Está en la página 1de 25

Índice

5 Saluda Alcalde
7 Saluda Concejal
9 Prólogo Directora General de Cultura
10 Rasgos Geográficos
13 Rasgos Históricos
18 Corpus Descriptivo Intervenciones (2003-2014)
20 1. Excavación arqueológica en “Parcela Pará Juan Cerdán, 103” (Huerta Mayor)
27 2. Excavación arqueológica en la calle Sacramento, 3
30 3. Prospección arqueológica en el polígono 2, parcela 21. Partida del Arenal
31 4. Excavación arqueológica en la calle Virgen de las Nieves, 67
33 5. Excavación arqueológica en la calle Luis Calatayud esquina calle Cremades
36 6. Excavación arqueológica en la calle Goya esquina calle San José
38 7. Excavación arqueológica en la calle Virgen de las Nieves, 72
39 8. Excavación arqueológica en la calle Concepción, 23
41 9. Prospección arqueológica en el proyecto de la carretera CV-845. Tramo Aspe-Hondón de los Frailes
43 10. Excavación arqueológica en la calle La Cruz, 56-AC
46 11. Excavación arqueológica en la calle Reina Isabel la Católica, 22
49 12. Excavación arqueológica en la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro
51 13. Excavación arqueológica en la calle Santa Faz, 10, esquina C/. Los Discretos
55 14. Excavación arqueológica para la instalación de huerto fotovoltaico. Polígono 1, parcela 33-36
59 15. Prospección arqueológica en el yacimiento del Paleolítico Medio de la Coca
62 16. Excavación arqueológica en la calle Ramón y Cajal, 53
65 17. Prospección arqueológica del Post-trasvase Júcar-Vinalopó. Tramo VI El Federal-San Enrique-Cova Planet
66 18. Excavación arqueológica en la calle Honda, 7-9, esquina calle Las Parras
68 19. El Castillo y el Arrabal del Aljau. Intervención en la calle Castillo. Fase III
74 20. Excavación arqueológica en la calle Concepción, 24-26
76 21. Excavación arqueológica en la calle Guzmán el Bueno, 24
78 22. Excavación arqueológica en la calle Virgen del Carmen, 4
82 23. Seguimiento arqueológico de la obra de restauración medioambiental del río Tarafa
90 24. Prospección arqueológica en la Unidad de Ejecución 7.3
92 25. Seguimiento y excavación arqueológica en las calles María Botella y Antonio Soria
94 26. Intervención arqueológica en el recalce de la Torre Norte del Castillo del Río
98 27. Tres Hermanas-2014: Prospección y primera campaña de excavación
104 Conclusiones
106 Aspe prehistórico. Luces y sombras de un territorio privilegiado
113 Aspe en el territorio ibérico contestano: luces y sombras de un proceso histórico
120 Aspis y la romanización de las tierras de Aspe
131 Aspe, de la Antigüedad Tardía al mundo andalusí. Nuevas evidencias arqueológicas
142 De Aspe el Viejo a Aspe el Nuevo. Reflexiones acerca de la historia medieval de Aspe desde la lectura arqueológica (ss. XII-XV)
150 Aspe entre la Edad Moderna y la Edad Contemporánea
156 Pasado y presente en el Museo Histórico de Aspe
168 Bibliografía
Conclusiones
Aspe, de la Antigüedad Tardía al mundo andalusí.
Nuevas evidencias arqueológicas
Felipe Mejías López, José Ramón Ortega Pérez
y Marco Aurelio Esquembre Bebia* Arpa Patrimonio S. L.

Este sugerente viaje entre el Aspe Antiguo y el Medieval del cerro y parte de sus laderas; y el poblado del Castillo
debe llevarnos a los momentos finales del Imperio Romano, del Río, de época emiral, ubicado en la ladera oriental de la
la denominada etapa Tardorromana, para avanzar hasta la fortificación y que ha sido documentado gracias a las obras
llegada de los visigodos y continuar con la posterior inva- de recalce de la torre norte.
sión de Hispania por el Islam, momento en el que Aspe
pasa a formar parte del Sarq al-Andalus, no sin antes ha- Sí que hay constancia de varias necrópolis tardías, entre las
berse incluido en la Cora de Tudmir. Pero no pretendemos que se encuentra la conocida como Necrópolis del Castillo
reflejar aquí un viaje lleno de elucubraciones sino más bien del Río, muy cercana a la fortificación islámica y presentan-
plantear un estado de la cuestión, presentando la informa- do fosas con rito de inhumación. Otra área sepulcral parece
ción arqueológica que tenemos a día de hoy sobre el deve- reconocerse en el yacimiento de la Partida del Verdegás,
nir de este Aspe entre los siglos IV y XII d. C. donde se constata la presencia de una posible necrópolis
de incineración2. Y por último tenemos la conocida necró-
El panorama presenta muchas interrupciones y vacíos his- polis de Vistalegre, de ámbito visigodo y excavada en los
tóricos, pero la localización de nuevos yacimientos en los años 80 del siglo XX (Roselló, 2012).
últimos años, unida a la información aportada por los ya co-
nocidos, empieza a ofrecernos una visión menos sesgada
de la siempre problemática realidad histórica que va desde
la Antigüedad Tardía hasta el mundo andalusí.

Cuando en 1998 la investigadora Nieves Roselló analiza-


ba la Historia Antigua de Aspe en un trabajo local (1998,
146-162), afirmaba que para el periodo que va del siglo
VIII a mediados del XII d. C. no se tenía constancia de la
existencia de restos arqueológicos en Aspe, por lo que el
conocimiento de la arqueología islámica era muy escaso.
Las nuevas evidencias arqueológicas nos están ayudando
a rellenar esos vacios1 que, estamos seguros, irán disminu-
yendo conforme se estudie de forma más rigurosa todo el
término municipal de Aspe, ya sea por la realización de pro-
yectos arqueológicos de urgencia vinculados a diferentes Figura 1. Plano con el área oriental del término municipal de Aspe. Se marcan los
obras, o por proyectos arqueológicos ordinarios generados yacimientos tardoantiguos y medievales de la zona
por equipos de investigación multidisciplinares.
Así pues, el conjunto de yacimientos que pasamos a enu-
Del periodo tardoantiguo al emiral islámico merar ofrece para la zona de Aspe un nuevo marco de co-
A día de hoy y para todo este periodo tan solo tenemos nocimiento arqueológico e histórico sobre estos siglos tran-
documentados dos poblados: el yacimiento tardorromano sicionales entre el final del mundo Romano y la irrupción
del Castillo del Río, que se ubicaría entre la zona superior del Islam.

1
Varios enclaves tardoantiguos e islámicos ya fueron señalados en 2008 por José Ramón García Gandía en su trabajo Arqueología en Aspe. Poblamiento y Territorio.
2
Datada por sus excavadores en el siglo VI-VII d. C. (Verdasco, 2009).

* fermonvit@hotmail.com arpapatrimonio@gmail.com arpapatrimonio@gmail.com ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 131


Castillo del Río (Yacimiento tardorromano)3 castillo. Sólo si en el futuro se realizara una intervención ar-
El Castillo del Río se sitúa al sur de la confluencia de los ríos queológica sistemática en estas laderas podríamos ratificar la
Tarafa y Vinalopó, a 3 km de Aspe y frente al paso del Tabaiá existencia de estructuras de este asentamiento.
hacia el llano de Elche. Se encuentra enclavado sobre una
loma de 246 m de altitud, orientado en su eje mayor en direc- Necrópolis del Castillo del Río9
ción E-O (figuras 1 y 6). En la parte superior del cerro se lo- Yacimiento localizado en un pequeño cerro cónico y alargado
caliza una gran fortificación islámica almohade (Azuar, 1994). ubicado a tan sólo unos 100 m al sur del poblado fortifica-
do almohade del Castillo del Rio, en la orilla izquierda del río
En dicho enclave se realizó una intervención arquitectóni- Vinalopó (figuras 1 y 6). Este montículo se halla totalmente
ca entre los años 2013 y 20144 motivada por el desprendi- repoblado de pinos, lo que en su momento afectó a varias
miento, a causa de unas fuertes lluvias, de una gran roca estructuras funerarias. En la cara sur del cerro se observan, al
sobre la que se apoyaba parcialmente la torre norte de la
fortificación. Para solucionar esta circunstancia se planteó
una intervención de urgencia que recalzase la torre afecta-
da. Durante la realización del seguimiento arqueológico5 se
llegó a ejecutar un sondeo y se procedió a la prospección
de la ladera oriental del Castillo del Río. En estos trabajos se
halló un significativo conjunto de material romano datado
entre los siglos IV y VI d. C.

Entre los materiales más significativos destacamos un cuen-


co carenado de cuerpo hemisférico de borde recto saliente
tipo Reynolds W1.9A, con una cronología entre finales del
siglo IV y todo el siglo V d. C6; entre las ánforas destaca un Figura 2. Losa perteneciente a una tumba de la Necrópolis del Castillo del Río
borde del tipo Keay LVIIB7 de origen tunecino, datado entre
mediados del siglo V y mediados del siglo VI d. C. Respecto
a la cerámica de cocina hay un fragmento de cazuela que menos, cuatro tumbas saqueadas, que serían de inhumación
pertenece al tipo Reynolds W11h.1; está hecha a torno y y realizadas a partir de un hoyo en la tierra tapado con gran-
tiene un origen norteafricano, con una cronología del siglo des losas de piedra trabajada (García, 2008, 97).
VI d. C. (530-575)8. En la Península Ibérica podemos en-
contrar esta forma entre los materiales de intervenciones La tipología de las tumbas nos lleva a relacionarla con el
arqueológicas realizadas en Benalúa (Alicante), La Alcudia material tardorromano hallado en las excavaciones del Cas-
de Elche, o La Almoina de Valencia (Reynolds, 1993, 143). tillo del Río dirigidas por Rafael Azuar (1983, 1994); entre el
material revuelto que ofreció el nivel que ocuparía el sus-
Si a los resultados de esta actuación puntual unimos el ma- trato inferior de la fortificación islámica se encontraron sigi-
terial tardorromano hallado en el Castillo del Río, ya analizado llatas tardías, que ya fueron estudiadas por Paul Reynolds
por Paul Reynolds (1985; 1993, 71), podríamos aventurar que (1985; 1993, 71). De la misma manera, también la conecta-
en este enclave debió existir un asentamiento tardoantiguo ría con el material obtenido en la prospección de la ladera
en altura, que pudo ocupar parte del recinto superior de la oriental del castillo10, con cronologías de entre el siglo IV y
fortificación islámica y parte de la ladera sur y oriental del el VI d. C. La necrópolis ha ofrecido además fragmentos de

3
Coordenadas X: 698.781, Y: 4.246.124. La ubicación de todos los yacimientos aparecidos en el presente artículo se presenta en coordenadas UTM, datum ETRS89,
huso 30.
4
La obra fue realizada en dos fases: la primera se inició el 10 de enero, finalizando el 14 de febrero de 2013. La segunda fase se llevó a cabo entre el 25 de junio y
el 1 de julio de 2014.
5
Bajo la dirección de Marco Aurelio Esquembre Bebia e Inmaculada Reina Gómez, de ARPA Patrimonio. En esta misma publicación se presenta un artículo con los
resultados de estos trabajos, “Intervención arqueológica en el recalce de la Torre Norte del Castillo del Río (Aspe, Alicante)”.
6
Ver figura 5.1 en el artículo sobre la intervención arqueológica del recalce de la torre norte del Castillo del Río.
7
Ver figura 5.4 en el artículo sobre la intervención arqueológica del recalce de la torre norte del Castillo del Río.
8
Ver figura 5.5 en el artículo sobre la intervención arqueológica del recalce de la torre norte del Castillo del Río.
9
Coordenadas X: 698.869, Y: 4.245.970.
10
En relación con las obras del recalce de la torre norte.

132 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


sigillata africana D, con cronología de mediados del siglo VI fosa 3, de mayor dimensión, 115 cm de diámetro y 76 cm
d. C. (García, 2008, 99-100). de potencia, aparecieron fragmentos de urnas, una jarrita y
un plato; fragmentos de vidrio; restos de huesos animales
Entre los hallazgos casuales destaca una lucerna africana11 y utensilios de metal, así como restos humanos carboni-
(figura 5, 1) de cuerpo ovalado, con decoración geométrica zados (Verdasco, 2009). Carlos Verdasco interpreta estas
y vegetal en el borde o margo, que presenta disco central fosas como un conjunto sepulcral que forma parte de una
decorado con una figura humana en relieve, de pie y con los necrópolis de similar cronología a la de Vistalegre, aunque
brazos hacia la izquierda12. Se trata de una pieza datada entre con ritual diferente15. Posiblemente estén vinculados a al-
inicios del siglo V y mediados del VI d. C., tipológicamente gún asentamiento cercano todavía no localizado.
dentro del grupo Atlante X, Hayes II (1972, 314) y pertene-
ciente al grupo C2, tipo 54, variante C de Bonifay (2004, 373- Necrópolis de Vistalegre16
377). Se trata de piezas producidas en el Túnez central, en el Se localiza al noreste del término municipal de Aspe, en la
taller de Sidi Marzouk (Bonifay, 2005, 34-35 y figs. 4-5). margen izquierda del río Tarafa antes de su confluencia con
el río Vinalopó, dentro de la partida de Vistalegre y muy cer-
Esta necrópolis debe vincularse con un asentamiento tar- ca del denominado paraje del Pino Confitero (figura 1). Se
dorromano que ocuparía parte del cerro del Castillo del Río, trata de un yacimiento bien conocido gracias a los trabajos
tanto su parte superior como las laderas sur y oriental. de Nieves Roselló Cremades (1986; 1988; 2012)17, arqueó-
loga aspense que dirigió los trabajos arqueológicos en esta
Yacimiento partida de Verdegás13 necrópolis entre 1985 y 198618.
Se sitúa a unos 1.000 metros de la rotonda del puente Ra-
món Berenguer, en unas parcelas ubicadas en el lado iz-
quierdo de la carretera de Monforte CV-825, a unos 120
metros al norte de dicha calzada, en concreto en las par-
celas 33-36 del polígono 1 (figura 1), lugar donde se realizó
una intervención arqueológica en el año 200814. En dicha
actuación se localizaron tres fosas excavadas en el terreno,
una primera ofreció un relleno de sedimento, con carbo-
nes, caracoles terrestres y fragmentos cerámicos de urnas
funerarias, entre las que destaca un borde casi completo
(figura 5, 5); restos óseos quemados pertenecientes a dos
individuos, vidrio y un broche de bronce circular. Las fosas
2 y 3 se distinguían al estar señalizadas con cantos de río
quemados en la superficie de la fosa (Verdasco, 2009). So-
bre la fosa 2 se localizaron fragmentos de un ánfora Keay
LXII, un labio completo, junto a un pivote y un asa (figura
5, 6), con una cronología entre el siglo VI y VII d. C. En la Figura 3. Tumba nº 25 de la Necrópolis de Vistalegre. (Foto: Museo Histórico de Aspe)

