Está en la página 1de 11
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio
Distribución/Coste Energía Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores Luis Ignacio

Distribución/Coste Energía

Minimización del coste de la energía eléctrica para grandes consumidores

Luis Ignacio Eguíluz

Universidad de Cantabria

Resumen

Un objetivo básico, para cual- quier empresa, consiste en la minimización de sus gastos de explotación. En este artículo se analiza la optimización de la facturación de energía eléctrica para grandes consumidores de electricidad, lo que dará lugar a un menor coste del producto y, por tanto, a un aumento de la competitividad.

La regulación de tarifas eléctri- cas, en España, permite múlti- ples opciones de contratación, por lo que resulta de extraordi- nario interés el mantenimiento de los parámetros tarifarios en los valores adecuados para lo- grar el objetivo de minimización de su coste.

A lo largo del artículo, queda de manifiesto, que la aplicación de la normativa de las tarifas eléc- tricas, para lograr el objetivo propuesto, no permite el esta- blecimiento de reglas generales, sino que, para cada caso, se han de analizar, detenidamente, las características de los receptores, horarios de consumo, capacidad de la instalación y, en función de todos los datos analizados, diseñar la estrategia de factura- ción más adecuada.

Los cuatro factores, a tener en cuenta, para la optimización del coste de la energía eléctrica, son:

- Adecuación del modo y valor

de la potencia contratada. - Factor de potencia elevado, idealmente, de valor unidad.

- Elección de la tarifa adecuada,

en función del grado de utiliza- ción de la energía eléctrica.

- Adopción de la discriminación

horaria más favorable, en fun- ción de la temporalidad del con- sumo.

En el nuevo marco liberalizado de la energía eléctrica, la factu- ración sufrirá importantes modi- ficaciones; seguramente, se mantendrán conceptos tales co- mo potencia disponible, varia- bilidad del precio en función del índice de demanda, o efi- ciencia en el consumo como función del factor de potencia equivalente del usuario. No obstante, el análisis de los re- sultados de la facturación de la energía eléctrica para los consu- midores cualificados, durante el primer año de liberalización, ha sido clarificador: la mayoría de los grandes clientes industriales sigue consumiendo, prioritaria- mente, por el método tradicio- nal de tarifa; solamente algunos, han comprado en el mercado de generación un pequeño por- centaje de la energía, especial- mente centrado, en horas punta y/o llano.

Un gran cliente industrial tendrá que conocer el precio de la energía eléctrica en el mercado libre y en las condiciones tarifa- rias que le resulten más benefi- ciosas, en relación con su pro- ceso productivo, valorando el coste en función de las distintas variables de consumo.

en relación con su pro- ceso productivo, valorando el coste en función de las distintas variables

133

Distribución/Coste Energía

1. Introducción

En esta exposición se estudia la optimización de la facturación de energía eléctrica para gran- des consumidores de electrici- dad, que se entiende son aque- llos cuya demanda anual es su- perior a 100.000 MWh. Una em- presa que tuviese un consumo anual de ese valor, suponiendo un coste de 5 pta/kWh, le co- rrespondería una facturación de 500 millones al año, por tanto, si se lograse tan sólo un ahorro del 1%, supondría una disminución anual de 5 millones en el im- porte de la energía eléctrica. La Legislación Española de Tari- fas Eléctricas [1] es amplia y compleja, resultando frecuente que en las modificaciones de la tarifa, al cabo de los años, se origine la variación de paráme- tros, como el valor de la horas críticas que discriminen la con- veniencia del cambio de la cor- ta a la media utilización, o bien de la media a la larga.

En general, existen cuatro facto- res, a tener en cuenta, para la optimización del coste de la energía eléctrica:

1. Adecuación del modo y valor

de la potencia contratada. Si el consumo en horas valle es ma- yor que en horas llano y/o en horas punta, se deben contratar potencias distintas, con lo que se puede obtener una utiliza- ción media de potencia muy su- perior a la facturada.

2. Alto valor del “cos ø”. Para

grandes consumidores es acon- sejable el valor unidad, para ob- tener un descuento del 4%; este parámetro, está optimizado en la mayoría de las medianas/ grandes empresas, con vistas al cumplimiento de la normativa española de tarifas eléctricas, es decir, para obtener un descuen- to en el recibo, no para minimi- zar las pérdidas en el transporte

[2].

3.

La elección de la tarifa ade-

cuada, en función del grado de utilización. En las tarifas de AT

134

existen tres niveles de utiliza- ción; actualmente, la corta se elige cuando las horas mensua-

Es aplicable, únicamente, a los abonados acogidos a una discri- minación horaria de los tipos 3,

les de utilización son inferiores

4 ó 5, que tengan instalados dos

a

305, la media entre 305 y 569,

maxímetros y contratadas dos

y

la larga para valores superio-

res a 569 horas. Téngase en cuenta que estos valores han ido variando durante los últimos años, por lo que es preciso su actualización anual, cuando se publican los precios de la ener- gía eléctrica. Igualmente, puede convenir la contratación del su-

ministro a una tensión superior, con lo que se reducen los costes de los términos básicos de fac- turación.

potencias distintas: una para las horas punta y llano, y otra para las valle.

Modo 4. Con tres maxímetros. Es sólo aplicable a los abonados acogidos a una discriminación horaria de los tipos 3, 4 ó 5, que tengan instalados tres maxíme- tros y contratadas tres potencias distintas: una para las horas punta, otra para las llano y una tercera para las valle.

4. Por último, la discriminación

horaria es el parámetro más difí-

cil de optimizar, ya que, en ri-

gor, precisaría la realización de medidas, en la planta, durante

un año. Frecuentemente, se rea-

lizan aproximaciones, bien a tra-

vés de facturaciones anteriores o mediante medidas durante una semana; en estos casos, se pre- cisa adoptar alguna hipótesis que permita la aproximación a

la solución correcta.

