Está en la página 1de 81

Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil

Ricardo Alcántara
Erotismo y sexo en la LIJ
J. Sánchez Tena, el gran olvidado -o
-co
SOPAD E LIBROS
Últimas novedades en una colección
que abre las ganas de leer
Caperucita
Roja, Verde,
Amarilla, Azul
El erizo
y Blanca de mar '<s? O
ANAYA
llmti-üdonesde la autor

*fo^v'

A.

¡s
<\
o
M
>/!/

<< ,v
vc^v
NI i
V O j . c,

4v
Wñ*
As 0
>R
0-o
Cuadernos d e Literatura Infantil y Juvenil

5 44
COLABORACIONES
EDITORIAL
Bibliotecas escolares: El cuento de viva voz
¿algo se mueve? El valor de los cuentos II
Carmen Martín Gaitc

7 51
Ricardo Alcántara, una mirada
a su obra
Carmelo Fernández Alcalde
CLIJ
Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil
LA PRACTICA
Comprender, gozar y reflexionar
Carmen Perdomo

» 60
!L!IB!;IOg
EN TEORÍA
Erotismo y sexo en la LIJ
Juan José Lage Fernández
7":
Ricardo Alcántara DOCUMENTOS
Erotismo y sexo en la LIJ Día Internacional del Libro Infantil 1999
,1. Sánchez Tena, el gran olvidado
ILUSTRACIÓN
José Scinchez Tena, el gran
olvidado
Antonio González Lejárraga
NUESTRA PORTADA
Xosé Cobas (A Coruña, 1953) es uno
de los ilustradores más interesantes
que hay en Galicia. Su actividad
75
REPORTAJE
profesional, no obstante, abarca Bolonia 99
también los campos de la pintura y el Maite Ricart
eV / diseño gráfico, y en cuanto a la
ilustración, tampoco se restringe a los

77
TINTA FRESCA libros infantiles y juveniles, sino que
alcanza la poesía, el ensayo, la
Josefa, el niño que perdió una narrativa y la prensa (porque desde
dimensión 1981 ilustra para La Voz de Galicia,).
José Antonio Millán También probó en el mundo de la AGENDA
publicidad y, actualmente, además de
pintar e ilustrar, trabaja como

á 82
diseñador gráfico.
En fin, que son muchos sus intereses,
I aunque todos vinculados a la imagen.
Su primer cuaderno de dibujo fue
AUTORRETRATO una acera, sobre la que pintó con tiza EL ENANO SALTARÍN
y trozos de teja roja. Desde entonces,
Xosé Cobas sus herramientas y su técnica han Poeta
evolucionado mucho.
CLIJ
Cuadernos de Literatura Infantil y'Juvenil

Directora
Victoria Fernández
Coordinador
Fabricio Caivano

Redactora
Maite Ricart

Diseño gráfico
Mercedes Ruiz-Larrea

Ilustración portada
Xosé Cobas

Han colaborado en este número:


Gabriel Abril, Centro de Documen-
tación de la Biblioteca Infantil San-
ta Creu (Barcelona), Félix de Azúa,
Xabier Etxaniz, Carmelo Fernández
Alcalde, M11 Jesús Fernández, Fun-
dación Municipal de Cultura, Edu-
sión para PC. cación y Universidad Popular de
Gijón, Antonio González Lejárraga,
Juan José Lage Fernández, Carmen
• Búsqueda por; — Autores Martín Gaite, José Antonio Millán,
— Ilustradores Nuria Obiols, Carmen Perdomo.
— Títulos
— Materias (más de 370 descriptores) Edita
— Epígrafes (secciones de la revista) Editorial Torre de Papel, S.L.
Amigó 38, Io Ia. 08021 Barcelona
Tel. (93)414 11 66
o Misas os reseñados, clasificados por edades y Fax (93)414 46 65
E-mail: revistaclij@racclub.net

• Más de 1.000 artículos de estudio e investigación sobre Administración y suscripciones


literatura infantil, el libro y la lectura. Susana Sanz
Gabriel Abril
P.V.P.: 3.500 ptas./Precio especial para suscriptores: 3.000 ptas.
Horario oficina: de 9 a 17.30
(de lunes a viernes).

Recorte o copie este cupón y envíelo a: Impresión


Editorial Torre de Papel Grafimarc, S.L.
Amigó, 38, l" Ia - 08021 Barcelona Carretera del Mig 193-Nave 10
L'Hospitalet de Llobregat (Barce-
lona)
_„_ >tgn Depósito legal B-38943-1988
Sírvanse enviarme: ISSN: 0214-4123
índice Informatizado 10 años de CLIJ unidades Editorial Torre de Papel, S.L., 1996.
Impreso en España/Printed in Spain El pre-
Forma de pago: cio para Canarias es el mismo de portada
incluida sobretasa aérea.
• Cheque adjunto
CLIJ no hace necesariamente suyas las
Q Contrarreembolso (más 450 ptas. de gastos de envío) opiniones y criterios expresados por sus
colaboradores. No devolverá los originales
Nombre que no solicite previamente, ni mantendrá
correspondencia sobre los mismos.
Apellidos
Domicilio Tel
Población C.P.
A
Provincia
rn
BU Esta revista es miembro de
ARCE. Asociación de Revistas
CE Culturales de España.
EDITORIAL

1D11 'as esc


go se mueve?
arece que sí. Al menos, en los úl- En Barcelona se ha constituido, el pa- ris-Documentalistes de Catalunya en co-
timos meses, se vuelve a hablar sado mes de abril, la Comisión de Lectu- laboración con el Área de Educación de
mucho de las bibliotecas escola- ra Pública, un órgano consultivo, forma- la Diputación de Barcelona. En nuestro
res. Buenas palabras y algunas iniciati- do por las administraciones e instituciones próximo número recogeremos sus con-
vas que nos indican que «el tema» está relacionadas con la lectura pública e in- clusiones, que insisten en el papel de las
presente en las agendas de las institucio- tegrado por treinta profesionales y ex- bibliotecas escolares como instrumento
nes. El ministro Rajoy ha dicho que se pertos, que acometerán de inmediato, imprescindible para la formación de ni-
les prestará especial atención, a raíz de entre otras actividades, un estudio sobre ños y jóvenes en la sociedad de la in-
la aprobación de la proposición no de las bibliotecas escolares. Además, y formación, y reclaman a las autoridades
ley sobre medidas para la promoción del también en Barcelona, se celebraron, educativas, culturales y académicas el
libro y la lectura, en la Comisión de entre el 18 y el 20 de marzo, las Prime- cumplimiento de sus responsabilidades
Educación y Cultura del Congreso de ras Jornadas de Bibliotecas Escolares, para que estas bibliotecas sean una rea-
los Diputados. Habrá que ver en qué se organizadas por el Grupo de Bibliote- lidad en nuestro país.
concreta. Por su parte, la Comunidad de cas Escolares del Col.legi de Biblioteca- Finalmente, y sin olvidar la actividad
Madrid ha aprobado su ley del Libro y la de tantas bibliotecas escolares que fun-
Lectura, que se desarrollará después de cionan en todo el país gracias al entu-
las elecciones de junio, y que contempla siasmo y generosidad de maestros, pro-
la problemática de las bibliotecas escola- fesores y bibliotecarios «militantes», en
res. Y también en Madrid, impulsada por Victoria Fernández Salamanca, la Fundación Germán Sán-
profesionales de las bibliotecas munici- chez Ruipérez ha anunciado la celebra-
pales, se ha creado una Asociación por ción, del 24 al 26 de junio, de sus Jorna-
las Bibliotecas Escolares y la Lectura, das de Bibliotecas Infantiles, Juveniles y
que nace con la idea de potenciar, de- Escolares que, en esta séptima edición
fender y difundir la importancia de este llevarán por título «Literatura para cam-
servicio de lectura. biar de siglo».
En Cataluña, la Generalitat ha aproba- Es decir, que algo se mueve, efectiva-
do, por fin, el decreto de desarrollo de la mente, aunque da la sensación de que lo
ley de bibliotecas del año 93. Por su par- hace a contracorriente, con enormes difi-
te, acaba de destinar un presupuesto es- cultades para superar esa barrera de indi-
pecífico para la dotación de bibliotecas ferencia o de dejadez, negada en los dis-
escolares de nueva creación, una inicia- cursos pero real en la práctica, que existe
tiva sin duda positiva, pero que ha sido entre quienes demandan las bibliotecas
muy criticada por su limitación, ya que escolares y quienes —léase autoridades
sólo beneficiará a un 17% de los centros varias— tienen la capacidad y la respon-
públicos, y porque su cuantía, 50.000 sabilidad política de hacerlas posible. Si
pesetas por centro, «ha sonado» a calde- hay, como todos dicen, acuerdo sobre la
rilla, sobre todo comparada con el mul-
timillonario presupuesto del plan de im- Vc^^TEA importancia de las bibliotecas escolares y
si, además, tenemos leyes que las ampa-
ran, ¿cuál es el problema? ¿Por qué no se
plantación de la red informática en los
centros catalanes. actúa en consecuencia? Continuará.
COMPLETE SU COLECCIÓN
CON LAS OFERTAS DE

CLIJ
Cuadernos d e Literatura Infantil y Juvenil

MONOGRÁFICOS MONOGRÁFICOS DE AUTOR


ESPECIALES ¿Quiénes fueron? ¿Cómo vivieron?
¿Qué escribieron?
Jules Verne, Hermanos Grimm, Charles Perrault,
CLIJ Daniel Defoe.
Las más completas monografías ilustradas sobre los
clásicos de la literatura infantil y juvenil universal.
4 ejemplares de CLIJ (números 77, 88, 99 y 110), por sólo 2.200 ptas

' La ilustración a debate


;
IV Slitinoflfldc Salamanca sobro t i ZÍ
PANORAMA DEL ANO
• MirollaunMlo
Números monográficos sobre el sector del libro
infantil y juvenil. Con artículos de críticos
100 años de cine
y especialistas de Cataluña. Galicia. País Vasco.
y literatura
País Valenciano y Asturias, sobre el panorama
¿100 años de cómic? anual de la edición.
La ilustración a debate 4 ejemplares de CLIJ (números 76, 86, 98 y 108),
3 ejemplares de CLIJ por sólo 2.200 ptas
(números 74, 85 y 102),
por sólo 1.600 ptas

CLIJ LOS PREMIOS DEL ANO


¿Qué premios se conceden cada año en España?
Recorte o copie este cupón ¿Qué escritores e ilustradores han sido los galardonados?
y envíelo a : Sus biografías, sus obras, sus opiniones
EDITORIAL TORRE sobre la LIJ.
DE PAPEL La mejor información sobre «los mejores del año».
Amigó 38, I" Ia, 4 ejemplares de CLIJ (números 71, 82, 93 y 104),
08021 Barcelona por sólo 2.200 ptas

• ; :

Sírvanse enviarme:
• Monográficos autor
• Monográficos especiales
Nombre
ü Panorama del año
• Premios del año Apellidos

Forma de pago: Domicilio Tel. .


• Cheque adjunto Población C.P.
• Contrarrembolso
(más gastos de envío) Provincia
ESTUDIO

Ricardo Alcántara,
una mirada a su obra
por Carmelo Fernández Alcalde*

Primera aproximación a la obra de uno de los autores más interesantes y


prolíficos en el panorama de la LIJ de nuestro país. Nos referimos a
Ricardo Alcántara, un escritor uruguayo que recaló en Barcelona hace casi
un cuarto de siglo y que aquí ha dado a luz una obra cuyas claves intenta
descubrir este artículo. Es un recorrido a través de los temas recurrentes en
los libros de Alcántara, como los miedos, la libertad, la tolerancia, la
Tercera Edad, las drogas, las relaciones familiares, la búsqueda de la propia
identidad, la educación, la discriminación, la evasión de la realidad... No es
un estudio exhaustivo sobre la producción de Alcántara, sino una mirada
sobre su obra, en la que ha tenido no poco protagonismo su asociación
creativa con el ilustrador argentino Gustavo Ariel, más conocido como
Gusti. Pero ése es quizá motivo para otro artículo.

7
CUJÍ 16
ESTUDIO

¡cardo Alcántara Sgarbi nació en más tarde, en 1973, con ese mismo libro Ravens 1997, que anualmente organiza la
Montevideo (Uruguay) en 1946. ganó su primer premio: el Governador Biblioteca Internacional de Munich, en el
En 1966 se trasladó a vivir a Bra- do Estado de Guanabara (Brasil). marco de la Feria del Libro de Bolonia.
sil, donde realizó los estudios de Psico- Desde 1975 reside en Barcelona don-
logía. de, después de hacer de artesano, coci-
Cuando era pequeño, cuenta él, tenía nero, actor y maestro, entre otras profe- ¡Qué ¡«liedlo!
la costumbre de meterse en el hueco que siones, se dedica a escribir. En este
había entre la bañera de casa y la pared. tiempo, ha obtenido varios galardones: En la extensa obra de Alcántara, el
Protegido de la realidad, daba rienda Premio Scrra d'Or 1979, con Guarago; miedo (el sentimiento angustioso que se
suelta a la imaginación para adentrarse Premio Austral Infantil 1987, con Un experimenta ante la amenaza de un mal
sin miedo en el mundo de lo casi impo- cabello azul. Pero su consagración de- difícil de eludir) es, posiblemente, el te-
sible. finitiva le llegó con la concesión del ma que, de modo explícito, con más fre-
Luego, tuvo que renunciar a ese hue- Premio Lazarillo 1987, con Un cuento cuencia aparece en sus libros.
co, pero no a dejar de imaginar cómo se- grande como una casa. Esto quizás es debido no sólo a sus es-
ría todo si todo fuese diferente. Así que Posteriormente, obtendría el Premio tudios de Psicología, sino que también
buscó por la casa hasta que un día en- Apeldes Mcstres 1990 con Uña y carne. ha podido influir en ello sus «propios
contró otro rincón: un pequeño escrito- Además, ha figurado en la Lista de Ho- miedos, los que tuve y los que tengo.
rio. Y desde aquel día, arqueado sobre el nor del Banco del Libro (Venezuela) y Mis miedos y los miedos de los demás;
escritorio, comenzaría a garabatear sus de la CCEI (España). También fue se- la diversidad de forma y tamaño que tie-
primeros cuentos y poemas. leccionado para la Antología del Cuen- nen; el reconocer que hay miedos que
Cuando escribió su primer libro, lo to Español (University of Nebraska, ayudan a crecer y otros que nos cortan el
envió a un concurso, y obtuvo el segun- EE.UU.). Sin olvidar que su obra, paso hasta que no acabamos con ellos...
do lugar en el Premio Governador do ¿Quién quiere a los viejos?, fue selec- el tema de los miedos es universal y me
Estado de Sao Paulo (Brasil). Meses cionada para la exposición The White resulta fascinante» (Entrevista en la re-
vista Platero 99).
Algunas veces, el miedo puede ser
una consecuencia de la soledad. Así pa-
rece indicarlo Alcántara, en Tomás y el
lápiz mágico. En efecto, Tomás vivía so-
lo y sin poder salir, en una caja de zapa-
tos. Pero, inesperadamente, un día apa-
reció un lápiz mágico y con él dibujó
una puerta por la que podría salir. En-
tonces, sintió miedo.
Al igual que Tomás, Guaracú, el pe-
queño indio protagonista de la novela
que lleva el mismo título, también senti-
rá miedo al encontrarse solo y alejado
de la aldea. Había llegado allí siguiendo
un pájaro.
Tanto Tomás como Guaracú deciden
abandonar la soledad de su mundo —la
caja de zapatos y la pequeña aldea—,
ampliar sus horizontes, abrirse a los de-
más, aunque esto les suponga asumir
compromisos y responsabilidades. Sin
embargo, en esta apertura que lleva a la
amistad es donde los chicos encontrarán
la solución a sus miedos: Tomás ayuda-
rá a una mariposa y trabará amistad con
una pelota; Guaracú, con una flor roja y
un pájaro azul.
Otras veces, el miedo se puede aliar
con la oscuridad, que deforma y oculta
la realidad. Wu-Li, la gata protagonista
de La pequeña Wu-Li, se atemorizará
cuando, para salir de la casa en la que vi-
ve, tenga que bajar una empinada y os-
cura escalera (p. 29). En Un cabello
azul, a Jaime no le gustaba nada irse a la
cama, porque en cuanto apagaba la luz
sentía un tremendo miedo (pp. 5 y 6).
Gustavo, protagonista de Gustavo y los
miedos, sentía temor cuando estaba en
el oscuro pasillo (p. 17).
Para lograr echar los miedos de su vi-
da, Wu-Li, Jaime y Gustavo tendrán que
enfrentarse a ellos, deberán empujar la
puerta que da paso a la luz y, de este mo-
do, podrán ver la realidad tal y como es,
no envuelta ya en la capa de la oscuri-
dad: Wu-Li encontrará un luminoso cés-
ped cuando salga por la puerta de la ca-
sa (p. 30); «Gustavo abrió la puerta de
par en par y salió. Lucía una mañana es-
pléndida» (p. 63); «Jaime buscó y re-
buscó y... ¡Allí está!... La puerta se
abrió, y ambos pudieron pasar» (p. 17).
Por último, es posible hacer una dis-
tinción entre miedo y angustia. Se habla
de angustia cuando el peligro no es real,
sino vago o indeterminado. Surge como
consecuencia de las posibilidades que se
presentan ante la libertad del individuo.
Ahora bien, hay que tener en cuenta que,
en el niño, el miedo y la angustia están
casi fundidos, debido a que su vida inte-
rior está menos diferenciada. Alcántara
plantea esta cuestión en Pohopol, cuyo
protagonista —un pequeño gitano— vi-
ve sin rumbo fijo, yendo de un lugar a
otro. Pero, en un momento determinado,
cuando descubre que él no tiene un amu-
leto que lo defienda como a sus padres,
experimentará un miedo angustioso an-
te un posible peligro, totalmente vago e
indeterminado (p. 14). Es decir, su ca-
minar no tiene un norte, una guía, que en-
cauce sus pasos en una determinada di-
rección. Por eso Pohopol irá en busca de
un amuleto. Cuando lo encuentre —una
estrella, la única en medio de un cielo tan
grande (p. 26)—, ya no volverá a sentir
angustia, porque en cualquier momento
podrá mirar la estrella, y así sabrá dónde
está o qué dirección ha de tomar: su liber-
tad ya no estará indeterminada.

Educar para la vida

Alcántara, en algunas otras obras,


aborda el tema de la educación, acaso
influido por su experiencia como docen-
ESTUDIO

í.'

te. De ellas se desprende una idea muy dra. Alcántara pone de manifiesto que la educación excesivamente proteccionis-
clara: la educación tiene que mirar a la actitud del rey Jacinto, con respecto a la ta. Indudablemente, el proteccionismo
vida. educación de su hija Anna, es muy dis- conduce a la apatía, a la comodidad: fa-
Evidentemente, el hombre es, por su tinta a la del hechicero. Mientras que és- vorece, en definitiva, la creación de vo-
naturaleza racional, una realidad abierta te ayudó a Kinango a descubrir la reali- luntades débiles.
al mundo, a los demás: puede hacer que dad, poniéndole en contacto con ella, el En este sentido, resalta enormemente
todo esté intencionalmente en él por el rey, llevado por el temor, decidió que su el contraste que hay entre la actitud del
conocimiento, y él estar en todo, identi- hija no saliera nunca del castillo en el rey Jacinto, que protege a su hija de
ficándose con ello, por el amor. que vivía (p. 1 8). Y aunque el rey se pre- cualquier peligro, y la actitud del he-
Para Alcántara, éste, por tanto, ha de ocupe de dar una buena instrucción a su chicero, que no ahorra esfuerzos a Ki-
ser uno de los retos de la educación: sa- hija, contratando a los mejores maestros nango; o la actitud de la madre de la pe-
car al hombre de sí mismo, de su peque- del reino (p. 23). su educación la reduce queña Wu-Li que. como el hechicero,
ño y egoísta mundo, ampliando su ser e a mera transmisión de conocimientos, también educa a su hija en el esfuerzo:
integrándolo en el entorno socio-cultu- que la hacen vivir de espaldas a la vida. su madre le enseñó un camino para salir
ral del que forme parte. Además, los conocimientos que ad- de la casa, pero marchaba delante, no iba
Kinango, protagonista de la novela quiere Kinango le llevan a adoptar una al lado de Wu-Li. que tuvo que atravesar
que lleva el mismo título, es un chico de actitud de responsabilidad y compromi- sola la trampilla de la gatera, pese a que
la tribu de los pigmeos que desconoce el so, ya que los pone al servicio de los de- sentía miedo (p. 23).
mundo que le rodea (p. 8). No es extra- más (pp. 19 y 21). Para Alcántara es
ño, por lo tanto, que Kinango se sienta aquí, en el compromiso y en la respon-
acomplejado (p. 4). Pero cuando Kinan- sabilidad, donde se logra la verdadera í ;;] uVOJi ! I Huí},'
go, guiado por el viejo hechicero de la socialización de la persona.
tribu (p. 11). empiece a conocer la reali- También el autor censura la actitud de Por otra parte. Alcántara también cri-
dad (p. 12), adquirirá más confianza en los padres y profesores que llevan a ca- tica la educación que es homogénea,
sí mismo e irá superando sus complejos. bo una educación que no se fundamenta uniforme, ya que no respeta la singulari-
En otra de sus obras. El muro de pie- en el esfuerzo, favoreciendo con ello una dad y el modo de ser de cada uno. Des-
de luego, no hay dos personas iguales despersonalización que convierte a la (p. 20). Y no fueron intolerantes única-
(no podemos ser clónicos, como la ove- persona en número, en masa. mente los compañeros, sino que tam-
ja Dolly), sino que todas son únicas e Cuando, por fin, lograron juntarse, los bién los padres se manifestaron pidien-
irrepetibles, aunque —como en el caso gemelos «notaron que algo había cam- do que echaran a Pancheta de la escuela
de Armando y Amando— puedan pare- biado y que ya no eran como dos gotas (p. 33). Tampoco la maestra la aceptaba
cerlo. En efecto, estos dos chicos, prota- de agua, que cada uno era eso: uno, úni- (p. 12). Un suceso fortuito hará cambiar
gonistas de Uña y carne, son gemelos. co y diferente» (p. 38). de actitud a sus compañeros, a los que
Lo único que les diferencia es el nom- «ya no les importaba que fuera una bru-
bre: siempre están juntos, su madre les ja» (p. 40).
vestía siempre iguales y les obligaba a I ,; • íoloirondí. Aunque Alcántara no nos relata la ac-
hacer siempre lo mismo. El día de su titud que tuvo la maestra después de
cumpleaños su madre les mandó com- Para algunas personas, el ser distintos, aquel suceso (pues no le quedó más re-
prar un par de regalos, pero les advirtió el pensar de modo diferente, es un peli- medio que admitirla en la escuela), no
que tenían que ser iguales. El centro de gro, supone una amenaza. Alcántara re- resulta difícil pensar, sin embargo, que
la ciudad era un auténtico hormiguero. chaza, en algunas de sus obras (Los des- mantuviera con Pancheta una tolerancia
A causa de esto, se separaron sin querer. hollinadores, Amelia la trapecista, La formal, vacía de contenido, una toleran-
A partir de esc momento, sus vidas em- bruja que quiso matar el Sol...), estas ac- cia que se podría llamar miope, ya que
pezaron a ser distintas. Aunque velada- titudes, que son consecuencia de la xe- impediría ver la riqueza que se esconde
mente, Alcántara, al desarrollar la nove- nofobia y la intolerancia. detrás de la variedad de la persona hu-
la en el mareo de una enorme ciudad, En ¡Huy qué miedo!, la protagonista, mana. Porque la verdadera tolerancia,
parece querer mostrar que la sociedad Pancheta, es una bruja. Cuando empezó pues, ha de llevarnos no sólo a respetar
actual —una sociedad masificada— con- a ir al colegio, todos la rechazaron (pp. 9 lo que es distinto, sino, y esto es más im-
tribuiría todavía más a ese proceso de y 12), y querían echarla de la escuela portante, también a comprenderlo y a
potenciarlo.

La Tercera Edad

En La segunda infancia de don Hono-


rato y en ¿Quién quiere a los viejos?,
Alcántara se acerca a la Tercera Edad:
«Los viejos forman parte de nuestra vi-
da; abandonarles es rechazarnos a noso-
tros mismos. Dentro del grupo animal,
las personas somos los únicos que hemos
aprendido a rechazar al viejo; aunque
bien es cierto que no todas las sociedades
lo hacen: las que todavía mantienen sus
raíces y su identidad serían incapaces de
hacerlo... Nos cuesta demasiado mirar al
otro e intentar descubrir sus necesida-
des... porque hay espejos en los que pre-
ferimos no reflejarnos» (entrevista en
revista Platero 99).
Violeta, una anciana que vive sola, es
la protagonista de ¿Quién quiere a los
viejos'? Su vecino Evaristo está enamo-
rado de ella, pero no se atreve a mani-
festarle sus sentimientos. Josefina, el
único familiar de Violeta, pondrá todos
los medios a su alcance para separarlos
y, así, no perder la herencia. Frecuente-
mente, Violeta experimentará la amar-
gura del abandono y de la soledad, pero
también encontrará el afecto y la com-
pasión de sus vecinos.
GUSTI, EL JOVEN GUERRERO,
SM, 1993 En esta novela. Alcántara parece apun-
ESTUDIO

tar que la solución del problema en el Son unos animales humanizados que, cadas desde otro ángulo, utilizando un
que muchas veces se ven envueltos los por lo general, presentan fuertes con- ropaje diferente.
ancianos pasa por la solidaridad y la trastes: mientras que unos manifiestan
comprensión hacia los más mayores. sentimientos de generosidad, a otros, por
el contrario, les guía el odio: unos se I ,,:;:•; droyysj
mueven por nobles ideales y, otros, ac-
Los animales túan de modo injusto y arbitrario. La droga es uno de los graves proble-
A menudo a Alcántara no le resulta mas que afecta a la sociedad actual. Al-
En muchas de las novelas de Alcánta- cómodo tocar temas difíciles, fuertes y, cántara, en El aguijón del diablo y
ra, los protagonistas son animales: La al mismo tiempo, enfocarlos para un pú- ¿Quién dice no a las drogas?, se centra
i-onda de cada día; Tulinet, las siete vi- blico infantil sin provocaren el pequeño en esta lacra.
das del gato; El llanto del León; 14 de lector más desasosiego del necesario. Muchas pueden ser las causas que lle-
febrero S. Valentín... «Primero porque Por eso utiliza animales humanizados, ven a las personas a caer en el mundo de
los amo; aspiro a tener una casa muy porque así logra un distanciamiento y, las drogas. El deterioro de las relaciones
grande con muchos animales» (entrevis- entonces, resulta más fácil plantear si- familiares, como lo apunta Alcántara en
ta en Platero 99). tuaciones próximas al lector, pero enfo- /:/ aguijón del diablo, es, sin duda, una
de ellas «... aunque también pesa mucho
el ambiente social, las presiones a las
que son sometidos los jóvenes, la falta
cíe referencias... y las falsas salidas que
se les brinda» (en Platero 99).
En ¿Quién dice no a las drogas?, el
autor señala otra posible causa: la in-
adaptación y el rechazo social que su-
fren algunos jóvenes. Esto es lo que le
ocurre a Pablo. Como está gordo y, ade-
más, le gusta comer mucho, sus amigos
le toman el pelo y lo rechazan. A través
de José Luis, se integrará en un grupo,
donde se siente aceptado. Sin embargo,
cuando va a pasar un fin de semana con
sus nuevos amigos, comienza a sospe-
char que algo extraño ocurre. El tío Ca-
simiro, que dirige el grupo, le habla de
realizar un extraño viaje y, para ello, ten-
drá que tomar una pastilla. Al final, Pa-
blo, junto con sus padres, lograrán des-
enmascararlos.

|¡ : | V:.;i niÍHit!

