Está en la página 1de 16

LA IDEA DE DIDACTICA.

SU EVOLUCION O INVOLUCION
PEDAGOGICA?
DRA. MARÍA MERCEDES CIVAROLO
_ El presente trabajo, es una síntesis de los resultados de una investigación pedagógica,
realizada como tesisdoctoral en Ciencias de la Educación, en el ámbito del Programa
Multinacional de Doctorado organizado porO.E.A., Universidad de Wurzburg - Alemania-
y la Universidad Católica de Córdoba._ PALABRAS CLAVES: Idea de Didáctica - Origen y
Evolución - Comenio - Herbart - Dewey - Crisis deIdentidad - Pérdida de la Substantividad
Pedagógica - Transición en la Idea.RESUMEN ANALITICO: El presente trabajo tiene como
propósito esclarecer la idea de didáctica paracomprenderla y de alguna manera contribuir
con el futuro de la misma. Para ello, fue necesario retrotraernos a suorigen y a partir de allí,
visualizar su evolución a través de la obra de tres grandes pensadores: Comenio, Herbarty
Dewey. Este recorrido que tiene como eje lógico la perspectiva histórica, permite arribar a
la conclusión que,en la actualidad la Didáctica sufre una crisis de identidad como resultado
de la pérdida de su substantividadpedagógica. No obstante, atravieza un período de
transición en busca de nuevas posibilidades de reconstrucciónde la idea de
enseñanza.SUMMARY: The aim of this wock is to clarify the idea of "didactics", not only to
understand it better butalso as a way to contribuite to its future.It was necessary to go back
to its origins and since there to visualize its development through the wock of three great
writers: Comenio, Herbart and Dewey. Having in mind a historical perspective, it is possible
to saythat the actual idea of "didactics"suffers from a crisis of identity as a result of the host
of its pedagogicalsubstantiveness. However, it is now in a period of transition in search of
new ways of re- building the idea of teaching.

LA IDEA DE DIDACTICA.¿SU EVOLUCIÓN O INVOLUCION PEDAGOGICA?


INTRODUCCIONSi tuviésemos que elegir un concepto que englobe las principales
preocupaciones manifiestas por loseducadores, recurriríamos al de didáctica. Una actitud
interrogativa acerca de lo que este concepto esconde,como de su implicancia, nos lleva a
sacar como conclusión que en el mismo existe una complejidad mayor de laque se muestra
o conoce. La representación general que se posee, acerca del mismo, es muy cercana a la
"doxa" ysufre de un reduccionismo y un simplismo consecuente, que lleva a distorsionar la
misma realidad didáctica.Esto permite conjeturar que la didáctica perfecta no existe, existe
la didáctica como
idea pedagógica
,
y comotal, va más allá del problema del método.Un planteo reflexivo en torno a la
enseñanza, nos lleva a inmiscuirnos en su problemática. La búsqueda delsignificado actual
en la bibliografía existente, permite tomar conciencia de la confusión reinante en torno al
tema.Confusión que se trasluce en su definición, como rama instrumental de la pedagogía
o ciencia independiente quetiene por objeto la enseñanza; y también, en torno al objeto de
estudio que le atañe: el proceso de enseñanza-aprendizaje, la clase, la enseñanza, la
instrucción, el método, la técnica. Esta convivencia pacífica de significadosdiversos le
muestra como un ámbito indefinido que se esfuerza por encontrar su identidad.En cuanto
a la actualidad de la idea, es habitual observar, una preocupación por elevarle al rango de
ciencialo que a consolidado una forma mecánica de transferencia desde el conocimiento
psicológico a la prácticadidáctica. En particular, en los últimos decenios, se ha extendido a
manera de isomorfismo, una dependenciadirecta de los modelos didácticos respecto a los
principios derivados de las teorías del aprendizaje; llegándose alpunto extremo de concebir
a la didáctica como psicología aplicada, negando para la misma la especificidadpedagógica
que le es propia.Vista hoy, la confusión imperante en torno al tema, la pregunta que surge
en consecuencia es la siguiente:¿por dónde comenzar a pensar la didáctica ?Sin duda,
creemos que el punto de partida es tratar de responder con seriedad, ¿ cuál es la idea
comprendidaen este concepto? Para ello, tenemos que remitirnos a su génesis, para
proseguir con su evolución, buscandoesclarecer las causas de la actual confusión
predominante en torno a la idea. Cumplir con este cometido implicaprofundizar en la obra
de tres grandes pensadores, Comenio, Herbart y Dewey, porque juntos permiten mostrar
laevolución histórica de la idea de didáctica y las mutaciones que fue sufriendo a lo largo
de los siglos.La noción de didáctica que en su etimología proviene del griego didacktikós
que significa
yo enseño,
y dellatín didactico que es
enseñar
, subyacía en el pensamiento antiguo y medieval, bajo la forma de metodologíapedagógica,
recién en el siglo XVII adquiere identidad propia con el pensamiento de Johan Comenio. De
allí enmás, nacida en el regazo de la pedagogía, inició su desarrollo acarreando en su
evolución nociones propias queha manera de certezas incuestionables, perduraron hasta
nuestros días y fue olvidando por el camino aquellasotras, que por influjo del contexto y
pensamiento de cada época, perecieron por desuso. Esto trajo comoconsecuencia, que se
perpetuara en el tiempo, aunque no de manera inmutable, sino que fue despojándose
deaquellas otras más generales que le dieron sentido, para asumir sola su propia
historia.Como podemos apreciar, tres siglos atrás, la tarea de determinar la interrelación
pedagogía y didáctica, comode definir con precisión a cada una de ellas, delimitando su
ámbito y sus presupuestos, presentaba menosdificultades que en la actualidad.La evolución
del conocimiento pedagógico, no sirvió para fortalecer el lazo deunión original que existió
desde siempre, por el contrario, se fue debilitando de tal manera, que hoy, en opiniónde
algunos, es prácticamente imperceptible. La identidad que pedagogía y didáctica tuvieron
en otra época estáen crisis y esta crisis trajo en consecuencia, confusión en torno a las
ideas. Principalmente, en torno a la idea(1)de didáctica.Nuestra hipótesis consiste en
afirmar que, la crisis que sufre es una crisis de identidad, resultado de su mismaevolución
histórica, y que la causa determinante de esta crisis es la pérdida de la natural dimensión
pedagógicaque le dio sentido en su origen .El presente artículo tiene como cometido
presentar brevemente esta problemática. Las preguntas que seenuncian a continuación,
han servido para orientar el proceso reflexivo realizado: ¿cómo fue en un comienzo laidea
de didáctica?, ¿cómo es su relación con la psicología?, ¿es posible visualizar una evolución
de la idea que

