Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA

FACULTAD DE ARQUITECTURA E INGENIERÍAS CIVIL Y DEL AMBIENTE

PROGRAMA PROFESIONAL: INGENIERÍA CIVIL

ASIGNATURA: DESARROLLO HUMANO Y CIUDADANÍA

TEMA: “ ROL DE GÉNERO “

SEMESTRE: II SECCIÓN: “A”

INTEGRANTES:

- Alata Fernández, Rodrigo Jorge


- Rodrigo Romero, Erick Eduardo
- Soto Pérez, Eduardo
- Suri Cayapalo, Bryan Alexander

AREQUIPA – PERÚ
2011
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN...…….………….……...………………………………………...…..…3
1) NORMA DEL ROL DE GÉNERO..……………………………………….…..…....…4
2) DESARROLLO DE LOS ESTEREOTIPOS DE LOS ROLES DE GÉNERO….....5
3) LOS ESTEREOTIPOS SOCIALES….……………………………………………..…6
4) COMBATE A LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO CON INTERVENCIONES
COGNOSCITIVAS.............................................................................................................7
5) IGUALDAD DE TRATO PARA PROMOVER LA IGUALDAD DE
OPORTUNIDADES………………………………………………………………………..8
CONCLUSIONES..………………………………………………………………………...9
BIBLIOGRAFÍA …………………………….………………………..…………………..9

2
INTRODUCCIÓN

Con el transcurso del tiempo se han trasmitido valores a través de la cultura, la religión, las
costumbres, etc. relacionados con el papel y el rol que deben asumir los diferentes sexos en
la familia, la comunidad o la sociedad.

Éstos se tipifican en cada caso según el sexo, mujer: procreación, cuidado de los hijos ,y del
hogar; hombre: capaz de satisfacer las necesidades e su familia y su subsistencia, de ello se
deriva, la mujer relegada al plano interno de la familia o ámbito doméstico, y el hombre
destinado al vínculo exterior o ámbito público, pero este cuadro va cambiando.

Todas las sociedades, a determinados efectos, tienen un sistema sexo/género, mientras que
los componentes y funcionamientos de estos sistemas varían considerablemente entre cada
una de las sociedades.

Las personas se desarrollan como mujeres o como hombres identificándose con los roles
que por su sexo le han sido asignados, llamados roles de género.

En el presente trabajo se presenta en primer lugar el concepto o definición de rol de género,


el cual es fundamental para entender algunos aspectos de la vida diaria tanto a nivel
individual como social.

Por otra parte se presenta un análisis de la influencia que tienen los roles de género en la
familia, en lo privado y en lo público, así como la asociación que tienen la masculinidad y
feminidad con diversos factores.

Finalmente se hace una descripción de los estereotipos y su desarrollo en la infancia y en la


niñez, considerando aspectos cognitivos y cognoscitivos.

3
ROL DE GÉNERO

1) NORMA DEL ROL DE GÉNERO

Los roles de género vienen dados por conductas, actitudes y valores que son asignados por
la sociedad para cada género, y que marcan la diferencia entre los géneros, influyendo en
la personalidad del individuo y en la forma en que interactúa con los demás.

Según Shaffer D. (2000)1 “Las normas de los roles de género de una sociedad describen
cómo se espera que se comporten los hombres y las mujeres y reflejen los estereotipos por
los que clasificamos a los miembros de cada sexo y respondemos a ellos”.

Es decir a partir de los roles de género se determina el comportamiento de un hombre y una


mujer en un determinado entorno social, teniendo en cuenta la sexualidad y aspectos
psicológicos, definiendo la masculinidad o feminidad.

El individuo se identifica con los roles asignados a su sexo, modificándolos y


personalizándolos de acuerdo a la época en que vive y a sus necesidades actuales, por lo
que existen diferencias en la forma como los aceptan y manifiestan.

El hombre tradicionalmente es el dominante, el que decide, el sustento económico de la


familia, mientras que la mujer es la dependiente, la más influenciable, el sustento
emocional de una familia, según los estereotipos, los cuales determinan un contraste entre
lo masculino y lo femenino.

2) DESARROLLO DE LOS ESTEREOTIPOS DE LOS ROLES DE GÉNERO

A partir de la diferencia sexual entre hombres y mujeres la sociedad desarrolla estereotipos,


a través de los cuales, el individuo aprende a desempeñar su papel masculino o femenino.

Según Shaffer D. (2000)2 “Los niños comienzan a adquirir estereotipos de los roles de
género más o menos al mismo tiempo en que se percatan de sus identidades básicas como
niños o niñas.”

Es decir los niños asumen los roles de género cuando los empiezan a diferenciar en el
mundo que los rodea según diversos factores. Por ejemplo los juguetes de los niños invitan
a la acción, mientras que los juguetes de las niñas están relacionados con las funciones del
hogar.