A continuación, se desarrollan

los aspectos más importantes de

la legislación de tarifas eléctri-

cas, definiendo parámetros, co- mo capacidad de la instalación

o coeficiente de utilización, cu-

yo significado físico puede ayu-

dar a diagnosticar los motivos

de un coste unitario demasiado

elevado de la energía eléctrica consumida.

2. Contratación de potencia

De las opciones que incluye la

legislación vigente, se indican

las tres que utilizan, mayoritaria-

mente, los consumidores indus- triales.

Modo 2. Con un maxímetro. Es aplicable, a cualquier suminis- tro, si el abonado ha contratado una sola potencia y tiene insta- lado un solo maxímetro. Modo 3. Con dos maxímetros.

En la facturación por maxímetro -en función del valor de la po- tencia registrada por el aparato, en el período de facturación, con relación a la contratada- pueden darse los siguientes ca- sos:

- Si está en la banda del -15% al

5%, la potencia registrada es la de facturación.

- Si es superior al 105%, la po-

tencia a facturar será igual al va-

lor registrado por el maxímetro,

más un recargo del doble de la diferencia entre el valor registra-

do y el correspondiente al 105% de la potencia contratada.

- Si fuera inferior al 85%, la po-

tencia de facturación coincidirá

con el 85% de la contratada.

Para aclarar este aspecto, de gran importancia en la factura- ción, considérese un abonado que tiene contratada una poten- cia de 100 MW, es decir, en este caso la banda del -15% al 5% es de 85 a 105 MW; por tanto, si en el período de facturación la lec- tura del maxímetro está com- prendida entre 85 y 105 MW, la potencia registrada será la de facturación. Para potencias re- gistradas inferiores a 85 MW, se facturará este valor y, por últi- mo, en aquellos períodos de facturación en que se registre una lectura superior a 105 MW, se pagará un recargo; supónga- se que la lectura del maxímetro llegara a alcanzar los 125 MW, la potencia de facturación sería:

125 MW registrados, más un re-

cargo de 2*20 MW de exceso, es Consecuentemente, resulta muy PF = (0,2 + 0,5a

cargo de 2*20 MW de exceso, es

Consecuentemente, resulta muy

PF

= (0,2 + 0,5a + 0,3b) P 3

(3)

decir, 165 MW. Por tanto, un ex- ceso del 25% de la potencia contratada, se corresponde a un 65% de recargo en la potencia de facturación.

importante la contratación de la

siendo a < b < 1.

La figura 1, indica el consumo anual de una empresa acogida al Modo 4; la energía consumi- da, es:

potencia adecuada; ésta debe

W

= P 1 h 1 + P 2 h 2 + P 3 h 3

(4)

estar, en lo posible, en la banda del -15% al 5%, para que la fac- turación se corresponda con la disponibilidad real de potencia.

siendo h 1 + h 2 + h 3 , las horas anuales de consumo en punta, llano y valle, respectivamente.

En todo caso, ha de evitarse la posibilidad de exceso del 5%, por los elevados recargos que

La potencia media utilizada por la empresa es:

conlleva. A continuación, se dis- cute la elección del modo más

W

adecuado de contratación.

P m = ––––––––––– h 1 + h 2 + h 3

(5)

Si P 1 P 2 P 3 , ha de elegirse el Modo 2; Si P 1 = P 2 < P 3 , el ade- cuado es el Modo 3; por último,

Por tanto:

si P 1 < P 2 < P 3 , resulta más con- veniente el Modo 4.

h 1 + ah 2 + bh 3 P m = P 3 ––––––––––––––– h 1 + h 2 + h 3

(6)

La potencia a facturar según el Modo 4, viene dada por:

PF = P1 + 0,5 (P 2 - P 1 ) + 0,2 (P 3 - P 2 )

(1)

siendo P 1 la potencia en horas punta, P 2 la de horas llano, y P 3 la de horas valle. En todas ellas, la forma de cálculo es la esta- blecida para el Modo 2.

Desarrollando (1), resulta:

PF = 0,5 P 1 + 0,3 P 2 + 0,2 P 3 (2)

Si P 1 /P 3 = a y P 2 /P 3 = b, la po- tencia de facturación, queda:

Si h 1 = h 2 = h 3 , la potencia me- dia, resulta:

1 + a + b

P m = P 3 –––––––––––––

3

Se designa aprovechamiento de potencia η, a la relación entre la potencia media disponible y la potencia de facturación.

(7)

P

m

η = –––––

PF

(8)

En la Tabla I, se indica el valor

de η en distintos casos, en el su- puesto de que h 1 = h 2 = h 3 ; el valor más alto se obtiene cuan- do sólo se consume en horas valle, resultando la potencia me- dia utilizada un 66% superior a la de facturación.

Figura 1. Consumo anual de una empresa acogida al Modo 4 de contratación de potencia

3. Discriminación horaria

Actualmente, no es posible un al- macenamiento, de energía eléc- trica, en gran cantidad a un cos- te razonable; las baterías, las pi- las y los condensadores pueden acumular energía, en forma electroquímica o electrostática, en tasas muy bajas e insuficien- tes para la alimentación de la mayoría de los receptores eléc- tricos. Efectivamente, una bate- ría de automóvil de 12 V, 48 Ah, almacena la energía de 576 Wh; es decir, un receptor de 576 W, en el tiempo de una hora, la descargaría totalmente. La ener- gía almacenada por los conden- sadores es aún más reducida; por ejemplo, una unidad de 50 kVAr, conectada a una tensión de 10 kV, almacena una energía que no llega a 0,1 Wh.

Por tanto, la energía eléctrica demandada, ha de ser igual a la generada en cada instante. Por otra parte, el consumo de ener- gía eléctrica no es constante du- rante el día, ni en todos los días de la semana se demanda la misma energía; además, en los meses de invierno aumenta el consumo, en la mayoría de las regiones, disminuyendo en los de verano.

