patología infecciosa, de esta manera se obtiene una respuesta inmunitaria
semejante a la que produce la inmunización natural, lo más duradera posible y con los mínimos
efectos secundarios.

Activa Pasiva
Natural
Artificial

87
Vacunas
La vacunación es una método para el control de enfermedades infecciosas, tanto en la protección
individual (situación de riesgo por edad, enfermedad, viajes…) como protección colectiva
(disminuye la incidencia de una enfermedad)
➢ Vacunas de microorganismos vivos atenuados
Compuestas de microorganismos vivos pero son cepas mutantes de virulencia atenuada.
Los mutantes generados se analizan utilizando modelos animales y se seleccionan los
de virulencia disminuida y que además confieren protección

➢ Vacunas de microorganismos muertos o inactivados


Se basan en la destrucción de un organismo asegurando su ausencia de virulencia, no
obstante, es necesario que se conserve la composición antigénica del organismo y que
se mejore la eficacia con el uso de adyuvantes

➢ Vacunas de antígenos purificados


Aislamiento de componentes bacterianos o virales que forman estructuras superficiales.
Los posibles candidatos son las adhesinas, invasinas, capsulas o toxinas.
Para su diseño es necesario conocer que antígenos estimulan respuesta protectora y
cuales son factores de virulencia, además, es necesaria la utilización de adyuvantes (lo
que lo hacen más caros y más difíciles de obtener)

➢ Vacunas conjugadas
El recubrimiento de polisacáridos de algunas bacterias oculta sus antígenos para que el
sistema inmunitario inmaduro no los detecte ni reaccione contra ellos. Al preparar una
vacuna conjugada, los polisacáridos se unen con los antígenos o toxoides de un microbio
que el sistema inmunitario pueda detectar. El vínculo ayuda al sistema inmunitario a
reaccionar contra las capas de polisacáridos y defiende contra las bacterias que
provocan la enfermedad.

Calendario de vacunación
La inmunización consta de unas pautas: la inmunización primaria, que es la serie mínima de
dosis para conseguir protección; y la dosis de recuerdo, para prolongar la inmunidad.
Cuando se logra la inmunidad de grupo frente a una enfermedad en un país se habla de
eliminación, no hay casos de dicha enfermedad (difteria y polio). Si la inmunidad de grupo se
logra a escala mundial, la enfermedad esta erradicada (viruela).

88

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tema 26. Reactivos para el Diagnostico Inmunológico

Conceptos del Diagnóstico inmunológico


Suero: Fase líquida de la sangre tras eliminar el componente celular de la misma, donde se
investiga generalmente la presencia de anticuerpos.
Suero inmune o hiperinmune: Suero con cantidades elevadas de anticuerpos, obtenido
mediante inmunización experimental.
Título del suero: Inversa de la máxima dilución del mismo a la cual la reacción es positiva.
Fenómeno de zona: El exceso de uno de los componentes de la reacción (antígeno o
anticuerpo) puede impedir que se visualice el complejo antígeno-anticuerpo, con lo que
concentraciones muy elevadas de anticuerpos frente a un antígeno determinado hacen que la
reacción se manifieste como negativa.
Reacción cruzada: Los anticuerpos reaccionan con antígenos de organismos diferentes. Esto
se debe a que estos organismos comparten determinantes antigénicos o éstos son similares.
Sensibilidad: La capacidad de una reacción para detectar cantidades pequeñas de anticuerpos.
Una reacción en la que se alcanza un título de 800 es más sensible que otra que, con el mismo
suero, consiga un título de 400.
Especificidad: La propiedad de una reacción de positivarse sólo frente al antígeno adecuado y
no frente a otros, aunque sean parecidos.
Método de elección: Aquella reacción diagnóstica que proporcione la mejor especificidad y
sensibilidad.

