Está en la página 1de 9

Alumno: Zavala Cortés Carlos Alberto Núm. de cta.

: 31113362-8

Recomendaciones: el llenado del formato es al 100%. Son necesarios mínimo 2 objetivos, 2 fuentes de
consulta bibliográfica y 2 opiniones personales del tema desarrollado (conclusiones).
TEMA: Propiedades magnéticas de la
materia

OBJETIVOS CLAVE FUENTES DE CONSULTA


1. . Describir las características TRABAJO 1. .Francis W. Sears, fundamentos
magnéticas de los materiales y FINAL VI: de física II “electricidad y
el principio operación del magnetismo” 1958
transformador eléctrico Agosto06/Noviembre18 2. . David halliday, Robert resnick,
monofásico. jearl walker, Fundamentals of
physics :Extended, with modern
physics
3. Stephen, Chapman, maquinas
eléctricas tercera edición. Mexico
2000

CONCLUSION
1. Se puede concluir que, las propiedades magnéticas de la materia son variadas, y pueden ser
calculadas dependiendo del enfoque que se le quiera dar, desde su estructura molecular,
hasta en el análisis matemático que este requiera debidamente
Exposición de la teoría microscópica de las propiedades magnéticas de la materia y
Explicación del diamagnetismo, paramagnetismo y ferromagnetismo.

El electrón representa una espira de corriente, ya que en cada segundo puede pasar varias veces por un
punto cualquiera de la trayectoria circular..

Las líneas de inducción magnética son líneas cerradas y no hay modo de producir un campo magnético que
este comprendido entre dos superficies muy próximas.
El campo magnético dentro de un enrollamiento toroidal de espiras próximas, está limitado. Se toma esta
ultima aseveración, se toma este ultimo campo magnético para estudiar las propiedades magnéticas, teniendo
una muestra en forma de anillo, sobre cuya superficie se enrolla un hilo conductor o cable, a este anillo se le
conoce como “anillo de Rowland” esto desde el momento en que J.H Rowland (1848-1901) hizo uso de este
para realizar su trabajo teórico-práctico de electricidad y magnetismo

Ni
B=µ0 l -(14.1)

El enrollamiento de hilo que se hace alrededor de la muestra se denomina “magnetizante” y la corriente que
circula por este se llama “corriente magnetizante”.

Supongamos ahora que una bobina esta devanada sobre un anillo de Rowland como indica la imagen, con
sus terminales conectadas a un galvanómetro balístico. La densidad de flujo puede medirse al abrir su
interruptor rápidamente y anulando la corriente magnetizante, si se hace esto, la densidad de flujo
determinada por el galvanómetro no coincide con la calculada mediante la ecuación 14-1

Si el núcleo es una sustancia ferromagnética , la densidad de flujo será enormemente mayor.

El diamagnetismo está asociado a la tendencia de las cargas eléctricas a apantallar parcialmente el interior de
un cuerpo con respecto a un campo magnético externo. La ley de Lenz explicita como al cambiar el flujo
magnético a través de un circuito eléctrico, se induce en éste una corriente que se opone al cambio de flujo.
En un superconductor o en una órbita electrónica dentro de un átomo la corriente inducida persiste mientras
el campo está presente. El campo magnético producido por la corriente inducida se opone al campo externo.
El momento magnético asociado a esa corriente es un momento diamagnético.
El origen físico del diamagnetismo puede entenderse a partir de la imagen clásica de un átomo formado por
electrones girando alrededor del núcleo en órbitas determinadas.

Paramagnetismo
> 0,|c|= 10^−4 donde:
c = a T ambiente y = C/T donde C
recibe el nombre de constante de Curie

En los cristales iónicos los electrones externos de un átomo son transferidos para completar la capa de su
vecino, ambos iones tendrán capas electrónicas completas y tendremos un momento magnético nulo. Por
tanto, el paramagnetismo sólo se dará en sólidos formados por átomos con capas incompletas, además de las
ocupadas por electrones de valencia.

