Está en la página 1de 22

PEDRO MENA AMADOR, GRUPO 3 ON-LINE

COMENTARIO LOMBROSO

Este texto de Cesare Lombroso, trata de documentar la existencia del tipo criminal está
presente en un gran número de anarquistas. Esto no hace más que aclarar la
animadversión que sentía el autor contra los anarquistas. Intenta desprestigiarlos ante la
sociedad mediante este escrito. El autor se basa en datos estadísticos extraídos de entre
unos determinados grupos de ciudadanos incluso con revolucionarios de varias ciudades
y los compara con los anarquistas, siendo que entre ellos es donde más resalta el llamado
tipo criminal expuesto por el autor. Esta parte la apoya exhaustivamente con multitud de
referencias a nombres de famosos anarquistas de la época.

El llamado tipo criminal se basa en la conjunción de 5 ó 7 características de las que en el


estudio del autor, se pueden encontrar en la mayoría de los criminales, ya sean de tipo
físico, biológico o psicológico.

Como vemos en el texto, Cesare Lombroso, cita a sus fuentes dotándolas además de una
gran importancia, haciendo ver que proceden de personas más que fiables e importantes
en su ámbito de actuación, como hace cuando nombra al juez Spingardi, el cual apoya de
manera directa la tesis de Lombroso diciendo que nunca ha visto un anarquista que no
tuviera imperfecciones físicas o tuviese una cara normal.

El texto gira en torno a la teoría fisionomista expuesta por Lombroso según la cual la
mayoría de criminales poseen rasgos fisionómicos muy fácilmente identificables como
mandíbulas prominentes, cráneos pequeños, frente hundida, etc… Y dentro de su tipo
criminal mete a los anarquistas, para difamarlos, diferenciándolos de auténticos
revolucionarios a los que sí admira o de los nihilistas rusos. De esta forma, el autor
consigue que la sociedad vea con malos ojos y recele de todo portador de conceptos
anarquistas, pues lo ve como un presumible criminal latente.

Cabe recordar, que los estudios de Cesare Lombroso llevados a cabo en el campo de la
antropología criminal y en medicina legal, fueron toda una revolución en su momento,
siendo aún hoy considerado padre de la criminología.

Lombroso, es el primero en intentar estudiar al delincuente y no el delito, intenta


establecer unas pautas o unas reglas para poder clasificarlos y conocerlos para de este
modo poder reconocerlos más fácilmente. El autor, no busca estudiar el delito, sino como
lo ha perpetrado y que razones le han movido a hacerlo. Para Lombroso existen cinco
grandes tipos de criminales que son los antropológicos que son los que han nacido con
esos instintos, el delincuente ocasional, que solo delinque cuando la ocasión propicia se
da, el delincuente loco que actúa en estado de locura, el delincuente pasional que se
mueve por sentimientos como su propio nombre indica y por último el delincuente
habitual, el cual, según el autor se acerca bastante al tipo de criminal nato por su
tendencia a la criminalidad, pero carece de las imperfecciones físicas y su corrupción.
Cada tipo de delincuente descrito por el autor, tiene sus propias características bien sean
físicas, biológicas o psicológicas.

A su vez, Lombroso deja claro que estos tipos de criminales no son cerrados, y que
incluso pueden evolucionar de un tipo a otro, o transitar entre ellos.

En mi opinión, este texto es un simple pretexto para atacar a sus rivales políticos de la
época, además en otra sección del artículo, Lombroso llega a ridiculizarlos de manera
abrupta, proclamando que los anarquistas son fácilmente reconocibles por su “cara de
moco”.

Queda muy clara la importancia que tuvo Cesare Lombroso para la criminología
cambiando totalmente el objetivo de investigación y realizando numerosos estudios sobre
los delincuentes. Cabe decir sin embargo, que las críticas a sus teorías, fueron
abundantes, pues no se puede sostener que por el mero hecho de tener la nariz
puntiaguda y ser egoísta o un borracho, se sea delincuente o se pueda tener una
predisposición al delito.

Su mayor fallo podría decirse que le otorga muy poca importancia a los aspectos sociales
que envuelven a los individuos así como a los grupos de personas con que se relacionan.
Hace sobretodo hincapié en la fisionomía del criminal ( como vemos en el texto
estudiado).

Bibliografía

LOMBROSO, Cesare. Lección 4, El delito en los adultos- Atavismo del delito-


Clasificación de los criminales. Lección 12, Delincuentes natos, locos morales y
epilépticos. Medicina legal. Pág. 37-44; pág. 152-165.

LOMBROSO, Cesare. Los anarquistas


PEDRO MENA AMADOR, GRUPO 3.

EL SUICIDIO ANÓMICO

1- EXPLICA EL CONCEPTO DE ANOMIA.

El concepto de anomia, como su propio nombre indica, significa ausencia de normas y es


utilizado para definir un estado de carencia normativa que se produce como resultado de una
falta de adecuación entre las normas, valores y objetivos culturales que propone una
determinada sociedad y los medios institucionalizados para alcanzarlos. Es decir cuando la
cultura exige un cierto tipo de conducta que la estructura social impide que tenga lugar. Para
Durkheim, el concepto de anomia está relacionado con el paso de una sociedad caracterizada
por la solidaridad mecánica, donde la división del trabajo y las funciones de cada individuo son
elementales a una sociedad donde predomina la solidaridad orgánica, en la cual debido al
proceso de división del trabajo se hace necesaria una cooperación e integración estricta entre
los distintos órganos para dar seguridad al orden social.

La división anémica del trabajo, según Durkheim tiene lugar cuando los cambios bruscos del
sistema contribuyen a la creación de nuevas funciones y roles a los individuos antes de que
éstas puedan ser reguladas, teniendo por consecuencia tensiones y conflictos que se escapan
del control del poder social, dado que las normas existentes hasta entonces resultan
contradictorias o inadecuadas para la nueva situación. Pero para Durkheim, el estado de
anomia que suele darse más en sociedades más complejas, es un fenómeno transitorio y
susceptible a cambios derivado del desequilibrio social producido por el propio dinamismo del
progreso y de la producción industrial que repercute en la personalidad de los individuos,
haciéndoles desear siempre más y más y tendiendo a la eliminación de límites morales.

En esta obra (El suicidio), el autor profundiza en varios tipos de suicidio, dejando claro que el
tipo anómico viene dado por la inadaptación y desintegración social propia de los períodos de
acelerado cambio y de crisis económica, donde se manifiestan signos de inseguridad, pérdida
de identidad e insatisfacción de las necesidades y deseos individuales que producen un estado
de angustia y decepción.