Inmunoensayos
Son técnicas basadas en la interacción de Ag-c y su especificidad con el fin de diagnosticar
enfermedades y analizar el funcionamiento del sistema inmune como alergias (presencia de IgE) o
enfermedades autoinmunes (presencia de autoanticuerpos). También sirve para detectar agentes
infecciosos como bacterias o virus.
Una vez realizada la reacción Ag-Ac hay que ponerla en manifiesto basándose en propiedades
físicas (reacciones de precipitación y aglutinación) o conjugando a la Fc del Ac enzimas (ELISA),
fluoróforos (inmunofluorescencia) o radioactivos (quimioluminiscencia)
También es necesaria la realización de controles y evitar las reacciones inespecíficas mediante
lavados y/o la utilización de sustancias que las bloquen, como inmunoglobulinas

La elección de la técnica depende de múltiples factores:


➢ Concentración de sustancia a detectar:
▪ Muy sensibles: radioactivas, enzimáticas, quimioluminiscencia
▪ Sensibilidad intermedia: aglutinacion
▪ Menos sensibles: fluorescencia
➢ Tipo de muestra biológica:
▪ Detección de proteínas en solución: precipitación, ELISA
▪ Detección sobre células o tejidos: citometria, inmunohistioquimica
➢ Tamaño: técnicas solo utilizables con moléculas grandes que forman inmunocomplejos
precipitación, aglutinación
➢ Especificidad:
▪ Ac. monoclinales: ELISA, cartometría
▪ Ac policlonales: precipitación
➢ Matriz del ensayo:
▪ Solida: precipitacion
▪ Plastico o papel: ELISA
▪ Liquida: citometria
➢ Temperatura y tiempo de reacción:
▪ 4ºC o 37ºC (más eficaz pero más reacciones inespecíficas)
▪ El tiempo depende de la temperatura y de la afinidad del Ac

89

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Obtención de Antígenos
Para la obtención de antígenos bacterianos son necesarias
grandes masas de microorganismos. Ello puede lograrse
mediante cultivos en masa. En muchos casos, los
antígenos bacterianos se obtienen de suspensiones de
bacterias muertas separadas por centrifugación.
Una vez recolectados se pasa a la fase de fragmentación y
extracción proteica. Para ellos se dispone de varios
métodos: Choque osmótico, valido para células sin pareed
celular; Rotura mecánica, como la homogenización; o
rotura por ultrasonidos.
Tras la rotura el resultado es un homogenado que se
somete a centrifugación o cromatografía con el fin de
separar el antígeno de los restos celulares. Una vez
separados se procede a su purificación por diferentes
métodos como pueden ser precipitación salina,
cromatografía, electroforesis, etc. Generalmente se
emplean de forma combinada.
Por último, las muestras de antígeno se disuelven en una pequeña cantidad de una solución
tampón

Obtención de Ac. Monoclonales


Suero monoclonal
Cuando se inocula un antígeno que contiene un único epitopo,
solo se activara un clon celular y se produciría un único
anticuerpo. A un suero que tuviese estas características se le
denominaría suero monoclonal. Esta situación, no se produce
en condiciones normales, pero en determinadas condiciones
patológicas aparecen neoplasias de células B y de los
plasmocitos derivados de ellas (Mieloma múltiple). Como son
células productoras de anticuerpos, estos se acumulan en la
sangre en grandes cantidades. Como todas las células del
mieloma proceden de una misma célula, todas ellas producen
el mismo anticuerpo.

Obtención de anticuerpos monoclonales


Kohler y Milstein desarrollaron la técnica de los hibridomas, mediante la que pueden producirse
anticuerpos monoclonales específicos para un antígeno (determinante antigénico) concreto.
La técnica consiste básicamente en fusionar células linfoides (bazo y/o ganglios linfáticos) con
células de mieloma (tumorales) en presencia de poli-etilen-glicol (PEG), que provoca la fusión de
las membranas y la formación de híbridos celulares que conocemos como Hibridomas (híbridos
Linfocito-Mieloma)

Los hibridomas se cultivan en un medio de cultivo que contiene hipoxantina, aminopterina y


timidina (HAT).

En este medio los híbridos LB-LB y los LB no


fusionados mueren, ya que tienen una vida media
limitada. Los híbridos M-M y las células de mieloma no
fusionadas mueren por carecer de la enzima HGPRT.
La células que sobreviven son los hibridomas LB-M,
que heredan la capacidad de vivir indefinidamente y la
capacidad de producir anticuerpos (monoclonal).

