Está en la página 1de 5

8LA FALSA PROPAGANDA DEL HOLOCAUSTO.

--“ LA LISTA DE SCHINDER” DE STEVEN SPIELBERG SACADA DE UNA NOVELA DE FICCIÓN QUE SE
HIZO PASAR POR HISTÓRICA---

Es preciso decirlo abiertamente y sin miedo: “La lista de Schindler” es una película mentirosa,
destructiva y perversa pues La película de Hollywood del judío sionista Spielberg pretende que
tomemos como ‘real’ una novela de ficción, ese es todo el cuento que hay detrás de la película,
una película que muestra como hechos reales una “literatura ficcionada” tal como aparece en la
novela "El Arca de Schindler" de Thomas Keneall y que es la base del guión sobre el cual se hizo
este film delirante.

Incluso la Wikipedia dice del libro : “El arca de Schindler" (Schindler's Ark en inglés) es una novela
de ficción escrita por Thomas Keneally y ganadora de un premio Booker a la novela de ficción en
1982. Más tarde sería adaptada para el cine como La lista de Schindler, película dirigida por Steven
Spielberg. En Estados Unidos el libro se tituló Schindler's List; en cambio en los países miembro de
la Commonwealth dejaron el título original. La novela describe los sucesos y personajes reales
mediante diálogos ficticios y escenas añadidas por el autor.”........

El autor del libro, Thomas Keneall, a pesar de que afirmaba que se documento en testimonios de
supervivientes, en la página 3 de la novela honestamente declara: "Este libro es un producto de
ficción. Nombres, personas y lugares e incidentes son producto de la IMAGINACIÓN del autor o
han sido utilizados ficticiamente. Cualquier semejanza con hechos reales, lugares o personas
reales, vivas o muertas, es MERA COINCIDENCIA".

Realmente si hubo un Oskar Schindler que estuvo casado a una mujer de nombre Emilie. También
hubo un Amon Goeth, una fabrica de nombre Deutsche Emailwaren Fabrik y un campo de
concentración con el nombre de Plaszow. Casi todo el resto de la película es inventado por el
escritor de la novela o alterado para encajar a la historia.

A pesar de ser una simple novela de ficción los magnates judíos de Hollywood, como las ratas
astutas que son, vieron en ese libro un filón para su falsa propaganda del holocausto…tenían que
hacer una película sin reparar en gastos, una súper producción.

Si había un director que podía realizar un film del Holocausto, filmarlo de una forma real y al
mismo tiempo atrayente para el público comercial, este era Steven Spielberg.

Spielberg, que incluso invirtió parte de su propio dinero en la producción de la película se


encontraba como pez en el agua con el tema del holocausto con su sionismo militante. Pero este
error lo llevo a crear una película que en vez de narrar hechos históricos termina siendo como lo
que se podría calificar, una película acerca del judaísmo. Esta filmada por un judío, trata sobre
judíos y es un arma para los judíos que deseen utilizarla en contra de los que no simpatizan con el
judaísmo y exponen al sionismo judío a la vez que servía y sirve como una brutal propaganda
sensiblera contra la Alemania de Adolf Hitler.
Y así nació la película “La lista de Schindler”que terminó llevándose nada menos que 12 Oscar del
cine en 1994...

Incluso antes de su estreno, difusiones en los medios de prensa ya mencionaban a La Lista de


Schindler a ser favorita a un gran número de premios. Luego, del pre-estreno, para los
sobrevivientes del holocausto (alguno de los cuales dijeron estar en la misma lista a la cual hace
mención la película) proclamaron a la cinta como exactamente detallada acerca de cómo
ocurrieron los hechos hace 50 años atrás en Europa del Este.

Spielberg nos presenta su película como un hecho histórico y real del holocausto, hecho que sin
duda causo el hecho de filmar la película en blanco y negro para así asimilar las escenas a un
documental más que a una película, en la cual en ninguno momento menciona que la misma está
basada en una novela.

Para colmo del mismo espectador la productora Universal Pictures publicitó la película como
basada en hechos históricos creando de esta forma el toque de realismo final.

Es curioso que la misma Wikipedia que dice que el libro es una novela, cuando miras que dice de la
película se puede leer:

“ La lista de Schindler (título original: Schindler's List) es una película dramática e HISTÓRICA
estadounidense……..”

Dejando caer lo de "histórico" como si el exterminio de judíos hubiera sido real.

Y es que “La lista de Schindler” se tendría en realidad que titular “El listo de Spielberg” ya que
Spielberg hace suyas todas las ideas sionistas para la manipulación y el engaño. Es Spielberg el que
dispara a los detenidos, el que viola, el que miente despiadadamente con su cámara de cine.