(1) Cuando nos referimos a " la idea", lo decimos pensando en un


órgano de saber
, como el resultado ideal de un sujeto cognoscente. En elplano del lenguaje común como
en el filosófico, la idea indica el aspecto anticipatorio, reflexivo y a la vez proyectivo de la
actividadhumana. Ferrater Mora, J. "Diccionario de Filosofía". Ed. Alianza, Tomo I, Madrid,
1980, pág. 637

nos lleve a afirmar, que la misma no presenta en la actualidad, una dimensión puramente
pedagógica y enconsecuencia sufre una crisis de identidad?, ¿es factible reconocer un
estado de transición en la idea hacia unanueva perspectiva?.2. EL ORIGEN DE LA
IDEAIndagar en la génesis de la didáctica posibilita focalizar la mirada en lo que la didáctica
fue en su statusnascens, este objetivo nos remite necesariamente, a Johan Comenio, por
ser el pensador históricamente másrepresentativo en el tema. No obstante, decir que la
elucubración de la idea surge a partir de su pensamiento seríauna falacia, desde los
Sofistas, pasando por Sócrates, introduciéndonos en el Escolasticismo y en el
HumanismoRenacentista, encontramos antecedentes didácticos variados, aunque aislados
e inconexos en sí mismos. Laconstrucción de la concepción didáctica Comeniana, es el
resultado de la suma de ascendientes con los cuales sesintió identificado, como de
influencias de posiciones opuestas a sus puntos de vista, pero que de alguna manerale
ayudaron a justificar una posición conceptual. Su idea acerca de la enseñanza, es el
producto de la adhesión aaspectos del método socrático, consecuencia inevitable de la
identificación con una concepción neoplatónica delmundo y a algunos presupuestos del
Humanismo Pedagógico, como así también, del rechazo a ciertos principiosmetodológicos
derivados de las propuestas de enseñanza del Escolasticismo. Tampoco podemos dejar
dereconocer, que Comenio es un típico representante del siglo, pues internalizó los rasgos
característicos delmovimiento intelectual de este período, siendo su más profunda
expresión causal, la revolución científica y elllamado de Francis Bacon a la instauración de
la civilización occidental. "El siglo XVII, que reflexionó en todaspartes sobre metodología de
la investigación, dio a luz también al método como problema pedagógico. Pero enComenio,
no está fundado como en Descartes o Bacon, meramente desde el punto de vista de la
teoría delconocimiento, sino que para él, en cambio, no es otra cosa que el camino hacia
Dios". ( Spranger, 1948: 31)Así surge la idea de didáctica, circunscripta a la problemática
del método de las ciencias y para hacer frente ala cada vez más extendida educación
popular que tuviera su incentivo en la Reforma que encabezara Lutero yque diera origen,
en cierta medida, a la escuela pública.Comenio es el primer pedagogo que profundiza con
creces en la enseñanza, desde el plano de un realismoantes nunca visto. Por lo cual es
imposible abarcarle en este artículo, en consecuencia, destacaremos algunosaspectos que
nos interesan particularmente.a) Por un lado, concibe a la Pedagogía como la verdadera
ciencia de la educación que visualiza desde unadoble perspectiva: reflexiva y proyectiva a
la vez. Reflexiva, porque permite analizar criticamente la educación yproyectiva, porque
prevé en el tiempo la educación futura, que debería ser mejor que la pasada y presente.
Leestructura a partir de un planteamiento triple, que se traduce en un sistema de fines y de
medios educativos,precedidos por una clara y sustancial doctrina antropológica.La idea de
didáctica, tiene que comprenderse como el tercero de los elementos, que supeditados a los
otrosdos, -idea de hombre y de fin-, delinea el camino a ser recorrido en el proceso formativo
del hombre, aunqueindudablemente, adquiere una jerarquía particular, pues a partir de la
misma, formula una reforma general para laeducación. Los medios, se constituyen en
didáctica y más que meros recursos para el logro de objetivos,conforman una verdadera
teoría de la enseñanza, que en ningún momento abandona su identidad pedagógica.b) En
su pedagogía, la teoría y la práctica se presentan como las caras de una misma
moneda,complementarias entre sí. Piaget, con motivo de conmemorarse los tres siglos de
la muerte de Comenio, afirmóque "al escribir su Didáctica Magna, contribuyó a crear una
ciencia de la educación y una técnica de la enseñanzacomo disciplinas autónomas".(Citado
por De la Mora, 1992:IX ) Después de profundizar en las obras deComenio, uno puede
afirmar sin riesgo a equivocarse, que al profeta de la unidad universal, nunca se le
podríahaber ocurrido engendrar una didáctica, diseccionada del resto de su teoría
pedagógica. No obstantereconocemos que, el nivel de complejidad, sistematicidad y
coherencia lógica alcanzado en su planteo didáctico,puede llevarnos a entenderle como
algo separado y autónomo, y el tiempo lo ha demostrado, ha persistidodescontextuado del
resto de su pedagogía. Esto dio lugar, al denominativo con el cual se le conoce, "el padre
dela didáctica", sin embargo, Comenio es más que un didacta, es un pedagogo con
mayúsculas.d) Su teoría pedagógica, de manera contraria a lo que se cree, no sólo es un
sistema de preceptos para laactividad del aula. Es un saber amplio, complejo que trasluce
una filosofía particular, que a manera de sustento,deja entrever con total claridad, que la
didáctica que propone no se justifica sobre bases psicológicas. Si miramos hacia atrás, nos
daremos cuenta, que la substancialidad es particular de la pedagogía, y que por sí sola ha
sustentado siempre el planteo de la enseñanza sin tener que recurrir a otras disciplinas. La
pedagogía queconcibe Comenio, es autosuficiente, no necesita de otras ciencias para
enunciar una didáctica. El aprender, que es
observación, experimentación, comprensión, retención y juicio, encuentra su fundamento
en su perspectivaantropológica más que psicológica. El hombre no es visto como un objeto,
o una cosa, sino que además demateria es espíritu, intelecto y como tal, reacciona de una
manera determinada ante el conocimiento. Es desdeeste marco teórico que se aproxima a
un análisis psicológico, pero lo hace por el camino de la antropología.(2)e) No se debe sólo
instruir sino formar, expresa Comenio, en la obra que tituló, "Tratado sobre
lasoportunidades que hay para proseguir la investigación didáctica" (Comenio, 1643). Está
muy claro que elsentido de toda acción intencional dirigida al alumno va más allá de lo
instructivo, el hombre debe conocer sipretende llegar a ser erudito, pero debe tratar
principalmente de ser virtuoso y santo. Reducir su doctrina a lainstrucción, significa
someterle a una desvalorización injusta. Su idea de didáctica, aunque parezca extraño,
seinspira en lo educativo más que en lo instructivo. La formación es sinónimo de valores
fundamentales, más quede transmisión de conocimientos. En Comenio todo tiende a que
el hombre progrese moralmente, aprenda adominarse a sí mismo, y haga prevalecer la
razón sobre la pasión.e) Si nos preguntamos por el ámbito al que pertenece la educación
propuesta por Comenio, tenemos querecurrir a Aristóteles para esclarecer esta
problemática. El maestro Estagirita, diferenciaba tres tipos de ciencias:la
Teoría
, ciencia contemplativa, la
Praxis
, relacionada con el accionar, la
Póiesis
, al servicio de la elaboraciónproductiva. En Comenio, la Pedagogía es teoría y la
Educación, como hecho práctico, es praxis. Si caemos en elerror de separar su didáctica
de la pedagogía que enuncia, es factible que pensemos en la segunda, desde el puntode
vista de la póiesis, en donde la actividad del maestro, se transforma en un conocimiento de
tipo techne, que sereduce a la habilidad para producir un resultado, que es el alumno.En
un análisis global de toda su teoría, nos damos cuenta que la educación para Comenio, no
es póiesis sinopraxis. La enseñanza que propugna, debe ser comprendida como un actuar
responsable, independiente, un modode obrar razonado, cargado de valores, que pretende
facilitar el proceso de formación del hombre y mostrarle elcamino para que él solo, pueda
llegar a ser más y autoconstruir su persona. El análisis precedente, permite destacar, que
pedagogía y didáctica mantuvieron en su génesis, un diálogoconstante, sostenido. Que la
didáctica como idea, nació siendo el cómo pedagógico, y que es precisamente esteaspecto
el que le confiere su
identidad
. Por ello, las apreciaciones de Comenio acerca de la enseñanza, tienen queinterpretarse
a la luz de la única
entidad sustantiva
que reconoce, la pedagogía.3. LA EVOLUCION DE LA IDEAa) La Psicologización de la
Idea con HerbartJustificar la selección de un autor que haya agregado aportes peculiares,
a la idea generada por Comenio, nopresenta serias dificultades, ya que si continuamos por
el camino del Realismo Pedagógico y tenemos porobjetivo identificar de que manera la
didáctica comienza a nutrirse y fundamentarse en relación a lascontribuciones de la
psicología, el pensador que más elementos nos brinda es Juan Federico Herbart.Contra el
Idealismo de sus contemporáneos, Herbart se esfuerza por dar a la Pedagogía una
estructuracientífica. Para ello, instituye una Pedagogía con una clara estructura bipolar,
sustentada en dos disciplinasfilosóficas, la ética y la psicología. Partiendo de que no existe
educación sin instrucción e inversamente, noreconoce, instrucción alguna que no eduque
(Herbart, 1806), establece una relación de dependencia mutua entreambas. Esto podría
llevar a pensar que compartirían un mismo propósito a lograr, pero no es así. La
educaciónbusca formar el carácter, mientras que la instrucción tiene como objetivo,
conformar el círculo de ideas en elalumno. De lo cual es factible deducir, que el fin de la
educación para Herbart, es desarrollar el carácter a travésdel pensamiento.A simple vista,
la educación, simula una jerarquía en importancia mayor que la instrucción; sin embargo,
ypuede parecer paradójico, las ideas, que tienden a desarrollarse en el proceso instructivo,
son condición sine quanon para el desarrollo del carácter. En consecuencia, desde la
perspectiva de la enseñanza, la preocupaciónprincipal reside en conocer la forma en que
se establece el círculo de ideas en el alumno y en arbitrar los mediospara facilitar este
proceso. Preocupación que, desde la dimensión psicológica, se trasforma en
inquietuddidáctica.El mayor descubrimiento de Herbart, fue el de conferir a la instrucción
una meta original y a partir de lamisma, construir una didáctica fundada en la psicología. En
su afirmación rotunda acerca de que no hay
(2 )Recordemos que, en aquella época, la psicología no existía como disciplina
independiente, no obstante, la alusión a ciertos procesoscognitivos es tomado como punto
de partida de la relación psicología y didáctica.