90

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Tras la selección en medio HAT las células supervivientes se reparten en los pocillos de placas
de cultivo y se incuban para que se produzca su crecimiento. En aquellos pocillos que presentan
un crecimiento adecuado se recogen muestras del sobrenadante y se analizan en ELISA para
ver si contienen anticuerpos específicos para el antígeno inicial. Los pocillos que producen
buenos clones se muestrean en busca de los anticuerpos y, los positivos, se vuelven a cionar.

Obtención de Ac. Policlonales


Suero policlonal
Cuando se inocula un antígeno (o penetra un patógeno) se
produce una respuesta de anticuerpos frente a cada uno
de los determinantes antigénicos (epitopos) del antígeno.
Todos los anticuerpos se producen de forma simultánea,
todos reaccionan con el antígeno, pero solo con un
determinante concreto. Esto es lo que se produce en la
respuesta inmune normal, y a esta mezcla de anticuerpos
es a la que se denomina suero Policlonal, porque procede
de varios linfocitos B que se expandieron (tras reconocer al
antígeno) produciendo cada uno un clon celular.

Preparación de anticuerpos policlonales


Para la obtención de anticuerpos el método empleado es la inoculación en un animal con el mismo
antígeno (inmunógeno). El animal responderá a la inoculación con la producción de anticuerpos
específicos para dicho antígeno. Para potenciar la respuesta inmunitaria, se deben fijar las dosis de
antígeno, así como la utilización de adyuvantes (mantener por más tiempo un deposito del antígeno
que promueva una mejor respuesta). Con este procedimiento se obtienen lo que se conoce como
anticuerpos policlonales, por proceder cada uno de ellos de un clon diferente de linfocitos B. Estos
anticuerpos se unirán a los diferentes epitopos del antígeno.
Una vez conseguidos los antisueros mediante el sangrado de los animales, y comprobado (por
diferentes técnicas inmunológicas) que existen anticuerpos específicos en el inmunosuero, para el
antígeno inoculado se procederá a su purificación por diferentes técnicas como precipitación con o
mediante cromatografía de afinidad.

Cromatografía:
En esta técnica se une el mismo
antígeno que se utilizó para la
inoculación a unas bolitas. A
continuación se “empaquetan” las
bolitas en un tubo fino (“columna”) y
se hace pasar por el al suero que se
desea purificar. Los anticuerpos
específicos para el antígeno retenido
sobre las bolitas se unen a él y el
resto de los anticuerpos y proteínas
del suero sale por la parte inferior. El
paso final es la ruptura de las uniones
entre Ac-Ag (añadiendo a la columna
una solución hipertónica u otra con
pH ácido) con lo que los anticuerpos
específicos se eluyen por la parte.

91
Marcaje de anticuerpos
En muchas de las técnicas empleadas en el Diagnóstico Inmunológico, es necesario contar con
los anticuerpos marcados. En este marcaje se emplean enzimas (peroxidasa, la fosfatasa alcalina
y la beta-galactosidasa), cromóforos fluorescentes (isotiocianato de fluoresceína, rodamina),
partículas de oro o isotopos radiactivos. Esto da lugar al conjugado. En la mayoría de los casos el
marcado se efectúa por una unión de tipo covalente estable en los grupos amino o carboxilo libres
y en los anticuerpos glicosilados se pueden producir aldehídos por oxidación.
El único y mayor cuidado que se debe tener a la hora del marcado es que la especificidad del
anticuerpo debe mantenerse intacta, y que por tanto en la unión no haya interferencias estéricas ni
modificación conformacional.

