Está en la página 1de 7

Perfil del estudiante del siglo xxi

El alumno del siglo XXI presenta características comunes a todas las épocas, pero
algunas propias de esta era tecnológica, individualista, globalizada y materialista en la
que nació y creció. Es un niño o adolescente con poca capacidad de asombro, ya que la
tecnología fue capaz de acercarle información e imágenes impensables en el siglo
pasado; por eso es tan difícil motivarlo; despertar su curiosidad, pues está todo a un
solo clic de distancia.

Es un alumno, por ello, que se aburre con facilidad, que no valora el esfuerzo personal,
ya que las máquinas pueden hacer todo por él: cuentas difíciles, investigaciones
complicadas, dibujos creativos, etcétera.

Lo material invade su mente, pues no quiere quedarse afuera de la posesión del último
modelo de video juego o de teléfono celular; y conseguir dinero se transforma en una
meta para muchos jóvenes, que prefieren abandonar pronto sus estudios o dedicarles
menos tiempo, para tener un trabajo, que tal vez no necesiten para satisfacer sus
necesidades básicas, sino las del confort momentáneo, y con ello, interrumpen su
capacitación intelectual y profesional.

El esfuerzo no resulta valorado, y siempre piden nuevas oportunidades, a la manera de


las vidas que se les van reponiendo cuando las pierden en sus juegos electrónicos; sin
darse cuenta que es la vida; y en educación, si bien siempre se puede retomar los
estudios, ciertas metas tienen un “game over”.

Son individualistas, pero sin embargo les gusta trabajar en grupos para ahorrar tiempo
y empeño; pues su objetivo es la consecución del fin de aprobar más que el de aprender.
El profesor que los guíe debe estar preparado para hacerlos crecer como personas
íntegras, sin negar las particulares condiciones que acompañan el mundo presente; y
por el contrario, aprovechándolas. El uso de la tecnología en el aula como herramienta
no puede quedar afuera, porque es un excelente instrumento de aprendizaje; que si bien
tiende a facilitarlo, debe usarse críticamente, para bajar información pero además
compararla, analizarla y criticarla; para enseñar valores éticos, y que reconozcan en lo
que ven o leen lo que es bueno para ellos y lo que los degrada.

Se debe hacer comprender que ellos no deben ser pasivos receptores de la tecnología si
no que deben también participar de su creación y desarrollo, ver lo positivo de la misma
y los impactos desfavorables, sobre todo para el medio ambiente.
Educar hoy es difícil, pero siempre lo fue. Cada contexto histórico posee sus
peculiaridades. La responsabilidad es muy grande, y tomando conciencia de ello,
podremos con nuestro ejemplo y saber, prepararlos para un mundo que cada vez les da
más, pero también les exige; y esto es lo que deben reconocer.

A continuación dejo un cuadro con el conjunto de las características que conforman el


perfil del estudiante tradicional y el estudiante del siglo xx1.
Partiendo de todo lo antes mencionado podríamos resumir los retos de los estudiantes
de esta era en la siguiente frase:

" Lo s an alf ab etos d el sig lo X XI no s e r án aqu ellos qu e no


s ep an l eer y es crib ir, s ino aqu ellos qu e no s ep an apr end er ,
d es apr end er y reapr end er " , H erb ert G erjuo y

Esto quiere decir que los estudiantes de este siglo deben adquirir una capacidad para
adaptarse rápidamente, porque la tecnología en aun crecimiento causa cambios a los
cuales los jóvenes debemos aprender a aprovechar y no solo es hablar de adaptación,
sino de otras características que los alumnos deberán ir cultivando los más pronto posible
como lo son la creatividad, la resolución de problemas, el análisis y comprensión así
como la síntesis de la gran cantidad de información con la que es bombardeado.

Concepto de trabajo en equipo:

El trabajo en equipo consiste en realizar una tarea en particular entre un grupo


de dos o más personas. Es de suma importancia para el trabajo en equipo mantener
un buen nivel de coordinación, también son importantes la unión del grupo y el buen
clima durante la actividad para mantener la armonía entre los integrantes.

Importancia del trabajo en equipo:

El trabajo en equipo es fundamental en nuestra sociedad, somos seres


individuales pero difícilmente podríamos sobrevivir y crear grandes cosas
solos. Necesitamos de los demás para crear una sociedad en la que vivir y sacar
lo mejor de nosotros mismos.
El trabajo en equipo es una inversión de futuro, un pilar fundamental del progreso
social y del desarrollo humano, tanto personal, como académico o profesional. El grupo
ejerce una poderosa influencia sobre el individuo, contribuyendo al crecimiento y
desarrollo de su propia identidad.
Las relaciones humanas necesitan de tolerancia, respeto, confianza, apoyo mutuo y
aceptación de los demás, así mismo, también es de suma importancia las diferencias
entre los miembros del grupo, que ayudan a enriquecerlo y a hacerlo mucho más
productivo.
En el equipo, todos y cada uno de sus miembros son importantes y si contamos
con los estímulos necesarios descubriremos que tienen mucho que aportar, si bien es
cierto que no todo el mundo encaja en todos los grupos. El reto está en encontrar la
sinergia perfecta.
Diferencia entre trabajo en equipo y grupo de trabajo.

