Está en la página 1de 6

INTRODUCCION

Cómo nace ISO 14001

ISO 14001 es obra de la Organización Mundial para la Estandarización (ISO), una ONG de
miembros, constituida en 1947 y compuesta por organizaciones de normalización de 133 países,
cuya misión es promover el desarrollo de la estandarización mundial con el propósito de facilitar el
intercambio internacional de bienes y servicios.

El motivo de la creación de esta norma fue el creciente deterioro del medio ambiente que se
estaba visualizando, por lo cual se tomó conciencia que dicho fenómeno era un hecho real que
afectaba negativamente al mundo. Hay muchos requisitos legales que las organizaciones deben
cumplir para salvaguardar al medioambiente. Ha sido gracias a esto que las empresas han decidido
implementar los Sistemas de Gestión Ambiental.

¿Por qué más de 20.000 empresas a nivel mundial consideran que la certificación con el ISO 14001
es importante?

La norma ISO 14001, referida a los sistemas de gestión ambiental, fue implementada en 1996.
Desde entonces más de 20 mil empresas en todo el mundo la han certificado. Además, se estima
que un número de organizaciones diez veces mayor ha decidido cumplir con la norma sin postular
a la certificación. ISO 14001 es la norma más influyente que haya sido desarrollada hasta la fecha
para mejorar el rendimiento ambiental empresario. Sin embargo, persisten las reservas. Para los
países en vías de desarrollo hay temores de que la norma se convierta en una barrera para el
comercio, ciertos grupos ambientalistas cuestionan sus insuficiencias y en algunos sectores
industriales se teme que esta norma influya como ventaja comparativa a la hora de negociar.

¿Por qué implementar un sistema de gestión medioambiental?

La temática ambiental está adquiriendo cada vez más importancia en el comercio internacional.
Incluso las empresas que tienen una regulación flexible en sus países de origen están obligadas a
mejorar sus desempeños ambientales si es que desean competir con éxito en el extranjero.
Aunque numerosas organizaciones han tomado medidas de tipo ambiental, éstas no
necesariamente garantizan, interna y externamente, un desempeño ambiental apropiado. Ante la
necesidad de una estandarización internacional, la Organización Mundial para la Estandarización
(ISO) creó la serie de normas ISO 14000, de las cuales ISO 14001 certifica los sistemas de gestión
ambiental de las organizaciones y es la que analizaremos en este informe.

La Familia de las Normas ISO 14000

Las normas de gestión ambiental ISO 14000 sugieren a las empresas una serie de procedimientos
de gestión que les permita asegurar a sus clientes una mejora ambiental continua de sus
productos y servicios. Mientras ISO 14000 es el nombre genérico del conjunto de normas
ambientales de la Organización Mundial para la Estandarización, ISO 14001 se refiere
específicamente al sistema de gestión ambiental, es decir, “a aquella parte del sistema global de
gestión que incluye la estructura organizacional, las actividades de planificación, las
responsabilidades, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos para desarrollar,
implementar, lograr, revisar y mantener la política ambiental”
Se trata, entonces, de un procedimiento específico, mediante el cual una organización puede
controlar el aspecto ambiental de sus actividades. Las empresas que siguen los procedimientos
sugeridos por estas normas de gestión ambiental se benefician al disminuir costos de reparación
del medio ambiente, mejorar la eficiencia y reducir los impactos ambientales adversos.

Cómo Funciona la Norma ISO 14001

El principal objetivo de la ISO 14001 es reunir los requisitos precisos para llevar a cabo un sistema
de gestión ambiental, y se aplica a aquellos aspectos ambientales que la organización puede
controlar y sobre los cuales puede esperarse que tenga influencia.

Las empresas que reciben esta certificación deben asegurar que cumplirán con la normativa
establecida y se comprometen a contaminar cada día menos. Esta norma fue instaurada en el
mundo a partir de octubre de 1996 y desde 1997 en Chile.

Las empresas cada vez más atienden y dan repuesta a las demandas de partes interesadas, la
gestión empresarial es mucho más compleja porque presentan un carácter mucho más
multidimensional abarcando muchos componentes operativos, estratégicos y tácticos.
Implementar un Sistema de Gestión Ambiental cuenta con cuatro fases básicas:

1. Fase de planeamiento: se definen todos los objetivos, los medios que se van a utilizar, los
tiempos y la forma de conseguir las metas establecidas por la organización.