92

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Tema 27. Exploración de la respuesta mediada por anticuerpos

Reacciones de precipitación
Se utilizan antígenos (solubles) que al unirse al anticuerpo, dan complejos en forma de
agregados insolubles, que precipitan y pueden ser observados directamente. Existen dos
modalidades:
1. Precipitaciones en medio líquido (nefelometría)
2. Precipitaciones en medio semi-sólido (gel agarosa)
a. Movilidad espontanea
i. Doble difusión
ii. Inmunodifusion radial
b. Movilidad forzada por campo eléctrico
i. Inmunoelectroforeseis
ii. Contrainmunoelectroforesis
Las precipitaciones en medio semi-sólido son las más utilizadas y se basan en el desplazamiento
o difusión a través de dicho medio, del antígeno, del anticuerpo o de ambos simultáneamente,
dando un arco o banda de precipitación cuando ambos se encuentran a la concentración adecua-
da.

Doble Difusión
Se realiza en "portas" o placas. Como soporte se utilizan geles de agar o agarosa. Se realizan
dos pocillos que albergaran uno de ellos el antígeno y el otro la muestra problema donde
queremos ver si existen anticuerpos específicos para ese antígeno. Las dos muestras migraran
por el gel diluyéndose a medida que avanzan. Si existen anticuerpos específicos, siempre habrá
un punto en que las cantidades de Ag y anticuerpos presentes en la muestra se equilibren. En
esa zona de equilibrio se formaran las uniones Ag-Ac, en forma de red que dejara de ser soluble
y por tanto precipitara observándose una banda de precipitación. Esta prueba es una prueba
cualitativa, pues solo indica si en la muestra hay o no anticuerpos.

93

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Antes y después de esa línea se producen sendos fenómenos de zona
por exceso de anticuerpos por delante y de antígenos por detrás, que
hacen que en lugar de la red se formen agregados moleculares lo
insuficientemente grandes para que sigan siendo solubles.

1) Las bandas que se forman entre el ac y


los dos Ag se fusionan, lo que indica que las
dos disoluciones antigénicas contienen un
epitopo idéntico
2) El Ac recnoce tres Ag diferentes, dando
lugar a tres bandas
3) Los dos Ag comparten el epitopo 1, pero
uno de ellos también posee el 2. El Ac sirve
para distinguir los dos Ag ya que es capaz
de reaccionar con los dos epitopos

Inmunodifusión radial
Consiste en una modificación de la doble difusión que permite obtener resultados cuantitativos.
Se puede utilizar tanto para la valoración de antígenos como para la de anticuerpos. En la prueba
uno de los elementos del futuro inmunocomplejo (antígenos o anticuerpos) se encuentra diluido
en el soporte de agar y el otro componente es el que se añade en un pocillo dispuesto
específicamente para ese fin. A partir del pocillo dicho componente va difundiendo hasta alcanzar
la concentración de equivalencia con el otro elemento disuelto en el agar.
En eso puntos se formara un precipitado, que en este caso adoptara forma circular rodeando al
anillo central.
Si disponemos de patrones valorados
previamente se puede efectuar una
gráfica donde se representa la
concentración del patrón en función del
cuadrado del diámetro del anillo.
Posteriormente en esa gráfica se puede
interpolar el diámetro del anillo de la
muestra problema.

94

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Inmunoelectroforesis
Esta técnica lleva consigo una separación de las
fracciones antigénicas, en función de su car-
ga/masa, por aplicación de una corriente
eléctrica, previa al proceso de difusión de los
antígenos y los anticuerpos. Se utiliza cuando
interesa identificar un componente específico,
presente en una mezcla compleja de antígenos.
La mayor ventaja que presenta es un aumento de
la especificidad, pues permite ver frente a que
fracción antigénica se produce el arco de
precipitación.

Contrainmunoelectroforesis
Consiste en una doble difusión forzada por aplicación de corriente eléctrica, que permite acortar
el tiempo y aumentar la sensibilidad de la técnica pues la totalidad de los componentes
dispuestos en el pocillo migran en direcciones opuestas, sin perderse en otras direcciones. Se
realiza en geles de agar, eligiendo el pH de forma que los anticuerpos tengan carga positiva o
neutra y el antígeno carga negativa. Aplicando un voltaje a través del gel, el antígeno y anticuer-
pos se mueven el uno hacia el otro y precipitan.

