Está en la página 1de 4

cine

aceprensa 19 noviembre 2014 - n.º 88/14


Los juegos del hambre: Sinsajo (parte 1)
The Hunger Games: Mockingjay – Part 1
denta Alma Coin alberga grandes esperanzas de que la jo-
ven pueda galvanizar el movimiento de rebelión contra el ti-
rano presidente Snowden. La duda es cómo puede afectar-
le que Peeta haya quedado atrás, prisionero de Snowden.
Pues este lo exhibe en las pantallas de televisión en en-
trevistas conducidas por Filckerman, con mensajes equívo-
cos y manipuladores que podrían minar la moral de Katniss.
Francis Lawrence sigue describiendo un mundo oscuro,
donde se muestran las masacres ejecutadas por un Snow-
den sin escrúpulos. Las claves que sostienen la trama son
las de los otros filmes: la madurez de la heroína Katniss, que
maneja sus talentos con humildad, confiando más en la
atención sincera a los otros, en la capacidad de sacrificio y
en la correcta toma de decisiones que en la propaganda.
Algunos pasajes de acción e intriga que podían haber si-
Director: Francis Lawrence. Guion: Danny Strong y Peter Craig, do convencionales, como un intento de rescate, funcionan
a partir de la novela de Suzanne Collins. Intérpretes: Jennifer porque se combinan paralelamente con otra guerra, la me-
Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Woody Harrelson, diática, de innegable interés. Los actores están bien en sus
Elizabeth Banks, Julianne Moore, Philip Seymour Hoffman, personajes, casi todos arquetípicos. Los veteranos Donald
Donald Sutherland. 125 min. Jóvenes. (V) Sutherland, Julianne Moore y el fallecido Philip Seymour
Hoffman casi con su sola y poderosa presencia. Destaca
La tercera entrega de Los juegos del hambre abarca la mi- Jennifer Lawrence, que exhibe dramatismo y grandeza en
tad de la última novela de la trilogía juvenil distópica de Su- sus momentos culminantes –los relativos a Peeta y Gale, o
zanne Collins (ver Aceprensa, 18-04-2012). Se centra en el sus encuentros con las personas sufrientes–; es sin duda
afianzamiento del liderazgo de Katniss Everdeen. La presi- una grandísima actriz. José María Aresté.

Interstellar
Director: Christopher Nolan. Guión: Jonathan Nolan, Christopher arrepentirse de haberse dejado un dinero en la taquilla.
Nolan (Historia: Kip Thorne). Intérpretes: Matthew El creador de la mejor saga de Batman cuenta aquí la
McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Michael Caine, historia de un padre que se embarca en una compleja mi-
Matt Damon, Bill Irwin, John Lithgow, Casey Affleck, David sión espacial en busca de una galaxia donde los seres hu-
Gyasi, Wes Bentley. 169 min. Jóvenes. manos puedan vivir, pues la Tierra ha quedado inhabitable.

Es fácil poner peros a Interstellar, por excesiva, por acumu-


lativa, por su metraje desmedido, porque la trama emotiva
no está conseguida y, sobre todo, porque alarga y simplifi-
ca un epílogo que pedía a gritos más concisión y misterio (el
director que dejó a medio planeta interrogándose por una
peonza en Origen se empeña en aclarar ahora hasta el más
mínimo interrogante de una trama, hasta ese momento, abi-
garrada y confusa).
Sin embargo, si –en una película de 169 minutos– a los
150 no te importaría nada que se pusieran a explorar otro
mundo, quiere decir que algo tiene Nolan cuando lo bendi-
cen. Dicho de otro modo: Interstellar no es perfecta pero es
un espectáculo enorme, una de esas películas que uno re-
comienda sin miedo a sus amigos sabiendo que no van a
A partir de esta sinopsis, que comparte con títulos similares, de Nolan, que añade además a este festival de imágenes y
y de una historia del físico americano Kip Thorne, que prime- sonidos una serie de reflexiones interesantes (no digo profun-
ro atrajo a Steven Spielberg, Nolan construye un complejo das; quizás en este ángulo Spielberg lo hubiera hecho mejor)
relato sobre agujeros negros, viajes en el tiempo y realidades sobre la paternidad y unos apuntes certeros sobre ecología
en cuarta y quinta dimensión. que subrayan la importancia que tiene el hombre como admi-
¿Origen? Sí, pero a lo grande. Nolan se vuelve loco literal- nistrador del planeta.
mente recreando naves espaciales, mundos imposibles, gala- Como remate, y para deleite del espectador, pasea por la
xias alternativas y espacios paralelos. Todo, acompañado de pantalla un generoso reparto: desde Matthew McConaughey,
un uso, también absolutamente grandilocuente, del sonido y convertido ya en actor de peso, hasta Michael Caine, pasan-
del silencio y la banda sonora –estridente también a veces– de do por Anne Hathaway, Jessica Chastain o Matt Damon. Ana
Hans Zimmer. Este exceso mete al espectador en los mundos Sánchez de la Nieta.

