Está en la página 1de 3

Estimular el habla, ejercicios prácticos para trabajar con niños

A partir de los 2 años de edad, los niños ya poseen un abanico de palabras que ha enriquecido
su léxico. Pronto comenzarán a desarrollar el habla fluida y con ello, un mundo de posibilidades
de comunicación se abre ante sus ojos. Como padres y docentes, es recomendable que ayudemos
al niño a que enriquezca este mundo tan complejo al que ahora se asoma: el habla y el lenguaje.

Ejercicios prácticos para estimular el habla


Actividades para estimular el lenguaje
1.- Contar Cuentos
Leer un cuento a los niños de dos años en adelante ayuda a que, poco a poco, comiencen a
comprender aquello que se les está contando y, a su vez, ayuda a estimular el habla. No debe
asombrarnos que los niños no respondan rápidamente a la comprensión de los relatos. Este es un
proceso y, como tal, debemos facilitarles esta tarea relatando cuentos que sean acordes a su edad.
Podéis encontrar una gran cantidad de cuentos cortos infantiles para leer, nosotros os
recomendamos los del Portal Educapeques
2.- Cantando canciones
Enseñar canciones infantiles ayuda a que los niños no sólo estimulen su sentido del oído y
atención, sino que también promueve la motricidad gruesa cuando dichas canciones indican que
el niño debe acompañar la misma con movimiento de brazos, piernas, manos, cabeza, etc, a la
vez que fomenta las relaciones de comunicación entre sus compañeros. Esto estimula el habla
como medio de comunicación entre ellos.

3.- Fotos o imágenes: ¿Qué estamos haciendo?


Mostrarles fotos a los niños, favorece su interés por la comunicación. En estos casos se sugiere
que las fotos sean de personas conocidas por ellos (familiares, por ejemplo) para que ellos puedan
relatar qué es lo que la familia está haciendo en esa fotografía o bien, quiénes son los que
aparecen en dicha foto. Tras realizar estas simples preguntas el niño comenzará a hablar y, poco
a poco, irá enriqueciendo su lenguaje.
Una sencilla manera de estimular el habla

4.- Los títeres o las marionetas


Uno de las actividades o juegos para estimular el lenguaje son las obras infantiles que usan
marionetas o títeres favorecen el habla en los niños. En estos casos, sugerimos que los mismos
personajes (títeres) interactúen con los niños. Esto llama poderosamente su atención y ayudará a
que ellos se animen a hablar.

5.- Utilizar la tecnología para ayudarles a los niños pequeños:


grabadora de voz
La tecnología puede enseñarles rápidamente el tono de su propia voz, así como también la
intensidad con la que el niño habla. De este modo no sólo se va a estimular el habla sino también
la escucha, parte esencial para que los niños hablen del modo adecuado.
6.- Ejercicios para mejorar la pronunciación
Otra de las actividades para estimular el habla, son dinámicas para fortalecer las mandíbulas,
muchos pediatras recomiendan la estimulación mediante la masticación, así como también sacar
la lengua o cualquier ejercicio facial o de gesticulación.
Hasta aquí os hemos contado cómo ayudar a nuestro hijo a hablar, pero…..

¿Cuándo debemos preocuparnos si mi hijo no habla?


image: https://www.escuelaenlanube.com/wp-content/uploads/2017/06/estimular-el-
lenguaje-89x150.png

 Debe llamarnos la atención un niño que con 6 meses no hable, no sonríe ante la voz de un adulto o
no responde al llamado por parte de éste.
 Si ha cumplido 1 año y no emite ninguna sílaba, ni señala con el dedo.
 Si al cumplir los 18 meses no emite sonido para comunicarse con los adultos o llamar su atención o
si no reconoce personas u objetos cuando se les muestra.
 Si a los 2 años no empezó a decir algunas palabras sueltas tales como mamá, papá, agua, pan o bien
onomatopeyas como guau-guau; pío-pío, etc
 Si cumplidos los 3 años el niño no entiende una oración sencilla como “tráeme el balón” y no emite
2 palabras juntas que tengan sentido.
Ejercicios para estimular el habla María Eugenia Daney. Escuela en la Nube

Ejercicios motores para estimular el lenguaje


Estimular el lenguaje: A menudo los niños que tienen alguna dificultad o trastorno del lenguaje
(TEL) llevan meses de tratamiento pero, sin embargo, su lenguaje no resulta ser el adecuado.
Esto es producto de una debilidad o un aumento del tono muscular lo que colabora para que
el niño no hable de modo comprensible.
Veamos algunos ejercicios motores para estimular el lenguaje:
Antes de comenzar…
Sentar al niño frente a un espejo

Esto servirá para que él logre articular viéndose en el espejo sentado, a fin de que comprenda que
determinados movimientos y articulación de los músculos del rostro, darán como resultado una
pronunciación fonética adecuada.

Ads by scrollerads.com
Ejercicios motores para estimular el lenguaje
 Ejercicios para los labios
Coloca al niño frente al espejo. Haz los siguientes movimientos con él.

1. Lleva la comisura de la boca hacia el lado izquierdo sin utilizar las manos. Sólo con el movimiento
de los músculos faciales. Luego lleva la comisura hacia la derecha.
2. Dile al niño que coloque la boca como si fuese a dar un beso y que luego bese en el aire.
3. Que el niño desvíe la mandíbula hacia la derecha lo más posible y luego hacia la izquierda pero sin
separar los labios unos de otros.
4. Intentar separar los labios lo más posible pero sin que los dientes se separen. Se debe repetir este
ejercicios varias veces y de forma rápida.
5. Subir el labio superior apretando los dientes. Luego bajar el labio inferior lo más posible.
6. Pedirle al niño que sonría de un solo lado pero antes de que él lo haga colocar el dedo índice sobre
éste lado ejerciendo fuerza e impidiendo que sonría. Se le debe pedir al niño que continúe realizando
la mueca de todos modos. Luego realizar el mismo ejercicio del lado opuesto.
 Ejercicios para la lengua
1. Sacar la lengua y levantar la punta en dirección hacia la nariz.
2. Bajar la lengua lo más posible.
3. Sacar la lengua, abrir la boca y sacar la misma pero colocando la lengua en forma recta (tensa).
4. Ejercitar palabras que comiencen con la letra “T”. Se pueden emplear trabalenguas con esta letra.
5. Arquear la lengua hacia arriba.
6. Pedirle al niño que, con la boca cerrada, dé vuelta la lengua hacia un lado y luego hacia el otro. Luego
pedirle que repita el ejercicio con la lengua abierta.
7. Hacer muecas variadas con la lengua
8. Intentar sacar la lengua pero, previamente, inflar las mejillas. Al sacar la lengua se debe impedir que
el aire salga de la boca.
9. Llevar la lengua hacia la cara inferior de las mejillas y tocar una mejilla con la punta de la lengua.
Repetir del lado opuesto.
 Ejercicios para las mejillas
1. Inflar las mejillas
2. Soplar velas a diferentes distancias para regular la intensidad del aire
3. Imitar que se tiene la boca llena de comida e intentar hablar de este modo
4. Cantar una canción con la boca llena de aire y sin abrir la boca, es decir emitir los sonidos de la
canción. En este caso el aire se escapará por la nariz. Pídele al niño que vuelva a inflar las mejillas.
Lo importante aquí es que no abra la boca en ningún momento de la canción.

Lea más en https://www.escuelaenlanube.com/ejercicios-motores-estimular-el-


lenguaje/#xk3g3jKfUiCT6lDZ.99