Está en la página 1de 14

Suicidio Infantil

Alonso Morales Medina


Dra. María Guadalupe Vásquez Solis
Suicidio infantil
• En México, el suicidio es la tercera causa de muerte en
los jóvenes entre 15 y 24 años. Se ha observado que
70% de los intentos por quitarse la vida se presentan
como un acto impulsivo, mientras que 30% restante es
planeado

• Para 1970 era de 0.27, por cada de 100 mil habitantes,


para el 2004 fue de 5.4”.

• El grupo más vulnerable en Jalisco es de 15 a 24 años.

• En la entidad, el trastorno representa la causa número


16 de mortalidad de la población. El 75 por ciento de los
casos son en la zona metropolitana de Guadalajara, y el
25 por ciento en municipios.
Suicidio infantil
• “Del total, el 80 por ciento fue del sexo
masculino y el restante femenino.

• Para el primero los métodos son el


ahorcamiento y disparo por arma de fuego,
para el otro género, arma blanca y consumo
de tóxicos
Factores de riesgo
• Ante todo hay que considerar que los factores de
riesgo suicida son individuales, pues lo que para
algunos es un elemento de riesgo, para otros puede
no representar problema alguno.

• Además de individuales son generacionales, ya que


los factores de riesgo en la niñez pueden no serlo en
la adolescencia, la adultez o la vejez.

• Por otra parte son genéricos, ya que la mujer tendrá


factores de riesgo privativos de su condición y así
también lo será para el hombre.

• Por último, están condicionados culturalmente, pues


los factores de riesgo suicida de determinadas
culturas pueden no serlo para otras.
Huésped
• Depresión infantil prolongada
• Poco control de sus impulsos

• Presentar algún trastorno psiquiátrico.


• Fallas escolares.
• Aislamiento social.
• Carencia de vínculos personales
profundos y confiables.
• Exposición intensa o prolongada a
eventos estresantes.
• Sexo masculino (relación: 34 hombres a
1 mujer).
Ambiente
• Familia
– Comportamiento agresivo intrafamiliar
– Alcoholismo y drogadicción
– Depresión (padres)
– Abuso sexual y maltrato
– Sicopatología de los padres.
– Familia disgregada y desorganizada.
– Muerte de padres antes de los 12 años
Ambiente
• Bullying
– Adolescentes principalmente
– Maltrato y burlas por parte de los compañeros
– Tiende a jorobarse, a maltratar a los más chicos y
no mira a los ojos.
Manifestaciones
• Aislamiento
• Hablar frecuentemente acerca de la
muerte
• Comentarios como “si yo no estuviera”,
“si yo no hubiera nacido”, “quiero
morir”, etc.
• Problemas frecuentes en la escuela
• Agresividad sin motivo aparente
• Malestar físico
• Regalar sus cosas sin motivo aparente
• Descuido personal en su aseo y su
apariencia
Etapas del suicidio
• Etapa 1: emitir pequeñas señales de
ayuda

• Etapa 2: Gesto suicida. Poco


frecuente. Es el pensar cómo lo
hará.

• Etapa 3: Intentos de suicidio.


Adolescentes, principalmente
mujeres. Gravedad variable.

• Etapa 4: Suicidio logrado, poniendo


fin drásticamente a la vida.
Tratamiento
• Debe ser individualizado, adaptado a cada caso en particular y
a la fase del desarrollo que se encuentra el niño, en base a su
funcionamiento cognitivo madurez social.

• Debe además involucrar de una manera activa a los padres, y


realizar intervenciones hacia el entorno del niño (familiar,
social y escolar)
Tratamiento
• Las Terapias Psicológicas más utilizadas son:
• Cognitivo-Conductual: se basa en la premisa de que el paciente
deprimido tiene una visión distorsionada de sí mismo, del
mundo y del futuro. Tales distorsiones contribuyen a su
depresión y pueden identificarse y tratarse con esta técnica.
• Conductual: se basa en la aplicación de técnicas de
modificación conductual, manejo adecuado de situaciones, etc.
• Familiar.
• Grupal y de Apoyo.
Prevención
• Un niño que piensa en suicidarse no desea terminar
con su vida, la mayoría de las veces quieren terminar
con sensaciones graves e intensas de dolor, tristeza,
angustia o ira. Un niño dependiendo de su madurez y
formación no entiende que la muerte es un proceso
irreversible.

• Si un niño comenta de qué forma llevaría acabo su


suicidio se debe estar especialmente atentos. Cualquier
mensaje que nos mande el niño avisando de su posible
muerte no debe ser menospreciado de ninguna forma.
Prevención
• Los deseos de llamar la atención, la petición de ayuda,
la necesidad de mostrar a otros cuán grandes son sus
problemas, pueden ser algunos de los mensajes
enviados con un acto suicida.

• Los factores de riesgo que deberíamos poder prevenir


son:
– Un entorno familiar desorganizado.
– Depresiones de los padres.
– Enfermedades psiquiátricas de los padres.
– Situaciones escolares y sociales adversas.
– Patologías orgánicas o psicológicas en el niño