Matar al mensajero
Kill the Messenger
caína en Estados Unidos para financiar ilegalmente a los re-
beldes nicaragüenses que intentaban derrocar al gobierno
sandinista. Su actuación hizo tambalear su matrimonio y le
echó encima a toda la administración pública y a muchos me-
dios de comunicación al servicio de ella.
El neoyorquino Michael Cuesta acierta al imitar los mejores
filmes periodísticos de los años 70 del siglo pasado, sobre to-
do El último testigo (1974) y Todos los hombres del presiden-
te (1976), ambos de Alan J. Pakula. De este modo, su vibran-
te puesta en escena hiperrealista desarrolla con vigor el sóli-
do guion de Peter Landesman, que dosifica muy bien el abun-
dante material documental de los dos libros en los que se ha
basado: uno del propio Gary Webb (Dark Alliance) y otro de
Nick Schou (Kill the Messenger).
Por su parte, el apabullante reparto —liderado por un con-
Director: Michael Cuesta. Guion: Peter Landesman. Intérpretes: tenido Jeremy Renner— encarna muy bien los dilemas mora-
Jeremy Renner, Michael Sheen, Robert Patrick, Tim Blake Nelson, les de los personajes, dotando así de veracidad a la angustio-
Ray Liotta, Barry Pepper, Rosemarie DeWitt, Oliver Platt, Andy sa intriga, solo rota por contadas secuencias de acción. Cier-
Garcia, Paz Vega. 112 min. Jóvenes. (VSD) tamente, Matar al mensajero resulta algo maniquea, pesimis-
ta y malhablada. Pero sobre esos defectos se impone su no-
Esta película recrea la historia real del periodista estadouni- table factura, su gran intensidad emocional y su valiosa exal-
dense Gary Webb, ganador de dos premios Pulitzer. En 1996, tación del periodismo frente a los abusos del poder. Jerónimo
Webb denunció la vinculación de la CIA con el tráfico de co- José Martín.

Magia a la luz de la luna


Magic in the Moonlight
Director y guionista: Woody Allen. Intérpretes: Colin Firth, Simon francesa a la joven americana Sophie, quien –asistida por su
McBurney, Emma Stone, Catherine McCormack, Eileen Atkins, madre– tiene obnubilada por completo a una adinerada fami-
Erica Leerhsen. 97 min. Jóvenes. (D) lia. Y aunque Stanley está convencido de que es una embau-
cadora, Sophie resulta ser demasiado buena, y hasta empie-
Años 20 del pasado siglo. Stanley, afamado mago británico za a hacerle pensar si no habrá dado por fin con alguien ca-
que rechaza cualquier cosa que huela a sobrenatural, disfruta paz de alterar sus racionalistas convicciones.
desenmascarando a todo aquel que ose atribuirse dotes de Fiel a su cita anual, Woody Allen entrega una fábula delicio-
adivinación o capacidad de comunicarse con los espíritus. Su sa, muy suya, donde da vueltas y revueltas a la idea de si hay
amigo y colega Howard le propone conocer en la Provenza algo más de lo que detectan nuestros cinco sentidos, si exis-
aceprensa 19 noviembre 2014