11
Pieza encontrada y donada al Museo Histórico de Aspe por Juan de Dios Martínez Beltrá.
12
Posiblemente se trate de un curioso personaje vestido con un taparrabos, interpretado como un orante, pero que parece más bien ejecutar una danza (Bonifay,
2004: 373.
13
Coordenadas X: 695.748, Y: 4.248.117.
14
Intervención arqueológica dirigida por Carlos Verdasco Cebrián de la empresa EAP (Estudios de Afección Patrimonial) con el permiso de Consellería nº 2008/0856-
A. La actuación se realizó previamente a la instalación de un huerto solar fotovoltaico, promovido por Castello Construcciones e Infraestructuras S. L. Los trabajos
arqueológicos se realizaron en dos fases, una primera en noviembre de 2008, con la realización de una cata 2 x 2 m, y una segunda fase de ampliación ya en
diciembre de 2008 (Verdasco, 2009).
15
Aquí los individuos son incinerados, y posteriormente se depositan sus cenizas y restos óseos parcialmente quemados en el interior de las urnas, colocándolas
en fosas excavadas en la tierra junto a diversos elementos de ajuar, adornos personales, elementos de vidrio, cerámica, metal y restos óseos animales vinculados
al rito funerario.
16
Coordenadas X: 696.716, Y: 4.248.198.
17
En 2012 se ha publicado un trabajo póstumo por parte del MARQ, La necrópolis de Vistalegre (Aspe, Alicante). En él se incluye un estudio antropológico y paleo-
patológico de José Manuel Reverte Coma así como un estudio crítico de Sonia Gutíerrez Lloret.
18
La intervención se realizó en tres fases: la primera en mayo de 1985; la segunda entre octubre y noviembre del mismo año; y la última en mayo de 1986.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 133


Figura 4. Tumba nº 29 de la Necrópolis de Vistalegre (Roselló, 2012, 53). En ella se
documentó el cadáver de una mujer de unos 20-25 años, en decúbito supino, bajo
cuyos pies presentaba un paquete de huesos de un varón de 25-30 años (deposición
secundaria). (Foto: Museo Histórico de Aspe).

Se localizaron 63 tumbas19 en una disposición regular de


O-E, presentando tumbas en fosa simple con y sin cubierta
de losas, así como en cista (lajas de piedras en los laterales
y cubiertas de losa); la mayoría de cadáveres se colocaron
en posición decúbito supino, con la cabeza a poniente y
los pies a oriente siguiendo la tradición romana-cristiana
(Roselló, 1998, 156; 2012, 71). En muchas de las tumbas
se habían efectuado reutilizaciones, con lo que el individuo
más reciente se colocaba en posición anatómica, mientras
los anteriores se disponían en un depósito secundario, en Figura 5. Material arqueológico tardoantiguo de Aspe: 1. Lucerna africana de la Ne-
paquete, a los pies. Y en algún caso un cadáver sobre otro, crópolis del Castillo del Río; 2 y 4. Jarritas de la Necrópolis de Vistalegre; 3. Broche de
cinturón de la Necrópolis de Vistalegre; 5. Fragmento de urna de la necrópolis de la
como ocurre en la sepultura nº 2520. Partida del Verdegás; 6. Fragmentos de ánfora africana del yacimiento de la Partida
del Verdegás. (Fotos 1 a 4: Museo Histórico de Aspe; Fotos 5 y 6: Carlos Verdasco
Los ajuares encontrados se pueden integrar en dos grupos Cebrián - EAP-).
prioritarios: por un lado los de uso personal, como hebillas
y anillos; y por otro, los ajuares rituales, jarritas y ungüen-
tarios (Roselló, 2012, 82). Presentamos aquí, de nuevo, casuales22 hay una jarrita con dos asas (figura 5, 2), que
uno de los broches de cinturón21 de perfil liriforme (figura ha perdido parte del cuello y el borde, de cuerpo pirifor-
5, 3), decorado con estilizaciones vegetales separadas por me y base plana. Presenta cinco acanaladuras paralelas en
dos líneas curvas y opuestas simétricamente. Presenta una el cuerpo y sobre ellas una acanaladura con ondulaciones
roseta de ocho pétalos en el extremo opuesto a la hebilla, muy marcadas. La pieza está realizada a torneta, con una
con pequeño apéndice en la zona semicircular; la hebilla pasta de producción local o regional del sudeste, propia de
es arriñonada, con gruesa aguja y placa rígida que se une la segunda mitad del siglo VII. Tenemos paralelos en la Al-
a la hebilla por medio de una varilla de hierro de sección cudia (Elche) (Reynolds, 1993, plate 65, cat. 1166), o en la
circular. En el reverso de la placa hay tres ágafes para suje- necrópolis tardoantigua del Tossal de les Basses, en Alicante
tarla a la correa (Roselló, 2012, 77 y 79). Entre los hallazgos (Rosser et alii, 2007, 118-119). Otra pieza conocida de Vis-

19
En el estudio antropológico y paleopatológico de José Manuel Reverte (2012: 93-132) se identificó a 76 individuos (Roselló, 2012: 71).
20
Donde se localizó la superposición sucesiva de un varón de unos 45-50 años, otro varón adulto trepanado de 50-60 años y una mujer de 30 a 40 años (Roselló,
2012, 48-49).
21
Placa de cinturón de bronce localizada durante los trabajos agrícolas en la parcela del cementerio por parte del dueño del terreno, Ramón Alcolea Ros. Este tipo
de broche de cinturón, junto a los localizados en la excavación, viene a corresponder genéricamente con los hallados en el nivel V (600/40-710/20) de Gisela Ripoll
(1989: 61 y 133) de ámbito visigodo.
22
Pieza donada por Pau Herrero al Museo Histórico de Aspe.

134 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


talegre es la jarrita23 bitroncocónica (figura 5, 4), con cuello
estrecho con dos asas y pequeña moldura en la parte alta
del cuello, con base cóncava (Roselló, 2012, 30).

Revisiones actuales llevan esta necrópolis a un momento más


aproximado a la segunda mitad del siglo VII, un cementerio
visigodo donde se ha podido detectar la existencia de una
élite campesina, con ciertos varones adultos portando ajuar,
como broches de cinturón y anillos. Un gran cementerio ru-
ral, posiblemente vinculado a una aldea o poblado campesino
agregado (Gutiérrez, 2012, 144) todavía por descubrir.

Castillo del Río (Yacimiento Paleoandalusí)24 Figura 6. Ortofoto donde se marcan los yacimientos ubicados en torno al Castillo del
El yacimiento paleoandalusí del Castillo del Río se localiza Río. 1. Poblado fortificado almohade/asentamiento tardorromano. 2. Yacimiento pa-
leoandalusí del Castillo del Río. 3. Necrópolis tardorromana del Castillo. (Fotomontaje
al este de la fortificación islámica almohade, en su ladera a partir de PNOA cedido por ©Instituto Geográfico Nacional de España).
oriental (figuras 1 y 6). Como resultado de la excavación
de un sondeo relacionado con las obras ya citadas para el
recalce de la torre norte del castillo25, se exhumó un muro
de mampostería con dirección S-NO, compuesto de peque-
ños y medianos bolos de piedra, con sólo una hilada de
piedras sobre el terreno natural. Esta estructura delimitaba
parte de una estancia rellenada con tierra marrón en la que
se encontró abundante material de época emiral islámica,
aunque también tardorromana, y un suelo apisonado como
pavimento (figura 7).

El material más abundante hallado en el sondeo correspon-


de a época emiral o paleoandalusí, con una cronología en-
tre la segunda mitad del siglo VIII y el siglo IX. Entre los ja-
rros fabricados a torno hemos hallado el tipo Gutiérrez T.20
(figura 8, 1); los paralelos encontrados sobre estas piezas Figura 7. Muro de mampostería de una estancia emiral aparecida en el sondeo ar-
los encontramos fundamentalmente en el Zambo (Novelda) queológico realizado en el lateral oriental del poblado fortificado del Castillo del Río.
y en el Cabezo del Molino (Rojales) (Gutiérrez, 1996, 113-
114). Entre los fragmentos de jarras apareció uno con deco-
ración pintada en óxido de hierro con grupos de líneas ho- Esta intervención puntual nos ha confirmado físicamente
rizontales (figura 8, 2). Entre la cerámica de cocina hay una la existencia de estructuras vinculadas a un asentamiento
marmita (figura 8, 3) de cuerpo de tendencia cilíndrica con emiral; hasta ahora sólo había referencias a materiales de
las paredes ligeramente convergentes para formar la boca, esta época en el Castillo del Río, en concreto cerámica de
borde reentrante redondeado, biselado hacia el exterior con cocina hecha a mano de los tipos AHM 13.4 o AHM3 de
moldura interna y con un mamelón de pequeñas dimensio- Reynolds (1993, 71). La intervención vinculada al recalce
nes sin función sustentante. Pertenece al tipo Gutiérrez M4. de la torre norte nos abre nuevas perspectivas que dan, si
1. 2, con una cronología de entre la segunda mitad del siglo cabe, mayor dimensión al enclave del Castillo del Río, con
VIII y el siglo IX (Gutiérrez, 1996, 76-77) y paralelos en el sus ocupaciones de época ibérica (siglos IV al I a. C.), tar-
Zambo (Novelda), el Forat (Crevillent), Castillo de Callosa, el dorromana (siglos IV al VI d. C.), emiral (2ª mitad del siglo
Tolmo de Minateda (Albacete) o en Lorca. VIII-IX) y almohade (siglos XII-XIII).

23
Pieza localizada durante la remoción de unas tumbas en los trabajos agrícolas del terreno previos a la excavación arqueológica.
24
Coordenadas X: 698.902, Y: 4.246.180.
25
Véase en esta misma publicación el artículo de Marco Aurelio Esquembre Bebia, José Ramón Ortega Pérez e Inmaculada Reina Gómez, “Intervención arqueológica
en el recalce de la Torre Norte del Castillo del Río (Aspe, Alicante)”.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 135


tal. Es curioso comprobar, en estos casos, cómo la pobla-
ción árabe se asienta en los mismos enclaves tardorroma-
nos o en sus inmediaciones, hecho que según Sonia Gutié-
rrez (1996, 333) evidencia la islamización y aculturación de
las poblaciones indígenas.

En contraposición a los poblados, sí que existen eviden-


cias de varias necrópolis tardías. Entre ellas se encuentra
la Necrópolis del Castillo del Río, muy cercana a la fortifica-
ción islámica: cementerio tarrodorromano con sepulturas
en fosa, con cubierta de grandes losas de piedra y rito de
inhumación26 y una cronología entre el siglo V y el VI d.
Figura 8. Material cerámico islámico de Aspe. 1 a 3. Piezas del yacimiento paleoan- C27, a la que debemos vincular directamente con el poblado
dalusí del Castillo del Río; 4. Olla-jarro del Asentamiento del Aljau-Camino Estrecho tardorromano del Castillo del Río.
de Novelda.

Otra área sepulcral se halla en el yacimiento de la Partida


A modo de síntesis del Verdegás, una necrópolis de incineración de cronología
Dentro de esta amplia horquilla cronológica que va desde tardía, entre los siglos VI y VII d. C. (Verdasco, 2009), ritual
el siglo IV al IX d. C. sólo conocemos en la actualidad dos que a partir de la segunda mitad del siglo III d. C. fue desa-
poblados en Aspe, el tardorromano y el emiral del Castillo pareciendo en favor de la inhumación28.
del Río. Del primero sólo tenemos material arqueológico,
sin evidencia de estructuras de hábitat; se ubicaría entre A unos 800 m hacia el este del área de Verdegás se localiza
la zona superior del cerro, donde se halla el poblado forti- la Necrópolis de Vistalegre, también en la margen izquierda
ficado almohade del Castillo del Río, e incluso en parte de del Tarafa. Estamos ante un gran cementerio rural de ám-
sus laderas sur y oriental. Respondería al típico esquema bito visigodo de la segunda mitad del siglo VII d. C. (Gutié-
de poblado tardorromano en altura, con cronología entre rrez, 2012, 141), que se emparenta con otros cementerios
mediados del siglo IV d. C. y fines del siglo VI d. C., y se- tardoantiguos documentados en el resto del Vinalopó29. Ne-
ría coetáneo a otros hábitats tardíos en altura del Vinalopó, crópolis de la que todavía desconocemos, a día de hoy, su
como El Zambo (Novelda), El Monastil (Elda), Camara (Elda) asentamiento o espacio habitado vinculado.
o Els Castellarets (Petrer). Se trata de pequeñas comunida-
des encaramadas vinculadas a la destrucción del sistema Del periodo califal-taifal a la conquista cristiana
productivo romano (Gutiérrez, 1996, 331). Durante el seguimiento arqueológico de la obra de rehabili-
tación del río Tarafa llevado a cabo por ARPA Patrimonio S.
Este poblado tardorromano del Castillo del Río sería reu- L. entre 2010 y 2013 tuvimos la oportunidad de identificar
tilizado con posterioridad en la ladera oriental del castillo, cinco nuevos contextos arqueológicos de naturaleza islámi-
donde se han reconocido estructuras de un asentamiento ca que, a la luz de los materiales cerámicos ofrecidos, pue-
rústico emiral, con una cronología entre la segunda mitad den datarse dentro de la horquilla temporal que va desde la
del siglo VIII y el IX, algo que ocurre también en yacimien- segunda mitad del siglo X hasta la primera mitad del XIII.
tos cercanos como El Zambo (Novelda), donde el enclave Evidentemente, sin un trabajo de prospección que amplíe
tardorromano se halla en la cresta del cerro, mientras el el territorio estudiado más allá del río no podemos acotar la
asentamiento paleoandalusí se sitúa en la ladera surorien- extensión de estos nuevos yacimientos ni establecer ape-

26
No tenemos evidencias arqueológicas de los cadáveres, pero todo hace pensar que sería el rito de estas sepulturas expoliadas en parte.
27
Datación vinculada al tipo de sepulturas y al material localizado, como las sigillatas africanas (García Gandía, 2008: 97-100) y la lucerna tunecina que existe en el
Museo Histórico de Aspe (Fig. 6, 1).
28
La incineración fue disminuyendo, por motivos estéticos y por la propia influencia del cristianismo, que consideraba que la resurrección del alma no era factible
con la cremación, lo que exigía la conservación íntegra del cuerpo (Toynbee, 1971: 241; Abascal, 1991: 237). No es descabellado pensar, en este caso, que estemos
ante poblaciones paganas hispanorromanas que utilizaron la cremación como ritual. Sólo futuras investigaciones de este espacio sepulcral podrían ofrecernos
más datos para interpretar esta singularidad.
29
Cementerios donde predominan las fosas con lajas de piedra en laterales y cubierta (cistas), como en el Cerro de las Sepulturas (Elda) (Segura y Tordera, 1999,
533 y 535), o en la Necrópolis del Camino de El Monastil (Elda) (Segura y Tordera, 1999, 531; Poveda, 2006, 100-101).