En Un cuento grande como una casa,


Alcántara pone de manifiesto que la fa-
milia es algo más que vivir bajo un mis-
mo techo. Al ir aumentando de compo-
nentes la familia de doña Felicidad, ésta
se ve en la necesidad de tener que cam-
biar de casa muy a menudo. Sin embar-
go, y pese a estas continuas mudanzas,
habrá ido levantando, sin apenas darse
cuenta, una casa permanente, indestruc-
tible, pues los materiales empleados en
su construcción —la alegría y el opti-
mismo ante las dificultades, el cariño a
las cosas y a las personas, los recuerdos
inolvidables de familia...—, por ser in-
materiales, resistirán el paso del tiempo. marido Jacinto, en una sociedad que fa- ración de los hijos desaparecidos duran-
También a través de los pequeños su- vorece excesivamente la comodidad y el te la dictadura militar en Argentina.
cesos que les ocurren a Jacinto, Rosa y confort {¿Quién menea el esqueleto?). Otro ejemplo: en El llanto del León,
al pequeño Pablo (familia protagonista censura la conducta de las personas cu-
de algunas de sus obras), Alcántara po- yo poder se basa en la fuerza, porque,
ne de relieve la importancia que tienen La libertad entonces, fácilmente se cae en la injusti-
los valores familiares y sociales para so- cia y en la arbitrariedad. Cuando León
lucionar las dificultades que surgen en la Cuando una persona alcanza la liber- descubrió que tenía un rugido terrible,
vida familiar: el espíritu de colaboración tad, «entonces es capaz de verse a sí mis- unas poderosas garras y los colmillos
para que en las tareas del hogar y en los ma, a su entorno y a cada elemento que más fuertes, decidió convertirse en el rey
problemas que provoca la llegada a casa compone su mundo como realmente es y de la selva. Por el contrario, Alcántara
de un perro participen todos los miem- no a través de cristales empañados» (en parece querer afirmar en esta novela que
bros de la familia, no dejándolas única- Platero 99). el poder ha de descansar en la confianza
mente en manos de la madre {¿Quién En la obra de Alcántara parece adver- y en el espíritu de solidaridad.
ayuda en casa y ¿Quién recoge las ca- tirse una continua referencia a la liber- En otras novelas, hace referencia a la
cas del perro?); la necesidad de la soli- tad. En algunas de sus novelas, critica falta de libertad interior. En estos casos,
daridad y el espíritu cívico entre los claramente los sistemas dictatoriales. En la libertad aparece amordazada, aprisio-
ciudadanos para poner término a los la ronda de cada día, por ejemplo, la fi- nada, por el miedo, la soledad o la igno-
problemas de la ciudad (¿Quién usa las gura de Amanda simboliza al valeroso rancia: Anna vivía encerrada entre los
papeleras?); la comprensión y la ayuda comportamiento de las Madres de la muros de un castillo; Tomás y Wu-Li, en
de Rosa para mantener en forma a su Plaza de Mayo, que reclamaban la libe- una caja de cartón; Gustavo, encerrado
ESTUDIO
m

ROSER CAPDEVILA, SINBARBA Y LA PRINCESA, LA G A L E R A , 1997

en su casa, sin atreverse a salir a la calle. definitiva, a ser responsables de su vida. (El tesoro de Sinbarba); o se muestra ju-
Cuando, por fin, estos personajes deci- Jaime sueña con ser un guerrero indio, guetón y travieso, gastando bromas a la
dan dejar atrás sus ataduras, ¡qué fácil el mejor de la tribu {El joven guerrero); familia de su prometida (Sinbarba y la
resultará abrir la puerta de la libertad y Martín, con ser un aventurero, rodeado princesa). •
salir por ella!: «Finalmente, Gustavo de peligros por todas partes {El hijo del
abrió la puerta de par en par y salió. Lu- viento); un tercer personaje, con ser un * Carmelo Fernández Alcalde es profesor del
cía una mañana espléndida» {Gustavo y valeroso pirata {Elpirata valiente). colegio «Los Robles» de Oviedo y director de la
colección Cuentos Andanzas.
los miedos, p. 63); «Tomás dibujó lo pri- Pero la voz de su madre al despertar-
mero que se le cruzó por la cabeza: una los, les devolverá a la realidad, una rea-
puerta» (p. 10). Y Tomás saldrá por ella, lidad que será muy distinta a como se la
«aunque las piernas le temblaban» {To- habían imaginado.
más y el lápiz mágico, p. 14); Wu-Li,
después de superar todos los obstáculos, Bibliografía
«salió por la puerta de casa que daba a
un luminoso césped» {La pequeña Wu-
Una de piratas temas
Li, p. 32); cuando Anna descubrió que El pirata Sinbarba es el protagonista
detrás del muro sí hay algo, decidió de algunas de las últimas novelas de Ri- Afán de superación
«construir una puerta» (p. 60). Y, deso- cardo Alcántara. La edición está muy Kinango, Barcelona: La Galera, 1982.
yendo los consejos de su padre, «Anna cuidada y están escritas de modo ameno El valle de los ecos, Gijón: Júcar, 1988.
se dispuso a salir, aunque tenía un poco y divertido. Sinbarba es un pirata que no Un cuento grande como una casa, Ma-
de miedo» {El muro de piedra, p. 62). se ajusta al prototipo de bucanero tradi- drid: Anaya, 1988.
Finalmente, los personajes de algunas cional, sino que, por el contrario, se Un cabello azul, Madrid: Espasa-Calpe,
de sus obras se evaden de la realidad, re- muestra muy humano: por la noche no 1989.
nuncian a ser libres. Para ello, ayudados duerme por miedo a los fantasmas (Sin- Gustavo v los miedos, Madrid: SM,
de la imaginación, se crean mundos fan- barba y los fantasmas); otras veces se 1990.
tásticos e irreales, negándose, por tanto, enternece fácilmente con un osito de pe- Tulinet, las siete vidas del gato, Zarago-
a ser libres, a adquirir compromisos: en luche al que abraza y cuenta sus secretos za: Edelvives, 1991.
Amelia la trapecista, Madrid: Anaya, La bruja que quiso malar el sol, Barce- Amelia la trapecista, Madrid: Anaya,
1993. lona: Hymsa, 1985 1993.
El hijo del viento, Madrid: Anaya, 1996. Contraseña: Sagitario-azul, Barcelona: Piquito de oro, Barcelona: El Arca de
TimunMas, 1987. Júnior, 1993.
Ambición El llanto del León, Barcelona: Aliorna, 14 de febrero San Valentín, Madrid:
El llanto del León, Barcelona: Aliorna, 1987. Anaya, 1994.
1987. ¿05 deshollinadores, Barcelona: Edicio- La ronda de cada día, Barcelona: Ede-
La madre del agua, Barcelona: Aliorna, nes B, 1988. bé. 1995.
1987. Los ojos del desierto, Barcelona: Timun El hijo del viento, Madrid: Anaya,
Orejas de conejo, Barcelona: La Galera, Mas, 1988. 1996.
1991. Un cuento grande como una casa, Ma- La canción de Pipo. Zaragoza: Edelvi-
La pata Paca, Barcelona: Edebé, 1992. drid: Anaya, 1988. ves, 1998.
La ronda de cada día. Barcelona: Ede- ¿Quién recoge las cacas del perro?. Za- Perro v gato, Barcelona: La Galera,
bé, 1995. ragoza: Edelvives, Zaragoza, 1990. 1998.
¿Quién quiere a los viejos9, Zaragoza: La pequeña Wu-Li, Madrid: SM, 1991.
Edelvives, 1996. Orejas de conejo. Barcelona: La Galera, Búsqueda de la propia identidad
1991. Kinango, Barcelona: La Galera, 1982.
Amistad, compañerismo, solidaridad Tulinet, las siete vidas del gato, Zarago- Kalyndi, Barcelona: Hymsa, 1983.
Cuaracu, Barcelona: La Galera, 1978. za: Edelvives, 1991. El valle de los ecos, Gijón: Júcar, 1988.
Kalync/i, Barcelona: Hymsa, 1983. La pata Paca, Barcelona: Edebé, 1992. Uña y carne, Barcelona: Destino, 1990.
Los personajes de Caetano, Barcelona:
Hymsa, 1984.
La bruja que quiso matar el sol. Barce-
lona: Hymsa, 1985.
Cuenta estrellas, Barcelona: Juventud,
1986.
¡Salta No-Non!, Barcelona: La Galera,
1987.
¡Vava invento!. Barcelona: La Galera,
1987.
Los deshollinadores, Barcelona: Edicio-
nes B, 1988.
Tomás v el lápiz mágico, Zaragoza: Edel-
vives, 1988.
Un cuento grande como una casa, Ma-
drid: Anaya, 1988.
¿Quién recoge las cacas del perro'.', Za-
ragoza: Edelvives, 1990.
¿Quién usa las papeleras'.'. Zaragoza:
Edelvives, 1991.
Tulinel, las siete vidas del gato. Zarago-
za: Edelvives. 1991.
La pala Paca. Barcelona: Edebé, 1992.
¿Quién avuda en casa?, Zaragoza: Edel-
vives,'1992.
La ronda de cada día, Barcelona: Ede-
bé. 1995.
Así se hicieron amigos, León: Everest,
1996.
¿Quién quiere a los viejos?, Zaragoza:
Edelvives. 1996.
Perro v gato. Barcelona: La Galera.
1998.

Animales
Aprendiz de cazador. Barcelona: La Ga-
lera, 1985.
ESTUDIO

Uña y carne, Barcelona: Destino, 1990.


La pequeña Wu-Li, Madrid: SM, 1991.
La pata Paca, Barcelona: Edebé, 1992.
El muro de piedra, Madrid: SM, 1994.
Sinbarba v los fantasmas, Madrid: La
Galera," 1997.

Piratas
Sinbarba v las gaviotas, Madrid: La Ga-
lera, 1997.
El tesoro de Sinbarba, Barcelona: La
Galera, 1997.
Sinbarba y la princesa, Barcelona: La
Galera," 1997.
Sinbarba y los fantasmas, Barcelona: La
Galera", 1997.

Relaciones familiares
La segunda infancia de don Honorato,
Madrid: SM, 1988.
Un cuento grande como una casa, Ma-
drid: Anaya, 1988.
¿Quién recoge las cacas del perro?, Za-
ragoza: Edelvives, 1990.
¿Quién ayuda en casa7, Zaragoza:
Edelvives, 1992.
¿Quién dice no a las drogas?, Zaragoza:
Orejas de conejo, Barcelona: La Galera, Uña y carne, Barcelona: Destino, 1990. Edelvives, 1993.
1991. ¡Huy, qué miedo!, Barcelona: Edebé, ¿Quién menea el esqueleto?, Zaragoza:
1991. Edelvives, 1993.
Discriminación La pata Paca, Barcelona: Edebé, 1992. 14 de febrero San Valentín, Madrid:
La bruja que quiso matar el sol, Barce- El muro de piedra, Madrid: SM, 1994. Anaya, 1994.
lona: Hymsa, 1985. ¿Quién quiere a los viejos?, Zaragoza:
La segunda infancia de don Honorato, Libertad Edelvives, 1996.
Madrid: SM, 1988. Pohopol, Barcelona: La Galera, 1980. El aguijón del diablo, Zaragoza: Edelvi-
Los deshollinadores, Barcelona: Edicio- Aprendiz de cazador, Barcelona: La Ga- ves,'1998.
nes B, 1988. lera, 1985.
¡Huy, qué miedo!, Barcelona: Edebé, El llanto del León, Barcelona: Aliorna, Soledad
1991. 1987. Guaracu, Barcelona: La Galera, 1978.
La pata Paca, Barcelona: Edebé, 1992. Toméis y el lápiz mágico, Zaragoza: Cuenta estrellas, Barcelona: Juventud,
Amelia la trapecista, Madrid: Anaya, Edelvives, 1988. 1986.
1993. Uña y carne, Barcelona: Destino, 1990. Tomás v el lápiz mágico, Zaragoza:
¿Quién quiere a los viejos?, Zaragoza: La pequeña Wu-Li, Madrid: SM, 1991. Edelvives, 1988.
Edelvives, 1996. El muro de piedra, Madrid: SM, 1994. ¡Huy, qué miedo!, Barcelona: Edebé.
El aguijón del diablo, Zaragoza: Edelvi- La ronda de cada día, Barcelona: Ede- 1991.
ves,'1998. bé, 1995. ¿Quién dice no a las drogas?, Zaragoza:
Edelvives, 1993.
Drogas Miedos El muro de piedra, Madrid: SM, 1994.
¿Quién dice, no a las drogas?, Zaragoza: Guaragú, Barcelona: La Galera, 1978. ¿Quién quiere a los viejos?, Zaragoza:
Edelvives, 1993. Pohopol, Barcelona: La Galera, 1980. Edelvives, 1996.
El aguijón del diablo, Zaragoza: Edelvi- El valle de los ecos, Gijón: Júcar, 1988.
ves, 1998. Tomás v el lápiz mágico, Zaragoza: Sueños. Evasión de la realidad
Edelvives, 1988. El pirata valiente, Madrid: SM, 1989.
Educación Un cabello azul, Madrid: Espasa-Calpc, Tulinel, las siete vidas del gato, Zarago-
Kinango, Barcelona: La Galera, 1982. 1989. za: Edelvives, 1991.
Gustavo v los miedos, Madrid: SM, Gustavo v los miedos, Madrid: SM, El joven guerrero, Madrid: SM, 1993.
1990. ' 1990. El hijo del viento, Madrid: Anaya, 1996.

CUJÍ 16
LITERATURA INFANTIL Y SOCIOLOGÍA DE LA INFANCIA

colección e ár bol de la memoria

i ft( LAS « O L B S T , 4 S i JA
i SSTAAV3S 1' U
Ir JjSAJao r i
( P A C A VOSOTROS! \

K Í J Í

Una original colección de ensayos que incluye tanto estudios sobre litera-
tura infantil y sociología de la infancia como investigaciones del origen y la
permanencia de los textos clásicos que representan la cultura de la infancia y
conforman el imaginario de cada sociedad. La colección recoge y analiza la im-
portancia de la tradición oral y el folclore en la literatura actual así como sus funciones y pervivencia en una
sociedad en la que la oralidad sigue presente en las modernas tecnologías. También tienen su espacio las nue-
vas reflexiones sobre la relación del niño con la ciudad.

rmmM GEJSMANSSNGHEZ RUPÉRÍZ


De venta Distribuye Comercial Grupo Anaya. C/Juan Ignacio Luca de Tena, 15. 28027 Madrid.
Tel. (91) 393 86 00 Fax 320 91 29 http://www.fundaciongsr.es
EN TEORÍA

Erotismo y sexo
en la LIJ
Por Juan José Lage Fernández*

En la actualidad, no
hay tema que la
literatura infantil
y juvenil no se atreva
tocar, y el sexo
y el erotismo no son
una excepción.
Pero hubo un tiempo
en el que fueron
temas tabú, como
se encarga de
H p recordárnoslo el
- v
' • ' — - • ' ' - ' - ' - • - - - —

un recorrido por
algunas de las obras de la LIJ actual, tanto nacionales como
extranjeras, en las que se habla de relaciones sexuales,
de homosexualidad, sida, abuso y acoso sexual a menores, de
aborto, etc., de manera clara y abierta, aunque con distintos
tratamientos. No es un trabajo exhaustivo, ni lo pretende, sino
una aproximación, una reflexión sobre esta cuestión que
preocupa a padres y maestros.
JUAN RAMÓN ALONSO, «CAPERUCITA ROJA» EN CUENTOS COMPLETOS DE Cl IAS1.I S TOM SCHAMP, BLANCANIEVES, LA GAIERA, 1997
PERRAUI.T, ANAYA, 1998

urante siglos, una buena par- iba a ser menos. No obstante, es intere- la manera tan distinta de hacer pis que
te de las que hoy pueden ser sante detenerse en analizar varios su- tienen los niños y las niñas. Algunos han
consideradas como mejores puestos y en responder a algunos inte- podido vivir el nacimiento de un herma-
obras de la literatura infantil-juvenil se rrogantes. no y durante el embarazo se preguntan
han visto especialmente afectadas por la quién lo metió allí dentro y cómo demo-
acción de censores y limitadores de los nios piensa salir.»2
derechos lectores de los jóvenes, cre- Buscar respuestas O sea, para un adolescente, la sexuali-
yendo protegerlos de libros que pudieran dad ha llegado a su culminación, los
afectar a su sensibilidad. En este sentido, El primer interrogante que surge es el cambios fisiológicos le preocupan y, por
sólo una excepción que confirma Fer- siguiente: ¿es necesario desarrollar lo tanto, como afirma el autor Jordi Sie-
nando Savater: «Guillermo fue el único planteamientos relacionados con el sexo rra i Fabra, «no se puede matar lo que
anarquista triunfante que los tiempos en los libros dirigidos a los jóvenes?; sentimos»,3 no se puede cercenar una
han consentido». ' ¿qué interés puede tener para ellos? parte vital de su personalidad en las lec-
En el campo de los sentimientos y Debemos tener en cuenta que ya des- turas que se le ofrezcan, porque sería ne-
afectividad, cl sexo ha sido desde siem- de muy tierna edad y aunque no lo pa- gar una parte de su desarrollo.
pre tema tabú. Con la excepción de los rezca a simple vista, los niños se intere- Es decir, los niños y jóvenes necesitan
antiguos cuentos de hadas, donde las san por el sexo. «El hijo siempre les y quieren respuestas en este campo y las
referencias sexuales, en clave simbóli- parece demasiado pequeño o inmaduro a buscarán donde las encuentren. Por lo
ca, eran perfectamente comprensibles los padres para digerir vicisitudes se- tanto, es posible que acudan a los libros
para el oyente, puede afirmarse con xuales —dice Alejandra Vallejo-Náge- que intuyan les puedan aclarar dudas y
contundencia que cualquier insinuación ra—. Se equivocan. Desde el día de su les den respuestas que no les ofrecen los
sexual, erótica o simplemente amorosa, nacimiento ha vivido en una sociedad en adultos que les rodean, por inhibición o
estaba condenada al fracaso en los li- la que se utiliza el sexo con fines co- por ignorancia. Además, en este tipo de
bros infantiles. merciales, publicitarios, etc. Los niños libros buscarán, también, identificarse
Hubieron de pasar siglos para que el de 3 años disfrutan examinando sus ge- con los problemas y saber que los com-
tema tomara, tímidamente, carta de na- nitales o los de su hermana pequeña, se parten con otros; dar rienda suelta (o en-
turaleza. Hoy se escribe de casi todo, y fijan en que los padres se encierran a ve- cauzar) su fantasía erótica, necesaria pa-
el sexo, como veremos más adelante, no ces con llave en su dormitorio; perciben ra su desarrollo homogéneo; intentar
EN TEORÍA

conocer mejor a los pares del sexo


opuesto.
Otra cuestión relacionada con la ante-
rior es conocer qué tipo de libros pueden
satisfacer mejor su curiosidad: si los de
carácter documental o los de ficción
(aunque los límites entre unos y otros
sean a veces imprecisos). Luisa Mora,
en uno de los escasos artículos publica-
dos sobre el tema, dice: «En los libros
documentales ha de quedar explicado no
sólo el mecanismo de reproducción, si-
no también cómo se desarrolla la vida
del feto. Mientras que en los libros de
ficción se ha de atender a sentimientos y
comportamientos coherentes con los
personajes que se enfrentan a una rela-
ción amorosa».4
En este sentido, el libro documental
debe informar, responder a dudas, resol-
ver cuestiones concretas y, digamos, téc-
nicas (cómo nacen los niños, cuáles son
los métodos anticonceptivos más efica-
ces o usuales, qué problemas acarrea la
masturbación, etc.), mientras que en el
libro de ficción, incluso sin olvidar estos
aspectos —aunque siempre huyendo de
la proliferación y lo farragoso— se de-
ben crear actitudes, mejorar conductas o
comportamientos, apelar a la sensibili-
dad y a la imaginación, dando a entender
que no somos seres asexuados, aunque
tampoco dominados por el sexo, y que
nos desenvolvemos en el campo de la
afectividad.
Por lo tanto, el planteamiento de la se-
xualidad en este tipo de libros debe ajus-
tarse a las siguientes pautas: hacer ver
que una cosa es la sexualidad y otra la
reproducción; ofrecer pautas de respeto
hacia comportamientos sexuales hetero-
doxos o hacia el sexo contrario (princi-
palmente la mujer como objeto sexual);
plantear soluciones a conflictos esencia-
les en estas edades, como el tema de los
métodos anticonceptivos, el problema
del sida, la masturbación, etc.; explicar o
dar a entender que es necesaria la madu-
rez para ejercer una sexualidad respon-
sable; desmitificar los problemas afecti-
vos y sentimentales, que siempre han
sido observados como si se trataran de
un tema tabú.
Es importante, por ello, tratar el tema
con ternura, envolverlo de lirismo y ma-
gia (que no oscurantismo), no para des- Foto de Xie Kitchin, una de las niñas a las que Lewis Carroll era aficionado ,
virtuar o edulcorar la cuestión, sino pa- que aparece en Niñas (Lumen, 1998).
ra dotarla de la humanidad y la sencillez la primera y que se encargaron de eli-
que precisa, alejándola de un prosaísmo minar los segundos.7 Es lo que afirma
meramente informativo. Djuna Barnes cuando dice: «Los niños
YA -—
Y esto sólo puede conseguirse recu-
rriendo a la ficción, tal y como incluso
reconoce Arnold Gessell —uno de los
más reconocidos especialistas en el es-
tudio de la adolescencia— , cuando al
referirse a autores de la talla de William
Faullkner, Thomas Mann, Alberto Mo-
sienten algo que no se puede decir: ¡les
gusta que el lobo y Caperucita estén en
la cama!».
En efecto, las interpretaciones psicoa-
nalíticas de Caperucita Roja —las más
consistentes a mi juicio— inciden en el
enfrentamiento de una adolescente con
m:ni \1
(

4
\

¡í
ravia, Salinger o Dostoievski, dice: «A su sexualidad emergente. 1

menudo la técnica del artista puede re- Es más, para algunos, Caperucita Ro- :
sultar más efectiva que la del hombre de ja se deja seducir y no opone resistencia
ciencia para transmitir los sentimientos al seductor. Lo que se pretendía con es-
y las sensaciones».5 ta historia, a parte de dar rienda suelta a
No obstante, la conocida autora aus- las fantasías eróticas de los varones, era
tríaca Christine Nóstlinger va más allá:
diferencia acertadamente entre erotismo
y sexualidad y cree que sólo el erotismo
debe encontrar un hueco en los libros
educar a las adolescentes en los peligros
que una sexualidad no controlada podía
acarrear.
Pero, aunque Caperucita es el cuento
J
v¡8
(de ficción, naturalmente). «Con los ni- más perfecto en alusiones eróticas —o ! W
ños se pueden tratar literariamente todos al menos el más mencionado y mejor in-
los problemas excepto el de la sexuali- terpretado—, hay otros que van por el
dad. Para referirnos a este aspecto de la mismo camino.8
vida, sólo tenemos al alcance la termi- *
En El rey Rana, la rana es utilizada co-
nología médica, por un lado, o la termi-
nología vulgar, de la calle, por otro. Es-
mo un símbolo sexual y la historia afir-
ma que para que una persona pueda
i. A
to constituye una limitación grande a la amar de verdad, primero ha de ser capaz
hora de escribir y por eso creo que es un de sentir.
tema para tratar cara a cara, pero no por Barbazul trata de los aspectos
escrito. Sin embargo, el erotismo sí está destructivos del sexo, y parte del
presente en mis libros.»" atractivo que el cuento tiene entre
los niños —dice Bruno Bettel-
heim— se debe al hecho de que
La literatura popular y los confirma la idea de que los adul-
tos poseen secretos sexuales».
En La Bella y la
Como quedó insinuado, los cuentos Bestia, por ejem-
de hadas son un referente muy válido a plo, el mensaje es
la hora de interesarse por bucear en ellos el siguiente: «Aun-
componentes relativos al sexo y a la se-
xualidad. Puede decirse, tal y como han
afirmado algunos psicoanalistas (los
que más se han interesado hasta ahora
por sacar a la luz sus componentes se-
miocultos), que son la forma más per-
fecta de una educación sexual explícita
y, además confirman, la única obra de
arte capaz de ser comprendida por la
mente infantil.
Quienes hayan contado el cuento de
Caperucita Roja a los niños se darán
cuenta de la fascinación que la versión
de Charles Perrault despierta entre ellos,
mucho más que la de los hermanos
Grimm, precisamente por los aspectos
supuestamente morbosos que contiene
EN TEORÍA

JANOSH, UNO, ALFAGUARA, 1986.

que el sexo parezca algo brutal a simple los niños»; «mi ideal de belleza es una neo m i n u t o s !
vista, el amor entre un hombre y una niña de unos 12 años»; «uno se pregun-
mujer es, en realidad, la más satisfacto- ta: ¿por qué las encantadoras formas de
ria de las emociones». las niñas han de estar siempre tapa-
Hay otras muchas connotaciones se- das?») y su afición a fotografiar niñas
xuales (Blancanieves acostándose en las desnudas o semidesnudas y a invitarlas a al
camas de los 7 enanitos, el zapatito que su habitación, hecho que le trajo no po-
sólo encaja en el pie de Cenicienta...), cos quebraderos de cabeza y de con-
pero como muestra de una manera de ciencia, como se puede comprobar en su
hacer basta un botón. diario. Y aunque, como afirma Rosa la casa del conejo, lo que casi provoca
¿Y cómo está tratado el tema que nos Montero, «el pedófilo Lewis Carroll se que esté a punto de estallar; la explosiva
ocupa en los conocidos como libros clá- las arregló para bordear toda su vida la expulsión de Bill el Lagartija a través de
sicos o arquetipos de la literatura infan- línea del escándalo sin acabar de cruzar- la chimenea de la casa; palizas; zaránde-
til-juvenil?; ¿cuál es la actitud adoptada la; la vida de Carroll fue una melancóli- os y estornudos; las numerosas amena-
por sus autores respecto a un tema tan ca vida en la frontera, en el estrecho li- zas de decapitación».'"
controvertido? En la mayoría de estos li- mite que media entre la cordura y la Algunos críticos o estudiosos han pre-
bros, los protagonistas carecen de senti- insania»,9 las alusiones eróticas, fruto de tendido ver en Peter Pan un toque eróti-
mientos y están incapacitados para amar su represión sexual, son mas que evi- co o, al menos, sensual, y poco más.
o ser amados. dentes, tal y como deja constancia Mor- ¿Cómo hubieran reaccionado los censo-
Merece la pena detenerse en una ex- ton N. Cohén, uno de sus mejores bió- res de Mark Twain, que recriminaron al
cepción. Se trata de Alicia en el País de grafos: «Las imágenes de Alicia dejan autor por unas Aventuras de Tom Sawyer
las Maravillas, de Lewis Carroll. Es constancia de una sexualidad reprimida: que consideraban licenciosas, si se hu-
bien conocido el desmesurado amor de la madriguera del conejo al comienzo biera permitido algún ligero atisbo de
Carroll por las niñas y, especialmente, del libro; el énfasis en la comida y en la actividad sexual del protagonista?"
su pasión enfermiza por Alicia Liddell bebida; el cambio de tamaño de Alicia;
su crecimiento hasta quedársele pequeña Muy recientemente, y precisamente
(«adoro a los niños, con excepción de en Estados Unidos, un libro de Tomi Un-
7
4¿/A

gerer, titulado Ningún beso para mamá


(Lumen), estuvo prohibido porque, entre Laura Nathanson
otras cosas, mostraba a un niño-gato
protagonista, sentado en la taza del EL PROBLEMA
WC.12 También ha tenido sus más y sus DE LOS MIÉRCOLES nger edelfeldt
menos en España otro libro cuyo título
es significativo: El arle de la baci (Ló-
guez) —ilustrado por el reconocido au-
tor francés Jean Clavérie—, que mues- 9 • - f ;.:
tra a un niño en diferentes posturas
sobre el orinal. 1;¡

1
.a 1 ,U actual
\

Es natural que para una literatura in- %~ - )


fantil como la española, tan huérfana de la |ovea colección
tradición, un tema como el sexo y el ero-
tismo haya permanecido tabú durante
mucho tiempo. Ello se explica debido,
principalmente, a que ni los lectores ni Hay que llegar hasta 1996 para encon- che hablé con la luna (Edelvives), de Al-
tan siquiera los intermediarios estaban trar un relato (escrito en forma de diario fredo Gómez Cerda, y Alflanagan es
educados para tales adquisiciones. Y es- y en tono realista), donde se plantea la Flanagan (Anaya), de Andrcu Martín y
to ni el libro de carácter literario ni tan cuestión de un modo secundario. Se tra- Jaume Ribera. El primero presenta un
siquiera en el de carácter documental, ta de ¡Que alguien me quiera cinco mi- incesto desde una atmósfera poética y
cuyas ediciones fueron muy escasas y li- nutos'. (El Arca de Júnior), de José Ma- casi insinuada, de modo y manera que
mitadas. Los medios de información del ría Plaza. En esta novela iniciática, se sólo al final el lector se da cuenta del
niño eran los habituales y generalmente plantea el despertar sexual de dos ado- trance. En el segundo, el tono es desen-
distorsionados: la calle, principalmente. lescentes con personalidades muy dife- fadado y fluido, para tratar de la situa-
Carmen Kurtz fue una de las primeras rentes: la que siente necesidad de amor ción de una joven violada por el jefe de
autoras que se atrevió a plantear un tema (y queda embarazada, decidiendo seguir su padre (¡señor Lage!), aunque lo más
tan polémico en un libro infantil: el adelante y dar a luz), y la que recela del sugerente es el capítulo titulado «Hay
aborto. Lo hace en Fanfamús (Noguer, mundo masculino (y que atraviesa por monstruos», donde se da una informa-
1981), desde una perspectiva mágica y momentos de indefinición sexual). ción precisa —casi de manual— sobre
fantástica, que sin embargo deja entrever Sobre el tema del abuso o acoso se- el tema en cuestión.
su posición sobre el tema. xual se han escrito hasta ahora dos libros El ya aludido Jordi Sierra i Fabra es un
Desde entonces, la nada más absoluta. de planteamientos muy diferentes: Ano- prolífico escritor que no permanece aje-
EN TEORÍA

no al tema del erotismo. Así lo reconoce una obsesiva apelación a la mastur- dre lo que siente. Novela de tesis, relato
cuando afirma, respecto al tono erótico bación, hay en De este lado del silencio de gestos y sentimientos, donde se dan
detectado en alguno de sus relatos: «Es (Alfaguara), escrito por Jorge Juan las claves para interpretar lo que sienten
algo que nadie me había dicho pero que Martínez —Premio Jaén 1994—, don- esas personas, aunque a veces peca de
es cierto y me encanta que por fin al- de sólo el buen nivel literario del rela- acumulación de ideas.
guien lo note. Soy una persona senti- to salva la procacidad de determinados En resumen, a medida que en España
mental, emotiva, romántica, que cree en pasajes (en el límite borroso entre ero- se han ido abriendo camino las liber-
el amor y, por lo tanto, creo en todo lo tismo y pornografía), tal vez expresa- tades (con posterioridad a 1975), el
relacionado con ese amor. He escrito mente concebidos para mayor éxito de abanico de temas se ha ampliado progre-
una novela erótica que trata del amor de ventas o de lectores —véase texto 2—. sivamente y las actitudes de los prota-
un hombre con una androide perfecta, De 1997, son dos títulos publicados en gonistas han evolucionado de acuerdo
por ejemplo. En mis libros no hay gran- La Galera: Ciclo bis, de David Duran y con la evolución de la sociedad, hacién-
des dosis de sexo, pero los personajes La llamada del mar, de Jaume Cela. En dose más libres, más directos, más rea-
son reales, están vivos, sienten cosas, el primero, escrito seguramente con bue- listas y humanos.
exactamente igual que nosotros. No se na intención por un profesor de Secun-
puede matar lo que sentimos. De cual- daria con un afán divulgativo, una chica
quier forma, poco importante debe de puede cambiar a voluntad de sexo du- I iva ,;;]i.íí:«»if'e-;:; oxiraiíijoros;
ser eso cuando varias de mis editoriales rante el período menstrual y así, tras co-
pertenecen a órdenes religiosas». nocer las peculiaridades fisiológicas de Una de las autoras que más profusa-
Así, por ejemplo, Sierra i Fabra, en cada sexo, decidir con cuál prefiere que- mente toca el tema del amor y el erotis-
Nunca seremos estrellas del rock (Alfa- darse. El tono es distendido —se recurre mo en sus libros es, como hemos seña-
guara), toca, aunque muy de pasada, el a vulgarismos para nombrar a ciertas lado anteriormente, la escritora austríaca
tema del incesto. Pero sin duda son El partes corporales (véase, al respecto, lo Christine Nóstlinger. Ella defiende que
cazador (SM) —véase texto 1— y Seis que dice Nóstlinger)— alternando con no se puede cercenar en los libros infan-
historias en torno a Mario (Espasa Ju- contenidos didácticos, aunque el con- tiles un aspecto importante de la perso-
venil), las obras suyas con más carga junto resulta demasiado explícito. nalidad y, por ello, en sus obras, hasta
erótica, aunque en el primer libro está En La llamada del mar, el autor abor- los niños de menor edad son capaces de
planteado el tema con más crudeza. da el tema de la homosexualidad de un enamorarse y tener sentimientos.
Carga erótica —y desmesurada— con joven de 17 años, que confiesa a su ma- Los libros más significativos al res-

Texto 1 Texto 2
Con el último lamento, los cuerpos ce- Nos besamos ansiosos en la parpadeante luminosidad del garito y
saron en su movimiento. Dubal, el toro vi- salimos minutos más tarde hacia los jardines del río. Buscamos un
brante, cedió su presión y contrajo los banco lo más oscuro posible y nos dedicamos durante un rato a un
músculos. Su peso aplastaba a Shura, pero mutuo y concienzudo magreo: en tanto mi mano izquierda acaricia-
ella también regresaba del largo y a la vez ba y estrujaba con sistemático mimo ambas tetas, mi mano derecha,
breve viaje del amor. Por fin cedió nueva- después de trazar veleidades indagatorias por sus muslos, se lanzó al
mente su continencia y aflojó los brazos, salto del higo, tropezando a su llegada con una superficie plana rec-
dejándose caer sobre ella. Fue el estertor tangular. La cagamos, pensé, tiene la regla. Ella me confirmó tal hi-
final antes de que, súbitamente, se aparta- pótesis y, tras unos segundos de risas desconcertadas, agregó: «Pe-
ra y cayera sobre el lado vacío de la cama. ro bueno, podemos hacer otras cosas». Yo la miré expectante, ella
Los dos cuerpos, desnudos y sudorosos, rehuyó mis ojos, sopesó mi bragueta con sus manos, me desabrochó
recibieron la caricia de la primera brisa los pantalones con inusitada habilidad y comenzó a masajearme la
nocturna, y sus respiraciones se acompa- polla tiernamente. Yo la desembaracé de su barroco sujetador y le la-
saron con suavidad en los minutos si- mí con gula los pezones, dispuesto a abandonarme a la dulzura de la
guientes. paja. Ella comenzó a imprimir tal velocidad a sus movimientos que
Dubal pasó de la consciencia al sueño me vacié en un instante con un rebuzno de placer justamente sobre
sin darse cuenta, como siempre después de su falda. Saqué mi pañuelo y la limpie lo mejor posible, luego la
amar y ser amado, como siempre tras la acompañé a la estación y aguardamos juntos la partida de su tren. Se
efímera gloria del placer carnal. (Sierra i llamaba Ester. (Jorge Juan Martínez, De este lado del silencio, Al-
Fabra, El cazador.) faguara.)
Texto 3
Ella se inclinó sobre Chip, al tiempo que él
levantaba la cabeza. Sus labios se encontraron.
Luego, sus manos. Sus manos sobre la piel, ba-
jo las ropas arrugadas... Las manos de Chip so-
bre el vientre de Josía, deslizándose bajo sus
ropas más íntimas, en un océano de calor, de
dulzura. Las manos suaves sobre la piel suave
de los senos de Josía, redondos, dulces, estre-
mecidos. Las manos para desnudar, para descu-
brir, para llegar más allá de la impericia, más
allá del miedo al descubrimiento, más allá del
miedo al miedo. Y lágrimas, y risas ahogadas,
explosiones de risas que rodaban sin el menos
ruido, como si fueran otras tantas caricias. Y
humedades. Y soles besados, y sus ojos, sus la-
bios... Y la piel contra la piel, contra el musgo,
contra las agujas secas de los abetos... Y la
montaña, y la tierra, y el cielo. Y luego el grito
de Josía. y el de Chip, y otra vez el miedo, y
Chip que decía: «No, no, no quiero hacerte da-
ño», repitiéndolo una y otra vez... Y después...
las palabras..., las palabras de Josía, surgidas de
un océano tempestuoso: «¡Tú no me harás nun-
ca daño, Chip!». Y la marejada de placer supe-
rando todo lo imaginado.
Como una locura.
Un oleaje.
Y el viento que cantaba entre los árboles, so-
bre los senos desnudos de Josía. Y la ola extin-
guiéndose. Y las lágrimas secándose en sus me-
jillas. (Pierre Pelot, Loco como un pájaro, La
Galera.)