2. Fase de implementación: se realiza una planificación con vistas al punto anterior.

3. Fase de verificación: se compara la implantación que se ha llevado cabo con la que se


planificó en un principio.

4. Fase de Mejora: se toman las acciones necesarias para solucionar los problemas
provenientes de desviaciones registradas en el Sistema de Gestión Ambiental.

Requisitos de la ISO 14001

Los principales requisitos de la norma son:

a)Política ambiental: Debe ser de acceso público y definida por la alta generencia, diseñada de
acorde al tamaño y a las posibilidades de la empresa, cumplir con la ley vigente e incluir los
conceptos de mejoramiento continuo y prevención de la contaminación. Debe ser comunicada a
todos los empleados, pilar fundamental para el desarrollo de un sistema de gestión ambiental.

Ej: La empresa se compromete a:

- Promover la conservación y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales


renovables.
- Cumplir las normas legales, técnicas y ambientales vigentes.
- Prevenir y mitigar los impactos ambientales resultantes de la prestación de servicios
públicos.

b) Planificación: debe buscar la forma de identificar los aspectos ambientales que pueda controlar,
con el fin de determinar cuáles tienen o pueden tener impactos significativos sobre el medio
ambiente. Finalmente, debe establecer objetivos y metas permanentes en cada función y nivel de
la organización, lo cual demanda la responsabilidad individual en el éxito de la organización.

c) Implementación y operación: Se deben registrar y comunicar las responsabilidades de cada


actor en la implementación del plan y la gerencia debe entregar a cada persona o sección los
recursos físicos e intelectuales necesarios para cumplir con lo establecido. Se exige la
implementación de políticas comunicacionales entre los distintos niveles y funciones de la
organización, pero además se deben considerar procesos para la comunicación externa a los
actores interesados. Se debe llevar la documentación y registro del sistema, el control de las
operaciones del SGA y la preparación ante eventuales emergencias.

A continuación se incluirán ejemplos de las estructuras que deben seguir las empresas para
definir las responsabilidades de las personas involucradas en el SGA.

Imagen 1: Estructura de responsabilidades de una empresa de aseo.


Imagen 2: Tabla con las responsabilidades individuales de cada persona en
la empresa.

d) Verificación y acción correctiva: se deben establecer y documentar procedimientos para medir


regularmente el cumplimiento de lo planeado. También se deben establecer responsabilidades y
autoridades que permitan tomar las medidas oportunas para corregir aspectos no cumplidos.

Este requisito se puede llevar a cabo a través de una lista de chequeo que revisa de forma
periódica si se están cumpliendo las condiciones establecidas en el punto anterior.
Imagen 3: Extracto de una lista de chequeo de seguimiento de una empresa de aseo

e) Revisión de la gerencia: la alta gerencia debe revisar el sistema de gestión ambiental


periódicamente, en un proceso que asegure contar con la información requerida, y considerar
cambios a la luz de los resultados, en caso de ser necesario.

Beneficios que obtiene la empresa al obtener una certificación ISO 14001

Para una empresa cumplir los requisitos y obtener el certificado ISO 14001 tiene los siguientes
beneficios:

1. REFUERZA SU IMAGEN: Aumenta la percepción y reputación ante el cliente, pues


establece la responsabilidad de la empresa con el medioambiente, lo que contribuye en
último término al aumento de las ventas. Es otro punto diferenciador frente a la
competencia sin certificación.

2. MEJORA SU EFICIENCIA Y REDUCE LOS COSTES: Establecer objetivos de mejora


permanente y de evaluaciones periódicas, ayuda a reducir los costes del cumplimiento de
la legislación en materia ambiental y por tanto los riesgos de pleitos y sanciones. También
permite el ahorro en la gestión de los residuos y un uso más eficiente de los recursos
energéticos (luz, agua y combustibles).

3. CUMPLIR CON LA LEY. Este sistema ayuda a las empresas a poner en práctica una política
de protección ambiental. La implantación ISO 14001demuestra que las empresas cumplen
con los requisitos legales.

4. INTEGRACIÓN CON OTRAS NORMAS: Permite la integración con otras normas como ISO
9001 (Calidad), OHSAS 18001 (Seguridad y Salud laboral), ISO 50001 (Energía), y otras
normas basadas en sistemas de gestión.