Está en la página 1de 61

Facultad de Psicología

Sede Bahía Blanca

rabajo de ntegración inal


2018

Profesora titular: Dra. María Gloria Fernández

Tutores

Lic. Marcelo Sapognikoff


marcelo.sapognikoff@gmail.com

Lic. José Pablo Schmidt


josephulusrebecamamat@hotmail.com

Dr. Hipólito Hasrun


hmhasrun@gmail.com
Contenido

Condiciones para cursar y aprobar............................................................................................................. 4


Elementos considerados en las evaluaciones ....................................................................................... 4
Cronograma........................................................................................................................................... 5
Sobre el trabajo final ............................................................................................................................. 5
Sobre el final.......................................................................................................................................... 6
¿Qué es el TIF? ........................................................................................................................................... 6
¿Cómo empiezo? ........................................................................................................................................ 7
Guía teórica para el primer parcial............................................................................................................. 8
Planteo del problema de investigación ................................................................................................. 8
Supuesto hipotético .............................................................................................................................. 9
a) Tipos de estudio ......................................................................................................................... 9
b) Diseño de investigación ............................................................................................................ 10
Objetivos ............................................................................................................................................. 11
Justificación ......................................................................................................................................... 12
¿Qué investigación puedo hacer para el TIF? .......................................................................................... 12
1. Estudio descriptivo o comparativo: aplicación de test ................................................................... 12
2. Estudio teórico ................................................................................................................................ 13
3. Estudio teórico-empírico ................................................................................................................. 14
4. Nuevos instrumentos ...................................................................................................................... 15
¿Cómo seguir? .......................................................................................................................................... 16
Marco teórico ...................................................................................................................................... 16
Estado del arte .................................................................................................................................... 17
Índice ................................................................................................................................................... 19
Título ................................................................................................................................................... 19
La redacción final ................................................................................................................................ 20
La presentación formal ....................................................................................................................... 21
Estructura del TIF ................................................................................................................................ 22
Bibliografía ............................................................................................................................................... 24
Anexo I. Qué (no) hacer en el TIF ............................................................................................................. 26
TIF- 2017

Algunos consejos para tener en cuenta .............................................................................................. 26


El plagio ............................................................................................................................................... 26
Anexo II. Material académico ................................................................................................................... 29

2
Revistas académicas ............................................................................................................................ 29
Portales académicos ........................................................................................................................... 30
Repositorios y buscadores de tesis ..................................................................................................... 31
Anexo III. Ejemplo de carátula.................................................................................................................. 32
Anexo IV. Citas y referencias. Breve guía de estilo para estudiantes de Psicología ................................ 33
Prólogo ................................................................................................................................................ 33
¿Por qué es importante redactar correctamente las fuentes? ........................................................... 34
Citas, referencias y bibliografía ........................................................................................................... 35
Citas ..................................................................................................................................................... 36
Cita textual, menos de 40 palabras ............................................................................................. 36
Cita textual de 40 palabras o más ............................................................................................... 37
Citas indirectas (paráfrasis) ......................................................................................................... 39
Citar citas: cuando no se tiene acceso a la fuente ...................................................................... 40
Referencias .......................................................................................................................................... 41
Libro (un autor)............................................................................................................................ 41
Libro (más de un autor) ............................................................................................................... 42
Libros con editor, compilador, etc............................................................................................... 44
Autor corporativo o institución ................................................................................................... 44
Artículos ....................................................................................................................................... 45
Capítulo de libro .......................................................................................................................... 46
Publicación electrónica................................................................................................................ 47
Nota periodística ......................................................................................................................... 48
Material audiovisual .................................................................................................................... 49
Diccionario o Enciclopedia........................................................................................................... 50
Obras incluidas en ediciones de obras completas ...................................................................... 50
Tesis ............................................................................................................................................. 51
Leyes ............................................................................................................................................ 52
Armado de la lista de referencias ....................................................................................................... 52
Anexo V. Resumen de un TIF .................................................................................................................... 55
Anexo VI. Índice de un TIF ........................................................................................................................ 56
Anexo VII. Página de un TIF ...................................................................................................................... 57
Anexo VIII. Ejemplo de Referencias.......................................................................................................... 58
Anexo IX. Planilla de corrección del TIF con los aspectos que serán evaluados ...................................... 59
TIF- 2017

Anexo X. Prefacio: declaración de originalidad y derechos de autor....................................................... 61

3
Condiciones para cursar y aprobar

Para cursar la materia el alumno deberá:

1) Llegar al 75 % de la asistencia tanto en las clases teóricas como en las tutorías.

2) Entregar en las fechas indicadas y aprobar dos parciales (el primero con el planteo del
problema, el segundo con marco teórico) o sus recuperatorios.

3) Entregar en tiempo y forma y aprobar la primera versión del Trabajo de Integración


Final.

Para aprobar la materia el alumno deberá:

1) Entregar el Trabajo de Integración Final con todas las correcciones requeridas. Deberá
presentarse al final con el trabajo que le fue devuelto por la tutoría (que contiene la grilla de
evaluación) y dos copias (una en papel y otra en formato digital, en CD) de la versión definitiva,
que ha de tener corregidos todos los puntos señalados por la tutoría.

Es condición necesaria (no suficiente) que se hagan todas las correcciones.

2) Defender oralmente el trabajo presentado.

Recuerde: es usted el responsable de entregar en tiempo y forma los escritos.

Elementos considerados en las evaluaciones

Los elementos considerados son de tres tipos: de forma, de contenido y éticos. Los requisitos
formales incluyen, para todas las instancias: el cumplimiento de los plazos de entrega y de las pautas
formales solicitadas (extensión, tamaño de página, márgenes, fuente, y demás ítems detallados en
esta ficha), una redacción correcta (sin errores ortográficos, sintácticos ni gramaticales), y, finalmente,
cuestiones relacionadas con el estilo académico que debe respetar el trabajo en todas sus instancias.
Los requisitos de contenido serán: para el primer parcial, que la pregunta de investigación sea original
y viable para un TIF; para el segundo parcial, que el marco teórico sea claro y que esté elaborado y
presentado según lo requiere un TIF; para el trabajo final, que esté completo en todas sus partes,
según lo estipulado en esta ficha. Los requisitos éticos que deberán cumplirse son, además de los
propios de toda investigación en Psicología, dos: debe tratarse de un aporte original y no debe
incurrirse en plagio de ningún tipo.
TIF- 2017

4
Cronograma

marzo abril La modalidad de entrega de


D L M X J V S D L M X J V S cada examen parcial se
1 2 3 1 2 3 4 5 6 7 acordará con la tutora o el
T T T tutor correspondiente.
4 5 6 7 8 9 10 8 9 10 11 12 13 14
Clases teóricas: en verde,
11 12 13 14 15 16 17 15 16 17 18 19 20 21 señaladas con “T”.
T T T
18 19 20 21 22 23 24 22 23 24 25 26 27 28 Primer parcial: primera clase
teórica de abril.
25 26 27 28 29 30 31 29 30
29 Recuperatorio: segunda
clase teórica de abril.
mayo junio
D L M X J V S D L M X J V S Segundo parcial: primera
1 2 3 4 5 1 2 clase teórica de mayo.
T T T
6 7 8 9 10 11 12 3 4 5 6 7 8 9 Recuperatorio: segunda
clase teórica de mayo.
13 14 15 16 17 18 19 10 11 12 13 14 15 16
T T T T T T Entrega del Trabajo de
20 21 22 23 24 25 26 17 18 19 20 21 22 23 Integración Final: última
T T T clase teórica.
27 28 29 30 31 24 25 26 27 28 29 30

Sobre el trabajo final

El trabajo se enviará por mail (en archivo adjunto) al tutor que corresponda y se entregará,
además, una versión impresa y anillada. Recuerde que se trata de la primera versión del trabajo
completo, y que tras la evaluación de la cátedra le será devuelta (y deberá conservarla y presentar el
día del examen final). Esta primera versión completa debe tener corregidos todos los elementos que
en los parciales fueron observados por la cátedra.
TIF- 2017

5
Sobre el examen final

Esa primera versión del trabajo deberá corregirse siguiendo la evaluación de la cátedra. La
corrección de la totalidad de las cuestiones observadas es condición necesaria para aprobar el examen
final.

El día del examen deberá llevar la primera versión (la que entregó y le fue devuelta), además
de una copia impresa y anillada del trabajo definitivo (la versión con todas las correcciones hechas)
que quedará en la sede. Además, deberá entregar una versión electrónica (idéntica a la impresa), en
CD, del trabajo definitivo.

¿Qué es el TIF?

El TIF (Trabajo de Integración Final) es un tipo de trabajo escrito que se ubica entre los
requerimientos formales de la monografía y los de la tesis. Podríamos decir que se trata de una
producción intermedia concebida ante la necesidad de considerar el trabajo de investigación en el
ámbito universitario como un paso intermedio en la secuencia que va desde la apropiación del
conocimiento hacia su producción.

Para acceder al título de grado se requiere aprobar este escrito, por un lado, se espera que el
alumno retome conocimientos adquiridos durante la carrera y pueda dar cuenta de ellos. Por otro
lado, se trata de un trabajo que “mira hacia adelante”, o sea, que tiene como meta que el alumno
comience a buscar material, que lo analice críticamente, que lo seleccione de acuerdo a algún criterio
relevante, etc. en vistas a un problema. Durante los últimos cinco años, una porción significativa del
material de estudio ha sido, normalmente, seleccionada y recortada por el docente de acuerdo a sus
propios criterios. Ahora, el alumno deberá enfrentarse al desafío de evaluar las fuentes, buscar el
material, analizarlo, sintetizarlo, criticarlo, compararlo, etc. Estas son todas actividades que
normalmente exige el ejercicio de la profesión; ya que es materialmente imposible que los pocos años
de duración de la carrera de grado agoten el objeto de estudio de cualquier disciplina, es
imprescindible manejar ciertas herramientas de investigación aunque no se planee seguir la carrera de
investigador.

Se espera que el autor se esfuerce en mostrar un acercamiento más exhaustivo, profundo y


propio al tratamiento de las fuentes consultadas (previamente seleccionadas de acuerdo a criterios
académicos 1). Aunque el criterio principal para la evaluación del TIF no es el de la originalidad, no se
trata de copiar y pegar; el sello propio del autor debe mostrarse y será objeto de evaluación.
TIF- 2017

1
Por ejemplo, no se puede citar como autoridad (esto es, en el estado del arte o en el marco teórico) un
artículo o libro de divulgación científica, como suplementos de psicología que publicados en periódicos, blogs,
fichas de catedra o páginas de Internet. Incluso un alumno de grado debería distinguir entre este tipo de
publicaciones y las académicas. Para acceder a material apropiado se recomienda ver el anexo II.

6
¿Cómo empiezo?

Teniendo en cuenta lo anterior debe comenzar por elegir un tema de investigación que
conducirá al planteo de una idea que, al inicio, no necesariamente deberá ser muy precisa. Evalúe sus
conocimientos previos: ¿Qué aproximaciones ha tenido a la temática propuesta? ¿Qué materias le han
dado herramientas para abordar el tema? ¿Cuenta con lecturas adicionales o algún tipo de
preparación específica? Además, puede considerar las posibilidades futuras que el estudio del tema en
cuestión le brinda para su inserción laboral: ¿Se trata de un ámbito que le interesa para desarrollar su
actividad profesional?

También debe tener en cuenta la viabilidad de la investigación: ¿Tiene acceso a bibliografía


especializada y actual sobre el tema? ¿Puede conseguirla, leerla y ficharla en las próximas semanas?
¿De cuánto tiempo dispone para la redacción y corrección del trabajo final?, si va a utilizar una
muestra: ¿Tiene acceso a la misma?, etc. Es indispensable contar con un profesor de apoyo y
supervisión, que conozca profundamente el tema a investigar y pueda sugerir (y proveer) la literatura
esencial. En caso de que la investigación requiera test proyectivos u otros similares, se deberá contar
con un profesional calificado que supervise los resultados. Considerando el poco tiempo con el que se
cuenta durante el cuatrimestre para elaborar adecuadamente un estado del arte, es menester trabajar
con alguien que conozca, seleccione y pueda proporcionar la bibliografía. Puede ser que la bibliografía
relevante esté disponible en otros idiomas, con lo cual la viabilidad de la investigación dependerá de
su manejo de esos idiomas.

Para completar este trabajo de manera satisfactoria sin dejar su “estabilidad emocional” en el
camino, le recomendamos que elabore un cronograma de actividades y lo cumpla. En ese cronograma
deberían constar las fechas de entrega de los parciales, sus recuperatorios y el trabajo final, el tiempo
dedicado a fichar el material, el período de redacción y el de corrección de cada trabajo. Recuerde que
sin el tiempo para reelaborar lo escrito los trabajos suelen ser mediocres, le sugerimos que destine
como mínimo una semana a la corrección del escrito final.

Si ha llegado a inscribirse en la materia, tiene los saberes previos que necesita (aunque deba
repasar lo aprendido). A partir de la experiencia acumulada, la cátedra le brindará una serie de
sugerencias tendientes a facilitar el cursado de la materia y la confección del trabajo final. Sin
embargo, debe recordar que se requiere de su dedicación constante y continua a lo largo de todo el
cuatrimestre. Es un tipo de trabajo nuevo, sí. Pero no estamos esperando que presente una nueva
teoría científica ni un gran avance para la humanidad. Simplemente se trata de un primer escrito en el
que usted deberá plantear claramente un problema, proponer una alternativa de solución,
fundamentarla y defenderla. Para ello tendrá que buscar material, evaluarlo, analizarlo y sintetizarlo.
TIF- 2017

Y, por último, deberá presentar el trabajo siguiendo ciertas pautas formales.

7
Guía teórica para el primer parcial

Planteo del problema de investigación

Plantear el problema es afinar y darle mayor especificidad a la idea de investigación. Para ello
es imprescindible que realice una búsqueda bibliográfica para poder definir su bibliografía específica y
comience a instrumentalizarla, o sea, a organizar la información para acceder rápida y eficientemente
a ella cada vez que sea necesario 2. Es esperable que el planteo no se realice adecuadamente en el
primer intento, normalmente nos encontramos con que el campo de trabajo que creíamos bien
preciso es un agregado de innumerables temas superpuestos. Así, se impone la tarea de parcelar la
problemática para minimizar su complejidad y su extensión. No hay que perder de vista que tenemos
que presentar UNA investigación, no la totalidad de investigaciones posibles sobre un tema.

Para comenzar a organizar su idea de investigación es conveniente que busque palabras clave,
o sea, términos científicos que hacen al lenguaje técnico de la rama de la psicología en la que pretenda
inscribir su estudio. Debe preguntarse: ¿sobre qué voy a escribir? La respuesta va a ser un término
propio de la disciplina, por ejemplo, el duelo, el líder, la resiliencia, etc. Inmediatamente va a
enfrentarse a una dificultad muy corriente y esperable: hay muchas formas de definir estos términos.
Usted, entonces, deberá elegir una de ellas, por ejemplo, la noción de resiliencia desde una
perspectiva psicoanalítica y, particularmente, la definición de B. Cyrulnik.

Para decir algo sobre el término que elija deberá relacionarlo con uno o dos términos más. Así,
repetirá el procedimiento de construir o reconstruir las definiciones que necesite. Con esto, tendrá dos
o tres términos técnicos sobre los que hablará el trabajo y que le facilitaran la tarea de organizarlo
metodológicamente. Estos términos deberán figurar en su pregunta de investigación, en la respuesta
que proponga (supuesto hipotético del trabajo), en los objetivos, etc. Además, le darán pautas claras
para elaborar su índice y su marco teórico.

El planteo debe estar formulado con claridad mediante preguntas, por ejemplo: ¿El tiempo
que un matrimonio dedica diariamente a hablar de su relación está relacionado con cuánto tiende a
perdurar esta? ¿Se relaciona (y de ser así, cómo) la satisfacción laboral y la variedad en el trabajo en la
gestión gerencial de grandes empresas industriales en Venezuela? ¿Las series televisivas
estadounidenses traducidas al español contienen mayor cantidad de escenas de sexo que las
telenovelas mexicanas? ¿Existe alguna relación entre el nivel jerárquico y la motivación intrínseca en el
trabajo en las empresas gubernamentales de Buenos Aires? Expresar el planteo como pregunta tiene
la ventaja de presentarlo de manera directa y minimizando la distorsión.
TIF- 2017

La pregunta de investigación es, en principio, una guía de trabajo y el motor de su


investigación que permite focalizar el estudio y explican el tema. Surge de la base de experiencia y

2
Normalmente se confeccionan fichas que permitan recuperar rápidamente la información. Cada
investigador tiene su forma de clasificarlas, el criterio que debe tenerse en cuenta es el de la utilidad.

8
conocimiento teórico del investigador 3 y debe concordar con las demás decisiones del diseño de
investigación, los objetivos del estudio, el estado del arte, y la posibilidad de proponer una respuesta
dentro de los límites del trabajo. Es normal que la pregunta vaya ganando especificidad en la medida
en que avanza el estudio, muchas veces esto supone tomar términos más específicos.