Existen cinco grupos de elementos donde ocurre esto:


Grupo del Fe capa 3d incompleta
Grupo del Pd capa 4d incompleta
Lantánidos capa 4f incompleta
Grupo del Pt capa 5d incompleta
Actínidos capa 5f incompleta.

Ferromagnetismo
La densidad de flujo en un anillo de Rowland puede ser de cientos y aun miles de veces mayor que la debida
únicamente a la corriente magnetizante. Además de que la densidad de flujo no es una función lineal de la
excitación magnética H o en otras palabras , la permeabilidad depende de la historia magnética del hierro, a
esto se le conoce mejor como histéresis. Puede existir flujo en el hierro aun en ausencia de campo exterior;
cuando el hierro se encuentra en este estado se le conoce como “imán permanente”
Cualquier sustancia que presente las propiedades anteriormente mencionadas se le denomina como
“ferromagnética”.

Francis W. Sears, fundamentos de física II “electricidad y magnetismo” 1958 pp. 323

Definición de susceptibilidad magnética, permeabilidad y permeabilidad diamagnéticos y


Ferromagnéticos.

La densidad de flujo magnético “B” en un punto cualquiera es la resultante del debido a las corrientes debido
a las corrientes en los conductores y debido a las corrientes superficiales equivalentes en la
sustancia magnética.
La densidad en cualquier punto será:

µ0 𝑖 𝑑𝑙 𝑠𝑒𝑛𝛳 µ0 𝑖𝑠 𝑑𝑙𝑠 𝑠𝑒𝑛𝛳


𝐵= ∫ + ∫
4¶ 𝑟2 4¶ 𝑟2

En la primer parte de la expresión anterior se incluye la corriente en cualquier conductor real, en la segunda
parte (segunda integral) la corriente se encuentra en las superficies de los cuerpos imantados.
En el caso de un anillo de Rowland, la integración de la ecuación queda de la siguiente manera:
𝑁𝑖 𝑁𝑖
𝐵 = µ0 + µ0 ( )
𝐿 𝑙 𝑠
𝑁𝑖 𝑁𝑖
Siendo el numero de amperios-vueltas por unidad de longitud en los enrollamientos y ( )𝑠
𝑙 𝑙
Es el número de amperes-vueltas por unidad de longitud en las corrientes superficiales equivalentes.
Ahora definamos H que es un segundo vector campo magnético, para efecto de la línea de trabajo llevada
hasta el momento, H se define por la ecuación:

1 𝑖 𝑑𝑙 𝑠𝑒𝑛𝛳
𝐻= ∫
4¶ 𝑟2

Donde H se calcula del mismo modo que B en la ecuación anterior con la diferencia que la constante de
proporcionalidad µ0 no aparece en su definición.
El cálculo de la ecuación anterior, para los enrollamientos de un anillo de Rowland da para el valor de H en
𝑁𝑖
cualquier punto dentro del anillo , esto siempre en un caso especial, la excitación magnética es igual al
𝑙
número de amperes-vueltas por metro en los enrollamientos magnetizante.

Definamos una propiedad de la sustancia llamada “susceptibilidad magnética” que se representa con ƴ como
la razón de la densidad de flujo debida a las corrientes superficiales a la excitación magnética h:1
𝑁𝑖
µ0 ( ) 𝑁𝑖
𝑙 𝑠
ƴ= ∴ µ0 ( ) = ƴ𝐻
𝐻 𝑙 𝑠
pero:
𝑁𝑖
𝐻=
𝑙

𝑁𝑖
( )
𝑙 𝑠
Por lo tanto ƴ = µ0 𝑁𝑖
𝑙

Representamos el termino µ0 +ƴ por el simbolo µ, entonces.