Es Spielberg el que retrata a todos los alemanes como corruptos y asesinos, incluido al propio
Schindler. La violencia de esta película es la violencia por excelencia del cine sionista sobre la
población mundial; a través de películas como ésta han intentado programar los cerebros, y en
parte lo han conseguido, lo han conseguido hasta que hemos empezado a caer en la cuenta de las
grandes mentiras que son capaces de construir para tergiversar la historia. Y los niños en edad
escolar y los adolescentes se educan con estas películas que les dicen que son históricas basadas
en hechos reales aquellos sucesos salidos de la imaginación de un escritor.

Las caracterizaciones de las atrocidades alemanas contra los judíos son como cuentos de Hadas
donde los malos son muy malos y los buenos son muy buenos.. Para Spielberg, los alemanes son
tan solo personas que matan judíos. Sin ninguna característica en particular más que el odio al
judío bajo la cual parece girar toda la trama. Soldados Alemanes ponen en fila a 7 judíos para que
una sola bala mate a todos instantáneamente solo para ahorrar munición, (cuando la bala solo
mata a los primeros cincos se utiliza una pistola para matar al resto). Pero luego al ver la limpieza
de judíos del ghetto, los soldados nazis se pasan disparando ráfagas como si las balas fueran gratis
( y es que había que sacar a los soldados Alemanes disparando como locos a todo lo que se
moviera que fuera judío demostrando lo malos que eran)

En una escena de la limpieza del ghetto, un soldado alemán está sentado en un piano
abandonado, tocando bellamente una sinfonía de Mozart mientras su compañero rastrea y
elimina a cualquier judío que se esconde para evitar el traslado a un campo de “exterminio” es un
mensaje subliminal del sionista Spielberg. El mensaje es siempre el mismo, no importa que tan
cultos puedan ser los alemanes o los Goyim, no se puede confiar en los que no son judíos.

Todo el tratamiento que Spielberg da a la Alemania NacionalSocialista en la película (y por


extensión a todos los alemanes ) es tan parcial que se nota desde un principio el toque emocional
que intenta producir con la película tanto de “Nazis” malos como de judíos buenos.

Spielberg presenta a sus “nazis” como una banda de motociclistas malvados y despiadados igual a
una película de serie B de bajo presupuesto. Nos cuenta en su historia como los “Nazis” beben en
exceso, abusan de mujeres en cada oportunidad, aceptan ofrendas y sobornos como parte natural
de una vida militar, siguen ordenes sin dudarlo y aprovechan cualquier situación para hacer algún
daño a los judíos.

Un buen ejemplo de falsedades sobre los personajes reales del film es cuando muestran al final de
la guerra a Schindler sin dinero debido que invirtió su fortuna en la salvación de los judíos y en
realidad eso no concuerda en lo más mínimo con la realidad y Schindler tenía grandes cantidades
de dinero cuando se escondió al final de la guerra.

Luego en el campo de concentración de Plaszow se muestran una gran cantidad de cadáveres, y se


queman tan fácilmente como si fueran madera, cosa que sería muy improbable en la vida real.
También en el campo de Plaszow un equipo de médicos alemanes, que aparentemente analizan
quienes están aptos para sobrevivir y quienes no, son tan incompetentes que no saben cómo
mantener a los sanos y seleccionan a los enfermos. Luego de varias de estas escenas Spielberg ya
no nos muestra ninguna esperanza de mantenerse a los hechos históricos y termina mostrando
una gran chimenea del crematorio de Auswitsch que expele grandes bocanadas de humo y fuego,
cosa que lógicamente los crematorios están construidos especialmente para no hacer, además
que esa chimenea nunca existió en el campo de Auschwitz y fue una construcción posterior para
darle veracidad a la fábula del holocausto de las cámaras de gas que nunca existieron

Así mismo en la película muestra al “malvado” jefe del campo Amón disparando contra los
prisioneros por diversión siendo que los mapas reales del campo muestran las instalaciones de
Amon Goeth bajo un nivel de terreno mucho más bajo que las del campo. Los hechos reales
señalan que este no podía siquiera ver a los internos visualmente, mucho menos dispararles desde
su habitación. Estos y muchos otros detalles plagados de errores no hacen más que para el
conocedor de historia una linda película de ficción la cual sin embargo es interesante ver para
analizar el impacto emocional que puede causar un film sobre el inocente espectador.

La intención de esta obra de arte es sencillamente generar ODIO, el máximo odio posible contra el
pueblo Alemán, a la vez que estampar a fuego en las mentes de todos o casi todos los
espectadores la MENTIRA MÁS GRANDE DE ESTE SIGLO: el supuesto asesinato masivo de
6.000.000 de judíos en cámaras de gas y hornos crematorios.