Además, es necesario establecer los límites espacio-temporales del estudio y un perfil de las
unidades de observación (personas, periódicos, viviendas, escuelas, etc.). Debe tenerse en cuenta que
el planteo tiene que implicar la posibilidad de realizar una recolección de datos o una prueba 4.

Supuesto hipotético

Es la respuesta anticipada y provisoria a la pregunta de investigación, por ello, tiene la forma


de una proposición, de una afirmación sobre un hecho. La totalidad de su trabajo debería dar razones
para que el lector acepte la solución que usted propone. En la conclusión se deberá retomar el
supuesto y repasar brevemente las razones expuestas en el cuerpo del trabajo (ver el anexo III). Las
hipótesis pueden ser:

- Descriptivas (por ejemplo, la expectativa de ingreso mensual de los trabajadores de la


Corporación TEAQ de Paraguay oscila entre U$S 800 y U$S 1000),

- Correlacionales (por ejemplo, a mayor autoestima, habrá menor temor de logro),

- De la diferencia entre grupos (por ejemplo, los adolescentes le dan más importancia que las
adolescentes al atractivo físico en sus relaciones heterosexuales),

- Causales (por ejemplo, la paga aumenta la motivación intrínseca de los trabajadores cuando
es administrada de acuerdo con el desempeño). Como este tipo de investigación remite al control de
variables, el TIF no admite este tipo de hipótesis.

Metodología

En esta sección debe explicitarse el tipo de estudio, el diseño de la investigación, los


instrumentos utilizados y los criterios de selección de la muestra.

a) Tipos de estudio

Tenemos cuatro tipo de estudios posibles, los explicativos, los correlacionales, los descriptivos
y los exploratorios.
TIF- 2017

3
Muchas veces, las dificultades para plantear la pregunta de investigación claramente se deben a que
no conocemos bien el tema.
4
Las investigaciones cualitativas también son empíricas. Lo cualitativo no debe confundirse con lo no
científico o con el desorden en la investigación. Hay apertura y variedad y orden y método.

9
1- Los estudios explicativos buscan las causas de los fenómenos estudiados (por ello en
algunos textos son denominados “causales”). Proponen determinar relaciones causales entre los
fenómenos estudiados. Esta clase de investigación excede las posibilidades y objetivos del TIF, por ello,
no se aceptarán trabajos de este tipo. Por lo tanto, la pregunta de investigación no podrá ser del tipo
“¿qué incidencia tiene....?”, “¿cómo incide...?”, “¿qué provoca...?”, “¿por qué...?”, “¿qué
causa/origina/produce...?”, “¿por qué motivo...?”, ni similares.

2- Los estudios correlacionales pretenden evaluar la relación existente entre dos o más
conceptos; el mayor peligro es caer en correlaciones espurias por su parcialidad o porque son
erróneas.

3- Los estudios descriptivos buscan especificar propiedades, características y perfiles de


personas, grupos, comunidades o fenómenos que se sometan a análisis, se trata de medir o recoger
información sobre conceptos a los que el estudio se refiere, registrar las observaciones, comentarlas y
contextualizarlas. Un caso de estudio descriptivo es el comparativo, en el que se compara una
determinada característica presente en un grupo y en otro (a diferencia de los estudios
correlacionales, no se toman dos características, sino solo una: por eso no hay correlación posible).

4- Los estudios exploratorios normalmente se realizan cuando el objetivo es examinar un


tema o problema poco estudiado, del que se tienen muchas dudas o no se ha abordado antes 5.

b) Diseño de investigación

Es el plan o estrategia concebida para obtener la información que se requiere para la


investigación. En otras palabras, es el plan detallado de los pasos que se seguirán para dar respuesta a
la pregunta inicial y, en ese sentido, explicitará para los datos necesarios dónde, cómo, cuándo y con
qué instrumentos (y aplicados a quiénes) esos datos serán tomados, y qué medios se emplearán para
su análisis. En el caso de los estudios empíricos, una clasificación breve plantea que el diseño puede
ser de tipo experimental -si los investigadores manipulan a voluntad algún factor para provocar una
determinada situación- o no experimental.

Los experimentos auténticos pueden ser “de campo” si se llevan a cabo en el lugar donde los
hechos a estudiar ocurren o “de laboratorio” si los participantes son llevados a un lugar aislado en el
que se recrea la situación real; y se caracterizan (además de la producción deliberada de una situación)
por el control de los factores, la medición de las variables de interés y el “control”, es decir, la
supervisión de los factores que podrían alterar la toma de datos, como la similitud entre, al menos, dos
grupos (uno al que se aplicará el estímulo experimental y otro al que no, para comparar luego si tuvo
efecto la alteración, y cuál fue). En algunos estudios tal control no es posible, y no serán, entonces,
experimentos “auténticos”: se tratará de cuasiexperimentos (si los grupos de individuos se toman ya
constituidos, como los habitantes de un determinado barrio) o preexperimentos (cuando, por ejemplo,
hay un solo grupo de estudio y no es posible comparar con otro grupo al que no se aplicó el estímulo
TIF- 2017

5
El problema puede estar en que se han hecho estudios pero nosotros lo desconocíamos. La inadecuada
revisión de la literatura puede tener como consecuencia la pérdida de tiempo y recursos en un trabajo con muy
poco valor. De ahí la importancia que usted realice un buen trabajo respecto al estado del arte.

10
experimental). Los diseños experimentales se clasificarán, además, según el número de grupos, de
observaciones, de aplicación de los estímulos, de variables involucradas, entre otros factores.

En los estudios no experimentales los investigadores no provocan las condiciones con la


manipulación de los factores, sino que efectúan observaciones controladas intentando no alterar los
datos con su presencia. Podrán emplearse para ellos instrumentos cuantitativos y/o cualitativos.
Pueden dividirse en transversales (si se recolectan datos en un instante -no necesariamente en una
única toma- porque interesa saber el dato en un determinado momento) o longitudinales (si los datos
se recolectan en distintos periodos para compararlos luego y evaluar los cambios a través del tiempo).
Estos últimos pueden ser de tendencias (si se mide una población general a lo largo del tiempo), de
grupo (es decir, subgrupos específicos dentro de una población, que con el paso del tiempo renuevan
sus integrantes, como en el caso de “adolescentes bahienses”), de panel (si se mide sobre un conjunto
de individuos con integrantes fijos).

Un tipo de estudio particular lo constituye el denominado “diseño de caso único”,


caracterizado por analizar una única entidad, por ejemplo, una persona o una pareja (la unidad que se
analiza es la pareja y no cada individuo por separado). Podrá incluir experimentación, no
experimentación, un diseño longitudinal o transversal. Puede considerarse un diseño de investigación
aparte, que tiene la posibilidad de emplear elementos de todos los demás diseños, aunque también
puede considerarse como un subcaso de los demás diseños, específicamente, aquel en que la muestra
consta de una sola unidad (n=1).

Objetivos

Es necesario establecer el objetivo general, o sea, qué pretende la investigación. Por ejemplo,
contribuir a resolver un problema en especial, dar apoyo a una teoría, aportar evidencia empírica,
generar el planteamiento de un problema no visto con anterioridad, explorar ciertas conexiones,
indagar sobre los fundamentos de alguna teoría, analizar algunas propiedades, tomar elementos de
una teoría para aplicarlos en un contexto novedoso, mostrar conexiones, seleccionar problemas
estándar, reinterpretar algo, etc. Note los verbos empleados para explicitar los objetivos establecidos;
una lista incompleta abarcará: analizar, calcular, caracterizar, clasificar, comparar, conocer, cuantificar,
definir, describir, descubrir, detectar, establecer, estudiar, evaluar, examinar, explorar, identificar,
indagar, medir, relacionar, sondear, entre otros.

Además del objetivo general, en algunos casos se deben establecer los objetivos específicos,
que son los pasos intermedios que llevarán a alcanzar el objetivo general y deben estar relacionados
con el marco teórico, el supuesto hipotético y el diseño de investigación. Los métodos y
procedimientos metodológicos que corresponde utilizar para alcanzar los objetivos propuestos
dependerán de estos. Los objetivos específicos son aportes originales que los investigadores harán
TIF- 2017

previamente y como condición necesaria para el aporte descripto en el objetivo general. Nótese que
los objetivos específicos no son las tareas o acciones implícitas que deben darse en toda investigación:
la recopilación y análisis de la literatura disponible sobre un tema, por ejemplo, no es un objetivo
específico. Describen etapas intermedias de la investigación (como la adaptación de un instrumento) o

11
Por ejemplo, si el objetivo general es medir la resiliencia en víctimas de bullying de entre 6 y 8
años, los objetivos específicos serían, por ejemplo: (a) medir la incidencia (número de casos ocurridos)
del bullying en la muestra, (b) adaptar un instrumento para medir bullying, y (c) diseñar un
instrumento para medir la resiliencia en víctimas de bullying. Si el objetivo general fuera, por ejemplo,
evaluar la diferencia entre la estrategia de “palo” y de “zanahoria” en educación vial, el objetivo
específico podría ser diseñar un experimento que permita comparar un grupo de control con dos
tratamientos: la posibilidad de castigo y la de recompensa.

Justificación

Expone las razones de la investigación. Algunos criterios que deben tenerse en cuenta son: su
utilidad, su alcance social, la posibilidad de resolver problemas prácticos o cuestiones teóricas, etc. La
justificación de la investigación no tiene que ver con los intereses o gustos del autor, ni con la
necesidad de hacer el trabajo para obtener el título de grado, es decir: no se trata de exponer por qué
usted hace la investigación o qué lo motiva, sino de mostrar el valor del aporte que se hará para la
Psicología, es decir, se trata de explicitar cuáles son los beneficios que podrán obtenerse a partir de la
investigación y quiénes los beneficiarios.

¿Qué investigación puedo hacer para el TIF?

Existen distintos tipos de investigación susceptible de ser parte de un TIF. Según el tipo de
estudio que realice, deberá tener en cuenta distintos factores, como por ejemplo, reunir un grupo de
voluntarios, conseguir material de lectura, realizar observaciones u experimentos, diseñar un
instrumento de medición o analizar los datos recolectados; de ahí la importancia de armar un
cronograma de trabajo adecuado. No pierda de vista el hecho de que la redacción de los distintos
parciales y del informe final lleva un tiempo considerable.

A continuación, enumeramos algunos tipos de investigación posibles, que pueden realizarse en


un cuatrimestre, y señalamos ciertos puntos a tener en cuenta para cada uno.

1. Estudio descriptivo o comparativo: aplicación de test

Un estudio posible sería la aplicación de algún tipo de test validado en uno o más grupos de
población. Por ejemplo, aplicar el Test de Figura Humana a un grupo de personas especialmente
TIF- 2017

interesante, como por ejemplo, adolescentes con algún tipo de adicción. La selección del grupo deberá
tener algún tipo de sustento (de ahí lo de “grupo especialmente interesante”), es decir, no debe
tomarse un grupo porque sí, sino motivado por algún tipo de justificación teórica: no será una
investigación si no hay motivos para creer que ciertos aspectos (las variables) están relacionados, ni

12
tampoco aplicar un test para establecer algo que está altamente documentado (como la relación entre
depresión e intentos de suicidio).

En este tipo de trabajos es crucial obtener el test, con la guía de aplicación y evaluación. Se
recomienda consultar Pautas internacionales para el uso de los test, versión autorizada por la
Asociación Argentina de Estudio e Investigación en Psicodiagnóstico (ADEIP)
[http://www.adeip.org.ar/ITC_Test_Use_Guidelines.doc].

Además, debe considerarse la posibilidad de acceso a la muestra, es decir, preguntarse


“¿puede contactarme con gente de estas características?” La dificultad de acceso a la muestra, por
ejemplo, no es la misma si se desea trabajar con embarazadas que con adictos al opio.

Finalmente, debe contarse con el tiempo suficiente para el análisis de los resultados: cuando
haya conseguido y aplicado el test, queda todavía el análisis del mismo para, posteriormente, elaborar
el informe. No puede dejarse para último momento.

En un TIF se pueden aplicar, por ejemplo, un reactivo a dos poblaciones para comparar el nivel
que se aprecia en ambos grupos (por ejemplo, aplicar una determinada escala de ansiedad en
docentes que tienen hijos y en docentes que no los tienen). Por supuesto, la comparación no puede
ser arbitraria (docentes que usan zapatos y docentes que usan zapatillas), sino que deberá justificarse
por qué es de esperar que haya diferentes niveles en los distintos grupos estudiados. Otra opción sería
aplicar dos reactivos diferentes a una población para comparar sus valores (no pueden emplearse,
recuerde, para investigaciones causales). Por ejemplo, se ha aplicado el Cuestionario de Burnout de
Maslach y el Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota (MMPI) a docentes para
determinar si ciertos rasgos de la personalidad estaban asociados al burnout.

Otro aspecto que debe considerarse antes de emprender un trabajo empírico es la posibilidad
de registro de las observaciones o entrevistas; por ejemplo, las entrevistas deberán ser grabadas y,
posteriormente, desgrabadas para su cita en el TIF, y las observaciones filmadas. Profesores y tutores
darán el visto bueno para aplicar estos instrumentos en los casos en que no resulte posible el registro.

2. Estudio teórico

Los estudios teóricos no requieren contactar grupos de individuos ni conseguir test de ningún
tipo. Sin embargo, requieren mucho más material bibliográfico: en el informe final, no habrá
descripción de los sujetos, ni de las sesiones, ni cuadros con los resultados.

Un posible trabajo teórico podría consistir en el rastreo de un determinado concepto en un


autor. Por ejemplo, el concepto de inteligencia en Freud. Obviamente, debe tratarse de un concepto al
que dicho autor no le haya dedicado una obra completa que lo haya tratado en distintas obras, pero
TIF- 2017

de manera sistemática. Puede tratarse de indagar en la evolución de un término a lo largo de la obra


del autor, es decir, cómo el significado de un término o las relaciones entre ese término y otros
pertenecientes al mismo sistema, han variado; o bien se puede comparar el modo en que distintos
autores tratan un tema o desarrollan un concepto. Un trabajo teórico también puede proponer una

13
taxonomía o clasificación de cierto dominio aún no clasificado, o señalar los problemas de taxonomías
vigentes (ciertos casos que parecen caer en más de una categoría o en ninguna). Puede tratarse del
análisis de un problema, y mostrar que dos posturas no son excluyentes (o alternativas o
complementarias); mostrar que ciertos conceptos de un autor o escuela ya estaba presente en otro
anterior, o aportar una distinción que la literatura ha omitido o pasado por alto.

En cualquier caso, debe tratarse de un aporte original o, llegado el caso, de un análisis


novedoso (es decir, aportar un punto de vista nuevo sobre un tema ya estudiado). Por ejemplo, un
estudio teórico podría tomar los conceptos de los programas de outplacement (desvinculación de
empresas) y compararlos con los conceptos asociados al duelo de la teoría freudiana.

Incluso es posible una comparación teórica entre disciplinas diferentes, como el concepto de
masa en la teoría psicológica de Freud y en el sistema filosófico de Girard.

La regla de oro para los trabajos teóricos (para todas las investigaciones de TIF, pero
especialmente para las teóricas) es no trabajar en temas desconocidos: el cuatrimestre no es tiempo
suficiente para recopilar y analizar bibliografía sobre un tema que se desconoce absolutamente.

3. Estudio teórico-empírico

Este tipo de investigación toma, por un lado, ciertos elementos conceptuales (un determinado
marco teórico) y lo relaciona con algún tipo de evidencia o material empírico. Estos estudios pueden
gran importancia para la fundamentación de ciertos supuestos o cumplir un rol pedagógico.

Una posibilidad es realizar encuestas, entrevistas, experimentos u observaciones que aporten


la parte empírica. Por ejemplo, si el objetivo es mostrar que la práctica de un deporte, como el
ultimate fresbee, auto-arbitrado y de no-contacto, puede colaborar en el desarrollo de habilidades
psicológicas, además de encuadrar tales habilidades en un marco teórico (es decir, explicitar qué se
entiende por tales), será necesario poder contactar personas que practiquen el deporte, poder
observar partidos, etc. En estos casos, siempre es necesario considerar el acceso a la muestra.

Otra opción puede ser el análisis de biografías. Por ejemplo, tomar la historia de un homicida,
como Louis Althusser (especialmente la autobiografía), que fue internado reiteradas veces en una
institución psiquiátrica, para analizar el impacto que la declaración de inimputabilidad por psicosis
tuvo en su condición de sujeto. En estos estudios es menester contar con material no solo teórico, sino
también biográfico.