MICHAEL EMBERLY,
SEXO jQUE ES2, SERRES, 1994

pecto son, por ejemplo: Mi amigo Luki- Además, la autora es lo suficientemente como es Jim en el espejo (Lógucz), de
live (Alfaguara), Use se ha ido (Alfa- hábil como para no crear ex-proféso un Inger Edelfeldt, publicado en 1986. La
guara), Intercambio con un inglés (Es- problema de tipo sexual para girar lite- obra —más bien para lectores muy for-
pasa Calpe), Uno (Alfaguara) —álbum rariamente alrededor de él, sino que esas mados— incide en la excesiva sobrepro-
ilustrado por Janosch, que incluye una cuestiones las inscribe dentro del desa- tección materna y en la inflexibilidad
ilustración de los protagonistas en la ca- rrollo natural de los protagonistas. paterna como origen del problema y es-
ma, recurso poco habitual y que sería in- Hay otros autores que también impri- tá escrito desde la sensibilidad de un
teresante estudiar en libros de estas ca- men a sus relatos estos matices eróticos: adolescente que renuncia a los 15 años a
racterísticas— y, principalmente, ¡Qué Kerstin Thorvall, en El amor de Sussy la heterosexualidad después de muchos
asco! (Alfaguara), con la experiencia de (Alfaguara); Mirjam Pressler, en Y por traumas.
una primera relación sexual. fin hablé (Alfaguara); Judy Blume, prin- Mas reciente es La cometa rota (No-
No es de extrañar esta actitud de la au- cipalmente en Quizá no lo haga (Alfa- guer), de la ganadora del Premio Ander-
tora, teniendo en cuenta que todos estos guara); y Pierre Pelot, en Loco como un sen en 1978, Paula Fox, con dos temas
libros tratan problemas de adolescentes pájaro —véase texto 3—, entre otros. concurrentes: la homosexualidad y el si-
y el principal para ellos tal vez sea en- El tema de la homosexualidad mascu- da. La historia se desarrolla en cinco
frentarse a su imparable sexualidad. lina está presente en un libro ya clásico, momentos: desde el instante en que un
EN TEORÍA

contada desde dentro por una adoles-


cente tímida, insegura ante los demás,
Texto 4 que de repente se ve invadida por un
Papi no había dicho nada más. Se había desviado a la izquierda, dirección problema —no tan marginal como se
Rosengarten. Pero al llegar a un oscuro camino Papi bajó del coche, miró a su cree— que la desborda».13 Novela que
alrededor y se abrió la bragueta antes de subirse a la parte posterior del coche. tuvo algunos problemas en su país de
¡Dios mío,Virgen María, ayudadme! origen (Estados Unidos), y que a pesar
—¿Qué, muñequita, comprendes ahora que no puedo esperar? —Papi le aca- de llevar muchos años editada está prác-
rició la mejilla con una mano mientras que con la otra le bajaba las bragas. ticamente inédita pese a la calidad de su
Las bragas le rozaron los muslos y Gaby gritó. Las semicerradas heridas de contenido: una niña de 11 años que su-
las piernas se abrieron de nuevo. Sangraba. fre acoso de un dentista, pero que sale a
—¡Abre las piernas! flote con su propia fuerza de voluntad.
Papi la sujetó con fuerza hacia atrás, de forma que la cabeza le quedó torci- Buenas noches, muñequita (Lóguez),
da entre el asiento y el apoyabrazos. de Heidi Hassenmüller, es una historia
Cuando penetró en ella con todas sus fuerzas, Gaby no gritó. Se mordió los real —Premio al Libro Juvenil en Ale-
labios, la lengua. No dejó escapar ni un sonido. Él estaba sobre ella con la res- mania—, basada en los abusos que pa-
piración entrecortada y le jadeó al oído: —Di que te gusta, dilo, dilo... deció la propia autora entre los 6 y los 16
Con un esfuerzo interminable, Gaby abrió los ojos y miró, sin verlo hacia el años por parte de su padrastro y, por lo
cielo. Cada estrella una esperanza. tanto, testimonal y aleccionadora —véa-
Papi suspiró de placer y se retiró de ella. Había terminado. Por un momen- se texto 4—.
to, se quedó con su pene sobre ella, después le ordenó la ropa. Con cuidado, Dos notas finales: es importante, en
juntó las piernas de Gaby, que colgaban sesgadas como las de un muñeco sin libros de estas características, que ofrez-
vida. can soluciones al lector, para que puedan
—He tenido cuidado. Aquí está, en el pañuelo. No tengas miedo. Yo tengo encontrar las suyas propias. Además,
cuidado —levantó de un brazo a Gaby— . ¿Me oyes, angelito? nótese que todos los libros están escritos
Los dientes de Gaby castañeaban, sintió como un sudor frío resbalaba por su por mujeres, muy al contrario de lo que
frente hacia la boca abierta. sucede en España. •
Papi la zarandeó. —¡Maldita sea,Gaby! ¿Me oyes? ¡Contesta!
Gaby quería decir «Sí, Papi, ¡naturalmente!», pero su lengua se había con- *Juan José Lage Fernández es profesor, direc-
tor de la revista Platero, y especialista en anima-
vertido en un trozo de carne muerta. Mordida hasta hacerla sangrar. (Heidi ción a la lectura y bibliotecas escolares.
Hassenmüller, Buenas noches, muñequita, Lóguez.)

Notas
1. Savater, Fernando, La infancia recuperada,
Madrid: Alianza Editorial, Madrid, 1986.
2. Vallejo-Nágera, La edad del pavo, Madrid: Te-
mas de Hoy, 1997.
joven de 13 años conoce la enfermedad poético que invita a la reflexión (Queri- 3. Sierra i Fabra, Jordi, Platero 84, febrero de
1986.
de su padre y los motivos de la misma do Nadie son las cartas que una adoles- 4. Mora, Luisa, «El sexo en la Literatura Infan-
—una relación homosexual— hasta cente escribe al feto que lleva dentro y til-Juvenil: unas notas para la reflexión». Edu-
que lo revela a su madre, pasando por la que la llevan a seguir adelante con el cación v Biblioteca 69, Madrid: Tilde, junio
muerte del padre. Toda la evolución de embarazo pese a la oposición de sus 1996.
5. Gessell, A., El adolescente de 10 a 16 años,
la enfermedad está muy bien planteada. padres). El otro libro es La decisión Buenos aires: Paidós, 1971.
La homosexualidad femenina ha ge- (Everest), de Rosmarie Thuminger, tí- 6. NQstlinger, Ch., CLU 3, febrero 1989.
nerado libros como ¡Quépasa muñequi- tulo que lo sugiere todo y con plantea- 7. Pisanty, V, Cómo se lee un cuento popular,
ta! (Ediciones B), de Deborah Hautzig, miento similar: una madre de 39 años, Barcelona: Paidós, 1995.
8. Bettelheim, B., Psicoanálisis de los cuentos de
un perfecto desconocido a pesar de re- tras conocer que el feto padece el sín- hadas, Barcelona: Crítica, 1977.
sultar un texto muy bien planteado y drome de Down, decide después de mu- 9. Montero, R., «L. Carroll y Alice Liddell: la vi-
donde se presenta el problema como una chas dudas a dar a luz asumiendo todas da en la frontera», Lil País Semanal, 13 de julio de
cuestión de sensibilidad innata; o San- las consecuencias («si fuera un bebé 199 7.
10. Cohén, Morton N., Lewis Carroll, Barcelona:
dra ama a Meike (Lóguez), de Marliese completamente normal no podría que- Anagrama, 1998.
Arold, cuyo mensaje final es que «no se rerlo tanto»). 11. Lage Fernández, J.J., «Literatura polémica:
puede escoger lo que se siente». El primer libro publicado en España prohibido a mayores», CLU 54. octubre de
Que aborden el tema del aborto, hasta sobre el tema del acoso sexual a meno- 1993.
12. Garralón, A., «Tomi Ungerer, ese desconoci-
el momento, tenemos otras dos historias. res fue El problema de los miércoles do», CLU 54, octubre 1993.
La primera es la estupenda novela Que- (Noguer), de Laura Nathanson, del que 13. Vassart, M., «El sexo , un tabú en la literatura
rido Nadie (SM), de B. Doherty, texto dice María Vassart: «Historia patética, juvenil española». Leer 83, junio de 1996.
ILUSTRACIÓN

José Sánchez Tena,


el gran olvidado
por Antonio González Lejárraga*

José Sánchez Tena fue uno de los grandes ilustradores que renovaron la
LIJ en Cataluña, en la España de las primeras décadas del siglo, antes del
estallido de la guerra civil. Su nombre merece figurar al lado de los de
Lola Anglada, Ricard Opisso, Pere TornéEsquius, Joan Vila (D'Ivori),
Joan Junceda, ApeHes Mestres o Rafael de Penagos, por citar a los más
conocidos. Sin embargo, Sánchez Tena es, junto a Josep Vinyals o Josep
Longoria, uno de los grandes olvidados de la época, quizá porque la
muerte prematura, a los 33 años, truncó una carrera
que prometía ser tan brillante como la de sus
contemporáneos antes citados. El autor de
este estudio ha realizado una encomiable
labor de búsqueda y captura de
datos sobre este dibujante que
trabajó para Calleja y
Juventud, y que también
adaptó los textos de
muchos de los cuentos
de Grimm y
Andersen que
ilustró. Sobre él
tenemos poca
información y,
como verán, ni
un triste retrato
de recuerdo.

27
CUJÍ 16
ILUSTRACIÓN

C ^V eguir la pista de la vida y obra de


bulto y garrafales) despachan a nuestro
autor rápidamente. Villasante lo hace en
más de sesenta años transcurridos, po-
demos situar a Jesús Sánchez Tena al la-
A 1 Jesús Sánchez Tena ha sido una unas líneas, y Padrino, en un par de pá- do de Rafael de Penagos, al que le unen
^ ^ ^ difícil tarea que me ha ocupado ginas, en las que menciona su obra pos- una serie de circunstancias: ambos son
varios años. Años de búsqueda infruc- tuma, Titín Peluchín (la cual, hoy, finali- firmes puntales en la renovación de la
tuosa en los que en más de una ocasión zada la investigación, no está clara su Editorial Calleja, iniciada por Rafael
he estado a punto de tirar la toalla. Su total autoría), pero olvida el resto de su Calleja a partir de 1915; comparten un
obra desperdigada, aunque admirada por producción, que completaría varios vo- estilo muy similar (lo que hoy se viene
los pocos que la conocían, permanecía lúmenes de considerable grosor. en denominar línea clara); y los dos son
ignorada por la inmensa mayoría de los deudores del genio de Arthur Rackham.
que se han ocupado de la historia de la Si examinamos los logros de Penagos
literatura infantil en España. Entre los Primeros pasos en sus años de esplendor, no nos es difí-
pocos que lo han hecho: Carmen Bravo cil imaginar a qué cotas hubiera llegado
Villasante,1 J.G. Padrino2 y alguno más Jesús Sánchez Tena nació el 8 de ene- nuestro protagonista si la tuberculosis
(por ejemplo, el monumental —por el ro de 1888 en la localidad de Pédrola, no hubiera malogrado, a los 33 años, la
tamaño— trabajo de Montserrat Casti- provincia de Zaragoza, en el seno de una que se anunciaba como una prometedo-
llo,3 que contiene infinidad de errores de humilde familia. Por los pocos ra carrera.
datos biográficos que he podido Carecemos de datos en cuanto a su
recopilar, sabemos que su padre formación y/o estudios realizados, aun-
era factor de la compañía de Fe- que suponemos que tuvo unos inicios
rrocarriles del Norte y que él lle- autodidactas. También sabemos su devo-
gó a ser empleado de Correos ción por los grandes ilustradores ingle-
con la categoría de oficial de Ia.
También sabemos que se casó en
1924 con Concepción Navarrete,
hija de Miguel Navarrete (funda-
dor de la revista Charlot, dibu-
jante y editor). Murió el 27 de ju-
lio de 1931, en Sant Feliu de
Codinas, enfermo de tuberculo-
sis, a la temprana edad de 33
B%" '..
años. Quedó truncada así una de
las más prometedoras carreras
como autor de literatura infantil.
Con la perspectiva que nos dan

• . , . '
ses a través de la correspondencia que torial Calleja, pero lo cierto es que reali- Perla, que fueron Zueco rojo y El viaje
mantuvo con su editor, José Zendrera, zó en el mismo formato que los famosos de Zueco rojo al país extraordinario,
así como de sus conocimientos del in- Pinocho y Chápete, la serie Barbilón que resultan ser sus dos obras más co-
glés y del francés por idéntico motivo. que, con diferentes títulos y formatos, se nocidas a tenor de la escasa bibliografía
En colaboración con su mujer y su estuvo editando y reeditando hasta va- que se ocupa de nuestro autor.
suegro, realizó diversas colecciones de rios años después de su fallecimiento.
cromos para infinidad de productos: La parte que corresponde a las edicio-
chocolatinas, caramelos, etc., unos fir- nes de Calleja no está todo lo completa feiíirollc;] do la editorial Juvomiud
mados por él y otros por su mujer, Chi- que me hubiera gustado. Pero ésta es
ta. De esta época hemos encontrado al- otra historia por escribir (la de las edi- El acontecimiento que vino a cambiar
gunas colecciones con títulos bastante ciones de Don Saturnino Calleja), aun- el curso de la actividad creadora de Je-
sugerentes: Nacimiento, infancia y estu- que se podría adelantar su título, Cómo sús Sánchez Tena podemos situarlo alre-
dios de Pantagruel. El buen gigante editar el mismo libro cien veces sin que dedor de 1927-28, fecha en que, cree-
Gargantua y su hijo Pantagruel, de F. se note, y subtítulo, Fácil: cambiándole mos, toma contacto con José Zendrera, a
Rabelais, traducido y arreglado por Je- título y portada. la sazón gerente y alma mater de Edito-
sús Sánchez Tena (serie de treinta dibu- Y éste ha sido uno de los principales rial Juventud. A partir de este momento,
jos;4 De la Tierra a la Luna (serie de 42 problemas a la hora de fijar la obra de Sánchez Tena se dedicará a desarrollar
dibujos); cromos de fútbol; Aleluyas de Jesús Sánchez Tena hecha para Calleja: en exclusiva proyectos para esta casa,
un portero que se metió a delantero (se- la cantidad de títulos firmados por él rodeándose de su particular mundo de
rie de 42 dibujos). que auguraban un trabajo de chinos, y hadas, ogros, príncipes y gnomos en su
En estas colecciones ya empieza a de- así ha sido. También tenemos constancia forzado retiro de San Feliu de Codinas,
sarrollar sus ripios, que serían como una de dos obras largas para la colección donde la tuberculosis, mal asumida, acá-
marca de la casa en sus obras posteriores:

«Línea a línea debuta el gran Toma-


sen de una forma superior
parando cuatro remates del delantero
interior.»
«El ataque pone al chico
en crítica situación,
pero, salva un gol seguro
en un soberbio plongeón.»

Aunque desconocemos la fecha exac-


ta de su publicación, podemos fijar en
esta época iniciática una serie de cua-
dernillos realizados para Editorial Sope-
ña, bajo el título genérico de «Las Aven-
turas de Machucho y Pilongo», típicas
aventuras deportivas tan del gusto de la
época. Algunos de los títulos son: Ma-
chucho y Pilongo contra Calceta; Ma-
chucho y Pilongo. Rugby; Machucho y
Pilongo aviadores; Machucho y Pilongo
jockeys; y también automovilistas, alpi-
nistas o cazadores.
El estilo está todavía por definir y re-
sulta un tanto rígido, y la temática, como
ya se ha comentado, es deportivo-detec-
tivesca en la línea de muchas coleccio-
nes de cromos apuntadas anteriormente.

En la cantera de Calleja

No hemos podido averiguar cómo


Sánchez Tena entró en contacto con Edi-
ILUSTRACIÓN

baria con su vida. Esta enfermedad bien para Juventud es Cuenta-nabos, el gi- El primer libro infantil que se editó fue
pudo ser la causa de su rotura con la Edi- gante de los montes,'' del profesor Dr. A. en formato de bolsillo (tela con sobrecu-
torial Calleja, al no poder desplazarse a Müller. Colección de leyendas tradicio- bierta) con las aventuras de Peter Pan? de
Madrid a entregar sus trabajos como ha- nales germánicas que se editaron por el J.M. Barrie, y las clásicas ilustraciones de
bía hecho hasta entonces, y recordemos empeño que puso en ello Ma Luz Mora- Mabel L. Atwell, traducido por de Ma Luz
que era empleado de Correos, por lo que les, amiga de las nietas del autor, que Morales. A pesar de todo, la apuesta era
los desplazamientos en ferrocarril debí- convenció al editor para que se hiciera difícil y el editor, que no las tenía todas
an resultarle gratuitos. con los derechos de la obra por la módi- consigo, para reforzar la edición, hizo im-
Su primera colaboración para Juven- ca suma de 300 pesetas, el 19 de febrero primir en la cubierta, «por el autor de El
tud fue ilustrar la obra de Peter B. Kyne, de 1929. Morales pensó que el libro se admirable Crichton», obra ya estrenada
El triunfador. Un relato que enseña a editaría en un formato 19x25 cm, pero con gran éxito por la compañía de Martí-
serlo? Kyne fue un autor americano de aunque el editor encargó los dibujos a su nez-Sierra. José Zendrera, que fue un
gran éxito en los años 20 y 30, con un recién incorporada estrella, no debía de maestro y gran adelantado del marketing
estilo similar al de Zane Grey, aunque en tener gran fe en las leyendas del Müller y de la promoción editorial, potenciaba
sus novelas predominan los personajes y el formato definitivo fue de 20,5 x una obra de dudoso éxito por medio de
heroicos con afán de superación, en los 14,5 cm. La edición habría ganado mu- otra ya aclamada por el gran público (hoy
que el esfuerzo y el trabajo dan como re- cho si los dibujos de Sánchez
sultado la gloria en su más amplia acep- Tena (un total de 61 dibujos en
ción. Kyne fue, además, uno de los gran- blanco y negro más una portada
des fichajes de Editorial Juventud y uno a color entregados el 27 de
de los autores preferidos de José Zen- agosto de 1928, en una carta en
drera, gran amante de los libros dedica- la que ya adelanta al editor el
dos a lo que hoy conocemos como self- proyecto de Titin Peluchín y el
made-man (como nota curiosa conviene de Peter Pan) se hubieran repro-
señalar que, posteriormente, encargó ducido en el tamaño original en
una serie de títulos dedicados a la auto- el que se crearon.
ayuda y superación al conocido autor José Zendrera tenía en mente
Noel Clarasó, que se editaron con el seu- una serie de colecciones infanti-
dónimo americanizado de W.J. Ford). les siguiendo el ejemplo de Ca-
Ésta fue la única obra adulta que Sán- lleja, al que nos consta tenía en
chez Tena ilustró para Juventud. A con- gran estima. Pero gran amante
tinuación se sumergió en la literatura in- de los autores ingleses y de sus
fantil y ya nunca la abandonó, logrando ediciones, el editor de Barcelo-
cotas de calidad hoy no superadas. na quiso hacer algo más lujoso y
El primer cuento infantil que ilustra llamativo para la época.

Ilustración (izquierda)
de El guardián
de la tumba (Cuentos
Clásicos n" 38).
Presentación para
Las mil y una noches.
en día nadie se acuerda de esta comedia y ellos, del 16 al 24, después de su falleci- ves, Falacia o el caballo prodigioso y El
J.M. Barrie es mundialmente admirado y miento. Por carta a su editor, de fecha 25 príncipe rana.
recordado por Peter Pan). de octubre de 1929, podemos saber del — N° 3 (septiembre 1930): El sastre-
Zendrera, consciente del éxito de los li- proyecto definitivo y por esta misma cilio valiente, La Cenicienta o el zapati-
bros de cuentos editados por Calleja, de- carta comprobamos que los textos son to de oro y Las tres hilanderas.
cidió realizar una espléndida colección de adaptaciones del propio ilustrador, saca- — N°4 ( septiembre 1930): Rapuncel,
cuentos al estilo de la colección Perla, con das de ediciones inglesas y francesas (lo Historia del joven que quiso temblar, y
lujosas encuademaciones en tela, echando que nos permite afirmar su conocimien- El reyezuelo y el oso.
mano de los clásicos de siempre: Ander- to de ambos idiomas). Esta carta viene a - N° 5 (septiembre 1930): La vieja
sen, hermanos Grimm, etc., ilustrados por tirar por tierra la autoría de las ediciones de los gansos y El judío bailarín.
Arthur Rackham con ligeras concesiones en catalán de estos cuentos que se atri- — N° 6 (octubre 1930): Los tres pelos
a autores modernos: Heidi, de J. Spiry; buyen a Valeri Serra Boldú, pero, en de oro, Pulgarcito y Los cabritos y el
Alicia en el País de las Maravillas, de Ca- nuestra opinión, no son más que traduc- lobo.
rroll, con ilustraciones de Lola Anglada; ciones del texto castellano de Sánchez - N" 7 (febrero 1930): Caperucita
el Peter Pan, ilustrado por Mabel L. At- Tena, que no sabía catalán. Roja, El rey de la montaña de oro y Los
well; Maya, la abeja, de Waldemar Bon- La relación de cuentos clásicos publi- seis que todo lo pueden.
sels e ilustraciones de J. Vinyals. Al mis- cados es la siguiente (del 1 al 10 son — N° 8 (febrero 1930): Los gnomos
mo tiempo, se diseñó una colección de cuentos de Grimm, y el
cuentos clásicos al más puro estilo Calle- resto de H.C. Andersen):
ja: cuadernillos de 10 x 15 y 24 páginas. — Volumen n° 1 (agos-
El proyecto definitivo es de 1929. to 1930): Hansel y Gre-
El proyecto que Jesús Sánchez Tena tel, Blancanieve y Roja-
presentó a su editor constaba de 41 vo- flor y Rumpelstilkin.
lúmenes, de los cuales sólo llegaron a — N° 2 (agosto 1930):
publicarse como tales 24, y varios de La princesita Blancanie-

_5AtfCfíG2-
CUENTOS CLASICOS N° 38, «¿CUAL ES EL MÁS DIESTRO?...(INÉDITO], Ti?NfV -

CUENTOS CLASICOS N° 38. «EL PESCADOR Y SU MUJER...(INÉDITO).


ILUSTRACIÓN

de la colina, La mesa, el burro y el palo - N° 21 (diciembre 1932): La gata tenía firmados su marido a su falleci-
y Los músicos de Brema. blanca. miento. Proyectos que en algunos casos
— N° 9 (marzo 1931): Los príncipes - N ° 22 (septiembre 1932): Historia estaban prácticamente terminados y que
encantados y La princesa del guisante. de Deseada, la princesa cierva. hoy permanecen inéditos y, en algunos
- N° 10 (marzo 1931): Pepón y Pepi- — N° 23 (diciembre 1932): Leandro, casos, desaparecidos. Es el caso del pro-
llo, El traje invisible del emperador y el príncipe gnomo. yecto de las Mil y una noches; los cuen-
Juan Pedrusco. - N ° 24 (diciembre 1932): Bella-Be- tos clásicos, concretamente del volumen
— N° 11 (marzo 1931): El eslabón lla o el caballero afortunado. 25 al 41; la segunda parte de Titín Pelu-
prodigioso e Historia del pato cpie no Si en octubre de 1929 sólo había en- chín, titulada Aventuras de Chon el gno-
era pato. tregado el primer volumen, está claro mo que no quiso crecer, y el más impor-
- N° 12 (abril 1931): El baúl maravi- que en un año realizó más de 20 cuentos, tante: Gulliver en el País de los Enanos,
lloso, La aguja, orgulloso y Lo que hace además de Titin Peluchín y cientos de por el que había cobrado, en 1930, la
el viejo está bien hecho. bocetos y apuntes que quedaron sin ter- cantidad de 3.250 pesetas y del que ha-
- N° 13 (junio 1931): Chin-chón- minar. A esto hay que añadir los textos, bía dejado realizados todos los bocetos a
chin-chán y Tin, el intrépido. unas veces adaptaciones y otras origi- lápiz.
— N° 14 (junio 1931): La princesa de nales, lo que da fe de su desmesurada En 1935, se publicaron los Cuentos
los tres enigmas. capacidad de trabajo. Aunque conviene del Norte, de Ebba Langeskiold-Hoff-
- N° 15 (julio 1931): Maese Gato o señalar la aportación de su mujer, Con- mann, con ilustraciones de H. Artelius.8
el Gato con Botas, Barba Azul y Piel de chita Navarrete (Chita), al conjunto de En las páginas 144 a 174 hay dos cuen-
Asno. su obra. Porque tenemos datos que la se- tos —La ratita gris e Historia de Blon-
- N° 16 (julio 1931): Pulgarcito y La ñalan a ella como autora o mentora de dina— que aparecen bajo el epígrafe
Bella Durmiente. Titín Peluchín, y hay que hacer notar «Cuentos del Norte Il-cuentos alema-
— N° 17 (agosto 1931): Las aventuras igualmente que el equipo quedó des- nes» y que son adaptación de Sánchez
de la princesa lista. mantelado con la muerte de uno de sus Tena. Además, cada uno de ellos cuenta
— N" 18 (agosto 1931): Fina de oído miembros. De ser cierta esta colabora- con 24 ilustraciones en blanco y negro y
y La princesa de los cabellos de oro. ción, y no tenemos por qué dudarlo (da- una en color del ilustrador, que iban a
— N° 19 (septiembre 1931): La prin- dos los testimonios de primera mano
cesa graciosa y el príncipe Florindo y que hemos recogido), Conchita Nava-
Riquet del Copete. rrete no fue capaz, por lo que fuera, de
— N° 20 (septiembre 1931): Pájaro seguir adelante sola, incluso cuando te-
azul. nemos constancia de los proyectos que

:)
>
Z
is>

"i
°;

32
CUJ116
ser en su concepción original los cuen- Clásicos, que nos consta estaban liqui- ten y sólo podemos elucubrar distintas
tos de los volúmenes 27 y 28 de los dados por el editor, y creemos, aunque hipótesis. De todas ellas creo que la más
Cuentos Clásicos, entregados con fechas no nos cabe la certeza, que estaban en- cercana a la realidad se encuentra en el
26 de noviembre y 15 de diciembre de tregados. lógico enfado del editor ante las preten-
1930, respectivamente. Ésta es la prime- Sí sabemos a ciencia cierta que una siones o acusaciones de engaño por par-
ra y única ocasión en que los cuentos de vez fallecido Sánchez Tena, su viuda ini- te de la viuda de Sánchez Tena, aparte
Jesús Sánchez Tena ven la luz (si excep- ció un contencioso con su editor al que que desconocemos si el resto de los pro-
tuamos la reedición de 1948 de Titín Pe- acusaba de haberla engañado y mal pa- yectos, que nos consta existían, eran eso
luchín, en edición corriente que no tuvo gado por los originales inéditos dejados u obras terminadas.
prácticamente comercialización y que se por su marido. La que iba a ser obra cum- Los Cuentos Clásicos se estuvieron
liquidaría recientemente, al aparecer bre del autor, Titín Peluchín,9 pasó casi sin reeditando hasta finales de 1936, pero,
prácticamente íntegra, en un viejo alma- pena ni gloria, cuando hoy todavía puede
cén). Es curioso que en posteriores edi- considerársela como la obra más innova-
ciones de Cuentos del Norte se elimi- dora (para su época) de la literatura in-
naran los dibujos de Sánchez Tena, en fantil española, a la vez que fue y sigue
concreto, ya en la segunda edición de di- siendo, sino la mejor, una de las mejores
ciembre de 1958 éstos fueron sustitui- ediciones que se han hecho de un libro
dos por otros, carentes de gracia, firma- infantil en nuestro país, que incluso me-
dos por M.D. Salmons. reció una reseña en la revista de la Uni-
versidad de Oklahoma en abril de 1933.
¿Por qué desapareció la obra de Jesús
La conspiración del silencio Sánchez Tena? Esta pregunta me la he
hecho una y cien veces sin encontrar la
No sabemos a ciencia cierta por qué respuesta que me satisfaga enteramente.
no se editaron el resto de los Cuentos Los que podrían contestarla ya no exis-

• 5

33
CUJÍ 16
ILUSTRACIÓN

posteriormente a la guerra civil, sólo nos llano, pero con ligeros retoques en las
consta la segunda edición de Titín Pelu- portadas. En esta edición en catalán apa-
chín,'" prácticamente invendida. rece como adaptador de los textos Vale-
Es evidente que Conchita Navarrete o ri Serra Boldú y Lluis Capdevila (volú-
no quiso o fue incapaz de terminar Los menes 21, 22, 23 y 24). Serra Boldú fue
Cuentos de las mil y una noches que ya un mero traductor al catalán de las
estaban paginados y esbozados a lápiz, adaptaciones de Jesús Sánchez Tena,
así como Las aventuras de Gulliver, que difícilmente podía haberlas hecho.
prácticamente acabados todos los dibu- Primero, porque ya había fallecido, y,
jos, por lo que el editor decidió dar car- segundo, porque desconocía el catalán.
petazo a uno de sus más queridos auto- ¿Por qué no aparece Jesús Sánchez
res. También hay que tener en cuenta Tena como autor de los textos? Posible-
que en los años de la posguerra las cuo- mente, el editor, para evitar tener pro-
tas de papel para la edición estaban muy blemas con la viuda, presenta los textos
controladas y el poco papel existente era como nuevas adaptaciones al catalán,
mejor emplearlo en otros empeños más cuando en realidad son traducciones di-
acordes con el nuevo régimen del que rectas del castellano.
José Zendrera era partidario. Pero tam-
bién algo de resquemor tuvo que existir,
puesto que Editorial Juventud editó en Referentes o influencian
1968 el libro de Bettina Hurlimann, Tres
siglos de literatura infantil europea" al Jesús Sánchez Tena fue un admirador
cual se le añadió un apéndice sobre Es- del arte de Arthur Rackham, al cual no
paña en el que era lógico pensar que al dejó de rendir admiración a lo largo de
menos se citara al autor que más títulos toda su obra. También lo fue de los edi-
había dado a la editorial, cosa que inex- tores/impresores ingleses (Nelson, etc.),
plicablemente no se hizo. por sus logros en la definición de los ne-
He podido encontrar un proyecto de gros y grises, a los que fue tan aficiona-
José Zendrera de concluir los Cuentos do Rackham. Y, en este sentido, Sánchez
Clásicos encargando de ello a otro autor Tena imitó, una y otra vez, las famosas
(dibujante) puntero de la casa (también siluetas del ilustrador inglés.
hoy olvidado y casi desconocido), José Por la correspondencia con su editor
Longoria. Éste llegó a realizar una serie sabemos de su afición a las ediciones in-
de portadas en color emulando el estilo glesas de cuentos clásicos, donde en-
de Sánchez Tena, así como una versión contraría inspiración para sus propias
completa de Blancanieves y los siete versiones. En especial hay que destacar
enanitos (que finalmente realizaría, con su predilección por Mama Gansa (Mot-
mejor criterio, Mercé Llimona).12 Todo her Goose), del cual dejó inédita su par-
quedó inédito, como la intentona de que ticular versión.
fuera otro ilustre portadista, Sainz de Otros dibujantes que impregnaron sus
Morales, el que culminara el proyecto. de Sánchez Tena, su obra quedó estan- obras pudieron ser: William Heath Ro-
Con fecha de junio de 1931, aunque cada, terminada y olvidada. Su viuda, a binson, sobre todo, en su época inicial
creo que se publicó posteriormente, apa- pesar de la cuantiosa fortuna que había de 1907-1914; H. Willebeek Le Mair,
rece, en la serie Bebe, el volumen Bue- ganado su marido (sólo por Titín Pelu- con sus deliciosas ilustraciones para las
nos amigos con una portada de Xirinius, chín, el autor cobró, en 1930, la nada Nursery Rhymes; Edmund Dulac, que
en el que se incluye el cuento original, despreciable cifra para la época de 2.500 posiblemente le sirvió de inspiración pa-
texto y dibujos de Jesús Sánchez Tena, pesetas, y a cuenta de Las aventuras de ra su versión de las Mil y una noches; y
Trueno I, y el cuento en viñetas, o cua- Gulliver, nada más y nada menos que Frank C. Pape, con sus ilustraciones pa-
dros con pareados de refuerzo Cris- 3.250 pesetas) tuvo que ponerse a traba- ra las versiones inglesas de los cuentos
pín , Crispan, o el buen fin de una jar reconvirtiendo el coche familiar en clásicos rusos y sus personajes alarga-
mala expedición del monarca Don Cris- taxi, olvidándose o no queriendo saber dos, de puntiagudas barbas.
pín, ambos originales de 1929. Curiosa- nada más de los cuentos de hadas que Y, para finalizar, se pueden encontrar
mente este volumen se completó con hasta entonces habían sido su vida. grandes paralelismos entre la obra de
tres cuentos de Barradas {La nena de la Ediciones Mentora publicó, de 1931 a Sánchez Tena y la de Hergé en su etapa
Luna, Los piratas de Manolín y El bar- 1935, en catalán los 24 volúmenes de pre- Tintín.
quillero de los pájaros). Cuentos Clásicos de Sánchez Tena, en De haber nacido en Inglaterra es de
Por el motivo que sea, tras la muerte un formato similar a la edición en caste- suponer que Jesús Sánchez Tena hoy se-

34
CUJÍ 16
E M ü a i M <» o * Bal •§• * o o o * * 4? *

Una colección con edad de partida ')

pero sin edad de llegada.