educación sin instrucción, está implícito, que tampoco la hay sin explicación psicológica. En
consecuencia, essuyo el mérito de hacer comprensible la conexión entre la psicología y la
ciencia pedagógica. Su afán por establecer una pedagogía científicamente fundada, le llevó
a enunciar las bases psicológicas de ladidáctica del siglo XIX . Por otra parte, permitiéndose
aprovechar las adquisiciones de la psicología en el planode la pedagogía, sentó las bases
para el desarrollo de la primera como ciencia independiente, estableciendo losrudimentos
de las teorías del aprendizaje que surgirían en el siglo posterior. Entre los aspectos que
interesadestacar, porque clarifican esta relación, puntualizamos los siguientes:a) Herbart
dentro de un contexto psicológico que aún no había logrado desprender su cordón de la
filosofía,enuncia una verdadera teoría sobre el aprendizaje, basada en los conceptos de
alma, representación, apercepción,experiencia e interés, y a partir de los mismos, reflexiona
en torno a la enseñanza.b) Estamos en presencia de una concepción de la didáctica como
dirección,
que implica control de laactividad de aprendizaje. El educador es un guía, que señala
derroteros, caminos a los alumnos y los dirige a lameta. La instrucción, es todo aquello que
se presenta al alumno como objeto de estudio. Pero en la forma depresentarlo está su idea
de didáctica, que enuncia en la Doctrina de los Pasos Formales y que comprende lasetapas
conocidas como claridad, asociación, sistematización (orden), método (filosofar). En
congruencia con estateoría, establece una metodología particular, que consiste en
mostrar
,

enseñar
y
filosofar

que implicacomprender la instrucción de una manera descriptiva, analítica y sintética.c)


Mientras Comenio posibilitó la toma de conciencia de que la enseñanza es cosa seria, digna
de serconsiderada con rigor científico, Herbart agregó la necesidad de una actitud
responsable por parte del maestro,por cuanto es un requisito ineludible
conocer
la manera en que el alumno aprende, y a partir de ese conocimientoasumir una
actitud reflexiva
y proyectiva, que permita sacar conclusiones para la enseñanza. Uno de los
mayoresméritos del autor fue, romper con el conocimiento superficial, ceñido al sentido
común que caracterizaba a laenseñanza y reivindicar para la misma, un ámbito de reflexión
propio.d) En lo que respecta al educador, afirma:

"He exigido del educador ciencia y reflexión. No me importa quela ciencia sea para los
demás como unos lentes, para mí es como unos ojos, y los mejores sin duda que tienen
loshombres para mirar sus asuntos".

