Está en la página 1de 1

HOGARES CON VISIÓN

visiónyrestauración.com

La Entrada Triunfal en Jerusalén


PUNTO DE PARTIDA
¿Qué representa para ti la entrada triunfal en Jerusalén; es un registro bíblico, o es un hecho que cambio la historia
de la humanidad?
LECTURA: Mateo 21:8-11
8
Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles, y las
tendían en el camino. 9 Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David!
¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas! 10 Cuando entró él en Jerusalén, toda la ciudad
se conmovió, diciendo: ¿Quién es éste? 11 Y la gente decía: Este es Jesús el profeta, de Nazaret de Galilea.
PARA MEDITAR Y APLICAR
Actualmente se le conoce como domingo de ramos. Para los judíos la celebración de la pascua era una fiesta muy importante, por
lo que año tras año acudían de lejanos lugares a Jerusalén a participar de ella. Para los judíos residentes en Palestina, los cuales
esperaban el cumplimiento de la llegada del Mesías que traería la paz y la liberación a la nación, pensaban que con la aparición de
Jesús, el tiempo había llegado (Jn. 12:12). Para los religiosos de ese tiempo quienes lo perseguían, no pensaban que estaría en la
celebración y muchos esperaban el desenlace de esa persecución. Para el Señor Jesús, no se trataba solo de una fiesta, se trataba de
enfrentarse al momento del cumplimiento de Su misión redentora, enfrentando el sacrificio de la cruz, la celebración ya no de una
pascua simbólica, sino el sacrificio del cordero sin mancha, quien quitaría el pecado del mundo.
Jesús lo hizo con decisión, con motivación y con determinación (He. 12:2; Lc. 9:51-53).
1.-Jesús tiene una misión para ti. Jesús necesita de tu obediencia y no hay misión sencilla que no tenga un gran impacto en el
reino. La obediencia a la misión aparentemente pequeña, encargada a sus discípulos implicaba el cumplimiento de una de tantas
profecías en la persona de Cristo. (Mt. 21:1).
Jesús conoce las dificultades de tu misión. Para completar nuestra misión asignada con éxito, es necesario seguir sus ins-
trucciones. (Mt. 21:2-3).

2.- La Profecía revela el carácter del Rey. Su programa de gobierno es un reino de paz. Esto desalentó a muchos de sus seguido-
res, quienes a pocos días de darle la bienvenida, ahora gritaban: ¡crucifíquenlo! (Mt. 21:4-5).
El Salvador restaura, no mutila. Jesús tenía clara Su misión acerca de la salvación. (Lc. 9:52-56).

3.- ¿Religión o mover de Dios? El legalismo de los fariseos les impedía reconocer el cumplimiento de las escrituras en la persona
de Jesús (Mt. 21:6-9; Lc.19:39-40).
4.- ¿Quién es Jesús para ti? Muchas veces hemos escuchado a otros decirnos quien es Jesús; sin embargo reconocer quien es Él,
es una decisión personal, cada uno de nosotros necesitamos conocer a Jesús porque eso determinará nuestro destino eterno
(Mt. 21:9-11; Jn. 12:19).
¿Prólogo? o ¿Epílogo? Para algunos Jesús, es un profeta, para otros un parteaguas en la historia, para otros un filósofo
con un pensamiento basado en el amor, para otros un salvador. ¿Es para ti Jesús un Salvador? o ¿También es Rey?
El Salvador nos rescata y al Rey se le obedece (Lc. 19:41-44).
¿Quién es Jesús para ti? ¡Quien lo rechace sufrirá las consecuencias! (Jn. 1:12).
ORACIÓN
Dios Padre, te damos gracias por el sacrificio de tu Hijo amado en la cruz, para darse por cada uno de nosotros, y esperamos el
día de tu regreso para celebrar juntos, como dice tu Palabra, Amén.