Está en la página 1de 2

G

Genus humanum: Género humano.

Gerere morem alicui: Complacer a alguno.

Gladium destringere, stringere, educere: Desenvainar la espada.

Graciano (Decreto de): Importantísima colección de cánones que forma la


primera parte del Corpus juris canonici. Su confección tuvo lugar entre 1127-1151.
Célebre canonista italiano, autor del Decretum; se le considera como el verdadero
creador de la ciencia del Derecho canónico. Nació al final del siglo XI y murió a
mediados del siglo XII.

Gradum addere: Alargar el paso.

Gradus ad Parnassum: Diccionario de voces latinas con indicación de la cantidad


prosódica de las mismas y seguidas éstas de sinónimos, expresiones poéticas,
etc. que facilitan la diversificación a los que se dedican a componer en verso
latino, muy especialmente los principiantes.

Graecostasis o graecostadium: En Roma, sala pública al Norte del Forum


romanorum, en el templo de la Concordia en la que se congregaban los
extranjeros, particularmente los griegos, antes de ser introducidos en el senado.

Graecum est, non legitur: Es griego, no se lee. Aforismo de la Edad Media, en


que se vitupera el afectado desdén de los que menosprecian a los que son
incapaces de aprender. Algunos hacen esta frase sinónima de la española:
Estorbarle a uno lo negro para leer.

Gramatici certant: Los gramáticos discuten. Se emplea con referencia a alguna


cuestión sobre la que existe encontrados pareceres y que aún no se ha resuelto.

Grates alicui: Dar las gracias a alguien.

Gratia alicuius: La influencia de alguien.

Gratiae causa: Por favor.

Gratiam alicui facere: Perdonar a alguien.

Gratias agimus tibi, Domine: Gracias te damos, Señor.

Grato animo: Con reconocimiento.

Gratulor tibi de victoria, in victoria, victoriam: Te doy el parabién de tu triunfo.


Gratulor quod...: Te agradezco que...

Gravari coepit: Comenzó por suscitar dificultades.

Gravi causa: Por una razón poderosa.

Graviter adfectus: Gravemente enfermo.

Gutta cavat lapidem non vi sed saepe cadendo: La gota de agua horada la
piedra, no por la fuerza, sino cayendo a menudo.