En el inicio de la etapa escolar los niños van a encontrar muchos más factores, que les
permitan diferenciar los roles y a su vez adquirirlos, como los diversos juegos que van

1
SHAFFER, DAVID R. (2000) “Psicología del Desarrollo, Infancia y Adolescencia” pág. 474
2
SHAFFER, DAVID R. (2000) “Psicología del Desarrollo, Infancia y Adolescencia” pág. 483

4
aprendiendo; además los libros ilustrados y la televisión son trascendentales tanto para el
aprendizaje como la asunción de los diversos roles.

La asunción de los roles adecuados a cada sexo es más importante en la adolescencia


debido a la gran expectativa que tienen los adolescentes por mostrarse ante el sexo opuesto.

Sin embargo, pese a las diferencias en la educación, los estereotipos sobre los roles de
género se manifiestan en todo su esplendor cuando el individuo alcanza la edad adulta,
debido a que tienen influencia tanto en el aspecto laboral como en el aspecto familiar.

3) LOS ESTEREOTIPOS SOCIALES

Empecemos hablando de los estereotipos con un ejemplo, cuando una mujer se queda
embarazada, es habitual escuchar cómo se le pregunta si sabe si será niño o niña. Es como
si todo lo que un embarazo conlleva, se redujera a esa cuestión, considerada como lo
crucial, lo más importante.

Y nos preguntamos, ¿por qué necesitamos saber el sexo del bebé?, ¿no es más importante
preguntar por la salud de la embarazada o del embrión?

Si nos hacemos esa pregunta es porque, aunque se diga lo contrario, aún, en pleno siglo
XXI, no es lo mismo ser hombre o mujer, aún nuestra sociedad está muy estereotipada y
necesitamos aprender a convivir de la misma manera, porque las diferencias reales, entre
hombres y mujeres, se basan en aspectos biológicos.

Hombres y mujeres tenemos características sexuales diferentes: genitales internos y


externos y características secundarias como la vellosidad, la voz o el pecho. Estas
características son innatas y las únicas que nos diferencian en realidad. El resto son
diferencias culturales, sociales aprendidas.

Es difícil diferenciar hoy en día el significado de género y sexo. El género, masculino y


femenino, se nos adjudica al nacer y se vinculan a caracteres sociales, culturales y
psicológicos. Es a partir de este concepto que se desprende el sexo (hombre/mujer). Así,
muchas comunidades toman como base a una diferencia biológica (sexo) construyendo una
desigualdad que coloca en una posición de desventaja a las mujeres respecto de los
hombres en nuestra sociedad.

Estas desigualdades se reflejan en los estereotipos que vienen a ser una idea formada
culturalmente sobre algo o alguien. ¿Quién creo los Estereotipos?

Según Barrie McMahon, Robyn Quin (1997)3 “hay dos respuestas a esta pregunta,
indirectamente somos nosotros, la sociedad, quienes los creamos y de forma más directa,
son los medios de comunicación los principales”.

3
Barry McMahon, Robyn Quin (1997) " Historias y estereotipos", pág. 146

5
Es decir, que cuando una persona escucha en la televisión o a cualquier otra persona decir
expresiones como “los niños no lloran”, “todas las mujeres deben ser amas de casa” o que “
el hombre es más agresivo que la mujer”, son algunos estereotipos que existen en la
sociedad. Estas expresiones se denominan estereotipos de género.

Los estereotipos de género según Barrie McMahon, Robyn Quin(1997)4 ”se pueden
clasificar en tres grupos: positivos, neutros y negativos”.

-Positivos: "Los niños son fuertes"


-Neutros: "Las niñas andaluzas son morenas"
-Negativos: "Las niñas son unas lloronas”

Cada sociedad tiene sus propios estereotipos, creencias compartidas que un grupo
mayoritario de personas atribuyen al comportamiento de hombres y mujeres. A modo de
conclusión sobre los estereotipos, es necesario iniciar procesos que ayuden a las personas a
aceptar y a entender estas diferencias, puesto que una sociedad que no integre y eduque a
sus individuos está destinada solamente a la destrucción.

Mirado a corto plazo, el hecho de repelernos mutuamente basándonos en nada es un acto


repugnante que denigra al otro como persona, como ser humano que también es, y que tiene
derechos inalienables, como lo es el libre desarrollo de la personalidad.

4) COMBATE A LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO CON INTERVENCIONES


COGNOSCITIVAS
Las intervenciones que muestran a hombres y mujeres que participan lado a lado en
ocupaciones masculinas y femeninas tradicionales pueden ser muy eficaces para
combatir estereotipos de género
Debido a los estereotipos sociales y culturales heredados, las mujeres siguen sin tener las
mismas oportunidades de negocio y posibilidades en el mercado laboral que los hombres.
Las acciones deberían centrarse en los medios de comunicación, la educación y la vida
familiar.