"La primera ciencia del educador, aunque no la única, habría de ser unapsicología en la
cual se determinara a priori todas las posibilidades de las emociones humanas"(Herbart,
1806)
,
Los requisitos que solicita al maestro, son dos, por un lado, saber, ciencia psicológica para
"mirar" sus asuntos,evidentemente, para interpretar el hecho educativo. Es la psicología la
que explica como se sitúa el hombre anteel conocimiento. La segunda exigencia, consiste
en tener capacidad para reflexionar. Esto último, implica unaactitud filosófica, que permita
pensar con criterio personal, las acciones educativas. Además, cualidades devocación,
entusiasmo, amor a los jóvenes y sobre todo
tacto pedagógico
, que debe entenderse como el fruto deuna bien cultivada experiencia educativa, que
significa saber escoger en una situación determinada el mediomejor, y reflexionar a partir
de su decisión
.
El educador debe asumir una actitud dinámica ante la enseñanzaconvirtiéndole en instancia
productiva de búsqueda de la verdad.Las consecuencias de su teoría y de la estructuración
bipolar de la Pedagogía que propone, sustentada en lainvestigación con método científico-
matemático, concluyó en un reduccionismo psicológico- metodológico. Lainicial
preocupación comeniana por la enseñanza, se perdió en una oscura nebulosa que derivó
en laconsideración del método como una técnica puramente instrumental, indiferente a
cualquier índole de referenciapedagógico- normativa, conduciendo gradualmente a una
organización de índole tecnológica. De esta manera,fue posible supeditar a la pedagogía al
momento práctico de la enseñanza, reduciéndola a mera oferta de reglasdidácticas y
psicológicas. "Al decidirse por un tecnicismo de tipo puramente aplicativo,
tendencialmentesistemático y exhaustivo, sentó las bases de la actual tecnología educativa,
y contribuyó a la destrucción de lapedagogía como ars (tecne)", (Böhm, 1981). A partir de
la teoría de Herbart, no hay posibilidad de pensar en laenseñanza como praxis; tenemos
que concebirle como el camino propedéutico hacia la póiesis.La idea de didáctica que
concibió, sustentada teóricamente en la psicología fue fortaleciéndose, a medida queesta
última conseguía independizarse de la filosofía. El paso del tiempo fue testigo de sus
consecuencias: elcomienzo del desconocimiento de la pedagogía como ciencia de la
educación y el reconocimiento en su lugar dela didáctica."Herbart, al introducir la psicología
mecanicista en los márgenes pedagógicos, echó las bases de unapedagogía también
mecanicista, una de cuyas consecuencias sería la elevación de la Didáctica al rango
deciencia, con principios aplicables a toda enseñanza" (Böhm, 1981)Al hacer de las
representaciones la base única de toda educación, y convertir a la instrucción en
laprotagonista principal, construyó una idea de didáctica muy particular. Herbart es un fiel
representante delintelectualismo y optimismo pedagógico, que afirma la omnipotencia de la
acción educativa como conducción.
Su pretensión, de que lo Pasos Formales se aplicarán a la enseñanza de todas las materias,
le llevaron aenunciar una didáctica general, aséptica en su respuesta e incapaz de
adecuarse al objeto de cada ciencia, quederivó en un formalismo pedagógico. Por otro lado,
su visión determinística de la enseñanza le impidióreconocer diferencias y singularidades
entre los educandos. La obra de Herbart, trascendió las fronteras de su patria y de Europa,
constituyéndose en un influjo decisivoen la historia de la enseñanza. Su teoría, permitió
establecer los primeros lazos de dependencia de la didácticarespecto de la psicología,
aunque todavía, en el marco de una posición pedagógica.
b) La Tecnologización de la Idea con Dewey
La eclosión del Positivismo, como paradigma dominante de una época, y dentro de este
marco teórico, lasideas progresistas de la educación surgidas en el seno de la denominada
"Escuela Nueva", la adopción delmétodo científico como metodología, la irrupción del
Behaviorismo como teoría del aprendizaje confluyen en laobra de John Dewey, nuestro
tercer autor, que sin poder desligarse del influjo desarrollado por las ideas deHerbart en
Estados Unidos, enunció una filosofía de la tecnología, sentando las bases para la
transformación dela didáctica en Tecnología Educativa. En su obra se encuentra el germen
de ideas que prosperaron conposterioridad y aún están vigentes en la didáctica
contemporánea: a) En el pensamiento de Dewey, están representadas las ideas
Positivistas, junto a otros movimientosintelectuales posteriores de igual coordenada, como
el Pragmatismo y el Experimentalismo, que de maneramancomunada, contribuyeron a
modificar la concepción de educación y principalmente la idea de didáctica quehabía
surgido del trabajo de Herbart. Esto se debió fundamentalmente al auge del método
experimental en elcampo de las ciencias físicas, que pasó a esparcirse en el ámbito
pedagógico. b) El planteo de Dewey, no abandonó un enfoque psicologista de la didáctica,
sino que además, incorporó apartir de los planteos de Comte, una mirada sociológica del
tema en cuestión. Son ahora dos, las vías deexplicación para la enseñanza, una que
agudiza el proceso de maduración biológico-psíquico del sujeto ydetermina una didáctica
de raigambre psicológica y otra, que concibe al alumno como ser social y enconsecuencia,
elabora un planteo teleológico de la educación asentado en la sociología.Esta doble
perspectiva, que históricamente encuentra su inicio en estos años, perdura hasta nuestros
días ypermite afirmar que la psicología y la sociología que oficiaron siempre de ciencias
auxiliares de la pedagogía, enel contexto de las ciencias de la educación le disputan su
ámbito, y en cierta medida han logrado usurparle sulugar, contribuyendo a vaciar a la
pedagogía de su contenido específico.c) También Dewey parte de Bacon. No ve a la
naturaleza como la fuente de respuestas a todas sus preguntas,sino que busca investigarle
con un sentido utilitario, para dominarla técnicamente, incluso en los ámbitosnetamente
humano o social. Se pregunta cómo desarrollar una tecnología total abarcadora de la
naturaleza, elhombre y la sociedad. Esta posición, le ha valido la calificación del pragmático
de la educación. Dice Deweyque, "la verdad no tiene otro carácter más que el instrumental:
es esclava de la acción, instrumento para hacerprosperar nuestra existencia"( Dewey,
1938). La acción precede a todo, y permite concluir el conocer y el pensar.Ergo, la teoría
es el resultado de la práctica y a ella tienen que someterse pensamientos, hipótesis,
concepciones,que consideradas en sí mismas, no son falsas ni verdaderas, sino que
llegarán a serlo, según aseguren el éxito ofracaso de nuestros actos. Ya no estamos ante
el poderío de la razón, sino ante la magnificencia de la acción, enel más amplio sentido de
la palabra. La doble perspectiva de Herbart mediante la cual, la teoría es el resultado dela
combinación de la especulación y la experiencia a sido mutilada.d) El único pensamiento
por excelencia es el experimental, afirma Dewey. Pero es válida una aclaración, nohay que
entenderle como experimentación propiamente dicha, en el sentido que hoy atribuimos al
término, sinocomo experiencia común de inducción, donde todo se pone a prueba, se
piensa y ensaya según las prácticasconsecuencias. Es la suya, una concepción
experimental de toda la vida.e) Paradójicamente, defensor de la educación como desarrollo
desde dentro, crea un pensamiento progresistapara la educación solventado en su
concepto de
experiencia
, clave de todo el sistema deweyniano. "Laeducación es desarrollo inteligentemente dirigido
a las posibilidades inherentes a la experiencia ordinaria"(Dewey, 1938). La experiencia, es
siempre la experiencia vital, real de cada individuo en interacción con elmedio, que se da
dentro de la naturaleza y se refiere a su contenido; como tal se traduce en la situación
concretade aprendizaje, en la práctica de la educación, por lo cual, supone una toma de
posición frente a la enseñanza yun modelo de alumno y de maestro. En congruencia con
este planteo, el aprendizaje, es reconstrucción activa ycontinua de la experiencia y la
enseñanza es preparación de los medios que ayudan y facilitan la reconstrucciónde la
misma.