Durkheim separa estas necesidades morales de las físicas, argumentando, que éstas últimas
vienen reguladas por órganos internos y cuando llegan a su nivel de satisfacción, quedan
resueltas. Pero las necesidades mentales parecen no tener límite en los humanos a no ser que
vengan reguladas de algún poder exterior reconocido por el individuo. Normalmente es la
sociedad la que se encarga de poner un límite más o menos fluctuante de los apetitos de los
individuos, según su posición ocupada en la jerarquía de la sociedad a la que pertenezca. Esto
hace que los individuos se fijen unas metas moralmente justas en función del trabajo que
realizan para la sociedad, limitando así sus expectativas pero manteniéndoles activos para que
se esfuercen en conseguirlas, haciendo que sepan hasta donde pueden llegar moralmente.
Evidentemente estas expectativas pueden sufrir pequeños cambios en función del individuo y
de la sociedad.

2- EXPLÍCA QUE RELACIÓN ENCUENTRA EL AUTOR ENTRE EL SUICIDIO Y LAS CRISIS


ECONÓMICAS E INDUSTRIALES.

Según Durkheim, la sociedad se encarga de regular los sentimientos y la actividad de los


individuos, les pone límites a sus aspiraciones al mismo tiempo que los azuza en su justa
medida a conseguirlas para ayudar a la evolución de la misma.

En sus estudios, el autor encontró una relación muy estrecha en el aumento de los suicidios en
épocas de crisis, pensando en un principio en que el aumento de la pobreza y la miseria, influía
directamente en el número de éstos. Pero más adelante, se dio cuenta de que incluso los
cambios que en principio surgían en una sociedad y que parecían encaminados a una situación
más amplia de bienestar, también aumentaba el número de suicidios. El autor piensa que si el
aumento de la miseria y el empeoramiento de la miseria fueran de por sí los desencadenantes
de un mayor número de suicidios, cuando éstas condiciones cesasen, el número de suicidios
debería volver a sus valores medios, pero a través de sus estudios se dio cuenta de que no era
así.

Según el autor, a medida que crecen las posibilidades, se incrementan las necesidades, muchas
veces de manera irreal, lo que provoca el desánimo y la desazón. De manera contraria, las
necesidades que no pueden ser cubiertas sin sufrimiento, tienden a no reproducirse y a ser
atrofiadas y “olvidadas”.

Tras sus estudios, Durkheim llegó a la conclusión de que las crisis económicas no tienen el
efecto agravante que se le había dado hasta entonces, poniendo como ejemplo, la sociedad
irlandesa donde las condiciones de vida son muy duras y apenas existen suicidios.
Así pues, cuando profundizó más en sus estudios, se dio cuenta de que al no tener límites los
apetitos humanos, se hacía necesaria la existencia de un agente regulador, que se encontraba
en la sociedad. Con la estadística en la mano, demuestra que lo que aumenta drásticamente el
número de suicidios, no es el aumento de la miseria y la pobreza en sí, si no los cambios
bruscos en el orden social previamente establecidos. Toda rotura de equilibrio, aunque de ella
resulte un bienestar más grande empuja a la muerte voluntaria.

Los individuos, de una sociedad que ocupan una determinada posición dentro de la misma,
tienen unos topes de satisfacción (ligeramente variables en función del individuo y la sociedad)
y un límite inferior de necesidades, obtenido al compararse con otros individuos de su misma
posición y que aportan lo mismo a la sociedad. Si la sociedad sufre un cambio brusco, los
valores se pierden y surgen sentimientos de pérdida de identidad y desorientación, intentado
muchas veces aspirar a algo que no pueden aspirar debido a su trabajo o posición jerárquica
en la sociedad. Al no conseguir los objetivos no reales impuestos debido a la ruptura de los
esquemas de la sociedad, la frustración y desesperanza aumenta, llegando a producir el
aumento del número de suicidios.

Así pues las crisis económicas son un factor importante en el incremento del número de
suicidios pero solo en tanto en cuanto reflejan un cambio brusco de los esquemas de la misma,
no porque de ellas resulte una mayor pobreza.

3- ¿QUÉ QUIERE DECIR EL AUTOR CUANDO SEÑALA QUE “…LOS APETITOS QUE PONE EN
JUEGO SE HAN ENCONTRADO LIBERTADOS DE TODA AUTORIDAD QUE LOS LIMITE”?

En mi opinión, lo que el autor intenta decir con esta afirmación, es que la así como
antiguamente la religión se encargaba de regular las expectativas de bienes terrenales entre
ricos y pobres, nobles y campesinos, con promesas de diversas índoles, dependiendo de a
quien fueran dirigidas, y la sociedad acompañaba ese poder de control teniendo como fin de
este control una sociedad mas equilibrada y con mayor bienestar sin importar sobremanera la
riqueza de ésta, actualmente no ocurre de esta manera.

En nuestros días y más acusadamente desde el fin de la primera guerra mundial, en la sociedad
ha surgido la idea del consumismo y el ideal de progresar económicamente a toda costa. Lo
que antes era un medio para llegar a un estado de bienestar para la gran mayoría, ahora se ha
convertido en fin supremo y motivo de existencia del poder político y de la sociedad.
Hoy en día solo existe la idea de que una sociedad es mejor cuantos más bienes es capaz de
producir y cuanta más riqueza puede generar. Debido esto, el control que se ejercía haciendo
que la gente tuviese expectativas reales para su futuro, de acuerdo a su jerarquía en la
sociedad, ha desaparecido, dando rienda suelta a la imaginación de los individuos, que
actualmente necesitan muchas más cosas para sentirse bien. Todo esto genera más
descontento entre los individuos de la sociedad, ya que no todos tienen con la misma facilidad
el acceso a según que ventajas de la sociedad.

Se podría decir, que hoy día no está delimitado el límite de donde puede llegar un
determinado individuo en la sociedad, con lo cual siempre se tiene la sensación de que no se
llega a una satisfacción plena y de que incluso por mucho trabajo que haga un individuo, nunca
se podrá llegar a donde se quiere, ya que no hay límite al desaparecer la función reguladora de
la sociedad.

BIBLIOGRAFÍA

DURKHEIM, Emile. El suicidio anómico. Le suicide [El suicidio] 5ª edición. Madrid: Akal 1998.
Pags 255-301.

UÑA JUAREZ, Octavio y HERNANDEZ SÁNCHEZ, Alfredo. Diccionario de sociología. Madrid: Esic
2004.
PEDRO MENA AMADOR GRUPO 3 ON LINE

MERTON

1-EXPLICA EL CONCEPTO DE ANOMIA DE MERTON EN RELACIÓN A OTROS


AUTORES ESTUDIADOS EN LA ASIGNATURA.

La anomia es un estado de la sociedad que surge cuando existe una degradación o


eliminación de las reglas sociales, las cuales, dejan de ser respetadas por los
individuos de la sociedad, es en definitiva la carencia de normas, que es distinto de
la carencia de leyes. Según Merton, la anomia aparece cuando el individuo se
encuentra con una disociación entre sus objetivos legítimos correspondientes a su
jerarquía en la sociedad y los métodos legítimos o aceptados socialmente para
conseguirlos en contraposición a Emile Durkheim que mantiene que la anomia es un
problema de regulación de los objetivos por parte de las estructuras sociales
afirmando ser un hecho colectivo.

