Está en la página 1de 13

Consultado en:

http://www.personal.psu.edu/jml34/afromexx.pdf

Fecha de consulta: 23/11/2011.

EL LENGUAJE AFROMEXICANO EN EL CONTEXTO DE LA


LINGÜÍSTICA AFROHISPÁNICA

John M. Lipski

1. Introducción afromexicana, para situar las comunidades


La población de origen africano en la afromestizas mexicanas dentro del marco
mayoría de las principales ciudades de la lingüística afroamericana.
mexicanas era considerable hasta vísperas 2. Imitaciones literarias afro-
de la independencia y en algunas ciudades mexicanas de la época colonial; siglos
—por ejemplo Acapulco, Mazatlán y XVII-XVIII
Veracruz—la población negra era De la época colonial provienen varios
mayoritaria. Ya en el siglo XVI la textos literarios que pretenden representar
población africana en México era el habla de los bozales, esclavos nacidos
considerable y para finales del XVIII en África que no dominaban la lengua
adquiría proporciones significativas en española y que empleaban rasgos de un
casi todo el país (Palmer 1976:46). pidgin o lenguaje de aprendiz, junto con
Además de las importantes poblaciones huellas de sus lenguas nativas. Los
africanas y afrodescendientes en las primeros textos literarios que pretendían
principales ciudades mexicanas la colonia imitar el habla del negro bozal en México
contaba con las inevitables comunidades pertenecen a la tradición peninsular del
de cimarrones, algunas de las cuales han Siglo de Oro y no revelan características
sobrevivido hasta la actualidad: Yanga, propias de las variedades hispano-
Mandinga, Cuajinicuilapa, aunque con americanas emergentes (Lipski 2005a).
poca presencia afromestiza. La restantes Los ejemplos más conocidos son de Sor
comunidades afromexicanas se ubican en Juana Inés de la Cruz en sus villancicos
áreas geográficas poco visitadas en (Jiménez Torres 1998, Zielina 1998),
comparación con los grandes focos Silva Castillo 1988, pero hay una decena
turísticos; se encuentran sobre todo en la de otros poemas y canciones menos
Costa Chica de Oaxaca y Guerrero y conocidos que conforman el corpus
también en el interior del estado de afromexicano colonial. Megenney (1985)
Veracruz. Tal vez esto contribuye a la ofrece un estudio detallado desde el punto
poca atención que ha recibido las de vista de las lenguas criollas
características lingüísticas afromexicanas (Zimmermann 1993, 1995 también ofrece
en comparación con los estudios un análisis lingüístico). Un texto tiene
realizados en países más frecuentemente elementos portugueses así como una
identificados con la diáspora africana: referencia a la isla portuguesa de São
Cuba, Colombia, Venezuela, el Perú, etc. Tomé, donde se formó una lengua criolla
A pesar de la escasez de trabajos afroportuguesa que repercutió en el criollo
lingüísticos modernos existe un nutrido del Palenque de San Basilio, Colombia y
corpus de textos literarios que pretenden posiblemente en otras comunidades
imitar el habla de los africanos en México afrohispanoamericanas:
desde el siglo XVII hasta comienzos del
XX, que reflejan no sólo el habla del que de riza morremo contenta.
bozal—nacido en África que hablaba poco que aregría que temo
pos la santa nacimento deste Deos
español—sino también la formación de o que nasce na seno.
variedades híbridas afrohispánicas sá blanco nao sá moreno
adquiridas como lengua nativa en suelo e may sá nosso palente.
mexicano. Por lo tanto conviene repasar azuntamo turo zente
el conjunto de representaciones literarias y cos flauto y os bitangola.
manifestaciones contemporáneas del habla birimbao,
PALARA

cos viola, cos arpa, e cascaué. Los otros textos afromexicanos de los
Agregremo esse siola siglos XVII y XVIII continúan la
os menino e Sa Zuzé. tradición peninsular, y presentan muchos
casos del cambio /d/ > [r] (p. ej. todo >
Los textos restantes están escritos en un toro) y de /l/ > [r] en posición prevocálica
español bozal que coincide con las (negro > neglo), fenómenos que no
representaciones literarias producidas en persisten en ninguna variedad
España como reflejos del africano que contemporánea del español mexicano.
adquiría el español en el siglo XVII. Algunos textos de fecha desconocida
Notamos por ejemplo la elisión esporádica pretenden imitar el habla de los
de la /s/ final de palabra, sobre todo en la afromestizos de la Costa Chica de
desinencia verbal –mos de la primera Guerrero y Oaxaca en siglos pasados, por
persona plural, pero también en otras ejemplo la canción anónima “Adió
palabras aisladas. En los villancicos de neguito” de Oaxaca (Mendoza 1956):
Sor Juana, por ejemplo, encontramos
Flasica [Francisca], fieta [fiesta],naquete Adió neguito,
[en aqueste], etc. También vemos los Me vite y llorá negrita de amor
primeros ejemplos de los “plurales y no te olvidará ni pena ni dolor […]
desnudos”, donde la /s/ se marca sólo en Me da un abrazo pué de ultima ilusión
el primer elemento de los sintagmas Andale neguito, ándale pue hombre
nominales plurales, generalmente un sálgale chulito, ninguno lo asombe [...]
artículo: las leina [las reinas], las Báilale neguito, cántale de amó,
mira mihtequito ámame pue, Dió.
melcede [las mercedes], lus nenglu [los De eta cota rica me alegra el corazón
negros], las paja [las pajas], etc. Los
plurales desnudos son muy frecuentes en
Casi todas las modificaciones
el portugués vernacular brasileño, de
lingüísticas de este texto se ven reflejadas
fuertes huellas africanas, así como en el
en el lenguaje afrohispánico auténtico de
portugués vernacular de Angola y
otras áreas hispanoamericanas. Además
Mozambique. En Hispanoamérica los
de la aspiración o pérdida de la /s/ final de
plurales desnudos aparecen en los
palabra se ve la reducción de los grupos
dialectos afrohispánicos de Bolivia
consonánticos al inicio de la sílaba
(Lipski 2005b, 2006a, 2006b, 2006c,
(negrito > neguito, asombre > asombe),
2007), el Chocó en Colombia, la
fenómeno frecuente en el portugués
comunidad de Camba Cuá en el Paraguay
vernacular brasileño y en tiempos pasados
y ocasionalmente en el Valle del Chota,
varios dialectos afrohispánicos (República
Ecuador (Schwegler 1996:282, 392;
Dominicana, Colombia, Perú, Río de la
Lipski 1986). La eliminación de la /s/ en
Plata; Lipski 2002). La presencia de
el sufijo verbal—mos se ve en ejemplos
mexicanismos como ándale le da un toque
afromexicanos coloniales como:
auténtico al texto lúdico.
agreguemo (M-4); aleglamo A pesar del trasfondo satírico y racista
[alegramos] (M-14); azuntamo de los textos literarios coloniales, existen
[ajuntamos] (M-4); bamo [vamos] (M-5); denominadores comunes que se pueden
baylalemo [baileremos] (M-10, M-14); verificar al compararlos con las lenguas
baylemo (M-5); contamo (M-15); decimo criollas afroibéricas aún existentes así
(M-5); halemo [haremos] (M-5); morremo como los recuerdos del habla de los
[morimos] (M-4); pantamo [espantamos] últimos bozales por ejemplo en Cuba y el
(M-5); queremo (M-10); repicamo (M- Perú, donde existían vestigios del habla
14); samo [somos] (M-6); sesú [Jesús]
(M-14); tenemo (M-8, M-10, M-14);
bozal hasta comienzos del siglo XX.
untamo (M-14); venimo (M-5, M-14); Podemos extrapolar las siguientes
vimo (M-11, M-14); yegamo [llegamos] características como denominadores
(M-9, M-10) comunes al habla bozal afromexicana de