El séptimo arte, que es el arte del cine, atrajo la atención de los judíos racistas algo atrayente para
el público a quien difundirles lo que era verdad y lo que era mentira desde la gran pantalla y desde
la TV. Ellos lo usan como una herramienta para inyectar sus falsos cuentos de hadas imaginarios
en los pensamientos y sentimientos de los diferentes pueblos del mundo.
Los sionistas, que reconocieron la importancia de la propaganda y el uso de los medios de
comunicación comenzaron en el siglo 19 a obtener propiedad de la mayoría de los medios de
comunicación norteamericanos. Hoy día, el 70 por ciento de la prensa está en manos de
banqueros judíos racistas. Robert Murdoch, uno de los más grandes sionistas capitalistas, publica
3 millones de periódicos a diario y 4 millones de revistas semanalmente. Lo mismo es cierto
respecto a la propiedad de los canales de televisión en América. Las siete personas que encabezan
a los gigantes de la televisión NBC, CBS, y ABC – los canales más populares en América – son
sionistas”.

Según el Historiador francés Georges Thiel, “Hollywood es una gran máquina para producir y
distribuir producciones del Holocausto. La mayoría de las películas, como la Lista de Schindler, son
creadas para esparcir este mito” , ““Por medio de la fotografía en blanco y negro, una técnica
raramente usada, Spielberg intentó hacer que esta película se pareciera a las cintas de archivo de
la Segunda Guerra Mundial. En otras palabras, la meta más importante de este director era plantar
un complot imaginario en condiciones realistas, y preparar el cimiento para producciones políticas
y de propaganda.”, “El uso de esta técnica fotográfica crea, para algunos de los espectadores, la
impresión de que están mirando realidades históricas. Esto es precisamente lo que aquéllos que
dirigen el drama del Holocausto están intentando lograr”. “El redactar de más de 1,500 guiones de
Hollywood y el cine europeo, así como cientos de documentales sobre el Holocausto, y sobre otras
historias sobre la injusticia causada a los judíos, es meramente parte de esta falsa propaganda. Al
producir películas distorsionadas y exageradas, los líderes de Hollywood tratan de expresar sus
metas políticas, y fortalecer las metas del régimen sionista”, “En mi opinión, lo que ustedes han
escuchado es una gran mentira histórica que ha continuado durante 55 años. Están intentando
hacer que la gente a través del mundo crea que durante la Segunda Guerra Mundial, hubo
discusiones sobre el genocidio de los judíos, y que seis millones de personas fueron muertas por
este método en los campos de prisioneros. Pero no ha sido todavía probado donde tuvo lugar esta
masacre. “Estos lugares pueden haber sido investigados por muchos expertos, incluyendo a
químicos y otros investigadores como yo mismo. Eventualmente, llegamos a la conclusión de que
éstas [cámaras de gas] no pudieron haber existido. No existe ninguna documentación, otra
evidencia, o cualquier documento financiero, económico o administrativo, refiriéndose a la
existencia de las cámaras de gas. Su demanda principal es que el genocidio de los judíos fue
llevado a cabo en las cámaras de gas por medio del gas Zyklon B. Yo he estudiado los documentos,
y buscado la evidencia corroborativa de estos crímenes. Pero no pude encontrar ninguna
evidencia de esto.

Está claro que el DOGMA JUDIO DEL HOLOCAUSTO es alimentado de esta manera; por medio de
Hollywood.

Hollywood pertenece a los judíos, y es una maquinaria por medio de la cual los judíos FABRICAN
LA HISTORIA

Muchos sobrevivientes judíos de la II guerra mundial no afectados por los eventos en los campos
de concentración hicieron creer que habían sido prisioneros para beneficiarse de las altas
indemnizaciones recibidas a las víctimas del “Holocausto” por la nación Alemana. Esto es por qué
el número de aquéllos que habían sufrido en el Holocausto empezó de repente a multiplicarse por
centenares.
Los “supuestos supervivientes de las cámaras de gas” contaban lo que querían oír los
constructores de este fraude aunque supieran que no eran más que mentiras tras mentiras pues la
primera mentira de todas era ese mismo “exterminio de judíos” que nunca sucedió….pero cada
mentira, cada falso testimonio le seguía y le sigue dando cuerda al fraude.

Por ejemplo Irene Zisblatt, falsa testigo del “holocausto”, había contado una supuesta historia
verídica de como de milagro logró escapar desde adentro de la cámara de gas. Al ser confrontada
con evidencia abrumadora que derrumba esta y otras de sus mentiras, Zisblatt dijo que su escape
fue en realidad una "alucinación" que tuvo en 1994 mientras visitaba los campos de concentración
como turista.

Así tenemos “La lista de….SPIELBERG”….