Está en la página 1de 3

Estética en la Arquitectura

No es difícil relacionar estos conceptos cuando se tiene noción de lo que es


estéticamente aceptable en una arquitectura, pero, ¿Que hay antes de eso?
bueno existe una percepción igual de importante que nos ayuda a ver que es
bello o que es adecuado, sin necesidad de profundizar en los detalles minuciosos
que nos proporcionan los ojos críticos, a esto podemos agregar que la estética
es el modo particular de entender el arte o la belleza.
Esa apreciación, percepción o sensibilidad es lo que estudia la Estética y si bien
son problemas del conocimiento sensorial, estos ``gustos´´ son definidos por las
experiencias vividas y complementados por la cultura propia, es por eso que
podemos identificar una estética aun estando fuera del contexto al que
pertenece, pues no se limita al lugar a la forma o al color, sino que también
incluye el material y la técnica.
Relación con la arquitectura
La belleza ha sido parte intrínseca de la vida humana y los arquitectos se han
dedicado a definir qué elementos componen la buena arquitectura y cuáles no,
teniendo en cuenta que esos elementos son los que aportan la belleza. Todos los
movimientos arquitectónicos y artísticos han surgido como el resultado de las
normas dictadas para alcanzar la excelencia, definida por lo que en es bello en
el momento que surge, de este modo la estética se ocupa también de la cuestión
de si esta cualidad está de manera objetiva presente en la arquitectura, a la que
puede calificar, o definir si lo es sólo en la mente del individuo; por lo tanto, su
finalidad es mostrar si la arquitectura es percibida de un modo particular (el modo
estético) o si la arquitectura tiene, en sí misma, cualidades específicas o
estéticas. La estética también se plantea si existe diferencia entre lo bello y lo
sublime.
El sentido del “buen gusto” es algo muy particular que depende del contexto y la
cultura en la que hayamos vivido. La Arquitectura nos muestra como lo bello
pasa también por ser algo funcional, siendo resultado del cruce entre las
humanidades y la tecnología.
"La arquitectura está más allá de los hechos utilitarios. La arquitectura es un
hecho plástico. Su significado y su tarea no es sólo reflejar la construcción y
absorber una función, si por función se entiende la de la utilidad pura y simple,
la del confort y la elegancia práctica. La arquitectura es arte en su sentido más
elevado, es orden matemático, es teoría pura, armonía completa gracias a la
exacta proporción de todas las relaciones: ésta es la “función” de la
arquitectura". Le Corbusier, 1923
En forma llana la arquitectura incluye Estética y su valor la define el salto que se
percibe entre un Movimiento Arquitectónico y otro, apoyado además, de los
movimientos artísticos, otorgándole un valor filosófico a su evolución en el
tiempo, a medida que las civilizaciones avanzan y/o se transforman.
Aportes en la Arquitectura
Durante al mundo clásico arcaico, anterior al siglo V antes de cristo, en el
gobierno de Pericles, la estética se veía asociada a las formas geométricas
rígidas y muchas de las formas son inspiradas por la estética oriental.
La sección áurea, ha influenciado la arquitectura grandemente en todas las
épocas. Llegándose a utilizar además el existencial minimum: dimensiones
basadas en las medidas del cuerpo humano para establecer las dimensiones
mínimas que puede utilizar el hombre. Los Estoicos conservan y recopilan las
teorías históricas de los griegos, entrado Vitrubio como personaje importante
estableciendo por primera vez al arquitecto.
Queda claro que la Proporción Humana fue una de las primeras preocupaciones
de la Estética en la Arquitectura, teniendo como resultado una humanización de
la arquitectura en los siglos siguientes.
Para el S. XX el gran tema de la arquitectura es la vivienda. Y con el
neoclasicismo se inicia la época de Napoleón surgiendo de aquí los movimientos
de vanguardia, permaneciendo por sus causas intrínsecas el movimiento
moderno. Surgen con este movimiento varias escuelas con sus tendencias,
lenguajes y metodología así también como la percepción de la forma y otros
mecanismos en el ámbito de la arquitectura. Como es el caso de Bauhaus de
Gropius la cual tenía como finalidad “no fue propagar ‘estilo’, sistema o dogma
algunos, sino sencillamente ejercer una influencia revivificante sobre el diseño.”
Ahora bien, según el filósofo Kant ¨La Arquitectura realiza un concepto
previamente concebido de un objeto ¨, es decir comienza mucho antes de la
modelación propiamente dicha de la materia, con una fase de visualización
creativa orientada por la pregunta pre-direccionada, durante la cual se perfilan
las figuras de los cuerpos y la distribución estructural de sus elementos
constitutivos. Esta fase supone un estudio de posibilidades, un ejercicio de
deliberación tanto más arduo cuanto más indeterminado es, al comienzo, el
objeto buscado. El arquitecto debe estar dispuesto a forzar el desarrollo de una
idea hasta alcanzar todo lo que puede dar de sí, y hasta que las ideas se vuelvan
inteligibles, posibles y transmisibles. Esta especie de coacción es la que nos
muestra como la estética marca el cambio entre una y otra arquitectura,
volviéndola posible en el momento en que esta es aceptada como bella. Además,
ubica al Detalle Arquitectónico como la zona o parte de una obra que destaca
por sus cualidades o dificultades a la hora de su realización y no como la estética
per se.
En la actualidad la estética ha incluido nuevos rumbos dentro de la arquitectura,
y Peter Zumthor lo visualiza como Atmosferas, quedando en evidencia que la
belleza no es una idea forzada, sino una continuación, realce y/o adecuación
dentro del entorno en el cual está la obra arquitectónica, volviéndola integral.
“la arquitectura es una ciencia que surge de muchas otras
ciencias, y adornada con muy variado aprendizaje; por la ayuda
de que un juicio se forma de esos trabajos que son el resultado
de otras artes. La práctica y la teoría son sus padres. La
práctica es la contemplación frecuente y continuada del modo
de ejecutar algún trabajo dado, o de la operación mera de las
manos, para la conversión de la materia de la mejor forma y de
la manera más acabada. La teoría es el resultado de ese
razonamiento que demuestra y explica que el material forjado
ha sido convertido para resultar como el fin propuesto. Porque
el arquitecto meramente práctico no es capaz de asignar las
razones suficientes para las formas que él adopta; y el
arquitecto de teoría falla también, agarrando la sombra en vez
de la substancia. El que es teórico así como también práctico,
por lo tanto, construyó doblemente; capaz no sólo de probar la
conveniencia de su diseño, sino igualmente de llevarlo en
ejecución.”

Vitruvio definición de equilibrio entre tres aspectos fundamentales de


toda arquitectura: Utilidad, Belleza y Firmeza.