Está en la página 1de 1

“División celular”

La división celular de las plantas se realiza en los meristemos, donde ocurre la mitosis
y la citocinesis. El ciclo consta de cuatro fases: G1, S, G2 (en conjunto forman la
interfase) y M (mitosis). Además, el ciclo celular está regulado, ya que de esta forma la
célula puede evitar errores.

En la fase G1 las células aumentan de tamaño, producen el material que necesitarán las
dos nuevas células. En esta fase, el núcleo migra al centro de la célula y es rodeado por
una capa citoplasmática denominada fragmosoma (posteriormente dará lugar al
fragmoplasto) que marca dónde se divide la célula. La fase G1 termina con el punto de
control, en el que se permite la reparación de DNA dañado antes de que inicie la fase
S.

En la fase S o de síntesis se realiza la replicación del DNA, en este momento la célula


contiene las dos copias completas del material genético. En la fase G2 continúa el
crecimiento celular, se sintetizan proteínas útiles para la mitosis, los cromosomas se
empiezan a condensar.