Tabla I. Aprovechamiento de potencia en cuatro supuestos

   

Caso

a

b

η

1

0,2

0,5

1,26

2

0,1

0,3

1,37

3

0

0,3

1,49

4

0

0

1,66

julio/agosto 99

135

Distribución/Coste Energía

 

Tabla II. Coeficiente C i de recargo/descuento por discriminación horaria

   

P. horario

Tipo 3

Tipo 4

Tipo 5

 

Punta

70

100

100, 300

Llano

0

0

0

Valle

-43

-43

-43, -50

El funcionamiento ideal de un sistema eléctrico es a potencia constante. Para lograr este obje- tivo, se establecen recargos en las horas de mayor consumo y descuentos cuando desciende la demanda; surgen, de esta mane- ra, los conceptos de horas pun- ta, llano y valle, y los de tempo- radas alta, media y baja.

En el año 1988, aparece el siste- ma estacional -denominado, ac- tualmente, discriminación tipo 5-, que persigue, igualmente, uniformizar la potencia deman- dada y, por último, en la Orden de 1 de enero de 1994, se inclu- ye un nuevo sistema, la Tarifa Horaria de Potencia, que es el perfeccionamiento del Sistema Estacional, pero reservado, ex- clusivamente, a los grandes con- sumidores. La interrumpibilidad es otra opción que persigue el mismo objetivo.

La discriminación horaria con- siste en un recargo o descuento que se calcula, de acuerdo con la siguiente expresión:

T ej

E i C i

CH = –––––––––

100

siendo:

(9)

CH: el recargo o descuento, en pesetas. E i : la energía consumida, en kWh, en cada uno de los perío- dos horarios.

C i : el coeficiente de recargo o descuento, dependiente del tipo de discriminación.

: el precio del término de

energía de la tarifa general de AT de media utilización, para el co- rrespondiente nivel de tensión.

T ej

136

La discriminación horaria, Dh,

es un parámetro que indica el

recargo/bonificación porcentual por discriminación horaria; se define por:

E i C i Dh = ––––––––– E i

(10)

Los tipos de discriminación ho- raria, a los que optan los gran- des consumidores, son:

Tipo 3: Discriminación horaria con contador de tiple tarifa, sin discriminación de sábados y fes- tivos. De uso general. Tipo 4: Discriminación horaria con contador de triple tarifa y discriminación de sábados y fes- tivos. De uso general. Tipo 5: Discriminación horaria estacional con contador de quíntuple tarifa. De uso general, con algunas incompatibilidades.

En la Tabla II, se recogen los co-

eficientes de recargo o descuen-

to aplicables en cada tipo de

discriminación horaria.

3.1. Estudio comparativo entre las discriminaciones horarias de los tipos 3 y 4 –––––––––––––––––––––––––––––––

A continuación, se calcula el

coste unitario para cada uno de estos tipos de discriminación

horaria. Previamente, se calcula

el promedio de semanas anuales

que tiene un año no bisiesto:

365/7=52,143 sem/año. Si el año fuera bisiesto, se tendría que considerar el valor de 52,286 sem/año. En los cálculos, que se indican, se considera un año

normal. En la Tabla III, se calcu-

la el número de horas, de cada

período horario, para ambas dis- criminaciones.

3.1.1. CONSUMO PERMANENTE

A POTENCIA CONSTANTE

Sea P la potencia demandada que, por hipótesis, permanece constante. Para cada tipo de dis- criminación horaria, se determi- na el parámetro Dh.

- Discriminación tipo 3

El valor de Dh correspondiente a este tipo de discriminación ho- raria, a potencia constante, apli- cando (10) a la energía consu- mida en un día, resulta:

4h 1 * P * 70 - 8h 3 * P * 43 Dh = ––––––––––––––––––––– (11) 24h * P

Operando, se obtiene:

Dh = -2,66%.

- Discriminación tipo 4

Se calcula, igual que en el caso

Tabla III. Distribución horaria en las discriminaciones de los tipos 3 y 4

 
 

DISTRIBUCIÓN

 

Discriminación tipo 3

Anual

Mensual

365

días/año * 4 h 1 /día

1.460

h 1 /año

121,67 h 1 /mes

365

días/año * 12 h 2 /día

4.380

h 2 /año

365

h 2 /mes

365

días/año * 8 h 3 /día

2.920

h 3 /año

243,33 h 3 /mes

Total

8.760

h/año

730

h/mes

Discriminación tipo 4

Anual

Mensual

52,143 sem/año * 5 días/sem * 6h 1 /día

1.564,29 h 1 /año

130,36 h 1 /mes

52,143 sem/año * 5 días/sem * 10h 2 /día

2.607,14 h 2 /año

217,26 h 2 /mes

52,143 sem/año * 2 días/sem * 24h 3 /día

52,143 sem/año * 5 días/sem * 8h 3 /día

4.588,57 h 3 /año

382,38 h 3 /mes

Total

8.760

h/año

730

h/mes

anterior, el valor del término Dh,

a potencia constante, en este ti- po de discriminación; aplicando (10) a la energía consumida en una semana, se obtiene:

30h 1 * P * 100 - 88h 3 * 43 Dh = ––––––––––––––––––––– (12) 168h * P

Resultando: Dh = -4,66%. Em- pleando los valores de la Tabla III, se obtendrían idénticos re- sultados.

- Repercusión, en la factura- ción, por cada día festivo mensual

Para poder discriminar un día festivo es necesario adoptar la discriminación tipo 4, ya que la tipo 3 no contempla esta cir- cunstancia.

En un día festivo, las horas pun- ta disminuyen en 6, las llano en 10, aumentando las valle en 16. De acuerdo con la nueva distri- bución horaria, se calcula el tér- mino aplicando (10) a un mes medio, resulta: Dh = -6,43%. Por tanto, la discriminación horaria mejora en un 1,77% por cada día festivo mensual.