f) La clase supone el diseño de un plan operativo de organización de la acción, ordenada


sobre la base de laactividad compartida y la colaboración entre todos, cuyo eje lógico es el
método. Se desecha la ciencia comocuerpo de verdades a ser transmitidas a los alumnos,
divorciada de las experiencias cotidianas y se le aceptacomo método para todas las
materias escolares.g) Dentro de este contexto teórico, "...el método científico es el único
medio auténtico para descubrir lasignificación de nuestras experiencias diarias en el mundo
en que vivimos (Dewey, 1916)
.L
a experiencia paraser educativa, debe conducir a un mundo expansivo de materias de
estudio, constituidas por hechos oinformaciones, e ideas, condición que sólo se satisface
cuando el educador considera a la enseñanza y al aprendercomo un proceso continuo de
reconstrucción de la experiencia.h) El lugar asignado al conocimiento, junto al valor
otorgado al método científico orienta el proceso deenseñanza y aprendizaje, que apunta a
la producción de buenos hábitos de pensar. Decimos buenos, porque sonpara Dewey
aquellos que se derivan de la utilización del método científico en ambientes que conducen
aexperiencias que facilitan el discernimiento. El problema del conocimiento y del
aprendizaje se identifican ytornan uno solo, por lo tanto, hay un único método para las
ciencias como para la inteligencia misma. Paraambos, la experiencia es la fuente de
problemas y el punto de inicio del pensamiento reflexivo y de la mismaenseñanza. La
búsqueda de hechos relacionados con el problema llevan a la formulación de hipótesis o
ideas, quedeterminan la reflexión sobre ellas y por último la conclusión o prueba práctica.
Todo comienza en la dificultadexperimental y todo el proceso es íntegramente empírico. El
problema crucial de la enseñanza, es procurar que elimpulso que alimenta el deseo de
aprender del individuo se transforme en propósito, se combine con laobservación, la
información, la experimentación controlada, la comprobación y el razonamiento
matemático,para establecer el significado de la experiencia.i) De esta manera, la idea de
didáctica de Dewey, trasluce una concepción de enseñanza como método,reflexivo y
experimental, en donde se homologa enseñanza con aprendizaje. Una buena enseñanza
es provisiónde oportunidades y creación de necesidades para que el alumno recurra al
método científico. El educador, esquien prepara, organiza, coordina y supervisa la
experiencia tratando que sea flexible, integral y adecuada.Dewey , partiendo de la definición
de la educación como ciencia formuló una filosofía de la tecnología paraque sirviera de
marco teórico a la educación. Al equiparar el método de la ciencia con el método del
aprendizajey la enseñanza, concibió para la didáctica una
nueva racionalidad. D
ejar de ser el cómo pedagógico paratransformarse en aplicación del método científico, le
valió ocupar un lugar de privilegio, con los riesgos que estoimplica: perder de vista el
servicio al que está ese hacer.Tal vez, inconcientemente en su afán por otorgar a la
pedagogía el rango de científica, pensó la educación yparticularmente la enseñanza,
desplazando indirectamente a la misma pedagogía, lo que significó que seacentuara el
desconocimiento de un marco teórico pedagógico para la didáctica. Esto patentizó la
adopción deuna nueva o si se quiere pseudo identidad para la misma, que hoy conocemos
como Tecnología Educativa, queencuentra en este autor su fundamentación filosófica.De
la reflexión en torno a sus escritos se desprende, que estuvo fuera de su alcance imaginar
que su filosofíasería la fuente de inspiración de propuestas educativas que descartarían el
presupuesto de la educación comoproceso interior o autoeducación y transformarían a la
enseñanza en un metodologismo atroz, fin en sí mismo,fruto de un deliberado desvarío
científico-técnico. Nos estamos refiriendo a la propuesta Conductista que surge apartir de
los trabajos de Watson en 1913 y hace su máxima manifestación en el ámbito educativo
con Skinner,transformándose en la teoría del aprendizaje más influyente de este siglo. La
seducción que nos produjo a loseducadores, esta propuesta científico- tecnológica, impidió
que nos diéramos cuenta que, estábamos ante unaetapa inminentemente
metodologista,
en donde lo único que importaba era la primacía del rendimiento, de lapóiesis. Adherir a
los presupuestos de este planteo didáctico, determinó la necesidad de desembarazarnos
de losvestigios de un perfil humanista, signado en el saber y en la representación de valores
ecuménicos,
paraponernos el traje caricaturesco de metodólogos y pasar a representar la parodia de la
tecnología.CONCLUSIONES
En lo que respecta a la idea de didáctica, hemos podido apreciar que la noción concebida
por Comenio,constituye el punto de partida y el de llegada. Con él, adquiere identidad propia
la enseñanza que se constituye enel núcleo central de su teoría, sin embargo, lo que le
sostiene y da sentido, es un sólido marco pedagógico,construido sobre una concepción
antropológica y teleológica definida y enunciada explícitamente.De esta manera, la
didáctica nació siendo el
cómo pedagógico
,
el medio para el logro de los fines educativos,y es a través de la pedagogía, que Comenio
reflexiona acerca de la enseñanza y no al margen de la misma. El grado de supeditación
que presenta la idea de didáctica, respecto a la idea de hombre y de fin, es lo que le
dasentido. Su rasgo más destacado, es su
legitimidad