µ = µ0 + ƴ

por tanto toma una forma sencilla:


𝐵 = µ𝐻

La magnitud µ recibe el nombre de “permeabilidad” de la sustancia, sus unidades son evidentemente las
mismas que de µ0, ƴ X, es decir henrios-metros. En el vacio para el cual X=0, µ= µb.
Con frecuencia es cómodo definir todavía otra magnitud, representada por 𝑘𝑚 y denominada “permeabilidad
relativa de una sustancia”:

µ
𝐾𝑚 =
µ0

La permeabilidad relativa se representa a veces por el símbolo µr que naturalmente es un número abstracto y
tiene el mismo valor numérico en cualquier sistema de unidades y puede expresarse:

𝑋
𝐾𝑚 = 1 +
µ0

La permeabilidad relativa 𝐾𝑚 es la magnitud magnética análoga al coeficiente dieléctrico 𝐾𝑒 :

ƞ
𝐾𝑒 = 1 +
ƹ0

Las propiedades magnéticas de una sustancia quedan completamente determinadas si se conoce cualquiera
de las magnitudes, susceptibilidad magnética X, permeabilidad relativa 𝐾𝑚 o permeabilidad µ. Estas están
relacionadas por las ecuaciones de definición:

µ = µ0 + X

µ 𝑥
𝐾𝑚 = =1+
µ_0 µ0

Definición de los campos vectoriales de magnetización e intensidad de campo magnético y obtención


de su relación con el campo magnético y la permeabilidad. Explicación del trazado de una curva de
magnetización y del ciclo de histéresis de un material ferromagnético. Definición de los conceptos
fuerza coercitiva y magnetismo remanente, y explicación de su significado en un imán permanente.

Las corrientes equivalentes sobre la superficie de un cuerpo imantado solo constituyen un aspecto de la
influencia de un campo magnético sobre el cuerpo. Lo mismo que la polarización P de un dieléctrico interpreta
la formación de cargas superficiales inducidas en función del desplazamiento de carga dentro del volumen del
dieléctrico, así la imantación de una sustancia interpreta las corrientes superficiales en función de la
reagrupación de las corrientes electrónicas internas.

En muchos materiales las corrientes debidas a los movimientos de los electrones a escala atómica son la
causa de sus propiedades magnéticas. El efecto de estas corrientes microscópicas en diferentes materiales
da lugar a las diferentes interacciones, desde la casi inapreciable interacción de la madera con un imán a la
fuerte atracción de las limaduras de hierro por el mismo imán. De esta forma, la descripción de los fenómenos
magnéticos también se expresa en términos de corrientes.

Los electrones en órbita en los átomos pueden tratarse como pequeños dipolos magnéticos que tienen un
momento magnético asociado con su momento angular y su spin.

Según un modelo simple, un electrón que se mueve en una órbita alrededor de un núcleo tiene un momento
magnético 𝑀𝐿 proporcional a su momento angular L, dado por:
𝑒
𝑚𝑙 = − 𝐿
2𝑚𝑒

y también presenta una contribución 𝑚𝑠 al momento magnético total m debida al momento angular de spin S,
dada por:
𝑒
𝑚𝑠 = − 𝑆
𝑚𝑒

Vector magnetización, M

El vector magnetización M de un material es una magnitud vectorial definida como el momento dipolar
magnético del material por unidad de volumen:

𝑑𝑚̈
𝑀̈ =
𝑑𝑉

Cuando se aplica a una muestra un campo magnético, si m es el momento dipolar magnético inducido por
átomo o molécula y n el número de átomos o moléculas por unidad de volumen, la magnetización es:

𝑀 = 𝑛𝒎

Vector intensidad magnética, H (campo magnetizante)

El vector intensidad magnética o campo magnetizante H está dado por la relación

𝐵 = µ0 (𝐻 + 𝑀)

H se expresa en A/m. En un medio lineal con permeabilidad magnética μ está relación puede expresarse
como:

𝐵 = µ𝐻

El vector H depende sólo de las corrientes libres, siendo su valor independiente de las corrientes de
magnetización. La ley de Ampere para el vector H se escribe:

𝐻 𝑑𝑙 = 𝐼𝑙𝑖𝑏𝑟𝑒

Susceptibilidad magnética

La intensidad de magnetización I, se relaciona con la fuerza del campo magnético inductor H, a través de una
constante de proporcionalidad k, conocida como la susceptibilidad magnética.

La susceptibilidad magnética es una constante unidimensional que es determinada por las propiedades físicas
del material magnético.