3.1.2. CONSUMO PERMANENTE

A POTENCIA VARIABLE

Al considerar la potencia a fac-

turar, se recogían distintos mo- dos; así, acogiéndose al modo 3, se podían contratar potencias diferentes para horas punta y llano por una parte y para las valle por otra, siendo la poten- cia contratada en valle superior

a la de punta y llano. En el mo-

do 4 -con tres maxímetros-, se contratan tres potencias diferen- tes, para horas punta, llano y va- lle.

Normalmente, se trabaja a po- tencia variable para minimizar el coste de facturación; resulta fre- cuente poner como condición que la energía demandada, a potencia variable, sea la misma que la que la consumida a po- tencia constante. Sea P la po- tencia constante, P 12 = yP la po- tencia contratada en horas pun-

Figura 2. Consumo comparativo semanal de una empresa

pun- Figura 2. Consumo comparativo semanal de una empresa ta-llano y P 3 = zP la

ta-llano y P 3 = zP la correspon- diente a horas valle.

En la figura 2, se representa el consumo semanal. Ha de verifi- carse:

W = 16 * yP + (8* 5 + 24 * 2) zP =

= 24 * 7* P

(13)

Normalmente, se considera zP como la máxima potencia de trabajo. Si toda la energía nece- saria se consume en horas valle, es decir, si 88z > 168, no sería necesario trabajar en horas pun- ta/llano.

Adoptando la discriminación horaria tipo 4, el coste del tér- mino de energía, viene dado por la expresión:

C e = 130,36 h 1 /mes* yP kW* 2Te pta/kWh +

+ 217,26 h 2 /mes * yP kW* T e pta/kWh +

+ 382,38 h 3 /mes * zP kW * 0,57T e pta/kWh =

= (477,98y + 217,896z) PT e pta/mes

(14)

Por tanto, el coste unitario del término de energía, será:

Ce

(477,98y + 217,96z) PT

e

C ue = ––– = ––––––––––––––––––––––––––

W (130,36y + 217,26y + 382,38z)P

(15)

Sea b = y/z, la relación de las potencias contratadas en horas punta-llano a las valle. El coste unitario del término de energía, tiene el valor:

(217,96 + 477,98b)T e C ue = ––––––––––––––––––––– 382,38 + 347,62b

(16)

En la Tabla IV, se indican los va- lores de C ue , en función del pa- rámetro b. Se observa que para b = 0 -únicamente existe consu- mo en horas valle- el coste uni- tario del término de energía es de 0,57T e , correspondiente a un descuento del 43%; para b = 1, consumo a potencia constante, se obtiene un coste unitario de 0,953T e , el valor calculado, ante- riormente, para este régimen de trabajo.

3.2. Discriminación tipo 5 –––––––––––––––––––––––––––––––

El sistema estacional, que se

aplica a partir de septiembre de 1988, es aconsejable en aquellas empresas que puedan modular el consumo, reduciendo su va- lor durante las horas en que los recargos son más elevados y au-

mentándolo cuando los des- cuentos son más cuantiosos. Pa-

ra acogerse a este sistema, el abonado deberá solicitarlo a la

julio/agosto 99

137

Distribución/Coste Energía

Tabla IV. Coste unitario a potencia variable, en función del parámetro b = y/z

b

C ue

0

0,570T e

0,25

0,719T e

0,50

0,822T e

0,75

0,896T e

1,00

0,953T e

empresa suministradora y tener

instalados los equipos de medi-

da

adecuados. Los días del año

se

clasifican, a estos efectos, en

cuatro categorías. Se aplicarán los descuentos y recargos por- centuales sobre los términos de energía [3].

3.2.1. COSTE UNITARIO DE LA ENERGIA

A continuación, se calcula el

coste unitario de la energía,

adoptando diferentes estrategias

de consumo.

- A potencia constante

El coste anual del término ener-

gía, a potencia constante, es:

C e = PT e (700* 4 +320* 2 + 2.020 + 4.640* *0,57 + 1.080 * 0,5) = 8.644,8 PT e pta

(17)

El coste unitario de la energía,

tiene el valor:

8.644,8 PT C ue = ––––––––– = 0,9868 T e pta/kWh 8,760 P

e

(18)

Por tanto, aún trabajando a po- tencia constante, lo que supon- dría pagar un recargo del 300% durante las horas punta de los días pico, el precio unitario de kWh es un 1,32% más barato que el precio de tarifa; conse- cuentemente, modulando la po- tencia consumida y ajustando la producción, de acuerdo con el calendario estacional, se pueden conseguir bonificaciones de im- portancia.

Figura 3.

Modulación

con cinco

potencias

Con la discriminación del tipo 4

138

-sin considerar los días festivos de ámbito nacional- el coste uni- tario era de 0,953 T e pta /kWh;

por tanto, resulta evidente que el sistema estacional no es adecua- do para el consumo permanente

a potencia constante.

Se compara, a continuación, la repercusión del mes de vacacio- nes en el coste unitario; se con- sideran tres meses de 31 días: el primero de temporada alta, el segundo de media, y el tercero de baja. Si el mes de vacaciones fuera enero, el coste unitario se- ría de 0,862 T e pta/ kWh, si fue-

ra julio, resultaría de 1,01 T e pta/ kWh y si se elige agosto aumen- ta a 1,028 T e pta/ kWh. Por tan- to, la elección del mes de vaca- ciones no es cuestión baladí cuando se utiliza este sistema.

- Trabajando a cinco poten- cias distintas

En la figura 3, se muestra otra estrategia -de estudio teórico más complejo- en la que se se- leccionan cinco potencias, cada una correspondiente a un recar- go o bonificación distinto, de acuerdo a los distintos precios que puede tomar la energía en este tipo de discriminación. Ha de verificarse:

P 1p P 1a P 2 P 3 P 3s

siendo:

: Potencia en horas punta de

días pico. P 1a : Potencia en horas punta de

días alto.