2
PALARA

los siglos XVII-XVIII y en algunos casos grupos consonánticos al comienzo de la


hasta comienzos del XIX; el Cuadro 1 sílaba (trabajo > tabajo), cambio que
resume los principales rasgos: también se da de vez en cuando en
Cuadro 1: Características del habla Barlovento, Venezuela (Mosonyi et al.
bozal hispanoamericana 1983). La neutralización de /d/ y /r/ se
produce todavía en varias comunidades
• Ausencia de concordancia de género afrohispánicas, en el Perú, Colombia,
adjetivo-sustantivo y preferencia por el Ecuador, la República Dominicana,
género masculino como caso no marcado Panamá, así como en algunas regiones
•Ausencia de concordancia sujeto-verbo bilingües (zona andina, cuenca
y preferencia por la 3ª persona del amazónica, Yucatan, etc.). El cuadro 2 da
singular como forma no marcada cuenta de la escasez de rasgos lingüísticos
•Plurales invariables pos-bozales en Hispanoamérica, a
•A veces plurales “desnudos” (/s/ sólo en excepción de las comunidades afro-
el primer elemento de los sintagmas bolivianas más aisladas y el Palenque de
nominales plurales San Basilio, Colombia, donde se habla
•Eliminación frecuente de a, de, en todavía una lengua criolla de base
•Eliminación frecuente de artículos
afroibérica.
definidos
•Eliminación preferencial de /s/ final en
Cuadro 2: rasgos lingüísticos
el sufijo verbal -mos Afrohispánicos coloniales todavía
•Eliminación masiva de consonantes presentes en comunidades de afro-
finales de palabra, sobre todo /s/ y /r/ descendientes
•Neutralización /d/ ~ /r/ y /r/ ~ /rr/
•Neutralización de /l/ y /r/ en favor de [l], Rasgo ¿Comunidades
aun ante vocal (pobre > poble) afrohispánico afrohispánicas
•Vocales paragógicas (Dios > dioso, colonial contemporáneas?
señor > siolo)
•Algunas consonantes prenasalizadas (a no concordancia Bolivia; Paraguay;
dios > an dioso) de género Ecuador (Chota; raro)
•Al comienzo reducción de grupos 3ª persona Bolivia; Paraguay (a
consonánticos en el ataque silábico singular verbo veces)
(trabajo > tabajo) invariable
plurales Bolivia; Paraguay (a
invariables veces); Ecuador (Chota,
Pocos de estos rasgos han sobrevivido raro); Colombia (Chocó,
el traspaso del lenguaje bozal al español raro)
hablado como lengua nativa por los plurales Bolivia; Paraguay (a
“desnudos” veces); Colombia
afrodescendientes. Sólo en las (Chocó)
comunidades afrobolivianas de los eliminación a, de, Bolivia
Yungas todavía quedan verbos en
invariables, ausencia de género eliminación Bolivia
gramatical, plurales invariables y artículos definidos
desnudos y la eliminación de artículos /s/ > Ø en –mos Guinea Ecuatorial;
definidos. Aparecen vocales paragógicas Ecuador (Chota)
en ele < él y ayere < ayer. Los afro- /s/, /r/ finales > Ø Bolivia, Paraguay, Perú,
paraguayos de Camba Cua tienen plurales Cuba, Rep. Dom., etc.
invariables y desnudos y algunos casos de neutralización /d/ Colombia (Chocó);
verbos invariables y ausencia de ~ /r/ Ecuador (Esmeraldas);
Rep. Dom.(Villa Mella);
concordancia de género gramatical Perú (Chincha, raro);
(Lipski a). En las comunidades afro- Venezuela (Barlovento);
peruanas de Chincha (Cuba 1996) se Panamá (negros congos)
encuentran vestigios de la reducción de /r/ > [l] ante vocal Venezuela (Barlovento,

3
PALARA

raro) po andamo de alcahueta.