pedagógica
.La reflexión que hace el autor sobre la enseñanza y la enseñanza que propugna como
actividad concreta, estálejos de ser concebida como una técnica para
moldear
a los hombres, porque la educación es obra de cadahombre, un proceso interior y personal;
en consecuencia, la didáctica es definida como un arte que se realiza enel dominio de la
praxis. Un arte, que debe ser comprendido de acuerdo a lo expresado por Aristóteles(3)
como un
hacer,
más que un
producir
(póiesis); un hacer en que la educación tiende a promover la personalización deleducando,
buscando que se desarrolle ese centro interior que posee, para que sea cada vez más sí
mismo y decidamás de sí. De esta manera, la envergadura de la problemática didáctica
reside en que su valor no está dado por elresultado final conseguido en el acto de enseñar,
sino por el valor que tiene en sí mismo, porque sucede comoalgo bueno y justo. La
educación es un proceso profundo de formación y autodesarrollo de la persona, que llevaen
sí, la vocación de ser más, por eso busca que cada hombre logre ser erudito, virtuoso y
santo. Por ende, laenseñanza, es aquella actividad orientada a provocar y facilitar dicho
proceso, es un
modo razonado de obrar
(Comenio, 1632).Por lo tanto, no es lícito pensar la enseñanza, como conocimiento de tipo
techne, como un hacer que consisteen producir, fabricar, elaborar de manera habilidosa un
producto, engarzado en la figura del alumno. Laenseñanza, es una actividad responsable y
conciente referida al conocimiento práctico más que al conocimientotécnico, como tal ha
sido pensada en relación a la dimensión ética que supone todo acto deliberado de
influenciasobre otra persona con el objeto de facilitar su educación y no como manipulación
de un objeto por parte de unsujeto.En su esfuerzo de proponer una reforma radical de la
educación asentada en la enseñanza, reflexiona sobre lapráctica educativa desde el
horizonte que le brinda la praxis, y lo hace sin perder de vista, que es el alumno quiendebe
escribir su propia historia y no el maestro el que debe decirle que escribir, ergo, su
optimismo educativo lellevó a sistematizar una propuesta didáctica equilibrada entre
desarrollo y conducción.
Con Herbart, la idea de didáctica, sufre una primera y acentuada variación. Su denodado
empeño por dar a lapedagogía un rango científico, le impulsó a definir a la educación como
instrucción, y a recurrir a la psicologíapara explicar el aprendizaje en el hombre y extraer
de la misma conclusiones acerca del enseñar. La didáctica,que tenía su fundamento en el
componente antropológico de la misma pedagogía, pasó a fundarse en lapsicología. Esto
trajo aparejado, que comenzara a entablar una relación de dependencia con ella, que
seacentuaría progresivamente.Con Dewey, la idea se mueve en un marco plenamente
científico, que oscila entre los aportes de la psicologíay la sociología. Mientras se
establecen las condiciones para que la pedagogía comience a ser confinada a unexilio
definitivo, la didáctica se mimetiza y confunde con el método científico.La figura geométrica
del triángulo es útil para mostrar la evolución de la idea de pedagogía y didáctica: antesde
Comenio y de Comenio a la actualidad. Veamos gráficamente lo acontecido, fijándonos
como la didácticapasa a ocupar la cima del triángulo a cambio de perder su dimensión
pedagógica:
Si representamos a la pedagogía como un triángulo invertido, en cuyo vértice superior
izquierdo está ubicadala pregunta ¿qué es el hombre?, en el derecho, ¿qué debe llegar a
ser? y en el vértice inferior, ¿cómo lograrlo?,podemos apreciar la manera en que la
pedagogía se estructura como teoría de la educación, de lo cual, nosinteresa destacar, que
el aspecto metodológico o didáctico, es un componente constitutivo de la misma.Para
representar que sucedió antes de Comenio, podríamos reemplazar en la figura, las
preguntas porconceptos. De esta manera en el vértice superior izquierdo aparecería la
palabra antropología, en el derecho,teleología y en el inferior, metodología.Con Comenio,
la estructura o marco referencial es el mismo y los elementos que le conforman también,
sóloque metodología tiende a ser reemplazada por Didáctica, dado el grado de importancia
y sistematización queadquiere con el autor, la reflexión en torno a la enseñanza.En Herbart,
el triángulo comienza a modificarse. Adquiere más relevancia el aspecto teleológico
ymetodológico que el antropológico. De esta manera, en el vértice izquierdo hemos de
encontrar a la ética, y en elderecho a la psicología y en el vértice inferior a la antropología.
Podemos reconocer una modificación en ladisposición de los elementos constitutivos del
triángulo, pero la estructura sigue siendo la misma. No obstante,han sido echadas las bases
para el inicio de un futuro litigio entre la pedagogía y uno de sus elementosconstituyentes,
el metodológico.Con Dewey, el cambio en el triángulo es aún más drástico. No sólo hay
modificaciones en lasdenominaciones de los elementos componentes, sino que las hay
también en su posición; se invierte y coloca enel ápice, el elemento que interesa resaltar,
el metodológico, representado por el mismo método científico. En losvértices inferiores,
encontramos en un segundo plano, en el lugar de lo antropológico a la sociología y en el de
lateleología a la psicología. Son ahora dos ciencias positivas y un método, las que
sustituyen los componentesfilosóficos originales.Este recorrido histórico de la idea, permite
avizorar la causa de la actual crisis de identidad de la didáctica,manifiesta en la
bibliografía(4)circulante. Una crisis de identidad, que es consecuencia de la pérdida de su
naturaldimensión pedagógica. Esta situación acontece, cuando la didáctica olvida su
fundamento pedagógico y ennombre de una mal entendida cientificidad, se vacía de
contenido a la pedagogía, perdiendo su substantividadcomo disciplina hasta el extremo de
abandonar la jerarquía de ciencia de la educación y quedar reducida ydescategorizada a
uno de sus elementos fundantes.Pero, ¿ qué queremos precisar con esta aseveración?
Queremos decir, que el marco teórico pedagógico que dio sentido a la didáctica en su inicio,
a sidodescartado. Todos sus esfuerzos infructíferos, por encontrar un nuevo encuadre en
el mundo de la ciencia, hancoadyuvado en el desencadenamiento de una crisis de
identidad, que es en definitiva, consecuencia deldesconocimiento de su naturaleza y de su
cometido, y a la vez, la causa de su propio empobrecimiento.Magda Becker Soares (1993),
reconoce una crisis muy particular y expresa, "no sólo las personas, sinotambién las
disciplinas académicas pueden sufrir, en determinados momentos, una crisis de identidad.
Y esto eslo que está ocurriendo con la didáctica..."Su reflexión nos lleva a entender que
toda crisis(5), connota un cambio importante, pues es el temple de todamutación, el
momento decisivo en un asunto de importancia que sobreviene en una dolencia grave. La
crisis a laque alude la autora, se refiere al problema de identidad como disciplina específica
que sufre la didáctica y que setrasparenta como punto de partida para el análisis de sus
presupuestos. Alude como hecho decisivo en esta crisis,que el surgimiento de la didáctica
como disciplina ha sido diferente al de otras áreas del conocimiento. "Un áreade
conocimiento se constituye, en general, a través de una conquista progresiva: incluida,
inicialmente en unconjunto mayor, el área va definiendo sus contornos, a medida que se
individualiza por el desarrollo deinvestigaciones y por la profundización de los estudios.
Aquellas y éstos conducen a la identificación de unaespecificidad del objeto y la
metodología que acaba por conferirle autonomía e independencia", "... la didáctica,al
contrario de otras áreas del conocimiento, se definió desde su inicio, como un conjunto de
principios y normasde orientación para un práctica, o sea: comenzó por donde otras áreas
terminaron; no se constituyó por una
(4) En la bibliografía actual es común el esfuerzo por tratar de responder preguntas como
estas: ¿es la didáctica una ciencia?, de serlo, ¿cuáles su objeto de estudio?, ¿cuál es el
carácter de la teoría didáctica, descriptivo, explicativo, normativo o prescriptivo?. Estas
preguntas danmuestra del camino que sigue la reflexión didáctica. Queremos resaltar que
nos asombra sobremanera, el hecho de que en ese listado noaparece la pregunta ¿cuál es
la relación pedagogía y didáctica?, su silencio puede

comprenderse como un supuesto

incuestionable,preexistente, o en realidad no aparece porque no preocupa o no interesa


que esta exista, es algo tabú, vetado de los cuestionamientosactuales.(5) Tomado del latín
crisis. Proviene del gr. krísis que deriva de krinein que significa decisión; deriv. de krino: "yo
decido, separo, juzgo".Corominas, J. "Diccionario Etimológico de la Lengua
Castellana".Op.Cit.pág.179

conquista progresiva de autonomía a través de investigaciones y reflexión que condujesen


a la identificación ydelimitación de su especificidad", "...no es técnica fruto de una
ciencia".(6)

