Está en la página 1de 4

Uva

Características

La uva es el fruto de la parra o vid, conocida en botánica como Vitis vinífera,


una planta trepadora que puede llegar a superar los 20 metros pero que por la
acción del ser humano, con podas anuales, suele presentar alturas de 1 o 2
metros. La uva es una fruta carnosa que nace en largos racimos formados por
granos redondos u ovalados, cuyo diámetro medio es de 1,6 centímetros y su
peso 200-350 gramos (tanto el tamaño como el peso se refieren a los
estándares ajustados a las normas de calidad de la comercialización de las
uvas). El color de su piel es diferente según variedades, pudiendo lucir tonos
verdosos, rojizos, púrpuras, azulados o amarillentos. Su pulpa es jugosa y
dulzona, presentando diversas pepitas pequeñas y duras en su interior.

Descripción

La uva es una fruta obtenida de la vid. Las uvas vienen en racimos y son
pequeñas y dulces. Se comen frescas o se utilizan para
producir agraz, mosto, vino, vinagre y Pisco.

Crecen agrupadas en racimos de entre 6 y 300 uvas. Pueden ser negras,


moradas, amarillas, doradas, púrpura, rosadas, marrones, anaranjadas o
blancas, aunque estas últimas son realmente verdes
y evolutivamente proceden de las uvas rojas con la mutación de dos genes que
hace que no desarrollen antocianos, siendo estos los que dan la pigmentación.

Clima

La uva se cosecha preferentemente a finales de verano principios de otoño en


los climas mediterráneos.

Se recomienda que la temperatura no baje de los 20ºC


Importancia

La vid es la planta que produce las uvas; éstas, además de constituir una fruta
agradable y sana, tienen especial interés, pues el zumo de uvas, fermentado,
constituye el vino.

Objetivos de la poda

Consiste en reducir la parte vegetativa de la vida a fin de limitar su crecimiento


natural y de mejorar su rendimiento y la calidad de las uvas.

El objetivo de la poda consiste en reducir el número y la longitud de


los sarmientos para que la vid produzca menos racimos, pero de más grosor y
más calidad. La poda alarga la vida de la vid y asegura la cosecha de un año
para otro. Permite también adaptar el tamaño de la planta al espacio donde se
cultiva para facilitar las tareas del viticultor.

Horas frio

La acumulación de horas frió necesarias para un buen desarrollo de la vid se


encuentran entre las 200 y 600 horas, pero en general las variedades para la
producción de uva de mesa se acercan más a las 200 horas de requerimiento
de frió.

Control de las malezas

Métodos de control de malezas orgánico en un viñedo pueden ser eficaces.


Enterrar las malas hierbas, de fuego, que es el uso del fuego controlado, y el
uso de coberturas son algunos ejemplos de las técnicas de deshierbe
orgánicos. Herbicidas orgánicos están disponibles, a menudo jabón o con base
de aceite de clavo de olor, y los gansos son también eficaces, ya que comer
hierbas y malas hierbas y desentierran los rizomas de malezas.
Fisiología de la vid
Es una planta perenne de ciclo anual, realizándose dentro del año el ciclo
reproductivo y vegetativo en forma conjunta.

Ciclo Vegetativo

Lloro o llanto: exudado de un líquido incoloro por heridas de poda fresca que
marca la reanudación de la actividad radical, observándose aproximadamente
a partir del mes de agosto.

El desborre: se refiere al comienzo de la actividad de las yemas latentes,


caracterizándose por la pérdida de un fieltro protector que expone a las yemas
jóvenes a daños por heladas. También se observan una hinchazón de las
mismas.

Crecimiento: se observa la aparición de las distintas partes de la ramas y de los


órganos que portan (entrenudo zarcillos, inflorescencia).

Maduración de la madera: se trata de una lignificaron, acompañada de una


puesta en reserva del almidón. Esto le confiere al sarmiento buena resistencia
al frío invernal, permitiendo una brotación normal en la primavera siguiente.

Caída de hojas: se observa luego de la vendimia y se produce por la migración


del almidón hacía la madera. Desde entonces se considera que termina la vida
activa de la Vid y pueden comenzar los trabajos de invierno (poda).

Suelo
Se puede acomodar a distintos tipos de suelos, desde el pobre al más fértil y
desde el más ácido al más calcáreo.

Los buenos suelos vitícolas se caracterizan por una riqueza de mediana a


débil, con un poder de infiltración elevado, gravosos que permiten un rápido
calentamiento en primavera. En cuanto al pH es dependiente de la cepa que se
utiliza.
Demanda de la uva

La uva, además de su exquisito sabor, es reconocida por su increíble


composición de nutrientes beneficiosos para la salud, siendo cada vez más
populares en las dietas alrededor del mundo y no solo para ser consumidas
como fruto fresco, sino también como productos procesados, hoy muy
reconocidos a nivel mundial, tales como el vino, las pasas, jugos, mermeladas,
jaleas e incluso enlatados.

De esta manera, hoy en día el consumo mundial de uvas frescas ha llegado a


expandirse a 24.1 millones de toneladas, siendo China el mayor consumidor
con un volumen de consumo superior a 5 millones de toneladas al 2013,
seguido de India y Estados Unidos, con un consumo de 2.09 millones y 1.21
millones de toneladas, respectivamente. Brasil por su parte también es
considerado un consumidor importante en la región latinoamericana, con
alrededor de 832,000 toneladas consumidas en el 2013.