Para Merton, una de las causas principales de la desviación de la conducta, es la


fijación del individuo en conseguir sus metas sin atender, dar la importancia
suficiente o incluso rechazando los medios legítimos para conseguirlas.

Como ejemplo clarificador, Merton nos propone la sociedad americana, en la desde


los años 20, han visto modificados sus parámetros sociales en tanto en cuanto a su
comportamiento, haciendo énfasis en las metas del llamado sueño americano
repleto de riquezas y abundancia dejando de lado o no dándole la misma
importancia a los medios legítimos para conseguirlo. Así la sociedad americana, se
ha visto invadida por un amento aritmético de los casos de fraude económico, robos
violentos y en otras esferas como la deportiva, al uso de productos potenciadores de
las cualidades físicas del individuo para poder ganar a toda costa. Lo importante
para la sociedad es el fin, los medios por los cuales se ha conseguido dicho fin
muchas veces no son censurados o se olvidan con rapidez.

Merton destaca dos elementos de la estructura social y cultural. El primero es la


imposición de objetivos, fines o esperanzas culturalmente aceptadas por los
individuos de la sociedad acordes a su posición dentro de la misma. Es a lo que
cada uno puede aspirar legítimamente, como el las llama “cosas por las que vale la
pena esforzarse”.
El segundo elemento de la estructura social y cultural que resalta Merton, es el que
define, regula y ejerce un control sobre los medios legítimamente aceptados para
llegar a conseguir esos objetivos fijados previamente. Cuando el primer elemento se
hace mucho más importante que el primero y toma más protagonismo es cuando
según Merton, aparece el estado de anomia.

Toda sociedad posee normas que regulan la conducta, pero se diferencian en la


medida en que las costumbres o instituciones están arraigadas de manera más o
menos eficaz y por tanto aceptadas por los individuos.

2-PON UN EJEMPLO DE UNO DE LOS MODOS DE ADAPTACIÓN INDIVIDUAL


SEÑALADOS POR EL AUTOR. CÉNTRATE EN EJEMPLO DE CONDUCTA
DIVERGENTE. EXPLICA CON EL MÁXIMO DETALLE TODAS LAS
CARACTERÍSTICAS QUE PIENSAS QUE DEFINEN ESTE MODO. INTENTA QUE
LOS EJEMPLOS TENGAN QUE VER CON LOS TEMAS TRATADOS EN LA
CARRERA.

Aquí proponemos un ejemplo del modo de adaptación individual al que Merton llama
“innovación”. Para ello nos imaginaremos a un habitante americano de la zona de
los suburbios en una gran ciudad. Este individuo, nace en el seno de una familia
pobre y obtiene una educación básica, no consiguiendo acceder a un mercado
laboral amplio, ya que sus progenitores con problemas económicos no pudieron
pagarle unos estudios superiores universitarios ni de bachillerato. Sin embargo su
padre le enseña su oficio, se dedica a hacer pan en un pequeño horno, con un bajo
sueldo a fin de mes que apenas da para pagar su hipoteca y dar de comer a su
familia. Este individuo consigue un puesto de panadero, al igual que su padre. Al
reunirse con otros amigos suyos que tienen trabajos igual de poco remunerados que
el suyo, ve que éstos se compran coches nuevos, teléfonos móviles de última
generación, ropa de marca, etc…Observa que todos estos lujos los están
consiguiendo gracias al menudeo de droga, pequeñas extorsiones a comercios,
hurtos al descuido, apuestas ilegales, etc…
Esta persona siente el creciente deseo de obtener éxito económico y poder, ya que
es con lo que le bombardean en los medios de comunicación y la sociedad con la
que se relaciona, pero al mismo tiempo siente que no ha tenido las mismas
oportunidades para acceder a ese éxito como las han tenido otros con más recursos
económicos o mejor situados socialmente. Siente que por el camino legítimamente
aceptado por la sociedad, nunca va a mejorar ni a tener el éxito que tanto se le
promete.

Con lo cual esta persona comienza a mezclarse con pequeños delincuentes con la
intención de obtener un dinero extra con el cual empezar a tener acceso a más
bienes de mercado y un falso respeto por parte de los demás de su clase. Esta
persona ha dado más importancia al fin que a los modos de conseguirlo.

Este es un ejemplo claro del método de adaptación individual llamado innovación, el


cual surge cuando el individuo hace uso de medios institucionalmente penados pero
la mayoría de veces muy efectivos para alcanzar el éxito. Esta reacción surge
cuando el individuo ha aceptado e interiorizado la importancia cultural que se le da al
éxito sin sentirse igualmente identificado con los medios legítimos para alcanzarlos.
La conducta ilegal, lejos de ser una conducta anormal, es en realidad lo más normal
en estos casos.
Hay que tener en cuenta que las presiones más fuertes se dan en los estratos más
bajos de la sociedad. Los estudios realizados en zonas pobres dejan entrever que la
mayoría de los trabajos accesibles en estas zonas son de tipo manual o de bajo
perfil burocrático, no teniendo posibilidades reales de grandes ascensos o
promociones laborales, siendo imposible de este modo alcanzar el éxito por vías
legítimamente aceptadas sin recurrir al vicio o actividades poco lícitas.

El resultado de todo esto, es una marcada tendencia a la conducta divergente, ya


que se le exige o hace pensar en un mismo nivel de éxito a todos los integrantes de
la sociedad, pero sin embargo ésta no les da a todos las mismas herramientas para
conseguirlo.
PEDRO MENA AMADOR, GRUPO 3 ON-LINE.

LADRONES PROFESIONALES. EDWIN SUTHERLAND.

Explica la importancia que tiene para el autor el Status para la interpretación de la figura
del ladrón.

Para el autor de esta obra, el status es de gran importancia a la hora de interpretar y