Estamos de acuerdo con su posición, pero con respecto a la justificación del mismo,
consideramos necesarioaclarar algunos aspectos.La autora puntualiza que, la crisis que
sufre la didáctica no se refiere a cualquier crisis, sino a una
crisis deidentidad
. Normalmente, recurrimos a la palabra identidad, cuando hacemos alusión a lo que
distingue a unacosa de las demás, a lo peculiar, a sus particularidades; en la lógica, el
principio de identidad, se usa para señalarque una cosa es idéntica a ella
misma.Coincidimos plenamente en que una crisis de identidad lo que adolece a la didáctica,
pero no estamos deacuerdo, en que la causa sea, que su surgimiento como área de
conocimiento fue distinto al de otras ciencias. Enrealidad lo fue, lo que sucede es, que no
nació siendo una ciencia, sino que nació al resguardo de la cienciapedagógica, como uno
de sus elementos constitutivos. La evolución sufrida demuestra que, el afán desmedido
deinstituirse como ciencia independiente le llevó a negar su propio origen y rechazar su
identidad natural, lo que seconstituyó en desencadenante de la crisis que hoy sufre. Pero
aún hay algo más por agregar. La severidad de lacrisis no está dada, por la confusión en
torno a su ser, sino por algo aún más grave, el desarraigo pedagógicoprevaleciente en la
enseñanza, que se traduce en un vacío ético. Los educadores sufrimos de una
indiferenciaaxiológica,
pues lo único que vale la pena es el método por el método mismo, el procedimiento que
me sirvepara manipular al alumno hacia los resultados que establezco a mi criterio como
buenos.La magnificencia del metodologismo, que excluye toda forma de escepticismo y
duda, nos hace olvidar quetoda situación educativa se construye sobre la base del
encuentro entre personas, con sus proyectos de vida,cargados de valores. La concepción
de la didáctica como un hacer técnico, implica el abandono de una ética
deautodeterminación por parte del alumno; no interesa despertar la responsabilidad
progresiva, sino, reducir losresultados pedagógicos a normas de conducta impuestas desde
fuera. ¿Queda aún alguna duda, que el verdaderoproblema de la didáctica, es recuperar su
componente ético?.Pero no podemos quedarnos con que la idea de didáctica en la
actualidad, es sinónimo de crisis solamente,porque sería demasiado nefasto el argumento,
tenemos que decir, además, que es sinónimo de
transición
(7)
.
Toda crisis tiene a su alcance dos posibilidades, empeoramiento o resolución. Es esta
última posibilidad la quenos invade de optimismo, porque admite en potencia, la posibilidad
de salir de la misma. Se ha tocado fondopero se atisban caminos de salida. La didáctica,
después de un réquiem al Conductismo, busca nuevas respuestaspara la enseñanza. Sin
embargo, tenemos nuestros recaudos con respecto a las soluciones que se avizoran para
laenseñanza, desde el marco de otras ciencias.Creemos en el Cognoscitivismo como una
alternativa que en el claustro docente hoy goza de buenaaceptación. Destacamos que parte
de su valor reside en el hecho de que en cierta medida, supone la vuelta aindagar en
presupuestos clásicos, racionalistas, ligados a la filosofía, principalmente socrática y
platónica, lo quepodría significar para la didáctica un acercamiento a su propio origen.Es
de pleno conocimiento, que el influjo de las teorías del aprendizaje en este siglo ha signado
eldesenvolvimiento de la reflexión en torno a la didáctica, no obstante, nos mostramos
completamente incrédulos ahallar la respuesta en el campo de la psicología. Que no se
entienda esta posición como una negativa al contactoentre didáctica y psicología, porque
la relación que ambas instituyen, es auténticamente ontológica (8) y diferentea la que la
didáctica entabla con otras ciencias, por lo tanto, no podemos desconocer los aportes
provenientes dela ciencia psicológica. Pese a ello, no podemos pensar que esta disciplina
pueda constituirse en el ser episteme dela didáctica. Existen problemas que no pueden
resolverse con resultados de investigaciones prestados por otrasciencias, pues son
exclusivos y particulares de la didáctica y tienen su raíz en su condición pedagógica.Los
años de empeño puestos en lograr una epistemología para la misma, trajo aparejado un
empobrecimientoen muchos aspectos, como por ejemplo, haberse desnaturalizado como
praxis para convertirse en un didactismoque se resuelve en el plano de la
operacionalización (tecnología=póiesis) y el haber asumido un lugar y un valorque no le
corresponde y que nos lleva a pensarle equivocadamente como fin y no como medio.La
normatividad, problemática típica de la pedagogía como ciencia que busca orientar el
proceder didáctico,al ser asumido por la didáctica desde la perspectiva de otras ciencias,
se adapta y desdibuja, mimetizándose yfundiéndose con el hacer. De esta manera, la teoría
pedagógica es absorbida por la póiesis, que como un gran
(6) Becker Soares. Magda. " Didáctica, una disciplina en busca de su identidad".Universidad
Federal de Minas Gerais, traducción NoraBlainstein, Brasil, 1993.(7) La palabra transición
viene de
transido,
que proviene del antigüo participio
transir
, que significaba morir. Deriva de transitio-onis-acción de pasar más allá. Ver Ferrater Mora,
J. "Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana". Op. Cit., pág. 580.(8) Se sugiere
consultar al respecto, Contreras Domingo, J. "Enseñanza, Currículum y Profesorado".
IntroducciónCrítica a la Didáctica. Ed. AKAL, Madrid, 1990.

embudo, succiona dentro de sí, las ideas, la reflexión, la acción pensada, éticamente
responsable, que es la praxis.En ese gran remolino que se produce, la consecuencia más
grave es, que se termina por fagocitar y cosificar alhombre que intenta formarse. A partir de
este escueto análisis, hemos podido mostrar que la didáctica nace en el seno de la
pedagogía, yque es esta última, la entidad substantiva que le da significado. Hemos
apreciado, que la estabilidad y armoníaque existía entre ambas, fue poco a poco
debilitándose a medida que la didáctica descalzaba los cimientes de lapedagogía y lograba
paulatinamente apropiarse por completo de su lugar, lo que se manifiesta con claridad
alprofundizar en Herbart y Dewey. Hemos concluido que la crisis de identidad que sufre, es
la consecuencia de supropia evolución histórica

y el punto de partida para su revisión.