136 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


nas relaciones espaciales entre ellos; tan solo el estudio del
abundante y significativo registro cerámico recogido duran-
te la actuación y la presencia de determinadas estructuras
de tapial nos permiten obtener inferencias cronoculturales
y efectuar comparaciones entre los distintos ámbitos. No
obstante, el hecho de que la obtención de estos materia-
les cerámicos se haya producido no solo en superficie sino
también en diferentes sondeos y cortes de taludes con es-
tratigrafías fiables proporciona un plus de seguridad a las
indicaciones cronológicas que nos ofrecen.

García Gandía (2008, 111-116) ya identificó los yacimientos


islámicos del Aljau (alquería) y Camino Arena (necrópolis), Figura 9. Ortofoto de Aspe con la ubicación y extensión aproximada de los principales
que llegarían hasta el margen izquierdo del río Tarafa en el yacimientos islámicos vinculados al curso medio del río Tarafa. (Fotomontaje a partir
de PNOA cedido por ©Instituto Geográfico Nacional de España).
barrio del Castillo (figura 9), atribuyéndoles cronologías de
los siglos XII-XIII en base al análisis de los materiales cerá-
micos recogidos en superficie, aunque detectó muestras Como ya hemos dicho, aunque con todas las reservas a
que corresponderían a contextos tardoantiguos. El reperto- falta de profundizar en aspectos tan fundamentales como
rio cerámico recogido durante nuestro seguimiento en los el patrón de asentamiento, las estrategias de explotación
espacios del cauce colindantes con estos yacimientos coin- del territorio o el estudio de la cultura material, esta área ar-
cide con estas dataciones. Sin ánimo de ser exhaustivos, queológica podría remontar su cronología al menos hasta el
podemos citar la aparición de fragmentos cerámicos con periodo califal30, advirtiéndose una perduración bajomedie-
esgrafiados sobre manganeso de contextos claramente al- val algo más difusa y todavía por acotar en su justa medida.
mohades en los taludes del lado derecho del cauce a su
paso por la Rafica; muestras de la misma cronología se en- A continuación indicamos cuáles son estos nuevos yaci-
cuentran aguas arriba, esta vez en los cortes de las terrazas mientos, incluyendo una propuesta de contextualización
existentes sobre el talud izquierdo antes de llegar a la rafa histórico-arqueológica que no será definitiva mientras no
superior de la Huerta Mayor. Lógicamente, aparecen con se emprendan las correspondientes excavaciones.
frecuencia fragmentos de cerámica almohade en el margen
izquierdo del río y las terrazas adyacentes a su paso por el Asentamiento del Camino de la Paretica31
barrio del Castillo, pero también bajomedieval y moderna, Se sitúa a 650 metros de la rotonda del puente Ramón Be-
con presencia de todo el repertorio de obra aspra, cerámi- renguer, en una parcela sin cultivar junto al lado izquierdo
cas de cocina con vedríos de tonos melados y verdes, pla- de la carretera de Monforte CV-825 (figura 9). Los mate-
tos y escudillas con cubierta estannífera blanca, lozas de riales cerámicos recogidos en este lugar aparecieron a 2,5
reflejos dorados, azules sobre blanco de Paterna y Manises, metros de la superficie durante la ejecución de una zanja
cerámicas murcianas de pastas granates y vidriados verdes de obra: fragmentos de marmitas de pastas anaranjadas y
o estanniferos... hombro carenado, ollas, jarras y jarritas de pastas blancas
o beige claro con decoraciones pintadas a base de bandas
Sin embargo, ha sido sobre todo aguas abajo del Puente en óxido en hierro, tinajas... (figura 10, 2). Destaca un frag-
del Baño donde hemos comenzado a vislumbrar, gracias mento de cuello y borde de jarrita decorado con una franja
al descubrimiento de los nuevos yacimientos, una intensa horizontal compuesta por finas líneas entrecruzadas en dia-
ocupación islámica de las riberas del Tarafa en su curso gonal a modo de aspas pintadas en óxido de hierro, lo que
medio, hasta el punto de que espacial y cronológicamente nos estaría remitiéndonos a contextos de la segunda mitad
parece configurarse un verdadero continuum arqueológico. del siglo X a mediados del XI (figura 10, 1).

30
Aunque tal vez motivado por lo sesgado de la recogida no se han localizado para periodos anteriores al siglo XII fragmentos de los «fósiles directores» por excelen-
cia, como son las producciones del verde y manganeso sobre fondo blanco para el periodo califal, o las de cuerda seca para el periodo taifal, sin embargo sí que
hemos podido recoger muestras de otro tipo de producciones cerámicas más comunes, sin duda abundantes por su evidente funcionalidad para el contexto rural
en el que se insertan. Tal es el caso de los fragmentos de jarritas aparecidos a ambos lados del cauce en las terrazas de la calle Lepanto, o en el asentamiento
del Camino de la Paretica.
31
Coordenadas X: 695.641, Y: 4.247.628.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 137


Muy cerca de allí, a tan solo 85 metros en un escarpe del
cauce, pudimos fotografiar antes de su desaparición en 2010
una estructura compuesta por cuatro gruesos muros parale-
los, dispuestos de manera oblicua y orientados aguas aba-
jo32. Las alturas conservadas, superiores a los 2,5 metros, y el
potente grosor superior al metro no parecían casar muy bien
con su tosca factura, a base de grandes mampuestos de cali-
bre desigual, sin trabajar y cogidos con mortero de cal y gra-
vas de módulo mediano y grande. Además presentaban un
evidente desplome. Durante las escasas exploraciones que
pudimos efectuar de esta construcción, todas ellas visuales,
comprobamos que los rellenos existentes entre ellos, a base
de sucesivos niveles de arenas y limos, tampoco arrojaban
ninguna información relevante, salvo la presencia de un pe-
queño fragmento de cerámica de tradición almohade muy
rodado decorado con esgrafiados sobre manganeso. En los
cortes inmediatos a este lugar sí hemos podido constatar a
posteriori la presencia de cerámicas de los siglos X-XI y tam-
bién almohades y bajomedievales, así como estructuras mu-
rales de mampostería muy alteradas por las recientes remo-
ciones de tierras llevadas a cabo en su entorno. Teniendo en
cuenta su ubicación en el mismo cauce del río, su tosquedad
constructiva y la cercanía a un yacimiento, apuntamos la hi-
pótesis de que pudiera tratarse de algún tipo de construcción
de aprovechamiento hidráulico, tal vez un sistema de balsas,
el soporte de una noria, o incluso puede que la cimentación
de un molino. Figura 10. Material cerámico califal-taifal: 1 y 2. Fragmentos de jarritas y marmitas
del asentamiento del Camino de la Paretica; 3 a 6. Fragmentos de jarritas con de-
coración pintada en óxido de hierro pertenecientes al yacimiento de las terrazas de
Otras áreas donde han aparecido enterramientos además la calle Lepanto.
de las ya indicadas se sitúan junto al camino Arena, tam-
bién en el Aljau (García Gandía: 117), posiblemente vincu-
lados a una alquería próxima; o en la huerta del Fauquí,
junto al puente Ramón Berenguer, recogida en el inventario
de Conselleria como Necrópolis del Tarafa, aunque en este
caso solo se pudo constatar la presencia de restos huma-
nos que fueron recogidos por la guardia civil. Apuntamos
que durante la supervisión de los desbroces efectuados en
este punto pudimos comprobar la presencia abundante de
cerámica almohade.

Terrazas de la calle Lepanto33


El yacimiento se encuentra situado en un espacio aterraza-
do junto al margen derecho del río Tarafa, actualmente ocu-
pado por las casas de la calle Lepanto y un pequeño parque
en el que todavía se observan los restos de la acequia de la
Huerta Mayor. Este lugar estuvo en cultivo hasta principios Figura 11. Vista del yacimiento de las terrazas de la calle Lepanto desde el lado
de los años 60 del siglo XX (figuras 9 y 11). opuesto del río.

32
Coordenadas X: 695.588, Y: 4.247.525.
33
Coordenadas X: 695.063, Y: 4.246.971.

138 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


En los escarpes formados tras el seccionado transversal del
terreno para habilitar un acceso al cauce del río aparecen
abundantes restos cerámicos, casi exclusivamente frag-
mentos de jarras y jarritas con pastas bizcochadas de co-
lores entre ocre claro y beige (figura 10, 5-6), aunque se
advierten dos facturas diferentes: las que presentan abun-
dante desgrasante a base de chamota y arenas añadidas,
sin engobado ni decoración aparente; y las modeladas con
arcillas más depuradas y escaso desgrasante calcáreo. Es-
tas últimas suelen presentar una decoración pintada en óxi-
do de hierro a base de motivos lineales o florales, como el
de la flor de loto (fiugra 10, 3), disponiéndose en bandas a Figura 12. Enterramiento almohade junto a estructura indeterminada en la Necró-
modo de friso junto al cuello y borde, donde suelen aparecer polis del Aljau-Camino Estrecho de Novelda.
también ligeras acanaladuras o filetes (figura 10, 4). Produc-
ciones muy similares a las nuestras se documentan en ya- en 2008, la que nos ha permitido detectar su existencia.
cimientos cercanos con contextos de la segunda mitad del Durante esta actuación desaparecieron los niveles de suelo
siglo X o primera mitad del XI, como el nivel I del Ribat de arqueológico en una superficie superior a los 3.000 m2; los
Guardamar (Azuar Ruiz y Gutiérrez Lloret, 1989, 125-152); el cortes abiertos en los frentes de la parcela dejan ver varios
Castellar de Morera junto al pantano de Elche (Gutiérrez Llo- enterramientos en fosa que aparentan seguir el rito islámi-
ret; Menéndez Fueyo y Guichard, 2008, 187); el contexto A co. En uno de ellos, aunque dañado parcialmente por la
del alfar de Curtidores/Filet de Fora, también en Elche (Azuar maquinaria, es perfectamente advertible la deposición pri-
Ruiz y Menéndez Fueyo, 1997); el Castellet de la Murta en maria del individuo, que se encuentra dispuesto en decúbi-
Agost; o los castillos de Petrer y Sax. En su mayor parte los to lateral derecho, con las piernas ligeramente flexionadas,
fragmentos no están rodados e incluso aparecen apilados la cabeza orientada hacia el suroeste y el rostro mirando
unos sobre otros, lo que nos hace pensar en la posibilidad hacia el este (figura 12). Asociados a estos enterramientos
de que pueda tratarse de un vertedero, tal vez vinculado a aparecen restos de muros de tapial de cierta entidad —en
una alquería de época califal que estaría situada junto a las ocasiones combinado con mampuestos—, niveles de suelo
cercanas acequias del Fauquí y la Huerta Mayor. de tierra y cal apisonadas y materiales cerámicos almoha-
des: marmitas, cazuelas, ataifores con cubierta vítrea mela-
En este mismo lado del cauce, aunque trescientos metros da, jarras y jarritas con decoraciones en óxido de mangane-
río abajo junto al puente Ramón Berenguer, se encuentra el so, etc. (figura 13, 4).
yacimiento conocido como Necrópolis del Tarafa, registrado
desde 2003 en el inventario de Conselleria por el descubri- Asentamiento del Aljau-Camino Estrecho de Novelda35
miento fortuito de restos óseos humanos, que no pudie- Situado junto al anterior aunque un centenar de metros
ron ser documentados debidamente al ser recogidos por la hacia el noreste y separado de él por la avenida Alcalde
guardia civil. Durante la supervisión de los desbroces efec- Ramón Berenguer, probablemente ambos formen parte del
tuados en este punto hemos podido constatar la abundante mismo yacimiento. En cualquier caso están inventariados
presencia de cerámicas de cocina y mesa almohades. en la base datos de la Dirección General de Patrimonio de
la Conselleria de Cultura (figura 9 y 14).
Necrópolis del Aljau-Camino Estrecho de Novelda34
Ocupa el espacio situado entre la carretera de Monforte Los materiales cerámicos seleccionados aparecieron re-
CV-825 y el inicio del camino Estrecho de Novelda, a po- vueltos en los amontonamientos de tierra dejados a los
cos metros del puente del Baño (figura 9). El yacimiento, lados de los viales. El repertorio es abundante, presenta
con una superficie estimada de unos 10.000 m2, ha sufrido muchos fragmentos de tamaño considerable y con rotu-
importantes afecciones por la construcción de naves indus- ras recientes provocadas por la excavación con maquinaria
triales a los largo de los últimos 40 años, aunque ha sido pesada; a priori y pese al destrozo estratigráfico el contex-
la última intervención, cuando se preurbanizó el espacio to cronológico es bastante fiable y homogéneo, sin que se