definir el término de ladrón. Cabe empezar que el término se refiere a ladrón profesional y
no a cualquier individuo que se dedica a delinquir ya sea de manera esporádica o
habitualmente. Para el autor, el ladrón profesional es aquel que no solo se dedica al robo
de manera habitual, si no que es aquel que dispone no solo de la habilidad y las técnicas
adecuadas para llevar a cabo el ilícito penal al que se dedica, además dispone de la
inteligencia suficiente y los contactos necesarios para poder sobrevivir a situaciones
adversas, obteniendo mayores facilidades para no ser detectado ni ingresar a prisión.
Para ser considerado ladrón profesional, en adelante ladrón simplemente, se debe contar
con un padrino que introduzca al que hasta ahora era un simple ratero dentro del grupo
criminal. Así, este individuo, se convierte en neófito, al que se le empiezan encargando
misiones de poca importancia y casi siempre con supervisión de un profesional. De este
modo, va adquiriendo las habilidades y contactos necesarios hasta ser visto por los
demás como ladrón profesional. Este es el punto clave para Sutherland, uno no está
considerado ladrón profesional hasta que su grupo de acción lo bautiza como tal.
Sin Embargo, Sutherland, observa que entre los criminólogos de la época, solo se hacía
hincapié en que los ladrones provenían de las clases bajas, debido a problemas
psicopatológicos y el ambiente que les rodeaba, haciendo que la conjunción de estas
características les empujasen al delito. Pero tras varios estudios, el sociólogo, se da
cuenta de que entre las clases altas o denominadas cuellos blancos, existen tantas
actividades delictivas como entre las clases bajas, solo que difieren en los métodos. En la
sociedad de cuellos blancos, se realizan desfalcos, engaños, encubrimientos y se
aprovechan del poder económico o político que tienen para obtener aun más.
El problema es que a menudo, la sociedad no lo ve como tal, muchas veces porque estos
delitos no surgen a la luz y otras muchas porque ni siquiera llegan a ser juzgados. El
poderoso hará uso de multitud de sobornos y de contactos políticos y dentro de la
administración de justicia para no tener que ir a prisión o para que los encargados de su
vigilancia miren a otro lado mientras el realiza sus actividades truculentas.
El autor ha demostrado con casos puntuales, que los delitos cometidos por los cuellos
altos, pueden revertir mayor importancia económica que los que realizan las clases bajas.
Pero no solo eso, sino que a medida que estos delitos salen a la luz, generan
desconfianza entre la sociedad, ya que se interpreta que los pagan a la ley son siempre
los mismos.
Las estadísticas de centros penitenciarios no deben usarse como único medio para ver de
donde viene la delincuencia, sino que deberían usarse otros estándares para que los
números fuesen más fiables. Uno de ellos podría ser que al exponer el caso, se hiciera
una reflexión sobre si esa acción es punible o no, sin importar el juicio que después por la
vía judicial resulte, ya que en muchos casos, los cuellos blancos son absueltos por
lagunas legales o tretas ingeniosas de abogados.
En resumen, el status es muy importante a la hora de interpretar la figura del ladrón, no es
lo mismo un ladrón de clase alta a uno que no lo es, y tampoco es lo mismo un ladrón de
profesional que uno que no lo es. Los profesionales siempre preferirán ser detenidos por
algo que han hecho que por algo que no han hecho, ya que en el primer caso, saben que
hilos han de manejar para escapar de la condena y en el segundo se hayan más perdidos
y desubicados.
Los cuellos blancos por lo general están rodeados de mejores contactos y poseen
suficientes recursos económicos para lograr mejores abogados, sobornos, testigos falsos,
etc… para evitar las condenas, pero no por ello deben ser excluidos de la conducta
criminal.
De esta forma, los grandes delincuentes, los que más roban y estafan realmente al
ciudadano, siguen haciéndolo impunemente, mientras que el delincuente ocasional y de
baja cuna, obtiene los más duros castigos y penas más largas por el simple hecho de no
tener los recursos del otro para defenderse.

¿Qué tipo de delincuente es el que se encuentra habitualmente en prisiones? ¿Qué


problemas plantea según el autor el estudio de los delincuentes de las prisiones?

Según los estudios, el tipo de delincuente que más se encuentra en las prisiones son los
que no se dedican profesionalmente al robo y las personas de clase baja, provenientes de
barrios poco favorecidos y familias desestructuradas. Rateros y carteristas de poca
monta, descuideros y atracadores ocasionales, gente que como hemos dicho, por norma
general no disponen ni de los recursos económicos necesarios ni del tipo de relaciones
que les puedan ayudar en situaciones difíciles.
Es muy extraño ver en prisión a ladrones profesionales, y si lo están suele ser por poco
tiempo, y a personas provenientes de las clases altas, ya que como hemos explicado,
este tipo de delincuentes suelen tener recursos suficientes y contactos lo suficientemente
poderosos para evitar las cárceles. Y esto, es un problema para el estudio de los presos,
ya puede degenerar en una idea sesgada del tipo de delincuentes que presenta una
sociedad y su cantidad, ya que estos últimos grupos (cuellos blancos) no se hallan
debidamente representados.
Otro de los problemas que plantea el autor a la hora de estudiar a los delincuentes de las
prisiones es la burla que padecen los sometidos a las encuestas por parte de los otros
internos, hasta tal punto, que éstos no contestan honradamente a las preguntas o
directamente, se niegan a contestarlas. El otro problema, suele ser la extensión de los
test, que suelen ser demasiado largos, lo cual también hace que los internos sean
reticentes a contestarlos ya que consideran que su condena ya es suficientemente larga
como para martirizarse teniendo que rellenar cuestionarios.
A esto hay que añadirle que los presos que son reincidentes, no suelen querer colaborar
con estos estudios, no sueltan prenda como bien dice el autor de la primera parte del
texto.

Además del libro “Ladrones profesionales” el autor acuñó otro concepto muy importante.
De que concepto se trata. Qué importancia le das a ese concepto en el momento actual
en nuestra sociedad.

Edwin Sutherland acuñó el término “asociación diferencial”, para describir el método


mediante el cual el individuo se llega a convertir en criminal a través de asociación directa
o indirecta con quienes practican los delitos, dejando progresivamente de lado los
contactos con la gente que vive de acuerdo a la ley. El grado de aprendizaje de estas
personas y que lleguen o no a convertirse en delincuentes, depende en gran medida de la
intensidad con la que se relaciona el individuo con un grupo u otro.
Este término, da por sentado, que la conducta criminal de cuello blanco, se aprende como
cualquier conducta criminal sistemática. Así la asociación diferencial, puede explicar tanto
los tipos de delincuencia de cuello blanco, como los tipos de delincuencia de clase baja.
Unos empezaran su carrera delictiva estudiando en buenos colegios con gente poderosa
con los que establecerá relaciones, que posteriormente usará para delinquir, ya que
ambos a través de una pequeña selección por su parte, se iniciarán en negocios
turbulentos, donde la conducta criminal estará a la orden del día.
Por el contrario, los delincuentes de las clases bajas, sin dinero para ir a buenos colegios
ni acceder a una educación adecuada, no podrán hacer otra cosa que relacionarse con
otros semejantes, o con menos recursos, provenientes de familias desestructuradas. Al
vivir en barrios bajos, se relacionan con delincuentes de los que aprenden sin duda
habilidades de subterfugio, alejándolos al mismo tiempo de las personas que viven
conforme a la ley.
Pero como bien dice el autor, la asociación diferencial culmina en delito por culpa de la
desorganización social, es decir, la falta de solidaridad de la comunidad respecto a estas
conductas. Es decir, que cada uno forma parte de un grupo determinado y se ocupa de
luchar por los intereses de su grupo y el suyo propio, sin importarle las consecuencias que
ello pueda derivar en el conjunto de la sociedad. Más claramente, un hombre de negocios
que siga las leyes a rajatabla, nunca obtendrá tantos beneficios como otro que mediante
sobornos, estafas y engaños consiga un mercado mayor o mejores licencias de venta, al
final uno obliga al otro a actuar como él.