El análisis de novelas, documentales, películas y producción artística en general también puede


ser estudiado a la luz de un marco teórico para la elaboración de un TIF. Este tipo de trabajo, al igual
que los de corte teórico, requiere muchísimo material de lectura, ya que el acento debe estar puesto
TIF- 2017

necesariamente en el estado del arte y en el marco teórico. La descripción o sinopsis de una película,
por ejemplo, puede hacerse en dos páginas: eso no es un TIF. Deben introducirse de manera
exhaustiva los conceptos teóricos con los que se abordará la película y habrán de marcarse los
distintos elementos que en ella aparecen. El análisis de una película para el TIF no se trata de una

14
interpretación libre ni de una crítica de cine. Se trata de anclar en el material artístico los elementos
teóricos tomados de algún marco de referencia. La principal relevancia de estos estudios, cuando se
analizan obras de ficción, es su aporte pedagógico: permiten una cierta visualización de elementos que
resultan consistentes con los conceptos de alguna teoría.

Un análisis particularmente productivo puede resultar del estudio de documentales que


aporten testimonios directos de personas en cierta situación, ya que pueden servir como muestra. Por
ejemplo, documentales en los que hablan víctimas de la Shoa nos permiten acceder al testimonio de
personas que no podríamos contactar de manera personal. En estos casos, pueden emplearse como
fuente más de una película, ya que no se analizan en sí los filmes, sino los testimonios contenidos en
ellos.

Una posibilidad también interesante lo brinda el estudio combinado de biografía y obra. Por
ejemplo, el caso de Camilo Blajaquis (César González), que logró, a través de la poesía, primero, y de
otras expresiones artísticas luego, sobreponerse a la encarcelación y al estigma de ser un “pibe
chorro”. Esta biografía permite analizar la reconstrucción del lazo social, y la biografía puede
completarse con las expresiones del propio artista, tanto en sus poesías como en entrevistas.

4. Nuevos instrumentos

Algunas investigaciones requieren que se diseñe el instrumento de recolección de datos. El


caso más sencillo y corriente es el diseño de una encuesta o entrevista; se trata de investigar
empíricamente ciertos aspectos para los cuales no se dispone, por ejemplo, de test estandarizados o
validados. Las entrevistas y encuestas deben diseñarse de acuerdo a ciertas pautas. Preguntar, por
ejemplo, de manera directa sobre aspectos que pueden avergonzar o atemorizar, por cuestiones
culturales, a la persona entrevistada, sería un grave error metodológico (¿tiene sueños anormales?
¿consume drogas ilegales?). También sería inválido para una investigación un cuestionario que
indujera las respuestas (¿qué opina del terrorismo que nos acecha? ¿todavía extraña a su madre?).

Además del acceso a la población a la que aplicar las encuestas, debe tenerse en consideración
el registro de las mismas. En una investigación no pueden citarse, como palabras de la persona, lo que
recordamos o anotamos en el momento. Deben ser las palabras que la persona empleó. Por ello deben
registrarse debidamente, ya sea registrando el audio, filmando o permitiendo los comentarios por
escrito, pero siempre sin incomodar a las personas.

En algunos casos, la investigación puede tratar sobre el desarrollo de un instrumento. Por


ejemplo, la reunión de cierto tipo de observaciones para determinar el estado y evolución de los
pacientes de equinoterapia con trastornos de motricidad. Claramente, se trata de la elaboración de un
instrumento que no existe hasta el momento, o bien de la adaptación de un instrumento existente
para otros fines. No puede presentarse, por ejemplo, como novedoso un cuestionario para medir el
TIF- 2017

nivel de acoso escolar o bullying, sin justificar debidamente la necesidad de tal cuestionario: el estado
del arte debe consistir en un análisis exhaustivo de los instrumentos conocidos elaborados para el
mismo fin que señale la deficiencia de todos ellos.

15
En cualquier caso, existe bibliografía específica que puede consultarse según el instrumento de
medición que se emplee o diseño. Consulte el programa de la asignatura y a su tutor.

¿Cómo seguir?

Una vez planteado el problema debemos profundizar en la búsqueda y el análisis bibliográfico


de la literatura referente a nuestro tema, que nos conducirá a elaborar el marco conceptual. Se trata
de un análisis crítico que permitirá vincular ideas y concepciones teóricas más abstractas con
conceptos más específicos que hagan posible plantear la construcción de la evidencia empírica. El
marco conceptual contiene dos secciones: el marco teórico, que explicita la perspectiva teórica
adoptada para la investigación, y el estado del arte, que presenta el estado actual del conocimiento
sobre el tema de interés. Puesto que en primer lugar se debe buscar bibliografía, una buena guía para
tener en cuenta es la siguiente: se debe buscar información académica (véase el anexo II) sobre los
conceptos clave de la investigación, el universo elegido, muestras similares a la nuestra, usos del
instrumento elegido, otros instrumentos, críticas a los estudios que encontramos e información sobre
los sucesos relevantes (de haberlos: por ejemplo, si nuestra muestra serán excombatientes, debe
presentarse brevemente información sobre la guerra).

A continuación, se presentan ambas partes del marco conceptual.

Marco teórico

Es común que existan diferentes teorías, corrientes, paradigmas o escuelas que aborden el
mismo ámbito de estudio. Que sean maneras diferentes de conceptualizar y entender el mundo
significa que tienen diferentes definiciones para los términos (si comparten términos), que tienen
unidades de análisis diferentes y/o consideran que las relaciones relevantes son distintas. Los
trastornos de personalidad, por ejemplo, pueden abordarse desde la teoría psicoanalítica, la
perspectiva fenomenológica, la psiquiátrica, la investigación psicofisiológica o la teoría del apego,
entre otras. Para dar un marco teórico al estudio, deberá elegirse una de esas posturas (las demás se
incluirán en el estado del arte: las perspectivas no empleadas) y, a partir de ella, definir los conceptos,
elementos y relaciones que sean claves para la investigación (por ejemplo, la teoría psicoanalítica).
Estas definiciones permitirán seleccionar (adaptar o diseñar) un instrumento para la recolección de
datos, y serán el marco que permitirá el posterior análisis de esa información, ya que estos por sí sola
no dice nada: los datos deben ser interpretados a la luz de una teoría para tener sentido. Para la
TIF- 2017

elaboración del marco teórico pueden citarse (ver el anexo IV que establece cómo deben hacerse las
citas) distintos autores y trabajos (es decir, no es necesario elegir un único autor o una única obra),
pero deben pertenecer a la misma perspectiva teórica para que el marco sea coherente.

16
En el marco teórico se explicitan y definen, entonces, los términos básicos para entender el
tema de investigación y para llevar adelante la misma. Se trata de presentar explícitamente las
definiciones de los conceptos en los que se apoyará la investigación y la estructura y relaciones que
guardan entre sí. Y puesto que debe haber una ilación en el texto, deben presentarse de manera
ordenada. Se puede mostrar cómo se subordinan unos conceptos a otros. Por ejemplo: para estudiar
interacciones triádicas precoces desde un marco teórico psicoanalítico se tiene como término marco o
general, “intersubjetividad”, y como términos centrales, “pulsión” y “defensa”.

Existe una manera de citar las fuentes bibliográficas que es la que típicamente se emplea en el
marco teórico. Una misma definición o afirmación puede presentarse correctamente (en el anexo IV
puede comprobarse esto), por ejemplo, de dos maneras: (a) “Baron-Cohen (2010) afirma que los
pacientes con Asperger tienen un coeficiente intelectual, como mínimo, promedio” o (b) “los pacientes
con Asperger tienen un coeficiente intelectual, como mínimo, promedio (Baron-Cohen, 2010)”. Si bien
ambas son formas correctas, la primera se emplea para presentar la palabra de otro (eso lo afirma ese
autor; no necesariamente yo), mientras que la segunda manera implica que nos comprometemos con
la idea y la hacemos propia, aunque reconocemos que es de otra persona (dejamos constancia de la
fuente y de que, además, compartimos esa definición). Esta segunda manera de presentar una
definición es propia del marco teórico (la primera, lo es del estado del arte).

Estado del arte

El estado del arte debe presentar el conocimiento que la comunidad científica actual tiene
sobre el tema de investigación, y, brevemente, las escuelas o corrientes que tratan el tema pero desde
una perspectiva que no es la empleada en la investigación (retomando el ejemplo de los trastornos de
personalidad, si la perspectiva elegida es la psicoanalítica, deberán presentarse sucintamente la
fenomenológica, la psicofisiológica, la teoría del apego, etc.). En otras palabras, debe contener los
trabajos o autores que son los clásicos sobre un tema, juntamente con la investigación reciente. No se
trata de hacer un mero resumen de los conocimientos principales, ni tampoco de hacer un “corta y
pega” de los mismos (recuerde, además, que el plagio, es decir, el no reconocimiento de las fuentes, es
motivo de desaprobación: copiar textualmente sin citar será motivo de desaprobación). Es más bien un
trabajo de:

҉ exposición clara y resumida del conocimiento de un tema: los antecedente ineludibles o


pioneros, los clásicos, con el agregado de los aportes recientes (de los últimos 5 o 10 años), y
҉ análisis crítico del mismo, es decir, el señalamiento de sus puntos fuertes y débiles, de sus
falencias, imprecisiones, errores y/u omisiones. Mínimamente, debe señalarse (si no es obvio,
al menos), por qué cada trabajo no responde a la pregunta de investigación que dispara la
investigación actual.
TIF- 2017

Un buen estado del arte muestra al lector que hemos investigado el tema (es decir, que lo
conocemos profundamente, que manejamos la literatura pertinente) y le permite ver que, dado lo que
se sabe, el estudio del presente trabajo aporta algo.

17
Podrá tratarse de un tema no estudiado o estudiado parcialmente, por ejemplo, la relación
entre dos temas no trabajados hasta el momento o escasamente tratados. En esos casos, deberá
abordarse la literatura respecto de cada uno de los temas por separado. Si se quiere determinar, por
ejemplo, la existencia de acoso sufrido por los docentes y provocado por los alumnos, el estado del
arte (además de los pocos trabajos que hay al respecto) deberá incluir la revisión bibliográfica de la
literatura sobre acoso (existe muchísimo escrito sobre el denominado bullying) y sobre acoso entre
adultos.

Entonces: el marco teórico no es el estado del arte. El primero es específico y sostiene los
objetivos de investigación, mientras que el segundo es propio de un área temática y discute las líneas
de investigación y las tradiciones teóricas vigentes en el momento de su elaboración. El estado del arte
es más abarcador, su propósito es mostrar cómo se ubica una línea o programa de investigación
respecto de otras líneas o programas y permite evaluar la actualidad del tema. Hay que tener en
cuenta que solamente necesitamos explicar aquellas partes de los trabajos seleccionados que suman
para nuestro propio argumento, no las obras en su totalidad. Un buen marco teórico destaca los
términos y sus definiciones, rescata los vínculos entre conceptos y explica su papel para investigar un
determinado fenómeno.

Como todo el TIF, el estado del arte debe tener una ilación, debe presentarse de manera tal
que haya claridad, un determinado orden, y que se vean las relaciones que ligan unas obras o
conceptos con otros. A continuación, se presentan algunos ejemplos (la lista no es excluyente) de
cómo puede organizarse el estado del arte.

Orden conceptual. Conviene ir del concepto-marco (el más general) a los conceptos
subordinados o secundarios. Por ejemplo: “Un grupo es un conjunto... Pichon-Rivière (1985) define
dos tipos de grupo: el primario y el secundario. El grupo primario... Un tipo de grupo secundario sería,
por ejemplo, el equipo deportivo. El concepto de equipo... El equipo de rugby, por la naturaleza del
deporte...”. Así se presenta el concepto más general (grupo) en primer término, luego dos tipos de
grupo, a continuación uno de esos tipos de grupo secundario (el equipo deportivo), y finalmente se
enlaza con un tipo de deporte, el rugby.

Orden por paradigmas, escuelas, corrientes o autores. Para este tipo de presentación,
conviene comenzar con un párrafo introductorio que adelante la estructura. Por ejemplo: “Existen
varios modelos de análisis que tienen como objetivo interpretar, comprender, y explicar el síndrome
de burnout, como la teoría transaccional del estrés, la ecológica del desarrollo humano, distintas
teorías cognitivas y de las organizaciones, entre otras.” En el párrafo siguiente, se comienza con la
primera de esas perspectivas (por ejemplo: “el modelo transaccional (Lazarus y Folkman, 1984),
sostiene que el estrés...”) y luego se van presentando en párrafos aparte las demás.

Orden instrumental. Especialmente cuando se trata de trabajos que emplean un determinado


instrumento para medir una variable, es posible armar una sección del estado del arte con la
presentación de los distintos instrumentos que se han empleado. También conviene armar un párrafo
TIF- 2017

introductorio, como por ejemplo: “existen diferentes instrumentos para medir la personalidad.
Algunos son test proyectivos, como el Dibujo de Figura Humana (Machover, 1949), el test de
Rorschach....; otros son psicométricos, como el Inventario de Personalidad Múltifacetico de

18
Minnesota....”. A continuación, debe describirse cada instrumento: en qué consiste la técnica, cuántos
ítems tiene, qué mide, etc.

Cuando se presentan trabajos empíricos en el marco conceptual, deben señalarse


necesariamente ciertos elementos, para que el lector pueda entender el aporte. Esos elementos son
cuatro: objetivos (es decir, qué pretendían los autores con la investigación), instrumentos empleados
en el estudio (con la correspondiente cita y una breve descripción del instrumento si no se hizo
previamente), datos de la muestra (en dónde se llevó a cabo la medición, en qué año, a cuántas
personas, de qué edades, y demás datos relevantes), y los resultados (es decir, qué encontraron
cuando analizaron los datos). Esta descripción puede ser breve: su longitud dependerá de cuánta
relación guarda con el tema estudiado. Si solamente se emplea el mismo instrumento, debe ser breve
(aunque completa); si se trata de un estudio que usa el mismo instrumento y lo aplica a una población
similar a la que se seleccionó para el TIF, deben detallarse más los elementos. Un ejemplo de
presentación del segundo tipo sería: “Barbas Rodrigues (2011) realizó en Portugal, en el distrito de
Guarda, una investigación con el objetivo de analizar la prevalencia del síndrome de burnout en
bomberos voluntarios. La muestra constó de 296 bomberos de un total de 800 aproximadamente,
pertenecientes a 23 grupos. 238 eran hombres y 58 mujeres; 226 tenían 40 años de edad o menos y 70
tenían... Utilizó un cuestionario elaborado ad hoc en el que se solicitaron datos sociodemográficos y
del contexto laboral, y el Inventario de Burnout de Maslach (Maslach et al., 1981, 1986), que mide
cinco dimensiones:.... Los resultados mostraron que en la dimensión de Cansancio Emocional y de
Eficacia Profesional los bomberos presentaban valores ... mientras que en la variable de
Despersonalización... Distinguiendo por sexo, se observó ... Con respecto a edad, ...”. Nótese que en
este ejemplo, se indica que el cuestionario sociodemográfico fue elaborado por los autores para este
estudio, y que el Inventario de Burnout se cita debidamente por tratarse de un instrumento publicado.
Los instrumentos de medición (escalas, inventarios, test, baterías, pruebas) se publican en libros y
artículos, y se citan y referencian como tales.

Índice

Es conveniente que realice un índice tentativo antes de comenzar la redacción ya que le


ayudará a tener una guía. Por supuesto, podrá reformularlo. Un buen lector verá el índice para buscar
indicios del contenido. Incorpore las palabras clave y evite el uso de metáforas en títulos y subtítulos
de cada capítulo.

Título

Tenga en cuenta que el lector verá en primer lugar el título. Este debe darle, en unas pocas
TIF- 2017

palabras, una idea clara del contenido del trabajo. La idea es que el título sea llamativo, tenga un
atractivo para el lector, sin generar expectativas falsas. Por ejemplo, “La depresión en la vejez” es un
título atractivo, pero es improbable que en 40 páginas se agote un tema tan amplio. Es por ello que
suele agregarse un subtítulo que deje en claro la metodología o el tipo de investigación, para que haya

19
una mayor coherencia entre el título y el trabajo; algo como “Estudio cualitativo sobre personas de la
tercera edad institucionalizados y no institucionalizados de la ciudad de Bahía Blanca”; o “Aplicación
de la Escala de Depresión de Hamilton a 40 adultos mayores que viven con y sin familiares”.

La redacción final

El lenguaje es un hecho de comunicación a través del cual los seres humanos nos
comunicamos, establecemos relaciones sociales. Se puede clasificar en: informativo, expresivo o
apelativo. En el TIF, que propone la escritura de un texto científico, utilizaremos el lenguaje
informativo en el que prevalecen los hechos, las ideas, los datos. El lenguaje expresivo en el que se
señalan predominantemente emociones sería inapropiado. De la misma manera, la intención de
persuadir al lector que es característica del lenguaje apelativo, se considera de poca seriedad
intelectual; el lector debe convencerse de la exactitud de nuestro supuesto hipotético a través de las
razones que podamos aportar.