vocales Bolivia (ele < él, ayere < Aunque neglo, no tá neglo,
paragógicas ayer); México (Costa samo noble de Guinea […]
Chica, raro) Mi amo dice: Perequiyo,
consonantes Colombia (Palenque de Mas si samo descubiertos
prenasalizadas San Basilio) gente branca dirán: perra
reducción grupos Perú (Chincha, raro); an diosa. Neglo, morió
prenucleares Venezuela (Barlovento) a palos: riquin etena […]
Ma recado falta el amo:
3. Imitaciones literarias afro- Soi un neglito
moi polidito
mexicanas: siglos XIX y XX
y mui fenito,
Después de los textos coloniales donde que sé cantar.
aparecen imitaciones del habla del A una neglita
africano bozal que poco o nada difieren de moi chequetita,
las obras producidas en España a partir del y mui fenita
siglo XVI, aparecen unos documentos sé enamorar […]
mexicanos en el siglo XIX en que el
lenguaje afrohispánico se aproxima más a Tal vez el texto folklórico afromexicano
los patrones contemporáneos. Una más significativo como documento
zarzuela de 1802, La linda poblana de lingüístico es la Guaranducha de Juan de la
Fernando Gavila (López Mena 1992) Cabada (1980), una obra de teatro musical
combina rasgos lingüísticos de los siglos que según el autor debe representar una
anteriores y de la actualidad. Del pasado comparsa del carnaval de Campeche. Los
vienen: el cambio /r/ > [l] ante vocal personajes principales son negros y su
(señor > siolo); consonantes lenguaje oscila entre la variedad regional de
prenasalizadas (a dios > an diosa); uso del la costa caribeña (mucha eliminación de /s/,
verbo analógico sar en vez de ser (samo). /r/ y /d/), un lenguaje “afro” que contiene
Del español contemporáneo tenemos el elementos de la lengua yoruba o que
verbo analógico semo, la eliminación pertenece a los rituales afrocubanos, y unos
masiva de /s/ final de sílaba, y la elisión fragmentos del habla bozal. Existe poca
de la primera sílaba de las formas del información sobre esta obra, que pretende
verbo estar. Este texto también contiene reflejar los carnavales afromexicanos que
neutralizaciones entre las vocales /i/ ~ /e/ sobrevivieron hasta las primeras décadas
y /o/ ~ /u/ asociadas con las lenguas del siglo XX. El autor declara que la obra
indígenas que sólo tienen tres fonemas se basa en sus propias memorias de su
vocálicos (p. ej. el quechua y el aymara). juventud: “Para entonces, en la ciudad de
Puesto que muchos africanos tenían más Campeche, los participantes no eran negros.
contactos lingüísticos con indígenas que Vecinos de los barrios de Santana, San
con europeos en algunas colonias—entre Román, San Francisco, Santa Lucía, se
ellas grandes áreas de México—es posible pintaban para figurar serlo algún mulato,
que este texto represente una interlengua uno que otro cuarterón, mestizos claros,
afro-hispano-indígena, similar a unos mestizos con mayor dosis de sangre maya”
textos peruanos del siglo XIX donde (De la Cabada 1980:9). Entre los rasgos
aparecen africanos bozales que hablan el lingüísticos bozales o pos-bozales figuran:
español con rasgos africanos y quechuas y (1) Infinitivos (sin la /r/ final) como
que también hablan un quechua verbo invariable: Ay, mi señora, de tanto
rudimentario (Ugarte Chamorro 1974, vol. que yo te amá ...; ¿Que yo lo tené econdío,
1:231-250; vol. 2, pp. 283-299). Candemo?; ¿Y a'onde nangandá tú?
Ya siolo, don Perequillo. (2) El empleo del infinitivo mas verbos
Tamo solo. Pensamenta auxiliares, en una forma que recuerda el
haga vosancé del premo empleo de partículas de tiempo/modo/

4
PALARA

aspecto en las lenguas criollas como el mexicanas, pero el empleo de lo que parece
papiamento y el palenquero: no me siga' ser un infinitivo sin conjugar (espantá)
mole'tá. apunta hacia el habla bozal del período
(3) Reduccíon de grupos consonánticos colonial.
prenucleares (en el ataque silábico): Otro texto es una imitación de un bracero
recordá que yo te comp'á tu sombrerito; Tú negro en Acapulco (Torres Quintero
quería un neguito. 1931:213-14):
(4) El empleo del infinitivo con sujeto
preverbal, combinación frecuente en el Yo no quiero dijcutir
español caribeño así como en las lenguas ji el alto Dioj te negó
criollas de base afro-romance pero poco ojoj negroj como yo
usual en el resto de México: ahora verá con rayitoj de zafir.
Por ti, mi linda chaparra,
piñón de la mata pa yo curá ... de ojoj verdej como el mar,
(5) El empleo del artículo/determinante ejta copa vo a brindar
invariable nan. A veces este elemento se con sujpiroj de guitarra […]
agregaba como prefijo a sustantivos y
verbos, lo cual sugiere la existencia de El lenguaje de este texto es una variedad
consonantes prenasalizadas; aparentemente coloquial del español moderno; el único
no es el mismo elemento lan/nan que se rasgo regional es la aspiración de la /s/ final
encuentran en algunos textos bozales del de palabra y a veces inicial de palabra,
Siglo de Oro y del Caribe en el siglo XIX característica que en el habla acapulcapeña
(Lipski 1987, 1992): preguntando po' la alcanza todos los sectores de la población,
casa 'e nan Figueremo; Pué' nanaita, señó' no sólo los residentes de ascendencia
jué', que ya nanansé tré' día se salí' africana.
nanchiquitín de nancasa; Ese mero nandi- 4. El habla afromexicana
quería yo decí', señó; Bueno' día' contemporánea: Costa Chica de
nanpapaíto; Bueno' día', nanchiquitín; ¿Y Oaxaca y Guerrero
a'onde nangandá tú?; Nanpasiando. Hoy en día todavía existen una serie de
(6) El empleo de formas verbales que comunidades afromexicanas a lo largo de
corresponden al voseo con la retención de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca.
los diptongos etimológicos -ai and -ei. Muhammad (1995:175) afirma que “the
Aguirre Beltrán (1958) encontró las mismas language of Afro-Mexicans is sometimes
formas verbales en Cuajinicuilapa en la said to be “unintelligible Spanish ... this
década de 1940 pero ya no tienen vigencia unique Spanish dialect ... developed
en la Costa Chica: Ora recordai que tenei because maroon communities were isolated
padre. from the rest of the country” [el dialecto de
Del siglo veinte existe un par de textos los afromexicanos se describe a veces como
que reproducen el habla afromexicana “español ininteligible” ... este dialecto
moderna. Podemos citar "Los negritos”, especial ... surgió porque las comunidades
un son jarocho de Mandinga, Veracruz de cimarrones estaban aisladas del resto del
(Martínez Maranto 1995:562): país]. En realidad estas variedades afro-
mexicanas no son “ininteligibles” sino que
Jesús María que me espantá sólo reflejan las huellas lingüísticas del
cómo hacen los negros aislamiento y el abandono sociocultural.
pa' trabajá
comiendo yuca con carne asá ...
Además del trabajo pionero de Aguirre
cortando caña Beltrán (1958) sobre el habla de
sin descansá Cuajinicuilapa en la década de 1940 y el
se mueren todos sin confesá ... estudio reciente de Althoff (1994), el
habla de la región está documentada en
La mayoría de los rasgos pertenecen al una serie de antologías de textos
habla vernacular de las zonas costeras folklóricos (Aparicio et al. 1993, Díaz