En mi opinión, el modelo que plantea Edwin H. Sutherland de asociación diferencial y


desorganización social, casa completamente con el medio de vida de la sociedad actual.
Es decir, los que menos recursos tienen, aprenden de rateros y carteristas para sobrevivir,
y los que más recursos tienen, aprenden de políticos o grandes comerciantes que se
dedican a romper las reglas en su beneficio sin ser descubiertos en la mayoría de
ocasiones, a la vista está que normalmente los hijos de los grandes magnates de los
negocios, suelen heredar éstos o abren otros por su cuenta, y los hijos de políticos tienen
reservado un puesto en el partido político de su progenitor/a donde ya se impregnan de
los tejemanejes de la clase política llegando a tener muchas posibilidades de convertirse
en delincuentes de cuello alto.
Actualmente estamos cansados de ver por los medios los casos de corrupción que se van
destapando cada día de políticos, banqueros, etc…pero lo mejor de todo es que no
vemos ni la punta del iceberg. A pesar de eso, siguen siendo los pequeños robos los que
escandalizan a la sociedad, aun siendo estos los ocupan la menor parte del pastel de la
economía y los lazos sociales.

BIBLIOGRAFÍA

SUTHERLAND, Edwin. Introducción; capítulo V; capítulo IX; anexo. The professional thief.
[Ladrones profesionales]. La piqueta. 1937. Pags. 31-34; 131-138; 193-218; 219-236.
PEDRO MENA AMADOR. GRUPO 3 ON-LINE

“Estigma” de Erving Goffman


1- El autor habla de varios tipos de desviados sociales y los cataloga en Diferentes grupos.
Señala un ejemplo de cada uno de ellos y explícalo.

Para Goffman, los desviados, son aquellos que por algún motivo no se adhieren a las normas
establecidas y reinantes en una sociedad atribuidas a la conducta y a los atributos
personales, llamando divergencia a la peculiaridad que presnetan dichos desviados. Sobre
estas divergencias, es donde el autor realiza su estudio y divide los desviados en varios
grupos.
El primero que señala el autor es el desviado endogrupal, el cual es aquel que se desvia del
grupo bien por los hechos o por los atributos que posee, pero que en vez de distanciarse del
grupo, se acerca a él, permitiendo a éste acercarse a él al mismo tiempo, como dice
Goffman, el bufón del grupo, el gracioso, el gordito entrañable, etc.. Recordemos, que esta
persona, se desvia de un grupo concreto, no solo de las normas. Goffman lo diferencia del
desviado grupal dado que éste último, no forma parte del grupo en sí aunque se relacione
con él. De esta forma es más fácil que el grupo defienda de un ataque al desviado
endogrupal que al desviado grupal.
Earving Goffman señala otro tipo de desviado, desviados sociales que no es otro que aquel
que presenta un rechazo voluntario del lugar social que le ha sido concedido, actuando de
manera irregular y rebelde ante las instituciones más básicas. Entre ellos se destacan los
que actúan de esta manera individualmente, como los ermitaños, y los que su actividad es
colectiva y se centra dentro de desterminados edificios o lugares, como pueden ser por
ejemplo los integrantes de una secta o los terroristas.
Los desviados sociales muchas veces no sienten que sean diferentes de la sociedad,
muchas veces incluso piensan que son mejores y que son más felices llevando el tipo de
vida que llevan que si no la llevasen. Muchas veces, estos comportamientos rebeldes,
pueden dar lugar a simpatías e incluso al reclutamiento de más gente con el mismo
pensamiento, como es el caso de alguien que se toma muy en serio su hobby e introduce en
el a sus amigos.
También observamos en el texto los desviados étnicos y raciales, los cuales representan
minorías étnicas o raciales dentro de una sociedad determinada, son estigmas heredados y
suelen encontrarse en una posición relativamente desventajosa de la sociedad. Muchos de
ellos son ajusticiados por estereotipos, como ejemplo en España que se tiene a todos los
rumanos y árabes como ladrones.
En último lugar, tenemos las clases bajas, determinadas y estigmatizadas por su manera de
hablar, vestir, sus modales, etc.. y que para las insntituciones públicas de nuestra sociedad,
parecen ser personas de segundo orden, como por ejemplo la familia donde la madre es
asistenta de limpieza sin contrato y el padre trabaja buscando chatarra para su posterior
venta.
Es evidente que ante estos estigams, este tipo de desviados en ocasiones se pueden sentir
muy inseguros del modo en que puedan ser percibidos y tratados por el resto de la sociedad,
ya que ellos mismos se estigmatizan con tan solo pensar en como les ven los demás.

2- Observa el siguiente video en youtube. Es sobre un jugador de baloncesto que tiene una
sola mano. Haz un comentario apoyándote en lo leído en el texto.
http://www.youtube.com/watch?v=DEStjMX6rHM

Este video nos muestra como un joven que, nació sin la parte inferior del brazo, llamado
kevin consigue obtener una beca en una universidad por su alto rendimiento en un deporte,
en este caso, el baloncesto.
Observamos que Kevin tiene un estigma evidente que es la falta del brazo de codo para
abajo, en el sentido habitual de la palabra, para Goffman también forma parte de un tipo de
desviación, ya que no alcanza las espectativas sobre el general de las personas.
Kevin podría haber utilizado su estigma para apartarse de lo establecido por el grupo, ya que
con un brazo menos, se podría suponer que es imposible realizar las mismas tareas que una
persona con dos brazos y dos manos. Éste, es un estigma aceptado por la sociedad y que le
habilita para diverger del grupo en su actuación con él, debido precisamente a su minusvalía
física.
Sin embargo, Kevin no acepta su minusvalía como algo que le pueda impedir hacer lo que le
gusta, así que desde muy pequeño, tomó como referente a otro deportista con su mismo
problema y decidió revelarse contra los estereotipos y las normas sociales preestablecidas,
llegando con mucho esfuerzo y dedicación a convertirse en un buen jugador de baloncesto
de liga universitaria con tan solo diecinueve años.
Pero a pesar de todo, nuestro protagonista tendrá que convivir con su estigma de por vida y
muchas veces con la sensación de que causa lástima, de convivir con gente que le facilite la
existencia por condescendencia. La condescendencia y el sobredimensionar una acción que
otras personas realizan con normalidad y que no salen de lo común, es otra forma de
estigmatizar a un individuo. Es decir es como el típico ejemplo que pone Goffman de un
ciego que se enciende un cigarrillo sin ayuda, la gente se extraña y se sorprende, pero es un
gesto habitual de la sociedad, con lo que al ciego que lo hace le hace sentir marginado y
menospreciado. En el caso de Kevin, no es así, se siente orgulloso y le honrra poder ser un
ejemplo para futuros niños discapacitados como para el lo fue en su día otro jugador de
base-ball.
Como observamos por la entrevista realizada a su entrenador, éste mantuvo y mantiene una
actitud correcta con el muchacho, ya que en ningún momento le otroga facilidades o trato
especial para no diferenciarlo del resto. Esto es una buena manera de no estigmatizar su
relación con los demás chicos del equipo, ya que de otra forma, si hubiera tenido trato
especial, quizás Kevin no se sentiría tan realizado y sus compañeros lo hubieran marginado
por culpa de su favoritismo. De este modo, el entrenador ha fomentado la sana competencia
dentro del grupo sin excluir socialmente al grupo.
Este es un claro ejemplo de lo que Goffman entiende como una buena relación entre un
"desviado" y un "normal", que no genera conflictos, ya que tanto uno como otro han sido
asertivos y han actuado de la mejor manera para que nadie se sienta incómodo con la
relación.