Por una cuestión de objetividad del discurso científico no se utiliza la primera persona del
singular (“–yo– expongo…”). Suele usarse la primera persona del plural (“– nosotros– exponemos…”)
aunque haya un único autor. Se trata de un uso académico y resulta lícito. De cualquier forma, los
manuales de estilo y de metodología de la investigación (y esta cátedra) recomiendan el uso del
lenguaje impersonal (“se expone…”), que es el modo típico y propio de este estilo.

Con respecto al estilo de académico, tenga en cuenta lo siguiente:

҉ se usan oraciones cortas, con un mínimo de subordinadas. Típicamente, una página tiene
unos cuatro o cinco párrafos, y cada párrafo entre tres y cinco oraciones,
҉ debe emplearse un vocabulario preciso y claro, sin palabras rebuscadas,
҉ no se emplea lenguaje figurado (metáforas, juicios de valor, figuras retóricas propias de la
literatura), sino lenguaje descriptivo, informativo,
҉ no se emplean signos de admiración, ni subrayado (en ningún caso), ni negrita (salvo
títulos y subtítulos). Si se quiere enfatizar una expresión, en lugar de comillas dobles se
emplea cursiva,
҉ usar los signos de interrogación solamente para las preguntas que van a responderse en el
trabajo; no formular preguntas retóricas,
҉ no usar mayúsculas en toda una frase o como medio para resaltar o enfatizar,
҉ evite el uso de pleonasmos (es decir, de redundancias como “salir afuera” o “subir
arriba”); un caso que suele pasar inadvertido es “... como se dijo anteriormente...”: si se
dijo, fue necesariamente antes,
҉ en español, los títulos y subtítulos no llevan punto final. No deben entrecomillarse ni
colocarse en letras mayúsculas,
TIF- 2017

҉ en español, no van mayúsculas después de los dos puntos (salvo algunas excepciones,
como en cartas formales),
҉ en todos los casos las pautas formales son condición necesaria para su presentación: dado
que los trabajos son o pueden ser remitidos a prensa para su publicación, la intención es

20
que los trabajos sean homogéneos en cuanto al estilo, la fuente, la manera de citar, de
dar los datos de las fuentes y demás elementos. Los manuales de estilo establecen estas
pautas. En el caso del TIF, las pautas formales son las que se presentan a continuación, y
en el anexo IV se encuentra explicada la manera en que todo el material que se menciona
o cita en el trabajo debe citarse y referenciarse. Todo el escrito debe seguir el mismo
estilo.

La presentación formal

Tenga en cuenta que el trabajo deberá cumplir los siguientes requisitos:

• extensión: entre 30 (mínimo) y 50 (máximo) páginas (desde la portada hasta


Bibliografía, ambas secciones incluidas; no se cuentan los anexos),
• tamaño del papel: A4,
• márgenes: 25 mm,
• fuente: Times New Roman,
• texto: 11 puntos,
• título de cada capítulo: 14 puntos, en negrita, centrado, sin sangría, sin subrayado, sin
comillas ni cursiva. No escribir todo en mayúsculas,
• subtítulos: mismo tamaño que texto, en negrita, izquierda, sin sangría, sin subrayado,
sin comillas, antecedido y sucedido por línea en blanco (un Enter); subtítulos de nivel
inferior: iguales a subtítulos, pero sin línea en blanco a continuación (sí anterior). No
escribir todo en mayúsculas,
• notas al pie: 10 puntos (evitarlas en lo posible),
• interlineado: 2,
• alineación del texto: justificada,
• sangría del texto: en primera línea, 1,25 cm (excepto en títulos y subtítulos); en
Referencias y Bibliografía, no se deja sangría de primera línea y es de 1,25 cm en
segunda línea y siguientes (llamada “sangría francesa”). No use sangría para el índice,
excepto para los subtítulos de cada capítulo, como se muestra en el anexo VI,
• numeración de páginas: abajo, centrada, Times New Roman, 10 puntos (ver que
• espacio entre párrafos: anterior, 0 puntos; posterior, 10 puntos,
• no usar, en ningún caso, subrayado (consultar los anexos para tener una idea de cómo
debe verse el trabajo),
• las tablas, imágenes y gráficos incluidos en el texto deberán ser pertinentes. El criterio
para determinar la relevancia es, en todos los casos, la claridad de la información para
el lector (no puede figurar un gráfico que muestre que el 100 % de la población
respondió lo mismo). Son apoyos para mejor comprensión del lector, pero no
suplantan nada de lo dicho: todos los datos deben estar comentados y presentados en
el texto. No se emplean tablas ni gráficos cuando la muestra es pequeña (pocos casos
TIF- 2017

estudiados). Deberán numerarse y titularse todos (por ejemplo: “Tabla 1. Mujeres”;


“Tabla 2. Hombres”, etc.), y en alguna parte del trabajo deberá referirse a ellos; por
ejemplo: “... 30 % administrativos, 45 % médicos, y 25 % residentes (v. gráfico 1)...”, y
el gráfico se titularía: “Gráfico 1. Distribución de la muestra”,

21
• también los anexos deben numerarse y titularse (por ejemplo: “Anexo I.
Cuestionario”), y se debe referir a ellos al menos una vez en el texto; por ejemplo:
“...(en el anexo I se encuentra el cuestionario completo)”,
• a lo largo de todo el trabajo se debe mantener el estilo que se indica en el anexo IV,
tanto para las citas como para las referencias.

Estructura del TIF

La siguiente es la estructura del trabajo (entre apartado y apartado, insertar un salto de


página, presionando, a la vez, las teclas Ctrl y Enter):

• Portada [los elementos que debe incluir son: emblema y nombre de la universidad, la
facultad y la sede, título, subtítulo, nombre del autor, nombre de la cátedra y de los
integrantes, “Bahía Blanca”, año (v. anexo III)]
• Prefacio [es la declaración de originalidad y derechos de autor del anexo X]
• Agradecimientos –OPCIONAL– [no debe superar una página de extensión. Los
agradecimientos deben hacerse a las personas e instituciones que colaboraron
desinteresadamente con la investigación: instituciones que permitieron observaciones,
personas entrevistadas –no poner los nombres si se garantizó anonimato–, quienes
aportaron material, oficiaron de referentes, supervisaron la aplicación de los test
proyectivos, etc.]
• Resumen [debe tener entre 200 y 350 palabras] y palabras clave [tras el resumen, va
un renglón en blanco, luego “Palabras clave:” y entre tres y cinco términos (no
necesariamente palabras) separados por coma (v. anexo V)]
• Índice (v. anexo VI)
• Introducción
• Capítulos [estos van a depender del tipo de trabajo. Un trabajo empírico, por ejemplo,
típicamente tiene dos capítulos: uno dedicado a la parte conceptual y al estado del
arte, y otro con el marco metodológico, en el que se describen los instrumentos, la
muestra, los resultados y el análisis; v. anexo VI]
• Conclusión [no son los resultados, sino el cierre o fin del escrito, y tiene una estructura
fija que se presenta a continuación]
• Referencias [son las obras citadas en el texto: v. anexo VIII]
• Bibliografía –OPCIONAL– [obras consultadas y no citadas en el trabajo; no debe
superar una página de extensión]
• Anexos –si corresponde– [cada anexo, además de estar numerado (“Anexo x”) deberá
tener un título, como por ejemplo: “Anexo I. Cuestionario de satisfacción laboral”;
“Anexo II. Tabla de datos”. En los capítulos debe referirse al lector a cada anexo la
primera vez que corresponda (con una vez es suficiente), como “... el cuestionario
empleado tiene 12 ítems (v. anexo 1)...”: de ese modo el lector sabe que el
TIF- 2017

cuestionario completo que se aplicó puede ser consultado allí]


• Grilla de corrección [las últimas páginas del manuscrito que se entrega la primera vez
serán para que quede en él una constancia de los comentarios de la tutoría respecto

22
del trabajo. El tutor proveerá la ficha, que se adjuntará en blanco e irán anilladas junto
a las demás].

La estructura del TIF dependerá del tipo de investigación y será supervisada por su tutor. Sin
embargo, hay partes, como el resumen, la introducción y la conclusión, que son comunes a todos los
trabajos y deben redactarse de manera tal que presenten ciertos elementos.

El resumen debe contener los elementos esenciales del trabajo, para que el lector tenga una
idea general del mismo. Debe incluir una mención (no se desarrolla) del problema investigado, el
marco teórico, la metodología empleada, la muestra y los resultados. Muy importante: no se trata (al
igual que en la introducción, detallada a continuación) de crear suspenso, sino que debe adelantarse
todos los elementos del trabajo; los resultados pueden ser lo más llamativo de una investigación.

La introducción es un texto en el que las secciones se van hilando naturalmente en los


distintos párrafos. Incluye varias partes. En primer lugar, se identifica el problema, con su delimitación
precisa. Se comienza con lo más general, por ejemplo el tema en que se enmarca la investigación, y se
va especificando la información hasta llegar al problema a tratar. Si bien el lector modelo es una
persona que sabe de Psicología, la introducción debe ser accesible a alguien que no domine el tema
(piense que debe entenderla, por ejemplo, alguien que recién inicia la carrera de Psicología). Entonces,
no debe comenzarse por la enunciación del problema o la pregunta, sino que debe presentarse,
previamente, la información indispensable para que, cuando se plantee el problema investigado, el
lector lo comprenda perfectamente. Por ello no es conveniente iniciar con el planteo (como “se
investigó la existencia o no de una relación entre la adolescencia actual y el empleo del tiempo”), sino
con una presentación general (por ejemplo: “la adolescencia es un periodo de cambios fundamentales
para el ser humano... El grupo de pares cobra más importancia porque... El trato con los pares se da en
distintos ámbitos: por una parte, en la escuela pero, por otra, en ámbitos no escolares... Esos ámbitos
se transitan durante el tiempo de ocio....”). La idea es que cuando el lector llegue a la pregunta de
investigación, la entienda.

Debe haber en la introducción una breve mención del estado del arte y del marco teórico, es
decir, se adelantan algunos de los estudios previos. Por ejemplo, se comentan los elementos comunes
a los distintos estudios que se presentarán más adelante, como “usualmente los autores señalan tres
aspectos...”. Es un breve adelanto, como para que el lector logre captar en qué radica lo novedoso de
la investigación. Se explicita, además, el punto de vista de la investigación (si se llevará a cabo desde el
psicoanálisis, la psicología sistémica, etc.).

Debe señalarse, además, la importancia del tema. Puede hacerse referencia a diferentes
factores: el aporte al estado del arte, la relevancia social de la investigación, lo que se lograría con
estudios similares, la contribución de un método de medición diseñado, los aportes a otras disciplinas,
etc. La importancia de la investigación solamente se desarrollará en este apartado, así que no ha de
TIF- 2017

resumirse. La importancia o justificación del estudio de ningún modo tiene que ver con los factores
subjetivos; no se trata de justificar por qué usted estudió eso y no otra cosa (es decir, no se trata de
justificar expresando: “me interesó durante la carrera y no profundizamos en el tema” o “me encantan
los caballos, por eso quiero saber más de equinoterapia”).

23
Debe indicarse claramente cuáles son los objetivos de la investigación. Se debe adelantar la
hipótesis (recuerde que no pueden ser causales) o el supuesto hipotético. Se menciona la metodología
empleada en el estudio (resumir instrumentos y muestra). Finalmente, se adelantan los resultados (no
es una novela de misterio en la que el asesino no debe verse: aquí debe decirse claramente qué se
desprendió de la investigación), y se indica cómo está estructurado el trabajo (“en el primer capítulo se
presenta el marco conceptual...”, o “en la primera sección se desarrolla el concepto de satisfacción
laboral y, en la siguiente, el de sentido de vida...”, etc.).

El último apartado, Conclusión, no contiene el resultado de la investigación, sino el cierre, el


fin del trabajo. En ese sentido, comienza con un breve repaso: cuál fue la pregunta, qué se hizo y qué
se encontró, y solamente aporta una cosa: la mención de líneas de investigación abiertas por esta
investigación, es decir, se indica qué trabajos podrán hacerse en el futuro para ampliar la
investigación, mejorarla o continuarla (por ejemplo, ampliar la muestra, o la franja etaria, mejorar el
instrumento, aplicar más de un test, combinar elementos cuantitativos con cualitativos, y cosas por el
estilo). Existen dos elementos más que pueden mencionarse aquí: en primer lugar, se pueden señalar
los aspectos que no pudieron investigarse (y por qué: por ejemplo, por cuestiones de tiempo, espacio
o presupuestarias); en segundo lugar, pueden pensarse posibles objeciones al trabajo (esto está
relacionado con lo anterior, aunque no necesariamente) y presentar una réplica, es decir, imaginar qué
puntos débiles podría señalar un jurado y dar respuesta a esas objeciones (es decir, imagine que algún
lector objetara: “la muestra solamente involucra mujeres adultas”, entonces, puede aclararse: “si bien
la muestra estuvo integrada solamente por mujeres adultas, y los resultados no son generalizables a
otras edades, los totales indican claramente....”). Es preferible haber visto el problema, mencionarlo y
dar una respuesta, que no mencionar nada (como si no nos hubiésemos percatado de que había un
inconveniente en nuestra investigación).

Es importante, dado que estas tres secciones repiten ciertos elementos, que no se repitan
(salvo que resulte necesario) las oraciones o fórmulas, para que la lectura no resulte tediosa.

Bibliografía

American Psychological Association (APA). (2010). Manual de publicaciones de la American


Psychological Association (3º Ed., traducida de la 6º Ed. en inglés). México D.F.: El Manual
Moderno.

Botta, M. (2004). Tesis, monografías e informes. Buenos Aires: Biblos.

Eco, U. (1984). Cómo se hace una tesis. Madrid: Gedisa.


TIF- 2017

Landsman, L., Rubio Hurtado, M. S. y Escofet Roig, A. (2002). Tesis, tesinas y otras tesituras. De la
pregunta de investigación a la defensa de la tesis. Barcelona: Edicions Universat de Barcelona.

Hernández Sampieri, R., Fernández Collado, C. y Baptista Lucio, M. P. (2010). Metodología de la


investigación (5ta ed.). México, D. F.: Mc Graw-Hill.

24
Soriano, R. (2008). Cómo se escribe una tesis. Guía práctica para estudiantes e investigadores.
Córdoba, España: Berenice.

Stake, R. (1998). Investigación con estudio de casos. Madrid: Ediciones Morata.

TIF- 2017

25
Anexo I. Qué (no) hacer en el TIF

Algunos consejos para tener en cuenta


Trabaje de manera ordenada. Reúna el material digital en una carpeta, nómbrelo
adecuadamente para simplificar su localización y búsqueda (por ejemplo: “autor año”). Es aconsejable
no borrar versiones anteriores. Una buena manera de ordenar los archivos es agregar al nombre del
mismo la fecha, comenzando por el año, luego el número de mes y finalmente el día. Por ejemplo:
“Introducción - 2012-05-14” sería la versión del 14 de mayo de la introducción (en caso de que se trate
de una versión corregida por el tutor, agregar al final “comentada” (o “comentada por...”):
“Introducción - 2012-05-14 comentada”. De este modo, los archivos se ordenan alfabéticamente en la
carpeta (de manera automática), y la versión más reciente queda siempre al final.

Antes de entregar un parcial, verifique que el manuscrito cumpla con todas las condiciones
formales requeridas; asegúrese de que no contiene errores de ortografía (hágalo revisar por alguien,
de ser necesario). Es aconsejable siempre leer una versión impresa para hacer las correcciones. Las
condiciones formales son estrictas, como lo son habitualmente en el mundo académico: un trabajo
enviado fuera de forma a una revista académica o a un congreso es devuelto o rechazado sin siquiera
ser leído. Tenga en cuenta el estilo en que se deben brindar citas y referencias, que ha de ser el mismo
a lo largo de todo el trabajo (explicitadas detalladamente en el anexo IV).

No mantenga una única copia de sus avances y borradores. Después de cada día sesión de
trabajo, guarde manuscritos, resúmenes y apuntes en más de un lugar, para tener siempre una copia
de resguardo. Puede ser en una memoria flash (un pendrive), en forma virtual (como Dropbox o
Onedrive) o en el propio correo electrónico (enviarse a sí mismo un correo con los archivos adjuntos).
No es aceptable como justificación una excusa como “borré sin querer todo” o “se apagó la máquina y
perdí todo”. Podrá perderse, a lo sumo, la última sesión de trabajo. No más.

No deje para último momento la impresión y entrega de material. Es aconsejable leer el


trabajo de una impresión en papel antes de entregarlo. De ser posible, que otra persona también lo lea
para detectar errores o expresiones no muy claras.