5
PALARA

Pérez et al. 1993, Gutiérrez Ávila 1993, enclaves en el interior y el norte del país
Guzmán Calvo 2002). En general los (Sonora, Michoacán, Chihuahua y sobre
rasgos lingüísticos pertenecen al todo Nuevo México), las zonas
macrodialecto “costeño” que incluye no principales de reducción de la /s/ final se
sólo la costa del Caribe sino también la encuentran en las costas: el área de
costa del Pacífico, desde Baja California Veracruz, Tabasco y Campeche, unos
Sur pasando por Acapulco hasta llegar a la lugares de Baja California Sur y Sinaloa y
Costa Chica de Oaxaca. Los principales una franja costera que se extiende desde
rasgos fonéticos son: Acapulco hasta la Costa Chica de Oaxaca.
(1) aspiración y pérdida de la /s/ final En un trabajo panorámico Moreno de
de sílaba y palabra; Alba y López Chávez (1987) se basaron
(2) eliminación de la /r/ final de en datos regionales del Atlas lingüístico
palabra, sobre todo en los infinitivos de México (Lope Blanch 1990) para
verbales; estudiar la variación de la /s/
(3) neutralización de /f/ y /x/ ante implosiva/final en México (véase también
vocales redondeadas (jue ~ fue) y no Moreno de Alba 1994). Los resultados de
redondeadas (Fan ~ Juan) sus análisis cuantitativos son
(4) Fricativa posterior /x/ “jota” muy sorprendentes para aquellos que
débil [h] consideran que el habla mexicana siempre
(5) pérdida de /d/ final e intervocálica tiene un consonantismo conservador: en
sobre todo en el sufijo –ado algunos estados (por ejemplo Campeche)
(6) En algunos casos ya muy las tasas de aspiración de la /s/ implosiva
esporádicos, vocales paragógicas (Althoff alcanzan un 85% y aun a nivel nacional,
1994). sacando el promedio entre muchas
En el habla vernacular de la Costa regiones, la tasa de aspiración es de un
Chica se dan muchos fenómenos 21%. En el caso de la /s/ mexicana existe
morfosintácticos que pertenecen al una correlación importante entre las zonas
español rústico a nivel mundial (p. ej. vide de concentración afromestiza tradicional y
por vi, haiga por haya, semos por somos); la reducción de la /s/ final. Tomemos por
no hay rasgos exclusivos de esta región. ejemplo el caso de Acapulco, que durante
5. Ubicación de la fonética el período colonial servía principalmente
afromexicana dentro del marco de puerto de enlace con la colonia
afrohispanoamericano española en las Filipinas. Ya en 1697 el
En general ninguno de los rasgos viajero Gemelli Carreri describió
fonéticos de las comunidades afro- Acapulco de esta manera: “me parece que
mexicanas es exclusiva del lenguaje debería dársele el nombre de humilde
afrohispánico; de hecho todos tienen sus aldea de pescadores, mejor que el
raíces históricos en el habla de Andalucía, engañoso de primer mercado del mar del
donde la reducción de consonantes finales Sur y escala de la China ... no habitan allí
se da masivamente aun en los sociolectos más que negros y mulatos ... y rara vez se
más cultos. Sin embargo en el ámbito de ve en aquel lugar algún nacido en él de
la variación dialectal mexicana existen color aceitunado. Terminada la feria ... se
correlaciones notables que sugieren un retiran los comerciantes españoles ... y así
aporte afromestizo a la matización queda despoblada la ciudad” (Carreri
regional del español. 1946:6-15). Más de un siglo después,
LA ASPIRACIÓN/ELISION DE /S/ FINAL cuando el explorador alemán Humboldt
DE SÍLABA/PALABRA. visitó Acapulco en 1811 observó que “la
El caso de la aspiración y sobre todo la población de esta miserable ciudad,
eliminación de la /s/ final de habitada casi exclusivamente por hombres
sílaba/palabra merece una mención de color, asciende a nueve mil almas
especial. Sabemos que, además de unos cuando llega la Nao de China, pero

6
PALARA

ordinariamente no pasa de cuatro mil” condiciones para la retención del


(Humboldt 1966:156). La poca población consonantismo débil en las generaciones
de Acapulco y el aislamiento geográfico y pos-bozales.
sociolingüístico favorecían la retención de Una indagación en la correlación entre
matices fonéticos afrohispánicos, que se el componente demográfico de origen
fueron diluyendo a medida que la africano, la marginalización
población de Acapulco crecía debido a la sociolingüística y la reducción de /s/ final
inmigración de personas de otras áreas de en otras zonas de México revela casos
México, de origen europeo e indígena y adicionales. Por ejemplo en las áreas
portadoras de una /s/ final más resistente a rurales del estado de Sonora la /s/ se
la eliminación. Como consecuencia la aspira frecuentemente en posición
pronunciación débil de la /s/ final en preconsonántica y se pierde al final de la
Acapulco quedó relegada a los sociolectos palabra. Esta pronunciación se manifiesta
más bajos mientas que las variedades lejos de un puerto colonial o contacto
cultas de la misma ciudad prefieren una sostenido con variedades dialectales de las
[s] más fuerte. “tierras bajas”. Durante la época colonial
Moreno de Alba y López Chávez la población de origen africano en Saltillo
también describen la historia demográfica y sus alrededores era considerable (Valdés
de Mazatlán, fundada hacia finales del y Dávila 1989). En 1793 por ejemplo la
siglo XVIII En 1796 la aldea que se población de Sonora consistía en unos
llamaba en aquel entonces San Félix 8000 residentes blancos frente a más de
contaba con sólamente 19 habitantes, 3000 mulatos y una cantidad desconocida
todos de origen africano. En 1817 la de negros (Aguirre Beltrán 1972:228).
población escasamente había crecido: 21 Durante un período la población negra de
habitantes. Los autores se preguntan (p. Zacatecas también era importante, como
315) “¿Puede pensarse que la relajación consecuencia de la enorme riqueza de las
consonántica propia del habla de Mazatlán minas. Un documento del siglo XVII
se debe a influencia andaluza y se (León-Portilla et al. 1974:229-30)
explique por razones histórico-sociales describe la población de la “ciudad” de
semejantes a las que Menéndez Pidal Zacatecas como de 2000 españoles y unos
proporciona para el andalucismo de la 800 negros y mulatos. Más al norte el
costa del golfo de México y las Antillas?” pueblo minero de más rápido crecimiento,
De nuevo es necesario considerar los Parral (en el estado actual de Chihuahua)
datos desde la perspectiva inversa. La contaba con una cuantiosa población
población de Mazatlán creció a partir de negra en el siglo XVII y la primera mitad
este núcleo original, donde la reducción del siglo XVIII (Mayer 1974). El declive
de /s/ no dependía de la fecha de de la industria minera dio como resultado
fundación del pueblo ni de rutas la marginalidad socioeconómica de esta
marítimas “andaluzas”. La población región y hoy en día aunque en general el
afroamericana de Mazatlán reducía la /s/ estado de Chihuahua se caracteriza por
final debido a la combinación de dos una /s/ final muy resistente, muchas áreas
factores: la /s/ ya debilitada llevada a rurales reducen la /s/ final con una
México por colonos españoles y la frecuencia sorprendentemente alta.
reducción de las consonantes finales En el estado norteamericano de Nuevo
característica del habla bozal, producto de México se habla todavía una variedad
la compenetración de muchas lenguas muy arcaizante del español, producto de la
africanas ninguna de las cuales tenía expedición de Juan de Oñate en 1598.
consonantes obstruyentes al final de las Aunque bien es cierto que existen
palabras. La marginalidad sociolingüística variedades contemporáneas del español
de Mazatlán debida a su población mexicoamericano a través de Nuevo
pequeña y de origen africano ofrecía las México y Colorado, las diferencias entre