Reacciones de Aglutinación
Este grupo de técnicas se basan en la capacidad que los antígenos particulados, unidos a sus
anticuerpos complementarios tienen para aglutinarse dando lugar a agregados visibles a simple
vista. En medio liquido al aglutinar y formarse la red se mantiene en suspensión no observándose
precipitado.
Cuando la suspensión antigénica se enfrenta a un
suero problema en el que hay anticuerpos
específicos para este, se producirá la aglutinación,
apareciendo un velo en el medio.
Si no hay anticuerpos no se formaran
inmunocomplejos y los antígenos sedimentaran
formando un anillo en el fondo

Dependiendo de la conformación de los antígenos se pueden distinguir:


1. Aglutinación directa: antígenos particulados en suspensión (bacterias, protozoos,
esporas). Todos ellos exhiben epitopos en su periferia. Aglutinan en presencia de Ac.
formando inmunocomplejos (velo).

95
2. Aglutinación indirecta: antígenos solubles (moléculas en solución). Que se adhieren a
un soporte sólido inerte (bolas de latex, bentonita, carbón activado). Suele efectuarse en
porta y no en placa, mezclando una gota de latex sensibilizado y una gota de suero,
verificándose la reacción en un tiempo muy corto (2-10 minutos).

La reacción positiva se evidencia por la aparición de un


moteado característico, ausente en la negativa.
Normalmente la técnica es cualitativa con resultado +/-,
pero puede convertirse en cuantitativa, si la reacción en
porta se efectúa con diluciones seriadas de un suero.

Cuando en lugar de partículas inertes se utilizan hematíes convenientemente tratados (vg.


hematíes de carnero), como soporte de los antígenos (hematíes sensibilizados), se denomina
Hemaglutinación indirecta (HAI).
La HAI se efectúa en placa de microtitulación con diluciones seriadas de los sueros. La lectura
es similar a la de la aglutinación directa: la aparición de un velo rosáceo en el pocillo supone un
resultado positivo, mientras que la presencia de un anillo o botón de color rojo, se interpreta como
negativo.
Una variante de la HAI en la Inhibición
de la hemaglutinación (IHA). Estas
pruebas se basan en la capacidad de
algunos patógenos (p.ej. el virus de la
influenza) para causar la aglutinación
de los eritrocitos.
En estos casos se parte de un sistema
eritrocitos antígenos. En ausencia de
anticuerpos específicos, esos
antígenos provocarían la aglutinación
de los eritrocitos. Cuando se añade
suero del paciente que contenga anticuerpos específicos, esos anticuerpos neutralizarían, las
partículas antigénicas inhibiéndose por tanto la hemaglutinación. La lectura sería por tanto
contraria a las pruebas de hemaglutinación.
Otras variantes utilizadas son la Prueba de las antiglobulinas (Coombs), para la detección de
anticuerpos de tipo IgG frente a antígenos de glóbulos rojos (IgG anti-Rh)

Reacciones de inmunofluorescencia
En esta técnica la visualización del complejo Ag-Ac se lleva a cabo por el uso de sustancias
fluorescentes acopladas a un anticuerpo o a un anti-anticuerpo, que recibe el nombre genérico
de conjugado fluorescente. Hay dos modalidades:
Inmunofluorescencia Directa (IFD): Esta modalidad se utiliza
normalmente para la visualización de proteínas presentes en los tejidos.
Se efectúa sobre un corte del tejido, preparándose un anticuerpo
(conjugado al fluorocromo) específico frente a la proteína (antígeno) que
queramos determinar. Este anticuerpo se añade, y por medio de un
microscopio, se observa la señal fluorescente de la muestra, que será
indicativa de la presencia, de la proteína (Ag) buscada.

96

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Inmunofluorescencia Indirecta (IFI): Se emplea para la
determinación de anticuerpos específicos en el suero del paciente. Se
parte de microorganismos que tienen proteínas en su superficie
(antígenos). La prueba consiste en ver si el paciente presenta anticuerpos
frente a esos antígenos. Los anticuerpos específicos, si los hay, se fijaran
sobre los antígenos. Después de un lavado se añade el conjugado
antianticuerpos humanos marcados con la sustancia fluorescente. En
caso positivo se observan los microorganismos fluorescentes y en caso
negativo o no se ven o se ven rojos si se ha añadido un colorante de
contraste.