P 1p

P 2 : Potencia en horas llano de días pico, alto y medio. P 3 : Potencia en horas valle. P 3s : Potencia en horas superva- lle.

Con referencia a las potencias,

ha de cumplirse:

W = 700 P 1p + 320 P 1a + 2.020 P 2 +

+4.640 P 3 + 1.080 P 3s = 8.760 P (19)

El coste unitario de la energía,

resulta:

(2.800P 1p + … + 540P 3s )T e

C ue = –––– = ––––––––––––––––––––––

C e

W 700P 1p + … + 1.080P 3s

(20)

A continuación, se consideran

dos casos particulares de interés.

-

punta

Consumo

nulo

en

horas

En esta hipótesis, ha de verifi-

carse: P

nor potencia compatible con el

proceso productivo y P 3s , la má- xima que permita la capacidad

de la instalación; el valor de P 3

vendrá dado por la expresión:

= P 1a = 0 sea P 2 , la me-

1p

W = 2.020 P 2 + 4.640 P 3 + 1.080 P 3s

(21)

El coste unitario, tomará el va-

lor:

(2.020P 2 + 4.640 * 0,57P 2 + 1.080 * 0,5P 3s )T e C ue = –––––––––––––––––––––––––––––––––––– 2.020P 2 + 4.640P 3 + 1.080P 3s (22)

2.020P 2 + 4.640P 3 + 1.080P 3 s (22)

- Unicamente, se trabaja en horas valle y supervalle

En esta hipótesis, se verifica:

= P 1a = P 2 = 0. La energía W,

resulta:

P 1p

W = 4.640 P 3 + 1.080 P 3s

(23)

El coste unitario, tendrá el valor:

(4.640 * 0,57P 3 + 1.080 * 0,5P 3s )T e C ue = –––––––––––––––––––––––––––––– 4.640P 3 + 1.080P 3s (24)

En este caso, el valor de C ue es- taría comprendido entre el 43 y el 50% del término de energía.

En general, el sistema estacional es adecuado para aquellos abo- nados que puedan modular su consumo, de manera que éste se realice cuando los descuentos son mayores, reduciéndose -o incluso anulándose- en los perí- odos en los que los recargos al- canzan la máxima amplitud, es decir, en las horas punta de los días pico. Por otra parte, hay ac- tividades, típicamente, adecua- das para elegir esta discrimina- ción como los parques de atrac- ciones, hoteles de temporada, panaderías industriales, es decir, aquellas cuyo mayor consumo es bien nocturno o estival.

4. Tarifa horaria de potencia

La tarifa horaria de potencia es la última novedad de las tarifas eléctricas, y se ha puesto en marcha el primero de noviem- bre de 1994; clasifica las 8.760 horas anuales en siete períodos tarifarios, pudiendo aplicarse a los suministros en alta tensión, cuando la potencia contratada, en alguno de dichos períodos, sea igual o superior a 20 MW y no inferior a 5 MW en ninguno de ellos, siempre que se cum- plan los requisitos establecidos en la Orden de 12 de enero de 1995. Requiere la autorización expresa de la Dirección General de la Energía, que puede dene- gar su aplicación si estima que

no origina un beneficio para el sistema eléctrico nacional. Se compone de un término de facturación de potencia y otro

de energía y, si procede, de un complemento de facturación por energía reactiva y un des- cuento por interrumpibilidad [4].

4.1. Facturación de la potencia –––––––––––––––––––––––––––––––

Para cada período tarifario, se ha de contratar una potencia que será aplicable durante toda la temporada. El término de fac- turación de potencia, viene da- do por la expresión:

i=7

FP = t pi P ci

i=1

siendo:

(25)

P ci : la potencia contratada en el período i expresada en kW.

: el precio anual del término de potencia del período i.

t pi

Cada mes se factura la doceava parte del valor resultante de

(25).

Los excesos en la potencia re- gistrada se facturarán, mensual- mente, mediante la expresión:

i=7

F EP = 806 K i A ei

i=1

(26)

Es destacable que la filosofía de facturación por maxímetro, apli- cable a los distintos modos de facturación de la potencia es to- talmente diferente a la de este tipo de tarifa, ya que en ésta se penalizan todos y cada uno de los excesos sobre la potencia contratada; sin embargo, en la facturación de potencia en el modo 2, un exceso de hasta el 5% de la potencia contratada no supone recargo alguno, y ade- más éste es único en función del máximo porcentaje de exce- so, durante todo el período de facturación, lo que puede origi- nar equívocos en la facturación de potencia de esta tarifa y, consecuentemente, elevados re- cargos.

4.2. Facturación

de la energía –––––––––––––––––––––––––––––––

La facturación de la energía, se calcula a través de la expresión:

i=7

FE = E i t ei

i=1

(27)

siendo E i la energía consumida en el período i, expresada en kWh, y t ei el precio del término de energía del período tarifario i.

4.3. Facturación

de la energía reactiva –––––––––––––––––––––––––––––––

En esta tarifa, desaparece el re- cargo/bonificación Kr por ener- gía reactiva, sustituyéndose este concepto por un acuerdo con la respectiva empresa suministra- dora sobre la gestión de los equipos de energía reactiva, precisando la conformidad de la Dirección General de la Energía.

No obstante, en los períodos ta- rifarios 1, 2, 3, y 4 se establece un recargo, cuando el consumo de energía reactiva excede del 40% de la energía consumida durante el mismo. A continua- ción, se estudia su repercusión en la facturación y su relación con el factor de potencia.

Figura 4. Triángulo de energías medias demandadas en el período i

En el triángulo de energías me- dias -demandadas en los perío- dos 1 al 4, indicado en la figura 4- correspondiente a una factu- ración mensual, si tagϕ i >0,4, se facturará el exceso a razón de

a una factu- ración mensual, si tag ϕ i >0,4, se facturará el exceso a razón

julio/agosto 99

139

Distribución/Coste Energía

6,15 pta/kVArh. Se designa ϕ iL , al ángulo límite a partir del que corresponde el pago del recar- go; por tanto ϕ iL = 21,8°, lo que corresponde a un factor de po- tencia de 0,93. Por tanto, un fac- tor de potencia superior a 0,93, no tendrá que pagar este recar- go, mientras que cuanto menor sea este parámetro, mayor será la facturación por consumo de energía reactiva.