34
Coordenadas X: 694.996, Y: 4.246.992.
35
Coordenadas X: 695.220, Y: 4.247.373.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 139


observen intervenciones posteriores. Además de algunos
ejemplos de cerámica romana común, de cocina y ánforas,
y de otros de cronología bajomedieval y moderna, como
escudillas con vedrío blanco, destaca el amplio repertorio
de tipos cerámicos almohades: fragmentos de bordes de
grandes tinajas decoradas con cordón digitado o a peine
(figura 13, 1 y 2); ataifores (algunos de ellos decorados con
la técnica de alcafoll, con vedrío melado claro al interior y
exterior y motivos esquemáticos al interior en manganeso36
(figura 13, 3) y otros dos fragmentos con un vidriado verde
muy alterado; jarras y jarritas (con trazos y pequeños man-
chones en óxido de manganeso (figura 13, 3); otros de lo
que parece un anafe (figura 13, 2), y muchos de marmitas Figura 13. Materiales cerámicos pertenecientes al asentamiento del Aljau-Camino
y ollas sin vedrío. Destaca especialmente el hallazgo que Estrecho de Novelda: 1 y 2 (inferior). Fragmentos de tinajas; 2 (superior). Fragmento
de anafe; 3 (izquierda). Fragmento de jarra decorada con motivos lineales y florales
pudimos verificar de manera casual en uno de los mon- pintada en manganeso; (derecha). Fragmento de ataifor con decoración de alcafoll;
tones de tierra, una forma de fuego prácticamente com- 4. Fragmento de jarra procedente de la necrópolis del Aljau-camino Estrecho de
pleta modelada a torno lento que responde a la tipología Novelda decorada con motivos lineales entrecruzados en óxido de manganeso.
de «olla valenciana», aunque en nuestro caso con un asa
que se ha perdido (figura 8, 4). Se trata de una forma que
remite poderosamente a cronologías emirales del siglo IX,
con ejemplos similares en El Zambo (Novelda); el Molón de
Camporrobles en el interior de Valencia (Lorrio Alvarado y
Sánchez de Prado, 2008, 158); en la excavación de la calle
Comte de Trenor de Valencia; en el yacimiento de Santa Fe,
en Oliva (Bazzana, 1984); o en Madina Iyih (Tolmo de Mi-
nateda, Hellín) (Gutiérrez Lloret, 1999, 80-81 y 104; Ídem,
2012b, 49-50 y 53), aunque con una larga perduración que
la hace llegar hasta contextos califales-taifales —como en
el Tossal del Moro con el tipo cerámico de la orza T5.3 (Kiss,
2012)— e incluso a la primera mitad del siglo XII, como Figura 14. Panorámica del asentamiento Aljau-camino Estrecho de Novelda. Se ad-
sucede en el Sompo (Azuar Ruiz, 1989, 130). La excavación vierten las terreras producidas durante la apertura de los viales.
de este espacio, en el que se adivinan alineaciones de mu-
ros que nos hacen pensar en la existencia de una alquería, destacan un fragmento de cuello de redoma vidriado en
arrojaría luz sobre la datación precisa de un enclave que por verde, fragmentos de tapadera o uno de ataifor con vedrío
el momento plantea más interrogantes que repuestas. verde y agujeros de lañado, pertenecen al mismo horizonte
cultural y cronológico que los del asentamiento inmediato
Justo enfrente, al otro lado de la carretera y suspendido del Aljau, con el que parece guardar relación.
sobre el talud izquierdo del cauce, hemos documentado la
presencia de un lienzo de muro de tapial de buena factu- Necrópolis del Camino Carril-Casa de Carlos38
ra de unos 30 metros de longitud combinado con mam- Se sitúa en la huerta del Aljau, junto al camino Carril y muy
puestos y abundante mortero de cal37. La estructura, que cerca de la necrópolis del camino Arena (García Gandía,
aflora al menos en dos puntos separados entre sí unos 10 2008, 116-117) de la que la separan 600 metros (figura 9).
metros, presenta esquinas que giran orientándose en direc- Como ya hemos indicado, el conocimiento de este yaci-
ción noroeste hacia el interior de la parcela. Los materiales miento nos viene dado exclusivamente por una comunica-
cerámicos recogidos en la terraza adyacente, entre los que ción oral en la que se nos refería la aparición casual hace

36
Estos fragmentos de alcafoll que han aparecido en las terreras podrían remitirnos a contextos del siglo X-XI, aunque se trata de producciones de muy prolongada cro-
nología que en nuestro caso no podemos precisar por no haber aparecido en un contexto estratigráfico fiable (Gutiérrez Lloret, Menéndez Fueyo y Guichard, 2008, 186).
37
Coordenadas X: 695.298, Y: 4.247.261.
38
Coordenadas X: 694.113, Y: 4.247.025.

140 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


pocos años durante la excavación de una piscina de varios hasta ahora prácticamente desconocido, en el que intuimos
enterramientos orientados de la misma manera. Aunque un patrón de poblamiento rural configurado por la presen-
la fuente es del todo fiable, por el momento no podemos cia de varias alquerías islámicas de cierta consideración dis-
hacer mucho más que dejar constancia de su existencia, puestas a ambos lados del cauce, que irían solapando su
apuntando su probable naturaleza islámica. El yacimiento existencia de manera casi ininterrumpida al menos desde el
se encuentra en el interior de una parcela de titularidad pri- siglo X en espacios prácticamente contiguos a lo largo del
vada totalmente vallada. curso medio del corredor fluvial. No obstante, se hace ne-
cesaria la caracterización arqueológica completa de estos
La Rafica-Fauquí39 lugares abordando la excavación de los yacimientos más
Ocupa un pequeño espacio de huerta aterrazada que se significativos, con el consiguiente estudio y divulgación de
dispone sobre el margen derecho del río en el paraje de la los resultados obtenidos. Todo ello contribuiría sin duda a
Rafica, lugar donde se sitúan los dos azudes de la Huerta abrir el camino hacia una mejor comprensión de cómo es-
Mayor y apenas a 500 metros aguas abajo de la presa del taban configurados los modos de ocupación y explotación
Fauquí (figura 9). del territorio durante el periodo andalusí en el espacio don-
de acabó asentándose Aspe el Nuevo a mediados del siglo
Los cortes abiertos en este punto del cauce, que presen- XIII, sobre cuya fundación —teóricamente ex novo— tan
tan importantes aportes sedimentarios de origen antrópico poco se sabe a día de hoy.
llegando a superar los 4 metros de altura, han ofrecido ma-
teriales cerámicos que aparecen dispuestos prácticamente Una vez excavados, la consolidación y musealización de
sobre el nivel estéril inferior. Predominan los fragmentos estos yacimientos completarían la oferta histórico-cultural
informes de cerámica de fuego y cocina (marmitas, ollas, ofrecida por el río, actualmente sustentada tan solo en sus
cazuelas con vedrío melado), aunque destaca un fragmento arquitecturas hidráulicas y en el enclave puntual del Castillo
de jarra o jarrita de tradición almohade decorada con esgra- del Aljau. Sin lugar a dudas, la generación de esta dinámica
fiados sobre manganeso. La vinculación de este espacio acabaría convirtiéndose en un importante catalizador cultu-
con la cercana acequia del Fauquí, en cuyo trazado hemos ral y de actividades de ocio que revertiría de inmediato en
constatado la presencia del yacimiento de las terrazas de beneficio de todos los ciudadanos.
la calle Lepanto (ss. X-XI) e incluso otros de época almo-
hade a su paso por el recinto urbano de Aspe (Portal de
Alicante-Fauquí), nos inclina a pensar en la posible presen-
cia de una alquería cercana. Dada la pendiente y la relativa
estrechez del lugar, este asentamiento podría disponerse
en los niveles no irrigables situados por encima de la propia
acequia, de donde procederían por arrastre o cualquier otro
fenómeno posdeposicional los materiales localizados.

A modo de síntesis
El seguimiento de la obra de rehabilitación del río Tarafa nos
ha permitido inspeccionar con detenimiento toda la franja
de terreno atravesada por el río, sus riberas y las terrazas
adyacentes hasta unos 100 metros de desarrollo a cada
lado del cauce, lo que ha generado un importante volumen
de información histórica, arqueológica y patrimonial sobre
la que se está empezando a trabajar en la actualidad des-
de diferentes ámbitos40. En una primera aproximación, lo
que podemos entrever es un nuevo horizonte arqueológico,

39
Coordenadas X: 694.378, Y: 4.246.107.
40
Incluida la reciente elaboración de un trabajo de fin de máster (Mejías López, 2014) donde se ha tratado de avanzar en la caracterización arqueológica del territorio
y los espacios de huerta vinculados al río Tarafa durante el periodo andalusí. Igualmente, la asociación cultural AMATARAFA, encargada de la gestión del parque
urbano del río, ha encargado dentro de su programación anual la realización de un inventario de los bienes patrimoniales existentes dentro de su ámbito de actua-
ción, como primera herramienta para la planificación y gestión de futuras intervenciones.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 141


Bibliografía
ABAD CASAL, L., 1986: “El Campet”, en Arqueología en Alicante 1976-1986, — 1989: Denia islámica: arqueología y poblamiento, Instituto de Cultura “Juan
Instituto de Cultura “Juan Gil-Albert”, Diputación Provincial de Alicante, 106-107. Gil-Albert”, Alicante.
— 2002: “Castillo del Río”, “Iaspis”, Tabvla Imperii Romani, J-30, Valencia, 138, — 1990: “Edad Media. Islamización”, en Historia de la Ciudad de Alicante II.
196, CSIC, Madrid. Islamización y Conquista feudal, Alicante, 1-40, 71-98, 177-185.
ABAD, L. y SALA, F. 1993: El poblado ibérico de El Oral (San Fulgencio, Alicante), — 1998: “Espacio hidráulico y ciudad islámica en el Vinalopó. La huerta de
Trabajos Varios del S. I. P., 90, Valencia. Elche”, en Agua y Territorio, I Congreso de Estudios del Vinalopó, (1997)
Vol. 2, 76, Petrer-Villena, 11-31.
ABAD, L.; SALA, F., y ALBEROLA, E., 1995-1997: “La necrópolis y el área sacra
ibéricos de Las Agualejas (Monforte del Cid)”, Lucentum, XIV-XVI, Universidad de — 1999: “El poblamiento medieval. Los castillos”, en Historia de la Marina Alta,
Alicante, 7-18. Tomo I, Institut d’Estudis Comarcals de la Marina Alta, Alicante, 265-276.
ABAD, L.; SALA, F. (EDS.); GRAU, I.; MORATALLA, J.; PASTOR, A., y TENDERO, M. — 2002: “Campesinos fortificados frente a los conquistadores feudales”, Mil
2001: Poblamiento ibérico en el Bajo Segura. El Oral (II) y La Escuera, Bibliotheca Anos de Fortificaçôes na Península Ibérica e no Magreb (500-1500), actas do
Archaeologica Hispana, 12, Real Academia de la Historia-Universidad de Alicante, Simposio Internacional sobre Castelos, Palmela, Portugal, 229- 238
Madrid. — 2004: “Campesinos fortificados frente a conquistadores feudales en los valles
ABASCAL PALAZÓN, J. M., 1991: “La muerte en Roma: Fuentes, legislación y del Vinalopó”, en De la Medina a la Vila, Actas de las II Jornadas de Arqueología
evidencias arqueológicas”, seminario Arqueología de la muerte: Metodología y Medieval, Petrer, Alicante, 263-291.
perspectivas actuales, Curso de Verano Fons Mellaria ‘90, Córdoba, 205-245, — 2009: “Elda: un asentamiento campesino fortificado de época islámica”, Elda,
— 2004: “Colonia Iulia Ilici Augusta”, en L. Abad y M. Hernández, (Eds.): Iberia, Arqueología y Museo. Museos municipales en el MARQ, Alicante, 96-103.
Hispania, Spania. Una mirada desde Ilici, Caja de Ahorros del Mediterráneo, — 2010: “Campesinos fortificados frente a los conquistadores feudales en la montaña
Alicante, 79-94. alicantina (ss. XII-XIII)”, MARQ, Arquelogia y Museos, 4, Alicante, 67-88.
ACIEN ALMANSA, M., 1999: “Los tugur del reino de Granada. Ensayo de — 2011: “Arqueología de un poblado fortificado islámico de los siglos XII-XIII”,
identificación”, Castrum, 5, Archéologie des espaces agraires mediterranées au en Xixona, Clau del Regne: arqueología de la conquista: de poblado fortificado
Moyen Âge, 427-438. islámico a castillo cristiano (siglos XII-XV), Alicante, 67-88.
ALBEROLA, E. y NAVARRO, C., 1990: “Los Iberos. La Romanización”, en Historia de AZUAR RUÍZ, R., et alii, 1994: El Castillo del Río (Aspe, Alicante): Arqueología de un
Novelda, Ayto. de Novelda, 46-64. asentamiento andalusí y la transición al feudalismo (siglos XII-XIII), Excavaciones
ALBEROLA, A. y ABASCAL, J. M., 1998: Moneda antigua y vida económica en las Arqueológica, 2, Diputación Provincial de Alicante.
comarcas del Vinalopó, Conselleria de Cultura, Educació i Ciència, Serie Estudis AZUAR RUIZ, R. y GUTIÉRREZ LLORET, S., 1989: “Producciones del nivel I”, en R.
Numismàtics Valencians, 9, Valencia. Azuar Ruiz, (coord.): La rábita califal de las dunas de Guardamar (Alicante). Cerámica.
ALMAGRO, M. y RAMOS, R., 1986: “El monumento ibérico de Monforte del Cid”, Epigrafía. Fauna. Malacofauna, Excavaciones Arqueológicas, 1, Memorias,
Lucentum, V, Universidad de Alicante, 45-63. Diputación Provincial de Alicante, Museo Arqueológico. Alicante, 125-151.

ALONSO FERNÁNDEZ, L., 1999: Introducción a la nueva museología, Madrid, AZUAR, R.; MARTÍ, J., y PASCUAL, J., 1999: “Las cerámicas de la conquista feudal”,
Alianza Editorial. Arqueología y territorio medieval, 6, 279-301.