3- El siguiente texto es un extracto de una entrevista realizada a un joven Heavy:


“ En la calle me ven con las pintas y el pelo largo y me llaman ladrón, fumeta. Cuando me
subo al autobús con la melena, los pantalones, las botas y la chupa… hasta que una vez oí a
una tipa decir “este tiene que ser un ladrón”. Yo le dije “yo te respeto, pero la ignorancia con
la que acabas de hablar no la respeto”, y le dije que al ignorante hay que dejarlo con la
ignorancia. La tipa me quiso pegar porque le dije la verdad”
Haz un comentario sobre el texto anterior teniendo en cuenta lo leído en el texto de Goffman.

Teniendo como referencia el texto de earving Goffman, y la clasificación que da de


desviados, el heavy podría constituirse en el grupo que el llama "desviado social" por lo
bohemio del personaje y por la extravagancia de este, aunque bien mirado, también podría
pertenecer al grupo de los "raros" ya que muchas de sus actividades y reuniones sociales
con la gente con sus mismas predilecciones musicales o manera de vestir, se llevan a cabo
en lugares específicos como bares y pubs de temática heavy.
Como vemos en este texto, el protagonista ha sido clasificado como ladrón debido a la
percepción de estigmas por parte de la otra persona. La persona que supone que el heavy es
un ladrón y así lo comenta, lo hace movida por su concepción del mismo, la vestimenta que
porta, el pelo largo, etc.. Esta visión de la persona y su característica manera de vestir, no
concuerdan para nada con el modelo normal establecido en las sociedades actuales, en las
cuales se supone que uno debe ir vestido de manera menos llamativa, con el pelo corto si se
es un chico, etc... Esta persona, es de suponer que identifica al heavy como si fuera un
individuo habitual de las calles, que se mueve por los bajos fondos y que por lo general, no
suele tener trabajo y sobrevive a base de robos u otras fechorías.
Esta visión tan particular de la señora, seguramente vendrá dada por sus costumbres, lo que
le han enseñado en casa y por la gente que habitualmente se rodea con ella. Sin embargo,
para nuestro protagonista, esta persona que le ha llamado ladrón es una ignorante, con lo
cual también la está estogmatizando de algún modo, ya que la está poniendo en un saco
muy general por una pequeña visión que ha obtenido en su relación social con ella. Por ello,
esta persona se indigna y reacciona de manera agresiva ante el insulto del heavy. En este
caso, para el entrevistado, la rara o desviada es la señora que le ha insultado y que no ha
sido capaz de ver más allá de su vestimenta y su estetica en general, se siente marginado y
sin las mismas oportunidades de interactuar con la sociedad de manera normal y con las
mismas oportunidades que otra persona con una vestimenta más convencional.
Como observamos, el problema de la estigmatización no son las personas, sino lo que se
espera de ellas. Cuando una persona no cumple con las espectativas dadas por la sociedad,
es cuando surge la estigmatización, que puede dar, como en el ejemplo visto a conflictos
sociales.
La estigmatización en cierto sentido, nos recuerda vagamente a las teorías de garófalo y
Lombroso, donde por unos simples rasgos presentados, ya sean físicos o intelectuales, nos
atrevemos a juzgar a una persona y meterla en un grupo que quizá realemente no le
pertenezca, es decir y aludiendo a un comentario del texto de Goffman, tenemos una
identidad virtual que es la que le otorgamos al sujeto estigmatizado y por otro lado la
identidad real que es lo que realmente es el individuo y nosotros no conocemos.
Para intentar anular o disminuir los efectos del estigma, ambos individuos de la relación, el
"desviado" y el llamado "normal", deben hacer uso de las herramientas de asertividad
necesarias para que la relación social se lleve con normalidad y no degenere en un conflicto.

BIBLIOGRAFíA

GOFFMAN, Erving. Estigma e identidad social; El desviado normal;Las divergencias y la


desviación.Stigma: Notes on the management of the spoiled identity" [Estigma. La identidad
deteriorada]. Amorrortu editores. 1963. p- 11-31; 152-161; 162-170.
PEDRO MENA AMADOR. GRUPO 3 ONLINE.

EJERCICIO SOBRE SUPUESTO PRÁCTICO APLICANDO LAS TEORÍAS DE TRAVIS


HIRSCHI.

Explica el caso utilizando la teoría de Travis Hirschi.

Intentaremos explicar el caso expuesto del adolescente marroquí acusado por un


presunto delito de robo con fuerza en unos grandes almacenes junto a otros dos,
mediante las teorías de Hirschi expuestas en su obra “Una teoría del control de la
delincuencia”, la cual se basa en varios factores tanto individuales como sociales del
individuo a investigar.

Hirschi nos explica la importancia que tienen en su teoría el apego, las creencias, la
participación y el compromiso, para él, si un individuo supera uno de estos factores, tiene
mucho más fácil superar también el resto.

En el caso que nos ocupa observamos que el individuo B.O, cambia repentinamente de
vida, dejando una vida tranquila en un pueblo, donde tiene sus amistades, en el colegio le
va bien, convive con sus padres, etc…pero todo se le complica cuando su padre por
razones de trabajo se debe marchar a Francia y deja a su familia en Alicante, una ciudad
donde la vida tiene poco que ver con la que se pueda llevar en un pueblo. Ahí es donde
empieza a cambiar B.O.

En palabras de las teorías de Travis, podemos observar, que el menor cuando vivía en el
pueblo poseía los cuatro motivos básicos que cita Hirschi para el control de la
delincuencia, que son el apego, el chico siente aprecio por sus padres, sus amigos, etc…
lo cual le lleva a comportarse de acuerdo a las normas que estos siguen, o más bien a
alejarlo de adoptar una actitud diferente. Sin embargo, cuando llegan a la ciudad y su
padre desaparece, el chico se despega un poco de su familia como podemos comprobar
cuando su madre nos comenta que nunca está en casa.

Por otro lado, también observamos que el menor tiene compromiso, está comprometido
con una finalidad, que es la de estudiar para llegar a ser alguien, igual que sus amigos del
colegio. Por norma general en los pueblos los alumnos suelen aplicarse un poco más en
los estudios y tienden a ocupar su tiempo de manera lúdica diferente a la ciudad, están
digamos más aislados de según qué influencias. Por este motivo, al tener que estudiar
para estar al nivel de sus compañeros y poder labrarse un futuro mejor, el muchacho
invierte su tiempo en eso mismo, estudiar, hacer los deberes y prepararse bien, con lo
que luego no le queda tiempo material para dedicarse a otros menesteres. Como bien cita
Travis, “el estar ocioso conlleva a todo tipo de vicios”. Por el contrario, cuando llega a
Alicante este compromiso, desaparece, sus notas empeoran pues decide dedicarle más
tiempo a estar con sus nuevos amigos, los cuales a diferencia de sus anteriores tampoco
tienen buenas notas. En cuanto a las creencias, como se ha dicho, es importante que el
individuo crea en lo que hace, debe pensar que el robar está mal, pero no solo eso, sino
que también debe respetarlo, y por lo que deducimos del texto, el muchacho siente
respeto por su padre que dicta las normas de comportamiento, siente respeto por sus
profesores, esa es otra causa por la que se obedecen las normas, el reconocimiento de
quien las dicta. Al contrario, al llegar a la ciudad y tener nuevas amistades, salir con
amigos de su hermano que son mayores y que piensan que robar no está tan mal, el
chico empieza a pensar como ellos y por ende, a actuar como ellos.