7
PALARA

estos dialectos y el habla tradicional de esclavos africanos (Herrera Casasús


Nuevo México son considerables. En 1989). Hoy en día la aspiración de /s/ en
efecto, es posible que el español los estados mexicanos del norte no
tradicional de Nuevo México sea la alcanza las tasas de reducción de las zonas
variedad más antigua en todas las costeras; en algunas áreas rurales, sin
Américas, ya que no ha sufrido los efectos embargo, las configuraciones se parecen a
masivos de emigración posterior. Frente a la trayectoria de la /s/ en variedades
las variedades mexicanas contemporáneas afrohispánicas del pasado. Por ejemplo en
del norte, el español tradicional de Nuevo unas zonas rurales del estado de Coahuila
México se caracteriza por la aspiración de la /s/ final se reduce más frecuentemente
/s/ en toda posición final de sílaba/palabra. en el sufijo verbal-mos (Gavaldón 1970),
Según Canfield (1962, 1981) esto refleja exactamente el mismo contexto en que
el período “andaluz” de la formación de empezó la eliminación de la /s/ en el habla
las zonas dialectales hispanoamericanas, bozal del siglo XVI (Lipski 2005a).
pero la colonización de Nuevo México fue Había concentraciones de esclavos
realizada sobre todo por nativos del País africanos en el estado de Chiapas (Soriano
Vasco, donde la /s/ final es la más fuerte Hernández (1993), otra zona donde hoy en
de todas las variedades del español. día la realización de la /s/ final es más
Durante su etapa formativa la colonia de débil que las normas nacionales.
Nuevo México era abastecida desde ELISIÓN DE /R/ FINAL DE PALABRA
Durango y después Chihuahua y Parral; La elisión de /r/ final de palabra en la
en efecto muchos de los pobladores Costa Chica también concuerda con otros
provenían del pueblo minero indicios de lenguaje afrohispánico.
chihuahuense y aun hoy existen hablantes Aunque en España la eliminación de /r/
rurales cerca de Parral cuyo lenguaje se final, sobre todo en los infinitivos, se da
parece de manera extraordinaria al habla masivamente en Andalucía, Extremadura,
tradicional de Nuevo México. Se sabe Canarias y otras regiones, en
también que los pequeños núcleos Hispanoamérica el fenómeno tiene una
coloniales en Nuevo México tenían distribución geográfica y étnica más
concentraciones de esclavos africanos, reducida en comparación con otros rasgos
hecho que se ve reflejado en algunas prototípcamente andaluces, como la
lenguas indígenas del suroeste aspiración/elisión de /s/ y el trueque de /l/
estadounidense. En diné (navajó) por y /r/ en posición implosiva.
ejemplo la palabra para ‘español/ En los textos afromexicanos del período
mexicano’ es nakaai que significa colonial se dan varios ejemplos de la
‘viajero’. La palabra para una persona de elisión de /r/ final, por ejemplo amó
la raza negra es nakaii lizhiin, es decir [amor] (M-2); cantá (M-8); coló [color]
‘español negro’ pues los primeros (M-8); doló [dolor] (M-8); durmí
africanos vistos por los indígenas habían [dormir] (M-8) ; escuchá (M-8); gobelná
llegado con los españoles. Podemos por [gobernar] (M-8); hacé (M-8) ; llorá (M-
lo tanto plantear la posibilidad— 1); mayó [mayor] (M-8); mijó [mejor]
especulativa todavía por no por eso (M-6, M-8, M-12; parí [parir] (M-9); (M-
desprovista de sensatez—de un aporte 8); retó [rector] (M-8); señó (M-8);
africano a la realización de la /s/ en Nuevo tambó [tambor] (M-8). También
México. encontramos ejemplos de elisión de /r/
En el estado de Coahuila la población final en textos bozales de otras naciones
negra de Saltillo era considerable y hacia hispanoamericanas donde hoy en día la /r/
finales del siglo XVIII alcanzaba un 40% final no se pierde, por ejemplo el Río de la
del total (Valdés y Dávila 1989). El Plata (las referencias se encuentran en
estado norteño de Tamaulipas también Lipski 2005a). Hoy en día en
abrigaba una población significativa de Hispanoamérica la elisión de /r/ final de