:•:,•! '•.:• Vfl'Ui. ?l
....... i)
Berta Vas Mahou

El ladrón de
Fuera del alcance
la clase
de los niños
ANAYA
ANAYA

M M - y M ft" "fTh—t^tEISÉBfc

Christian Waluszek Berta Vias Mahou Emilio Calderón

1 NÉfcr

Féfe Tera Cube!

Una luz
Julia y ia La gacela en el atardecer
desaparición del
meteorito^ """ ANAYA

ANAYA.

Manuel Va lis Jo Pestum Félix Teira Cubel

o
\
r> Í

9J V J

/ / /
ILUSTRACIÓN

ría recordado y sus cuentos, tanto origi- el texto. Sin embargo, su desmesurada
nales como adaptaciones, se seguirían
reeditando y pertenecerían al acervo de
capacidad de creación quedó truncada
un 27 de julio de 1931. •
Cuentos Clásicos sin
la literatura infantil junto a los de sus publicar
maestros anteriormente citados. * Antonio González Lejánaga es abogado y do-
cumentalista de literatura popular.
Puesto que su carrera se vio malogra- —Volumen n° 25 (noviembre 1930;
da por su prematura muerte, sólo po- perdido): El enano amarillo y La
demos conjeturar a qué grado hubiese Notas rana bienechora.
llegado su arte, aunque sin temor a equi- 1. García Padrino; I , Libros y literatura para ni- - N° 26 (noviembre 1930; perdi-
ños en la España contemporánea, Madrid: Fun-
vocarnos podemos pensar que su carre- dación GSR, 1992. do): Enriquito en la montña de
ra hubiera ido pareja con los logros con- 2. Bravo-Villasante, C , Historia de la Literatura los genios.
seguidos por Rafael Penagos, al cual ya Infantil Española, Madrid: Doncel, 1972. - N° 29 (noviembre 1930): no
hemos citado señalando los paralelismos 3. Castillo, M., Grans¡Ilustración Catalans, Bar- consta título.
celona: Barcanova, 1977.
existentes entre ambos. 4. Es curioso que una de las obras más apreciadas - N° 30 (enero 1931; perdido): El
Para terminar este recorrido por la de William Heath Robinson fuera, también, una príncipe querido y La Hermosa y
obra de Jesús Sánchez Tena, cabe dejar adaptación de Pantagruel. la Bestia.
constancia de su gran capacidad de tra- 5. Ia Edición, mayo 1928. - N° 31 (marzo 1931; perdido):
6. Ia Edición, enero 1930.
bajo: solo o en colaboración con su mu- 7. Peter Pan y Wendy. La historia del niño que no Más agua de la vida, El rey
jer, primero realizaba todos los dibujos a quiso crecer. Ia edición, noviembre 1925; colec- Cuervo y Los enanos mágicos.
lápiz en un tamaño inferior al definitivo. ción Obras Maestras. - Nc 32 (perdido): El corzo y el
En cualquier pedazo de papel. Hemos 8. De la Ia edición, septiembre 1935. rey, El príncipe tonto, y El hom-
9. De la Ia edición, diciembre 1932. Edición de
encontrado bocetos en el anverso de im- lujo; 174 pp.; tela con 8 preciosas tricornias fuera bre de la piel de oso.
presos de Correos, en donde, recordare- de texto. Edición corriente, de diciembre 1932. - N° 33 (marzo 1931; perdido): El
mos, estaba empleado. Posteriormente, Existen dos versiones: una sólo con las ilustra- cabo papanatas, La herencia de
realizaba a tinta todos los dibujos a un ciones en blanco y negro, y otra con cuatro trico- los tres hermanos y El clavo.
rnias fuera de texto. Formato sensiblemente más
tamaño mayor y definitivo, en cartulinas pequeño. Cartoné. - N ° 34 (marzo, 1931; perdido): El
blancas, dejando el especio que ocuparía 10. De la 2" edición, octubre 1948. Tela con sobre- viaje de Pulgarcito, Los siete
cubierta; sólo las ilustraciones en blanco y negro. cuervos y La ondina del estan-
11. De la Ia edición, en 1968. que.
12. Blancanieves y los siete enanitos; adaptación
del cuento de los Hermanos Grimm por Mercé - N° 35 (mayo 1931; perdido):
Llimona, Ia edición, diciembre 1942. Juan el fuerte, Las tres ramas
verdes y Quiquiriquí y Coco-
rocó.
- N° 36 (mayo 1931; se conservan
ilustraciones y texto; inédito): El
pájaro grifo, El fiel Juan y El hi-
jo ingrato.
~ N° 37 (mayo 1931; se conservan
ilustraciones y texto; inédito):
Los tres enanos, La casita del
bosque y La joven malgastadora.
- N° 38 (mayo 1931; se conservan
ilustraciones y texto. Sin porta-
da. Inédito): El guardián de la
tumba, El pescador y su mujer y
¿Cuál es más diestro?
- N° 39 (junio 1931; se conservan
ilustraciones y texto; inédito):
Los cuatro hermanos listos, El
más pobre y la más rica y El pe-
rro v el gorrión.
- N° 40 (junio 1931; perdido): El
joven gigante y La luz azul.
- N° 41 (junio 1931; perdido): El
zapatero y el sastre y El abuelito
v el nieto.
IIIIN pauci-iiN.

"VfT
TINTA FRESCA

José Antonio Millán

Nací en Madrid, en 1954. Llevo escri- ras. Las novelas fueron menos entendi-
biendo muchísimo tiempo, y empecé a das, aunque ya les llegará su hora...
publicar hacia 1969. He publicado tres libros de ensayo so-
En la actualidad, parte de mis ener- bre temas de esos que me gustan: cultu-
gías se diluyen en las colaboraciones en ra y nuevas tecnologías, edición electró-
prensa, pero lo que más me gusta es es- nica, lingüística periférica...
cribir cuentos (o relatos, como se quie- Empecé a escribir literatura infantil o
ra), para adultos o no. He publicado dos juvenil sin saber que lo hacía, cuando no
novelas, que me dieron mucho trabajo, tenía hijos, ni conocía a más niños que
y he escrito tres libros de cuentos para los que yo había sido. Mi primera incur-
adultos (en realidad, el último, Nueve ve- sión tuvo un éxito sorprendente: C, el
ranos, lo estoy terminando). pequeño libro que aún no tenía nombre.
Los cuentos me han dado buena fortu- Acabo de terminar una novelita, un po-
na crítica y mucha difusión en antolo- co tras los pasos de C.: Base y el gene-
gías, dentro y fuera de nuestras fronte- rador misterioso.

Bibliografía (selección)
Obra infantil y juvenil Son cuentos. Antología del relato bre-
C. El pequeño libro que aún no tenía ve español: 1975-1993, Madrid:
nombre. II. Perico Pastor. Madrid: Espasa-Calpe, 1993.
Siruela, 1993. Edición a todo color The origins of Desire. Modern Spa-
en Círculo de Lectores, 1998. Tra- nish Short Stories, Londres: The
ducido al alemán; al catalán, en Serpent's Tail, 1993.
Cercle de Lectors, por Quim Mon- Últimos narradores, Antología de la re-
zó; al portugués y danés. ciente narrativa breve española, Pam-
plona: Hierbaola Ediciones, 1993.
Novelas Cien años de cuentos (1898-1998). An-
El día intermitente, Barcelona: Ana- tología del cuento español en caste-
grama, 1990. llano, Madrid: Alfaguara, 1998. Lo infantil me gusta mucho, porque es
Nueva Lisboa, Madrid: Alfaguara, Dos veces cuento. Antología de mi- un género muy libre, en el que un dien-
1995. crorrelatos, Madrid: Ediciones In- te, o una mancha de color, pueden ser
ternacionales Universitarias, 1999. protagonistas. Además, me interesa es-
Libros de relatos pecialmente lo que se puede hacer con la
Sobre las brasas, Barcelona: Sirmio, Ensayo ilustración, y he creado obras en colabo-
1988. La edición electrónica y multimedia, ración con distintos artistas. Si uno mira
La memoria (y otras extremidades), Barcelona: 25° Congreso Interna- mi bibliografía, descubrirá que precisa-
Barcelona: Sirmio, 1991. cional de Editores, 1996. Hay ver- mente éstas son las que están inéditas: es
sión inglesa y en CD-ROM. una pena que nuestras editoriales (o
Presencia en antologías Húmeda cavidad, seguido de Rosas nuestro mercado) no acojan con más fa-
100 ans de littérature espagnole, Pa- y puerros, Salamanca: Ediciones cilidad obras ilustradas.
rís: La Différence, 1989. de la Universidad de Salamanca, Aunque todo va cambiando: ahora,
Die Orange ist eine Frucht des Win- 1996. con Internet, cualquiera publica lo que le
ters, Munich: PiperVerlag, 1991. De redes y saberes. Educación y cul- parece, y todos pueden verlo. Yo me lo
Das Grosse Spanien Lesebuch, Mu- tura en las nuevas tecnologías, paso bomba en: http://ourworld.com-
nich: Goldmann Verlag, 1993. Madrid: Santillana, 1998. puserve.com/homepages/JAMillan/jo-
semill.htm
TINTA FRESCA
m

Josefo, el niño que


perdió una dimensión
Por José Antonio M i l l ó n

A quella mañana, antes de des-


pertarse, Josefo soñó que había
perdido una dimensión. Aca-
baba de estudiar en el colegio que hay
formas con una sola dimensión (el pun-
to), con dos (el plano y las figuras pla-
nas, como triángulos y cuadrados; tam-
que se corrieron como cortinillas de un
vagón de tren), y pensó: «¡Qué maravi-
lla. ..! ¡Esto hay que aprovecharlo!».
Otro cualquiera, en su misma situa-
ción, se habría asustado y se quedaría en
la cama, con las sábanas por encima de
las orejas aplastadas. Pero Josefo tenía
dió que a esas horas de la mañana su pa-
dre no se habría dado cuenta ni aunque
él se hubiera transformado en una cuca-
racha gigante.
¡Día de vacación! Josefo decidió que
la experiencia era demasiado buena co-
mo para ir a estropearla en el colegio. En
bién el trapezoide) y con tres: la esfera, una ventaja: era muy curioso. ¿Cómo se- todo caso, pensó, luego podría ir a clase
los paralelepípedos, el planeta Tierra, ría la vida en dos dimensiones? de Mates, que era la última de la tarde.
los animales, las plantas, el transbor- Se escurrió de la cama. Comprobó Se puso encima una cazadora (que le
dador espacial, el cartón de leche, las que su padre ocupaba un baño y se acer- quedó holgada y fofa, como si de golpe
magdalenas, los libros, sus padres y él có a la puerta del otro. La abrió y entró, fuera cuatro tallas más grande), y bajó a
mismo. mientras no podía evitar pensar: «¡Qué la calle. Anduvo un rato por la acera has-
Era muy útil tener tres dimensiones tontería!: podía haberme puesto de can- ta el kiosko de periódicos, sin encontrar
(había bromeado la pro/e de Mates), to y haber entrado por la rendija de la a nadie. De frente vio que venía una se-
porque si tuviéramos dos... ¿os imagi- puerta». Se miró en el espejo. Todo pa- ñora, llevando un perrito de la correa. El
náis? Josefo se lo había imaginado en el recía normal, aunque eso era porque es- perro empezó a gruñir, y luego a ladrar
sueño: en realidad era muy sencillo per- taba de frente. Pensó que si giraba, gira- más fuerte a medida que se iban acer-
der una dimensión, bastaba pensarlo e ir ba, vería que su imagen del espejo iba cando. Josefo se paró justo delante de
adelgazándose poco a poco, perdiendo deformándose, estrechándose y dismi- ellos. Les miró, giró de un salto hasta
grosor en los brazos y en las manos, nuyendo, hasta quedar hecha una línea. ponerse de canto, y salió corriendo. «¡Ja,
viendo cómo se estrechaba el pecho, y la «Cuando esté perfectamente de canto, ja! —pensaba—. Seguro que para ella
cabeza se aplanaba (hasta el extremo de no se me verá», pensó, excitado. Luego ha debido de ser como si desapareciera
que podía verse las orejas, mirando de abrió el grifo y se lavó la cara, porque de golpe.» Cuando estuvo más lejos se
reojo). Y ahora estaba tumbado en la ca- pensó que ser plano no tenía que signi- volvió y les miró: la señora estaba quie-
ma, completamente plano, sin hacer bul- ficar necesariamente ser un guarro. ta, con la boca abierta, y el perro ladra-
to en las sábanas. ¡Qué divertido! Salió del baño y vio que su padre (que ba como loco, tirando de la correa como
Incluso oía con sus oídos bidimensio- ponía siempre el despertador con el si se quisiera estrangular.
nales el despertador de su padre, cómo tiempo justito) ya estaba desayunando. Esto era un éxito, aunque Josefo no
se levantaba... Vio con sus ojos planos «¡Josefo! —oyó que le gritaba—, ¡yo ya había perdido una dimensión sólo para
la cabeza despeinada aparecer por el mar- tengo que irme.» Josefo se asomó al pa- asustar a un perro. De modo que decidió
co de la puerta: «¡Arriba, Josefo!». Y to- sillo: «¡ Vale: hasta luego! Me voy a ves- hacer experimentos: subir en los coches
do el sueño parecía de pronto muy real. tir...» Se había colocado bien de frente de choque para ver si le seguía afectan-
Tan real, tan real, con cada ruido, cada para cuando su padre le mirara. Él le- do la inercia (y casi salió volando al cho-
olor, cada cosa en su sitio, que de golpe vantó la cabeza y le sonrió; luego siguió car y no sujetarse bien), comer algo (y
Josefo descubrió que estaba despierto, bebiendo el café tan tranquilo. vio que lo que más le apetecía eran los
absurda y bidimensionalmente despier- «¡Aja! —pensó Josefo—, no se ha da- tallarines y el lenguado). Luego se sentó
to. .. Cerró y abrió los ojos (con párpados do cuenta de nada»; aunque luego deci- en un parque, donde los pocos paseantes
que había le miraron mucho, y estuvo un entreabierta. La profesora estaba aca- Y Josefa entró en la clase y se sentó en
rato jugando con su tamagochi. Al mirar bando de explicar la lección de las di- su sitio. Empezó a hablar:
al bichito plano, encerrado en su panta- mensiones: — No tiene ni idea, señorita, de lo que
lla, por primera vez le dio compasión, y —... Cuando un cono atraviesa un pla- me ha ocu...
se sintió muy cerca de él... no, sus habitantes sólo verán un círculo — ¡Ni ganas! —le interrumpió ella—
A las cinco y cinco de la tarde se acer- que se amplía y se amplía; del mismo . Siempre tienes excusas...
có de canto al colegio. Se escurrió por modo, si un habitante de la cuarta di- Y mientras la profesora seguía ha-
debajo de la puerta y subió las escaleras mensión nos visitara —miró a la puerta blando de mundos y dimensiones y sóli-
pegado al sucio, como si fuera una al- y se quedó callada de pronto—... \ Jose- dos y planos, Josefa pensó en lo que le
fombra, para evitar que le detectasen. De fa! ¿Qué haces ahí? Me ha dicho la di- habría gustado tener solamente dos di-
ese modo recorrió el corredor hasta lle- rectora que has faltado esta mañana. mensiones, aunque no fuera más que por
gar a su clase. Se asomó por la puerta ¡Pasa ahora mismo! unas horas...
La c u l t u r a
p a s a por a q u í

AV M o n o g r a f í a s La Caña ER, Revista de Litoral RevistAtlántica de


Abaco CD C o m p a c t Filosofía Lletra de Canvi Poesía
El Ciervo Experimenta Matador Revista de
Academia
Foto-Vídeo Occidente
ADE T e a t r o Cinevídeo 2 0 Ni hablar
Gaia Ritmo
Afers I n t e r n a c i o n a l Clarín Nickel Odeon
Generado Scherzo
África A m é r i c a Claves de Razón Nueva Revista
Práctica Grial El Siglo q u e viene
Latina Opera A c t u a l
CLIJ Guadalimar Síntesis
Ajoblanco La Página
El C r o q u i s Guaraguao Sistema
Álbum Papeles de la Flf
C u a d e r n o s de Álzate Historia, Antropología T e m a s para el
Archipiélago El Paseante
y Fuentes Orales Debate
Archivos de la Cuadernos Política Exterior
Filmoteca Hispanoamericanos Historia Social A T r a b e de Ouro
Por la Danza Turia
A r q u i t e c t u r a Viva C u a d e r n o s de Jazz ínsula
P r i m e r Acto Utopías/Nuestra
Arte y Parte C u a d e r n o s del Jakin
Lazarillo Quaderns Bandera
Atlántica Lápiz d'Arquitectura
Debats Veintiuno
Internacional Lateral Quimera
Delibros El Viejo Topo
L'Aveng Leer Raíces
Dirigido Viridiana
La Balsa Letra I n t e r n a c i o n a l Reales Sitios
Ecología Política Voice
de la M e d u s a Leviatán
Bitzoc Reseña Zona A b i e r t a

Exposición, información,
venta y suscripciones:
Hortaleza, 75. 28004 Madrid
Teléf.: (91) 308 60 66
Asociación de Revistas
CL Culturales de España
Fax: (91) 319 93 67
http: //www.arce.es
e-mail: aroe@lnfornet.es

U
AUTORRETRATO

Xosé Cobas

sentado o de rodillas, las fantasías que


otros creadores me cuentan a través de
un texto o de viva voz, para hacerlas
también mías, aunque sin tiza ni teja, ni
lluvia que me las lleve.
Vivo cerca de donde he nacido, al nor-
oeste de Galicia. Me gusta la lluvia, y
las aceras amplias, grises y lisas.

Bibliografía
(selección)
A nena de aiiga e o príncipe de tu-
rne, Vigo: Xerais, 1989 y 1992.
O país durmiente, Vigo: Xerais,
1992.
O rei de Ovisterre, Zaragoza: Edel-
vives, 1992.
Un berro no silencio da noite, Za-
ragoza: Edelvives, 1993.
Fantasía en re maior, Zaragoza:
Edelvives, 1994.
Adelaida, Henrique e dentáis fami-
lia,Vigo: Galaxia, 1996.
Cuando por la noche llaman a la
puerta, Madrid: Anaya, 1996.
Mi infancia se desarrolló con muy po- no. El dibujar números no me resultaba O pazo baleiro, Madrid: Anaya,
co asfalto a mi alrededor, aunque guardo ni fácil ni atractivo. Abandoné. Quería 1997.
en el recuerdo una gran acera, aquella seguir ilustrando con teja y tiza aquellas Sabotaxe na Estaca de Bares, Za.-
que el abuelo Rebeirán había construido historias maravillosas... ragoza: Edelvives, 1997.
delante de casa. Ella fue mi primer cua- Así, después de una formación que Historias roubadas, León: Everest,
derno de dibujo. Era gris perla y lisa. llamaríamos académica, cambié drásti-
Con trozos de teja roja y tiza blanca di- camente la tiza por el pincel, y la acera La posada del séptimo día, León:
bujaba de rodillas fantasías de mis 6 o por el lienzo y el papel holandés. Tam- Everest, 1998.
7 años, hasta que la lluvia del otoño me bién cambié la postura de dibujar y pro- O home que inventou unha manei-
las compraba y se las llevaba. Era mi bé los distintos tipos de taburetes de las ra de andar, Vigo: Xerais/Edi-
mejor cómplice. agencias de publicidad. Pasó el tiempo y tores Asociados, 1998.
Con poca convicción inicio, años más al fin encontré aquel asiento amplio, in-
tarde, estudios de empresariales. Pero finito, donde puedo volver a ilustrar,
COLABORACIONES

El cuento de viva voz


El valor de los cuentos II

por Carmen Martín Gaite

Carmen Martín Gaite


participó, el pasado 26 de
febrero, en el ciclo de
conferencias que, bajo el título
genérico de «El valor de los
cuentos» organiza la
Fundación Municipal de
Cultura, Educación y
Universidad Popular de Gijón,
de enero a mayo. La escritora
centró su intervención, que
reproducimos a continuación,
en los narradores orales, tanto
en los reales, como en los que
la literatura ha convertido en
personajes. Los viejos que
cuentan historias, los
«portadores de narración y
consejo» siempre han
interesado a la autora, que
confiesa haber aprendido a
contar con ayuda de ellos y de
haberlos utilizado como
personajes en su literatura.
n I urante mucho tiempo los pue-
y blos sin escritura han atesora-
muy fino pero, a la vez, muy resistente.
Y también es importante saber manejar
con destreza la aguja, una vez enhebra-
da, porque las telas que han de unirse
rio que me parecen muy vigentes, toda-
vía hoy, para elaborar una teoría litera-
ria sobre la narración oral. Dice este
tratado: «Cuando vemos en la vida coti-
^^r do la memoria de lo que han
vivido, la memoria de lo que les ha ocu- son delicadas y una labor chapucera las diana cosas mezquinas, ordinarias y vul-
rrido o la memoria de lo que les han puede desgarrar. gares, generalmente no logramos recor-
contado, y también lo legendario, y lo El arte de la memoria en Roma vino a darlas a causa de que la mente no ha sido
han ido legando a través de narraciones ser un apartado de la Retórica, es decir, aguijoneada con cosa alguna novedosa o
orales que, con ligeras variantes, se han que el orador, para conseguir un discur- maravillosa, mas si vemos u oímos algo
ido transmitiendo de generación en ge- so preciso e infalible, necesitaba echar excepcionalmente ruin, deshonroso, in-
neración. mano de unas reglas y de unos preceptos sólito, grande, increíble o ridículo, pro-
Los griegos, que tantas artes fomenta- concretos que apuntalaran la exactitud bablemente lo recordaremos por largo
ron, pusieron mucho interés también en de aquello que iba a decir, y el orden de tiempo. Según esto, olvidamos común-
cincelar el arte de la memoria valiéndo- los argumentos dentro del conjunto. Uno mente las cosas inmediatas a nuestros
se de la libre asociación de ideas, imá- de los tratados latinos más conocidos es ojos y oídos, pero a menudo recordamos
genes y lugares que, a manera de hitos, el de Cicerón, pero hay otro, anónimo, muy bien incidentes de nuestra infancia,
aconsejaban para perfeccionar la técnica que a pesar de su antigüedad es curioso, y esto no se debe a ninguna otra razón,
del recuerdo, es decir, para guiar el teji- porque se señalan en él ciertas diferen- sino que las cosas ordinarias se escapan
do de la narración. cias entre lo ordinario y lo extraordina- con facilidad de la memoria, en tanto
La idea de la memoria como un alma- que las sorprendentes y novedosas per-
cén al que hay que acceder manecen por más tiempo en la mente».
a oscuras, en silencio y con Aquí ya estamos rozando la esencia
cierta unción, procede de la misma de la literatura, cuyas excelencias
más remota antigüedad y, tienen tanto que ver con la selección que
precisamente yo, en mi no- hace el narrador de lo que, a su juicio, es
vela El cuarto de atrás, pen-
saba que la memoria es co-
mo un cuarto trastero donde
a veces se levanta un telón o
una cortina que lo ocultaba
y cuando menos lo espera-
mos aparecen cosas que es-
taban ahí, revueltas en la
memoria. Esto es, como un
almacén, efectivamente. Y así,
para los griegos, como estaban
desprovistos del apoyo que más
tarde supuso la invención de la
imprenta, recordar las cosas bien
era asunto de capital interés y
constituía un verdadero arte. No
en vano consideraban a la memo-
ria como madre de todas las mu-
sas y opinaban —creo que con
mucha razón— que nada puede
aflorar al exterior en forma de
obra de arte si no ha sido trabaja-
do e hilado cuidadosamente en el
interior caótico del individuo,
porque es dentro donde se
ordena lo visto y lo apren-
dido, el hilo con que se re-
tienen las enseñanzas. Soy
muy amiga de esa expre-
sión «perder el hilo, coger
el hilo», porque ese hilo CARMEN MARTIN
con que se cosen las imá- GAITE, CAPERUCITA
EN MANHATTAN,
genes unas a otras debe ser SIRUELA, 1990.
COLABORACIONES

¡s¿¿ de su propia vida, de tal manera que en


las narraciones de la persona de edad

1 suele haber varios estratos, en algunos


de los cuales revive él mismo como in-
terlocutor infantil de historias contadas
por un padre o por un abuelo. Y muchas
veces el relato de estos recuerdos, ya le-
janos, va unido a la contemplación en-
simismada del fuego o también del mar.
Pero sobre todo del fuego, que también
muere y resucita siempre. ¡Qué gran
inspirador de cuentos, el fuego!... y
también de confidencias. Sobre todo si
se trata de un relato extraordinario, de
aquellos que no se comparten con el pri-
mero que llega.
Rafael Sánchez Ferlosio, en su libro
Industrias y andanzas de Alfanhuí, ha
dejado un ejemplo de lo que digo digno
de especial mención. Alfanhuí se ha ido
1 a Guadalajara a vivir con el maestro di-
secador y su criada, que no tenía nombre
1 porque era sordomuda y especialista en
encender fuegos. Dice así: «El maestro
contaba historias por la noche. Cuando
empezaba a contar, la criada encendía la
NURIA SALVATELLA, EL PASTEL
chimenea. La criada sabía todas las his-
il J DEL DIABLO, LUMEN, 1985
torias y avivaba el fuego cuando la his-
toria crecía. Cuando se hacía monótona,
lo dejaba languidecer; en los momentos
digno de ser contado, diferenciándolo de rición de alguien que les diga: «Cuén- de emoción, volvía a echar leña en el
aquello que puede parecer indiferente o tame». Si buscan un interlocutor para fuego, hasta que la historia terminaba y
tedioso. sus historias es porque las saben aboca- lo dejaba apagarse. Una noche se acabó
Hoy que la cultura audiovisual ha in- das a desaparecer, si no se las entregan la leña antes que la historia y el maestro
vadido y desplazado en gran medida a de viva voz a unos oídos capaces de re- no pudo continuar. "Perdóname, Alfan-
las narraciones orales, quedan todavía cogerlas y guardarlas. Son historias de huí", dijo, y se fue a la cama. Nunca
maestros de la palabra espontánea. A guerras, de cosechas, de sucesos ines- contaba historias sino en el fuego y ape-
todos nos ha llamado la atención algu- perados, de fiestas, de naufragios, de nas hablaba de día».
na vez, cuando estábamos enterándonos salvación y prodigio. Para el que aún las Poco más adelante, es el protagonista
por la televisión, por ejemplo, de alguna recuerda, el mayor prodigio es cedérse- infantil quien, una vez muerta la criada,
catástrofe o de alguna fiesta multitudi- las como legado a las generaciones pos- recoge la antorcha de su misión y se
naria, la aparición intempestiva de un teriores. atreve a sugerirle al maestro que él tam-
testigo directo emocionado, de voz no bién sabe encender fuegos y que podría
contaminada por la jerga convencional hacerlo. Es una sugerencia estimulada,
de los presentadores, cuando irrumpe El hogar de la palabra naturalmente, por la añoranza de aque-
para contar lo presenciado con vivaci- llos cuentos que ha dejado de contar y
dad, con entusiasmo o entre lágrimas, De estos narradores venerables hay que, al calor de la chimenea, el narrador
pero sin decir obviamente, «a nivel de», abundantes muestras en la vida y en la le dedicaba. Pero antes le pide permiso.
«yo diría que» o «posicional». Ellos no literatura. Son los abuelos, los acompa- Es muy curioso. Le pide permiso para
dicen eso. Estos narradores orales, ge- ñantes mágicos, los sabios del cuento de encender fuego, como si temiera que es-
neralmente gente entrada en años, aún hadas que advierten de los peligros, pro- te ofrecimiento, que es casi sagrado, lo
saben transmitir directamente lo que ven ponen jeroglíficos al niño, y el niño o el fuera a denegar. «¿Quieres que te en-
o lo que vieron en su juventud. Son per- adolescente tiene que descifrarlos. cienda fuego, maestro? El maestro se
sonajes de los que, a su vez, se alimenta Cuanto más viejo es el narrador oral, quedó un momento sorprendido y luego
la literatura y que en lugares perdidos de más fácil es que confunda el hoy con el dijo que sí. [...] Así llegó Alfanhuí con
nuestra geografía siguen hablando, a ve- ayer, lo presenciado con lo imaginado, y un brazado de leña escogida y se puso a
ces solos o añorando en silencio la apa- lo contado por otros con el argumento encender el fuego. El maestro lo con-
COLABORACIONES

historia es, en gran parte, porque el cro-


nista, aunque con pocas palabras, nos
escenifica la transmisión oral, y logra
hacernos entender lo que supuso para
Alfanhuí merecer, aquella noche, a
cambio de un fuego encendido amoro-
samente, que el maestro le diera cobijo
en el hogar de su palabra.