En la Tabla V, se indica, para ca- da factor de potencia, la rela-

ción E ri /E i siendo EE ri el exceso de energía reactiva, es decir, (E ri

- 0,4E i ). La columna Recargo, ex-

presa -en pesetas- su importe para un consumo de energía, en el período i, de 1 MWh. Por úl- timo, se indica el incremento unitario del precio de la energía consumida durante los períodos tarifarios 1 al 4, en función del factor de potencia medio.

4.4. Descuento por interrumpibilidad –––––––––––––––––––––––––––––––

Las condiciones específicas que han de cumplir los abonados, a esta tarifa, para poder acceder al descuento por interrumpibili- dad, son las siguientes:

- Acogerse a los tipos A, B, C y

D, en todos y cada uno de los períodos tarifarios. - La potencia residual máxima demandable será única en todos

los períodos tarifarios y tipos.

- El número de cortes anuales, el

preaviso, su duración, el sistema de comunicación y control, son los definidos con carácter general.

El descuento anual por inte- rrumpibilidad, viene dado por la expresión:

7

DI = DI

i=1

7

i = (P ci - P maxi )t pi c i (28)

i=1

4.5. Consumo a potencia constante –––––––––––––––––––––––––––––––

Sea P kW la potencia constante consumida durante todas las ho- ras del año. El precio anual de la

140

Tabla V. Recargo por consumo de energía reactiva

 

cos ϕ i

E ri /E

EE ri

Recargo

pta/kWh

0,93

0,395

0

0

0

0,9

0,4843

0,0843

518,45

+0,52

0,85

0,6197

0,2197

1.351,15

+1,35

0,8

0,7500

0,3500

2.152,50

+2,15

0,75

0,8819

0,4819

2.963,68

+2,96

energía, aplicando (30) para una tensión de suministro 72,5 < T 145, resulta: FE = 44.236,17P pta; el coste unitario del término energía, tiene el valor:

FE

44.236,17P

C ue = ––– = ––––––––– = 5,05 pta/kWh

W

8.760P

(29)

Si se compara el valor obtenido,

con el menor término de ener- gía, de las tarifas generales en A.T. -larga utilización, al mismo nivel de tensión-, resulta infe-

rior, lo que muestra lo ventajosa que puede resultar esta tarifa para los grandes consumidores, trabajando a potencia constante,

a pesar de los elevados precios

de los términos de energía en los primeros períodos tarifarios.

No obstante, es importante fijar

la atención en dos aspectos que,

de no tomarse en consideración, pueden originar importantes re- cargos: los excesos de potencia contratada y el consumo de energía reactiva.

5. Otros parámetros de interés

En 1.3, cuando se ha tratado de la elección de la tarifa más ade-

cuada a contratar, se ha mencio- nado que las horas mensuales de utilización constituyen un pa- rámetro utilizado para tomar la decisión acertada. Efectivamen- te, H u es una magnitud que muestra el consumo relativo de energía eléctrica en el período de facturación; se define, como la relación entre la energía con-

sumida y la potencia facturada,

es decir:

W

H u = –––––

PF

(30)

Por tanto, valores reducidos de H u suponen un escaso consumo

de energía eléctrica, en relación

a la potencia, frecuentemente,

por una inadecuada contrata- ción de aquella; por el contra- rio, valores elevados suponen altos consumos relativos y una optimización de la potencia de facturación. En consumos in- dustriales, de facturación men- sual, se expresa en horas/mes; téngase en cuenta que su valor

puede superar -cuando el modo de facturación de potencia es el

3 o el 4-, las 720 horas de un mes de treinta días.

Efectivamente, sea una empresa cuyo consumo semanal es el in-

dicado en la figura 2, siendo P 1 = P 2 = P 12 = 10 MW, P 3 = 100 MW. Aplicando (1), se obtiene que la potencia de facturación

es de 28 MW. De acuerdo al dia-

grama de la figura 2, la energía semanal consumida es de 9.600 MWh, y como un mes medio tie- ne 4,35 semanas, la energía con- sumida en un mes medio es de 41.760 MWh.

Aplicando (30), se obtiene que las horas de utilización son de 1.491 h/mes, lo que significa un alto grado de aprovechamiento de la potencia. En todos los ca- sos en que se obtengan valores de este orden, resulta recomen- dable la contratación de tarifas de larga utilización.

Se define capacidad de la insta-

lación C(%) a la relación entre la energía anual que se precisa consumir W, y la que se deman- daría, anualmente, a la potencia máxima W mx , es decir:

100W

C(%) = ––––––

(31)

W mx

Este parámetro es de extraordi- naria importancia, ya que indica la posibilidad de modulación del consumo. Cuanto mayor es C, más alto es el número de ho- ras que ha de trabajarse al año; en el límite, si W = W mx , signifi- caría que para obtener la pro- ducción anual sería necesario un consumo, ininterrumpido, a la potencia máxima que permite la propia instalación.

Por otra parte, en un proceso in- dustrial, en general, no es posi- ble una producción continua; así entre dos coladas de un hor- no o bien la preparación de una pieza para su mecanización, exi- ge un tiempo de espera. Para cada empresa, la minimización del mismo, supone una mayor productividad y, por tanto, re- sultar más competitiva.

Se define coeficiente de utiliza- ción, K u (%), el porcentaje de tiempo de producción, en rela- ción a su horario laboral.