GRUPO DE TRABAJO EQUIPO DE TRABAJO

TAREAS

Conjunto de personas que realizan dentro


El trabajo en equipo implica que un grupo
de una organización una labor similar.de personas trabajan de manera
coordinada en la ejecución de un
proyecto.
RESPONSABILIDADES

En el grupo de trabajo cada persona El equipo de trabajo responde en su


responde individualmente. conjunto del trabajo realizado.
AUTONOMIA

Suelen estar próximas físicamente, tienen No tienen por qué estar próximos
un mismo jefe, realizan el mismo tipo de físicamente, no son autónomos, unos
trabajo pero son autónomos, no dependen de otros; el trabajo realizado
dependen del trabajo de sus
por cada uno interfiere en el del
compañeros: cada uno realiza su trabajo y
compañero y afecta al resultado final.
responde individualmente del mismo.
EXPERIENCIA PROFESIONAL

En el grupo de trabajo sus miembros En el equipo de trabajo cada miembro


tienen formación similar y realizan el domina una faceta determinada y realiza
mismo tipo de trabajo (no son una parte concreta del proyecto (sí son
complementarios). complementarios).
MODELO DE ACTUACION

En el grupo de trabajo cada persona En el equipo es necesaria la


puede tener una manera particular de coordinación, lo que va a exigir
funcionar. establecer unos estándares comunes de
actuación (rapidez de respuesta, eficacia,
precisión, dedicación, etc.).
COHESION
Esto no tiene por qué ocurrir en el grupo En el equipo de trabajo es fundamental la
de trabajo. cohesión, hay una estrecha
colaboración entre sus miembros.
JERARQUIAS

El grupo de trabajo se estructura por En el equipo de trabajo en cambio las


niveles jerárquicos. jerarquías se diluyen: hay un jefe de
equipo con una serie de colaboradores,
elegidos en función de sus conocimientos,
que funcionan dentro del equipo en pie de
igualdad aunque sus categorías laborales
puedan ser muy diferentes

Cohesión:

La Cohesión es considerada por Gibson, Ivancevich y Donnelly (2001), como la fuerza


de los deseos de los miembros del equipo de trabajo para permanecer en él y su
compromiso hacia la misión del equipo. Estos autores consideran que esas fuerzas son
mayores que aquellas que puedan intentar alejar a los miembros del equipo. De acuerdo
con estos puntos de vista, la cohesión permite a los integrantes de un equipo el
desarrollo de un sentido de pertenencia y un sentido moral.

Son varias las fuerzas que pueden atraer a las personas a conformar equipos de trabajo,
tales como:

- La compatibilidad y claridad de las metas del equipo con las metas de los miembros.-
El estilo de liderazgo y el carisma que reina en el equipo.- La reputación del equipo que
indica un nivel de cumplimiento exitoso de las tareas.- El equipo es suficientemente
pequeño lo que permite que sean escuchadas y evaluadas las opiniones de sus
miembros.- Los miembros resultan atractivos en el sentido que entre ellos se apoyan y
se ayudan para superar obstáculos y las barreras que se presenten al crecimiento y
desarrollo personal.

En el campo organizacional, la alta cohesión en los equipos de trabajo es un arma


poderosa porque se podrían conformar equipos de trabajo con esta característica y así
asegurar el rendimiento y la productividad que están en la razón de ser de las empresas.

Estudios de especialistas en el área como el de Irvin Manis, hacen un llamado de atención


importante sobre la necesidad de monitorear los equipos de trabajo de alta cohesión
para evitar que aflore un proceso de toma de decisiones denominado pensamiento
grupal; el cual apunta hacia el deterioro de la eficacia mental, la prueba de la realidad y
el juicio moral, que puede llevar a la organización a tener rivalidades internas poco sanas
y competencias internas sin fines productivos y con consecuencias fatales.

El pensamiento grupal es caracterizado por Irvin, bajo los siguientes aspectos:

1. Ilusión de invulnerabilidad. Los miembros del equipo creen que son invencibles.

2. Tendencia a moralizar. Cualquier oposición al equipo es vista por los miembros del
equipo como débil, maligna o poco inteligente.

3. Sentimiento de unanimidad. Cada miembro del equipo apoya irresistiblemente las


decisiones del líder como presión hacia la solidaridad del equipo, opacando el juicio
individual de cada miembro.

4. Presión hacia la conformidad. Los equipos ejercen gran presión para la conformidad
de sus miembros.

5. El rechazo a las ideas contrarias.

De acuerdo con estas consideraciones, la gerencia tiene un reto más que atender y debe
estar preparada para manejar y asumir con criterios firmes estas posibles amenazas,
debe soportarse en el establecimiento de metas claras, y tener indicadores de gestión
para tomar las decisiones pertinentes que garanticen la equidad entre el personal y los
equipos de trabajo, así como, la obtención de resultados que permitan la continuidad de
la organización en el ámbito que se desenvuelve.