La voz que narra

La transmisión oral tiene unas conno-


taciones muy peculiares, vinculadas tan-
to con la circunstancia en cuyo seno flo-
rece, como con la índole del narrador
que cuenta la historia. Para el interlocu-
tor, o para el que está escuchando, la voz
del narrador es un atributo tan insepara-
ble de su persona como una mueca de
enfado o un estallido de alegría, una ges-
ticulación o una lágrima intempestiva.
Cuando estamos frente a un narrador vi-
vo, y en los interlocutores infantiles más
que en ninguno, el interés del cuento
crece o decrece en nombre del gusto, de
la indiferencia, de la antipatía que des-
pierte el timbre de esa voz, porque el ni-
ño, a través de los cuentos que le dedi-
can, recibe dos dones: uno relacionado
con el asunto y otro, con la identidad del
narrador.
Al niño le gusta oír cuentos. Por una
parte, porque le suministran material,
NURIA SALVATELLA, EL PASTEL DEL
DIABLO. LUMEN, 1985. argumentos para sus fantasías y, por
otra, porque significa una prueba de
atención y de amor por parte del narra-
dor, físicamente presente. Es decir, sabe
templaba desde su silla. Lo veía agacha- traño mendigo. El maestro termina de que, a través del cuento, se está creando
do junto a la chimenea, atento a su tra- referirla a Alfanhuí cuando el fuego de un vínculo de relación. El hecho, pues,
bajo, miró sus tranquilos ojos de frío al- la chimenea es ya un simple rescoldo. de que el cuento le prenda más o menos,
caraván; vio, por fin, encenderse, viva y Dice el texto que miró al niño, sentado aparte de la curiosidad, depende de la
alegre, la primera llama de Alfanhuí y allí en el suelo, se levantó de su silla y se significación afectiva que para él tenga
se le pusieron brillantes las pupilas y fue a la cama, mientras el receptor del esa persona.
una sonrisa a flor de labios. Luego dijo: cuento, aún envuelto en su eco, se que- En El cuento de nunca acabar escribí
«Nunca pensé, Alfanhuí, que llegarías a daba pensativo junto al hogar, hurgando sobre esto, hablando de la madre. Decía,
hacerme compañía. Para tu primer fuego, en los tizones con una varita. por ejemplo, que la madre, perfumada y
Alfanhuí, te contaré mi primera histo- Alfanhuí se sabe —y el lector lo com- vestida de fiesta, entra en el cuarto de
ria». Y le gustaba mucho repetir el nom- prende— privilegiado legatario de una los juegos al anochecer para dar al niño
bre de Alfanhuí porque él se lo había historia poco común, largamente atesora- un beso de despedida, y mientras pasa
puesto. Luego, empezó la historia». da a solas. Y sabe también que el maestro, una mirada de inspección por el desor-
Esta historia, la de la piedra de vetas, que morirá pocos capítulos más tarde, den reinante, remata su habitual retahi-
que es lo más emocionante de este libro le ha entregado con ella lo más amado la de consejos y promesas con un man-
prodigioso, pertenece a la memoria in- y lo más recóndito de su memoria, dato a la criada: «Antonia, después de
fantil del hombre, ya mayor, que la igual que el viejo mendigo le regaló a él cenar, si Pablito es bueno y no hace ca-
cuenta, y se relaciona con el encuentro la famosa piedra de vetas. Y si a noso- prichos, cuéntele usted un cuento». El
que tuvo de niño el maestro con un ex- tros, como lectores, nos emociona esta cuento resultante, aún cuando la criada
pudiera tener excelente madera de na- ro produciría encanto en vez de miedo, tagonista joven en trances de extravío.
rradora, nunca podrá compararlo el ni- porque el niño se imaginaría en esa bar- El escritor Victoriano George MacDo-
ño, en cuanto a satisfacción y prenda de ca que lo vadea, con la cabeza apoyada nald, en su espléndido relato La llave
amor, con lo que supondría para él que en el regazo de la madre, a quien atribu- de oro, nos presenta el periplo de dos
la madre, esa noche, cancelando los in- ye todos los poderes de protección que jóvenes, Maraña y Piel de Musgo que,
comprensibles compromisos que la re- no es capaz de atribuirle a la criada, aun a medida que se extravían en busca de
claman y la alejan hacia un mundo ig- cuando ésta utilice a veces un lenguaje la llave dorada, capaz de dar respuesta a
norado, se quedara sentada a su lado, sin más rico para contar el cuento. todos los enigmas, van creciendo tam-
preocuparse de si la falda se le arruga, o bién en sabiduría y en edad, hasta que
por los juguetes tirados en el suelo, ilu- los años los hacen irreconocibles. A lo
minando con su presencia esa especie de Los viejos que cuentan historias largo de su extraña peripecia, de corte
estancia enjaulada, mientras brotaba es- un tanto místico, se encuentran con per-
pontáneamente de sus labios la fórmula A mí el tema del viejo contando histo- sonajes como el Viejo de la Tierra, el
mágica del «érase que se era»... ¡Qué rias siempre me ha interesado mucho. Viejo del Fuego y el Viejo del Mar, que
brillo cobraría en ese caso la historia na- No sólo en la literatura, sino que he es- les van suministrando consignas bastan-
rrada, por muy conocida que fuera para cuchado a muchas personas mayores te herméticas para encontrar su camino.
el niño! Lo repetido sería nuevo, el lobo que me han enseñado a contar. El viejo El aprendizaje consiste en descifrarlas.
vendría hacia la casa del bosque de otra sabio, portador de narración y consejo, Deudores de esta tradición del acom-
manera, los cisnes se convertirían de aparece en los más antiguos apólogos y pañante mágico son también algunos de
verdad en príncipes, y el río ancho y os- cuentos de hadas, como el acompañante mis personajes de ficción, Cambof Peta-
curo donde le cogió la noche al foraste- mágico que muchas veces ayuda al pro- pel, en El castillo de las tres murallas, y

Un fascinante viaje a ttavés del tiempo.


Del autor de El diablo de los números

¿ D Ó N D E HAS ESTADO, ROBERT?


Hans Magnus Enzensberger

Del autor de El mono desnudo

EL M U N D O D E L O S A N I M A L E S
D e s m o n d Morris

Las Tres Edades Siruela


COLABORACIONES

Y aquí un poco de humo, se marca el


crecimiento del protagonista infantil ha-
ciéndolo coincidir con su conquista apa-
sionada y solitaria de la letra impresa.
Cuenta el relato la relación de Andrés
con una anciana que le cuenta historias
de la guerra de Cuba, en parte por dar
desahogo a sus recuerdos, y en parte pol-
la satisfacción de mantener al niño pen-
diente de sus labios y bajo el manto de
su influencia. A partir de una enferme-
dad, que le hace guardar cama durante va-
rias semanas, Andrés se aficiona a leer.
Libros de aventuras, por supuesto. Le
parecen más excitantes, su imaginación
participa desbocadamente sin que nadie
se la dirija, y ése es su crecimiento. Des-
pués de ello, las visitas a la vieja señora
se van espaciando y ella comprende, con
doloroso desaliento, que el niño atiende
como por cumplir a los cuentos de antes,
que los oye distraído y no sabe cómo di-
simular su aburrimiento. Y es que el ni-
ño no sólo ha encontrado modelos de
identificación literaria más apasionan-
tes, sino que, sobre todo, se ha emanci-
pado de la tutela del narrador de carne y
hueso y, en una palabra, ha crecido. •

Bibliografía
(selección)
Las búsquedas de interlocutor y
otras búsquedas, Barcelona: Des-
tino, 1982.
miss Lunatic, en Caperucita en Manhat- pudrir en un asilo, había un intercambio El pastel del diablo, Barcelona: Lu-
tan. Son personas que tanta edad tienen, de saberes y de servicios entre el viejo men, 1985.
ya que, por ejemplo, Cambof Petapel di- y el joven que actualmente han desapa- Dos relatos fantásticos, Barcelona:
ce que ha vivido varias vidas, que ha si- recido. El chico, por naturaleza más ágil Lumen, 1987.
do ermitaño, que antes de eso ha sido y más habilidoso, podía prestar ayuda a El cuento de nunca acabar, Barce-
princesa y que también ha sido águila, cambio de recibir cariño y palabra y lona: Anagrama, 1988.
ha sido muchas cosas, dice él. Y miss cuento. El cuarto de atrás, Barcelona: Des-
Lunatic es tan vieja, que es la madre del Cuando el que escucha la historia es tino, 1989.
escultor que ha hecho la estatua de la Li- un niño que aún no se ha aficionado a la Caperucita en Manhattan, Madrid:
bertad y está metida allí no sabemos lectura, los relatos del viejo le hacen so- Siruela, 1990.
desde cuándo. O sea que, exagerando la ñar con el crecimiento como una aven- El castillo de las tres murallas, Bar-
edad, puede hacerse una fantasía acce- tura insospechada y envidiar la expe- celona: Lumen, 1991.
soria o un aditamento para el cuento. riencia de ese narrador que tiene ante Dos cuentos maravillosos, Madrid:
La longevidad nunca ha dejado de los ojos. Desde el momento en que el Siruela, 1992.
inspirar admiración cuando va unida a niño accede a la letra impresa empieza Cuentos completos, Madrid: Alian-
la lucidez. Antes, cuando los abuelos a crecer de verdad y su ilusión es la de za, 1994.
convivían en las casas con los niños y contar historias él mismo. En un relato
era poco frecuente que se los mandara a espléndido de Ignacio Aldecoa, titulado
LA PRACTICA

Comprender, gozar
y reflexionar
por Carmen Perdomo"

La autora, profesora
Lengua y Literatura
en un colegio, se vio
un buen día convertida
en la responsable de organizar
actividades de animación
a la lectura en la biblioteca, dirigidas a los alumnos de todos
los niveles educativos. Ella tenía claros los objetivos
—que la lectura permitiera a los alumnos comprender, gozar y
"eflexionar—, y diseñó un programa de animación a la lectura
sistemático y continuado, reestructurando las rígidas
ideas sobre la lectura que todavía imperan en la Secundaria.
LA PRACTICA

L a literatura infantil y juvenil en Es-


paña está creciendo notablemente
desde hace algunos años. Sin em-
bargo, este desarrollo no se ve corres-
pondido con los hábitos lectores. En los
centros escolares la motivación por la
lectura se mantiene, más o menos, hasta
el último nivel de Primaria, pero a partir
de la Secundaria Obligatoria, el desinte-
rés por los libros es evidente en la ma-
yoría de los alumnos. Las razones de es-
te rechazo pueden ser varias:
— La infancia. En muchas ocasiones
asistimos a la carencia de una buena ani-
mación a la lectura en esta etapa, en la
que debe primar, por parte de los adultos
(primero los padres y luego los maes-
tros), la lectura oral de cuentos, historias,
poemas, etc., y es que el hábito de la lec-
tura conviene que comience a desarro-
llarse antes de que el niño aprenda a leer.
— La adolescencia. Nuestros jóvenes
están en una fase de contradicciones,
donde aparecen nuevos sentimientos, in-
quietudes y necesidades. Es una etapa
llena de ambigüedades. El adolescente
desea escapar de su infancia y para su-
perarla rehusa las lecturas de su edad,
bien abordando libros de mala calidad
para adultos, o bien abandonando la lec-
tura para siempre.
— El mundo del adulto. Como se ha
señalado anteriormente, el adolescente,
en su afán por huir de la infancia, se in-
corpora al mundo del adulto, al que casi
nunca ve leer. De pronto, abandona sus
juegos, y las preocupaciones y obliga-
ciones académicas transforman sus há-
bitos. La seriedad e importancia de las
asignaturas imperan en su vida. Los li-
bros de texto se convierten en aburridos
instrumentos de tortura necesarios para
aprobar, y los de lectura, antes amigos
de juegos, son tomados ahora como me-
ros pretextos para la realización de acti-
vidades más serias (resúmenes, análisis
lingüísticos, exámenes...) que el acto de
leer sólo por placer.
— Saber elegir. A menudo los libros
seleccionados no son atractivos ni suge- olvidar sus conocimientos previos y la pecto a la etapa Secundaria Obligatoria.
rentes para el lector. Además, cometemos variedad de géneros. Hace falta dedicar al menos una hora
el error de imponer los mismos libros a Con lo dicho hasta ahora es fácil de- semanal, fuera de la programación, a
todos nuestros alumnos, cuando hay tan- ducir la necesidad de llevar a cabo una motivar a todos los alumnos a leer (sea
tos libros como gustos personales. Debe- animación a la lectura sistemática y con- cual fuere su edad), aprovechando otros
mos buscar un amplio repertorio de tex- tinuada hasta finalizar el período escolar, lugares fuera del aula, como la bibliote-
tos de calidad, que estén al alcance de su reestructurando las rígidas ideas sobre ca, en la que las actividades de anima-
comprensión y donde puedan elegir. Sin lectura que hay en la actualidad con res- ción son imprescindibles para que ésta
sea un centro vital donde la lectura y la
cultura lleguen a todos los usuarios.

Una experiencia viva

A comienzos del curso 97-98 decidí


aceptar la propuesta formulada por el
equipo directivo del colegio: dedicar mis
horas no lectivas de permanencia en el
centro a organizar actividades de anima-
ción a la lectura en la biblioteca para to-
dos los niveles (Infantil, Primaria y Se-
cundaria). Era ésta una tarea nueva para
una profesora cuya labor docente hasta
ese momento había consistido en impar-
tir la especialidad de Lengua y Literatu-
ra Castellana en el ámbito escolar de un
centro privado concertado.
Considerada únicamente como un lu-
gar de consulta y préstamo de libros, la
biblioteca escolar pasó a ser en poco
tiempo el núcleo generador de todas las
actividades relacionadas con la lectura.
En primer lugar, se planificó un hora-
rio en el que se asignó un tiempo de 60
minutos de visita a la biblioteca para ca-
da curso, desde Infantil de 3 años hasta
4° de ESO. Los alumnos iban a la bi-
blioteca en grupos reducidos, sólo la mi-
tad de la clase, el resto debía hacerlo a la
semana siguiente. En el colegio hay dos
grupos/clase por curso, con lo cual todos
los chicos/as pasaban una vez al mes por
la biblioteca. Los alumnos de Secunda-
ria, ante la imposibilidad de abandonar
otras asignaturas, visitaban la biblioteca
en la hora de Lengua, con el profesor de
dicha materia.
Siguiendo la división establecida por
Montserrat Sarto,1 tres fueron los obje-
tivos de la experiencia: que la lectura
permitiera a nuestros alumnos compren-
der, gozar y reflexionar.
— Leer para comprender. Las habili-
dades comprensivas junto con las per-
ceptivas nos dan la información que com-
plementan nuestros conocimientos. Se-
gún J. QuintanaP son tres las habilidades mite al niño/a ampliar los límites de su meta a alcanzar desde el comienzo de la
comprensivas: las lingüísticas, que confi- mundo, de sus sueños e ilusiones, le habi- escolaridad.
guran el sentido del mensaje y dependen lita para gozar y reflexionar. A medida que los chicos crecen pier-
de las habilidades experienciales y se- — Leer para gozar. Desarrollar en den —o les hacemos perder— su capa-
mánticas; las cognitivas, que son las de nuestros alumnos el gusto por la lectura, cidad para disfrutar de la lectura. El
análisis y síntesis; y las sensoriales, «que valorándola como un medio de diversión mundo que les rodea les ofrece otras ex-
permiten aventurar el transcurso de los y entretenimiento, es uno de los objeti- pectativas más motivadoras y atractivas,
acontecimientos unas veces y formular vos más difíciles de conseguir, pero, co- porque requieren menor esfuerzo. Sin
expectativas otras». La comprensión per- mo ya hemos comentado, debe ser una embargo, sí podemos, en el aula y en la
LA PRACTICA

biblioteca, estimular a los alumnos con rescatar éstos, no por reivindicación de taron chistes para hacer reír a la prince-
actividades lúdicas, que al menos en ese la nostalgia, sino por defensa de lo útil». sa, y le escribieron una carta animándo-
momento les permitan asociar la lectura Las actividades elaboradas para este la y dándole ideas para combatir el abu-
con experiencias placenteras. nivel se relacionaron con las unidades rrimiento.
Este carácter lúdico no está reñido con didácticas programadas para dicha etapa. — Fotocopiaron todas las secuencias
la consecución de unos objetivos prede- — La escuela: a partir de la lectura del de un cuento. Taparon o borraron en to-
terminados y concretos; por ejemplo, se- cuento «Un lápiz fantástico» del libro das ellas un elemento clave que se repe-
guir muy de cerca los resultados de la La noria de Gloria, de Gloria Fuertes tía. Dibujaron encima el elemento que
animación lectora en la escritura. No se (Magisterio, 1988), se propuso a los creían que podía ser. Al final, se descu-
trata de convertir la biblioteca en un nue- alumnos imaginar cosas que pudiera ha- bría el elemento clave y se contaba el
vo patio de recreo, sino de romper con la cer un lápiz con vida, así como nombrar cuento.
habitual relación profesor-libro-alumno objetos relacionados con la escuela y di- — Lectura de un cuento, historia, na-
del resto de las clases. bujar su clase. rración... Imaginaron lo que ocurre des-
— Leer para reflexionar. Nuestra mi- — El otoño: contamos un cuento don- pués. Inventaron otros finales.
sión como educadores es fomentar el es- de el protagonista era un árbol, una — Lectura del poema «El mago Mer-
píritu crítico en el alumnado a fin de que flor... Se colocó el dibujo del tronco de lín» (Santos Barba''). Inventaron fórmu-
sean capaces de adquirir criterios pro- un árbol en la pared, y los niños pintaron las mágicas y jugaron a que eran magos.
pios para desenvolverse en la vida por sí las hojas que caían. Simularon algunos trucos.
solos. Como decía Montaigne (Sava- — La casa: utilizamos el cuento de — Fotocopiaron láminas de distintos
ter3), «el niño no es una botella que hay imágenes «La casa» {Cosas de la casa, libros que se expusieron en una mesa. Se
que llenar, sino un fuego que es preciso La Galera, 1985), leímos entre todos las trataba de que adivinaran a qué libro per-
encender». Y, precisamente, en esta ac- ilustraciones. Luego, colorearon las par- tenecía cada lámina. Inventaron un cuen-
tual sociedad de la imagen y con predo- tes del interior de una casa según se iban to entre todos, con tres de esas láminas.
minancia de lo audiovisual, el libro si- comentando.
gue siendo el instrumento más indicado — La naturaleza: representamos con • Segundo ciclo
para llevar a buen término dicha misión. títeres una historia donde los personajes — Poemas murales. Buscaron y leye-
son elementos de la naturaleza: la lluvia, ron poemas en los libros de la bibliote-
el sol, el viento, flores, el mar... Los re- ca. Los copiaron en cartulinas c inventa-
Propuestas para la Etapa Infantil conocían y hacían los ruidos propios de ron ilustraciones.
cada elemento. — El profesor leyó en alto algunos re-
En esta etapa se presta atención al de- — La Navidad: lectura de los poemas latos sobre animales del libro ¡Qué as-
sarrollo progresivo de la motricidad y a «El camello» y «La huida» (auto de los co de bichos!, de Roald Dahl. Son histo-
la evolución del lenguaje como instru- Reyes Magos) del libro La noria de Glo- rias cortas y disparatadas escritas en
mento de comunicación, imaginación y ria, de Gloria Fuertes. Realizaron un be- verso. Comentaron cuál les había gusta-
reflexión. El contacto del niño con la lén con plastilina y contaron lo que iban do más y por qué. Al final, dibujaron las
lectura abarca desde la simple manipu- a hacer por Navidad. situaciones que más les habían llamado
lación del libro hasta una primera lectu- — El cuerpo: mostramos un libro con la atención.
ra: interpretación, comprensión y pro- un personaje y señalamos las partes del males, los definieron y, por último, imi- escritura. Este aprendizaje debe reali- o Primer ciclo — Repartimos cartas donde estaban
ducción de imágenes secuenciadas, así cuerpo. Después, los alumnos buscaron taron sus sonidos. zarse como un proceso interactivo, — Seleccionaron libros de la bibliote- dibujados los personajes representati-
como la atención y comprensión de na- en distintos libros de la biblioteca otros — La primavera: mostramos un pai- planteando situaciones en las que los ca. Taparon las portadas y recrearon vos de distintos cuentos. Inventaron un
rraciones y cuentos leídos por los adultos. personajes sentados, de cuerpo entero, saje en primavera. Señalaron los ele- niños encuentren sentido a utilizar la otras partiendo del título. Obtuvieron cuento nuevo.
Para conocer las historias reflejadas con una nariz grande, ojos de distintos mentos: el sol, los pájaros, las flores... y lengua escrita, por lo que es necesario datos hojeando el libro, leyendo párra- — A partir de un cuento o párrafo in-
en los libros el niño necesitará de un colores, orejas prominentes... Dibujaron dibujaron, cada uno, el elemento que que la adquisición de los elementos de fos... Al final, comprobaron cuáles se ventaron otras historias con los mismos
mediador que lo conduzca a través de la la silueta de algunos niños en papel, y más les había gustado. Luego, entre to- la lectura y escritura sea significativa y asemejaban más a las originales. personajes. Hicieron las ilustraciones.
palabra por el mundo maravilloso del re- luego pintaron las partes del cuerpo. dos formamos un paisaje primaveral. funcional, y además guarde una estre- - Leyeron un cuento cualquiera y — Buscaron y averiguaron datos so-
lato porque, como dice el profesor Abril — Los juguetes: enumeraron juguete y — Vacaciones: contamos un cuento cha relación con la comprensión y la trabajamos oralmente la lectura com- bre un libro: ¿por qué se llama así el pro-
en su artículo «El valor de las palabras»:4 los clasificamos en violentos y no vio- relacionado con excursiones, playa, expresión. prensiva. Luego, colorearon fotocopias tagonista?, ¿qué le sucede?, ¿por qué va
«Reconocer los valores de la oralidad lentos. Comentamos cómo se deben cui- monte..., y ellos explicaron a dónde les Es importante que, desde el comienzo, de láminas del cuento en las que se re- vestido así?...Las preguntas debían ser
supone tener en cuenta la magia de la dar para evitar su deterioro. Los libros, gustaría ir. Dibujaron y colorearon pai- los niños identifiquen la lectura con una flejaban distintas secuencias del mismo. inventadas, podían hojear los libros para
palabra y aprovechar tanto el placer fo- que también son juguetes, deben ser cui- sajes y situaciones relacionadas con las experiencia placentera. Para ello se de- — Inventaron cuentos individuales o encontrar pistas. Luego, se comprobaron
nético, como la vida que otorga la ex- dados. Propusimos algunos juegos con li- vacaciones. ben crear situaciones comunicativas pa- colectivos a partir de portadas fotoco- las respuestas correctas.
presión oral al texto escrito. La literatu- bros haciendo hincapié en el cuidado de ra narrar, describir, dramatizar, escuchar piadas de cuentos originales. — Fotocopiaron todos los capítulos de
ra, en toda la variedad de géneros, ha sus páginas, en no tirarlos, ni pisarlos... cuentos, jugar con la lengua... procuran- — Lectura del poema «La princesa» un libro, repartimos uno a cada niño. En
tenido en cuenta desde siempre esto: la — Los animales: leímos «La granja Primaria: lectura placentera do que el empleo personal, autónomo y (Santos Barba5). La princesa era infeliz carteles habíamos escrito los títulos de
poesía, el teatro, los cuentos cobran loca» (Sueños y lecturas 1. Libro de lec- creativo del lenguaje sea el ámbito de re- porque se aburría, entonces los alumnos los libros, y el reto era que cada alumno
(más) vida al traducir los signos gráficos turas. Proyecto Albanta, Alhambra Durante la Primaria ha de desarro- ferencia en el que los niños realicen sus se sirvieron de la mímica para expresar emparejara su capítulo con el título co-
en matices sonoros. Se trata de intentar Longman, 1992). Identificaron los ani- llarse el aprendizaje de la lectura y la actividades. el estado de aburrimiento. También con- rrespondiente y explicara el porqué. Al
LA PRACTICA

final, elaboraron entre todos el resumen da niño elegido y todo el grupo coloreó hacerle a los otros. Ganó el equipo con
del cuento. dicha silueta inventándose al personaje más respuestas acertadas.
— El profesor leyó un cuento mien- del cuento leído. — Elaboraron noticias convirtiendo el
tras los alumnos escuchaban con los — A partir de la lectura de adivinan- título de un libro en un sorprendente ti-
ojos cerrados. Una vez leído, abrieron zas, se crearon otras con sus ilustracio- tular.
los ojos, respondieron a preguntas sobre nes. Al final, se leyeron con el objeto de — Seleccionaron poemas de libros de
el cuento y cada uno describió cómo se que el resto intentara adivinarlas. la biblioteca y los recitaron. Por otro la-
imaginaba a los personajes, lugares, si- — El profesor leyó un cuento o varios do, eligieron el que más les había gusta-
tuaciones... Al final, se enseñaron las párrafos de un libro, y los alumnos tu- do y lo ilustraron.
ilustraciones originales. Para realizar es- vieron que buscarlo en la biblioteca. Se
ta actividad son apropiadas las historias daban pistas: nombre del autor, forma
de miedo. del libro, colores... Secundaria: leer para saber
— A partir de láminas con dibujos — Seleccionamos y repartimos mate-
(fotografías, hojas de calendarios...) in- rial de la biblioteca: libros, material, una A lo largo de esta etapa se debe mejo-
ventaron poemas, narraciones y diálo- radio, un marcador... Con ellos, por rar la competencia lingüística de los
gos para dramatizar. Se puede adjudicar grupos, inventaron diálogos que luego alumnos, profundizando en aspectos ya
un género a cada grupo o que cada representaron para el resto de los com- conocidos e introduciendo y desarro-
alumno trabaje las tres opciones. pañeros. llando otros nuevos. La complejidad de
— Repartimos revistas y periódicos los discursos irá aumentando, por lo que
• Tercer ciclo viejos. Inventaron portadas de libros con se exigirá una mayor capacidad en el re-
— El profesor leyó una historia y se la técnica del collage. Luego, éstas se conocimiento y uso de recursos lingüís-
trabajó la comprensión oral. Se prestó distribuyeron a otros alumnos que in- ticos y literarios.
especial atención al personaje principal: ventaron el contenido del libro a partir Se capacitará al alumno para que des-
¿cómo es?, ¿cómo va vestido?... Los de la portada que les había tocado. cubra las posibilidades de la lectura y es-
alumnos se dividieron en grupos y en — Los alumnos se dividieron por critura como fuentes de información y
cada uno se eligió al que representaría al equipos y se les dio fotocopiado el mis- saber, pero también de disfrute, de ocio
personaje del cuento. En papel de emba- mo capítulo de un libro a todos. Cada y fantasía, como fuente cultural y de sa-
lar, se dibujó la silueta del cuerpo de ca- grupo preparó las preguntas que debía tisfacción personal.
Potenciar el hábito de lectura será
fundamental para incrementar la auto-
nomía, el disfrute del discurso estético
y para la conformación de individuos
críticos y libres, así como para la ad-
quisición de nuevo vocabulario, fluidez
y riqueza de sintaxis, erradicación de
vicios ortográficos y desarrollo de la
comprensión.

• Primer ciclo
— A partir de la lectura de un cuento
tradicional, ambientarlo en la época ac-
tual y dibujar las ilustraciones.
— Leer el texto de un libro, convertir
el personaje en vidrio, madera, carame-
lo... Inventar nuevas aventuras en ese
mundo donde todo es del mismo mate-
rial que el protagonista.
— Seleccionar al azar libros, insertar
sus títulos en diálogos que luego serán
dramatizados.
— Inventar poemas paralelos a partir
de poemas originales, aunque respetan-
do la rima. Al final, se pueden hacer las
ilustraciones.
— A partir de láminas de cuadros fa-
mosos, inventar historias.
— El profesor lee una historia donde

56
CLIJ116
el protagonista tiene algún problema y medio de frases o palabras, luego les dan — Elaborar una lista con títulos de li-
los alumnos redactan cartas dándole áni- forma de poema. bros y sus autores, se reparte una copia
mos y consejos. — Elegir algunos nombres propios de a cada alumno, la leen durante diez mi-
— A partir de las descripciones de un libro, inventar una nueva historia con nutos y luego se llevan a cabo algunos
personajes, lugares o situaciones, elabo- ellos. juegos como el de «Tabú» (divididos en
rar dibujos, luego ver los originales. — Elaboración de guías de lectura. grupos de cuatro alumnos, uno de ellos
— Se colocan libros encima de una Forman grupos y eligen un tema: amor, debe definir a sus compañeros de grupo
mesa para que los hojeen y manipulen, fantasía, poesía, teatro, ciencia-ficción, un título de la lista sin utilizar las pala-
luego responden a unas preguntas he- misterio, etc. Buscan, entre los libros pa- bras de dicho título); dramatización de
chas por el profesor para adivinar cuál es ra su edad, aquellos cuyo título y argu- títulos (igual que el anterior, pero con
cuál. mento se adapten al tema elegido. Hacen mímica); y «cada oveja con su pareja»
una lista de títulos y autores que pegarán (enlazar la mitad de un título con su otra
o Segundo ciclo en una cartulina previamente decorada mitad, o un título con su autor).
— Después de la lectura del capítulo con dibujos, recortes, frases... relativas
de un libro, ordenar frases que les he- al tema en cuestión.
mos dadas mezcladas. — Diseñar la cartelera de un libro co- Propuestas para todos
— Elaborar una campaña publicitaria mo si se tratara de las escenas más llama-
para hacer propaganda de un libro. A tivas e importantes ele una película de ci- Las actividades recogidas en este
través de dibujos, frases..., resaltar los ne. Se divide una cartulina en cuadrados apartado se llevaron a cabo en distintos
valores por los que recomendaríamos que serán los fotogramas, allí se dibujan niveles. Se partía de un ejercicio o texto
ese libro. las situaciones seleccionadas y debajo se común (cuento, poema, teatro...) y se de-
— A partir de las fotos de cuadros fa- escriben frases, diálogos, o fragmentos. sarrollaban actividades adaptadas a cada
mosos, inventar poemas. Esta actividad — A partir de la lectura de un libro o edad.
da buenos resultados realizándola por capítulo, elegir y comentar las frases que Resultó una experiencia positiva y
parejas. Después de la observación de más hayan llamado la atención, luego enriquecedora para todos: para los
las fotos, cada alumno expresa sus ideas realizar murales utilizando cualquier alumnos, porque se sintieron parte de
acerca de lo que le sugiere el cuadro por técnica de expresión plástica. un proyecto único; y para los profeso-
LA PRACTICA