8
PALARA

palabra tiene una distribución geográfica que carecen del fonema bilabial /f/ o la
relativamente limitada. A diferencia de fricativa bilabial [φ] que ejemplificaba la
España, donde la reducción de la /r/ final /f/ en el español colonial. El cambio /f/ >
se da ampliamente en Andalucía, [hw] ante vocales no redondeadas: huamía
Extremadura y Canarias, la mayoría de las < familia, juiscal < fiscal, cajué < café,
manifestaciones hispanoamericanas de juaro < faro se da en varias zonas de
este fenómeno coinciden con Hispanoamérica, siempre en condiciones
comunidades de habla afrohispánicas o de contacto de lenguas, en la época actual
donde ha había una importante presencia o en tiempos recién pasados. Esta
africana en tiempos pasados. Podemos pronunciación es frecuente, por ejemplo,
citar el caso de Cuba, donde hay una en los dialectos amazónicos del Perú y el
fuerte correlación entre la elisión de /r/ Ecuador (Lipski 1995), donde refleja la
final de palabra y las aisladas presencia de lenguas de base que no
comunidades afrocubanas en la región cuentan con la fricativa bilabial [φ] del
oriental del país. En Panamá también es castellano local. Una de las soluciones es
frecuente la eliminación de /r/ en las la diptongación, colocando el elemento
poblaciones afropanameñas de la costa del fricativo primero en forma de la
Caribe, entre ellas los negros congos de la aspiración [h] y el componente labial
Costa Arriba y la Costa Abajo (Joly 1981, después en forma de un redondamiento de
1984; Lipski 1989). En el Perú la elisión la vocal siguiente. Entre las comunidades
de /r/ final también tipifica el habla de las afrohispánicas de América Latina, además
comunidades afroperuanas de la costa de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca el
(Cuba 1996) y se refleja en la literatura cambio /f/ > [hw] ante vocales estiradas se
costumbrista de esta región. En Bolivia da en las comunidades afromestizas de
los dialectos regionales pronuncian la /r/ Ecuador (provincia de Esmeraldas), la
final con mucha tenacidad, pero en el comunidad afroboliviana de los Yungas
dialecto tradicional afroboliviano de los (Lipski 2005b, 2006a, 2006b, 2006c) y en
Yungas la /r/ final desaparece el Chocó Colombiano (Lipski 1995). En
consistentemente (Lipski 2005b, 2006a, el habla afroyungueña de Bolivia también
2006b, 2006c). En la República se da el cambio /f/ > [h] en grupos
Dominicana también la eliminación de /r/ consonánticos, como refleja de la
final—no la opción más frecuente a través semejanza acústica entre [h] y [φ], la
del país—se da con prominencia entre realización de /f/ en la zona andina: fruta
algunos grupos afrodominicanos. En > jruta, flor > jlor.
Venezuela la elisión de /r/ final de palabra VOCALES PARAGÓGICAS FINALES DE
es cada vez más frecuente en el habla PALABRA
popular de Caracas y los departamentos El único rasgo del lenguaje afromestizo
vecinos; las tasas de elisión suben de de la Costa Chica que parece ser una
manera sensible entre las comunidades herencia directa del habla bozal es el
afrovenezolanas de Barlovento, al este de empleo—ya muy esporádico y confinado
Caracas, donde se conservan los rasgos a la población de edad avanzada—de
lingüísticos afrohispánicos más notables. vocales paragógicas, al final de las
CAMBIO /F/ > [HW] ANTES VOCALES NO palabras. El lenguaje bozal de siglos
REDONDEADAS pasados presentaba muchos casos de
El cambio /f/ > [hw] ante vocales vocales paragógicas que así alcanzaban
redondeadas y sobre todo ante [u] las sílabas abiertas (terminadas en vocal)
semivocálica es frecuente en el habla preferidas en la mayoría de las lenguas del
rústica de muchos países (p. ej. fue > jue), África occidental: dioso < Dios,
pero sólo ocurre ante vocales no siolo/seoro < señor, etc. Las vocales
redondeadas en algunas zonas dialectales paragógicas existen todavía en algunas
caracterizada por el contacto con lenguas lenguas criollas de origen afroibérico, por

9
PALARA

ejemplo en São Tomé, Annobón, el combinación con su distribución


papiamento y el palenquero. Entre las geográfica y étnica revela una fuerte
comunidades de habla afrohispano- Cuadro 3: Rasgos fonéticos afro-
americanas contemporáneas sólo en hispánicos contemporáneos
Bolivia es algo frecuente el empleo de
vocales paragógicas, p. ej. en ele < él, Rasgo comunidades otras
ayere < ayer. En el lenguaje afro- afrodescendientes comunidades
mexicano de la Costa Chica Althoff de habla
(1994) recogió ejemplos como motoro <
motor, caloro < calor. Mis propias /s/ final Bolivia; Paraguay; Andalucía,
encuestas en San Nicolás, Guerrero, >Ø Perú (costa); Canarias,
Colombia (Chocó); países
realizadas en agosto de 2006,
Ecuador caribeños;
descubrieron ejemplos como vamo a (Esmeraldas); muchos
correre; qué me va a hacere; le dio de Panamá; Cuba, países
comere; yo lo voy a llamara; me va a Rep. Dominicana; centroamerica
quemara; para que yo me pudiera Venezuela nos; Chile;
desencantara; me voy a casar contigo y (varias); México Río Plata
me voy a quedara; aunque no tenemos (Costa Chica)
veces para comere en la casa. No hay /r/ final > Bolivia; Paraguay Andalucía,
vocales paragógicas en ningún otro Ø (Camba Cua); Perú Canarias;
(Chincha); Cuba; Panamá,
dialecto mexicano; los ejemplos de San
Rep. Dominicana; Venezuela
Nicolás son de interés especial pues Panamá; México (amplias
parecen demostrar no sólo la adición de (Costa Chica) zonas)
vocales paragógicas sino también un /f/ > [hw] Bolivia; Ecuador Perú, Bolivia
proceso de harmonía vocálica, (Esmeraldas); (hablantes
ampliamente documentada en el habla México (Costa bilingües
afroibérica de siglos pasados. La Chica); Colombia Quechua/Ay
harmonía vocálica ocurre en varias (Chocó); Perú mara-
lenguas del África occidental y se refleja (Chincha) español); Perú
en el papiamento y en los criollos (zona
amazónica)
afroportugueses del Golfo de Guinea (São
Vocales Bolivia; México Brasil
Tomé, Príncipe, Annobón). La paragógi (Costa Chica; raro)
combinación de vocales paragógicas y cas
harmonía vocálica en el habla afro-
mexicana vestigial representa la evidencia
más indiscutible de una herencia correlación entre el trasfondo africano y el
africana/bozal al lado de la supervivencia habla contemporánea. A lo largo de su
de rasgos andaluces/de tierras bajas. historia colonial y pos-colonial México ha
El cuadro 3 resume los rasgos fonéticos abrigado comunidades de habla afro-
que se encuentran en la Costa Chica hispánicas al margen de las grandes zonas
mexicana dentro del marco de la fonética dialectales de origen euro-mestizo.
afrohispánica. Notamos que aunque Debido a las circunstancias socio-
pocas características fonéticas afro- demográficas de las poblaciones africanas
mexicanas pertenecen exclusivamente al en siglos anteriores es probable que el
lenguaje afrohispánico, en México se español mexicano esté matizado de rasgos
encuentran en zonas muy delimitadas, que provienen si no del contacto directo
donde la presencia histórica de africanos y con lenguas africanas por lo menos del
afrodescendientes ha sido considerable. contacto con africanos que adquirían el
6. Conclusiones español como segunda lengua. Hoy en
Los párrafos anteriores demuestran que día muchos mexicanos desconocen por
el conjunto de fenómenos lingüísticos en completo el patrimonio lingüístico y