El plagio
No cometa plagio. Si emplea textos o ideas de otros, debe reconocer la fuente. Todo texto que
se toma de una fuente debe ser reconocido como tal, y deben brindarse adecuadamente los datos
para remitir al lector a ella. Además de ilegal, el plagio es deshonesto: prácticamente no puede
exagerarse la gravedad de cometer plagio en los trabajos académicos. Para entender mejor de qué se
trata y aprender cómo evitarlo, se recomienda leer: http://www.eduteka.org/PlagioIndiana.php3.
Debe tener en cuenta que no puede aprobarse un trabajo académico que no sea original, y que es muy
sencillo detectar textos plagiarios (además de las muchas páginas de Internet específicas para
detectarlo, los mismos buscadores proveen potentes herramientas y de fácil uso).
TIF- 2017

26
La contrapartida del plagio también debe evitarse: el exceso de citas literales. Solamente debe
emplearse la cita literal cuando sea relevante, caso contrario, da la impresión de que se está “llenando
espacio” o que simplemente se cortó y pegó texto. Es correcto emplear cita directa, por ejemplo, al
brindar alguna definición, una ley o fragmentos de literatura que son la fuente, o porque cierta
expresión resulta de particular interés. Lo usual en un trabajo académico es parafrasear la fuente, lo
que demuestra, además, que se la conoce.

No se exceda en la longitud de las citas textuales: considere que, usualmente, para reproducir
más de 200 palabras (un párrafo aproximadamente), se requiere permiso explícito del editor o autor.

Si la investigación no es individual, se espera mucho más del trabajo. Es decir, son dos
personas las que investigan, analizan y redactan. Dado que no se pide mayor extensión, se exige, al
menos, mejor calidad en el resultado final (ya sea por haber consultado más material o por lograr
muestras de mayor magnitud). El hacer el TIF de a dos no significa, de ningún modo, hacer la mitad de
trabajo.

En el momento de redactar, recuerde:

Los términos extranjeros van en cursiva. Si se traducen y son términos técnicos, pueden
indicarse entre paréntesis. Por ejemplo, “a diferencia de la opinión (dóxa), la ciencia (epistéme) es un
saber...”

Consultar ante cualquier duda sobre sintaxis o conjugación verbal el Diccionario de la Real
Academia Española (http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae) y el Diccionario Panhispánico de
Dudas (http://lema.rae.es/dpd/?key=). Se aconseja prestar mucha atención al queísmo
(http://lema.rae.es/dpd/?key=queismo) y al dequeísmo (http://lema.rae.es/dpd/?key=dequeismo).
Existe, además, una versión en línea de la nueva gramática española (http://aplica.rae.es/grweb/cgi-
bin/buscar.cgi).

Indicar claramente cada uno de los aportes propios. Evitar ambigüedades como “puede
criticarse...”, ya que no se entiende si la crítica es original y es un aporte del trabajo o si otros han
hecho la crítica y no se los menciona.

Evite los aspectos subjetivos: en una obra académica son parte del prólogo, no del trabajo (y el
TIF no tiene prólogo). No use la primera persona del singular (“yo me propuse investigar”), sino la
forma impersonal (“la investigación propuesta”).

Evite las expresiones coloquiales, como “Lacan dijo...”. Si se trata de presentar la visión de un
autor, pueden emplearse expresiones como “afirma”, “señala”, “sostiene”, “propone”, “indica”,
“muestra”, “demuestra”, “manifiesta”, “declara”, “expone”, “observa”, “asevera”, etc. Evite,
asimismo, el lenguaje figurado o poético. Evite las generalizaciones desmedidas (como “el ser humano
siempre ha buscado...”). Emplee un lenguaje claro y preciso; trate de evitar las ambigüedades.

Evite el uso de viñetas o numeración de ítems. El manuscrito debe verse como un texto
TIF- 2017

“plano” (como se ve un cuento o una novela). Escriba oraciones cortas, que no superen los tres
renglones. Y párrafos de entre tres y cinco oraciones.

27
Evite que incluir por página más de dos citas textuales que superan las cuarenta palabras. Tras
cada cita de este tipo, el párrafo siguiente debe superar las cuarenta palabras.

El título debe ser preciso: ni muy general (como “La pulsión de muerte”) ni demasiado
específico (como “El test de figura humana aplicado a 15 individuos con trastornos obsesivo-
compulsivos de la ciudad de Bahía Blanca”). Al título puede seguir un subtítulo que aclare el tipo de
estudio o el marco teórico.

Tenga en mente un lector modelo: en este caso, escriba para estudiantes de psicología, pero
no dé por sentado que sabe todo. Especialmente, en la introducción.

Algunos términos que frecuentemente se emplean mal y que le aconsejamos buscar en el


diccionario son: “accionar”, “al momento”, “cientista”, “cooptar”, “eventualmente”, “en base a”, “en
relación a”, “sólo”, “ésta/o”, “aún”, “ó”, “se halla”, “habían”, “hubieron”, “a ver”, “echo”.

Es preferible evitar en los escritos académicos el uso de gerundios en español (verbos con
terminación “-ndo”, como “amando”, “temiendo”, “partiendo”) si no se conocen cabalmente las reglas
de uso (se recomienda consultar la nueva gramática española, accesible desde la página de la Real
Academia Española). Por ejemplo, aunque parezca gramaticalmente correcta, no lo es la expresión: “La
mujer fue agredida en la plaza, muriendo horas después en el hospital”, dado que el verbo principal
(fue agredida) describe un hecho anterior a la acción que describe el gerundio (morir); sería correcto
emplear, por ejemplo: “... y murió...”. También es incorrecta, por el mismo motivo: “Freud ingresó a la
Universidad de Viena a estudiar medicina en 1873, graduándose en 1881” (sería correcto, por ejemplo
“... y se graduó en...”). También es incorrecto el uso de gerundio en casos de modificación del
sustantivo, como en “La universidad ha aprobado una resolución regulando las fechas de final”
(debería ser, por ejemplo, “... que regula...”). Se aconseja buscar (el procesador de texto lo hace) “ndo”
antes de enviar los parciales o imprimir los trabajos: así se podrá revisar caso por caso si el uso de
gerundio resulta adecuado. Ante la duda, es preferible usar otra forma.

El TIF es un reporte de investigación, es decir, presenta una investigación que ya fue llevada a
cabo, por ello los verbos que describen las partes de la investigación deben ir en pretérito. Resulta,
entonces, incorrecto escribir “se aplicará el cuestionario” o “se realizarán observaciones”, dado que se
reportan cuestionarios aplicados (“se aplicó el cuestionario”) u observaciones realizadas (“se
realizaron observaciones”).
TIF- 2017

28
Anexo II. Material académico

Debe distinguirse claramente entre: material que puede citarse y material que puede
emplearse como autoridad, es decir, para elaborar el marco teórico o el estado del arte. Claramente,
los manuales de estilo académicos permiten citar en un trabajo desde manuscritos hasta canciones o
material digital. En ese sentido, todo puede citarse en el trabajo. Pero no todo sirve como autoridad:
no puede presentarse la teoría desde la cual se ha encarado la investigación (el marco teórico de la
misma) citando una página de Internet o un apunte de clase. No sería aceptable que se presente, por
ejemplo, la teoría psicoanalítica a partir de la definición de “psicoanálisis” que figura en la página web
de la Asociación Psicoanalítica Argentina (http://www.apa.org.ar/que-es-el-psicoanalisis/). El material
de las páginas web o de obras de divulgación puede remitir a las fuentes académicas necesarias para
elaborar el TIF, pero no pueden ser la fuente de la investigación.

En ese sentido, le recomendamos a continuación algunas direcciones útiles para encontrar


material académico (por supuesto, no se trata de una lista exhaustiva). En algunos casos, la búsqueda
en estas páginas nos permitirá el acceso a los artículos que buscamos y, en otros, solamente los datos
de la publicación (autores, título, revista y, tal vez, resumen). En esos casos, podrá buscarse en otra
parte o tomar los datos del autor y solicitarle por correo electrónico una versión del trabajo. Es usual
que los investigadores compartan sus publicaciones.

La página de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la USAL:


http://www.salvador.edu.ar/sitio/usal/espanol/schoolf1a.asp?idfacultad=10

Buscadores académicos: hay diferentes, pero los más comúnmente usados son los de Google
(https://scholar.google.es/) y de Microsoft (https://academic.microsoft.com/). Estos buscadores
muchas veces mencionan los artículos o libros pero estos no están disponibles (o solamente muestra
que están citados en algún trabajo). De todos modos, pueden hallarse los datos de bibliografía que, en
otros portales o páginas, sí estén disponibles.

Redes sociales académicas: hay redes en las que los investigadores publican su currículum
vítae y muchas veces sus investigaciones o los vínculos para acceder a ellos; en los casos en que no
estén disponibles, el perfil del investigador permite contactarlo, de manera que se le puede solicitar
una versión electrónica del trabajo. Para obtener una cuenta y poder descargar o solicitar artículos es
necesario tener una cuenta de correo electrónico académico (los “@...edu.ar” en nuestro caso). La
dirección de correo electrónico provista por la USAL le permitirá (si ingresa con su dirección de correo
@usal.edu.ar desde https://mail.google.com/) crear una cuenta en estas redes sociales. Son: Research
Gate (https://www.researchgate.net/) y Academia (https://www.academia.edu/).
TIF- 2017

Revistas académicas

Avances en Psicología Latinoamericana:


http://revistas.urosario.edu.co/index.php/apl/issue/archive

29
Estudios de psicología. Studies in psychology:
http://www.fia.es/revistas/estudiosdepsicologia/home
http://www.tandfonline.com/toc/redp20/current

Papeles del psicólogo: http://www.papelesdelpsicologo.es/

Perspectivas en psicología. Revista de psicología y ciencias afines:


http://www.seadpsi.com.ar/revistas/index.php/pep

Psicología educativa (no es gratuita, pero los artículos pueden solicitarse a los tutores):
http://www.sciencedirect.com/science/journal/1135755X

Revista argentina de ciencias del comportamiento: http://revistas.unc.edu.ar/index.php/racc

Revista argentina de psicología: http://www.apbarap.com.ar/

Revista CES Psicología: http://revistapsicologia.ces.edu.co/

Revista de Psicología de la Pontificia Universidad Católica del Perú:


http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/psicologia/index

Verba Volant. Revista de Filosofía y Psicoanálisis:


https://www.uces.edu.ar/journalsopenaccess/index.php/FiliyPsi/issue/archive

Una excelente fuente de consulta, organizada por tema y por año, es la página web de las Memorias
de Psicología de la Universidad de Buenos Aires: http://jimemorias.psi.uba.ar/.

Portales académicos

Los portales permiten búsquedas específicas (por palabra, autor, tema, etc.) en diferentes
revistas académicas (de diversas temáticas) a la vez. En la mayoría de los portales que se listan a
continuación, los artículos están disponibles gratuitamente, ya sea para descargar (generalmente en
formato pdf) o para leer en línea.

Dialnet: http://dialnet.unirioja.es/

Directory of open access journals (DOAJ): http://doaj.org

Red de revistas científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal:

http://www.redalyc.org/home.oa
TIF- 2017

Scientific electronic library online: http://www.scielo.org/php/index.php

30
Sistema regional de información en línea para revistas científicas de América Latina, el Caribe,
España y Portugal:

http://www.latindex.unam.mx/buscador/ficTema.html?clave_tema=110ynivel_tema=5.49yopcion=
1

Repositorios y buscadores de tesis

Las tesis de posgrado o maestría, así como las tesinas de grado y los TIF son fuentes
académicas que suelen ser muy útiles en la investigación. En general, las universidades que otorgan los
títulos de grado y posgrado publican en línea esos trabajos. A continuación, algunos repositorios de
tesis.

http://dialnet.unirioja.es/tesis

https://www.educacion.gob.es/teseo/irGestionarConsulta.do

http://www.eumed.net/tesis-doctorales/

http://sedici.unlp.edu.ar/discover?query=psicologia&fq=type_filter%3Atesis\+de\+doctorado\|\|\|
Tesis\+de\+doctorado

http://www.tesisenred.net/browse?value=159.9&type=subject

http://tesislatinoamericanas.info/

TIF- 2017

31
Anexo III. Ejemplo de carátula

Ejemplo de una carátula de TIF (de la Licenciada Cecilia Gottfrit). El recuadro no es parte de la
carátula, sino el borde de la hoja.

TIF- 2017

32
Anexo IV. Citas y referencias. Breve guía de estilo para estudiantes de
Psicología

Adaptado, con fines exclusivamente pedagógicos, de:

American Psychological Association. (2010). Manual de publicaciones de la American Psychological


Association (3ra ed., traducida de la 6ta ed. en inglés). México D.F.: El manual moderno.

Freiberg Hoffmann, A. y Fernández Liporace, M. (s. f.). Breve guía para psicólogos y estudiantes de
Psicología. Recuperado de : http://aidep.org/uba/Bibliografia/Normas_APA_-_6_ed.pdf.

Hernández Corres, A. (s. f.). Guía breve para la construcción de referencias en estilo APA. Recuperado
de: www.geiuma-oax.net/pdf/APAGEIUMA.pdf.

psi.uba.ar (https://goo.gl/eKtM6n)

Prólogo

El avance de una disciplina científica se plasma y se juzga por las comunicaciones –en su
mayoría publicaciones– que reportan los resultados obtenidos en cada investigación que se realiza.
Por este motivo la comunicabilidad de conclusiones, aplicaciones y procedimientos resulta
fundamental a la hora de juzgar la calidad de cada trabajo que se lee o que se produce. Justamente se
considera que la claridad y la precisión de las comunicaciones científicas son características ineludibles
a la hora de replicar estudios. Si un investigador relata de modo ordenado los resultados obtenidos, así
como los caminos que siguió para llegar a ellos, otros científicos podrán reproducir esos pasos para
poner a prueba sus hipótesis en poblaciones diferentes. Este circuito permite cuestionar y modificar
gradualmente los modelos teóricos vigentes; y es este derrotero el que hace que una disciplina avance
y evolucione constantemente. Asimismo, quien no se dedica a la investigación pero se desempeña
como psicólogo en el ámbito de aplicación, necesita distinguir en qué condiciones pueden
generalizarse las conclusiones de una investigación dada y en cuáles ello es inválido. La extrapolación
inadecuada de tales conclusiones en el ámbito profesional cotidiano puede llevarnos a cometer
errores de severidad variable sobre diagnósticos, configuraciones, situaciones o intervenciones que
sean capaces de afectar a personas reales y concretas. Por esto es sumamente importante que
tengamos claro cómo interpretar los trabajos que leemos y localizar las fuentes bibliográficas que les
dan sustento.

La consulta de las fuentes originales nos ayudará a conocer qué afirmaron esos autores sin el
filtro de otro autor, reduciendo así las interpretaciones incorrectas o los errores de traducción. No
estamos sugiriendo aquí que se evite la lectura de reinterpretaciones o críticas, sino que estamos
TIF- 2017

promoviendo que se analicen las reinterpretaciones, las críticas y además, por supuesto, la fuente
original.

33
Por todas las razones anteriores, la claridad, la precisión y el orden se vuelven imprescindibles
a la hora de redactar un escrito. En ese sentido, también es capital poder ubicar fácilmente las fuentes
bibliográficas originales que se citan como referentes teóricos o empíricos, para que otros
investigadores puedan sencillamente acceder a la lectura de esas producciones.

Con este objetivo en vista, la American Psychological Association (2010) ha intentado


sistematizar un sistema de citación y referencia bibliográfica que se constituya en una vía
comunicacional indubitable para quienes generan publicaciones científicas y para quienes las leen y
consultan con el fin de mantenerse actualizados.

El sistema APA ha sido incorporado por la inmensa mayoría de las publicaciones periódicas de
la Psicología actual a nivel mundial. Su enorme difusión responde a que su uso nos habilita a distinguir
claramente cuándo el trabajo que se cita es un libro, cuándo es un artículo de revista, cuándo es un
capítulo, cuándo es un medio virtual, entre otras posibilidades. Y así es factible su rápida localización,
sin confusiones.

Frecuentemente quienes nos dedicamos a la Psicología necesitamos producir o leer una


publicación, y nos encontramos con que no estamos familiarizados con el sistema APA, cuestión que
obstaculiza nuestro trabajo. Para ello hemos elaborado una breve síntesis que contiene los usos más
comunes de este conjunto de normas, vigentes a la fecha. De todas maneras, y coherentemente con lo
señalado hasta aquí, se recomienda al lector consultar la fuente original para obtener más detalles y
despejar dudas, y dirigirse al sitio web del Estilo APA (http://www.apastyle.org/) para estar al tanto de
las últimas modificaciones.

Las normas de estilo para el TIF siguen, en líneas generales, las del Manual de Estilo de la APA.
En algunas ocasiones, hemos simplificado estas normas, por lo que se sugiere leer atentamente lo que
sigue.

¿Por qué es importante redactar correctamente las fuentes?