res, porque verificaron los excelentes re- — Segundo ciclo: copiaron fragmen- experiencial de la lectura recreativa, por
sultados de una animación lectora con- tos y dibujaron al lado la situación co- ello debemos acondicionar una parte o
tinuada y sistemática. rrespondiente (muerte del conde, enfado establecer un horario, asignando a cada
de la reina, etc.). curso un tiempo en el que no haya con-
• Cuento — Tercer ciclo: representación teatral -. ^ *, • ' . ^
sulta de libros.
El profesor leyó el cuento Arturo y
Clementina (Adela Turin y Nella Bos-
del romance.
— Secundaria: adaptación del roman-
Ir": — La evaluación de los resultados ob-
tenidos nos ayudará a reflexionar acerca
nia, Lumen, 1997), en voz alta. Luego, ce a una versión moderna. Elaboración \ de la consecución de los objetivos pro-
hubo un comentario posterior a la lectu- del guión y puesta en escena. f. •••; ~ gramados, y éstos deben beneficiar el
ra acerca de las injusticias cometidas por desarrollo de las destrezas básicas para
Arturo hacia Clementina. • Ensalada de títulos conseguir seguridad en la ejecución de
Las actividades para los distintos ni- Cada alumno buscó y eligió tres libros Émmmm la lectura y escritura.
veles fueron las siguientes: de la biblioteca; mezclando palabras de • •
Para terminar, conviene tener en cuen-
— Primaria. Primer ciclo: dibujaron los títulos formaron uno nuevo e inven- ta que animar a los alumnos a leer es una
los personajes, Arturo y Clementina, dos taron una historia. Luego, se expusieron tarea ardua a la que nos enfrentamos y
tortugas que se casan muy enamoradas. los mejores trabajos. ante la que estamos solos. La sociedad,
- Segundo ciclo: dibujaron los per- los estamentos sociales y la mayoría de
sonajes y escribieron frases representati- • Marcadores de libros los hogares potencian valores poco for-
vas que les habían llamado la atención. Cada alumno escogió un libro de la -ÁSCT.; :'
mativos donde el esfuerzo y la capaci-
— Tercer ciclo: dibujaron y recorta-
ron los objetos que Arturo regaló a Cle-
biblioteca y le diseñó un marcador con
motivos relacionados con su portada, ar-
J¡ÉM dad crítica resultan devaluados, sin em-
bargo, no podemos darnos por vencidos,
mentina; luego los colocaron encima del gumento, personajes, título... sino seguir adelante con nuestra misión,
caparazón de ésta, tal y como se relata que no es otra que rodear la lectura de
en el cuento. En un panel o en la pared • Guías de lectura actividades variadas, atractivas e intere-
había previamente dos cartulinas con los Adjudicamos a varios grupos de alum- santes para nuestros alumnos. Coincido
personajes dibujados en grande. nos, de distintos niveles, la elaboración con el grupo Peonza, cuando afirma que
— Secundaria. Primer ciclo: hicimos de guías de lectura de los libros de la bi- «es necesario intentarlo una y otra vez,
debate y mesa redonda sobre los dere- blioteca correspondientes a su edad. ayudarles a encontrar una lectura a su me-
chos de la mujer y la igualdad de sexos. Además, los decoraron con dibujos so- dida que les permita recuperar el entu-
— Segundo ciclo: argumentaciones bre el tema escogido. siasmo y la esperanza en un bello texto;
sobre los derechos de la mujer y la igual- acompañarles en su esfuerzo, ayudarles a
dad de sexos. Exposición oral de estos • Revista una mejor comunicación. La adquisi- Los alumnos han de encontrar razones con los libros; sin embargo, el juego pue- reducir en sus justas dimensiones a un
trabajos. Los alumnos del tercer ciclo de Pri- ción de una técnica lectora correcta y para leer. Es necesario que conozcan en de resultar peligroso si su práctica no res- enemigo que les parece demasiado gran-
maria y los de Secundaria redactaron fluida facilita la comprensión. Ésta es la qué consiste el acto de leer, por qué es ponde a unos objetivos claramente defi- de, y no es sino un amigo entrañable al
• Poema plástico una revista que, desde la biblioteca, sa- que da sentido y utilidad al acto de leer. importante que lean y qué les ofrece un nidos, como hemos dicho más arriba. que a veces cuesta entender»." •
Actividades a partir de Cómo se dibu- lió a la luz en fechas importantes como Sólo cuando comprendemos podemos libro. Éstas son algunas ideas para que la — La dinamización lectora no puede
ja un paisaje, de Gloria Fuertes.7 el Día del Maestro, de la Paz, del Libro... afirmar que hemos leído. dinamización resulte positiva: excluir a los niveles superiores. Precisa- '••Carmen Perdomo es profesora de Educación
— Infantil: dibujaron y pintaron con Conseguir que nuestros alumnos ob- Secundaria en el colegio «Virgen del Mar» de
— La animación a la lectura debe ser mente son estas etapas las más necesita- Santa Cruz de Tenerife.
exactitud las propuestas del texto. • La biblioteca es de todos tengan un buen hábito lector es un obje- tratada con la seriedad e importancia das de un incentivo que despierte en
— Primaria. Primer ciclo: pintaron Se englobaron en este apartado todas tivo que no sólo está recogido en el Pro- que se merece, por ello debe ocupar su ellos la inquietud de la lectura. El rigor Notas
las propuestas del poema con colores to- aquellas tareas en las que los niños pue- yecto Curricular de los centros docentes lugar en la programación anual. Si recu- de los planes de estudio en Secundaria 1. Sarto. M" Monserrat. La animación a la lectu-
talmente diferentes. den participar. Se elaboraron carteles (RD 1006/91-Anexo I, 17), sino que de- rrimos a la improvisación, corremos el no debe descartar la posibilidad de llevar ra. Para hacer al niño lector, Madrid: SM, 1989.
— Segundo ciclo: pintaron el mismo anunciadores, se ordenaron y arreglaron be resultar prioritario en el quehacer dia- riesgo de que se abandone o no se lleve a cabo tareas educativas de diversa índo- 2. Quintanal Díaz, J., La lectura. Sistematización
los libros, se escribieron noticias sobre rio de todo docente. a cabo de forma sistemática y continua- didáctica de un plan lector, Madrid: Bruño, 1997.
paisaje en las cuatro estaciones. le. La continuidad de las actividades de 3. Savatcr. Fernando. El valor de educar. Barce-
— Tercer ciclo: compusieron una lá- un acontecimiento importante como la Para la formación de hábitos perma- da, convirtiéndose en meras actividades lectura en todos los cursos asegura la lona: Círculo de Lectores, 1997.
mina formando el paisaje del poema. concesión de los Premios Nobel, y cola- nentes de lectura es indispensable optar de relleno sin ninguna finalidad y sin eficacia de la animación. 4. Abril Villalba, «El valor de las palabras»,
Cada niño dibujó y recortó un elemento boraron en concursos, visitas de autores, por la creación de una amplia gama de posibilidad de evaluar los resultados. - Es importante propiciar distintos CLLJ92.
y luego los pegaron como en un collage. conferencias... situaciones de lectura placenteras, que lJor lo tanto, la consecución de unos ob- ambientes de lectura, tanto en el aula
5. Santos Barba, Ana VI", Cómo trabajar la ani-
mación a la lectura en el primer ciclo de Educa-
inciten a los escolares al consumo de los jetivos previstos con antelación asegura- (biblioteca de aula, rincón de lectura...), ción Primaria, Madrid: Escuela Española, 1995.
• Teatro libros como un acto voluntario, lejos de rá el éxito de la animación lectora. Estos como fuera de ella, por ejemplo, en la 6. Op. citada.
Actividades tomando como base el i ion el ¡MÍ; i o ¡«MI toda obligación. objetivos, como ya hemos mencionado biblioteca, lugar que desempeña un pa- 7. Abril Villalba, Manuel, Expresión escrita. Ta-
Cuando los profesores acerquemos los en palabras de Montserrat Sarto, deben lleres de Lengua y Literatura, Santa Cruz de Te-
Romance del conde Olinos.* Primero, el pel primordial por ser el núcleo de la nerife: Benchomo, 1993.
profesor recita el romance y posterior- Todos conocemos la importancia de la libros a los alumnos, procurando poner a responder a la necesidad de leer para cultura y lectura del centro. Es funda- 8. González Torices, I , Cuatro estaciones. Teatro
mente se comenta. lectura y sus innumerables valores: ayu- su alcance lecturas que les resulten atrac- comprender, gozar y reflexionar. mental que se la conozca y valore, que para niños, Madrid: SM, 1998.
— Primaria. Primer ciclo: dibujaron da a ordenar y estructurar el pensamien- tivas, y éstos los conciban como instru- - Toda motivación lectora tiene en resulte accesible y atractiva. 9. Grupo Peonza, «La literatura infantil y juve-
to, nos capacita para un mayor dominio mentos placenteros, estaremos llevando a nil», en Serrano, J. y Martínez, J.E., Didáctica de
y pintaron los personajes. Debajo se cuenta el aspecto lúdico, estímulo im- - La biblioteca favorece la creación la Lengua y la Literatura, Madrid: Oikos-Tau,
pueden añadir versos. técnico del lenguaje y, por lo tanto, para cabo una buena animación a la lectura. prescindible para que el niño disfrute de un entorno que permite la vivencia 1997, pp. 267-291.
BROS
DE 0 A 5 AÑOS O Grande Tronante i

Gloria Sánchez.
Ilustraciones de Xan López
Domínguez.
Editorial Xerais .
Vigo, 1998. "*
• ' ' ' . ' • • - • "

jh
1.800 ptas. .<•'•

¿fondodel jatdm \ Edición en gallego. As avenluras do go'o Bo c do capitán Ro

0 Grande Tronante
Gloria Sárchez Xan López Domínguez
El Gran Tronante, que vivía en una
gran nube, era el más terrible de los C"9
corsarios. Todos los piratas le temían
porque los que se aventuraban en su
busca habían desaparecido sin dejar
ni rastro. Pero el capitán Ro y su gato composición. La armonía de las pági-
Bo decidieron buscarlo y apoderarse nas, con su peculiar definición de las
de su fortuna. Y la historia nos sigue formas y con un trabajo cromático
contando como el gran corsario los absolutamente excepcional, son las
engulló y la curiosa forma en que los bazas de este ilustrador que nos de-
En el coche expulsó, junto con todos los piratas
hasta el momento desaparecidos.
muestra que il crescendo no sólo lo
puede transmitir el texto. Excelente
Claude Ponti. Y además, Xan López Domínguez álbum por dos razones: por sentido
Ilustraciones del autor. nos cuenta, a través de esta historia, del humor y por calidad de la ilustra-
Traducción de Anna Coll-Vinent. que continúa siendo un mago de la ción. Nuria Obiols.
Editorial Corimbo.
Barcelona, 1998.
740 ptas.
Existe edición en catalán. Mala Malona era fantil vuelve de los emblemáticos años
70 para ser recordado al final del mile-
tan... negra nio. Con una tipografía tan niña como la
Claude Ponti nos regala tres historias imagen, se muestran unas ilustraciones
—las otras dos son En el fondo del jar- Cristina F. de línea gruesa, tinta plana y composi-
dín y En la rama—. En la primera ve- Ilustraciones de Cristina F. ción interesante. De esta serie hay que
mos la metamorfosis del interior de un Colección Mala Malona. destacar ese retorno estilístico que con-
coche de una familia de conejos según Editorial Sotelo Blanco. tribuye a ampliar la gama en la panorá-
diferentes acciones cotidianas. En la se- Santiago de Compostela, 1998. mica actual. Nuria Obiols.
gunda, la vidilla que se cuece en el fon- 790 ptas.
do del jardín. Y, en la tercera, las distin- Edición en gallego.
tas situaciones de una extensa familia
de pájaros que habitan una rama.
Y aunque la chispa de la historia pa- Nueva colección gallega compuesta,
rezca un poco limitada, lo cierto es que de momento, por cuatro cuentos —Ma-
hay que constatar la riqueza visual que la Malona tina tal... boca, Mala Malo-
se encierra en cada una de las ilustra- na tina tai. rabo y Mala Malona tina
ciones. En cada imagen suceden mu- tal... forza— protagonizados por Mala
chas cosas y cada cosa tiene un encanto Malona —un ser oscuro y divertido— y
singular. Los lectores se lo pasarán muy que presentan una estructura encadena-
bien buscando la breve consigna que da y circular. Bajo pretextos muy sim-
dicta el texto en unas imágenes cuida- ples, como describir la boca o el rabo de
das, pulcras y muy luminosas. Si lo que la protagonista, el texto va desgranando
se pretende es disfrutar de una buena distintos personajes o situaciones que al
simbiosis entre texto e ilustración, estas final vuelven al punto de partida.
pequeñas historias brindan una buena Y las ilustraciones de esta serie nos
oportunidad para ello. Nuria Obiols. hacen considerar que la ola de estilo in-
Las e»fcvlnaiLes
DE ó A 8 AÑOS Les endevinalles de
Lloreng
Lloren? Giménez.
Ilustraciones de Carmela Mayor
y Montse Gisbert.
Colección El Tricicle.
Editorial Tándem.
Valencia, 1997.
950 ptas.
Edición en catalán.
ras llevan a buen puerto su cometido.
Tipografía e imagen se dan la mano
Mediante un recurrente juego de para mostrar los prioris y posterioris
composición desplegable se brindan de cada adivinanza con una seductora
unas cuantas adivinanzas al pequeño combinatoria de imagen.
lector. Y ya se sabe que adivinar es al- Una bonita obra, premiada en tres
go que a todos despierta un voraz ocasiones —Premio del Instituí Inter-
apetito de descubrimiento. En este universitari de Filología Valenciana,
caso, el autor lo alimenta con unas Premio Serra d'Or y el Nacional de
atractivas pistas rimadas y unas rigu- Ilustración— y que encantará a los
rosas soluciones. Y las dos ilustrado- lectores. Nuria Obiols.

¡Dulces sueños,
Teddy! Un bebé caído del al lenguaje utilizado debería estar un
poco más cuidada.
Claude Helft. cielo Y para ir a tono con la sin duda acer-
tada asesoría científica, el dibujo es tan
Ilustraciones de Anne Velghe.
Traducción de María Barrionuevo Colette Hellings. realista y documentado como el texto.
Almansa. Ilustraciones Nadine Jacobs. No ofrece grandes innovaciones técni-
Editorial Beascoa. Traducción de Anna Coll-Vinent. cas: sólo un alto dominio de la acuarela
Barcelona, 1998. Editorial Corimbo. y la tinta. No hay grandes planos, ni
1.750 ptas. Barcelona, 1998. perspectivas: todo lo vemos en planos
990 ptas. frontales. No hay apuestas cromáticas
Existe edición en catalán. atrevidas: sólo tonos ocres y azulados
Teddy es un oso muy apañado que no como la propia sabana africana. Es de-
deja ningún cabo sin atar antes de irse a cir, sólo hay una gran tarea documental
invernar. Prepara la casa que les prome- Zirafa ha sido mamá y los cuidados y los amantes de la naturaleza sabrán
tió a los pájaros, manda las invitaciones que prodiga a su bebé, así como la du- reconocer la dificultad de hacer un buen
para la fiesta de la próxima primavera y reza de la supervivencia en la sabana retrato de este tipo. Magnífico y reco-
adorna convenientemente el salón para africana, son los ejes centrales de esta mendable para explicar una historia de
la Navidad. Y, después de tanto intenso historia. Hay ediciones especialmente verdad mediante una experiencia tan
ajetreo, se dispone a dormir durante to- cuidadas en cuanto a su documentación real como la maternidad. Nuria Obiols.
do el invierno. y, sin duda, ésta es una de ellas. Al ini-
Asimismo, esta retahila de prepara- cio del libro, se agradece la colabora-
tivos está acompañada por unas ilustra- ción del doctor J. Verschuren, biólogo
ciones con unos dibujos notables, co- del Instituto Real de Ciencias Naturales
loreados mediante unas nítidas y de Bélgica, que suponemos asesor de lo
transparentes acuarelas. Un nuevo ál- que nos cuenta este pequeño cuento. Y,
bum para los coleccionistas de osos. de paso, nosotros agradecemos que,
Un libro ideal, además, para contar a cuando se pretende retratar una situa-
los más pequeños, y para que los pri- ción natural como la de este libro, el ri-
meros lectores hagan sus pinitos en so- gor esté presente. Aunque, por otra par-
litario. Nuria Obiols. te, hay que añadir que la accesibilidad

CUJÍ 16
LIBROS/NOVEDADES

DE 8 A 10 ANOS Dos días alocados


Paz Hurlé Becher.
¿Sois vosotros los Ilustraciones de Sandro Natalini.
Colección Montaña Encantada.
Reis Magos? Editorial Everest.
León, 1999.
Paco Abril. 725 ptas.
Ilustraciones de M a Luisa Torcida.
Colección La Mar, 7.
Editorial Llibros del Pexe/Editores Victoria vive con su abuela Helena, te año, es una entretenida novela, de
Asociados. una famosa cantante de ópera retirada argumento original —la vida secreta
Gijón, 1998. hace ya muchos años. Una mañana, la de los violines—, con unos persona-
niña se encuentra en el parque con un jes igualmente originales y muy sim-
595 ptas.
curioso y diminuto personaje, de nom- páticos —desde la abuela cantante
Edición en asturiano.
bre Stradivarius, que resulta ser el alma hasta las almas de los violines—, na-
Existen ediciones en castellano y de un violín, y que está desesperado: su rrada con fluidez y con un lenguaje
catalán (La Galera), en gallego vida y la de otros dos compañeros su- sencillo y asequible. Un buen relato
(Galaxia), en vasco (Elkarlanean) y yos corren un grave peligro. Victoria y fantástico, con un logrado punto de
valenciano (Bromera/Tándem). la abuela tendrán que ayudarle. suspense, divertido y fácil de leer,
Obra ganadora de la modalidad in- acompañado por ilustraciones en co-
A Alba, de 7 años, poco le importa la fantil del Premio Leer es Vivir de es- lor que animan la lectura.
incredulidad que demuestra su madre
cuando ella le explica que acaba de ver y
hablar con los Reyes Magos abajo en la
calle y, además, en plena primavera. Pa- publica ahora el tercer y último título
ra la niña, el encuentro con los tres ven- de la trilogía protagonizada por Santi,
dedores ambulantes provenientes de leja- un niño con dificultades para aprender
nos países resulta tan mágico como la a escribir, que crea, con los monigotes
llegada de los regalos el día de Reyes. que dibuja en un cuaderno de hojas
Para ellos, el que la niña se les acerque blancas, un país imaginario donde son
de manera tan cálida, desprovista de pre- /OÍ, iÁhOÁíkhl posibles todas las aventuras. En este ca-
juicios, es también como un regalo. dt Áf/ja¿ so, Santi, que ya ha terminado 2" de Pri-
A través de este cuento precioso e inte- maria con buenas notas y no tiene pro-
ligente, narrado con prosa escueta pero blemas con las letras, recupera su viejo
certera, el autor invita a niños y adultos a cuaderno y comprueba que en su país han
reflexionar sobre un montón de temas y
actitudes como, por ejemplo, nuestra re-
A pasado muchas cosas y que hay proble-
mas que necesitan solución.
lación con las personas de otros países y Estupenda novela para pequeños
culturas que viven aquí. Pero la historia, ANAYA («novelita» como le gusta decir a su au-
breve aunque rica en lecturas, se lee tam- tor), con todos los ingredientes propios
bién en las imágenes de ¡VIa Luisa Torci- Adiós al cuaderno dt del relato de aventuras: extrañas des-
da, de una expresividad deslumbrante, apariciones, monstruos voraces, luchas
gracias a las que palpamos casi los senti-
mientos que experimentan los protago-
hojas blancas por el poder, conflictos y peripecias, y
un héroe invencible con el que es muy
nistas en cada momento. José María Merino. fácil identificarse. Planteada con habili-
Ilustraciones del autor. dad —capítulos cortos, ágiles diálogos,
Colección El Duende Verde, 114. una sorpresa en cada capítulo—, y na-
Editorial Anaya. rrada con ejemplar sencillez, la novela
Madrid, 1998. se lee con gran interés gracias también
800 ptas. a la buena combinación entre el texto y
los infantiles dibujos de Santi (realiza-
dos con gracia por el propio Merino)
Tras El cuaderno de hojas blancas y que son los auténticos protagonistas de
Regreso al cuaderno de hojas blancas, la historia. Un buen cierre para esta ex-
editados en esta misma colección, se celente y original trilogía.
DE 10 A 12 AÑOS Harry Potter y la
piedra filosofal años, tanto en el Reino Unido como en
EE.UU. (el segundo libro de la serie,
Jaleo en el tejado J.K. Rowling. Harry Potter y la cámara secreta, que
Traducción de Alicia Dellepiane. también publicará Emecé, lleva el mis-
Hazel Towson. Editorial Emecé. mo camino). Un éxito merecido, pues
Ilustraciones de David McKee. Barcelona, 1999. se trata de una de esas obras que los ni-
Traducción de Miguel Hernández 1.500 ptas. ños hacen propias sin reservas —Harry
Sola. Existe edición en catalán en Potter es ese tipo genial que todo niño
Colección Sopa de Libros, 29. Empúries. quisiera ser—, y que los adultos apre-
Editorial Anaya. cian por la gracia y la inteligencia con
Madrid, 1999. que la autora ha sabido construir esta
850 ptas. Harry, un niño de 11 años, vive una historia fantástica. Hábilmente narra-
triste y solitaria vida. Huérfano desde da, la novela comienza con un enigmá-
La vida de Harry queda completa- que sus padres murieran en un acci- tico primer capítulo, de esos que dejan
mente transtornada con el regreso de su dente cuando él tenía 1 año, vive con al lector totalmente intrigado; continúa
padre, ausente de casa desde hace dos sus horribles tíos y su primo Dudley, con un repaso a la vida de Harry con
años por trabajo. Y es que su progenitor que no le quieren y le maltratan. Pero sus aborrecibles tíos —imposible no
se empeña en hacer de él un chico ro- un día recibe una carta que cambiará recordar al más ácido Dahl—, y entra
busto, musculoso, deportista, mientras su vida: ha sido aceptado en el cole- de lleno en las fantásticas aventuras de
que él es vegetariano, enclenque y afi- gio Hogwarts de magia y hechicería. Harry en el colegio para aprendices de
cionado a la fotografía. Por si la cosas no Así se enterará también de que no es brujo, donde se enfrenta, victoriosa-
estuvieran ya bastante liadas, Harry des- un niño normal, sino un mago, here- mente, con el malvado Voldemort, au-
cubre, mientras intenta despistar a su pa- dero de magos muy principales. téntica amenaza de la Confederación
dre, que unos desalmados pretenden Excelente novela de la hasta ahora Internacional de Magos. Intriga, sus-
sacarle dinero a su anciana vecina ha- desconocida autora inglesa Joanne K. pense, magia, pruebas iniciáticas, va-
ciéndole creer que su techo está en mal Rowling, que se ha convertido en el lor, amistad, y humor, mucho humor,
estado. Harry demostrará, finalmente, gran éxito de la LIJ de los dos últimos en una novela redonda.
que la valentía o el coraje nada tienen
que ver con la fuerza o los músculos, y
que ser delgado tiene sus ventajas.
Novela tramposa que empieza hacién-
donos creer que asistiremos poco menos
De l'embolic, treu-ne las gracias de la narración son esos di-
vertidos diálogos entre, por ejemplo, el
que a una confrontación generacional en-
tre un padre y un hijo que entienden la vi-
profit! perro pastor y el burro, dos figuras fun-
damentales en esta especie de saínete en
da de distinta manera. Pero la autora aca- Elena O'Callaghan i Duch. el que unos desaprensivos ladrones de
ba zanjando la cuestión con este acto de Ilustraciones de Cristina Losantos. ganado y de hortalizas le roban las ca-
heroísmo del hijo, con esta lección al bru- Colección Ala Delta, 112. bras a Robcrt, un pastor que no sabe
to del padre, que no ha sabido valorar las Editorial Baula. contar más que hasta 30, y secuestran a
cualidades de su vastago. A pesar de ello, Barcelona, 1999. su fiel perro, Rubertu Caneller.
y de que la aventura de Harry no es de lo 805 ptas. El robo y secuestro son simplemente
más emocionante, el libro está bien escri- Edición en catalán. la excusa para poner en danza a estos
to, y tiene ese puntito de mala uva que los personajes caricaturescos, que desplie-
escritores ingleses saben dosificar tan gan un rico vocabulario, una vistosa sin-
bien. Las ilustraciones de McKee son Como se aprecia en el título, el relato taxis, una fina ironía para contar una pe-
otro punto a favor del relato. rompe una lanza en favor de la recupe- ripecia simpática, muy bien reflejada en
ración del lenguaje de los refranes y los las ilustraciones de Cristina Losantos.
dichos populares. Cada capítulo de esta
historia, ejemplar dentro del estilo de-
nominado «realismo bestial» del que la
autora es una digna representante, res-
ponde a un refrán, y los personajes, tan-
to humanos como animales, los mane-
jan con soltura. Porque en este libro
hablan todos, y por los codos, y una de

CUJÍ 16
LIBROS/NOVEDADES

Azoreak eta SPñsW*^


DE 12 A MANOS
baporeak
Mikel Garmendia.
Ilustraciones de Mikel Valverde.
Editorial Alfaguara/Zubia.
Bilbao, 1998.
890 ptas.
Edición en vasco.

Martxelo es un joven estudiante que novela iniciática donde la amistad, el


en verano trabaja de pescador. En su mundo del mar y de los marineros, el
primer día de trabajo, ocurre una tra- amor, incluso el sexo, se encuentran
gedia: por la noche, Antton, su compa- excelentemente entrelazados. Una no-
ñero y amigo, desaparece en el mar. vela amena e interesante, muy creíble y
Meses más tarde, Martxelo recibe una bien narrada con un estilo muy cuida-
inesperada carta de su amigo contán- do. Una obra, por lo tanto, para poder
El señor de los dole lo que ocurrió aquella noche.
Enmarcada en una historia de intri-
disfrutar con ella. La edición cuenta
con unas adecuadas ilustraciones de
bonsáis ga, Mikel Garmendia nos presenta una Mikel Valverde. Xabier Etxaniz.

Manuel Vázquez Montalbán.


Ilustraciones de Lluísa Jover.
Colección Alfaguay.
Editorial Alfaguara.
Reencuentro con vuelve a la Tierra buscando a un caza-
dor que le libre de un tigre que se ha
Madrid, 1999. El Principito instalado en su planeta.
1.375 ptas. Un texto poético y filosófico, que si-
Jean-Pierre Davidts. guiendo el modelo original, cuenta las
Ilustraciones de Marie-Claude peripecias del Principito en su nuevo
Procusa, un niño de 12 años, está muy Favreau. viaje, y sus encuentros con personajes
intrigado por el señor Jai, el hombre Traducción de Teresa Clavel. contemporáneos como un gestor, un pu-
más rico del pueblo, que vive aislado en Colección La escritura desatada. blicista, un estadístico, un ecologista,
su mansión sin apenas relacionarse con Ediciones B. un violento fundamentalista, un mece-
nadie. Procusa ha oído que el señor Jai Barcelona, 1999. nas y una niña, a través de los cuales se
se dedica a cultivar bonsáis, y un día 1.200 ptas. propone la reflexión sobre diversos te-
consigue que le enseñe su colección de mas de gran actualidad. Presentado en
árboles enanos. El chico queda fascina- una bonita y cuidada edición ilustrada
do por sus explicaciones, pero pronto Cuando Saint-Exupéry escribió El en color, es un libro de lectura muy in-
descubrirá, con horror, que Jai también Principito, no quiso resignarse a la des- teresante, que invita a releer al clásico
experimenta su técnica con animales y aparición de su personaje y por eso de- de Saint-Exupéry.
personas. jó este mensaje a sus lectores: «Si un ni-
Original e intrigante relato, con el que ño se acerca entonces a vosotros, si ríe, JEAN-PIERRE DAVIDTS

Vázquez Montalbán debuta en el campo si tiene cabellos de oro, si no contesta


cuando se le pregunta, ya imaginaréis Reencuentro con
de la LIJ. En él, además de la peripecia
del protagonista y sus amigos contra los
malos de la historia, narrada con la sol-
quién es. En tal caso, por favor, no me
dejéis tan triste, escribidme enseguida
&L?Júmcipite
vencia de uno de nuestros grandes no- para decirme que el Principito ha regre-
velistas, el autor propone una inteligen- sado...».
te y hermosa reflexión sobre la libertad Y eso es lo que ha hecho Jean-Pierre
y el poder de la palabra. Una entreteni- Davidts, traductor y autor de LIJ fran-
da novela, de lectura fácil, que interesa- cés: escribir una larga carta a Saint-
rá a los niños que, como Procusa, están Exupéry, explicándole su encuentro con
creciendo y comenzando a descubrir la el principito que vivía en un pequeño <P*¿;-' S
cara oculta de la vida. planeta con una rosa y un cordero, y que
Tots els ports
es diuen Helena

MAS DE 14 ANOS Tots els ports es


diuen Helena
¿Dónde has estado, Joan Barril.
Robert? Colección Narrativa, 99.
Editorial Empúries.
larga travesía de dos meses que les lle-
vará desde Rotterdam al Mar Negro.
Hans Magnus Enzensberger. Barcelona, 1999. Excelente novela iniciática, ganado-
Traducción de Rosa Pilar Blanco. 1.650 ptas. ra del Premio Ramón Muntaner 1998,
Colección Las Tres Edades, 66. Edición en catalán. con la que el periodista Joan Barril de-
Editorial Siruela. buta en el campo de la literatura juve-
nil. Es una historia de amor y descubri-
Madrid, 1999.
Guillem es español, pero vive desde miento, con el telón de fondo de la
1.950 pías.
hace años en Bélgica, con su madre y vieja Europa y de los recientes conflic-
Existe edición en catalán en tos de los Balcanes, narrada en prime-
Pier, su nuevo novio, que se dedica al
Barcanova. transporte fluvial. A punto de cumplir ra persona por un tierno adolescente
13 años, se dispone a pasar las habitua- deslumhrado por la vida que, por pri-
Robert es un quinceañero que un buen les vacaciones de verano con los abue- mera vez, se le ofrece en toda su am-
día, viendo en la tele unas imágenes de la los de Barcelona, pero algo viene a plitud y complejidad. Escrito con flui-
Unión Soviética de 1956, se ve trans- romper la rutina: una importante fun- dez y con una estructura fragmentaria,
portado hasta ese país y esos años pos- dación contrata a Pier para repartir que va reuniendo retazos de la vida co-
teriores al estabilismo. Es el principio con su gabarra un lote de pianos anti- tidiana, de pensamientos íntimos del
de una extraordinaria aventura a través guos por diversas ciudades del centro protagonista y de su relación secreta
de la historia que lo llevará a visitar sie- de Europa. De esta manera, los tres con Helena, es un relato que rebosa au-
te escenarios diferentes, cada uno más (que pronto serán cuatro, pues aparece tenticidad y emoción, y que puede in-
alejado en el tiempo que el anterior, in- un polizón a bordo, de nombre Helena) teresar tanto a los jóvenes como a los
cluida la Alemania nazi, la guerra de los embarcan y se disponen a hacer una adultos.
Treinta Años o la Holanda del siglo
XVII. A Robert se le acusará de espía,
hará de bandolero, de paje de la corte,
de aprendiz de pintor, etc., y conocerá
de primera mano los usos y costumbres
O laboratorio do rísticas de los superhéroes del cómic, en
especial Batman, y cuyo pretendido al-
de cada época. doutor Nogueira truismo esconde una peligrosa actitud
Sorprendente y emocionante relato con mesiánica y una total incapacidad de asu-
el que el autor no ha pretendido ni hacer Agustín Fernández Paz. mir sus propios errores; la presencia de
una novela histórica, ni novelar la historia Ilustraciones de Francisco Bueno un personaje narrador, testigo de los he-
para hacerla más asequible, sino mostrar- Capeáns. chos que relata —Rosa, fiel colaborado-
nos, como en un fresco, una serie de imá- Colección Merlín. ra del científico—, que hace una crónica
genes en el tiempo que, por una parte, Editorial Xerais. de los trabajos de su jefe, al que admira y,
nos acercan a costumbres sociales dife- Vigo, 1998. finalmente, el uso de un registro humo-
rentes a las actuales y, por otra, nos con- 900 ptas. rístico que, por una parte, es parodia de
vencen de lo invariable de la condición Edición en gallego. los clásicos superhéroes y, por la otra,
humana. Un libro memorable en el que implica una crítica burlesca de deter-
hay conocimientos, acción y aventura, y minadas actitudes individuales. Un li-
una certera radiografía del alma humana. El doctor Nogueira es un científico bro ameno e interesante, que divierte y
que se considera a sí mismo destinado no excluye evidenciar aspectos critica-
a liberar a la humanidad de los males bles. M" Jesús Ferncmdez.
que la aquejan. Inasequible al desalien-
to, utiliza su gran inteligencia y su
cuantiosa fortuna para poner en mar-
cha experimentos que originan trastor-
nos y complicaciones más graves que
los problemas que pretendía solucionar.
Para desarrollar esta historia, el autor
utiliza tres recursos: el propio personaje
central, construido en parte con caracte-
LIBROS/CÓMIC

¡ A por el imprevisto!
Guión y dibujos de Francois
Boucq.
Colección Cimoc, 160.
Editorial Norma.
Barcelona, 1999.
1.100 ptas.

Tercer volumen de las aventuras de


Jerónimo Puchero, un vendedor de se-
guros que vive en un extraño mundo na-
cido de los pinceles del dibujante y
guionista Francois Boucq. Ganador del
Gran Premio de Anguleme del año pa-
sado, el autor ha creado todo un univer- go, estamos seguros va a ofrecernos en-
so, entre la fantasía y lo surrelista, que tretenimiento y frescura en sus próxi-
da como resultado un agradable choque mas entregas. Impecablemente ilustra-
entre las espectaculares ilustraciones y do, Boucq ha contado además con la
la aparente normalidad en la que viven ayuda en los guiones de Stéphane De-
y respiran los personajes protagonistas leurence y Philippe Dclan, que consi-
del álbum. Titulado genérica y acer-
El tirano tadamente como ¡A por el imprevisto!,
guen que una imaginación desbordante
impregne este magnífico cómic. Ga-
Guión y dibujos de Francisco esta colección de reíalos nos descubre a briel Abril.
Ibáñez. un autor poco conocido que, sin embar- u A partir de 14 años.
Colección Magos del Humor, 78.
Ediciones B.
Barcelona, 1999. Fantasma/Galería de
1.350 ptas.
espejos
Francisco Ibáñez lleva cuarenta años ñuíoros; Varios.
dibujando las peripecias de estos dos Colección Aliens.
divertidos detectives de la TÍA, una or- Editorial Norma.
ganización poco menos que desastrosa Barcelona, 1999.
a la que encomiendan tareas cada vez 750 ptas.
más complicadas. Más o menos como
difícil debe de ser para el autor conse-
guir que los gags que circulan por cada Impactante sería el adjetivo con el
página de este álbum sigan vigentes y que podríamos calificar esta serie de
llenos de gracia. Pero una vez más el re- cómic basada en la película Alien y sus
sultado es sobresaliente y serán pocos secuelas. AI igual que ocurre con La
los que puedan contener las carcajadas guerra de las galaxias o Star Treck, su
con las ocurrencias del dibujante. Ade- éxito ha llevado a que la producción de
más, cabe destacar el compromiso que historias derivadas de las originales po-
Ibáñez ha mantenido con la actualidad y co o nada tengan que ver con las obras
con el entorno social, impregnando sus que las inspiraron, aunque no por eso
cómics con temas como el que desarro- dejen de tener un interés por sí mismas.
lla en El tirano, en el que los detectives En este volumen, se recogen dos episo- jada por el veterano ilustrador inglés
serán los encargados de extraditar a un dios distintos ilustrados por dos dibu- David Lloyd, se acerca más al tono cre-
peligroso dictador llamado Panocho. jantes muy diferentes. El primero, puscular del comic-book más clásico.
Humor de siempre para todos los públi- Fantasma, con guión de Jay Sephens e Estamos, pues, frente a una historieta de
cos, salpicado con los toques irónicos ilustraciones del argentino Eduardo Ri- entretenimiento con estructura cinema-
tan característicos de este gran dibujan- sso, nos conduce por una historia más tográfica que persigue el impacto visual
te. Gabriel Abril. juvenil aunque con un final aterrador, e inmediato. Gabriel Abril.
m A partir de 12 años. mientras que la segunda, escrita y dibu- m A partir de 14 años

CUJÍ 16
GUIAS DE OVE OBINSON

Para que este verano los chicos y


chicas disfruten plenamente de la
naturaleza, recomiéndales las
GUÍAS DEL JOVEN ROBINSÓN.