ARANEGUI GASCÓ, C., 2012: Los iberos ayer y hoy: arqueologías y culturas, Marcial AZUAR RUIZ, R. y MENÉNDEZ FUEYO, J. L., 1997: “El alfar de Elche (Alicante) (siglos
Pons Historia. XI-XIII)», en P. Bueno y R. Balbín, (coords.): II congreso de Arqueología Peninsular,
IV, Zamora, 679-690.
ARASA I GIL, F., 2003: “El territorio, vías y centuriaciones”, en M. Gozalbes, R.
Albiach y H. Bonet, (Coords.) Romanos y Visigodos, Diputación Provincial, Valencia, BADAL GARCÍA, E., 1990: “Análisis anatómico de un fragmento de madera del
151-160. yacimiento arqueológico de Tabayá (Aspe, Alicante)”, en Homenaje a Jerónimo
Molina, Murcia, 95-97.
— 2009: “Els camins antics de la partida de Ferriol d’Elx (El Baix Vinalopó)”,
Lucentum, XXVIII, Universidad de Alicante, 75-90. BALLART, J., 2007: Manual de Museos, Ed. Sintesis, Madrid.

ARASA, F. y ROSELLÓ, V.M., 1995: Les vies romanes del territori valencià, Valencia. BAÑÓN ANTÓN, J., 1949: “Hallazgos arqueológicos en Elche”, en Crónica del IV
Congreso Arqueológico del Sudeste Español (Elche, 1948), Secretaría General de
ARIÑO, E. et alii, 1994: “El estudio de los catastros rurales: una intepretación los Congresos Arqueológicos Nacionales, Cartagena, 154-156.
estratigráfica del paisaje”, Zephyrus, XLVII, Universidad de Valladolid, 189-217.
BAZZANA, A., 1984: “El yacimiento medieval de Santa Fe de Oliva (Valencia):
ARIÑO, E.; GURT, J. M., y PALET, J. M., 2000-2001: “La inscripción catastral de Ilici. estudio de su cerámica”, Noticiario Arqueológico Hispánico, 18, 257-336.
Ensayos de interpretación”, Pyrenae, 30-31, Universidad de Barcelona, 223-226.
BELLÓN, J. y MARTÍNEZ, C., 2007: “Las cerámicas medievales tardías de Murcia.
ASENCIO CALATAYUD, J. P., 1970: “Geografía agraria de Aspe (Alicante)”, Cuadernos Una nueva propuesta de adscripción cronológica para los materiales del siglo XIII”,
de Geografía, 7, Universidad de Valencia, 239-258. Arqueología y Territorio Medieval, 14, 139-161.
— 1982: “Geografía agraria de Aspe (Alicante)”, en Aspe. Antología Documental, BELMONTE MAS, D., 2004: “Un conjunto cerámico del Bronce Tardío e inicios del
Instituto de Estudios Alicantinos, Diputación Provincial, 323-345. Bronce Final del yacimiento del Tabayá (Aspe, Alicante). Excavaciones arqueológicas
de 1987 a 1991. Corte estratigráfico nº 11”, en L. Hernández y M. Hernández, (eds.):
AA.VV., 2002: El vino y su historia. Ayuntamiento, Aspe.
La Edad del Bronce en tierras valencianas y zonas limítrofes, Villena, 333-345.
AA.VV., 2004: El aceite en Aspe. Usos y costumbres. Ayuntamiento, Aspe.
BENITO IBORRA, M., 1989: “El Camino del Río: una actuación arqueológica”, Revista
AA.VV., 2006: La era y el cereal. Ayuntamiento, Aspe. de Moros y cristianos de Monforte del Cid, s/p.
AZUAR RUIZ, R., 1983a: “Excavaciones en el poblado fortificado árabe denominado BERNÁ GARCÍA, M. T., 2012: “El Museo Histórico de Aspe. Nuestro templo de las
Castillo del Río (Aspe, Alicante)”, Saitabi, XXXIII, 33-58. musas”, La Serranica, 50, Aspe, 214-219.
— 1983b: “Excavaciones en el recinto fortificado árabe denominado Castillo del BEVIÁ, M.; YUS, S., y GINER, J., 2010: “Intervención restauratoria e investigación
río (Aspe, Alicante). Campaña de 1979”, Noticiario Arqueológico Hispánico, 15, histórica. El sistema de accesos al castillo medieval de Alicante”, MARQ. Arqueología
297-340. y Museos, 4, Alicante, 89-119.

170 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


BONIFAY, M., 2004: Etudes sur la cerámique romaine tardive d’Afrique, BAR DUBY, G., 1997: Guerreros y campesinos. Desarrollo inicial de la economía europea
International Series, 1301, Oxford. (500-1200), Ediciones Siglo XXI, Madrid.
— 2005: Observations sur la typologie des lampes africaines (IIe - VIIe siècle) (pl. FERNÁNDEZ PERIS, J., 1998: “La Coca (Aspe, Alicante): área de aprovisionamiento
12 à 16), en Chrzanovski, L. (dir.): Lychnological Acts 1. Actes du 1er Congrès y talla del paleolítico medio”, Recerques del Museu d’Alcoi, 2, 9-46.
international d’études sur le luminaire antique (Nyon-Genève, 29.IX-4.X.2003),
FERRER I MALLOL, M.T., 1988a: Les aljames sarraïnes de la Governació d’Oriola en
(Monogr. Instrumentum, 31), Montagnac.
el segle XIV, CSIC–Institució Milá i Fontanals.
BUSSIÈRE, J., 1992: “Lampes d’Algerie. I, lampes à canal courbe de Maurétanie
Césarienne”, Antiquités Africaines, 28, 187-222. — 1988b: “La tinenca a costum d’Espanya en els castells de la frontera meridional
valenciana (segle XIV)”, Miscelanea de Textos Medievale, 4, 1-112.
— 2000: Lampes antiques d’Algerie, Monographies Instrumentum, 16, Millau.
— 1989: “La frontera meridional valenciana durant la guerra amb Castella dita dels
CABEZUELO PLIEGO, J. V., 1991: La Guerra de los dos Pedros en las tierras dos Peres”, Pere el Cerimoniós i la seva època. Anuario de Estudios Medievales
alicantinas, Alicante. Annex, 24, 309-318.
CANDELA, J. M. y MEJÍAS, F., 2011: La memoria rescatada. Fotografía y sociedad — 1998: “Los castillos de la frontera meridional valenciana en el siglo XIV”, en La
en Aspe, 1870-1976, Vol. 1, Ediciones Tívoli, Gandía. Fortaleza medieval: realidad y símbolo, XV Asamblea General de la Sociedad
CARBALLO, J., 1924: Prehistoria Universal y Especial de España, Madrid. Española de Estudios Medievales, Alicante, 199-214.

CAVANILLES, A. J., 1797: Observaciones sobre la historia natural, geografía, FERRERO, F., 2009: Excavación arqueológica realizada en la Calle Ramón y Cajal,
agricultura y frutos del Reyno de Valencia, Vol, 1, Imprenta Real. 53 de Aspe (Alicante), Memoria Técnica Inédita.
CIEN (Centro de Investigaciones Etnológicas de Novelda), 1994: “La industria del FURIÓ DIEGO, A., 2001: “La domesticación del medio natural: agricultura, ecología
mármol, primeros pasos”, Novelda, Centro Mundial de la Piedra, Mármoles de y economía en el País Valenciano en la Baja Edad Media”, en El medio natural en
Alicante, Revista Roc Máquina, 10-15. la España medieval: actas del I Congreso sobre ecohistoria e historia medieval,
Badajoz, 57-103.
COOPER, E., 2002: “Desarrollo de la fortificación tardomedieval española” en Mil
Anos de fortificaçoes na Península Ibérica e no Magreb (500-1500), actas do GAGNAISON, C.; MONTENAT, CH.; BARRIER, P., et P. ROUILLARD, 2007:
Simposio Internacional sobre Castelos, Palmela, Portugal, 667-675. “L’environnement du site ibérique de La Alcudia et les carrières antiques de la Dame
d’Elche (Province d’Alicante, Espagne)”, ArchéoSciences [en ligne], 31, 59-78.
CORELL, J., 1999: Inscripcions romanes d’Ilici, Lucentum, Allon, Dianium i els seus
territoris, Valencia. GALIANA, M.F. y ROSELLÓ, N., 1988: “Catalogación y estudio de los materiales
ibéricos y romanos expuestos en el Museo Arqueológico Municipal de Novelda”,
CORZO SÁNCHEZ, R., 1976: “In finibus Emeritensis”, Augusta Emerita, en Actas del
Ayudas a la Investigación 1984-85, Instituto de Cultura “Juan Gil-Albert”, Diputación
Bimilenario de Mérida, Madrid, 189-217.
Provincial de Alicante, 61-80.
CREMADES CAPARRÓS, J. Mª., 1982: “Estudio etimológico del topónimo: Aspe”,
GARCÍA BELLIDO, A., 1972: “La centuriación de Ilici”, en XXX Congreso luso-
Aspe. Antología documental, 320-321, Instituto de Estudios Alicantinos, Diputación
español para el progreso de las Ciencias, Murcia, 126-127.
Provincial, Alicante.
GARCÍA GANDÍA, J.R., 2004: “Contribución al conocimiento de la Edad del Bronce
— 1998: “Aspe durante la Edad Moderna”, en F. Vicedo Santonja, Aspe, medio
en el Vinalopó Medio (Alicante): prospección de los términos municipales de Aspe y
físico y aspectos humanos, 209-236.
Hondón de las Nieves”, en L. Hernández y M. Hernández, (eds.): La Edad del Bronce
— 1992: “La Rafa de Percebal, la Acequiecica y la Fuente de Barrenas”, La en tierras valencianas y zonas limítrofes, Villena, 325-332.
Serranica, 40, 45-48.
— 2008: Arqueología en Aspe. Poblamiento y territorio, Ayuntamiento de Aspe.
CREMADES CREMADES, M., 1966: Aspe, Novelda y Monforte, Imprenta-Papelería
Tomás Fernández. Alicante. — 2008b: “La obra de Don Daniel Jiménez de Cisneros en el Término Municipal de
Aspe”, Revista Bienal La Serranita, 48, 185-190.
CREMADES, J. Mª. y SALA, F. P., 1994: “Las Canales. La conducción de agua
potable de Aspe a Elche. Siglo XVIII”, La Serranica, 41, 82-88. — 2011: La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en Aspe (1938-1939),
Ayuntamiento, Aspe.
— 1998: “Construcciones para el aprovechamiento de las aguas del Tarafa y
Vinalopó: molinos y rafas”, La Serranica, 43, 35-39. GARCÍA, J. R. y MORATALLA, J., 1998-1999: ‹‹Nuevos datos sobre arquitectura de
prestigio ibérica: la regia de “Las Tres Hermanas” (Aspe, Alicante)››, Lucentum, XVII-
— 2002a: “El siglo XX”, en El vino y su historia, 16-18, Ayuntamiento de Aspe. XVIII, Universidad de Alicante, 163-182.
— 2002b: “La elaboración tradicional del vino”, en El vino y su historia, 20-21, GISBERT SANTONJA, J.A., 1987: “La producció de vi al territori de Dianium
Ayuntamiento de Aspe. durant l’Alt Imperi: el taller d’àmfores de la vil.la romana de l’Almadrava (Setla-
— 2004: “La Elaboración tradicional del aceite”, en El Aceite en Aspe, usos y Mirarrosa-Miraflor, Marina Alta)”, El vi a la antigüitat: Economia, producció i comerç
costumbres, 19-22, Ayuntamiento de Aspe, Museo Histórico de Aspe. al Mediterrani Occidental: II Col·loqui Internacional d’Arqueologia Romana, actes
(Barcelona 6-9 de maig de 1998), Badalona, 104-118.
CURCHIN, L. A., 2009: “Toponimia antigua de Contestania y Edetania”, Lucentum,
XXVIII, Universidad de Alicante, 69-74. GONZÁLEZ PRATS, A., 1975: “El yacimiento ibérico del Castillo del Río. Aspe
(Alicante)”, XIII C.N.A. (Huelva, 1973), Zaragoza, 697-700.
CHAO, J.; MESA, J.F., y SERRANO, M., 1999: “Un nuevo bronce hallado en La
Alcudia”, en Ciudades Privilegiadas en el occidente romano, Sevilla, 417-424. — 1981: “En torno a la cerámica de cocina del mundo ibérico. Materiales del
Castillo del Río, Aspe (Alicante)”, R. I. E. A., 33, Diputación Provincial de Alicante,
DE MIGUEL IBÁÑEZ, Mª P., 2003: “Aspectos antropológicos y paleopatológicos 7-22.
de las inhumaciones prehistóricas del Tabayá (Aspe, Alicante)”, en Actas del VI
Congreso Nacional de Paleopatologia, Madrid, 263-278. — 1985: “Sobre unos elementos materiales del comercio fenicio en tierras del
Sudeste peninsular”, Lucentum, IV, Universidad de Alicante, 97-106.
DOMÉNECH BELDA, C., 2003: “Monedas e inscripciones tardorromanas e
islámicas”, Las ciudades y los campos de Alicante en época romana, Canelobre, GONZÁLEZ, A. y RUIZ, E., 1991-1992: “Urbanismo defensivo de la Edad del Bronce
48, Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert, Diputación Provincial, Alicante, en el Bajo Vianopó. La fortificación argárica de Caramoro I (Elche, Alicante)”,
223-242. Estudios de Vida Urbana, 85-105.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 171