Cualquier tipo de producción, sea esta un artículo para revista científica, un trabajo para un
congreso o una tesis, requiere que las fuentes que han sido consultadas y utilizadas sean referidas
correctamente al final de cada uno de ellos. La correcta redacción de las referencias es tan importante
como el trabajo mismo, ya que gracias a estas, cualquier lector interesado en el tema podrá consultar
las fuentes que fundamentan la labor realizada. Cada referencia debe poseer datos correctos y
completos, a fin de que los interesados puedan rastrear las fuentes sin inconvenientes. Para evitar
errores se debe revisar meticulosamente la ortografía de los nombres propios y de todas aquellas
palabras escritas en lenguas extranjeras, como así también los títulos, años, número de volúmenes y
páginas.
TIF- 2017

34
Citas, referencias y bibliografía

Vamos a distinguir entre citas y referencias, aunque esta distinción no siga estrictamente el
manual de publicaciones de la APA: así se evita alguna ambigüedad con respecto al término
“referencia”. Es por eso que, para esta ficha de cátedra, diremos que una cita es la mención de
cualquier tipo de fuente en el cuerpo del TIF (es decir, en el resumen, la introducción, el marco
conceptual, el metodológico, o la conclusión): no es lo que figura en los apartados denominados
“Referencias” y “Bibliografía” (más abajo veremos qué se encuentra en ellos). En general (hay
excepciones que se indicarán más adelante), una cita es, simplemente, la mención del apellido del
autor y el año de publicación de la fuente (y, si corresponde, el número de página), mientras que una
referencia (esté en Referencias o en Bibliografía) contiene todos los datos de la fuente: autor, año,
título, editorial y demás. En el estilo de publicación de la APA, en el texto no se cita dando el título de
las obras, sino solamente el autor y el año; y en Referencias están, ordenados alfabéticamente por
apellido de los autores y por año para que resulte más sencillo de ubicar, los datos completos de todas
las fuentes. Según este manual de estilo, nunca se dan las referencias en el texto ni en nota al pie (es
decir: las referencias solamente se encuentran en los apartados para tal efecto).

Entonces:

Ejemplos de cita

León y Montero (2007) insisten en “ser cuidadosos en el informe acerca de cómo se describen
las condiciones en las que se hacen los procesos ... de formación de grupos” (p. 849).

León y Montero (2007) insisten en la necesidad de dar un informe detallado acerca de cómo se
constituyeron los grupos de la muestra.

Ejemplos de referencia

Artigas-Pallares, J. y Paula, I. (2012). El Autismo 70 años después de Leo Kanner y Hans


Asperger. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 32(115), 567-587.

Wing, L. (1998). El Autismo en niños y adultos. Una guía para la familia. Barcelona: Paidós.

A continuación, se presentarán los distintos tipos de cita y, en la sección siguiente, cómo se


citan y referencian los distintos tipos de fuente. En las citas nunca se dan los nombres de pila ni las
iniciales de los nombres de pila de los autores: solamente los apellidos.
TIF- 2017

35
Citas

Las citas (tal como las entenderemos en esta ficha) pueden ser de tres tipos: cita directa, cita
indirecta (que puede tratarse de una mera mención), y cita sin fuentes a la vista (es decir, la cita de
una fuente a la que no tenemos acceso, pero que figura citada en un trabajo que sí tenemos).

La cita directa o textual consiste en reproducir al pie de la letra lo dicho por otros, esto es,
copiar textualmente las palabras de otro autor, palabra por palabra sin cambiar nada (en estos casos,
debe darse obligatoriamente el dato del autor, del año, y del número de página). Se pueden omitir
fragmentos del medio si son irrelevantes; para ello se ponen puntos suspensivos entre paréntesis para
indicar que se suprimió una parte del texto. Por ejemplo:

Debemos “ser cuidadosos en el informe acerca de cómo se describen las condiciones en las
que se hacen los procesos ... de formación de grupos” (León y Montero, 2007, p. 849).

De este modo el lector entiende que en la página 849 del trabajo que los autores apellidados
León, uno, y Montero, el otro, se encuentra la frase entrecomillada (más abajo se explica cómo se
presentan las citas directas que superan las cuarenta palabras).

Si el trabajo citado no tiene paginación (por ejemplo, por tratarse de una página web o de un
blog), en lugar del número de página se indica el número de párrafo, y en lugar de “p.”, se emplea el
signo “¶” (en el Word, se debe ir al menú Insertar, y allí a la sección Símbolo). Por ejemplo:

Fuentes (2016) narra que finalmente en la Facultad de Psicología se arrestó al “exhibicionista


emocional que aterraba a los estudiantes... se situaba en la puerta del edificio, ataviado con una
gabardina. Cuando se acercaba una víctima, la asaltaba explicándole que nunca se sintió querido
durante su infancia” (¶ 1).

Las citas directas se indican de dos maneras diferentes, según el número de palabras citadas.

Cita textual, menos de 40 palabras

Una cita textual corta (con menos de 40 palabras) se incorpora en el texto y se encierra entre
comillas dobles. Se debe proporcionar siempre el apellido del autor, el año y la página específica
donde se encuentra el texto citado.
TIF- 2017

36
Ejemplo 1

Ella afirmó, “el efecto placebo… desapareció cuando las conductas se estudiaron de esta
manera” (Miele, 1993, p. 276), pero no aclaró cuales conductas se sometieron a estudio.

Apellido coma Año coma “p” punto número de página

Ejemplo 2

Miele (1993) encontró que “el efecto placebo, el cual se había verificado en estudios previos,
desapareció cuando las conductas... se estudiaron de esta manera” (p. 276).

( “p” punto número de página )

Nótese que el punto final de nuestra oración va después del paréntesis independientemente
de que en la fuente el punto vaya después de “manera”. Es incorrecto poner el punto final antes de las
comillas de cierre: manera.” (p. 276). o manera.” (Miele, 1993, p. 276), pero....

Si la cita que tomamos comienza en una página y termina en otra, en lugar de “p.” (que es la
abreviatura de “página”), se coloca “pp.” (la abreviatura del plural, “páginas”).

Si el texto que citamos contiene comillas, estas deberán ser sustituidas por comillas simples.
Por ejemplo:

Texto fuente:

...debido a las ambigüedades y a las impresiones erróneas asociadas a los términos “terapia de
conducta” y “psicoterapia”, su uso continuado impide ver la mayoría de las cuestiones fundamentales
en este campo.

En nuestro manuscrito:

De acuerdo con la opinión de Bandura (1969), “debido a las ambigüedades ... asociadas a los
términos ‘terapia de conducta’ y ‘psicoterapia’, su uso continuado impide ver ... las cuestiones
fundamentales en este campo” (p. 450).

Cita textual de 40 palabras o más

Para una cita textual que iguala o supera las 40 palabras se despliega un párrafo independiente
TIF- 2017

más estrecho: los márgenes izquierdo y derecho se amplían 1 cm, y se omiten las comillas. El párrafo
de la cita se comienza en un nuevo renglón con sangría. También en este caso se debe proporcionar el
autor, el año y la página específica de la fuente. Por ejemplo:

37
Miele (1993) encontró que

el efecto placebo, el cual se había verificado en estudios previos, desapareció


cuando las conductas se estudiaron de esta manera. Más aún, las conductas no se
presentaron cuando se administraron fármacos mareantes. Los primeros estudios
resultaron claramente prematuros en atribuir los resultados al efecto placebo. (p. 276)

Nótese que el párrafo comienza con minúscula, dado que en español después de los dos
puntos no comienza una nueva oración.

En caso de que la fuente contenga comillas y supere las 40 palabras, no se reemplazarán por
comillas simples, y se dejarán dobles, como figuran en la fuente, dado que la cita en bloque no va
entrecomillada. Por ejemplo:

Para Coon (1998):

la comprensión es el segundo objetivo de la psicología se cumple cuando


podemos explicar un suceso. Es decir, comprender por lo general significa que podemos
determinar las causas de un comportamiento. Tomemos como ejemplo nuestra última
pregunta ¿por qué? La investigación sobre la “apatía del espectador” ha mostrado que
las personas a menudo no ayudan cuando se encuentran cerca otras personas que
podrían ayudar. (p. 7)

Puede ocurrir que en el original la primera palabra que se cita está con mayúscula pero en
nuestro texto no tiene sentido que vaya una mayúscula en medio de la oración: en esos casos, se debe
cambiar la primera letra de manera que el resultado sea correcto, y ese es el único cambio que no
necesita señalarse, según las normas de publicación de la APA. Por ejemplo:

En el texto original de León y Montero, una oración de la página 849 comienza así:

Ser cuidadosos en el informe...

En nuestro texto, la “s” inicial irá en minúscula, y ese cambio no necesita aclararse:

Debemos “ser cuidadosos en el informe acerca de cómo se describen las condiciones en las
que se hacen los procesos ... de formación de grupos” (León y Montero, 2007, p. 849).

Lo mismo vale para el caso inverso: minúscula en el texto original que debería ser mayúscula
TIF- 2017

en nuestro trabajo: directamente se cambia de modo tal que nuestro texto esté correcto.

38
Citas indirectas (paráfrasis)

En el caso de la cita indirecta, también llamada “paráfrasis”, se describen las ideas de otros, es
decir las opiniones de los autores en palabras propias (se comenta lo que otros dicen, sin repetir sus
palabras). Es exactamente lo que sucede cuando en un examen nos preguntan por una definición, por
ejemplo, y respondemos sin haber estudiado “de memoria”: elaboramos en nuestros propios términos
lo que leímos. En este caso, se debe dar obligatoriamente el apellido de los autores y el año, y no se
emplea entrecomillado ni párrafo diferenciado. Existen dos maneras de citar indirectamente de
manera correcta 6. En el primer caso, el apellido del autor aparece como parte de la narración;
entonces, se da el año de publicación entre paréntesis. Por ejemplo:

León y Montero (2007) insisten en la necesidad de dar un informe detallado acerca de cómo se
constituyeron los grupos de la muestra.

En la segunda forma correcta de paráfrasis, denominada “parentética”, los datos del apellido
del autor y el año se colocan entre paréntesis. Por ejemplo:

En estudios recientes de los tiempos de reacción (Walker, 2000)...

Tenga en cuenta que en este caso no se debe “copiar y pegar” el texto: la paráfrasis consiste
en comentar las ideas de otros en nuestras propias palabras, por lo que, si se usan las mismas palabras
que empleó el autor y no se indica que se trata de una cita textual, se comete plagio.

Este estilo de cita (el de la APA) tiene la ventaja de que permite ser empleado de dos maneras
diferentes en el texto (ligadas necesariamente, pero distintas): “Autor (año)” puede leerse como “el
AUTOR, en el trabajo publicado en AÑO” (y la oración continuará refiriéndose al autor), o bien, como
“el trabajo publicado en AÑO por tal AUTOR” (y el texto sigue en referencia al trabajo y sus
resultados). Es decir, ya sea que queramos referirnos al autor o al trabajo, se emplea, indistintamente
y sin que ello resulte ambiguo o confuso, “autor/año”. Por ejemplo:

Para referirse al autor:

Kanner (1971) describió a los padres de niños con autismo...

Boyd y Corley (2001) observaron mejoras en las habilidades lingüísticas...

Para referirse al trabajo:

En Kanner (1971) se describe a los padres de niños con autismo...


TIF- 2017

Una lista de las mejoras observadas figura en Boyd y Corley (2001)...

6
Más arriba, en el apartado sobre el marco conceptual, se mostró que, si bien ambas formas son
correctas, la segunda es la usada en la presentación del marco teórico, y la primera en el estado del arte.

39
Muchas veces la cita indirecta no es más que una mención, es decir: en sentido estricto no se
trata de una paráfrasis, sino que solo se presenta el trabajo como parte de un grupo de fuentes que
abordan un tema o tienen algo en común (como puede ser el empleo de un mismo instrumento de
medición, o la obtención de resultados similares). Por ejemplo:

Existen varios estudios sobre la relación entre el tipo de situación y el de decisión (Bartels y
Pizarro, 2011; Fumagalli et al., 2010; Greene et al., 2001; Youssef et al., 2012).

Para citar más de un trabajo, en la forma parentética (es decir, entre paréntesis como ocurre
en estos casos) se da un orden alfabético según el apellido del primer autor; dos obras de un mismo
autor se separan con coma, y se separan las obras de un autor y otro con punto y coma. Por ejemplo:

(Csikszentmihalyi, 2006; Minervino y Adrover, 2000; Walker, 1984, 2000)

Autor A coma año punto y coma Autor B.... coma

Citar citas: cuando no se tiene acceso a la fuente

En ocasiones, puede ocurrir que un texto nos remita a otro, pero este último no nos sea
accesible. Es decir, el texto que tenemos a la vista (del autor 1) cita al autor 2, pero este texto no lo
hemos encontrado. En estos casos, es incorrecto referir al autor 2 como si tuviésemos el material; bien
podría haber un error de impresión en el texto del autor 1 y, en ese caso, reproduciríamos el error. La
manera correcta de citar esas fuentes que nos llegan de manera indirecta es reconocer que el texto del
autor 2 lo hemos tomado del texto del autor 1, e indicar la página.

Puede tratarse de una cita directa cuya fuente no hemos consultado, por ejemplo:

La enciclopedia se puede definir como “aquella obra de referencia que... da, al menos, una
explicación básica de cada uno de los términos empleados” (Martín, 1995, pp. 95-96, citado por
Escalona, 2001, p. 23).

En Referencias, deberán figurar tanto los datos de Martín (1995) –que es la que no vimos, y
cuyos datos debemos obtener de Escalona (2001)– como de Escalona (2001), que es la obra que
tenemos a la vista.

También puede suceder que la cita sea indirecta, como por ejemplo:

Germani (1991) sostiene, citado por Briones (2006, p. 159), que el índice socioeconómico
TIF- 2017

permite la jerarquización de las personas...

En Referencias, deberán figurar tanto los datos de Germani (1991) como de Briones (2006).

40
Referencias

Las fuentes que se citan no necesariamente son material escrito o impreso (se pueden citar
páginas web, leyes, software, material de audio, imágenes, etc.). Recuerde que el sustento teórico del
TIF (es decir, el marco conceptual) debe ser tomado de materiales académicos (aunque en otras partes
del trabajo puedan citarse fichas de cátedra, manuscritos, videos musicales, y demás): se puede citar
en un TIF todo tipo de material (y hay pautas para hacerlo), pero eso no significa que cualquier
elemento pueda ser tomado como fuente para el marco conceptual.

Los trabajos académicos según la APA, deben contener únicamente una lista de referencias de
las obras citadas (ya sea cita directa, indirecta o cita de cita: toda obra mencionada debe figurar en
Referencias). Esta es la diferencia que, para la elaboración del TIF, establecemos entre Referencias
(todos los trabajos mencionados) y Bibliografía (obras consultadas y que no figuran en el texto). En
general, los trabajos académicos no contienen un apartado para referenciar las fuentes no citadas, y es
por ello que en el TIF la Bibliografía es opcional y no puede ser más extensa que una página.

Las referencias tienen un formato fijo, que debe respetarse. Ese formato incluye, por un lado,
los datos que deben figurar y, por otro, el orden y la manera en que esos datos se presentan. Es por
eso que para que una referencia esté bien, no solamente los datos deben ser correctos, sino que
deben respetar el orden, los paréntesis, los puntos, las comas y el tipo de fuente (redonda o cursiva)
correspondientes.

El caso más simple de referencia es el de un libro con un único autor. Tomaremos, a


continuación, este tipo de referencia para explayarnos en su exposición, y luego iremos mostrando
casos más complejos.

Libro (un autor)

Los datos que deben figurar para un libro son los siguientes (en ese orden y seguidos por los
signos de puntuación que se dan entre corchetes):

1) apellidos del autor [coma]


2) inicial del nombre [punto]
3) año entre paréntesis [punto]
4) título del libro en cursiva [punto]
5) ciudad en la que se imprimió el libro [dos puntos]
6) editorial [punto]
TIF- 2017

41
Ejemplo:

Minuchin, S. (1979). Familias y terapia familiar. Barcelona: Gedisa.

Apellido inicial (año) título en cursiva ciudad editorial punto


coma punto punto punto dos puntos

Note que no se usa mayúscula en el título, excepto en la primera palabra (y, si hubiese, nombres
propios, ya sea de personas, países, instituciones, etc.). No se emplea subrayado ni negrita en ningún
caso.

Únicamente va en cursiva el título del libro; los demás datos van en redonda (letra normal).

Se da el nombre de la ciudad, no del país de la edición.

Los datos de la obra deben ser los que corresponden a la obra que hemos consultado, no a la
edición original ni a la primera edición en español. Siempre se cita el material que efectivamente se ha
consultado.

En el texto, simplemente se da autor y año (y página si la cita es textual). Por ejemplo:

Minuchin (1979) plantea que la familia...

Libro (más de un autor)

(a) Trabajo con dos autores

Cuando un trabajo tenga dos autores (esto vale no solo para los libros) siempre se citan los
apellidos de ambos autores (en el orden en que figuran en la fuente) cada vez que se presente la cita,
unidos por “y”. Por ejemplo:

Chrosniak y Schwartz (1991) sugieren que durante el envejecimiento el déficit en memoria


implícita estaría relacionado con un deterioro en la organización perceptiva.