En la montaña, en el mar, en el
campo, en el bosque y en la natu-
raleza.

Con consejos prácticos para


preparar excursiones, informa-
ción sobre la flora y la fauna, ac-
tividades, astucias de observación
y consejos elementales de segu-
ridad.

GUÍAS DEL JOVEN ROBINSÓN...


la mayor aventura de su vida.
r
tUtUl/r:
LIBROS/DE AULA

MÚSICA
Jackson Browne. '\oñ; colonn.]
Cielo Azul y Negro Maylee.
Traducción de las canciones de Ilustraciones del autor.
Alberto Manzano. Colección Auryn Infantil.
Editorial Auryn.
Colección Coro de Jukebox.
Madrid, 1998.
Editorial Celeste. 1.400 ptas.
Madrid, 1998. talento de uno de los cantautores más
emblemáticos de esta década que, sin Incluye cásete.
3.450 ptas.
embargo, en España no ha gozado de la
popularidad que merece. La lectura de De la mano del oso Tot, los más pe-
Tener reunidas en un mismo libro to- este libro debe entenderse como una su- queños tienen la oportunidad de empe-
das las letras que el cantante Jackson cesión de poemas que reflejan toda una zar a familiarizarse con el idioma consi-
Browne ha escrito a lo largo de su ca- vida dedicada a la música: diferentes derado universal: el inglés. El libro,
rrera musical es todo un lujo. Por eso estados de ánimo, referencias a sucesos tamaño álbum, se acompaña de un case-
hay que felicitar a la Editorial Celeste políticos, reflexiones autobiográficas, te. La mecánica del invento es, pues, la
por este magnífico volumen. A lo largo etc., son los temas que Browne ha trata- siguiente: el niño pone el cásete en el
de más de doscientas páginas cuidado- do en sus textos con una envidiable sen- aparato reproductor y se apresta a se-
samente diseñadas se nos presentaN las sibilidad. Cielo Azul y Negro es el com- guir las instrucciones que una voz le
canciones en inglés y en castellano. Or- plemento ideal para leer mientras el dicta en castellano. Luego, también po-
denadas cronológicamente y respetando propio Browne suena por los bailes de drá oír la voz de Tot que irá contestando
la sucesión de los discos en las que fue- nuestro equipo. Gabriel Abril. las preguntas que se le hacen, presen-
ron grabadas, podemos apreciar el gran • A partir de 16 años. tándonos a su familia y nombrado las
distintas prendas de vestir o los objetos
que sus parientes lucen. El hilo conduc-
Dover cográfica Everlasting. Gran cantidad de
conciertos y el boca a boca del público
tor de las imágenes son los colores y los
diferentes miembros de la familia de
llevaron poco a poco a que los Dover Tot, y la mejor apuesta de este libro
Eduardo Guillot.
despegaran imparablemente hasta con- pensado para que los pre-lectores
Colección ídolos del Pop, 32. aprendan inglés es, sin duda, la parte vi-
Editorial La Máscara. seguir un éxito sin precedentes para un
grupo de sus características. Instalados sual. La calidad de las ilustraciones,
Valencia, 1998. sencillas, con pocos elementos que re-
1.400 ptas. en otra discográfica, también indepen-
diente, Subterfuge, consiguen que su saltan sobre fondo blanco, y muy expre-
segundo álbum, Devil carne to me sivas son lo más destacado de este pro-
Dover, el grupo que más discos vende (1997), alcance la espectacular cifra de ducto eficaz y bien diseñado que
dentro de la escena alternativa, comen- medio millón de discos vendidos. La incluye un cuaderno de actividades, la
zó a funcionar en 1995 como una autenticidad y dureza de sus composi- mayoría tipo manualidades, puesto que
apuesta más dentro de la pequeña dis- ciones, junto con su actitud de rebeldía, los usuarios no saben leer ni escribir.
hacen que el tándem que forman las • A partir de 4 años.
hermanas Amparo y Cristina Llanos,
DOVER principales compositoras del grupo,
junto con Jesús Antúnez, el batería y
Alvaro Diez el bajista, funcione a la
perfección, comercial y artísticamente.
Firmada por Eduardo Guillot, la bio-
grafía de Dover incluye gran cantidad
de anécdotas, fotografías, letras de las
canciones y todo lo que cualquier fan
del grupo, ya de referencia obligada en
la historia del pop español, desearía sa-
ber. Gabriel Abril.
m A partir de 16 años.

68
CUJÍ 16
¿Qué hora es? El fantástico viaje
Ilustraciones Mandy Doyle. del gato Cameron
Traducción de Rita Schnitzer.
Editorial Elfos. Marjorie Newman.
Barcelona, 1999. Ilustraciones de Charlotte Hard.
975 ptas. Traducción de Gemma Gallart.
Existe edición en catalán. Editorial Grupo Ceac/Timun Mas.
Barcelona, 1999.
950 ptas.
Aprender a leer el reloj es uno de los
escollos que deben salvar los que cre-
cen. Este libro pretende convertir este Cameron es un gato muy curioso y
aprendizaje necesario, sobre todo en esto le llevará a vivir unas cuantas
un mundo donde el tiempo es oro, en aventuras que este álbum recoge en
un divertido juego. Por eso se ha idea- ilustraciones que requieren toda nues-
do este reloj troquelado que permite tra atención, ya que se nos pedirá que
que los niños manejen las manecillas resolvamos enigmas o ayudemos al mi-
para cambiar la hora marcando el ho- nino a salvar algunas situaciones. La
rario de un día en la vida de unos sim- 18.00 y todos están listos para irse a cuestión es que Cameron se mete en un
páticos ratoncillos. Esta familia, nu- dormir a las 19.00. camión de mudanzas y allí dentro hace
merosísima por cierto, de roedores Las ilustraciones están repletas de de- algunos estropicios, también siembra el
humanizados se levantan a los 8.00, a talles divertidos, y el libro, de cartón desconcierto en una granja, en una me-
las 11.00 es la hora de los juegos, a las plastificado, cumple perfectamente la rienda campestre, se extravía en un bos-
15.00, la de contar cuentos (debe ser misión para la que fue concebido. que, encuentra novia, etc.
horario europeo), el baño toca a las m A partir de 6 años. El lector, además de disfrutar siguien-
do las peripecias de Cameron, tiene que
poner a prueba sus dotes de observación
No confundas Esta obra, editada por Éditions du
Seuil con el título de Faiit pas confort-
y encontrar en cada abigarrada ilustra-
ción a doble página algunos elementos
Hervé Tullet. are, se llevó uno de los premios Bolog- como, por ejemplo, un ratón que sigue a
Ilustraciones del autor. naRagazzi, el correspondiente a libros Cameron a todos lados, pero que sabe
Traducción de Margarida Trias. de no ficción categoría infantil. Se trata camuflarse muy bien; un pez, o distintas
Editorial Destino. de una propuesta visual de gran impac- clases de flores. En fin, una lectura en-
Barcelona, 1999. to para ayudar a los niños a fijar con- tretenida, interactiva, ideal para com-
2.400 ptas. ceptos como alto/bajo, vacío/lleno, partir, bien resuelta a través de unas
Existe edición en catalán. uno/muchos, junto/separado, antes/des- ilustraciones trabajadas, llenas de deta-
pués, derecha/izquierda; es decir, los ha- lles y de una acertada maquetación, en
bituales contrarios, a los que se añaden la que se superponen unas viñetas con
otros menos habituales en los libros de el texto y los enigmas a resolver.
estas características, menos físicos, más • A partir de 6 años.
metafíisicos como sí/no, conseguido/fra-
casado, papás/mamás, o de tipo preven-
tivo: medicamentos/caramelos.
Lo interesante, al margen de la selec-
ción de conceptos, que ya es curiosa, es
el tratamiento de la imagen, su calidad
pictórica, los contrastes conseguidos de
forma, color, contornos, y el juego que
permite ese ojo abierto de una página a
otra. La edición es, además, impecable,
y tiene un formato que más parece la de
un libro dirigido a usuarios más mayo-
CONFUIDAS res o adultos. Seguramente, esto es lo
que animará a muchos padres a com-
partir su contemplación con los hijos.
QC5-EDICIONES OESTIWO KDd
• A partir de 3 años, acompañados.
LIBROS/DE AULA

Enciclopedia
&
SU 1
SOCIALES 0 Temática
Enciclopedia visual ^

temática e^
\3n libf0 Autores Varios.
Ilustraciones de Autores Varios. que suele acechar tras las páginas de una
Traducción de Laura Paredes. obra de estas características.
Ediciones B. Por orden alfabético, se abordan algu-
Barcelona, 1999. nos de los temas de más interés para los
3.500 ptas. niños que están descubriendo el mundo
y sus secretos. Temas como el cuerpo
Buen equilibrio entre texto e imagen, humano, los continentes, el clima, los
claro y elegante diseño de las páginas, animales, la cultura en distintas épocas
información concisa y amena, muy bien y países, las artes, etc. El contenido es
apoyada en las imágenes, son algunas de muy sencillo, y se evitan los datos es-
las virtudes de esta enciclopedia pensada trictamente científicos, porque se trata
para los que se asoman por primera vez de una primera aproximación a la geo-
Y tú, ¿qué eres? a un libro de conocimientos. Porque para
ellos no es fácil orientarse entre tanta in-
grafía, la ciencia, la técnica, la historia,
la cultura, etc.
Keith Faulkner. formación, en esa vorágine de conceptos • A partir de 7 años.
Ilustraciones de Stephen Holmes.
Editorial Beascoa Internacional.
Barcelona, 1999.
1.450 ptas. El diario secreto Egipto, planteada en forma de irreve-
rente, jocoso diario de uno de los farao-
del príncipe nes emblemáticos, que llegó al trono a
La cuestión en este libro-sorpresa no los 10 años y murió a los 19. Estas me-
es tanto ¿qué eres?, sino ¿en qué te con- Tutankhamón morias son de cuando Tutankhamón era
vertirás, una vez hayas crecido? Es co- aún príncipe, y en ellas nos cuenta des-
mo un juego de adivinanzas que tiene Philip Airckjcjhi. de una excursión por el Nilo, hasta su
como marco el mundo animal, donde Ilustraciones de Lorna Hussey y experiencia algo traumática en casa de
nada es lo que parece. De una oruga sal- Martin Remphry. un embalsamador, su clase con un es-
drá una mariposa; de un patito feo, un Traducción de Beatriu Cajal. criba o el paseo por el mercado para co-
cisne; de un renacuajo, una rana; de una Editorial Grijalbo/Mondadori. nocer de cerca a los que serían sus sub-
ninfa, una libélula, etc. La pregunta cla- Barcelona, 1999. ditos. Un documento diferente sobre
2.500 ptas. cómo se vivía en esa época, escrito con
ve, ¿que eres.'. la hacen animales adul-
tos o animales en vías de crecimiento mucho humor, mucha broma, pero sin
y. la respuesta siempre hace referencia En este libro quizá no haya tantos te- faltar a la verdad de los hechos.
a lo que son ahora y también a lo que soros ocultos como en la tumba de Tu- • A partir de 10 años.
serán en el futuro. Y para ver la trans- tankhamón, pero resultará muy excitante
formación, el lector no tiene más que al lector irlos descubriendo. Porque en su
desplegar las páginas y dejarse sor- páginas hay, al margen del relato diverti-
prender por las figuras troqueladas que do de las experiencias cotidianas del fa-
saltan de ellas. raón adolescente, códigos jeroglíficos, €1 diorío secreto d<£.
No se trata de un pop-up rompedor, sarcófagos que se abren, rompecabezas PRÍNCIPE
nunca visto, pero tienen a su favor una de una pirámide, la reproducción de un
cocodrilo del Nilo, el plano de un ladrón
TOTANkHAMCNl!
propuesta simpática muy bien resuelta
en cuanto a ilustraciones, de gran im- de tumbas, un brazalete de fiesta egipcio
pacto, y también por lo que respecta a la y alguna que otra sorpresa.
calidad del trabajo en los desplegables y Un verdadero trabajo de ingeniería de
troquelados. papel puesto al servicio de esta aproxi-
• A partir de 3 años. mación histórica al período del Antiguo

:
LIBROS/ENSAYO

Diálogo de la vida
y la muerte
por Félix de Azúct

Las preguntas de la primer capítulo trata, sorprendentemen-


te, de la muerte. No creo que exista una
sola introducción a la filosofía que co-
mience por ahí, precisamente con la
Fernando Savater. misma herramienta que utiliza la reli-
Editorial Ariel. gión para destruir la vida presente en teamiento a partir del cual pueden se-
Barcelona, 1999. beneficio de una vida eterna. Pero aquí guir por su propio pie. Savater, que es
1.950 pías. la muerte no aparece como condena de honrado, enseña a enunciar preguntas,
la vida sino como puerta del habla para pero se cuida mucho de dar respuestas.
una apasionada defensa del diálogo ra- Por fin, en una última y admirable par-
La enseñanza de la filosofía, o mejor zonable. La muerte no nos invita al fu- te aparecen las paradojas del arte con-
aún, la iniciación al pensamiento refle- neral de la reflexión, como quiere la re- temporáneo y las del tiempo tras la revo-
xivo, ha tenido una triste historia en ligión, sino a su nacimiento. lución de Einstcin, y vienen a celebrar
nuestro sistema educativo. Durante un A partir de esta aceptación de la dos victorias sobre el sinsentido. Savater,
siglo se ha visto reducida a las asigna- muerte, las preguntas esenciales (¿qué que siempre ha defendido una filosofía
turas de Religión y Formación del Espí- puedo saber?, ¿cómo puedo entrar en ra- afirmativa, propone el arte como triunfo
ritu Nacional. Semejante barbarie ha zón?) se encadenan con naturalidad, es- del juego (siendo el juego, a su vez, un
traído como consecuencia que gran par- pontáneamente: ¿quién es ese «yo» que triunfo sobre la necesidad, y por lo tanto
te de los españoles de mi generación quiere alcanzar la edad de la razón?, sobre la muerte), y el juego como capa-
tenga una ideología escorada hacia lo ¿cómo es el lenguaje que me permite cidad para representarnos libremente. En
gregario. Abundan las creencias metafí- dialogar?, ¿quiénes son los «otros» con el arte nos proyectamos a nosotros mis-
sicas y colectivistas, y la responsabili- quienes hablo y razono? Pero más o me- mos. El tiempo, por su parte, no es sino
dad individual está muy mal considera- nos hacia la mitad del libro se produce nuestra propia conciencia en el constan-
da. Los últimos veinte años no han una inflexión y las preguntas abandonan te flujo de su autorreflexión, y en conse-
servido para difundir una reflexión per- el terreno de lo individual para acceder cuencia no es el río que conduce a la na-
sonal, y no es extraño que a la ausencia al mundo y a nuestro modo de estar en da y a la destrucción del significado sino
de horas lectivas se una un profesorado él (¿qué es ese mundo en el que habla- todo lo contrario, el tiempo es puro sig-
a veces heroico, pero poco preparado mos?, ¿cómo habitamos en el mundo?), nificado en movimiento.
para plantear «las preguntas de la vida» siempre desde una perspectiva personal Como se ve, Savater arriesga un pro-
a los jóvenes. El nuevo libro de Fernan- y nunca fundida o supeditada a una «so- grama muy ambicioso, pero lo desarro-
do Savater aspira a llenar el vacío de lución» colectiva o gregaria. lla con sencillez, honestidad y elegan-
unas clases de filosofía inexistentes o La capacidad de síntesis de Savater, cia literaria para que los profesores,
por lo menos insuficientes. ejercitada en múltiples y brillantes tra- los padres y las madres, lo estudien jun-
El propósito se presenta con toda cla- bajos periodísticos, consigue resumir to con sus aprendices, ayudándoles a re-
ridad desde las primeras páginas. Sava- con elegancia ámbitos muy complejos flexionar y dialogando con ellos. Lo
ter ofrece una alternativa a lo que en del debate filosófico 'contemporáneo, más extraordinario sería, sin embargo,
España ha pasado por «pensamiento», desde las trampas del ecologismo fun- que los hijos y discípulos ayudaran a
es decir, a la religión y al nacionalismo, damentalista hasta las nefastas conse- sus profesores y padres en la reflexión y
y se dirige a los estudiantes de Secun- cuencias del relativismo cultural, así el diálogo. ¡No es ninguna fantasía!. Sa-
daria sin hacer concesiones a diversio- como alguno de los asuntos más debati- vater tiene la virtud de mantener el es-
nes del tipo El mundo de Sofía. El texto dos entre los filósofos actuales, como píritu alerta, curioso, abierto e ilusio-
plantea sin rodeos la superioridad de la pueda ser la disputa sobre «naturaleza», nado, es decir, juvenilmente despierto.
filosofía sobre los discursos sagrados «artificialidad» y «cultura». Es eviden- De manera que los verdaderamente jó-
para el aprendizaje de la vida en común, te que los jóvenes que lean estas pági- venes se sentirán aludidos y podrán sa-
que es el fin último de la reflexión en su nas no accederán de golpe a la solución car el máximo provecho de este libro.
más aristotélica raíz. Por esta razón su del problema, pero sí a un primer plan- Tengan 15 o 70 años.
ALBA LIBROS/RECIBIDOS PALABRA
Barcelona, 1998 Madrid, 1999
N'ini Problemas de los
Ángel Lozano adolescentes
Antonio Crespillo-Enguix
Thomas Brezina
ALFAGUARA II. Werner Heymann
En Kamo i jo PLANETA
Madrid, 1999 Daniel Pennac
Bambulo els priméis II. Frank Jensen Barcelona, 1998
passos Sisplau Las aventuras de la
Bernardo Atxaga Jcan-baptiste Baronian Bruja Aburrida
II. Mikel Valverde II. Laurence L.-Afano E. Larreula / R. Capdevila
Bambulo la crisi Biel el fantasma Panchito el panecillo
Bernardo Atxaga Ana M1' Romero Yebra inquieto
II. Mikel Valverde II. Ma Luisa Torcida Nuria Torrcll
Los mejores relatos de Animáis de la Selva II. Nacho Casanova
terror Autores Varios Más allá de la guerra
Autores Varios II. José Ma Lavarello Carlos Duran
La Xola i els senglars II. Maite Barandica
Bernardo Atxaga Pablito Diabluras
ANAYA II. Mikel Valverde Jesús Martínez
II. Miquel Ángel Giner
Madrid, 1998 DEL BULLENT
Camino de Karibú POPULAR
César Pérez de Tudcla
II. Francisco Solé Picanya 1998
Ei aprendiz se hace mago L'any de la invasió Madrid, 1999
L. Sprague de Camp / Emili Piera Educación y Derechos
Fletcher Pratt Humanos
El aprendiz de mago EDICIONES B Xesús R. Jares
L. Sprague de Camp /
Fletcher Pratt
Barcelona, 1999 RGB ARTE
El mono que quería leer Dominique de Saint Mars / El galio de les Ules Cíes
Norma Sturniolo Padres de hoy
Joscp Lorman
VISUAL
Miriam Stoppard Serge Bloch
II. Javier Vázquez Lili querc unha paga ¡Han cazado la luna!
Secretos del invernadero Madrid, 1998
Autores Varios Dominique de Saint Mars / Renada Mathieu
Hechizo
BARCANOVA Secretos del avión Serge Bloch II. Montserrat Cabo
Óscar Herrero
Autores Varios Max quere facer amigos Han caca! la lluna
Historias de pesadillas Dominique de Saint Mars / Renada Mathieu
Barcelona, 1999 Serge Bloch II. Montserrat Cabo SOTELO BLANCO
En Charly, el ratolí R.L. Stine
Las nueve revelaciones La bruja Marifresa
ca^agats Gloria Fort
Gerd Fuchs para niños GRIJALBO/ La bruixa Maduixa Santiago de
II. Manfred Bofinger J. Redfield / D. Lillegard
GALAXIA Gloria Fort
Compostela, 1998
El centre del laberint II. Dean Morrissey O estraño caso da
Agustín Fernández Paz Palabras de los indios rapazola que entrou polo
norteamericanos Vigo, 1998 MOLINO meu despacho adiante
Michel Piquemal (selec.) Asterix dos Belgas José Pinto Carneiro
BROMERA Palabras del Tao Goscinny Alí Ban Mangato e mailo
Marc de Smedt (selec.) II. Uderzo Barcelona, 1998 seu cabalo branco
Alzira, 1999 Asterix o founciño de Los oficios chamado beliador
ouro Tony Wolf Daniel Cortezón
La presencia ELFOS Goscinny El quinto gran libro de
Mercé Company
La princesa de Babilonia II. Uderzo cuentos
Voltaire Barcelona, 1998 Asterix a volta á Galia Peter Holeinone
Terror a Winnipeg Els animáis de la nieva Goscinny II. Maria Grezia Boldorini
Eric Wilson granja II. Uderzo La granja Valencia, 1998
II. J.Arocas / G. Rowe Amrei Fechner Asterix o regalo do César Tony Wolf Marieta inventora
Els vampirs d'Ottawa Goscinny Fina Masgrau
Eric Wilson EMPÚRIES/EMECÉ II. Uderzo II. Lourdes Bellver
II. J. Arocas / R. Row MONTENA Marieta esportista
Fina Masgrau
Barcelona, 1999 GRUPO CEAC- Barcelona, 1999 II. Lourdes Bellver
CASALS Babe el porquet valent TIMUN MAS Casa de muñecas Marieta s'enfada
Dick King-Smith victoriaua Fina Masgrau
Madrid, 1998 Autores Varios II. Lourdes Bellver
Barcelona, 1999
Los aprendizajes ESIN ¡Música, Teo! Manual secreto de las
tempranos
Violeta Denou sirenas XERAIS
J. Valls/Julio F. Riñon Orchard Books
Barcelona, 1998 Teo. Vacaciones
II. Penny Dann
Cargol, treu banya Violeta Denou Vigo,1998
CELESTE Fina Rifa Teo. Fiestas O neno perdido
Violeta Denou Xélis del Toro
NOGUER II. Francisco Bueno
Madrid, 1999 GALAXiñ Capeáns
Con letra pequeña INFORMART Barcelona, 1999 GIups !!
Jaume Cela
Una escuela para todos Vigo, 1998 La pequeña ciudad de la Uqui Permuy Martínez
Montserrat Campany O son das ondas Legutiano, 1997 pradera Os amigos de Elmer
Henrique Monteagudo Uderzo Laura Ingalls Wilder David Mckee
O alquimista Autores Varios II. Garfil Williams Elmer e o tempo
CRUÍLLA Paulo Coelho La casa del bosque David Mckee
Reencontró Laura Ingalls Wilder As cores de Elmer
Barcelona, 1998 Fred Uhlman LA GALERA II. Garth Williams David Mckee
La góndola misteriosa Lili é desordenada La estrella O día de Elmer
Thomas Brezina Dominique de Saint Barcelona, 1999 peregrina David Mckee
II. Werner Fleymann Mars/Serge Bloch Narayama Rodolfo G. Otero Elmer, outra vez
El case de la calavera Max é moi torpe Schichiró Fukazawa II. Stephane Vassallo David Mckee
DOCUMENTOS

Día Internacional
del Libro Infantil 199

Este año le ha correspondido a la sección


española del IBB Y, la OEPLI
(Organización Española para el
Libro Infantil y Juvenil) lanzar el mensaje
del Día Internacional del Libro Infantil
y Juvenil, que se celebra el 2 de abril
para conmemorar el nacimiento
de uno de los autores emblemáticos de
la LIJ, Hans Christian Andersen.
El autor del mensaje —en este caso,
un poema titulado Mi libro,
mi amor— ha sido el conocido y
premiado escritor, ilustrador
y diseñador gráfico madrileño, Miguel
Ángel Fernández-Pacheco, mientras
que el dibujo ha corrido a cargo
del también destacado ilustrador
y pintor madrileño, Javier Serrano.
No es la primera vez que estos artistas
crean juntos, y esto se refleja en el
resultado final del trabajo.
Reproducimos a continuación el texto
de Pacheco en las cuatro lenguas oficiales
JAVIER SERRANO del Estado, y la ilustración de Serrano.
Mi libro, mi amor DOCUMENTOS ¡E como non quererte,
cando vivín tanto
da túa luz e da túa sombra,
Ya sé que eres muy viejo,
cando soñei tantas veces
que has cumplido
contigo entre as mans,
varios miles de años. Ja ho sé, que mes d'un i de dos cops
cando, gracias a ti,
t'han prohibit escapei da dor
Se que tu corazón i t'han cremat també mes d'un i de dos cops.
anda por todas partes, c puiden enfrontarme á inxustiza,
mil millones de veces repartido Pero t'estimo cando acabadles por te converter
en cientos de miles de bibliotecas com si fossis nat d'ahir, en toda a miña memoria,
cora si només fossis meu e, o que é aínda mellor,
Ya sé que te han prohibido i com si la teva salvació en toda a memoria da miña especie!
muchas veces depengués de mi.
y quemado otras tantas. Por iso podo sentir
Com podría no estimar-te que te amei dende neno
Pero te quiero amb tot el que he viscut e que te amarei sempre.
como si hubieras nacido ayer, entre la teva claror i la leva fosca,
como si fueras sólo mío, Por iso podo berrar
amb totes les vegades que he somniat
y como si tu salvación que es a mellor ferramenta
tenint-te entre les mans,
dependiera de mí. da miña liberdade
quan grácies a tu
e da liberdade de todos.
he fugit del dolor
¡Y cómo no quererte, i m'he pogut enfrontar a la injusticia,
cuando he vivido tanto Recoñezo que debo
i així és com has acabat convertint-te parecer exaltado,
de tu luz y tu sombra, en la meva memoria,
cuando he soñado tantas veces admito que a xentc sorna
i encara mes, ó oír estas cousas...,
contigo entre las manos, en la memoria de tota la meva especie.
cuando, gracias a ti, pero así somos os namorados.
he escapado al dolor Per aixó sonto De verdade que non podo avergoñarme.
y he podido enfrentarme a la injusticia, que t'he estimat senón estar orgulloso,
cuando has acabado por convertirte des que era infanti desas noites en vela
en toda mi memoria, i que sempre t'estismaré. que pasci ó teu lado...
y, lo que es aún mejor,
Dése tremor, emocionado,
en toda la memoria de mi especie! Per aixó puc proclamar
cada vez que te descubro...
que tu ets la millor eina
Por eso puedo sentir Da mágoa de perderte
de la meva llibertat
que te amé desde niño e da ledicia de reencontrarte
i de la de tothom.
y que te amaré siempre. c ata da ansiedade que me consomé
Admeto que semblo un exaltat se non te teño a man.
Por eso puedo gritar i que la gent somrigui per sota el ñas
que eres la mejor herramienta Confeso que me cega a paixón
quan sent aixó...
de mi libertad se digo que, de tanto como fixeron os homes,
Pero els enamoráis som ben bé així...
y de la libertad de todos. es ti o mellor c o máis grande.
Es ciar que no m'avergonyeixo, o meu libro,
Reconozco que debo sino que n'estic ben cofoi, o meu amor...
parecer exaltado, de totes les nits en vetlla
admito que la gente se sonría
al oír estas cosas...,
que he passat al teu costal... Ene liburua, ene maitea
Ni d'aquesta tremolor, emocionada, que tinc
pero así somos los enamorados. cada cop que et descobreixo, Badakit zahar askoa zarela,
ni de la tristor de perdre't milurteko batzuk
De verdad que no puedo avergonzarme, ni de l'alegria de retrobar-te beteak dituzula.
sino estar orgulloso, ni fins i tot de l'ansietat que m'abrusa
de esas noches en vela si no et tinc ran de má. Badakit zure bihotza
pasadas a tu lado... non-nahi dabilela,
De ese temblor, emocionado, La passió m'encega, ho confesso, mila milioi aldiz banatua
cada vez que te descubro... quan dic que tu ets el millor i el mes gran ezin kontatu adinako liburutegitan.
De la pena de perderte de tot alió que ha fet la humanitat,
y la alegría de reencontrarte, llibre meu, amor meu... Badakit oso sarri
y hasta de la ansiedad que me consume dcbekatu egin zaituztcla
si no te tengo a mano. (Traducción: Teresa Duran) cta beste hainbestetan, berriz, erre.
Confieso que me ciega la pasión Baina nik maite zaitut
si digo que. de tanto como han hecho los O meu libro, o meu amor jaio berria bazina bezala,
hombres, bakarrik neurea bazina legez,
eres tú lo mejor y lo más grande, Xa sei que es moi vello, cta zure salbazioa ñire csku balego modura.
libro mío. que cumpriches
amor mío... varios milleiros de anos. Nolatan ez zaitut, bada, maite izango:
zure argi-itzaletatik
Miguel A. Fernc'mdez-Pacheco Sei que o teu corazón hainbesteko bizitza xurgatu dut;
anda por todas partes, zu eskuan zintudala
mil millóns de veces repartido hainbeste amets egin dut;
en centos de miles de bibliotecas zuri esker minari ihesi
Llibre meu, amor meu. Xa sei que te teñen prohibido
eta zuzengabekeriari aurre
egin ahal izan diot-eta;
Jo ho sé, que ets molt vell mokas veces azkenik, ñire memoria osoa
i que els teus anys e queimado outras tantas. bihurtu zara-eta;
es compten per milers. eta, are gehiago,
Pero quérotc
como se naceses onte, ñire espezicaren memoria guztia!
Ho sé, que el teu cor
va pertot arreu como se foses só meu, Horregatik senti dezaket
mil milions de vegades repartit e como se a túa salvación umetatik maite zaitudala
entre centenars de milions de biblioteques. dependese de min. cta betiko maite izango zaitudala.

