Está en la página 1de 4

Cómo instalar Windows 7 en Windows XP o Vista

carlos • 10 Enero 2009 - 3:08am • 204 comentarios


Compartir25

Si estas muy interesado en probar Windows 7, pero no quieres renunciar a tu instalación de Windows XP
o Vista; aquí traducimos la guía que ha publicado lifehacker para poder instalar Windows 7 en Windows
XP o Vista (Cómo instalar un Arranque Dual de Windows 7 con Windows Vista o XP).

Paso Previo: Descargar Windows 7 Beta y grabarlo en un DVD

Suponiendo que ya hemos descargado una copia de Windows 7 (Descargar Windows 7 Gratis), tenemos
que grabarla en un DVD con el fin de hacer una instalación nueva. Para cumplir esta tarea, quemamos la
ISO en un DVD, utilizando cualquier programa especializado (Uno recomendable es ImgBurn). Ahora
vamos al paso 1...

Paso 1: Partición del Disco Duro


Antes de ir a la instalación de Windows 7, la primera cosa que necesitamos hacer es crear una nueva
partición en el disco duro para mantener la nueva instalación de Windows. Particionar el disco duro
variará dependiendo de si está ejecutando XP o Vista porque Vista tiene una herramienta de partición del
disco duro, XP no.

Partición de disco duro en Windows XP

Para particionar el disco duro en Windows XP, tenemos que descargar un software especializado. Hay un
montón de opciones disponibles, pero yo prefiero seguir con el GParted Live CD, una herramienta open
source, que nos permite manejar todo tipo de particiones.
Para usarlo, simplemente descargamos el GParted Live CD, lo grabamos en un CD y, a continuación,
reiniciamos el ordenador (arrancando desde el disco). Ahora debemos entrar en la herramienta de
particionado. HowtoForge ha publicado una guía para modfiicar las particiones de disco con GParted,
pero lo podemos resumir en:

1. Cambiar el tamaño del sistema operativo para liberar suficiente espacio para una partición de
Windows 7 (los requisitos mínimos del sistema para pedir 16GB).
2. Crear una nueva partición desde el espacio recién liberado.
3. Aplicar los cambios.

Partición de disco duro en Windows Vista

La gente de Redmond ha tenido la amabilidad de incluir una herramienta de partición de disco en


Windows Vista. Así, vamos a Panel de control -> Sistema y mantenimiento (omitimos esto si estamos en
Vista clásica) -> Herramientas administrativas -> Administración de equipos. Una vez iniciada la
herramienta Administración de equipos, hacemos clic en Administración de discos de almacenamiento
bajo el título en la barra lateral.

Lifehacker ha publicado una guía paso a paso para utilizar esta herramienta. Por lo que debemos tener en
cuenta que lo que necesitamos es reducir el tamaño de nuestra partición actual para liberar al menos los 16
GB de espacio en disco (que es un requisito mínimo de Windows 7) y, a continuación, creamos un Nuevo
Volumen (New Simple Volume) en el espacio libre.

Paso 2: Instalación de Windows 7


Ahora que se ha hecho todo el trabajo pesado, es hora la parte fácil: Instalar Windows 7 en su nueva
partición. Por lo tanto, insertamos el disco de Windows 7 y reiniciamos el ordenador (tenemos que
permitir el arranque desde la unidad de DVD en la BIOS del sistema, pero la mayoría de las PC lo tienen
habilitado por defecto).
Una vez que arranca el DVD es cuestión de seguir paso a paso lo que nos indica el asistente de
instalación. Cuando elijamos el tipo de instalación, hay que seleccionar Personalizada (avanzada) y elegir
la partición que hemos creado anteriormente. (Hay que tener cuidado de no seleccionar la partición
equivocada, ya que podría significar el formateo de la instalación de Windows, de modo que hay que
asegurarnos de elegir la nueva partición que acabamos de crear).

Después de seleccionar la partición, vamos a dejar que el instalador haga su trabajo. Windows se ejecuta a
través de algunos bits de instalación, reiniciamos un par de veces en el proceso. Finalmente, nos pedirá
configurar nuestra cuenta, introducimos la clave de la licencia, e instalamos Windows. Hay que mantener
los ojos abiertos para observar las características de Windows 7, como su nueva homegroup (y
contraseña). Cuando hayamos terminado con esto, ya estaremos listos para arrancar nuestra nueva
instalación de Windows 7.

¡Felicidades! Ahora tenemos una nueva entrada para Windows 7 en nuestra pantalla de arranque del
ordenador.

Esta no es la única manera de establecer un sistema de arranque múltiple, pero es una que funciona muy
bien. Si tienes un método diferente que prefieras, puedes dejarlo en los comentarios.