Se conserva la memoria procedural, por ejemplo en pruebas de lectura en espejo (Chrosniak y


Schwartz, 1991)...
TIF- 2017

Las referencias de estos libros solamente difieren en que presentan, en primer lugar, a ambos
autores, con la “y” entre ambos. Por ejemplo:

Puget, J. y Kaes, R. (1991). Violencia de Estado y psicoanálisis. Buenos Aires: Lumen.

42
(b) Trabajo con tres, cuatro o cinco autores

Cuando un trabajo tenga tres, cuatro o cinco autores, se dan todos los apellidos la primera vez
que se cita; en las citas subsecuentes se incluye únicamente el apellido del primer autor, seguido –sin
coma– de la expresión “et al.” (con un punto después del “al”, y sin cursiva) y el año, si se trata de la
primera cita de la referencia dentro de un párrafo; en las citas subsecuentes a esta –dentro del mismo
párrafo– se escribe el apellido del primer autor y “et al.”, y se omite el año de publicación.

Por ejemplo, primera aparición en el texto:

Mistry, White, Benner y Huynh (2009) estudiaron las expectativas educativas sobre
estudiantes femeninas de bajo sector socioeconómico...

Estas expectativas pueden afectar el sentido de responsabilidad y de autoeficacia de los


profesores (Mistry, White, Benner y Huynh, 2009).

Citas siguientes:

Mistry et al. (2009) estudiaron las expectativas educativas sobre estudiantes femeninas de
bajo sector socioeconómico...

En Referencias, se presentan todos los autores separados por coma, con excepción de los dos
últimos, que no llevan coma, sino “y”. Por ejemplo:

Selltiz, C., Jahoda, M., Deutsch, M. y Cook, S. W. (1976). Métodos de investigación en las relaciones
sociales. Madrid: Rialp.

Nótese que después de la inicial de un nombre va punto seguido de coma.

Lo mismo vale para cualquier material con tres, cuatro o cinco autores.

(c) Trabajo con seis o más autores

Cuando los autores son más de seis (tal vez no sea frecuente en libros, pero sí se encuentran
artículos con más de seis firmas), se dan los seis primeros autores seguidos de “et al.” la primera vez
que se cita, y las demás solamente el primero de ellos seguido de “et al.”. Por ejemplo:

Primera cita
Valle, Núñez, Cabanach, González Pienda, Rodríguez, Rosário et al. (2008) investigan los logros
TIF- 2017

académicos...
Demás citas
Valle et al. (2008) hallaron una correlación...

43
En las referencias se mencionan los primeros seis y luego el resto es reemplazado por “et al.”
(sin cursiva), y con “al” seguido por un punto. Por ejemplo:

Valle, A., Núñez, J., Cabanach, R., González Pienda, J., Rodríguez, S., Rosário, P., Cerezo, R. et al. (2008).
Self-regulated profiles and academic achievement. Psicothema, 20(4), 724-731.

Lo mismo vale para cualquier otro material con más de seis autores.

Libros con editor, compilador, etc.

Muchos textos académicos constan de capítulos escritos por diversos especialistas. En estos
casos, no figura un autor, sino un editor o compilador. Usualmente no se citan las obras completas,
sino los capítulos específicos (más abajo se explica cómo se hace esto): dado que cada capítulo tiene
un autor distinto, las citas textuales o paráfrasis deben atribuirse al autor y no al editor. De todos
modos, puede suceder que, en una mención, se cite el libro completo. En este caso, la cita es idéntica
a la de un libro, y la referencia difiere de la del libro con autores en que, a continuación de la última
inicial del nombre del autor, antes del paréntesis del año, se indica entre paréntesis, según
corresponda, “(Ed.).” para editor, “(Eds.).” para editores, “(Comp.).” para compilador, “(Comps.)” para
compiladores, siempre con mayúscula inicial (para distinguirlo, por ejemplo, de “ed.” que significa
“edición”). Por ejemplo:

Cita

Se ha estudiado de diversas maneras la relación entre la creatividad y el aprendizaje (por


ejemplo, véase Viola, 2006).

Referencia

Viola, S. (Ed.). (2006). Evaluar la creatividad. Málaga: Aljibe.

Autor corporativo o institución

El nombre de la corporación, entidad u organización responsable se desplaza al lugar de autor;


en el texto la primera vez se escribirá el nombre completo, con la sigla entre paréntesis y, en lo
TIF- 2017

sucesivo, se empleará la sigla). En el caso de tratarse de autores corporativos, estos se ordenarán en el


listado de referencias de acuerdo a la primera letra de la primera palabra significativa del nombre de la
corporación, asociación o dependencia gubernamental. Los nombres de las corporaciones no deben
ser abreviados; deben utilizarse los nombre oficiales completos. Por ejemplo no se utilizará “APA”,

44
sino “American Psychological Association”; ni “OMS”, sino “Organización Mundial de la Salud”. Por
ejemplo:

American Psychiatric Association. (1994). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (4a.
ed.). Washington: Autor.

Como la editorial coincide con la institución que figura como autora, se indica “Autor”.

Nótese la diferencia en el uso de mayúscula para indicar que se trata del editor, “(Ed.)”, y el
uso de minúscula para indicar el número de edición, “(ed.)”.

La cita toma el nombre de la institución como si se tratase del autor. Por ejemplo:

...los criterio diagnósticos del autismo (APA, 1994), incluyen...

Con respecto a las siglas, la primera vez que en el texto se menciona o cita una institución,
debe darse el nombre completo y, entre paréntesis, la sigla. En el resto del trabajo se dará la sigla. Las
referencias deben contener el nombre completo.

Otro ejemplo de referencia, solo que aquí la editorial coincide con la institución que figura
como editora, por lo tanto no se indica “Autor”, sino “Editor”:

Organización Mundial de la Salud. (1989). Trastornos mentales y del comportamiento. En Organización


Mundial de la Salud (Ed.), Décima revisión internacional de la clasificación internacional de
enfermedades (Versión española del Borrador para Estudios de Campo Nº 4). Madrid: Editor.

La cita de esta obra es:

... la Organización Mundial de la Salud (1989) define...

Artículos

La cita de un artículo académico (usualmente llamados “papers”) no difiere de la de un libro,


incluso en lo referido al número de autores. Por ejemplo:

Minervino (2000) critica el modelo...


TIF- 2017

Randel y Wu (2011) llaman la atención sobre la relación...

45
Muchas de las revistas académicas publican cada año uno o más volúmenes. En algunos casos,
un volumen puede dividirse en varias partes denominadas “números” (en estos casos, la numeración
de las páginas es corrida para el volumen: si el número 1 tiene 159 páginas, el número 2 del mismo
volumen comenzará en la página 160). Todos esos datos deben darse en la referencia y, usualmente,
figuran en la primera página del artículo.

La referencia de un artículo tiene los siguientes elementos (en ese orden y seguidos por los
signos de puntuación que se dan entre corchetes):

1) apellidos del autor [coma]


2) inicial del nombre [punto]
3) año entre paréntesis [punto]
4) título del artículo en redonda [punto]
5) título de la revista en cursiva [coma]
6) volumen en cursiva
7) –si corresponde, y sin dejar espacio antes: número entre paréntesis, en redonda–
[coma]
8) número inicial y final del artículo, separados por guión [punto].

Por ejemplo:

Minervino, R. (2000). Analogía, modelo alternativo. Crítica al modelo estándar. Psicodebate, 1, 61-87.

coma (año) título del artículo punto coma punto

Apellido inicial punto título de la revista volumen coma páginas

En caso de que el artículo se haya publicado con indicación de volumen y número, este último
se agrega entre paréntesis (sin cursiva y sin dejar espacio) a continuación. Por ejemplo:

Garcés de Los Fayos, E. J. (1995). Burnout en niños y adolescentes: un nuevo síndrome en


psicopatología infantil. Psicothema, 7(1), 33-40.

Nótese que el volumen y número no están separados por espacio, y el primero (7) está en
cursiva y el segundo (incluidos los paréntesis) en redonda: “7(1)”.

Capítulo de libro

Es usual que los libros académicos contengan capítulos escritos por diferentes especialistas, en
TIF- 2017

cuyo caso cada capítulo debe citarse como una obra aparte, y agregar los datos de las personas
responsables de la edición (editores o compiladores) y, como si se tratara de un artículo de revista, los
números de la página inicial y final, y en último término, como se trata de un libro, los datos de
editorial y ciudad. Se indica entre paréntesis, “(Ed.)” para editor, “(Eds.)” para editores, “(Comp.)” para

46
compilador, “(Comps.)” para compiladores. A diferencia de un artículo de revista, se introduce la obra
general (después de punto) con “En”. Solamente el título de la obra principal va en cursiva y, a
continuación (sin punto que lo separe) el número de las páginas entre paréntesis, con la indicación
“pp.”. Nótese que para compiladores y editores, se invierte el orden de los datos de autor y se coloca
en primer término la inicial y luego el apellido.

Ejemplo:

Autor inicial (año) título del capítulo punto “(Ed.)” título del libro punto ciudad punto

Gardié, O. (2006). La creatividad. En S. Viola (Ed.), Evaluar la creatividad (pp. 499-506). Málaga: Aljibe.

coma punto “En” inicial apellido coma “(pp. [págs.])” dos puntos editorial

Las citas de este tipo de trabajo (es decir, de un capítulo en particular) se dan mencionando al
autor del capítulo, y el año de publicación (exactamente como si se tratase de un libro). Por ejemplo:

Gardié (2006) evalúa los instrumentos de medición...

Publicación electrónica

El material que se publica solamente en formato web, debe referenciarse indicando la página
web de donde se extrajo el artículo precedido por “Recuperado de”. Por ejemplo:

Puig, X. (2016, 12 de agosto). Nace un niño sin subconsciente. El mundo today. Recuperado de
http://www.elmundotoday.com/2009/02/nace-un-nino-sin-subconsciente/.

La cita de las publicaciones electrónicas es del tipo autor/año (como un libro) si el artículo está
firmado. Por ejemplo:

... se preguntan si podrá llevar una vida normal (Puig, 2016).

En caso de que se trate de publicaciones no firmadas, la institución o la página será la que


figurará como autor (y la referencia se dará tal como las obras firmadas por una institución).
TIF- 2017

Si la página web no fecha las entradas, se coloca entre paréntesis la expresión “s. f.”, que
significa “sin fecha”. Por ejemplo:

47
Cita
Hernández Corres (s. f.) brinda ejemplos de citación...
Referencia
Hernández Corres, A. (s. f.). Guía breve para la construcción de referencias en estilo APA. Recuperado
de: www.geiuma-oax.net/pdf/APAGEIUMA.pdf.

Nota periodística

Los artículos periodísticos toman como fecha no solo el año, sino también el día y el mes, que
deben indicarse en las referencias (mas no en las citas). En caso de encontrarse en la página web del
periódico, se agrega el link, como en una publicación electrónica. Si el formato de la fuente es papel,
se indican las páginas (si el artículo salta de páginas, se indica con una mayúscula la sección del diario
y, a continuación, el número de página de esa sección, separados por coma). Lo único que va en
cursiva es el título del diario. Por ejemplo:

Améndola, S. (2012, 29 de octubre). Cuando el cuerpo da el alerta. Página 12, 14.

Cutello, J. L. (2010, 6 de noviembre). Relacionan el fracaso escolar con los ambientes insalubres.
Clarin.com. Recuperado de http://www.clarin.com/sociedad/medio_ambiente/Relacionan-
fracaso-escolar-ambientes-insalubres_0_367763287.html

Las citas de los artículos periodísticos, además del apellido, constan del año de publicación, no
del mes ni el día (tal y como si se tratase de un libro). Por ejemplo:

Améndola (2012) menciona los distintos malestares...

El ambiente puede perjudicar la escolaridad (Cutello, 2010)...

Si el artículo figura sin autor (lo que se conoce como “editorial”), el título del mismo ocupa el
primer lugar, y se lo cita por las primeras palabras del título, entrecomilladas (como si estas fuesen el
apellido del autor). Por ejemplo:

Cita

... la relación entre el consumo de drogas ilegales y la muerte (“New drug appears”, 1992).

Referencia
TIF- 2017

New drug appears to sharply cut risk of death from heart failure. (1992, 15 de julio). The Washington
Post, A1, C12.

48
Material audiovisual

En el texto, se puede referir a cualquier tipo de fuente, como entrevistas, CD, DVD, películas,
series, capítulos de una serie, programas de radio, etc. A continuación, se dan ejemplos de cómo
deben incluirse en el texto y cómo se vuelcan los datos en la lista de referencias.

Película: se usa el título de la película como si fuera el autor. Por ejemplo:

Cita
La Patagonia rebelde (1974) presenta el caso...
Referencia
Ayala, F. y Olivera, H. (Productores) y Olivera, H. (Director). (1974). La Patagonia rebelde [Película].
Argentina: Aries Cinematográfica.

Producción televisiva: se emplea el título de la serie o del capítulo (si solamente se quiere
referir a un episodio en particular) como si fuera el autor. Por ejemplo:

Cita
Peter Capusotto y sus videos, un programa de rock (2012) ha dado algunos de los personajes...
Una disputa encarnizada entre hermanos (Bart vs. Lisa vs. 3rd Grade, 2002)...
Referencia
Capusotto, D. y Saborido, P. (Guionistas/Directores). (2012). Peter Capusotto y sus videos, un programa
de rock [Serie de televisión]. Buenos Aires: TV Pública.
Long, T. (Escritor), y Moore, S. D. (Director). (2002). Bart vs. Lisa vs. 3rd Grade [Episodio de serie
televisiva]. En B. Oakley y J. Weinstein (Productores), The Simpsons. Episodio: 1403 F55079.
Fox.

Entrevista radial: el nombre del entrevistado se usa en lugar de autor. Por ejemplo:

Cita
Blajaquis (2012) cuenta que su salida de la cárcel...
TIF- 2017

Referencia
Blajaquis, C. (2012). Entrevista de Aliberti, E. (Conductor). En Russo, R. (Productora), Decime quién sos
vos [Programa de radio]. AM 870. Nacional.

49
Diccionario o Enciclopedia

Los diccionarios con autor o editor se citan como libros comunes. Por ejemplo:

Cita

Las pulsiones (Laplanche y Pontalis, 1967) son...

Referencia

Laplanche, J. y Pontalis, J-B. (1967). Diccionario de psicoanálisis. Paidós: Barcelona.

Si las entradas del diccionario o enciclopedia tienen diferentes autores, se toma como un
capítulo de libro, con la entrada (es decir, la palabra que se define) como título. Por ejemplo:

Del Diccionario de Ciencias Sociales y Políticas, editado por Di Tella, queremos citar la entrada
“Germani, Gino (1911-1979)”, escrita por Blanco. La cita es:

Blanco (2001) menciona que Germani tuvo gran influencia...

La referencia:

Blanco, A. (2001). Germani, Gino (1911-1979). En T. S. Di Tella (Ed.), Diccionario de Ciencias Sociales y
Políticas (pp. 302-308). Buenos Aires: Emecé.

Obras incluidas en ediciones de obras completas

Es común que en el TIF deban citarse, por ejemplo, obras de Freud. Usualmente, los alumnos
poseen volúmenes de las Obras Completas. En este caso, se cita cada obra como independiente, con el
año de publicación del volumen que se tiene a la vista. Si se incluyen dos o más referencias del mismo
año, se agrega una letra minúscula (sin dejar espacio) al año, “a”, “b”,... Para determinar cuál es la
obra que corresponde a la letra “a”, se ordenan alfabéticamente los títulos del mismo año, y se otorga
la “a” a la primera obra de la lista, la “b” a la segunda, y así sucesivamente. En el texto, figurará, por
ejemplo, “Freud (2010a)”. Puede parecer inapropiado que figure un año tan reciente para una obra
antigua, pero recuerde que debe citarse la obra que se tiene a la vista, en este caso, un libro editado
en 2010 (no escrito ni publicado por primera vez en ese año). Por ejemplo:
TIF- 2017

50
Cita 7

Freud (2009, 2010a, 2010b, 2012) enfatiza...

Referencia

Freud, S. (2009). El malestar en la cultura. En Obras completas. Vol. 21 (pp. 57-140). Buenos Aires:
Amorrortu.

Freud, S. (2010a). Contribución a la historia del movimiento psicoanalítico. En Obras completas. Vol. 14
(pp. 241-251,). Buenos Aires: Amorrortu.

Freud, S. (2010b). Trabajos sobre metapsicología y otras obras. En Obras completas. Vol. 19 (pp. 309-
311). Buenos Aires: Amorrortu.

Freud, S. (2012). Psicología de las masas y análisis del yo. En Obras completas. Vol. 18 (pp. 63-136).
Buenos Aires: Amorrortu.

Tesis

Las tesis de grado y posgrado son material académico que puede emplearse como fuente de
autoridad en el TIF. Afortunadamente, es cada vez más común que las universidades las publiquen en
forma electrónica, lo que las hace más accesibles. En caso de tener la referencia a una tesis que no
encontramos, siempre podremos buscar datos del autor y solicitársela por correo electrónico. Es
común que los investigadores quieran compartir el fruto de su trabajo.