te Dios o no –o algo “mágico” capaz de animarnos la existen-


cia y darle sentido–: he ahí el dilema. Puede parecer que Allen
apenas araña la cuestión, pero atrapa como nadie la añoran-
za de saber que alguien se ocupa de nosotros.
Nos hemos acostumbrado tanto a las genialidades de
Allen que, si no entrega algo próximo a lo sublime, parece que
nos quedamos insatisfechos. El caso es que el juego del film
funciona, con su halo romántico, y bromas y sorpresas de
buena ley, sembrando las dudas que el mismo cineasta alber-
ga. Resulta muy adecuada esa andanada a los intelectuales
sabelotodos, tan egocéntricos que incluso cuando cambian
su punto de vista, lo hacen para admirarse a sí mismos. Allen
potencia a grandes actores a los que no había acudido hasta
la fecha, como Colin Firth y Emma Stone. José María Aresté.

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo


Director: Javier Fesser. Guion: Javier Fesser, Cristóbal Ruiz y Realizada con esmero y brillantez por los Estudios Ilion
Claro García. Animación. 90 min. Jóvenes. (Planet 51), la excelente animación en 3D estereoscópico per-
mite a Fesser extremar al máximo la planificación de la histo-
Doce años después del exitazo de La gran aventura de Mor- ria y dotarla de un ritmo trepidante, que no decae en casi nin-
tadelo y Filemón, Javier Fesser regresa a la gran pantalla con gún momento, y en el que se integran con fluidez la acción
los populares personajes de cómic creados por Francisco pura y dura, la parodia delirante, los homenajes nostálgicos y
Ibáñez en 1958. El resultado es bastante mejor que el obteni- los toques entre naïf y kitsch que le caracterizan. En general,
do la primera vez, sobre todo en su resolución formal, realiza- la fórmula funciona: mantiene el interés del espectador y le
da íntegramente en animación por captura de movimiento a arranca un buen número de carcajadas.
partir del trabajo previo de unos actores. Solo cabe reprochar a Fesser que su acelerada puesta en
En esta ocasión, un tipo bastante demente, apodado Jim- escena impide disfrutar de algunos detalles valiosos de la ani-
my el Cachondo, ataca el cuartel central de la T.I.A., la agen- mación —bromas cinéfilas, caricaturas de ambientes y perso-
cia secreta más desastrosa de la historia. Entonces, el super- najes reales, cameos…— y que a veces se excede un poco en
intendente llama a sus dos “mejores” agentes, Mortadelo y Fi- su afán de ganarse al público adulto con golpes de humor más
lemón, y los pone tras la pista del criminal. Pero, como siem- toscos y gamberros, algunos de dudoso gusto. Jerónimo
pre, será peor el remedio que la enfermedad. José Martín.

Trash: Ladrones de esperanza


Trash
Director: Stephen Daldry. Guion: Richard Curtis; basado en la
novela de Andy Mulligan. Interpretación: Martin Sheen, Rooney
Mara, Wagner Moura, Selton Mello. Jóvenes-adultos. (V)

Dos chicos brasileños que sobreviven como pueden en una


favela encuentran un día una cartera en el vertedero de basu-
ra donde trabajan. Lo que empieza como un golpe de suerte
acaba convirtiéndose en una auténtica pesadilla.
Dirigida por Stephen Daldry (Billy Elliot, Las horas), Trash es
un melodrama bastante convencional pero funciona. En pri-
mer lugar porque, plagiando sin disimulo a Danny Boyle en
Slumdog Millionaire, Daldry imprime ritmo a la historia con un
montaje ágil, muy pegado a una potente banda sonora que se
convierte en un protagonista más de la película. Si a Boyle le
aceprensa 19 noviembre 2014