Así, si K u es del 80%, en una em- presa que trabaja 5.840 horas al año, significa que, realmente, su horario medio de producción es de 4.672 horas. Obsérvese, en la Tabla VIII, que en la columna Horas, los valores correspon- dientes a T, son las horas teóri- cas en cada período, mientras que R son las reales de funcio- namiento, verificándose: R =

K u (%)T/100.

6. Supuestos

prácticos

Se plantean varios supuestos de consumo para que el lector es- tablezca, en cada caso, el modo y valor de la potencia a contra- tar, la tarifa adecuada, en fun- ción del grado de utilización y, por último, el tipo de Discrimi- nación Horaria idóneo. En gran- des consumidores, no es fre- cuente la necesidad de compen- sación de la energía reactiva, por lo que no se considera, este aspecto, en los supuestos prácti- cos que se exponen seguida- mente.

6.1. Estudio comparativo de varias empresas con idénticos consumos –––––––––––––––––––––––––––––––

mo de 100.000 MWh anuales; la Tabla VI, resume sus peculiari- dades. La potencia máxima/mí- nima indica los márgenes en los que es posible realizar el proce- so productivo; el consumo, se distribuye en dos conceptos: el realizado durante el horario la- boral y el demandado fuera del mismo que, en todos los casos, se ha considerado del 1% del to- tal.

Las empresas A y B, son simila- res en todos los parámetros, sal- vo en el horario de producción; mientras la primera sólo trabaja en dos turnos -de 6 a 14 h. y de 14 a 22 h- los días laborables, que se estiman en 250 anuales, la segunda tiene un horario noc- turno -de 22 horas a las 8 de la mañana del día siguiente- du- rante todos los días.

Las empresas C-D-E, únicamen- te, se diferencian en la potencia máxima de producción, siendo su horario de trabajo flexible, adaptable al mínimo coste de la energía eléctrica consumida.

Por último, las empresas E y F, se diferencian en el coeficiente de utilización; la F, debido a una mejor organización de la pro- ducción, es capaz de optimizar el parámetro K u .

100R

K u = ––––––

T

Se consideran distintas situacio-

nes productivas con un consu-

En resumen, las empresas A y B se diferencian en el horario de trabajo, lo que dará lugar a dife- rentes contrataciones de poten- cia y discriminación horaria. Las C, D y E se diferencian en la ca- pacidad de la instalación; a pe- sar de disponer de horario flexi- ble, no todas podrán trabajar, únicamente, en horas valle. El

aumento del coeficiente de utili- zación atenúa los efectos de una reducida potencia máxima, lo

que significará que la empresa F logrará un mejor coste unitario que la E.

6.2. Empresa acogida a la

discriminación horaria tipo 4 –––––––––––––––––––––––––––––––

Se parte de la facturación real de una empresa, cuyos parámetros tarifarios, son los siguientes: ta-

(32)

Tabla VI. Parámetros tarifarios para el estudio comparativo de seis empresas

 
 

Potencia (kW)

Consumo (MWh)

 

Empresa

Ts (kV)

H. trabajo

Máxima

Mínima

H. trabajo

Resto

Ku (%)

A

60

250 días laborables 6-22 h

40.000

10.000

99.000

1.000

 

80

B

60

365 días 0-8 h.; 22-24 h

40.000

10.000

99.000

1.000

 

80

C

132

Mínimo coste

40.000

10.000

99.000

1.000

 

80

D

132

Mínimo coste

30.000

10.000

99.000

1.000

 

80

E

132

Mínimo coste

15.000

10.000

99.000

1.000

 

80

F

132

Mínimo coste

15.000

10.000

99.000

1.000

 

90

julio/agosto 99

141

Distribución/Coste Energía

rifa 2.3, facturación de potencia Modo 4, potencias contratadas:

punta 9 MW, llano 47 MW, valle 47,2 MW, discriminación horaria Tipo 4, acogida a interrumpibili- dad de los tipos A, B, C, D con una potencia residual nula, dan- do lugar a un valor de DI de –22,81% durante todos los me- ses del año, coeficiente de utili- zación máximo del 80%. En la Tabla VII, se resumen sus pará- metros tarifarios, en el período abril-97 a marzo-98.

Se ha de realizar el estudio del coste de su energía eléctrica, pa- ra el año 1999, aplicando la dis- criminación horaria Tipo 5. Hay que estimar el valor de K u (%), para cada período tarifario, y comparar el coste en las dos dis- criminaciones horarias.

6.3. Facturación aplicando

la tarifa horaria de potencia –––––––––––––––––––––––––––––––

Sea una empresa -que trabaja a potencia constante- cuyos pará- metros tarifarios, son los si- guientes: tensión de suministro 220 kV, potencia contratada, en todos los períodos, 140 MW, constante de utilización K u del 66%, en interrumpibilidad se

oferta toda la potencia contrata- da, siendo P maxi = 0; se supone que REE asigna, solamente, 65 horas anuales de punta móvil.

ducción; por otra parte, debe determinar si, en esta aplica- ción, resulta más adecuada la discriminación horaria tipo 5.

En la Tabla VIII, se resume la previsión de la facturación, para cada período tarifario; en la co- lumna Potencia, primeramente, se indica la contratada, a conti- nuación, el término de potencia y, por último, su coste. Como el abonado ofrece una potencia re- sidual superior a 60 MW, en el período 1, le corresponde un descuento, por interrumpibili- dad, del 80% del término de po-

tencia; por tanto: FP = 0,2

En la columna Horas, T designa las horas anuales, de cada perí- odo, siendo R = TK u (%)/100. En la columna Energía, W es la consumida, es decir: W i = P i R i ,

7. Conclusiones

En este trabajo, se han sintetiza- do los aspectos más relevantes de la legislación española sobre Tarifas Eléctricas, especialmente, los relacionados con grandes consumidores.

Queda de manifiesto que han

. de considerarse todos los facto- res que inciden en el coste de la energía eléctrica: potencia con- tratada, factor de potencia, elec- ción de tarifa, nivel de tensión y, por último, la discriminación horaria.