Las tesis se citan como libros (se toma el año de presentación como el año de edición), y se
referencian como libros, solo que en lugar de la editorial va el nombre de la universidad y, seguido de
coma (y no de dos puntos), la ciudad. Por ejemplo:

Cita
Cornejo Velásquez (2012) desarrolla el concepto de outplacement...
Los medios tienen un rol decisivo en la condena social (Martini, 2005).
Referencia
Cornejo Velásquez, J. (2012). Outplacement (Tesina de licenciatura). Universidad de Viña del Mar, Viña
del Mar.
Martini, S. M. (2005). Estudio de la construcción del crimen en los medios gráficos. La noticia policial,
una noticia política (Tesis doctoral). Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires.
TIF- 2017

7
Más abajo se explica por qué figura una letra en “2010a” y en “2010b”. Por ahora, basta con adelantar
que son dos obras del mismo autor y publicadas en el mismo año: si no se diferenciara de alguna manera una de
otra, el lector no sabría en qué parte del texto se cita una y cuándo la otra.

51
Leyes

Las leyes vigentes de la República Argentina y de las diferentes provincias se pueden consultar
en línea, en diferentes sitios. Las leyes de la República Argentina, además de número, tienen
usualmente nombre y descripción (por ejemplo: Ley 26.618 Matrimonio Civil. Modificación del Código
Civil y de las leyes 26.413 y 18.248). Tienen, además, distintas fechas asociadas: la de sanción, la de
promulgación y la de publicación en el Boletín Oficial (en caso de ser una ley no vigente, se agrega la
fecha de derogación o modificación posterior). La página web del Centro de Documentación e
Información contiene todos los datos necesarios para citar las leyes, además del texto completo de
cada ley y de sus anexos.

Las normas APA remiten, en el caso de documentos legales, a otro libro (el estándar en
Estados Unidos), y el estilo cambia totalmente, ya que se citan en nota al pie. Para simplificar, la cita
de leyes en el texto del TIF empleará el número de ley como si fuese el autor, y el año de publicación
en el Boletín Oficial de la República Argentina (que puede abreviarse “B. O.”).

Cita

La Ley Nº 26.742 (2009) establece que...

Referencia

Ley Nº 26.742. Salud pública. Derechos del paciente en su relación con los profesionales e instituciones
de la Salud. Boletín Oficial de la República Argentina, 09 de noviembre de 2009. Disponible en:
www.infoleg.gob.ar

Armado de la lista de referencias

Las obras que se citan en el texto (ya sea que se trate de libros, entrevistas radiales o entradas
en blogs) deben aparecer en Referencias, y viceversa: cada entrada en la lista de referencias debe
citarse en el texto. Las obras consultadas que no han sido citadas irán en la sección Bibliografía (si
resulta pertinente).

La lista de referencias no lleva sangría de primera línea, sino en las demás (más abajo podrá
ver los ejemplos), de manera que el primer elemento (el apellido del autor) sobresale. Esto permite
ubicar en la lista rápidamente las obras que aparecen citadas en el texto ya se las referencia por el
apellido del autor y el año de publicación, que es el segundo elemento que se da en la lista.

Todas las referencias cierran con punto y aparte.


TIF- 2017

La lista se ordena por orden alfabético y cronológico. En primer lugar se considera el inicio del
apellido del primer autor. Si dos autores presentan la misma letra inicial se decide por la segunda, y así
sucesivamente. Por ejemplo:

52
Chacón Araya, Y. y Moncada Jiménez, J. (2006). Relación entre personalidad y creatividad en
estudiantes de educación física. Actualidades investigativas en educación, 6(1), 1-19.
Chamorro Premuzic, T. (2006). Creativity versus conscientiousness: which is a better predictor of
students performance. Applied cognitive psychology, 20(4), 521-531.

En el caso en que dos apellidos comiencen igual pero que uno sea más largo que otro, siempre
se toma primero el apellido más corto. Por ejemplo, entre Frankl y Franklin primero irá Frankl.

Cuando hay varios trabajos del mismo autor, el orden se sigue a partir del año, ubicando
primero el de mayor antigüedad. Cuando existan dos publicaciones del mismo autor y con el mismo
año, se tendrá en cuenta el título del artículo (excluyendo los comienzos con artículos indeterminados
o determinados, como un, una, o bien el, la, lo y sus plurales, respectivamente). Luego de esto se
ubican letras minúsculas seguidas al año (2001a o 2001b), a fin de identificar la referencia en el texto.
Por ejemplo:

De la Torre, S. (2006a). Creatividad en la educación. En S. de la Torre y V. Violant (Eds.), Comprender y


evaluar la creatividad. Vol. 1 (pp. 309-322). Málaga: Aljibe.
De la Torre, S. (2006b). Creatividad en la educación primaria. En S. de la Torre y V. Violant (Eds.),
Comprender y evaluar la creatividad. Vol. 1 (pp. 253-268). Málaga: Aljibe.

Las fuentes con un solo autor se presentan antes que las que poseen múltiples autores, si el
primer autor es el mismo en todas las publicaciones, independientemente del año de publicación. Por
ejemplo:

Sternberg, R. J. (1997). Inteligencia exitosa. Barcelona: Paidós.


Sternberg, R. J. (1999). Estilos de pensamiento. Barcelona: Paidós.
Sternberg, R. J. y O´Hara, L. (1998). Creatividad e inteligencia. CIC (Cuadernos de Información y
Comunicación), 10, 113-149.

Para las fuentes cuyo primer autor sea el mismo pero el segundo o tercero sea diferente, se
tomará el siguiente autor distinto para definir cuál fuente debe referirse primero, siguiendo el criterio
de orden alfabético de apellidos que antes se detallaba. Por ejemplo:

Corbalán, F. J., Limiñana, R. M. y Martínez Murcia, F. (2006). CREA inteligencia creativa.


Aproximaciones a una medida cognitiva de la creatividad. En S. de la Torre y V. Violant (Eds.),
Comprender y evaluar la creatividad. Vol. 2 (pp. 241-248). Málaga: Aljibe.

Corbalán, F. J., Martínez Zaragoza, F., Donolo, D. S., Alonso Monreal, C., Tejerina Arreal, M. y Limiñana
Gras, R. M. (2006). CREA. Inteligencia Creativa. Madrid: Aljibe.
TIF- 2017

Los trabajos que corresponden a dos autores diferentes pero que poseen el mismo apellido se
ordenan de acuerdo a la inicial del nombre de pila. Por ejemplo:

53
Rodríguez, F. (2006). Dialogando con la teoría componencial de Teresa Amabile. En S. de la Torre y V.
Violant (Eds.), Comprender y evaluar la creatividad. Vol. 1 (pp. 69-84). Málaga: Aljibe.

Rodríguez, M. (2006). Creatividad en la tercera edad. En S. de la Torre y V. Violant (Eds.), Comprender y


evaluar la creatividad. Vol. 1 (pp. 295-302). Málaga: Aljibe.

TIF- 2017

54
Anexo V. Resumen de un TIF

Así debe verse la página con el resumen (Adaptado del TIF de la Licenciada Samanta García)

Resumen

El artículo 34 del Código Penal de la República Argentina declara la inimputabilidad, entre


otros, para los sujetos psicóticos que cometen un homicidio. En la presente investigación se cuestiona,
tomando aspectos del derecho y del psicoanálisis, acerca de las consecuencias que posee para un sujeto
tal declaración. En primer lugar, se analiza en el citado artículo la concepción que el derecho argentino
tiene del sujeto inimputable. Para ello, se introducen algunos conceptos de la semiología psiquiátrica, ya
que la ciencia del derecho se apoya en ella para el examen médico-legal que se lleva a cabo, con el fin
de explicitar qué se entiende en tal contexto por “responsabilidad” y “culpabilidad”. El análisis muestra
que la declaración de inimputabilidad exime al sujeto de hacerse cargo del acto acontecido, es decir,
declara que no es responsable ni culpable por el acto. A continuación se introducen la concepción de
“sujeto” y de “responsabilidad”, a partir de los aportes de Lacan respecto del “asentimiento subjetivo” y
la responsabilidad moral. A partir de estos conceptos, se analiza un caso, el del filósofo Louis Althusser,
que fue arrestado en 1980 por el asesinato de su esposa un estado onírico confusional, y declarado
inimputable. Se decide su internación y su inhabilitación para comparecer. En su autobiografía,
Althusser expresa lo que él mismo vivió al ser declarado inimputable, incapaz de decidir sobre sus
acciones, con un acto sin significar. La conclusión del análisis es que no solo la declaración de
inimputabilidad anula la categoría subjetiva de la persona, sino que el no ha lugar que significa provoca
una muerte subjetiva.

Palabras clave: inimputabilidad, responsabilidad, sujeto


TIF- 2017

55
Anexo VI. Índice de un TIF

El siguiente es un ejemplo del índice de un Trabajo de Investigación Final.

Índice

Prefacio ................................................................................................................................ 2

Agradecimientos .................................................................................................................. 3

Resumen ............................................................................................................................. 4

Introducción ........................................................................................................................ 6

Capítulo 1. Marco conceptual

Estado el arte ............................................................................................................. 9

Marco teórico ............................................................................................................. 14

Capítulo 2. Marco metodológico

Instrumento ............................................................................................................. 23

Muestra ................................................................................................................... 25

Resultados .............................................................................................................. 26

Conclusión ......................................................................................................................... 37

Referencias ........................................................................................................................ 39

Anexo 1. Escala .................................................................................................................. 42

Anexo 2. Tabla de resultados .................................................................................................... 44


TIF- 2017

56
Anexo VII. Página de un TIF

Así se ve una página del TIF (adaptado del TIF del Licenciado Martín Laschiaza):

Título

Capítulo 1
Subtítulo

Burnout

Freudenberger fue el primero en emplear el término “burnout” en 1974. Observó que tras el
paso del tiempo los voluntarios perdían progresivamente energía, interés y motivación, en un proceso
que culminaba con el agotamiento físico, mostrando síntomas de ansiedad y depresión. También
describió que el trabajo que estas personas realizaban se daba en un marco de bajos salarios, alta carga
horaria, horarios desorganizados, intenso contacto con los sujetos a quienes se les prestaba el servicio y
un contexto tenso y exigente. Garcés de Los Fayos (1995) afirma que la sintomatología

aparece como consecuencia de unas excesivas demandas de energía, ‘fuerza


Cita de
espiritual’ o recursos personales por parte del trabajo que desarrolla. Este último aspecto es
más de
40 definitivo pues encuadra el síndrome en el ámbito laboral, de tal forma que serían las
palabras exigencias laborales las que desencadenarían los sentimientos conducentes al burnout. (p.
33)

Sin embargo, fue Feigley (1984) uno de los primeros en aplicar el concepto de burnout en el
contexto deportivo, al plantear que las circunstancias que propician el estrés laboral y las que inciden en
el estrés deportivo son similares....

Subtítulo

Maslach y Jackson

Maslach trasladó el concepto de “burnout” al ámbito laboral, específicamente entre los


abogados que trabajaban en la rama de asistencia jurídica, y lo definió como un proceso gradual de
fatiga, cinismo y reducido compromiso...
TIF- 2017

57
Anexo VIII. Ejemplo de Referencias
Así debe verse en el TIF la lista de referencias (adaptado de los TIF de la Licenciada Noelia Iparraguirre
y del Licenciado Enzo Alvaretto)

Referencias

American Psychiatric Association (APA). (1995). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos
mentales, 4th ed.: DSM-IV. Barcelona: Masson.

Artigas-Pallares, J. y Paula, I. (2012). El Autismo 70 años después de Leo Kanner y Hans Asperger.
Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 32(115), 567-587.

Ayres, A. J. (1972). Sensory integration and learning disorders. Los Angeles: Western Psychological
Services.

Ayres, A. J., y Tickle, L. S. (1979). Hyperresponsivity to touch and vestibular stimuli as a predictor of
positive response to sensory integration procedures by autistic children. American journal of
occupational therapy, 34, 375-381.

Ayres, A. J. (1998). La integración sensorial y el niño. México, D. F.: Trillas.

Giraldo, B. (1996). Autismo: un desorden biológico. Fundación Universitaria Konrad Lorenz, 3(2), 97-
106.

Freud, S. (2008). El Yo y el Ello. En Obras completas. Vol. 19. Buenos Aires: Amorrortu.

Freud, S. (2010a). Algunos tipos de carácter dilucidados por el trabajo psicoanalítico. En Obras
completas. Vol. 14. Buenos Aires: Amorrortu.

Freud, S. (2010b). Carta 52. En Obras completas. Vol. 1. Buenos Aires: Amorrortu.

Freud, S. (2010c). El método psicoanalítico. En Obras completas. Vol. 7. Buenos Aires: Amorrortu.
TIF- 2017

58
Anexo IX. Planilla de corrección del TIF con los aspectos que serán
evaluados
La tutoría proveerá la planilla en blanco para ser incluida como últimas cuatro páginas del TIF
(aquí se reproduce sin los espacios en blanco; la planilla que ha de adjuntarse no es la incluida en esta
ficha de cátedra). Título y autores serán completados antes de la impresión.

Aspectos formales Sin errores Con algún error Con errores


Tipo y tamaño de fuente
Interlineado
Márgenes
Sangrías
Alineación
Tamaño de hoja
Numeración de páginas
Se respeta la estructura formal Sí No
Presencia de paráfrasis sin citas Sí No
Presencia de plagio Sí No
Número de citas textuales Excesivo Suficiente Insuficiente

Observaciones:
Organización general del trabajo y cohesión interna Sí No
¿El título es adecuado?
¿El subtítulo refleja el contenido del trabajo?
¿Los capítulos están ordenados?
¿Toda la información es relevante?
Observaciones:
Introducción
¿Está completa? (Sí - No)
Observaciones:
Estado del Arte Suficiente Insuficiente Excesivo
Cantidad de fuentes
Muy bien Bien Regular
Actualidad de las fuentes
Relevancia de las fuentes en relación al tema
Organización y exposición de la información
Análisis crítico de la información
¿Las publicaciones están avaladas por la comunidad científica? (Sí - No)

Observaciones:
Marco teórico
Observaciones:
Capítulos
Observaciones:
Metodología del trabajo adoptada y realizada
TIF- 2017

Trabajos empíricos Adecuado Inadecuado


El instrumento -a los fines de la investigación-
Aplicación del instrumento
Selección de la muestra

59
Tamaño de la muestra
Presentación de los resultados
Uso y disposición de gráficos
Análisis de los datos obtenidos
Trabajos teóricos Muy bien Bien Regular
Claridad y definición del enfoque de análisis (histórico,
comparativo, crítico, etc.)
Definición y relación de categorías de análisis
Uso de aparato crítico
Fundamentación de los resultados
Originalidad y profundidad del trabajo presentado
Claridad y precisión de la redacción
Numerosos Algunos Escasos
Párrafos que requieren corrección (de haberlos)
Presencia de errores de ortografía
Presencia de errores de redacción (mal uso de
conectores, uso de primera persona del singular, etc.)
Muy bueno Bueno Regular
Claridad de la exposición
Fuentes Todas Algunas no Varias no
¿Están las fuentes citadas correctamente?
¿Las obras citadas se referencian?
¿Las referencias están correctamente dadas?
¿Las obras referenciadas están citadas?
Conclusión Muy bien Bien Regular
Resumen de aspectos relevantes del trabajo
Capacidad de síntesis
Análisis crítico de resultados alcanzados
Fundamentación de las conclusiones (¿se expresa
correctamente la fuerza probatoria de las conclusiones?)
Mención de investigaciones futuras
En síntesis
Muy bien Bien Regular
La introducción
El estado del arte
El marco teórico
El marco metodológico
Cumplimiento de pautas formales de texto
La conclusión
Las citas
Las referencias
TIF- 2017

Nota del tutor al escrito (equivale a nota de cursada):

Comentarios finales

60
Anexo X. Prefacio: declaración de originalidad y derechos de autor

Prefacio

Este Trabajo de Integración Final se presenta como parte de los requisitos para optar al grado
académico de Licenciada/o en Psicología, de la Universidad Nacional del Salvador y no ha sido
presentado, ni lo será, para la obtención de título alguno.

Por la presente se afirma con carácter de declaración jurada la originalidad de la formulación


conceptual, resultados, análisis y conclusiones obtenidos en investigaciones llevadas a cabo por [la
autora / las autoras /el autor / los autores].

Todos los datos y las referencias a materiales ya publicados están debidamente identificados con
su respectivo crédito e incluidos en las referencias y datos bibliográficos y, en los casos que así lo
requieran, se cuenta con las debidas autorizaciones de quienes poseen los derechos intelectuales. Por lo
tanto, [me hago responsable / nos hacemos responsables] de cualquier litigio o reclamación relacionada
con derechos de propiedad intelectual, exonerando de responsabilidad a la Universidad del Salvador.

Lugar y fecha:

Firma y aclaración:

TIF- 2017

61