funcionó en un suburbio de la India, a mí tiene que funcionar- es que un secundario quiera serlo y sepa estar en la som-
me en una favela, parece que pensó Daldry. Y la verdad es bra para dar luz a los verdaderos protagonistas.
que, sin el toque novedoso de Slumdog, el recurso es eficaz, Por otra parte, como también ocurría en Slumdog, hay un
y lo que en otras circunstancias resultaría de difícil digestión cierto mensaje moral en el que esta película encuentra su ca-
(más de un tercio de la película tiene como único escenario ra y su cruz. Su cara, porque lo que nos cuenta Trash –la mi-
un gran montón de basura), de esta manera se distancia y se seria material no está reñida con la riqueza moral, y muchas
hace más llevadero, especialmente para quien busque una veces las personas más desfavorecidas pueden dar auténti-
cinta comercial (Trash no es Ciudad de Dios). cas lecciones– no solo es positivo sino necesario en una so-
En segundo lugar, el director británico se apoya en un ciedad como la actual. Su cruz, porque la manera de recal-
elenco de buenos actores con unos intérpretes jóvenes muy car el mensaje, con subrayados enfáticos y un final en fosfo-
convincentes y naturales a los que acompañan un valor se- rito que insiste en lo evidente hasta convertir el fondo argu-
guro como Martin Sheen –interpretando a un viejo sacerdo- mental en mitin, resulta un poco cargante. Ana Sánchez de
te–, y la ascendente Rooney Mara, que muestra qué sabio la Nieta.

Jimmy’s Hall
Director: Ken Loach. Guion: Paul Laverty. Intérpretes: Barry
Ward, Simone Kirby, Andrew Scott, Jim Norton. 106 min.
Jóvenes. (V)

Con Jimmy’s Hall, Ken Loach nos ofrece una película histó-
rica, ambientada en la Irlanda de los primeros años treinta.
Concretamente, cuenta un periodo de la vida de James
Gralton (1886-1945), líder del Revolutionary Workers’
Group, antecedente del Partido Comunista irlandés.
Tras una larga estancia en Nueva York, James regresa a
su casa, en un pueblo cercano a la frontera del Ulster, para
cuidar de su madre. La trama gira en torno a un estableci-
miento, el Pearsy-Connolly Hall, donde James organiza pa-
ra la gente del pueblo bailes, jazz, talleres de pintura, de bo-
xeo, de creación literaria… Pero el párroco, el padre Sheri-
dan, considera la iniciativa una provocación, máxime por- tológicas secuencias corales de discusiones y debates, es-
que enseña cosas ajenas a la tradición irlandesa y está ca- cenas violentas –siempre didactistas– junto a otras emoti-
pitaneada por un ateo comunista. Los “señoritos” del pue- vas, recreación casi documental del ambiente de los traba-
blo se alían con el párroco contra James. Solo el coadjutor jadores… La novedad más interesante es el espacio que da
será crítico con esta estrategia destructiva. al jazz primitivo y la música popular irlandesa, lo que hace
Es Ken Loach en estado puro, o sea, inmortal doctrina de más digerible el planteamiento tan ásperamente dialéctico
lucha de clases: ricos y pobres, curas reaccionarios y curas del film. Solo nos queda lamentar lo que siempre lamenta-
tolerantes, malos y buenos, capitalistas y obreros… Pero mos después de ver una película de Loach: su falta de liber-
también es Loach cien por cien en su puesta en escena: an- tad ante su propio credo político. Juan Orellana. ❐

Más cine en www.aceprensa.com


✵ En las fichas de las películas, al final y entre
1 Espacio interior paréntesis, se hace referencia a la presencia de
2 Alexander y el día terrible, horrible, es- escenas de: violencia (V), sexo (X), sensualidad (S),
pantoso, horroroso diálogos soeces (D)

Aceprensa • c/ Núñez de Balboa, 125, 6º A. 28006 Madrid (España)


Tfnos.: (+34)915158974 (Administración), (+34)915158975 (Redacción) Fax: (+34)915631243
E-mails: administracion@aceprensa.com (Administración), redaccion@aceprensa.com (Redacción), mas@aceprensa.com (Comercial)
Director: Ignacio Aréchaga • Redactor-Jefe: Rafael Serrano • Director general: Miguel A. Sánchez del Moral
Edita Fundación Casatejada • Imprime Centro Gráfico Alborada • Depósito Legal: M. 35.855-1984 • ISSN: 1135-6936
Se distribuye por suscripción. Se pueden adquirir los derechos de reproducción mediante acuerdo por escrito con Aceprensa (contacto: info@aceprensa.com)

Intereses relacionados