Como bien dice Hirschi, nadie es ajeno a la conducta desviada, todo el mundo lo haría si
se le presentasen buenas opciones, pero algunos tienen más control que otros, y ese
control, viene dado en gran medida por los factores que hemos explicado.

Estos factores podrían explicar en gran medida el cambio de actitud y personalidad de


B.O.

Identifica cuáles son las variables que se presentan. ¿Qué otra información crees que
seria interesante conocer para poder contrastar las ideas de Hirschi?

Diría que las variables que presenta el caso expuesto, son las siguientes:

El cambio de residencia de la familia, de un ambiente más familiar como suele ser el de


los pequeños pueblos donde todo el mundo se conoce y se le teme a las críticas, y
además los valores tradicionales continúan más arraigados que en la ciudad, a vivir en
una urbe como Alicante con vidas más anónimas y donde nadie tiene porqué enterarse de
lo que haga otro en la otra punta de la ciudad.

Los problemas económicos, la falta de recursos en la familia hace que el padre tenga que
marcharse rompiendo el núcleo familiar, dejando al muchacho sin el referente de una
figura paterna

El cambio de escuela, dejando un sitio conocido con amigos conocidos que estudiaban e
invertían su tiempo en estudiar, a una escuela desconocida, donde sus amistades son
mayores que él y de moral más laxa, los cuales no estudian.

La madre cada vez pasa también menos tiempo con él, ya que necesitan el dinero y ella
debe trabajar, lo cual deja más desatendido al muchacho provocando una vez más, una
falta de apego.

Sin embargo, nos haría falta observar otras variables que no se muestran en el texto,
como son si el muchacho participaba en actividades extraescolares antes de cambiar de
escuela, lo cual casaría con la teoría de Hirschi de la participación, si la religión de la
familia es musulmana, lo cual podría explicar la falta de respeto a su madre y la
importancia que tiene para los musulmanes la figura paterna como modelo de
comportamiento y emisor de reglas y normas de comportamiento. Pero también nos sería
necesario averiguar a que se dedican sus nuevos amigos, etc…
¿Cómo influye la educación familiar en la incidencia de la delincuencia juvenil según
Hirschi?

Según Hirschi, la educación familiar es esencial a la hora de contener la delincuencia


juvenil. Unos padres deberían pasar tiempo con sus hijos, inculcándoles la importancia de
respetar las normas, avisándoles de las consecuencias de no hacerlo, no solo las más
próximas sino las que podrían devenir posteriormente. Deberían también explicarles la
importancia de los estudios para el futuro, las posibilidades de encontrar un trabajo mejor,
etc…

El respeto de las figuras materna y paterna, es crucial para el desarrollo de la conducta


del adolescente, puesto que siempre respetan más las normas dictadas por gente a la
que respetan y le reconocen cierta autoridad que a la que no.

La familia, también debería ser la encargada de hacer participar a su hijo en las


actividades cotidianas de la sociedad, y proporcionarle un tiempo de recreo con
actividades lúdicas que devengan en buenos comportamientos, como deportes en equipo,
etc… Algo que impida al joven disponer de tiempo sin hacer nada, lo que puede provocar
cualquier tipo de vicios a la larga

En definitiva, la familia debe encargarse de promocionar lo explicado por Travis, el apego,


las creencias, la participación y el compromiso.

BIBLIOGRAFÍA

HIRSCHI, Travis. Una teoría del control de la delincuencia. Causes of Delinquency. [Las
Causas de la Delincuencia]. Berkeley: University of California Press.1969. p.7-31.
PEDRO MENA AMADOR, GRUPO 3 ON-LINE.

TEORÍAS CRIMINOLÓGICAS, LOS EXTRAÑOS DE HOWARD S. BECKER

1- ¿Qué tipos de desviación establece Becker en su artículo? ¿Cuál considera el autor


que es el más cercano a su forma de pensar?

El autor diferencia claramente maneras de ver la conducta llamada de desviación. Los que Becker
distingue son el estadístico, el médico, el funcional y el relativista.

Desde el punto de vista de la estadística, se considera la desviación aquella conducta que se aleja
de la media, es decir aquella que pasa de los límites establecidos. Como ejemplo, el autor nos
pone el de un agricultor que ha recogido varios tallos y los ha medido, realiza un estudio de la
altura media, y separa los que son más pequeños y más grandes que ésta. Pero el problema
surge cuando intentamos homogeneizar a los individuos, es imposible decir que una persona es
desviada por ser más gorda que el resto o zurda, o más alta, si tuviésemos que buscar algo en
común no encontraríamos nada.

Atendiendo al punto de vista médico, se ha intentado ver la desviación como una enfermedad
mental, en tanto en cuanto que el cuerpo humano y centrándonos en su cerebro, es visto como
una máquina bien engranada que cuando le falla una pieza, deja de funcionar correctamente. Esta
visión nos limita al aceptar el origen en el individuo e intentar encontrar analogías en los mismos.
Nos impide ver realmente que el juicio que se hace en si, es una parte muy importante, como
veremos en la siguiente pregunta.

El punto de vista funcional, entiende como conducta desviada, aquella que se aleja de los
métodos impuestos por la sociedad para llegar a un fin. Es decir, margina a los individuos que no
aportan lo que deben al bienestar o al fin mismo que la sociedad se ha propuesto. El problema de
esta visión es que estos fines suelen estar dirigidos, sobre todo en las sociedades modernas por
la clase política dirigente, con lo que también nos aleja de nuestra finalidad al no ser los fines
interpuestos por la sociedad en su conjunto.