En los dos casos, los complejos Ag-Ac formados se ponen de manifiesto por observación del
porta en un microscopio provisto de lámpara de luz ultravioleta.

Reacciones inmunoenzimaticas (ELISA)


Las pruebas inmunoenzimaticas se basan en una reacción antígeno-anticuerpo que tiene lugar
sobre un soporte solido (normalmente una microplaca de plástico) a la que se ha adsorbido un
antígeno o un anticuerpo. La reacción final se revela mediante una enzima que modifica un
substrato que adquiere color. Se trata de pruebas muy sensible y especificas
Es el grupo de técnicas más empleadas para detección de Ag, Ac y otras substancias (citoquinas,
hormonas, metabolitos…). La lectura se realiza en un espectrofotómetro.llç
Las reacciones de ELISA se efectúan en pocillos de fondo plano, donde previamente se han
fijado uno de los elementos de la reacción (antígenos o anticuerpos).

No obstante, sabemos que en las reacciones enzimáticas, la enzima no se gasta en la reacción,


sino que su cantidad influye en la velocidad con la que se transforma el sustrato (ecuación de
Michaelis-Menten). Como la cantidad de sustrato es fija, en aquellos pocillos en los que hay mas
cantidad de enzima se transformara el sustrato con mayor velocidad visualizandose con una
mayor intensidad de color. Además la velocidad de transformación es proporcional a la cantidad
de enzima presente, siempre y cuando nos movamos en la parte de la curva lineal. Este detalle
lo tenemos que tener en cuenta para no dejar que se llegue al agotamiento del sustrato, debiendo
frenar la reacción en la parte de la curva en que el tiempo de reacción es proporcional a la
cantidad de producto formado. El frenado de la reacción se efectúa con un cambio de pH,
normalmente añadiendo acido sulfúrico..

97

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
ELISA indirecto
Se utiliza para cuantificar Ac. en suero (frente a patógenos o autoantigenos).
Se inmoviliza el Ag en pocillos; se añade el suero en estudio y finalmente un anti-anticuerpo
humano conjugado a una enzima

ELISA en sándwich
Se puede cuantificar cualquier proteína en solución. Se inmoviliza un Ac anti-proteína, se añade
luego el suero en estudio y posteriormente un Ac conjugado a una enzima (reconoce diferente
det. antigénicos). La proteína en estudio queda en sándwich entre dos Ac.

ELISPOT
Una variante de la prueba ELISA, que es capaz de detectar cuantitativamente el numero de
células en una población produtora de Ac. específicos contra un antígeno determinado o un
antígeno contra el que se dispone de un anticuerpo especifico

DOT ELISA
El fundamento es identico a ELISA, diferenciandose tan solo en que en las reacciones DOT-
ELISA, se busca un conjunto enzima-sustrato que de un producto coloreado insoluble, que se
depositaria sobre el lugar donde se ha fijado el conjugado haciendo visible la reacción. Por tanto
en estas reacciones la intensidad del color no es proporcional a la cantidad de antígenos o
anticuerpos fijados, siendo por tanto en este caso una técnica cualitativa.

Western-Blotting
Inmuno-ensayo que se realiza sobre soportes sólidos (papel de nylon o nitrocelulosa) sobre el
que se han transferido e inmovilizdo proteínas separadas por electroforesis en geles de
acrilamida. Me permite identificar una proteína dentro de una mezcla problema.
Todo procedimiento de 'blotting' consta de 5 etapas:
✓ Inmobilización de proteínas sobre la membrana ya sea mediante transferencia
(electroforética, aspiración, presión,...) o mediante aplicación directa.
✓ Saturación de todos los lugares de unión de proteínas de la membrana no ocupados
para evitar la unión no específica de anticuerpos, que son proteínas.
✓ Incubación del 'blot' con anticuerpo primarios contra la/s proteína/s de interés.
✓ Incubación del 'blot' con anticuerpos secundarios, o reactivos que actúan de ligando del
anticuerpo primario unidos a enzimas u otros marcadores.
✓ Revelado por incubación con los sustratos apropiados para formar productos coloreados
insolubles en el lugar donde se encuentran las bandas de proteína.