Puede asumir valores positivos o negativos. Los valores positivos implican que el campo magnético inducido

I, tiene la misma dirección que el campo inductor H; y los valores Negativos implican que el campo magnético
inducido está en la dirección opuesta como el campo inductor.

En la prospección magnética, la susceptibilidad es la propiedad material fundamental cuya distribución


espacial nosotros estaremos intentando determinar. En este sentido, la susceptibilidad magnética es análoga
a la densidad en gravimetría

.𝐼 = 𝑘𝐻
La naturaleza de los materiales magnéticos es en general compleja y gobernada por las propiedades atómicas
de los mismos

INTENSIDAD DE CAMPO MAGNETICO.

Nos indica lo intenso que es el campo magnético. La intensidad de campo en una bobina depende de la
fuerza magnetomotriz (N • I). Ahora bien, cuanto más larga sea la bobina, más se dispersan las líneas de
campo, dando como resultado una intensidad de campo más débil; por lo que se puede decir que, para una
fuerza magnetomotriz constante, la intensidad de campo (H) es inversamente proporcional a la longitud media
de las líneas de campo, tal como se expresa en la siguiente ecuación:

𝑁. 𝑖
𝐻=
𝐿
En donde :
H= intensidad del campo en ampere-vuelta/ metro (Av/m)
N=numero de vueltas de la bobina
I= intensidad de corriente (A)
L= longitud de la bobina(m)

Curva de magnetización
Cuando se somete una substancia a la acción de un campo magnético creciente H, la inducción magnética
que aparece en la misma también aumenta en una relación determinada. Por lo general, esta relación (B-H)
no es constante, por lo que es de gran utilidad conocer la curva de magnetización, que representa el valor de
la inducción en función de la intensidad de campo en cada material

Para explicar el fenómeno de la saturación magnética se puede recurrir a la teoría molecular de los imanes:
cuando se introduce en una bobina un núcleo de una substancia ferro-magnética y se hace circular una
corriente eléctrica por dicha bobina, aparece un campo magnético en su interior, de intensidad H, que orienta
un cierto grado las moléculas magnéticas de dicha substancia; lo que refuerza el campo con una inducción B.
Un aumento de la intensidad de la corriente trae como consecuencia un aumento de H; lo que hace orientarse
un poco más las moléculas magnéticas que se ve reflejado en un nuevo aumento de la inducción. Si seguimos
aumentando la intensidad de la corriente, y con ella H, llega un momento en que las moléculas magnéticas
están ya totalmente orientadas, y por mucho que se aumente la intensidad del campo, éste ya no se ve
reforzado.

Ciclo de histéresis
El estudio de la histéresis tiene una gran importancia en los materiales magnéticos, ya que este fenómeno
produce pérdidas en los núcleos de los electroimanes cuando son sometidos a la acción de campos
magnéticos alternos. Estas pérdidas se transforman en calor y reducen el rendimiento de los dispositivos con
circuitos magnéticos, como transforma-dores, motores, generadores, etc.
La palabra histéresis significa remanencia. Después de someter a una substancia ferromagnética a la acción de
un campo magnético, cuando éste desaparece, la substancia manifiesta todavía un cierto nivel de inducción
magnética, querecibe el nombre de magnetismo remanente.
Si partimos de un núcleo ferromagnético virgen, y alimentamos la bobina con una fuente
de corriente continua, al ir aumentando la intensidad del campo magnético "H" (aumentando la intensidad de
corriente I), los valores de la inducción magnética aumentan en una relación prácticamente lineal (tramo A-B),
luego, para iguales incrementos de la intensidad de campo magnético, se obtienen menores incrementos de
inducción magnética (tramo B-C), formando en esta zona lo que se llama codo de saturación

Ciclo de histéresis

Si a partir del punto "D", se comienza a disminuir la corriente que circula por la bobina, disminuye la intensidad
de campo magnético, con lo cual observamos que la correspondencia entre los valores de "B" y "H" se hace a
través de la curva D - E - F, y cuando se anula dicha corriente, vemos que la inducción magnética no es nula y
el material queda con un magnetismo remanente Br (punto E).