Pero el autor del texto, está más identificado con la explicación de conducta desviada que ofrece
el prisma relativista, que defiende que la dicha desviación es entendida como la no observancia de
las reglas grupales. El problema, es que las sociedades actuales son multigrupales, es decir, la
forman muchos grupos, con lo que lo que para unos es aceptado, para otros puede considerarse
desviado. Un claro ejemplo de esto lo vemos en una sociedad en que convivan musulmanes y
personas laicas. Para unos, el comer carne de cerdo será conducta desviada, pero para los otros
no. La desviación en definitiva supone la ruptura de una regla previamente establecida. Pero esto
supone una ambigüedad entre los casos, ya que cada grupo tiene sus reglas, y para intentar
solucionar esto, deberíamos recurrir a las reglas comunes, lo cual es complicado. Lo que sí es
importante es que la desviación según Becker es creada por la sociedad, los grupos sociales
crean la desviación al crear las normas cuyo incumplimiento deriva en la desviación, la cual no se
debe considerar como una cualidad, sino como una consecuencia. El que un acto sea
considerado desviado, depende de como reacciona el resto de personas que hay en el grupo
frente al mismo, y depende en gran medida de quien lo comete y quien se ofende. Un ejemplo de
esto nos lo da el propio autor a través del trabajo de Malinowski en su obra “Las Trobiand” con el
caso del incesto entre dos primos, del cual todo el mundo estaba al corriente y murmuraba pero
no se consideró desviado hasta que hubo un ofendido y una acusación pública.
Así mismo Becker siguiendo con su argumento relativista, sostiene que la conducta desviada,
dependerá, de haber sido descubierta por el grupo y en gran medida de como se enfrenta y
reacciona a ella el grupo.En este sentido, Becker expone varios tipos de conducta según sea ésta
percibida como desviada o no. Propone la conducta obediente, la conformista, la acusada
falsamente, conducta transgresora, desviada secreta y desviada pura. Ésta última no solo
desobedece la regla, sino que además es percibida como infractora.

2- El autor señala que diferentes grupos pueden considerar diferentes casos como
desviados. Explica lo que quiere decir el autor y pon un ejemplo.

Este es el problema de la ambigüedad al que se refiere Becker en el texto. Observamos de nuevo


la relatividad de la conducta cuando expone que ciertas conductas desviadas, movidas en el
tiempo o en diferentes territorios o tan solo en otros grupos de la sociedad, pueden ser vistas
como normales, e incluso que el individuo juzgado piense que los desviados son sus propios
jueces. Tan relativo es el tema de la desviación de conducta, que depende incluso de la situación
y el contexto donde se dé dicha conducta puede ser desviada o no.

Un ejemplo de esto lo tenemos cuando alguien mata a una persona, que en principio todo el
mundo lo rechazaría y consideraría una acción desviada. Sin embargo, si movemos esta acción a
un escenario distinto como al de una guerra, el soldado que a matado a más enemigos, no solo no
está mal visto, sino que en muchas ocasiones hasta recibe premios y condecoraciones por su
valor en el campo de batalla. En la misma línea del argumento podemos observar, como en
España está prohibido el casarse con más de una mujer, o una mujer casarse con más de un
hombre, pero si este mismo caso lo llevamos a Arabia Saudí, podemos ver como para ellos, sí es
lícito el que un hombre mantenga relaciones matrimoniales con más de una mujer, tantas como
pueda mantener según sus leyes, o a la inversa, si nos vamos a la cultura esquimal, las mujeres
pueden compartir vida con más de un marido.

Con lo cual queda claro, que la conducta desviada es más bien un efecto y una consecuencia de
las normas que pone cada sociedad o grupo de la misma, que la acción del individuo en si, ya que
para lo que nosotros es conducta desviada, en otros lugares o sociedades o tiempos pasados no
lo era.

Considero que a esto es a lo que se refiere el autor con dicha afirmación, que la conducta atípica
o desviada es más bien la reacción de una determinada sociedad a un determinado tipo de
comportamiento en un tiempo concreto.

3- ¿Cómo señala el autor que se establecen las normas en nuestra sociedad? Explícalo
con un ejemplo.

Según Becker, las reglas que rigen una sociedad, suelen ser creaciones de ciertos grupos
específicos. Las sociedades actuales no son meras organizaciones en las que todos sus
integrantes piensen y actúen de la misma manera, sino más bien al contrario, son una amalgama
de etnias, religiones, creencias, ocupación, estatus social, que rara vez consiguen llegar a un
consenso en las normas. Cada uno de estos grupos tiene sus propias reglas, bien sean de origen
legal o extralegal. Cuando las reglas de dos de estos grupos entran en conflicto, surge entonces
un desacuerdo en el tipo de conducta. Las normas formales (legales) establecidas por algún grupo
específicamente constituido para ello (políticos y legisladores) pueden diferir de aquellas que
parecen apropiadas en la práctica a la mayoría de la sociedad. Como ejemplo a esto, baste decir
la paga vitalicia que reciben nuestros políticos tras dejar de trabajar para el Estado por el mero
hecho de haber ocupado durante 8 años un puesto en el gobierno. Este hecho, a la mayoría de la
sociedad le parece injusto pero sigue siendo una ley impuesta por un grupo minoritario pero con
mucho poder.

Así mismo los miembros de un grupo, suelen considerar en muchas ocasiones, que para su
bienestar, otros grupos acaten ciertas normas impuestas por ellos. Como ejemplo el autor nos da
el de los médicos que necesitan de tener reglados sus conocimientos para ejercer, pero también
podríamos hablar de profesores o policías.

Cabe decir que la creación de reglas es básicamente una cuestión de poder y un interés
económico, y quien tiene estos dos requisitos, tiene mayores posibilidades de tener éxito en la
creación y aceptación de las reglas, al menos para su cumplimiento.

Las diferencias más importantes a la hora de crear reglas son esencialmente las diferencias de
poder, que como se ha dicho no importa si es legal o extralegal (véase el patriarca de un poblado
gitano). Los grupos con mejor acceso a las herramientas y poder adecuados para manejar a los
demás son los que tienen el éxito necesario para imponer reglas y normas a los demás según su
conveniencia. Estas distinciones suelen ser de edad, sexo, grupo étnico con más o menos peso y
clase social con mejor o peor acceso a recursos, con lo cual se establece una diferencia de poder
que explica las diferencias de éxito que tiene cada grupo para aplicar sus normas. Un ejemplo de
ello lo tenemos en una familia en la que los padres, de más edad, poseedores de los recursos
tanto alimenticios como económicos, como incluso de fuerza física, utilizan todos estos medios
para crear sus propias normas para sus hijos, los cuales puede que no estén de acuerdo con
algunas de ellas y si las desacatan, estas acciones serán consideradas por los padres como
desviadas.

Otro ejemplo clarificador en cuanto a escala de poder a la hora de dictar una norma, es que en un
cuartel militar, el que tiene potestad para crear las reglas será el mando de mayor rango mientras
que los mandos de menor rango solo podrán darle consejos o mostrarle su opinión pero no crear
las reglas, ya que no han sido agraciados con ese poder, y menos aun podrán hacer los soldados
rasos que ni siquiera pueden mostrar su opinión, tan solo podrán acatar las normas, sino quieren
ser disciplinados con alguna sanción como quedarse encerrados en el cuartel el fin de semana,
hacer limpieza de baños, etc.. Así se podrían dar infinidad de ejemplos en campos de la política,
colegios, religión, etc…

BIBLIOGRAFÍA

BECKER, Howard. Outsiders: Studies in the sociology of deviance [Los extraños: Sociología de la
desviación]. Editorial Tiempo Contemporáneo. 1963. p.13-45.