10
PALARA

cultural africano en su país, y ningún José María de Agreda y Sánchez. México:


tratado de dialectología mexicana Editorial Xóchitl.
reconoce una presencia africana en la Cuba, María del Carmen. 1996. El castellano
formación de las zonas dialectales. Las hablado en Chincha. Lima: Universidad
Nacional Mayor de San Marcos, Escuela de
huellas afromexicanas han sido casi Posgrado.
completamente borradas del escenario De la Cabada, Juan. 1980. La guaranducha
nacional por los acontecimientos políticos (comparsa carnavalesca de Campeche).
y demográficas que se combinaron para Culiacán: Universidad Autónoma de
crear la nación mexicana moderna; Sinaloa.
quedan remanentes detectables sólo en Díaz Pérez, María Cristina, Francisca Aparicio
algunas comunidades aisladas, pero es Prudente, Adela García Casarrubias. 1993.
probable que una indagación más Jamás fandango al cielo: narrativa
profunda revele un aporte afro aun a nivel afromestiza. México: Dirección General de
Culturas Populares.
de los principales dialectales regionales. Gavaldón, Lourdes. 1970. “Aspectos fonéticos
La historia completa de los contactos del habla de Múzquiz, Coahuila.” Anuario
lingüísticos afrohispánicos en México está de Letras 8.219-224.
por escribirse; ofrecemos las Gutiérrez Ávila, Miguel Ángel. 1993. La
observaciones anteriores con la esperanza conjura de los negros: cuentos de la
de que no sean sino el primer paso en el tradición oral afromestiza de la Costa Chica
camino que conduce a la investigación de Guerrero y Oaxaca. Chilpancingo de los
seria de la africanía lingüística de esta Bravos: Universidad Autónoma de
inmensa y diversa nación. Guerrero, Instituto de Investigación
Científica, Área Humanística Social.
Guzmán Calvo, Rafael. 2002. Estampas
The Pennsylvania State University costeñas (orígenes de Puerto Escondido).
(Universidad del Estado de Pennsylvania) Puerto Escondido: Conacultura: Instituto
Oaxequeña de las Culturas, Unidad Regional
Bibliografía Costa.
Herrera Casasús, María Luisa. 1989.
Aguirre Beltrán, Gonzalo. 1958. Cuijla: Presencia y esclavitud del negro en la
esbozo etnográfico de un pueblo negro. huasteca. Ciudad Victoria: Universidad
México: Fondo de Cultura Económica. Autónoma de Tamaulipas.
------------------- . 1972. La población negra de México. ———. 1991. Piezas de Indias: la esclavitud
México: Fondo de Cultura Económica, 2ª negra en México. Veracruz: Instituto
ed. Veracruzano de Cultura.
Althoff, Daniel. 1994. “Afro-mestizo speech ———. 1995. Raíces africanas en la
from Costa Chica, Guerrero: from Cuaji to población de Tamaulipas. En Martínez
Cuijla.” Language Problems and Language Montiel (ed.), 463-523.
Planning 18.242-256. Humboldt, Alexander von. 1966. Ensayo
Aparicio Prudente, Francisca, María Cristina político sobre el reino de Nueva España.
Díaz Pérez, Adela García Casarrubias. México: Porrúa.
1993. “Choco, chirundo y chando” Jiménez Torres, Julieta. 1998. “El
vocabulario afromestizo. Chilpancingo: villanciquero mayor de España.” En López-
Consejo Nacional para la Cultura y las Portillo (ed.), 275-284.
Artes, Unidad Regional Guerrero de Joly, Luz Graciela. 1981. The ritual play of
Culturas Populares. the Congos of north-central Panama: its
Canfield, D. Lincoln. 1962. La pronunciación sociolinguistic implications. Sociolinguistic
del español en América. Bogotá: Instituto Working Papers (Southwest Educational
Caro y Cuervo. Development Laboratory, Austin, Texas),
———. 1981. Spanish pronunciation in the no. 85.
Americas. Chicago: University of Chicago ———. 1984. “Implicaciones sociolingüísticas
Press. del juego de Congos en la Costa Abajo de
Carreri, Gemelli. 1946. Las cosas más Panamá.” Revista Lotería 338-339.22-55.
considerables vistas en la Nueva España, tr.

11
PALARA

León-Portilla, Miguel et al. 1974. Historia escenificaciones neoclásicas y populares


documental de México I. México: (1797-1825). México: Consejo Nacional
Universidad Nacional Autónoma de México. para la Cultura y las Artes.
Lipski, John. 1986. “Lingüística afro- López-Portillo, Carmen Beatriz (ed.). 1998.
ecuatoriana: el valle del Chota.” Anuario de Sor Juana y su mundo: una mirada actual.
Lingüística Hispánica (Valladolid) 2.153- México: Universidad del Claustro de Sor
76. Juana/UNESCO/Fondo de Cultura
———. 1987. “On the origin and use of Económica.
lan/nan in Caribbean bozal Spanish.” Martínez Maranto, Alfredo. 1995. “Dios pinta
Beitraege zur romanischen Philologie como quiere: identidad y cultura en un
"24.281-290. pueblo afromestizo de Veracruz.” En
———. 1989. The speech of the NEGROS Martínez Montiel (ed.), 525-573.
CONGOS of Panama. Amsterdam: John Martínez Montiel, Luz María, ed. 1995.
Benjamins. Presencia africana en México. Mexico:
———. 1992. “Spontaneous nasalization in Consejo Nacional para la Cultura y las
Afro-Hispanic language.” Journal of Pidgin Artes.
and Creole Languages 7.261-305. Martínez Montiel, Luz María y Juan Carlos
———. 1995. “[round] and [labial] in Spanish Reyes (eds.). 1993. Memoria del III
and the ‘free-form’ syllable.” Linguistics Encuentro Nacional de Afromexicanistas.
33.283-304. Colima: Gobierno del Estado de Colima/
———. 2002. “Epenthesis vs. elision in Afro- Consejo Nacional para la Cultura y las
Iberian language: a constraint-based Artes.
approach to creole phonology.” Current Mayer, Vincent, Jr. 1974. The black on New
issues in Romance languages, ed. Teresa Spain's northern frontier: San José de
Satterfield, Christina Tortora, Diana Cresti, Parral 1631 to 1641. Durango, Colorado:
173-188. Amsterdam: John Benjamins. Fort Lewis College, Center of Southwest
———. 2005a. A history of Afro-Hispanic Studies.
language: five centuries and five continents. Megenney, William. “Rasgos criollos en
Cambridge: Cambridge University Press. algunos villancicos negroides de Puebla,
_____ 2005b. “Nuevas fronteras de México.” Anuario de Letras 23.161-202.
dialectología afrohispánica: los Yungas de Mendoza, Vicente. 1956. “Algo de folklore
Bolivia.” Conferencias sobre la lengua y negro en México.” Miscelánea de estudios
cultura del mundo de habla hispana. Kyoto: dedicados a Fernando Ortiz por sus
University of Foreign Studies, 53-72. discípulos, colegas y amigos, t. II, 1092-
———. 2006a. “Afro-Bolivian language 1111. La Habana: Sociedad Económica de
today: the oldest surviving Afro-Hispanic Amigos del País.
speech community.” Afro-Hispanic Review Minority Rights Group, ed. 1995. No longer
25(1). 179-200. invisible: Afro-Latin Americans today.
_____ 2006b. “El dialecto afroyungueño de Londres: Minority Rights Publications.
Bolivia: en busca de las raíces el habla Moreno de Alba, José. 1994. La pronunciación
afrohispánica.” Revista Internacional de del español en México. México: El Colegio
Lingüística Iberoamericana 3(2).137-166. de México.
_____ 2006c. “Afro-Bolivian Spanish and Moreno de Alba, José y Juan López Chávez.
Helvécia Portuguese: semi-creole parallels.” 1987. “La aspiración de -s implosiva en
Papia no. 16.96-116. México y su relación con factores
———. 2007 “Afro-Yungueño speech: the climatológicos.” Actas del I Congreso
long-lost ‘black Spanish’.” Spanish in Internacional sobre el Español de América,
Context 4.1-43. ed. Humberto López Morales, María
———. a. “Un remanante afrohispánico: el Vaquero, 313-321. San Juan: Academia
habla afroparaguaya de Camba Cua.” Puertorriqueña de la Lengua Española.
Lingua Americana, de próxima publicación. Mosonyi, Esteban Emilio, María Hernández,
Lope Blanch, Juan (ed.). 1990. Atlas Elizabeth Alvarado. 1983. “Informe
lingüístico de México, vol. I. México: preliminar sobre la especificidad antropo-
Colegio de México/Fondo de Cultura lingüística del ‘luango’ de Barlovento.”
Económica. Actas del III Encuentro de Lingüistas, 159-
López Mena, Sergio (ed.). 1992. Teatro 167. Caracas: Instituto Pedagógico de
mexicano, historia y dramaturgia. Vol. X: Caracas, Departmento de Castellano,