GORGES, J.G., 1983: “Remarques sur la détection des cadastres antiques en GUTIÉRREZ DE VELASCO, A., 1963: La contraofensiva aragonesa en la Guerra de
Péninsule Ibérique: à propos d’Elche et de Mérida”, Cadastres et espace rural. los Dos Pedros. Actitud militar y diplomática de Pedro IV el Ceremonioso (años 1358
Approche et réalités antiques (Table ronde de Besançon, 1980) (Clavel- Lévêque, a 1362), Cuadernos de Historia Jerónimo de Zurita, 14-15, 7-30.
M., Dir.), Paris, 199-205.
HAYES, J. W., 1972: Late Roman Pottery, London.
GOZÁLVEZ, V., 1974: “La centuriatio de Ilici”, Estudios sobre centuriaciones romanas
— 1980: Supplement to late Roman Pottery, London.
en España, Universidad Autónoma de Madrid, 101-113.
HERMOSILLA PLA, J., (coord.) 2007: Los regadíos tradicionales del Vinalopó (Alto
GRAU MIRA, I., 2002: La organización del territorio en el área central de la
y Medio). Volumen 8. Primera Parte: Contexto geográfico y marco histórico de
Contestania Ibérica, Publicaciones de la Universidad de Alicante, Serie Arqueología.
los regadíos tradicionales del Vinalopó (Alto y Medio). Segunda parte: Catálogo e
GRAU LOBO, L., 2012: “Territorio de cambios: algunas conjeturas sobre museos y otras inventario de los regadíos históricos: sistemas y elementos del patrimonio hidráulico
ilusiones”, en C. Ferrer y J. Vives, (eds.): Construcciones y usos del pasado. Patrimonio del Alto y Medio Vinalopó, Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano y
arqueológico, territorio y museo. Jornadas de debate del Museo de Prehistoria de Museos, Departamento de Geografía de la Universidad de Valencia.
Valencia, 75-98, Museu de Prehistòria de València–Diputación de Valencia.
HERNANDEZ ALCARAZ, L., et alii, 2004: “La evolución urbana de Villena: nuevos
GRUPO DE RESCATE NÚM. 668, 1978: “Mapa Arqueológico de Novelda”, Revista enfoques, nuevas propuestas”, en De la Medina a la Vila, Actas de las II Jornadas de
del Instituto de Estudios Alicantinos, 23, 59-66. Arqueología Medieval, Petrer, Alicante, 195-211.
GUILABERT, A.; OLCINA, M., y TENDERO, E., 2007: “La maqbara del Tossal de HERNÁNDEZ PÉREZ, M.S., 1982: “Cueva de la Casa Colorà: un yacimiento eneolítico
Manises (Alicante)”, Vol. 1, Estudio Arqueológico, Alicante. en el Valle Medio del Vinalopó”, Lucentum, I, Universidad de Alicante, 5-18.
GUILLAUMIN, J.Y., 2002: “Note sur le document catastral romain découvert à La — 1983: “La metalurgia prehistórica en el Valle Medio del río Vinalopó”, Lucentum,
Alcudia (Elche, Alicante)”, DHA, 27/1, 109-130. II, Universidad de Alicante, 17-42.
GUINOT I RODRIGUEZ, E., 1991: Cartes de poblament medievals valencianes. — 1986: “La cultura de El Argar en Alicante. Relaciones temporales y espaciales
Generalitat Valenciana, Valencia. con el mundo del Bronce Valenciano”, Homenaje a Luis Siret, 1934-984,
Sevilla, 341-350.
— 1993: ”El modelo de feudalismo repoblador: rentas y señoríos en la Valencia
medieval”, en E. Serrano y E. Sarasa (coords.): Señorío y feudalismo en la — 1990: “Un enterramiento argárico en Alicante”, en Homenaje a Jerónimo Molina,
Península Ibérica (ss. XII-XIX), Institución Fernando el Católico, Vol. 3, 513-525. Murcia, 87-94.
— 1995: Els límits del Regne: el procés de formació territorial del País Valencià — 2001-2002: “La Edad del Bronce en Alicante”, en …y acumularon Tesoros. Mil
medieval (1238-1500), València, Edicions Alfons El Magnànim. años de historia en nuestras tierras, Alicante, 201-217.
— 1997a: “La creació de les senyories en una societat feudal de frontera: el Regne — 2005: “La Prehistoria en el Museo de Novelda”, Novelda. Arqueología y Museo.
de València (segles XIII-XIV)”, Revista d’historia medieval, 8, (Ejemplar dedicado Museos Municipales en el MARQ, Alicante, 45-55.
a: Les senyories medievals. Una visió sobre les formes del poder feudal), 79-
— 2009: “Entre el Medio y el Bajo Vinalopó. Excavaciones arqueológicas en el
108.
Tabayá (Aspe, Alicante) 1987-1991”, en En los confines del Argar: una cultura
— 1997b: “Quan alacant, elx i oriola esdevingueren valencianes (1296-1305)”, L’ de la Edad del Bronce en Alicante, Alicante, 160-169.
Avenç: Revista de història i cultura, 214, 6-11.
HERNÁNDEZ, M. S. y ALBEROLA, E., 1988: “Ledua (Novelda, Alicante): un yacimiento
— 1999: Els fundadors del regne de València. Repoblament, antroponímia i llengua de llanura en el Neolítico valenciano”, Archivo de Prehistoria Levantina, 18, 149-158.
a la València medieval, Valencia.
HERNÁNDEZ M. S. y LÓPEZ, J. A., 1992: “Bronce Final en el Medio Vinalopó. A
— 2004: “La implantació de la societat feudal al País Valencià del segle XIII: la propósito de dos conjuntos cerámicos del Tabaià (Aspe, Alicante)”, Trabajos Varios
gènesi de les senyores i l’establiment de les terres”, en F. Sabaté y J. Farré, del S.I.P. (Homenaje a D. Fletcher Valls), 89, Diputación Provincial de Valencia, 1-16.
(coords.): El temps i l’espai del feudalisme: Reunió científica, VI Curs d’Estiu
— 2010: “La muerte en el Argar alicantino. El Tabaià como paradigma”, en Restos
Comtat d’Urgell (Balaguer, 11, 12 i 13 de juliol de 2001), 421-442.
de vida, restos de muerte, Valencia, 221-228.
GUINOT, E. y MARTÌ, J., 2006: “Las villas nuevas medievales valencianas (siglos XII-
HINOJOSA MONTALVO, J.R., 1995: Biar: un castillo de la frontera valenciana en la
XIV)”, Las villas nuevas medievales del Suroeste Europeo. De la fundación medieval
Edad Media, Diputación de Alicante.
al siglo XXI. Análisis histórico y lectura contemporánea. Arkeolan, 14, 183-206.
— 1996-1997: “Las fronteras del Reino de Valencia en tiempos de Jaime II”,
GURT, J.M. et alii, 1996: “Revisión del catastro romano de Ilici”, Pyrenae, 27,
Anales de la Universidad de Alicante. Historia medieval, 11, 213-228.
Universidad de Barcelona, 215-226.
— 1998: “Las fronteras del Reino de Valencia en la época del Tratado de Alcañices”,
GUTIÉRREZ LLORET, S., 1996: La Cora de Tudmir. De la antigüedad tardía al mundo
Revista da Faculdade de Letras. Historia 15, 693-706.
islámico. Poblamiento y cultura material, Collection de la Casa de Velázquez, 57,
Madrid-Alicante. — 2006: Jaime II y el esplendor de la Corona de Aragón, Editorial NEREA, San
Sebastián.
— 1999: “La cerámica emiral de Madinat Iyih (el Tolmo de Minateda, Hellín,
Albacete): una primera aproximación”, Arqueología y Territorio Medieval, 6, 71- IBARRA RUIZ, P., 1926: Elche, materiales para su historia, Cuenca, Tipografía Ruiz
111. de Lara, 253 págs.
— 2012a: “La necrópolis de Vistalegre (Aspe, Alicante) a la luz de la arqueología IGME, 1978: Mapa Geológico de España, E. 1:50.000, Elda (871), Instituto Geológico
del siglo XXI”, en N. Roselló: La Necrópolis de Vistalegre (Aspe, Alicante) 1985- y Minero de España, Madrid.
1986. Trabajos de Arqueología, 2. MARQ, Alicante, 133-151.
IGME, 1973: Mapa Geológico de España 1:50.000, hoja nº 893 (Elche), IGME,
— 2012b: “La arqueología en la historia del temprano al-Andalus: espacios Madrid.
sociales, cerámica e islamización”, en Ph. Sénac, (ed.): Histoire et archéologie
IGME, 1994: Mapa Geológico de España, E. 1/50.000, nº 893-Elche, Madrid.
de l’Occident musulman (VIIe-XVe): Al-Andalus, Maghreb, Sicile, Villa 4, CNRS-
Université de Toulouse-Le Mirail, Toulouse, 33-66. IGME, 1985: Mapa Hidrogeológico de España, E. 1/200.000, nº 72-Elche, Madrid.
GUTIÉRREZ, S.; MENÉNDEZ, J. M., y GUICHARD, P., 2008: «El Castellar de la Morera INIESTA GONZÁLEZ, M., 1994: Els gabinets del món. Antropologia, museus i
de Elche: ¿Madina o Hisn?», Lucentum, XXVII, Universidad de Alicante, 175-190. museologies, Pagès Editors, Lleida.

172 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


JIMÉNEZ DE CISNEROS, D., 1907: “Excursiones a las sierras de la Horna, del Rollo LÓPEZ, E. y SORIANO, S., 2006: Intervención arqueológica en la puerta de la Iglesia
y de Crevillente”, Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, VII, 115- Nuestra Señora del Socorro Aspe (Alicante), Memoria Técnica Inédita.
123.
LÓPEZ, E.; TORREGROSA, P.; BARCIELA, V., y GOMIS, F., 2009: Prospección
— 1909: “Excursiones por los alrededores de Elche”, Boletín de la Real Sociedad arqueológica para el acceso Ferroviario de Alta Velocidad de Levante. Madrid-
Española de Historia Natural, IX, 355. Castilla la Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia. Tramo: Monforte del
Cid-Aspe (Alicante), Memoria Técnica Inédita.
— 1910: “Excursión al Tabeyán (Alicante)”, Boletín de la Sociedad Española del
Historia Natural, 327-330. LÓPEZ, E.; TORREGROSA, P.; QUILES, J.; DE MIGUEL, Mª.P., y NAVARRO, C., 2005:
“La necrópolis islámica de l’Alfossar (Novelda, Alicante)”, Recerques del Museu
— 1925: “Indicación de algunos yacimientos prehistóricos y noticia acerca de
d’Alcoi, 14, 143-156.
otros”, Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, XV, 1-11.
LORRIO, A. J. y SÁNCHEZ, M. D., 2008: “El Molón (Camporrobles, Valencia). Un poblado
JOVER, F.J. y LÓPEZ, J.A., 1997: Arqueología de la muerte. Prácticas funerarias en
de primera época islámica”, Lucentum, XXVII, Universidad de Alicante, 141-164.
los límites de El Argar, Alicante.
MALPICA CUELLO, A., 1998: “Los castillos en época nazarí. Una primera
— 2004: “2100-1200 b.C. Aportaciones al proceso histórico en la cuenca del
aproximación”, en A. Malpica (ed): Castillos y Territorio en Al-Andalus. Granada.
río Vinalopó”, en L. Hernández y M. Hernández, (eds.): La Edad del Bronce en
246-293.
tierras valencianas y zonas limítrofes, Villena, 285-302.
MARCO, J.A. y MATARREDONA, E., 2003: Cartografía básica geomorfológica, E.
JOVER, F.J. y PÉREZ, T., 2007: “Petrer, el camí de la rambla de Puça”, en T. Pérez
1/100.000-Elche, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alicante.
Medina, (coord.): Arquitectures tradicionals de l’aigua a les valls del Vinalopó,
Centre d’Estudis Locals del Vinalopó, Petrer, 45-61. MÁRQUEZ, J.C. y MOLINA, J., 2005: Del Hiberus a Carthago Nova. Comercio de
alimentos y epigrafía anfórica grecolatina, Colección Instrumenta, 18, Universidad
KEAY, S. J., 1984: Late Roman Amphorae in the Western Mediterranean. A tipology
de Barcelona.
and economic study: the catalan evidence, “BAR Internacional Series”, 337, Vol. 1
y 2. MARTÍ OLTRA, J., 1997: El parcellari medieval de Pego: un assaig de restitució del
paisatge urbà a partir de les fonts fiscals i l’arqueologia, Facultat de Geografia i
KISS, D. M., 2012: “La cerámica del Tossal del Moro (Benilloba, Alacant).
Història, Universitat de València.
Primeros resultados del estudio de los fondos depositados en el Centre d´Estudis
Contestans”, Póster presentado al X Congreso Internacional A Cerâmica Medieval MARTÍNEZ, C.; MARTÍNEZ, G., y SALA, F.P., 2005: Devociones religiosas y lugares
no Mediterrâneo, (22-27 octubre, Silves, Portugal). de culto en Aspe en la Época Moderna (Siglos XVII y XVIII), II Premio de Investigación
Manuel Cremades, 2004, Ayuntamiento de Aspe.
LAFUENTE GÓMEZ, M., 2009: La Guerra de los dos Pedros en Aragón (1356-1366).
Impacto y trascendencia de un conflicto bajomedieval, tesis doctoral, Facultad de MARTINEZ ESPAÑOL, G., 2002: “Apuntes sobre el cultivo de la vid y el vino en Aspe
Filosofía y Letras, Zaragoza. durante la época medieval y moderna”, en El vino y su historia, Ayuntamiento de
Aspe, 7-13.
LACARRA, J.; SÁNCHEZ, X., y JARQUE, F., 1997: Las observaciones de Cavanilles.
Doscientos años después. Bancaja obra social, Valencia. — 2004: “Notas históricas sobre Aspe”, en El Aceite en Aspe, usos y costumbres,
Ayuntamiento de Aspe. Museo Histórico de Aspe, 5-12.
LAMBOGLIA, N., 1963: “Nuovi osservacioni sulla terra sigillata chiara (tipi C, Lucente
e D)”, RSLig, XXIX, 145-212. — 2006: “El regadío de Aspe en época moderna. Constitución de la Junta de
Regantes en sociedad privada, 1793”, La Serranica, 47, 140-153.
LLOBREGAT CONESA, E.A., 1972: Contestania Ibérica. Instituto de Estudios
Alicantinos, Diputación Provincial, Alicante. — 2007a: “Aspe. Acueductos sobre el Río Tarafa”, en T. Pérez Medina, (coord.):
Arquitectures tradicionals de l’aigua a les valls del Vinalopó, Centre d’Estudis
— 1973: “Aspis”, Gran Enciclopedia de la Región Valenciana, II, 17, Valencia.
Locals del Vinalopó, Petrer, 85-103.
— 1983: “Relectura de Ravennate: Dos calzadas, una mansión inexistente y otros
— 2007b: Las comunicaciones, el transporte y la hospedería en el Aspe del siglo
datos de la geografía antigua del país valenciano”, Lucentum, II, Universidad de
XVIII, Ayuntamiento de Aspe, 26-28 y 57-83.
Alicante, 225-242.
— 2009: “Una mirada a la comunidad morisca de Aspe en 1593”, La Comunidad
LÓPEZ PADRILLA, J.A., 2011: Asta, hueso y marfil. Artefactos óseos de la Edad
Morisca en el Vinalopó, IV Centenario de la Expulsión (1609-2009), III Congreso
del Bronce en el Levante y Sureste de la Península Ibérica (c. 2500-1300 cal BC),
de Estudios del Vinalopó, Petrer, 183-200.
Alicante.
— 2012: “La Carta puebla de Aspe. Características del régimen señorial tras la
LÓPEZ SEGUÍ, E., 2001: “Las murallas de Elche (Bajo Vinalopó)”, en G. Segura y J.
repoblación de 1611”, Revista del Vinalopó nº 14.
L. Simón García, (Coord.): Castillos y torres en el Vinalopó. Col.lecció l’Algoleja, 4.
Centre d’Estudis Locals del Vinalopó, Petrer, 165-174. — 2013: “Las fortificaciones medievales de Aspe (ss. XIV-XV)” en J.R. Ortega, I.
Reina, G. Martínez y M.A. Esquembre, (coords.): Castellum y Raval del Aljau
— 2012: Seguimiento arqueológico en C/ María Botella y C/ Antonio Soria (Aspe),
(Aspe, Alicante). Su recuperación tras siglos de silencio. 19-52. X Premio de
Memoria Técnica Inédita.
Investigación Manuel Cremades 2013, concedido por el Museo Histórico de
LÓPEZ SEGUÍ, E., et alii, 2004: Elche medieval: la evolución de su sistema defensivo, Aspe. Instituto Juan Gil Albert.
en De la Medina a la Vila, Actas de las II Jornadas de Arqueología Medieval, Petrer,
MARTÍNEZ, G. y MEJÍAS, F., 2005: “La conducción de aguas entre Aspe y Elche
Alicante, 33-58.
(1785-1789). Una manifestación emblemática de la política reformista ilustrada”,
LÓPEZ, E. y GARCÍA, J., 2005: Excavación Arqueológica en la esquina calle Goya en T. Pérez Medina, (coord.): El patrimoni històric comarcal, II Congrés d’Estudis del
con la calle San José (Aspe, Alicante), Memoria Técnica Inédita. Vinalopó, Centre d’Estudis Locals del Vinalopó, Petrer, 197-224.
— 2006: Excavación arqueológica realizada en la Calle Concepción nº 23 de Aspe MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, A., 2009: “La muralla medieval de la ciudad de Lorca”, en
(Alicante), Memoria Técnica Inédita. A. L. Molino y J. A. Eiroa, (Coords.): El castillo medieval en tiempos de Alfonso X el
Sabio, Murcia, 121-152.
LÓPEZ, E.; LARA, G., y GOMIS, F., 2006: Excavación Arqueológica realizada en el solar
sito en la Calle Virgen de las Nieves n º 72 (Aspe, Alicante), Memoria Técnica Inédita. MAYANS I SISCAR, J.A., 1771: Ilici. Hoy la villa de Elche, Valencia.
LÓPEZ, E.; LARA, G.; ORTEGA, R., y GOMIS, F., 2009: Excavación arqueológica MAYER, M. y OLESTI, O., 2001: “La sortitio de Ilici. Del documento epigráfico al
realizada en la Calle Ramón y Cajal, nº 53 de Aspe (Alicante), Memoria Técnica Inédita. paisaje histórico”, DHA, 27/1, 109-130.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 173