C pi

siendo t ei el precio del término de energía y C ei su coste, en ca- da período. Por tanto: FE = C ei .

El lector debe realizar el estudio de la facturación, en la hipótesis de mejorarse el proceso produc- tivo, alcanzándose un valor de K u = 80%, manteniendo constan- te el consumo anual de la ener- gía eléctrica, estableciendo las restantes hipótesis necesarias para la planificación de la pro-

En los supuestos prácticos estu- diados resulta relevante que dis- tintas estrategias de consumo y, por tanto, de producción dan lu- gar a soluciones tarifarias -total- mente- diferentes.

La minimización del coste es, también, función de dos pará- metros que, normalmente, no se consideran: la capacidad de la

 

Tabla VII. Resumen de la facturación anual de la empresa indicada en 6.2.

   
   

Consumo (MWh)

 

Pot.

Discriminación horaria (pta)

 
 

Mes

Punta (P)

Llano (L)

Valle (V)

Total (A)

Fac. (kW)

 

Rec.

Dto.

Coste (pta)

Abril-97

783

3.458

9.613

13.853

27.870

 

7.200.270

-38.030.680

87.208.280

 

Mayo-97

793

4.002

10.467

15.263

27.693

7.297.173

-41.408.765

94.322.034

Junio-97

779

3.873

10.282

14.934

27.197,4

7.163.479

-40.675.283

92.178.755

Julio-97

879

4.813

9.129

14.819

27.330,6

8.090.305

-36.114.292

97.722.973

Agosto-97

177

771

1.933

2.882

27.766,8

1.622.641

-7.645.840

30.385.014

 

Septiem-97

860

5.714

9.145

15.719

27.992,7

7.911.788

-36.177.220

104.821.581

Ocutbr-97

888

5.211

10.637

16.742

27.204,8

8.166.858

-42.080.605

105.843.781

Noviem-97

832

4.630

10.581

16.037

27.346

7.653.544

-41.860.394

100.068.471

Diciem-97

759

3.824

8.012

12.593

28.260

6.981.107

-31.696.520

84.666.458

Enero-98

881

4.596

10.849

16.325

28.015

7.320.525

-38.721.594

96.710.461

Febrero-98

956

5.571

10.499

17.028

28.384,5

7.934.908

-37.472.191

104.373.648

Marzo- 98

1.064

6.700

12.058

19.822

28.597,8

8.827.614

-43.036.062

119.477.619

GLOBAL

9.650

53.162

113.207

176.020

333.658,6

86.170.212

-434.919.446

1.107.779.075

142

Tabla VIII. Previsión de facturación anual de la empresa indicada en 6.3.

   

Período

Potencia (MW)

 

Horas

Energía (MWh)

 

P

140

 

T

65

W

 

6.006

1

t

 

4.217

 

t

   

23,61

 
 

p

   

e

C

p *

590,4

R

43

C

e *

 

141,9

 

P

140

T

450

W

41.580

2

t

 

2.811

K i = 0,8

   

t

   

8,78

 
 

p

   

e

C

p *

393,5

R

297

C

e *

 

365,1

 

P

140

 

T

765

W

70.686

3

t

 

2.409

 

t

   

8,20

 
 

p

   

e

C

p *

337,3

 

INTERRUMPILIDAD

R

505

C

e *

 

579,6

 

P

140

DI* = -1.769

T

510

W

47.124

4

t

 

1.687

 

t

   

7,32

 
 

p

   

e

C

p *

236,2

R

337

C

e *

 

344,9

 

P

140

 

T

850

W

78.540

5

 

1.687

       

4,81

t

 

t

 

p

 

e

C

p *

236,2

R

561

C

e *

 

377,8

 

P

140

FP* = 442,3

 

T

1.080

W

93.139

6

t

 

1.687

 

t

   

3,13

 
 

p

   

e

C

p *

236,2

R

665

C

e *

 

291,5

 

P

140

 

T

5.112

W

472.349

7

t

 

1.297

 

t

   

2,46

 
 

p

   

e

C

p *

181,6

R

3.374

C

e *

 

1.162,0

Total*

 

2.211,3

-1.769

   
 

FP* = 442,3

 

FE* = 3.262,7

 

FP* + FE* = 3.705

   

IE* = 4,864% (FP + FE) 1,05113 = 189,4 Coste Total (IVA incluido)* = 4.517,5 Coste unitario = 5,58 pta/kWh

 

instalación y el coeficiente de utilización; el primero está rela- cionado con la potencia de la maquinaria eléctrica empleada en el proceso productivo y el segundo, es función de los tiem- pos muertos que se originan en

el mismo.

Un gran cliente industrial tendrá

que valorar el precio de la ener-

gía eléctrica, en relación con su

proceso productivo, consideran-

do el incremento del coste de la mano de obra al desplazarse

aquel a horario nocturno o días

festivos.

Con el nuevo marco liberalizado del Sector Eléctrico, la factura- ción está sufriendo importantes

modificaciones; no obstante,

conceptos tales como potencia disponible, calidad del produc-

to, variabilidad del precio, en

función del índice de demanda, seguirán vigentes.

8. Bibliografía

[1] Orden de 12 de enero de 1995 por la que se regulan las Tarifas Eléctricas.

[2] Eguíluz, L.I.; Mañana, M.; Lavandero, J.C. y

Lara, P. “El Futuro en la Facturación de la Energía Eléctrica”. ENERGIA, julio/agosto

(1998).

[3] Eguíluz, L.I. “Análisis del Sistema Estacional en Tarifas Eléctricas”. Automática e Instrumen- tación. Nº. 208. diciembre (1990).

[4] Eguíluz, L.I. y Benito, P. “Tarifa Horaria de Potencia”. Automática e Instrumentación. Nº 254, mayo (1995).

[4] Eguíluz, L.I. y Benito, P. “Tarifa Horaria de Potencia”. Automática e Instrumentación. Nº 254, mayo