En primer lugar, debería mejorarse el acceso de las mujeres a los medios de comunicación
y, en particular, a las estructuras de toma de decisiones en estos medios.

Un objetivo claro de los sistemas educativos debería consistir en fomentar el acceso de las
personas de ambos sexos a todas las profesiones, superando los estereotipos culturales.

Debería alentarse a las niñas y las mujeres jóvenes a que estudien ciencia y tecnología, y a
que participen en la creación de empresas.

Barry McMahon, Robyn Quin (1997) " Historias y estereotipos", pág. 504

6
Con este fin, los sectores público y privado deberían crear las condiciones necesarias para
que también los padres puedan ocuparse de sus hijos.

El hecho de ser varón o ser mujer no debe ser motivo para que te excluyan, te menosprecien
o te prejuzguen. No dejes que te discriminen o que discriminen a otros jovenes por el hecho
de ser varón o mujer.

5) IGUALDAD DE TRATO PARA PROMOVER LA IGUALDAD DE


OPORTUNIDADES

Según Barletta(2005)7 “En la interacción de los individuos en la sociedad, es decir en la


manera que nos interrelacionamos unos con otros, descubrimos que somos diferentes y que
estas características propias e intrínsecas de cada persona generan que se establezcan
vínculos de diversa naturaleza, que en ocasiones pueden estar teñidos por la
discriminación.”

Todos los niños, niñas y adolescentes nacen libres e iguales, y tienen la misma dignidad y
los mismos derechos. Es necesario eliminar todas las formas de exclusión que atente contra
la dignidad.

En la manera que nos relacionamos unos con otros, nos damos cuenta que somos distintos,
con características propias, pero todos somos seres humanos, con iguales oportunidades
para lograr nuestros objetivos, por eso depende de lo que desee uno, no importa el género,
raza, lugar de origen u otro aspecto que nos distinga.

Si generamos una propuesta de cambio para promover la igualdad de trato y oportunidades


para todos, podríamos tener un país mejor donde regirían las ideas y propuestas de todos,
donde podrían tener voz y voto cada uno de nuestros habitantes.

El Perú es un país rico en biodiversidades, regiones y a su vez personas, el problema es que


nos encontramos separados por estereotipos e ideas centralistas donde el progreso solo se
puede ver en una parte del Perú y a su vez se observa mucha pobreza, de personas que tiene
la capacidad de lograr algo, y nosotros mismos les cerramos las puertas.

Las oportunidades no solo se discriminan por el color de piel o por el lugar de donde
descienden, sino que también discriminan gente por el género, creyendo en la mayoría de
casos que la mujer es un género débil, por lo tanto no eficiente, pero sin embargo a lo largo
de la historia la mujer ha demostrado que se merece un lugar en nuestra jerarquía machista,
y el respeto de todos, así como nos gusta ser respetados, por eso debemos de promover la
igualdad de trato y oportunidades y medirnos por nuestras capacidades y no por otros
aspectos.

Barry McMahon, Robyn Quin (1997) " Historias y estereotipos", pág. 504

BARLETTA VILLARAN, MARIA CONSUELO. (2005) “Lineamientos para la promoción social de la


niñez y adolescencia desde un enfoque interdisciplinario” pág. 69
CONCLUSIONES

7
1) Los roles de género constituyen la expresión de las conductas y actitudes que han sido
modeladas por los agentes sociales.

2) En la sociedad existe una desigualdad entre los géneros femenino y masculino, que se
expresa en estereotipos.

3) Atenerse al rol de género con limites rígidos restringe en el niño la capacidad de hacer
frente a la vida y los hace más vulnerables.

4) Persisten sobrecargas para la mujer en cuanto a las tareas del hogar, la educación y
crianza de los hijos, así como prejuicios y concepciones erróneas sobre el papel de cada
miembro de la familia.

5) Los roles de género se deben determinar por las capacidades y no deben ser
discriminados por ningún motivo.

BIBLIOGRAFÍA

1) BARLETTA VILLARAN, MARIA CONSUELO. “Lineamientos para la promoción


social de la niñez y adolescencia desde un enfoque interdisciplinario” 2005.

2) BARRIE MCMAHON, ROBYN QUIN “Historias y estereotipos” Ed. de la Torre 1997.

3) SHAFFER, DAVID R. “ Psicología del Desarrollo, Infancia y Adolescencia ” 5ta


Edición. International Thomson Editores, S.A. de C.V. México D.F. 2000. Código:
155.4.SHAF.00