— 2002: “Le tirage au sort des lots coloniaux: la sortitio d’ Ilici”, en M. Clavel- MILLARES VICIANO, J.L., 1982: “El Gravetiense en el País Valenciano”, Saguntum,
Lévêque y A. Orejas, (eds.): Atlas historique des cadastres d’Europe II, Dossier 17, 45-64.
1T 4A-6B, Luxembourg.
MOLINA MAS, F.A., 1999: “La cerámica del Bronce Tardío e inicios del Bronce Final
MEJÍAS LÓPEZ, F., 1998: “Aspe en los archivos nacionales. Primeros pasos para la en el Valle Medio del río Vinalopó: el ejemplo del Tabayá (Aspe, Alicante)”, Revista
recuperación de nuestro patrimonio documental”, La Serranica, 43, 25-32. d’Arqueologia de Ponent, 9, 117-130.
— 2008: “La Canal de Hierro. Las sociedades mineras y la extensión del regadío en — 2001: “La villa romana de Agualeja. Monforte del Cid hace 1700 años”, Fiestas
Aspe a finales del siglo XIX”, La Serranica, 48, 151-159. de Moros y Cristianos de Monforte del Cid, 88-91.
— 2012: “Nuevos elementos patrimoniales de interés arquitectónico, arqueológico y MOLINOS, M.; CHAPA, T.; RUIZ, A.; PEREIRA, J.; RÍSQUEZ, C.; MADRIGAL, A.;
etnológico localizados en el ámbito del río Tarafa”, La Serranica, 50, 164-179. ESTEBAN, A.; MAYORAL, V., y LLORENTE, M., 1998: El santuario heroico de El
— 2014: Manantiales, acequias y alquerías. Caracterización arqueológica de la Pajarillo (Huelma, Jaén), Universidad de Jaén.
huerta islámica y bajomedieval en torno a un eje vertebrador del poblamiento: el MORA-FIGUEROA, L. De, 1996: Glosario de arquitectura defensiva medieva, Cádiz.
río Tarafa (Aspe, Alicante). Trabajo Fin de Máster depositado en el departamento
de Prehistoria, Arqueología, Historia Antigua, Filología Griega y Filología Latina MORALES MIRANDA, J., 1998: Guía Práctica para la Interpretación del Patrimonio.
de la Universidad de Alicante. (Inédito). Junta de Andalucía. Sevilla.

MENARGUES, J., 2001: “El castell de Crevillent (Baix Vinalopó)”, en G. Segura y J. MORATALLA JÁVEGA, J., 2001: “Restos de catastros romanos en el Medio Vinalopó
L. Simón García, (Coord.): Castillos y torres en el Vinalopó. Col.lecció l’Algoleja, 4. y unos apuntes sobre Aspis”, Alquibla, Revista de Investigación del Bajo Segura,
Centre d’Estudis Locals del Vinalopó, Petrer, 211-217. 7, Escuela Politécnica Superior de Orihuela-Instituto Universitario de Geografía,
Orihuela, 551-579.
MENÉNDEZ FUEYO, J. L., 1993: “Excavaciones arqueológicas en el Castillo de
Polop (Marina Baja, Alicante)”, Castells, 3, Revista de la Sección Provincial de la — 2003: Organización del territorio y modelos de poblamiento en la Contestania
Asociación Española de Amigos de los Castillos (Alicante), 16-20. ibérica, Tesis Doctoral, inédita, Universidad de Alicante.
— 1995: “El Hisn de Planes (El Comtat, Alicante): Un recinto fortificado almohade — 2014: “Las Tres Hermanas-2014. Primeros pasos de un proyecto de Arqueología
en el tránsito al feudalismo”, Castells, 5, Revista de la Sección Provincial de la Ibérica en Aspe”, La Serranica, 51, 268-273.
Asociación Española de Amigos de los Castillos (Alicante), 13-28. MORATALLA, J., ROUILLARD, P. y COSTA, L., 2014: “Las Canteras de Ferriol (Baix
— 1996a: “El Castell de Planes: Un poblado fortificado a la luz de los nuevos Vinalopó, Elche), un singular proyecto multidisciplinar de investigación histórica”,
descubrimientos arqueológicos”, Reçerques del Museu d’Alcoi, 5, 163-175. MARQ. Arqueología y Museo, extra, (“II Jornadas de Arqueología y Patrimonio
Alicantino: Arqueología en Alicante en la primera década del s. XXI), Diputación
— 1996b: “La Puerta del Castillo de Planes (Alicante): Una aportación al estudio de
Provincial de Alicante, 292-297.
las puertas en recodo de fortificaciones de ámbito rural en época almohade”,
Boletín de Arqueología Medieval, 9, I Jornada de Arqueología Medieval de la MORATALLA, J. y SEGURA, G., 2009: “Los nuevos hallazgos de escultura ibérica
Comunidad Valenciana, Madrid, 153-179. en Monforte del Cid en el panorama arqueológico del Vinalopó“, en Catálogo de la
Exposición “El Mundo Antiguo en Sax. Iberos y Romanos”, Universidad de Alicante-
— 2000: “El Castillo de Planes (Planes de la Baronía)”, Catáleg. Museu Arqueològic
Ayuntamiento de Sax, 31-35.
Municipal “Camilo Visedo Moltó” d´Alcoi, Alcoy, 129-132.
MOROTE BARBERÁ, J.G., 1979: “El trazado de la Vía Augusta desde Tarragona a
— 2008: “De nuevo sobre cerámica. Reflexiones sobre la colección de cerámicas
medievales y post medievales del Museo Arqueológico de Elda”, Elda, Arqueología Carthagine Spartaria. Una aproximación a su estudio”, Saguntum, 14, 139-164.
y Museo: ciclo Museos municipales en el MARQ, Alicante, 104-127. — 2002: La Vía Augusta y otras calzadas en la Comunidad Valenciana, Diputación
— 2009a: “Turres et fortalicium: la pobla medieval de Ifach, un proyecto Provincial de Valencia, Servicio de Estudios Arqueológicos Valencianos, Serie
arqueológico para el futuro”, Calp, Arqueología y Museo. Museos municipales Arqueología, 19, 2 vols.
en el MARQ, Alicante, 152-193. MOTOS GUIRAO, E., 1998: “El castellón de Vélez-Rubio (Almería) y el poblamiento
— 2009b: “La porta del Castell de Planes (El Comtat): Reflexions sobre la de los Vélez”, en Castillos y territorio en Al-Andalus, Jornadas de Arqueología
problemàtica dels assentaments fortificats de l’última època almohade (ss. XII- Medieval, (Berja, 4, 5 y 6 de Octubre de 1996), Granada, 358-384.
XIII)”, en Els Musulmans al Comtat 1609-2009 400 anys de l’expulsió, Centre MUNUERA NAVARRO, D., 2006: “Tras las huellas medievales de Cartagena”,
d’Estudis Contestans, Cocentaina, 327-337. Cartagena histórica, Extra 21, Cartagena, 2-28.
— 2010a: “La conquista feudal en tierras de Sax: Hueste, cabalgada y resistencia NAVARRO MARTÍNEZ, C., 2006: Aspe el Nuevo. Creación y evolución de un espacio
andalusí en la frontera meridional (1239-1280)”, en El mundo medieval en Sax: urbano (siglos XII-XV), III Premio de Investigación Manuel Cremades, Ayuntamiento
musulmanes y cristianos, Sax, 31-44. de Aspe.
— 2010b: “Producción cerámica medieval y colonización feudal: A propósito NAVARRO MEDEROS, J.F., 1982: “Materiales para el estudio de la Edad del Bronce
de un lote procedente del Castillo de Guardamar (ss. XIII-XIV)”, Guardamar, en el Valle Medio del río Vinalopó (Alicante)”, Lucentum, I, Universidad de Alicante,
Arqueología y Museo. Museos municipales en el MARQ, Alicante, 170-186. 19-70.
— 2010c: “Arquitecturas del poder feudal en la provincia de Alicante: La Domus NAVARRO POVEDA, C., 1990: Excavaciones arqueológicas en el Castillo de La Mola
Maior del Castell de Castalla”, en J. L. Menéndez, M. Bevía, J. A. Mira y J. (Novelda, Alicante), II. Las cerámicas comunes (s. XIV-XV), Novelda.
R. Ortega (coords.): El Castell de Castalla: arqueología, arquitectura e historia
de una fortificación medieval de frontera. Museo Arqueológico Provincial de — 1991: “Los castillos y el poblamiento en época bajomedieval en los valles del
Alicante (MARQ), Serie Mayor, 8, 31-59. Vinalopó”, en Fortificaciones y Castillos de Alicante. Valles del Vinalopó”, II
Jornadas de Fortificaciones y Castillos de Alicante, Petrer, 61-85.
— 2011: “Construere in Villa. Vilajoiosa y las poblas de fundación feudal en el sur
del Reino de Valencia”, Vilajoiosa. Arqueología y museo. Museos municipales en — 2001: “Castillo de Petrer (Medio Vinalopó)”, en G. Segura y J. L. Simón García,
el MARQ, Alicante, 222-241. (Coord.): Castillos y torres en el Vinalopó. Col.lecció l’Algoleja, 4. Centre
d’Estudis Locals del Vinalopó, Petrer, 125-132.
— 2012: “Xixona, Clau del Regne: Las cerámicas de una villa feudal de realengo
en la frontera meridional del Reino de Valencia, siglos XIII-XIV”, en Xixona, Clau NAVARRO, F.J. y POVEDA, A.M. (Eds.), 2010: Catálogo monumental y artístico
del Regne: arqueología de la conquista: de poblado fortificado islámico a castillo de la provincia de Alicante, 1907-1908, por Manuel González Simancas, Edición
cristiano (siglos XII-XV), Alicante, 87-106. Facsimilar, Murcia.