74
CUJÍ 16
REPORTAJE

olonia 99
por Malte Ricart

al vez nos repetimos mas que el libro de bolsillo sigue jugando un gran los dos últimos días (sábado y domingo)
el ajo, pero el caso es que un papel a la hora de hacer accesible la lec- en los que el acceso al certamen no es
año más la Fiera del Libro per tura, por lo que las editoriales se esme- restrictivo.
Ragazzi de Bolonia (Italia), que se cele- ran más en darle un diseño atractivo a El invitado de honor de la edición de
bró del 8 al 11 de abril, ha confirmado sus cubiertas. este año fue el África subsahariana, que
las tendencias de otros años. A saber: reunió, en una exposición bautizada co-
que el sector del libro infantil y juvenil mo «Amabhuku», el trabajo de 34 ilus-
goza de buena salud, y que la produc- El gran bazar tradores africanos de libros infantiles y
ción aumenta en casi todos los países; juveniles. La muestra, con una atractiva
que crece la popularidad y aceptación Bolonia nos recibió con lluvia pero puesta en escena, fue muy visitada por
de los libros de no ficción que tratan tan- nos despidió con sol. Aunque los cam- un público que se acercaba curioso y que
to temas científicos como sociales; que bios del tiempo apenas afectan a la tem- quedó sorprendido por la calidad del tra-
en el ámbito de la ficción hay una clara peratura y el pulso de la Fiera del Libro bajo de estos artistas provenientes de
emergencia de los libros de humor y de per Ragazzi, en perpetua ebullición. Es- Angola, Botswana, Camerún, Burkina
misterio; que las obras para niños de 0- te año se dieron cita en este «gran bazar» Faso, Congo, Costa de Marfil, Eritrea,
5 años es un sector que ha crecido mu- del libro infantil y juvenil 1.391 exposi- Etiopía, Gabon, Ghana, Guinea, Kenia,
cho, lo que afecta más a los libro-juegos tores (entre editores de libros y de soft- Mali, Senegal, Mozambique, Sudáfrica,
que a los álbumes ilustrados estricta- ware) provenientes de 81 países. El nú- etc. Un jurado internacional, del que for-
mente; que se confirma la importancia mero de visitantes profesionales que mó parte el conocido ilustrador britá-
de la imagen integrada en la narrativa en desfilaron por los diferentes stands fue nico Quentín Blake, se encargó de se-
las obras para todas las edades; que la de 3.550, pero a éstos hay que añadir los leccionar a los participantes en esta
coedición entre distintos países es una miles de escolares, estudiantes y público exposición entre un total de 130 candi-
estrategia cada vez más socorrida; y que en general, que se acercaron a la Fiera datos. La elección no fue fácil porque
REPORTAJE

había mucha variedad de trabajos desa- se recogen las ilustraciones de la Mues- escuela— ; categoría jóvenes adultos
rrollados en condiciones muy diferentes, tra y, sin duda, la publicación más im- —Histoire de l 'art (París: Seuil Jeunes-
desde los realizados contando con los portante de la Fiera), y protagonizó un se), de Paul Cox, que, a pesar del título,
sofisticados medios de una editorial, multitudinario encuentro con el público tiene un contenido narrativo, una histo-
hasta los más rudimentarios. Aunque, de en el Café de los Ilustradores. ria de amor, aunque la imagen juegue
hecho, lo que más interesó a los selec- con diferentes estilos—.
cionadores no fue la perfección técnica, — No ficción: categoría infantil —Faut
sino la originalidad de la mirada que es- Premios pas confondre (París: Seuil Jeunesse),
tos artistas ofrecen sobre la realidad de de Hervé Tullet, libro publicado en Es-
sus países. Como se ha apuntado al principio, el paña por Destino, que muestra concep-
La ilustración es, sin duda, uno de los ámbito de la LIJ a nivel internacional tos como Heno/vacío, cuadrado/redon-
grandes focos de interés de la Fiera. En goza de buena salud, la calidad media de do, a través de imágenes de impacto
la Muestra de Ilustradores de esta edi- los productos es muy buena, pero se dentro de la gran tradición munariana—;
ción encontramos el trabajo de 99 ar- echan de menos propuestas realmente en este apartado hubo una premio es-
tistas de 17 países, en el apartado de arriesgadas o rompedoras. Y este con- pecial a la innovación que lo recibió
ficción, y entre ellos tan sólo tres pro- servadurismo se refleja en los premios, Das Hexen-Einmal-Eins (Alemania:
venientes de España: la conocida y con- en los BolognaRagazzi. Cari Hanser Verlag), de Johann Wolfg,
sagrada Teresa Novoa, junto a dos artis- Este año, Francia se llevó el gato al con ilustraciones surrealistas de Wolf
tas sin obra publicada —Anna Galles agua acaparando la mayoría de premios Erlbruch, sobre un fragmento del Faus-
Gabarro y Roger Olmos Pastor, ambos tanto en el apartado de ficción, como en to de Goethe.
de Barcelona—. En el apartado de Non el de no ficción. El jurado añadió al palmares de este
Fiction, que cada vez cobra mayor pro- — Ficción: categoría infantil (meno- año un total de cinco menciones espe-
tagonismo, se exhibió la obra de 76 ar- res de 8 años) —Les comptines de Gri- ciales, todas ellas a obras de ficción in-
tistas de 14 países, sin ninguna re- grigrocha (París: Mila Editions), de Pas- fantiles. Por su parte, la Feria también
presentación española. Ésta es una éale Estellon, un libro en el que destaca premió, con 16 galardones, a los mejo-
asignatura que todavía tenemos pen- la mezcla bien orquestada de imagen, res productos de software del mundo,
diente en nuestro país, donde son poquí- palabra, y elementos gráficos—; cate- ámbito en el que los reyes siguen siendo
simos los libros de conocimientos o de goría niños —On ne copie pas (Rodez: los estadounidenses y los británicos.
divulgación propios que se editan. Va- Editions du Rouergue), de Olivier Dou- Antes de poner punto final a esta cró-
mos, que los podríamos contar con los zou y Frédérique Bertrand, libro que nica de la Fiera, un apunte. El pabellón
dedos de una mano. presenta un código original de comuni- español quedó este año un poco desan-
Tomi Ungerer, el flamante ganador cación para los niños, en el que desem- gelado sin la presencia ni el respaldo que
del Premio Andersen de Ilustración peña un papel importante el equilibrio supone para los editores españoles el
1998, fue el encargado de hacer la cu- sutil entre fantasía y realidad para hablar stand de la Federación de Gremios de
bierta del Annual '99 (el catálogo donde de un tema delicado, el de copiar en la Editores de España. •
materia relativamente nueva en nuestro que las gestione; sus caóticos sistemas
país que se revela de vital importancia de organización; los extraños horarios,
para el mundo del libro. etc. La Ley exige que en las escuelas e
Por otra parte, CEDRO plantó un ce- institutos haya un local para biblioteca,
dro en los Jardines del Palau Robert de pero en ocasiones, recordó Baró, estos
Barcelona, para celebrar el Día Mundial espacios se destinan a otros menesteres.
del Libro y del Derecho de Autor, y co- Otros puntos en la agenda de este pri-
mo símbolo del vigor con que se debe mer encuentro de la Comisión fueron
defender el derecho de autor para garan- impulsar estudios relacionados con la
tizar la creación y la difusión de la cul- formación que deben tener los profesio-
tura. Actualmente, CEDRO administra nales bibliotecarios, la coordinación en-
ya los derechos de propiedad intelectual tre las bibliotecas públicas y escolares,
de 3.400 autores y editores, entre los que la posible creación de una red de biblio-
ha repartido más de 3.000 millones de tecas especializadas y la posibilidad de
pesetas por ese concepto desde 1994. facilitar el acceso a Internet de las per-
sonas de la Tercera Edad.
La próxima reunión de la Comisión
no será hasta dentro de diez meses o de
Comisión de Lectura un año, pero mientras tanto, la Generali-
tat ya habrá aprobado y publicado el de-
Pública de Barcelona creto de desarrollo de la Ley de Biblio-
Nuevas iniciativas de tecas, aprobada en 1993, que distribuye
A mediados del pasado mes de abril funciones y competencias en el sector
CEDRO quedó constituida la Comisión de Lec- entre las distintas administraciones.
tura Pública de Barcelona, un organis-
El Centro Español de Derechos Re- mo cuya existencia exige la Ley de Bi-
prográficos (CEDRO. Entidad de Auto- bliotecas en ciudades que disponen de
res y Editores) ha patrocinado la instala- biblioteca central urbana. La Comisión Premio Protagonista
ción en la azotea del Círculo de Bellas de Barcelona, integrada por casi una
Artes de Madrid de un dirigible que rei- treintena de miembros, es un organismo Jove
vindica el derecho de autor para los crea- de carácter consultivo en el que se inte-
dores. El dirigible, de seis metros de lar- gran diferentes administraciones, así co-
go, sobrevoló el Círculo de Bellas Artes mo instituciones relacionadas con la lec-
durante la semana del 19 al 25 de abril, tura pública. En la primera reunión, que
en la que se celebró la Semana del Libro tuvo lugar concretamente el 13 de abril
y del Día Mundial del Libro y del Dere- en el Saló de Cent del Ayuntamiento de
cho de Autor, para recordar a los ciuda- Barcelona, la comisión aprobó la reali-
danos que no se debe fotocopiar ningún zación de un estudio pormenorizado so-
libro sin permiso del autor. Asimismo, bre el estado actual de las bibliotecas es-
el impresionante artefacto sirvió de re- colares, tanto en centros de Primaria
clamo para publicitar las actividades como de Secundaria, con el objetivo de
que a lo largo de esa semana organizó crear una futura red que pueda coordi-
el Círculo, como debates, cine y litera- narse con el resto de bibliotecas públi-
tura, talleres, conferencias y la lectura de cas, así como un plan para eliminar la
El Quijote, que este año inició el ganador desigualdad de la oferta entre los distri-
del Premio Cervantes, José Hierro. tos de Barcelona. Ménica Baró, una de
También esa semana, concretamente las responsables de bibliotecas escolares
el 23 de abril, CEDRO presentó su Libro en el Colegio Oficial de Bibliotecarios y
Blanco (en sus ediciones en castellano y Documentalistas de Cataluña, fue la en-
catalán), en el que se explica el trabajo cargada de presentar ante la Comisión el
que la entidad ha realizado durantes sus estado de la cuestión. Baró comenzó se-
diez años de existencia, y su página web, ñalando la falta de estudios fiables sobre
que le permitirá establecer nuevas vías bibliotecas escolares, y luego detalló los
muchos déficit de este servicio, entre Ya se conocen los ganadores de la
de comunicación con sus asociados y tercera edición del Premio Protagonis-
con el público en general para dar a co- ellos, su mala dotación, con fondos ob-
soletos y centrados casi exclusivamente ta Jove que convoca el Consell Cátala
nocer la situación de los derechos de au- del Llibre per a Infants i Joves en cola-
tor en el ámbito de la reprografía, una en libros de ficción; la falta de personal
boración con la Associació Catalana

77
CLIJ116
AGENDA

d'Amics del Llibre Infantil i Juvenil, encargar la ilustración de la obra al di- talunya y la Editorial Grup 62 han con-
con el que se pretende conseguir que el bujante Francesc Capdevila, más cono- vocado el I Premio TVC On Line, de re-
mayor número posible de estudiantes lea cido como Max. El álbum ha visto ya la latos cortos de ficción en lengua catala-
los libros seleccionados (cinco por cate- luz, en doble edición en catalán y cas- na. No hay límite o restricción de edad
goría) por un comisión de expertos. tellano. No se han escatimado medios para presentarse a la convocatoria, pero
Aunque son finalmente los jóvenes los para dar a la obra una excelente factu- se exige, amén de que los textos sean
que eligen las obras ganadoras. ra. Obras de este tipo, y más firmados inéditos, que se envíen por Internet a la
El veredicto se dio a conocer el 2 de por autores e ilustradores nacionales, dirección cctv3@grup62.com, adjun-
abril, el Día Internacional del Libro In- escasean en nuestro país, debido a su tando el fichero (Microsoft Word).
fantil, y los premiados fueron: en la ca- elevado coste. Los textos no deben sobrepasar las
tegoría 12-13 años, El dimarts del Sen- 2.400 palabras (seis hojas) en Arial 12 o
yor F (Crui'lla, 1998), de Mercé Canela, similar, y la convocatoria establece dos
y quedaron finalistas El naufragi del ganadores mensuales (los meses de
Zanzíbar (La Magrana, 1997), de M. abril, mayo, junio, julio, septiembre y
Morpurgo, y El cant de l 'esparver octubre próximos). Estos clasificados
(Crui'lla. 1997), de Joaquim Carbó. En la mensuales verán sus relatos en la web
categoría de 14-15 años, la obra más vo- dispuesta para ello (http://www.tvcata~
tada fue El vell que jugaba a malar indis lunya.com/), en una sección especial
(Crui'lla, 1997). de Andreu Martín; y co- que identificará al autor, su e-mail, la fo-
mo finalistas encontramos El cas del ar- to y otros datos personales. La editorial
tista cruel (Edebé, 1998), de Elia Barce- se reserva el derecho de editar un volu-
ló, y El mineral 202 (La Magrana, men recopilatorio de los premiados.
1997), de Montserrat Canela. Por últi- Los dos primeros clasificados fueron
mo, en el apartado de 16-17 años, el pre- anunciados ya el 30 de abril. El plazo de
mio recayó en El ¡Ubre de la Catherine admisión mensual se cierra el 20 de ca-
(Edebé. 1997). de C. Cushman, y La do- da mes. En cuanto a los premios, el ga-
na que ensopegava amb les portes (Edi- nador absoluto tendrá un viaje de fin de
cions 62, 1997), de R. Doyle, y La jaula semana para dos personas a París, mien-
deis ocells grecs (Empúries, 1998), de tras que los clasificados mensuales reci-
Jordi Coca, quedaban finalistas. birán un PC con un kit de conexión a In-
ternet (módem más un año de conexión
gratuita), gracias a la colaboración en el
proyecto de la empresa Cornelia.
Fallado el Premio El concurso es una gran oportunidad
para los autores que tienen dificultades
Hospital Sant Joan El fallo de la segunda convocatoria del para publicar. El precedente de esta ini-
de Déu 1999 galardón se dio a conocer el pasado 1 de
marzo. El premio se lo ha llevado, en es-
ciativa fue un concurso infantil que se
hizo hace dos años a través del teletexto
ta ocasión, Joan de Déu Prats i Pijoan, de TVC, con la colaboración del Depar-
El año pasado surgía una iniciativa con el cuento El cas de la primavera se- tamento de Educación de la Generalitat,
original dentro del ámbito de los pre- grestada, y se han encargado las ilustra- que tuvo un gran éxito ya que se reci-
mios en nuestro país. Una editorial, La ciones a Francesc Infante que, como bieron más de mil cuentos de una buena
Galera, un club de lectores, Círculo de Max, ha obtenido diversos premios, in- calidad media.
Lectores, y un centro hospitalario infan- cluido el Nacional de Ilustración. El ál-
til, el Hospital Sant Joan de Déu de Bar- bum aparecerá a finales de este año.
celona, unían esfuerzos para convocar
el premio que lleva el nombre del cen- CLIJ en la librería
tro, destinado a obras de narración en
lengua catalana dirigidas a un público Primer concurso de virtual de El Corte
infantil, con la peculiaridad de que el
texto ganador se publique como álbum relatos on Une Inglés
ilustrado.
La ganadora de la primera convocato- Con el doble objetivo de incentivar la El Corte Inglés se estrena en Internet
ria fue la conocida escritora de Sant creación literaria y la utilización de las con una web que, entre otras cosas, in-
Guim de Freixenet, Montserrat Canela, nuevas tecnologías. Televisió de Cata- cluye una librería virtual con un fondo
con el cuento loshi i la pinja. El jurado lunya, el Comissionat per a la Societat de 65.000 títulos en castellano y otras
que otorgó el galardón acordó también de la Informació de la Generalitat de Ca- lenguas del Estado en un ambicioso

78
CUJÍ 16
I T SALO
proyecto destinado al mercado europeo
l/élINTERNACIONAL
DEL C Ó M I C
yA a los grupos escolares que podrán leer
y latinoamericano. Por otro lado, en cómics, jugar, dibujar o disfrazarse.
este espacio (www.elcorteingles.es), el DE BARCELONA También habrá un taller de dibujo orga-
ESTACIÓ DE FRANCA
usuario no sólo puede comprar libros, si- DEL 6 AL 9 DE MA'IG nizado por la escuela de cómic Joso, que
no obtener información sobre la noveda- DE 1999 cada año cuenta con más participantes, y
des, leer críticas, reseñas y noticias sobre otro de animación, a cargo de la escuela
literatura. Y es en esta web donde apare- Fak D'Art, en la que sus alumnos harán
ce CLIJ, con la portada de cada mes, el prácticas de televisión con entrevistas a
sumario con los contenidos y las noti- autores, dibujantes, editores y otros per-
cias de agenda. La nueva librería virtual sonajes relacionados con el mundo del
de El Corte Inglés puede convertirse en cómic.
la competencia de la famosa red nortea-
mericana Amazon, pero restringida a un
público hispanohablante.
Además, la nueva web de estos gran- Inaugurada la
des almacenes permite también la ven-
ta de productos de alimentación, ya ex- Biblioteca la Bóbila
perimentada por la empresa a través de
su división de venta a distancia, que ha Las poblaciones de LHospitalet de
obtenido la confianza de 40.000 clien- Llobregat y Esplugues de Llobregat
tes, así como la venta de telentradas, re- cuentan con una nueva biblioteca, la
clamaciones, promociones especiales, Bóbila, que se inauguró el pasado 25 de
información sobre actividades deporti- abril con una serie de actividades y una
vas, etc. Un equipo de 50 profesionales nales de esta obra que narra las aventu- jornada de puertas abiertas. Gracias a la
han estado elaborando esta web duran- ras de un bandolero, así como una am- colaboración entre la Mancomunidad
te dos años. plia selección de carteles y de ilustracio- de Municipios del Área Metropolitana
nes firmadas por este gran artista que ha de Barcelona, la Diputación de Barce-
obtenido en dos ocasiones, 1989 y 1991, lona y los ayuntamientos de LHospita-
el Premio Nacional de Ilustración por let y Esplugues, ha sido posible poner
Salón Internacional sus trabajos en la LIJ. en marcha este moderno equipamiento
Por otro lado, tendrán sus exposicio- cultural que pone al alcance de los
del Cómic de nes María Colino, autora revelación de usuarios de los barrios colindantes de
estas dos ciudades un servicio de con-
Barcelona 1997, y Charles Burns, que con Club de
sangre obtuvo el premio a la mejor obra sulta y préstamo de 20.000 documen-
extranjera publicada en España en 1997. tos, entre libros, diarios y revistas, CD,
El escritor y guionista Víctor Mora y En el Salón, que el año pasado fue visi- vídeos y CD-Rom, guías, mapas, dos-
el ilustrador y dibujante Miguel Calata- tado por 85.000 personas, habrá una siers temáticos, etc. Por otro lado, la
yud serán dos de los protagonistas de la muestra con el trabajo de 28 jóvenes biblioteca cuenta con un servicio de
decimoséptima edición del Salón Inter- autores españoles. La exposición, titu- autoaprendizaje de idiomas y otro de
nacional del Cómic de Barcelona, que se lada «Certamen de Cómic», está pro- préstamo interbibliotecario.
celebra del 6 al 9 de mayo en la Estación ducida por el Ministerio de Trabajo y
de Francia, la sede del certamen desde Asuntos Sociales a través del Instituto
1994. Ambos creadores tendrán sendas de la Juventud.
exposiciones. Víctor Mora fue el gana- El Salón, organizado por Ficomic, es-
dor del Gran Premio del Salón el año pa- trena directora, Pilar Gutiérrez, que
sado, con el que se reconoce el conjunto sustituye a Jordi Sánchez Navarro, y se
de su obra y su trayectoria profesional, y propone dar protagonismo a algunas
en la muestra se podrán ver obras de va- iniciativas de la edición anterior, como
rios dibujantes que trabajaron con Mora el espacio infantil, pero sin descuidar la
y dieron vida a sus personajes, como El zona comercial —donde se concentran
Capitán Trueno, Jabato, el Corsario de más de 150 stands de editoriales, libre-
Hierro, etc. Por su parte, el valenciano rías, tiendas especializadas, etc.—, o la
Miguel Calatayud, autor del cartel del profesional, punto de encuentro entre
Salón de esta edición, fue premiado el autores, dibujantes, editores y prensa.
año pasado por El pie frito, considerada El espacio infantil está coordinado por
la mejor obra publicada en España en Dagda, entidad de iniciativas sociocul-
1997. En la muestra se podrán ver origi- turales, que ofrece propuestas atractivas
AGENDA

Itinerarios de lectura lias Artes de la Universidad de Barcelo-


na, en la especialidad de dibujo al natu-
ral y en la Escuela de Artes y Oficios
La Institució de les Liebres Catalanes Llotja de Barcelona en la especialidad
(ILC) del Departamento de Cultura de de escultura.
la Generalitat de Catalunya y el Servei La Editorial SM publicará próxima-
d'Ensenyament del Cátala (SEDEC) de mente la obra, lo que para Morales y
la Direcció General d'Ordenació Educa- Gódia supondrá ver editado por prime-
tiva del Departamento d'Ensenyament ra vez un trabajo suyo. Judit Morales,
han colaborado para llevar a cabo unos además del Lazarillo, fue seleccionada
Itinerarios de Lectura dirigidos a los para la Muestra de Ilustradores de la
centros de enseñanza no universitarios. Feria del Libro per Ragazzi de Bolonia
Para el primer itinerario se ha propuesto, en 1997.
con el beneplácito de la Associació
d'Escriptors en Llengua Catalana, un
grupo de 12 autores —Josep M. Benet i
Jornet, Jaume Cabré, Joaquim Carbó,
Emili Teixidor, Jordi Coca, Caries Tor-
Convocatorias
ner, Oriol Vergés, Antoni Lloret, Andreu • El próximo 8 de mayo se celebrará
Martín, Jaume Cela, Ricardo Alcántara la Maratón de Cuentos de Benalmádena
y Miquel Desclot—. (Málaga), en la que participarán más de
El objetivo de los itinerarios es que los 130 contadores que durante doce horas
profesores puedan contar con la presen- divertirán a los asistentes con sus cuen-
cia en sus centros de aquellos autores tos de hadas. Porque este año el evento
trabajados en clase y que éstos puedan girará en torno a las hadas, y el escena-
tener contacto directo con sus lectores. rio se trocará en una carroza y un zapa-
El SEDEC ha elaborado unas orienta- to de cristal.
ciones literarias que complementan y Información: Tel. 95 244 46 89. Fax
ayudan al docente en la preparación del de libros, comunicaciones y ponencias, 95 244 46 89.
trabajo sobre la obra de estos autores. exposiciones temáticas, talleres, así co-
Para solicitar la visita al centro de algu- mo el primer festival internacional de • La Fundación Municipal de Cultura,
no de estos escritores, los profesores no narración oral. El congreso está organi- Educación y Universidad Popular del
tienen más que dirigirse al ILC (Imma zado por el Ayuntamiento de Lucena Ayuntamiento de Gijón tiene preparadas
Tejero. Tel. 93 316 27 80), que coordina con la colaboración de la Consejería de un montón de actividades para este mes
las charlas de los autores. Educación y Ciencia de la Junta de An- de mayo. En el ciclo de conferencias «El
dalucía y el Centro del Profesorado de valor de los cuentos», le toca el turno de
Priego-Montilla. intervención (21 de mayo) al escritor
Información: Ayuntamiento de Lu- vasco Bernardo Atxaga. En el apartado
Viviendo la paz de cena. Área Joven. Tel. 957 51 37 35. de encuentros con autores, el invitado
E-mail Centro del Profesorado de Prie- será, el 20 de mayo, el escritor y editor
los cuentos go-Mantilla: cepco3@acaverroes.jun- Emilio Pascual, que hablará de dos ami-
ta-Andalucía.es gos a los que conoce muy bien: Miguel
Bajo el lema «Viviendo la paz de los de Cervantes y Don Quijote.
cuentos», tendrá lugar en Lucena (Cór- Por otro lado, a partir del 12 de mayo
doba) el V Congreso de Literatura In- se podrá ver en el Centro de Cultura
fantil y Juvenil, del 20 al 23 de mayo. La Premio Internacional Antiguo Instituto una exposición sobre
conocida autora Adela Turín inaugurará el autor e ilustrador británico David
con su conferencia «¿Qué modelos para de Ilustración McKee que debe su fama mundial a El-
las niñas? Una investigación sobre los li- mer, el elefante a cuadros. Paco Abril
bros ilustrados», el congreso, en el que El X Premio Internacional de Ilustra- se encargará de las actividades que tie-
también intervendrán la escritora e ilus- ción de la Fundación Santa María, do- nen relación con la muestra, y también
tradora Violeta Monreal, el periodista y tado con 1.000.000 de pesetas, ha sido dirigirá el taller sobre Jovellanos, pen-
director de programas culturales de para la obra El vuelo del señor Popol, sado para los estudiantes de 6o de Pri-
TVE, Jorge Rioboo, o la escritora y na- de Judit Morales (la joven ilustradora maria, que tendrá lugar, precisamente,
rradora Roser Ros. barcelonesa que ganó el Premio Lazari- en el Museo Jovellanos de Gijón.
En el programa del congreso también llo de Ilustración 1998) y Adriá Gódia, Información: Tel. 98 534 14 1 5 / 9 8
figuran un ciclo teatral, presentaciones ambos estudiantes en la Escuela de Be- 535 87 8 4 / 9 8 535 90 44.

80
CLIJ116
Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil

Boletín de suscripción CLIJ Envíe este cupón a:


Editorial Torre de Papel, S.L
Amigó, 38, 1.° 1.a
08021 Barcelona (España)
Tel. 93 414 11 66 - Fax 93 414 46 65
E-mail: revistaclij@racclub.net

Señores: Deseo suscribirme a la revista CLIJ, de periodicidad mensual, al precio de oferta de 8.415 ptas., incluido IVA (9.350 ptas. precio venta
quiosco), por el período de un año (11 números) y renovaciones hasta nuevo aviso, cuyo pago efectuare mediante:

• Domiciliación bancaria. A partir del mes de (incluido)


Q Envío cheque bancario por 8.415 ptas.
Q Contrarrembolso Si desean factura, indiquen el número de copias y el NIF
(más 450 ptas. gastos de envió).
Nombre

Apellidos..

Profesión..

Domicilio

Población Código Postal

Provincia Teléfono

País Fecha

Envíos especiales:
Península y Baleares certificado 10.100 ptas.
Canarias, Ceuta y Melilla, envío aéreo y exento de IVA 10.350 ptas.
Canarias, Ceuta y Melilla, envío aéreo certificado y exento de IVA 12.000 ptas.
Para el extranjero, enviar cheque adjunto en dólares
Aéreo Aéreo certificado
Europa 1 1 5 $ / 96,76 Euros 125 $ / 105,17 Euros
América 155 $ 165 $
Asia 190 $ 200 $
Rogamos a los suscriptores que en toda la correspondencia (cambio de domicilio, etc.) indiquen el número de suscriptor, o adjunten la etiqueta de envío de la revista.

C.C.C. (Código Cuenta Cliente)


Domiciliación bancaria
Entidad Oficina DC N° cuenta
Fecha NOTA IMPORTANTE: Las diez cifras del número de cuenta deben llenarse todas. Si tiene alguna
duda cu el número de cuenta, el banco o la sucursal, consulte a su entidad bancaria, donde le informarán.

Banco o Caja Sucursal

Domicilio

Población.. C.P. Provincia


Muy señores míos:
Ruego a ustedes que, hasta nuevo aviso, abonen a Editorial Torre de Papel, S.L., Amigó 38, 1° 1", 08021 Barcelona (España), con cargo a mi c/c o libreta de
ahorros mencionada, los recibos correspondientes a la suscripción o renovación de la revista CLIJ.

Titular Firma

Domicilio

Población . C. P

Provincia .
EL ENANO SALTARÍN

«Frase una vez un lobito bueno / al


que maltrataban todos los corderos. / Y
había también / un príncipe malo ' una
bruja hermosa y un pirata honrado.
Todas estas cosas había una vez / cuan-
do yo soñaba un mundo al revés»
.losó Agustín Goytisolo.

as malas noticias parece que tie-


nen alas. Hasta mi bosque ha lle-
• gado ésta: ha muerto el poeta Jo-
sé Agustín Goytisolo. El poeta es un ser
extraño y secreto, sentado en el margen
de los caminos por los que la gente nor-
mal va desandando la vida. El poeta es
siempre un pequeño David que vence a
Goliat, gigantón insaciable que se ali-
menta del tiempo de los humanos. El
poeta pone en su honda de seda un pu-
ñado de palabras y las lanza al aire.
Cuando caen en la tierra abierta, como
una lluvia fecunda, crecen sus versos,
esas palabras que nos dicen los enig-
mas y nos hacen sentir que la vida es
bella. El poema es un arte del instante,
según oí decir una vez a uno de ellos. El
poeta roba los sueños a los dioses y lue-
go éstos escriben su mensaje a través
del poeta. El poeta es un intermediario
entre la plenitud de una experiencia au-
sente y la pequeña parcela de tierra en
la que los humanos dejamos el leve tra-
zo de nuestras huellas. Por eso la poe-
sía despierta la nostalgia de algo que nos. Los poetas simplemente se levan- gor y la luz que el poeta escondió. Y en-
nunca sabremos qué es. La poesía es ofi- tan un buen día y se pierden por esos ca- tonces seguimos andando más ligeros,
cio que trae luz a las tinieblas, aunque minos invisibles que sólo ellos conocen, transparentes y entregados a algo pareci-
también, en ocasiones, la palabra poéti- laberintos en los que hasta el viento se do a la felicidad. José Agustín Goytisolo
ca tiene la virtud de llevarnos hasta el extravía al atardecer. Rebeldes y hura- nos dio con esfuerzo el regalo de sus pa-
centro de la oscuridad, donde nadie lle- ños a veces, mansos y tiernos otras, los labras. Volviendo a pasar por ellas, vol-
ga jamás, ni siquiera nosotros mismos. poetas se van con su hatillo de palabras vemos a estar con él. Por eso estoy segu-
La poesía es la patria del poeta, y nos la a pelear contra el tiempo y van dejando ro de que cualquier tarde de estas saldrá
deja en préstamo para que hablemos por piedrecillas blancas como señales secre- de su escondite, el cigarrillo humeando
él cuando se haya ido. tas de dónde está la belleza. La vida con- en el claro balcón de su media sonrisa y
Aunque tengo la certeza de que los siste, pues, en andar y andar hasta que el hatillo embrujado al hombro.
poetas no mueren como los otros huma- bajo una piedra blanca hallemos el ful- El Enano Saltarín.
n'Hii.ii-n-rninHi'n-'iBrminHEBM
CLIJ CLIJ CLIJ • <l|-|.M.,|.H.|.IIN.U,lliU.ll,II.MMIH'l.l,ini

íwnrrTTmii»;.,. mi.. „II»H.M m

Leer en la escuela
Literatura anglosajona
La edición bilingüe en EE.UU. 5
Cine y literatura: Matilda Antaviana: niños creadores
El valor de las palabras 100 números de CLIJ I.;i nmcii'm soehtl de l;i literatura
Bibliotecas Escolares ni
En recuerdo de Juan Ccrvera J II™™

Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil


informe: Premios del 96 De Zeus a Lovecraft... m
Lista de Honor de CLIJ f fllílli 1 Estudio: María Elena Waísh
Revistas escolares en Secundaria 81

OFERTA ESPECIAL
ONCE NÚMEROS A SU ELECCIÓN

CLIJ POR SÓLO 6 . 5 0 0 PTAS.


NÚMEROS SUELTOS: 7 0 0 PTAS/
CLIJ
CADA EJEMPLAR
'(EXCEPTO LOS DEL A Ñ O EN CURSO)

Conda el tabú Eterna Caperucita


Ilustración: Roberto Innocenti
_l Recorte o copie este cupón y envíelo a : El cartero (y P¡ Nernda)

EDITORIAL TORRE DE PAPEL


Amigó 38, 1" Ia,
08021 Barcelona
->•§•-

Sírvanse enviarme:
• Monográficos autor • Panoram a del año
3 Números atrasados • Premios del año
(Disponibles a partir del n° 57,
excepto números 59, 60, 63 y 66) Nombre

Apellidos

Forma de pago: Domicilio Tel


^ Cheque adjunto Población C.P
'-J Contrarrembolso
(más 450 ptas. de gastos de envío) Provincia
imMiwj ^i;ui

TE OFRECEMOS GUÍAS

o
partir
O
n
PARA ANTES Y DESPUÉS o
H
a>
EVEREST,

# ^
Ol
\ . y S»lvadoi di To'tdo

* El
TI partir Q

zooilógico
O

DE LA LECTURA
~í*>
B£X1 : ; \

«TI partí r
á«K)a^¿
o
>
•H
Y PARA PUESTA EN ESCENA
4->
O
£_
£_
O % part
-z.

\\ \Se^ €^ ^¡^íf/
V5 "V3 í
^

r é vivir/

Sí desea más información sobre


el Proyecto Leer es Vivir:
902 10 15 20 0 GRUPO
EVEREST