98

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


Reacción de fijación del complemento (RFC)
Diversas Ig, como IgG o IgM, tienen la capacidad de activar el complemento cuando están unidos
al ag, provocando la lisis de la célula. Esta propiedades puede utilizar como sistema de revelado
para evidenciar la existencia de inmunocomplejos Ac-Ag específicos

 Se añade una cantidad determinada del antígeno específico de aquellos anticuerpos que se
pretende detectar a cada pocillo o tubo. Si hay anticuerpos en el suero problema, se unirán a
los antígenos, formándose inmunocomplejos.
Se añade complemento a la mezcla. Si hay complejos antígeno-anticuerpo, éstos fijarán el
complemento y se consumirá. En caso contrario (suero problema negativo o sin anticuerpos), el
complemento quedará libre.
En el paso final, se añade el sistema revelador de la reacción o sistema indicador, constituido
por una mezcla de células indicadoras (eritrocitos) y una cantidad subaglutinante de anticuerpos
(anticuerpos antieritrocitos). Si el complemento se ha consumido en su totalidad en el paso
anterior, no puede unirse a los anticuerpos anti-eritrocitos del sistema indicador y los eritrocitos
quedarán intactos. Si quedan restos de complemento, al fijarse a los anticuerpos anti-eritrocitos
formadores de los complejos antígeno-anticuerpo con los eritrocitos, producirá la lisis de éstos.

En definitiva, la lisis de los eritrocitos es indicativo de reacción negativa (ausencia de anticuerpos


en el suero problema), mientras que la inexistencia de lisis demuestra que la reacción es positiva
(hay anticuerpos en el suero problema)

99
Tema 28. Exploración de la respuesta celular

La influencia de muchas patologías sobre los niveles y funcionalidad del sistema inmunitario,
hace que los análisis inmunológicos no se limiten exclusivamente a la determinación de
anticuerpos y antígenos. Sino que en ocasiones, es necesario identificar distintos componentes
del sistema inmune, así como cuantificar sus niveles y estudiar su funcionalidad.
Las poblaciones y subpoblaciones se pueden encontrar en diversos estados funcionales,
dependiendo de que aún no hayan tenido contacto con el antígeno, de que se hayan activado
tras el contacto y que se hayan por fin convertido en células efectoras tras recibir los estímulos
necesarios para ello.

Las poblaciones se diferencian a través de diversos


marcadores de superficie celular (proteínas de
superficie), exclusivos de un linaje o de un estado
de diferenciaciones (vírgenes, activadas y
efectoras), frente a las que se han desarrollado
anticuerpos monoclonales y otras tecnologías que
permiten su rápida separación. Estas moléculas de
superficie se han denominado “Cluster of
differentiation”, abreviado como CD y un número
que caracteriza a la molécula.
Para el estudio de las poblaciones celulares que
intervienen en la respuesta inmune, es
indispensable, primero disponer de técnicas que
permitan la separación y caracterización de las
diferentes poblaciones, así como de técnicas que
nos permitan medir la funcionalidad de las mismas
en sus diferentes estados.

100

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Identificación de linfocitos
Método de Ficoll:
Los linfocitos se pueden separar de sangre periférica mediante un gradiente de Ficoll-Hypaque.
Esta técnica utiliza un gradiente de densidad que permite la separación de los linfocitos de otras
células sanguíneas. El tubo con el Ficoll y la sangre se centrifugan quedando en el fondo los
eritrocitos y los polimorfonucleares, después quedaría la capa de Ficoll y encima de esta de color
opalescente quedaría una capa rica en linfocitos y con monocitos. Posteriormente y mediante un
gradiente de Percoll podríamos separar los linfocitos de los monocitos.