12
PALARA

Literatura y Latín, Departamento de Idiomas Anon. ‘Fasicos’ (Mendoza 1956) {M-3}


Modernas. Anon. ‘Hy, hy, hy, que de riza morremo’ [siglo
Muhammad, Jameelah. 1995. “Mexico”. En XVII] (Megenney 1985) {M-4}
Minority Rights Group (ed.), 163-180. Anon. ‘Negrilla: ‘a palente a palente’ [1649]
Palmer, Colin. 1976. Slaves of the white god: (Stevenson 1974:52) {M-5}
blacks in Mexico 1570-1650. Cambridge, Anon. ‘Negrilla: por selebrar este día’ siglo
MA: Harvard University Press. XVII] (Stevenson 1975:83-4) {M-6}
Schwegler, Armin. 1996. “Chi ma nkongo”: Anon. `Ya lo ve como no me quere’ [Puebla,
lengua y rito ancestrales en El Palenque de siglo XVIII] (Mendoza 1956) {M-7}
San Basilio (Colombia). Frankfurt: Anon., “Los negritos,” un son jarocho
Vervuert. 2 vols. recordado por Daniel Cabrera, Mandinga,
Silva Castillo, Jorge. 1988. “La imagen del Veracruz (Martínez Maranto 1995:562) {M-
negro en los villancicos de Sor Juana”. 16}
Jornadas de Homenaje a Gonzalo Aguirre Anon., Imitación de obreros negros en
Beltrán, 95-118. Veracruz: Instituto Acapulco (Torres Quintero 1931:213-14)
Veracruzano de Cultura. {M-17}
Soriano Hernández, Silvia. 1993. Los esclavos Cabada, Juan de la. La guaranducha (Cabada
africanos y su mestizaje en la provincia de 1980) {M-18}
Chiapa. Tuxtla Gutiérrez: Instituto Cruz, Sor Juana Inés de la. Varios villancicos
Chiapenco de Cultura. (Cruz 1952) {M-8}
Stevenson, Robert. 1974. Christmas music ‘Dame allbricia mano Anton’ (Stevenson
from Baroque Mexico. Berkeley: University 1975; Megenney 1985) {M-9}
of California Press. ‘Eso rigor e repente’ (Stevenson 1975;
———. 1975. Latin American colonial music Megenney 1985) {M-10}
anthology. Washington: General Secretariat, Fernandes, Gaspar [siglo XVII]
Organization of American States. Gavila, Fernando, ‘La linda poblana’ [1802]
Torres Quintero, Gregorio. 1931. Cuentos (López Mena (1992) {M-19}
colimotes. México: Herrero Hermanos Gutiérrez de Padilla, Juan. ‘A siolo Flasiquiyo’
Sucesores. [1653] (Stevenson 1974, 1975; Megenney
Ugarte Chamorro, Guillermo (ed.). 1974. El 1985) {M-14}
teatro en la independencia. Colección Moratilla, Francisco. ‘Ha neglillo’ [Morelia,
Documental de la Independencia del Perú, 1723] (Mendoza 1956) {M-15}
tomo XXV. Lima: Comisión Nacional del ‘Tantarantan a la guerra van’ (Stevenson 1975)
Sesquicentenario de la Independencia del {M-11}
Perú. 2 vol. ‘Tarara tarara qui yo so Antón’ (Stevenson
Valdés, Carlos Manuel e Ildefonso Dávila. 1974, 1975; Megenney 1985) {M-12}
1989. Esclavos negros en Saltillo. Saltillo: ‘Tororo farara con son’ (Stevenson 1975) {M-
R, Ayuntamiento de Saltillo. 13}
Zielina, María Carmen. “Teatralización de la
condición ‘villana’ del negro en los
villancicos de Sor Juana: una perspectiva
afrocentrista.” En López-Portillo (ed.), 459-
467.
Zimmermann, Klaus. 1993. “Zur Sprache der
afrohispanischen Bevölkerung im Mexiko
der Kolonialzeit.” Iberoamericana 17:50.
89-111.
———. 1995. “Sobre la población afrohispana
en el México de la época colonial.” Papia
4(1).62-84.

Apéndice : textos afromexicanos

Anon. ‘Adió, negrito’ [Costa Chica de


Guerrero] (Mendoza 1956) {M-1}
Anon. ‘Ay mi Rió’ [Veracruz, siglo XVIII]
(Mendoza 1956) {M-2}

13