Algunas ventajas del trabajo en equipo son:


 Tener un mayor nivel de productividad
 Los sistemas de comunicación e información son más eficaces y más directos.
 Existe un mayor nivel de compromiso con los objetivos del grupo.
 Se mejora el clima laboral, hay mejor coordinación entre los miembros del grupo.
 Permite afrontar con mayor éxito las tareas complejas.
 Facilita la dirección, el control y la supervisión del trabajo.
Algunas desventajas son:
 Se pueden dar ciertos procesos que inciden negativamente en la calidad de las
decisiones y la solución de problemas.
 Pueden generarse conflictos duraderos entre los miembros ya que habrá muchas
diferencias en las formas de pensar y puede llevar a discusiones que dividan al
grupo.
 El trabajo en equipo puede consumir más tiempo.
 Entendiéndose que el trabajar en equipo implica asumir responsabilidades, es
posible que al cometer errores nadie quiera asumirlos en forma individual.

Ventajas del trabajo individual

 No hay discusiones
 Cada uno elige la forma de trabajar
 No hay necesidad de adaptarse a horarios
 no hay necesidad de compartir ideas
 hay una mayor concentración

Desventajas del trabajo individual

 hay menos información


 mayor desanimo para trabajar
 se nos hace más difícil comprender algunos temas
 no compartimos con los demás

Trabajo bajo presión

El trabajo bajo presión puede ser entendido como aquel trabajo que se realiza bajo
condiciones adversas de tiempo o de sobrecarga de tareas, y que demanda mantener la
eficiencia y no cometer más errores de lo habitual. El caso más conocido o paradigmático
es el de los vendedores de terreno, pues cada vez que se acerca fin de mes, deben hacer
esfuerzos ingentes para lograr la ansiada cuota de ventas que su empresa les demanda.
Muchos trabajos hoy en día tienden a ser bajo presión, como puede constatarse con sólo
mirar los avisos de empleo. Una secretaria, un administrativo, un ejecutivo y un gerente,
pueden estar sometidos a exigencias similares de presión. En la actualidad estamos con
niveles de presión muy superiores a lo que se estilaba hace solamente un par de años.
Parece que hoy todo es "para ayer".

La exigencia de ser capaz de trabajar bajo presión se ha producido por varias razones.
En primer lugar porque el nivel de exigencia de las empresas ha aumentado. En efecto,
en un mundo tan competitivo, las empresas deben esforzarse para sobrevivir y
desarrollarse, y esto significa recargar con más trabajo a sus empleados para ahorrar
en personal y mostrar mejores cifras. Lo mismo puede decirse del aumento de los
estándares de calidad, a través de las diversas certificaciones (ISO y otras), que obligan
a utilizar procedimientos y controles que anteriormente no existían, y que demandan
mayor tiempo.
Otro factor que podrían citarse como responsable del trabajo bajo presión es la
polifuncionalidad, que se ha transformado en algo común. Es decir, nadie hace
solamente una tarea o función, sino varias, y esto desde luego aumenta la carga de
trabajo. También la cultura de la respuesta rápida, en el sentido de responder lo mejor
y más rápido posible a los clientes, ha estimulado el trabajo bajo presión, ya que por
ejemplo, una cotización hay que enviarla "ya", pues de lo contrario los competidores
podrían adelantarse y se perdería un negocio.

Lo cierto es que no todos pueden resistir bien el trabajo bajo presión. Hay personas que
se abruman con rapidez, y tarde o temprano deben buscar empleos de menor presión,
por la amenaza de sufrir un cuadro de estrés.

En efecto, el trabajo bajo presión puede fácilmente producir estrés si la persona no está
preparada o no sabe manejar bien el estrés. Lo importante es que cada cual sepa hasta
dónde "apretar el acelerador". Cada trabajo tiene un nivel óptimo de estrés. Bajo
condiciones de trabajo muy relajado, el rendimiento disminuye, pero paradojalmente,
bajo condiciones de mucha presión, también disminuye. El óptimo es un nivel medio de
estrés, como han señalado diversos estudios.

La mejor manera de lograr un buen ajuste al trabajo bajo presión es organizar muy bien
el tiempo; sin embargo esto no siempre es posible, porque las múltiples funcionen
desconectan al empleado de lo que estaba haciendo y lo desconcentran. De ahí que
mucha gente dice que la hora más productiva de su trabajo es en la mañana, antes de
que empiece a sonar el teléfono y las interrupciones.

Otro factor que ayuda es la capacidad de clarificar qué es lo importante y lo urgente,


pues a veces las urgencias no requieren realmente de una respuesta tan rápida. Como
sea, aprender a trabajar bajo presión es una demanda creciente del mercado laboral, y
cada cual debe aprender técnicas que le permitan sortear con éxito esta nueva exigencia.
Antes de sufrir un cuadro de estrés.