Citometria de flujo:
La citometría de flujo (CMF) es una técnica analítica altamente eficaz, que es capaz de detectar
y separar una población celular homogénea en una mezcla heterogénea de células. Pero lo más
importante es que permite obtener información de varios parámetros de las células estudiadas.
Para la realización del análisis, se hace pasar la suspensión de células (o partículas) por un
microconducto, que hace que las células pasen alineadas y de una en una por delante de un haz
de láser focalizado. El impacto del haz sobre la célula provoca una dispersión del haz, que es
recogida por medio de detectores. Este procedimiento permite el análisis de dos parámetros que
son el tamaño (FSC) y la granularidad celular (SSC). Estas medidas, conveniente digitalizadas
por el sistema electrónico permiten analizar características como el tamaño y la complejidad de
su núcleo y citoplasma. En adición a estos parámetros es capaz asimismo de medir cualquier
componente o función celular que pueda ser marcada por un fluorocromo. Es decir permite el
análisis tanto estructurales como funcionales.

101

Descubre tu técnica de estudio ideal en Sevilla - APRENTE


✓ Sistema hidraúlico: rodea la suspensión celular en
flujo, con una vaina externa, formada por un fluido libre
de partículas, que mueve la muestra a velocidad
constante y controlada. Produce el enfoque
hidrodinámico de la muestra: la suspensión de células
se inyecta en un embudo en el que sea su vez se
inyecta una corriente de tampón a diferente presión.
La diferencia de presiones crea un efecto
hidrodinámico que hace que el tampón envuelva la
suspensión de células y consiga que las células de la
suspensión se alineen una a una verticalmente.
✓ Sistema de iluminación: La fuente de luz es un haz de laser (normalmente de argon)
que incide sobre la corriente de células alineadas.
✓ Sistema óptico: Enfoca la iluminación de las partículas de la muestra de tal forma que
cuando el láser incide sobre una célula, está produce una dispersión de luz en todos los
ángulos.
✓ Sistema electrónico: La luz dispersada es recogida y amplificada por fotodetectores
situados en la misma dirección de incidencia del láser y en 90º con respecto al ángulo
de incidencia. Estas señales, son registradas y almacenadas por un ordenador.

Entre los parámetros asequibles mediante esta técnica destacaríamos:


• Tamaño y forma celular
• Granularidad citoplasmática
• Pigmentos celulares
• DNA y RNA: Se utilizan sustancias fluorescentes que se intercalan en el ADN (células
muertas) o se unen a AT unos o a CG otros, utilizados para células vivas.
• Antígenos superficiales
• Estudios sobre el citoesqueleto
• Presencia de determinados grupos químicos.

102

Coucke´s English Academy - The best English courses near your faculty
Separación de linfocitos
Análisis por citometria de flujo (FACS)
Una variante de los citómetros son los denominados
“sorters” (Fluorescence Analizer Cell Sorter) que a las
capacidades anteriores añaden la de separar
unitariamente partículas o células de modo selectivo. La
separación la efectúan encerrando a cada célula en gotas.
El proceso de selección viene determinado por la
presencia de determinadas características de la célula
“encerrada” (Tamaño, presencia de terminadas moléculas
en su superficie, CD4, CD8…etc.). Posteriormente esas
gotas son cargados positiva o negativamente, haciéndolas
pasar por un condensador que las separara en función de
su carga (+ o -).

Separación magnética
Consiste en la utilización de bolas magnéticas conjugadas con anticuerpos monoclonales que
reconocen CDs específicos de las células a separar. Las células se incuban con estas bolas y
se hacen pasar por una columna que contiene material que atrae las bolas magnéticas en
presencia de un campo magnético. Las células que unieron el Ac (las que se quieren separar)
son retenidas en la columna cuando se aplica este campo magnético mientras que aquellas que
no expresan el CD no se retienen. La retirada posterior del campo magnético permite la elución
y recogida de las células de interés.

Panning
Unión de Ac específicos de CD a
superficies plásticas; incubación de las
células en las placas; lavado de las placas;
Las células que expresan el CD que quiero
detectar son retenidas en las placas.

Eliminación de las células no deseadas


con anticuerpo más complemento: En
ocasiones es necesario contar con
poblaciones homogéneas de células, para
efectuar los ensayos correspondientes.

103