Está en la página 1de 3

LA SALUD COMO DERECHO FUNDAMENTAL

El derecho a la salud es considerado un derecho inalienable e inherente a todo ser


humano, por el cual es considerado fundamental y básico. Con el se busca brindar
un medio ambiente adecuado para la preservación de la salud, el acceso a una
atención integra y una calidad de vida en aspectos físicos y psicológicos, así como
sociales y económicos.

Dicho derecho no debería ser cuestionado bajo ningún concepto y por ende debe
cumplirse bajo la normatividad nacional y las políticas regionales, cuyo objetivo es
conseguir que todas las personas alcancen plenamente su potencial de salud,
mediante la promoción y protección de este derecho, así como lograr disminuir la
incidencia de las enfermedades más prevalentes.

Es aquí donde las políticas de gobierno y el Estado juegan un papel muy


importante a la hora de asegurar el derecho a la salud a toda la comunidad, sin
importar su condición social, económica y cultural. Esto implica que el Estado
debe respetar y proteger dicho derecho, fortaleciendo el sistema de salud del país,
el cual debe proporcionar el acceso a la atención en salud de manera adecuada y
oportuna. Sin embargo, el derecho a la salud no gira entorno únicamente a la
atención oportuna de la salud, donde se hace un diagnostico de la enfermedad y
un respectivo tratamiento de esta; sino también donde se pretenden ejercer
políticas de información para la prevención de las enfermedades. En este último
aspecto intervienen varios entes o instituciones, diferentes al Estado, tales como
aquellas instituciones del área de la salud o que tienen una influencia importante
en mejorar las condiciones de vida de la comunidad (hospitales públicos y
privados, casas o laboratorios farmacéuticos, empresas públicas o fundaciones de
salud); las cuales realizan grandes inversiones en lo que se refiere a promoción y
prevención de la enfermedad, enfocadas también en el mejoramiento de las
condiciones sanitarias, los sistemas empleados y la calidad de los mismos.

En la actualidad se intenta que los poderes públicos compartan su responsabilidad


en la custodia de la buena salud con los titulares de los derechos de la salud, los
propios ciudadanos, promoviendo la salud pública, estilos de vida sanos y un
medio ambiente saludable. Esto es, actuar antes de que se produzcan patologías
que con una adecuada información podrían evitarse.(1) Por lo anterior, podríamos

1
1. La salud como derecho fundamental. Pfizer España. 16 08 2017. [En línea]:
https://www.pfizer.es/salud/salud_sociedad/sanidad_sociedad/salud_derecho_fundamen
tal.html#
determinar que las acciones del recurso humano; es decir, los profesionales de la
salud, como médicos, enfermeras y farmacéuticos, afectan directamente la
comprensión de los conceptos de salud y enfermedad, puesto que este personal
tiene como labores principales realizar un diagnostico, tratamiento, rehabilitación y
recuperación de los pacientes, la cual debe complementarse empleando la
educación al paciente, donde se abarque temas como alimentación sana, hábitos
de ejercicio, seguimiento terapéutico y uso adecuado de medicamentos, entre
otros.

Por lo anterior, podríamos hacer mención del papel que cumple el Químico
farmacéutico en el desarrollo de la salud como derecho fundamental, puesto que
al ser un profesional de la salud, posee gran influencia en cómo se desarrollan los
procesos de tratamiento físico y farmacológico de los pacientes, de acuerdo a
cada enfermedad y al estado físico y mental de este, así mismo, tiene como
objetivo primordial ejercer un tratamiento apropiado al paciente a través del
suministro correcto de medicamentos esenciales.

El derecho a la salud por ser considerado un derecho básico de la ciudadanía,


también conlleva ciertos deberes y responsabilidades por parte de la comunidad,
quienes deben ejercer su parte o aportar al mejoramiento de la salud, no solo la
propia sino también la de los demás, a través de acciones saludables, hábitos
sanos y uso adecuado de los recursos que brinda el Estado.

Por último, tomar conciencia de todos los aspectos importantes que llevan a que
se ejerza la salud como derecho, permite que todos los involucrados obtengan
dicho beneficio, puesto que mejoran los sistemas de salud y se reducen los
presupuestos, además de que se implementan mejores políticas de información
preventiva y de derechos de los pacientes, proporcionando así al ciudadano un
sistema de bienestar que se acerque a los objetivos marcados por todas las
normativas que rigen los sistemas de salud y el derecho a esta.

En conclusión, se reconoce la salud como un derecho fundamental por la estrecha


relación que tiene con otros derechos fundamentales, de manera que si no fuera
protegido el derecho a la salud, se vería seriamente afectado el derecho a la vida,
constituido como otro derecho fundamental, donde también se busca garantizar la
dignidad humana y la igualdad de oportunidades de toda la comunidad.
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA
FACULTAD DE CIENCIAS FARMACÉUTICAS Y ALIMENTARIAS
SALUD PÚBLICA

LA SALUD COMO DERECHO FUNDAMENTAL

CLAUDIA TATIANA LONDOÑO C.

EDISON CORREA

MEDELLIN
15 DE AGOSTO DE 2017