174 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA


NOGUERA, J.M. y ANTOLINOS, J.J. (Eds.), 2011-2012: De vino et oleo Hispaniae. RABANAL ALONSO, M.A., 1985: “Las fuentes literarias”, en Arqueología del País
Áreas de producción y procesos tecnológicos del vino y el aceite en la Hispania Valenciano: panorama y perspectivas, Anejo de la Revista Lucentum, Universidad
romana. Actas Coloquio Internacional (Murcia, 2010), Anales de Prehistoria y de Alicante, 201-256.
Arqueología, Universidad de Murcia, 27-28. Murcia.
RAMOS FERNÁNDEZ, R., 1975: La ciudad romana de Ilici, Diputación Provincial,
OBERMAIER, H., 1916: “El Hombre Fósil”, Comisión de Investigaciones Alicante.
Paleontológicas y Prehistóricas, 9, Madrid. RAMOS, R. y UROZ, J., 1992: “Ilici”, Dialoghi d’Archeologia, 1-2, 95-104. Roma.
OLCINA DOMÉNECH, M.H., 2011: Un paisaje milenario. Parcelación agraria y RAMOS FOLQUÉS, A., 1953: “Aspe (Alicante), Castillo del Río”, Noticiario Arqueológico
colonos en Ilici, Al voltant d’una peça, 1, MARQ–Diputación Provincial, Alicante. Hispánico, I, 178.
OLESTI, O., 2005: “La sortitio de Ilici. Un ejemplo de precisión agrimensora”, en RAMOS VIDAL, J.A., 2002: “La estructura de la producción agraria de Aspe según
J.Y. Guillaumin et alii, (eds.): Vocabulaire téchnique des arpenteurs romains, 47-61, el censo de 1800”, La Serranica, 53.
Besançon.
— 2012: “Aspectos del aguardiente aspense en la segunda mitad del siglo XVIII”,
ORTEGA, J.R.; REINA, I.; MARTÍNEZ, G., y ESQUEMBRE, M.A. (coords.), 2013: La Serranica, 59, 246-255.
Castellum y Raval del Aljau (Aspe, Alicante). Su recuperación tras siglos de silencio,
X Premio de Investigación Manuel Cremades concedido por el Museo Histórico de REVERTE COMA, J.M., 2012: “Estudio Antropológico y Paleopatológico de la
Aspe, Instituto Juan Gil Albert. Necrópolis de Vistalegre”, en Roselló Cremades, N.: La Necrópolis de Vistalegre
(Aspe, Alicante) 1985-1986, Trabajos de Arqueología, 2, MARQ, 93-132.
PÉREZ MEDINA, T. V., 1999: Los molinos de agua en las comarcas del Vinalopó
(1500-1840), Col·lecció l’Algoleja, 2, Centre d’Estudis Locals del Vinalopó, Petrer. REYNOLDS, P., 1985: “Cerámica tardorromana modelada a mano de carácter local,
regional y de importación en la provincia de Alicante”, Lucentum, IV, Universidad de
PORTAL DE LA PRESIDENCIA GENERAL DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS Y LA Alicante, 245-268.
EMISIÓN DE FATWAS DE ARABIA SAUDITA, 2014: Descripción del Entierro. Fatwa nº
1666. Disponible en: http://www.alifta.net. [Consulta: 13 de noviembre de 2014]. — 1993: Settlement and pottery in the Vinalopó Valley (Alicante, Spain) A.D. 400-
700, BAR International Series 588, Oxford.
POVEDA NAVARRO, A.M., 1986: “Villa et castiello de Ella (Elda, Alicante) en el
siglo XIII”, Anales de la Universidad de Alicante, Historia Medieval, 4-5, 67-94. RIBELLES AMORÓS, J., 1991: Buscando nuestros orígenes. Noticias sobre los
yacimientos líticos del Paleolítico inferior y medio de las terrazas del Río Vinalopó
— 1988: El poblado ibero-romano de El Monastil (Elda, Alicante), Ayuntamiento de en Aspe (Alicante), Aspe.
Elda–Universidad de Alicante, Alicante.
RIPOLL LÓPEZ, G., 1998: Toréutica de la Bética (siglos VI y VII D.C.), Barcelona.
— 1991: “Transformación y romanización del hábitat ibérico contestano de las
RIVIÈRE, G.H., 1993: La Museología. Curso de museología. Textos y testimonios,
Cuencas Alta y Media del Vinalopó (Provincia de Alicante). Del final de la
Madrid, Akal.
República al Alto Imperio”, Alebus, 1, Museo Arqueológico de Elda, 66-78.
RIZO ANTÓN, C.E., 2009: Ganadería y caza durante la Edad del Bronce,
— 1996: “El Monastil: del oppidum ibérico a la civitas hispanorromana de Ello”, en
Arqueozoología del Tabayá (Aspe, Alicante), Villena.
Actas XXIII Congreso Nacional de Arqueología (Elche, 1995), Tomo I, 415-426.
ROLDÁN HERVÁS, J.M., 1975: Itineraria hispánica. Fuentes antiguas para el estudio
— 2006a: “Castillo del Río (Aspe), Alicante”, en J. M. Roldan (dir.): Diccionario Akal
de las vías romanas en la península ibérica, Universidad de Granada.
de la Antigüedad hispana, 231, Madrid.
ROSELLÓ CREMADES, N., 1986a: “Yacimiento altomedieval de Vistalegre”, Upanel,
— 2006b: “La cristianización del Valle de Elda. Épocas tardorromana y bizantino-
9, 14.
visigoda. 6”, en A. Poveda y J. R. Valero, (coords.): Historia de Elda, Ayuntamiento
de Elda, Caja de Ahorros del Mediterráneo, 95-116. — 1986b: “Estudio de un denario romano aparecido en el Castillo del Río”, Upanel,
9, 15-17.
— 2007: “Las piedras hablan: La vida cotidiana en una castillo alicantino. El ejemplo
del Vinalopó”. Vivir en el Alicante medieval. Revista Canelobre, 52, 58-77. — 1987: “Necrópolis de Vistalegre (Aspe, Alicante)”, en Actas II Congreso de
Arqueología Medieval Española, II, Madrid, 371-378.
— 2008: “Las villae romanas del sur de Hispania Tarraconense (ss. II a.C. - III d.C.).
Las tierras de Murcia y Alicante”, en V. Revilla, J.R. González y M. Prevosti, (eds.): — 1998: “Historia Antigua”, en F. Vicedo Santonja, (Coord.): Aspe. Medio físico y
Actes del Simposi Les vil.les romanes a la Tarraconense, I, Museo Arqueológico aspectos humanos, Ayuntamiento de Aspe, San Vicente del Raspeig, 146-162.
de Barcelona, 259-279. — 2012: La necrópolis de Vistalegre (Aspe, Alicante), 1985-1986, Trabajos de
— 2010a: “La romanización del oppidum contestano de Elo (El Monastil, Elda)”, en Arqueología, MARQ, Diputación Provincial, Alicante.
A.M. Poveda y J. Uroz, (eds.): Actas III Seminario de Historia (Elda, 2003). La ROSELLÓ VERGER, V.M., 1992: “Les vies romanes al País Valencià. Il.lusions i
Iberia de los oopida ante su romanización, Alebus, 13, Murcia, 65-86. certeses”, Estudios de Arqueología ibérica y romana. Homenajea Enrique Pla
— 2010b: “Introducción”, Catálogo monumental y artístico de la Provincia de Ballester, Trabajos Varios del SIP, 89, Diputación Provincial, Valencia, 619-637.
Alicante, 1907-1908, por Manuel González Simancas, Murcia, 19-27. ROSSER, P. y FUENTES, C., 2007: Tossal de les Basses. Seis mil años de historia de
— 2011-2012: “Producción de aceite y vino en el interior del valle del Vinalopó Alicante, Patronato Municipal de Cultura, Ayuntamiento de Alicante, Nozar. Alicante.
(Alicante) en época romana”, en J.M. Noguera y J.A. Antolinos, (eds.): Actas ROUILLARD, P., 1991: Les grecs et la Péninsule Ibèrique du VIII au IV siècle avant
Coloquio Internacional De vino et oleo Hispaniae. Áreas de producción y procesos Jésus-Christ, Publications du Centre Pierre Paris, 21, París.
tecnológicos del vino y el aceite en la Hispania romana (Murcia, 2010), Anales de
Prehistoria y Arqueología, 27-28, Universidad de Murcia, 283-292. ROUILLARD, P.; ESPINOSA, A. y MORATALLA, J. (eds.), 2014: Villajoyosa antique
(Alicante, Espagne).Territoire et topographie. Le sanctuaire de La Malladeta,
POVEDA, A.M. y SOLER, Mª.D., 2003: Informe preliminar de la excavación de Collection de la Casa de Velázquez.
salvamento del yacimiento de “Pará Juan Cerdá 103” (Aspe), (inédito).
RIU RIU, M., 1985-1986: “L’aportació de l’arqueologia a l’estudi de la formació i
POVEDA, A.M. y UROZ SÁEZ, J. (Eds.), 2010: La Iberia de los oppida ante su expansió del feudalisme catalá”, Estudi general: Revista de la Facultat de Lletres de
romanización. Actas III Seminario de Historia (Elda, 2003), Alebus, 13. Murcia. la Universitat de Girona, 5-6, 27-47, Barcelona.
PUIGCERVER HURTADO, A., 1992-1994: “Arqueología de la Edad del Bronce en ROMÁN RIECHMANN, C., 1986: “Aproximación histórico-arqueológica al castillo de
Alicante: La Horna, Foia de la Perera y Lloma Redona”, Lucentum, XI-XIII, Universidad Fuengirola”, en I Congreso de Arqueología Medieval Española, III, Zaragoza, 405-
de Alicante, 63-71. 426.

ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA 175


SALA TRIGUEROS, F.P., 2011: La segregación de Hondón de las Nieves de Aspe. Un — 2002: “Algunos datos sobre la vitivinicultura en Aspe en el s. XIX”, en El vino y
largo proceso (1746-1856). Aspe su historia, Ayuntamiento de Aspe. 14-15.
SALA, F.; MORATALLA, J. y BAYO, S., 2013: “Dianium, Sertorio y los piratas cilicios. — 2009: Estudio de la economía de Aspe en el siglo XIX: análisis sectorial
Conquista y romanización de la Contestania Ibérica”, en A. Álvarez-Ossorio, E. Ferrer y evolución de la población activa, Ayuntamiento de Aspe. VI Premio de
y E. García, (coords.): Piratería y Seguridad Marítima en el Mediterráneo Antiguo, Investigación Manuel Cremades, 2008.
SPAL, Monografías, XVII, Universidad de Sevilla, 187-210.
SÁNCHEZ I SIGNES, M., 2012: “El castillo de Sax (Alicante): análisis arqueológico,
arquitectónico y funcional de una fortaleza del valle del Vinalopó”, Arqueología y
territorio medieval, 19, 91-124.
SANTACANA, J., 2004: “Construir Museos; comunicar ideas”, Museo, Revista
de la Asociación Profesional de Museólogos de España, 9. VII Jornadas de
museología: Museos y Medios de Comunicación, 125-128.
SANTACANA, J.; SERRAT, N. (coord.), 2005: Museografía didáctica. Barcelona. Ariel.
SEGURA, G. y TORDERA, F.F., 1999: “La Antigüedad tardía en la cuenca del río
Vinalopó (Alicante): el panorama funerario de los siglos V-VII d. C.”, en XXIV
Congreso Nacional de Arqueología (Cartagena, 1997), Vol. 4, 531-542. Murcia.
SILLIÈRES, P., 1990: Les voies de communication de l’Hispanie meridional,. Paris.
SIMÓN GARCÍA, J.L., 1998: La metalurgia prehistórica valenciana, Valencia.
SOLER GARCÍA, M.D., 2003: “C/ Sacramento, 3 (Aspe)”, Actuaciones arqueológicas
en la provincia de Alicante 2003 (CD-ROM), Sección de Arqueología del CDL en
Filosofía y Letras y Ciencias de Alicante, Alicante.
— 2004: “Pará Juan Cerdá 103, Aspe (Alicante)”, Actuaciones arqueológicas en la
provincia de Alicante, 2003, CD-Rom-CDL Alicante, Alicante.
TORRÓ I ABAD, J., 1988-1989: “El problema del hábitat fortificado en el sur del
reino de Valencia después de la segunda revuelta mudéjar (1276-1304)”, Anales
de la Universidad de Alicante. Historia Medieval, 7, 53-81.
— 1990: Poblament i espai rural. Transformacions històriques. Edicions Alfons el
Magnànim. Institició Valenciana d’Estudis i Investigació.
— 1998: “Fortificaciones en Yibäl Balansiya. Una propuesta de secuencia”, Castillos
y territorio en Al-Andalus, Granada, 385-418. 
— 1999: El naixement d’una colònia: dominació i resistència a la frontera valenciana
(1238-1276), Universitat de València, Alicante.
— 2001: “Dominar las aljamas: fortificaciones feudales del Reino de Valencia
(siglos XIII-XIV)”, en Mil Anos de fortificaçoes na Península Ibérica e no Magreb
(500-1500), actas do Simposio Internacional sobre Castelos, Palmela, Portugal,
451-462.
— 2006: “Alcoy. Arqueología medieval y moderna”, Alcoy. Arqueología y museo.
Museos municipales en el MARQ, Alicante, 70-91.
TORRÓ, J., y SEGURA, J.M., 1991: “Asentamientos cristianos fortificados (siglos XIII-
XIV): una aproximación tipológica para el sur del País Valenciano”, Fortificaciones y
Castillo de Alicante, Alicante, 147-181.
— 2000: “El castell d’Almizra y la cuestión de los graneros fortificados”, Recerques
del Museu d’Alcoi, 9, 145-164.
TOVAR, A., 1989: Iberische Landeskunde. Zweiter Teil. Die Völker und die Städte der
antiken Spanien, Vol. 3, Tarraconensis, Baden Baden.
TOYNBEE, J. M. C., 1971: Morte e sepultura nel mondo romano. Roma.
UROZ SÁEZ, J., 1981: Economía y Sociedad en la Contestania Ibérica, Insituto de
Estudios Alicantinos, Diputación Provincial, Alicante.
VERDASCO CEBRÍAN, C., 2009: Memoria definitiva: Intervención arqueológica para
la Instalación de un huerto fotovoltaico en Aspe (Alicante), Memoria arqueológica
inédita depositada en el Museo Histórico de Aspe.
VERDÚ, E. y OLCINA, M., 2012: “Un fragmento de cerámica ibérica pintada del
Tossal de Manises atribuido a Castillo del Río (Aspe)”, MARQ. Arqueología y Museos,
5, Alicante,155-164.
VICEDO SANTONJA, F. (Coord.), 1998: Aspe, medio físico y aspectos humanos.
Ayuntamiento de Aspe.

176 ASPE A LA LUZ DE LA ARQUEOLOGÍA

También podría gustarte