Lo que ha pasado es que los intentos de revisiónhan sido siempre parciales y se han
efectuado como mera invasión de otras áreas.La historia del conocimiento se debate
dialécticamente de un estado de crisis a otro, de tesis a antítesis yposterior síntesis, siempre
provisoria. Estamos en el momento de buscar una nueva síntesis. A nuestro entender,la
solución a la crisis "ético- identificatoria" que atraviesa la enseñanza, no es tan sofisticada
ni inalcanzable, sinembargo es todo un desafío, consiste en salvar y reubicar la didáctica,
humanizándole,
La pregunta que devienees ¿cómo?,
La respuesta: llenando de contenido la pedagogía.
Esta posibilidad redundará en unenriquecimiento de la misma didáctica
,
porque lo que habremos hecho será restituir su fundamento axiológico.Somos conscientes
que no será fácil, pues supondrá la ruptura de los presupuestos que sustenta
actualmente.Pero será una ruptura de forma más que de fondo, tendrá que hacerse cargo
de una nueva metamorfosis en suevolución, que le permita reconocer su origen
pedagógico. No queremos que se nos entienda mal, no es el nuestro un escepticismo
científico- metodológico, sino latentativa de buscar un planteo acorde en el justo medio, que
permita a la didáctica reencontrarse con su ser,sentirse parte de la pedagogía sin
resquemor y vergüenza. Lo que proponemos es, reivindicar para la didáctica sunaturaleza
pedagógica sin perder de vista su historia de acercamiento progresivo a la ciencia. En el
ocaso delsiglo XX, tenemos que abrirnos a todos aquellos campos disciplinares que en su
carácter de auxiliares, sesolapan y entrecruzan, e iluminan el campo de la educación en
general y la enseñanza en particular, perodefendiendo con ahínco un espacio de reflexión
propio, imposible de ser invadido por nada.Como decía Azorín(1915), ¿Oye tu, qué es lo
clásico?, es lo siempre actual, lo que no pasa de moda. Lapedagogía es así, algo siempre
vigente en cualquier propuesta de enseñanza. Los didactas, tenemos queproponernos
releer sobre pedagogía, para reflexionar sin perder de vista los presupuestos clásicos.
Como hanhecho los neoplatónicos, neohegelianos, neokanteanos, una relectura de sus
maestros, en didáctica hay que volvera leer a Comenio, Rousseau, Pestalozzi, etc., para
encontrar las claves estructurantes de la idea, como una formade construir análisis que
permitan avanzar en la aclaración de la misma.Revalorizar un ámbito pedagógico para la
didáctica, significa trascender las barreras de la instrucción ypensar en la enseñanza desde
los supuestos de una buena educación, asentados en sólidos valores para laformación de
la persona y en la cual, el diálogo argumentativo, ejemplificador, debe ser siempre el
principalprotagonista si pretendemos una enseñanza solventada en una praxis
liberadora.(9)Puede ser poco ambicioso finalizar este trabajo aquí, pues parecería que a la
idea de didáctica le resta tan sóloun paso más en su evolución, todo lo contrario, estamos
profundamente persuadidos que no es así, nocoincidimos para nada con aquellos que
tienen la sospecha de que esta disciplina ha llegado a un callejón sinsalida(10) No obstante,
pensamos que urge resolver la etapa crítica que transita, para poder enfrentar conseguridad
el agiornamiento permanente que exige la enseñanza en el futuro.No tenemos respuestas
para todas las preguntas que se suscitan, lo que tenemos son interrogantes y
caminosalternativos por donde comenzar a reflexionar. Creemos que el tema que debe
ocuparnos es, la clarificación de ladimensión ética que caracteriza todo acto de enseñanza,
pues en el está encerrado el quid del verdaderosignificado de la didáctica. Este será un
punto de partida para proseguir el ascenso de la caverna y para construirun saber
verdaderamente pedagógico para la enseñanza.
(9) Se sugiere consultar al respecto, Contreras Domingo, J. "Enseñanza, Currículum y
Profesorado". Introducción Crítica a la Didáctica. Ed.AKAL, Madrid, 1990.(10) Citado por
Díaz Barriga, A. "Notas en relación a la didáctica". Una revisión de sus problemas actuales".
México, 1985, pág. 2

BIBLIOGRAFIA

Aristóteles . "El Arte de la Retórica". Tomo I, Univ. Nac. de Cuyo, Mendoza, 1951.

Azorín. "Al Márgen de los Clásicos". Ed. Publicaciones de la Residencia de Estudiantes,


Madrid,1915.

Bacon, F. "Novum Organum". Ed. Sarpe,S.A., Madrid, 1984.


Barco, S. Estado actual de la pedagogía y la didáctica". En Revista Argentina de


Educación,Asociación de Graduados en Ciencias de la Educación. Año VII, N 12, Bs. As.,
Mayo-junio, 1989.

Becker Soares, Magda. "Didáctica, una disciplina en busca de su Identidad". Universidad


Federal deMinas Gerais, Traducción de Nora Blainstein, Brasil, 1993.

Böhm. W. " Educación de la Persona". Ed. Docencia, Bs. As., 1982.


Böhm, W. "Teoría y Praxis". O.E.A., C.R.E.F.A.L., México, 1991.


Comenio, J. A. "Didáctica Magna". Ed. Porrúa S.A., Mexico, 1991.


Comte, A. "Curso de Filosofía Positiva". Ed. Orbis, Hispamérica, Bs. As., 1984.

Contreras, J. "Enseñanza, Currículum y Profesorado". Ed. AKAL, Madrid, 1990.


Dewey, J . "Educación y Democracia". Ed. Losada, Bs. As., 1967.


Dewey, J. "Experiencia y Educación". Ed. Lozada, Bs. As. , 1960.



Dewey, J., Triland. L. "Herencia, Conducta y Motivación". Ed. Paidos, Bs. As., 1965.

Dewey, J. "La Ciencia de la Educación". Ed. Lozada, Bs. As. , 1960.


Gimeno Sacristán, J. "Comprender y Transformar la Enseñanza". Ed. Morata, Madrid, 1992.


Habermas, J. "Ciencia y Técnica como Ideología". Ed. Tecnos, Madrid, 1986.


Herbart, J. F. "Bosquejo para un Curso de Pedagogía".Ed. Escasa-Calpe Argentina, Madrid,


1948.

Herbart, J.F. "Pedagogía General derivada del Fin de la Educación". Ed. Espasa-Calpe,
Madrid, 1935.

Lawson, D.y Lean, A. "John Dewey. Visión e Influencia de un Pedagogo". Ed. Nova, Bs.
As., 1966.

Mauxión, M. "La Educación por la Instrucción y las Teorías Pedagógicas de Herbart". Ed.
DanielJorro, Madrid, 1927.

Spranger, E. "Cultura y Educación ". (Parte Histórica). Ed. Espasa-Calpe. Bs. As., 1948.

Skinner, B. "Más allá de la Libertad y la Dignidad". Ed. Fontanella, Barcelona, 1972.


Skinner, B. "Tecnología de la Enseñanza". Ed. Labor, Barcelona, 1976.

También podría gustarte