Si desde este valor, invertimos el sentido de la corriente, con lo cual se invierte el sentido de la intensidad de
campo magnético, se llega a que el magnetismo remanente se anule y este valor se lo llama campo coercitivo
HC (punto F). A partir de este punto el sentido de magnetización se invierte y se llega al punto "G", en el cual
si volvemos a disminuir la corriente, la relación entre
"B" y "H" se hace a través de la curva G-H, invirtiendo nuevamente el sentido de la corriente, con lo cual se
efectúa el recorrido H-I-D, completando un ciclo, el cual recibe el nombre de ciclo de histéresis.

Concepto de circuito magnético y su utilidad. Definición de fuerza magnetomotriz y


reluctancia y deducción de su relación. Aplicación de estos conceptos en circuitos
magnéticos simples.

En un circuito magnético, la mayor parte de su material consta de gran permeabilidad teniendo una sección
uniforme donde se queda el flujo magnético, es decir, que tiene un flujo magnético constante. Dicho circuito es
utilizado para la resolución de problemas y reducción de un problema tridimensional a uno dimensional
teniendo buenas aproximaciones, en éste se hace el mismo trazado de líneas que es el paso del flujo
magnético, siendo éste un sistema cerrado.
Teniendo de base el teorema de Stokes, que establece que la integral de una función f en un intervalo (a,b)
𝑑𝐹
puede ser también calculada por medio de una anti derivada F de f, 𝑓 = , entonces:
𝑑𝑥
𝑏 𝑏
∫ 𝑓(𝑥)𝑑𝑥 = ∫ 𝑑𝐹 = 𝐹(𝑏) − 𝐹(𝑎)
𝑎 𝑎

Aplicada a la ley de ampere donde dice que el circuito dentro de la integral, teniendo un producto, éste será
integrado en un intervalo.
Así ienc es la corriente dentro del circuito, por tanto tenemos que: 𝐹 = ∫ 𝐽𝑐 ∗ 𝑛𝑑𝑠 = 𝑁𝐼0
𝑑𝑄𝑐
Siendo 𝐽𝑐 la densidad de corriente en el embobinado:𝐹 =𝑁 𝑑𝑡
𝑑𝜙 𝑑𝑄𝑐
Así, de las ecuaciones de la fuerza electromotriz 𝐸 =− a la ecuación 𝐹=𝑁 se le da el nombre de
𝑑𝑡 𝑑𝑡
fuerza magnetomotriz, que son las líneas de fuerza que genera una bobina y es directamente proporcional a
la densidad.
Donde N es el número de las vueltas en el embobinado y φ es el flujo.
De lo que se puede deducir, que al igual como en la ley de Ohm, todo material tiene cierta resistencia al
trazado de las líneas creadas por la bobina, a ésta resistencia se le conoce como reluctancia, y esta dado
por:
1
𝑅=
𝜇𝐴

Donde µ es la permeabilidad del material ferromagnético y A el área.


Para éste tipo de circuitos un ejemplo claro son los transformadores, que convierten una corriente alterna con
cierto voltaje a una corriente alterna con otro voltaje.

Explicación del principio de operación de un transformador eléctrico monofásico

Entre los distintos transformadores, se encuentra el transformador monofásico, el cual su principio se basa en
dos bobinas o embobinados alrededor de un núcleo, donde uno de los embobinados (devanado primario) está
conectado a una potencia alterna y el embobinado secundario (devanado secundario) se encuentra abierto y
𝑑𝜆
es inducido. Para lo que, derivado de la ley de Faraday:𝑒𝑖𝑛𝑑 = 𝑑𝑡
Donde 𝜆 es el flujo ligado en la bobina donde se induce voltaje.
Para lo que 𝜆 es la sumatoria de flujos dependiendo del número de vueltas en la bobina, es decir:
𝜆 = ∑𝑁
𝑖=1 𝜑𝑖
𝜆
Entonces el flujo medio por vuelta esta dado por: 𝜑
̅ = 𝑁
̅
𝑑𝜙
En conclusión, la ley de Faraday se escribe como: 𝑒𝑖𝑛𝑑 =𝑁 𝑑𝑡