Está en la página 1de 3

TALLER 1

1. Haga un cuadro con las nulidades procesales que trae el Código General de Proceso (Ley
1564 de 2012), señale cuáles son saneables y cuáles no. ¿Cuándo?, ¿Por qué?, ¿Por quién?,
¿Cómo resuelve el juez?

2. Dentro de la jurisdicción laboral, el juez de segunda instancia tiene facultades extra y


ultra petita?

SOLUCIÓN.

1. Los artículos 132 al 138 del Código General del Proceso expresan lo referente a las
nulidades procesales. El artículo 133 seña las causales taxativas que dan lugar a una
nulidad:

1. Actúe en el proceso después de declarar la falta de jurisdicción o de


Cuando el competencia.
juez… 2. Procede contra providencia ejecutoriada del superior, revive un proceso
legalmente concluido o pretermite íntegramente la respectiva instancia
3. Se adelanta después de ocurrida cualquiera de las causales legales de interrupción o de
suspensión, o si, en estos casos, se reanuda antes de la oportunidad debida.
4. Es indebida la representación de alguna de las partes, o cuando quien actúa como su
apoderado judicial carece íntegramente de poder.

Cuando se 5. Solicitar, decretar o practicar pruebas, o cuando se omite la práctica de una


omite prueba que de acuerdo con la ley sea obligatoria.
oportunidad
133.
para… 6. Alegar de conclusión o para sustentar un recurso o descorrer su traslado.
Causales
taxativas
7. La sentencia se profiera por un juez distinto del que escuchó los alegatos de conclusión o la
sustentación del recurso de apelación.
8. No se practica en legal forma la notificación del auto admisorio de la demanda a personas
determinadas, o el emplazamiento de las demás personas aunque sean indeterminadas, que
deban ser citadas como partes, o de aquellas que deban suceder en el proceso a cualquiera de
las partes, cuando la ley así lo ordena, o no se cita en debida forma al Ministerio Público o a
cualquier otra persona o entidad que de acuerdo con la ley debió ser citado.

Cuando en el curso del proceso se advierta que se ha dejado de notificar una providencia
distinta del auto admisorio de la demanda o del mandamiento de pago, el defecto se corregirá
practicando la notificación omitida, pero será nula la actuación posterior que dependa de dicha
providencia, salvo que se haya saneado en la forma establecida en este código.
Parágrafo. Las demás irregularidades del proceso se tendrán por subsanadas si no se
impugnan oportunamente por los mecanismos que este código establece.
Ahora bien, el artículo siguiente trae una serie de momentos en los cuales pueden alegarse
las mencionadas causales de nulidad, dependiendo de la que le haya dado origen.

- En cualquiera de las instancias antes de que se dicte sentencia o con posteridad a esta,
si ocurrieren en ella.

- … Podrá también alegarse en la diligencia de


Si es por indebida representación o falta de
134. entrega o como excepción en la ejecución de
notificación o emplazamiento en legal
¿Cuándo la sentencia, o mediante el recurso de
forma, o la originada en la sentencia contra
pueden revisión, si no se pudo alegar por la parte en
la cual no proceda recurso…
alegarse? las anteriores oportunidades.

- Dichas causales podrán alegarse en el proceso ejecutivo, incluso con posterioridad a la


orden de seguir adelante con la ejecución, mientras no haya terminado por el pago total
a los acreedores o por cualquier otra causa legal.

El artículo 135 establece como requisito para efectuar la correspondiente alegación de la


nulidad, el de la legitimación.

La parte que alegue deberá:

1. Tener legitimación para proponerla.


2. Expresar la causal invocada y los hechos en que se fundamenta; y,
3. Aportar o solicitar las pruebas que pretenda hacer valer.

Por otro lado, no podrá alegar la nulidad quien:


135
¿Por quién?
1. Haya dado lugar al hecho que la origina.
2. Haya omitido alegarla como excepción previa si tuvo oportunidad para hacerlo.
3. Haya actuado en el proceso sin proponerla, después de ocurrida la causal.

El juez rechazará de plano la solicitud de nulidad que se funde en causal distinta de las
determinadas en este capítulo o en hechos que pudieron alegarse como excepciones previas, o
la que se proponga después de saneada o por quien carezca de legitimación.

El artículo 136 establece los momentos en los que se considerará saneada la nulidad. Del
mismo modo, al tenerse en cuenta el parágrafo y por sustracción de materia, podría
afirmase que sólo tales causales son insanables; por ende, la regla general es la
saneabilidad.
La nulidad se considerará saneada en los siguientes casos:

1. Cuando la parte que podía alegarla no lo hizo oportunamente o actuó sin proponerla.

2. Cuando la parte que podía alegarla la convalidó en forma expresa antes de haber sido
renovada la actuación anulada.

136. 3. Cuando se origine en la interrupción o suspensión del proceso y no se alegue dentro de


Saneabilidad los cinco (5) días siguientes a la fecha en que haya cesado la causa.

4. Cuando a pesar del vicio el acto procesal cumplió su finalidad y no se violó el derecho
de defensa.

Parágrafo. Las nulidades por proceder contra providencia ejecutoriada del superior, revivir un
proceso legalmente concluido o pretermitir íntegramente la respectiva instancia, son
insaneables.

Una última regla referente a la jurisdicción y a la competencia.

Cuando se declare la falta de jurisdicción, o la falta de competencia por el factor


funcional o subjetivo, lo actuado conservará su validez y el proceso se enviará de
inmediato al juez competente; pero si se hubiere dictado sentencia, esta se invalidará.
138. Efectos de la
declaración de falta La nulidad solo comprenderá la actuación posterior al motivo que la produjo y que
de jurisdicción o resulte afectada por este. Sin embargo, la prueba practicada dentro de dicha actuación
competencia y de la conservará su validez y tendrá eficacia respecto de quienes tuvieron oportunidad de
nulidad declarada. controvertirla, y se mantendrán las medidas cautelares practicadas.

El auto que declare una nulidad indicará la actuación que debe renovarse.

2. La modificación que al artículo 66A realizó la ley 712 de 2001 en su artículo 35


estableció que el principio de consonancia conlleva a que la sentencia de segunda instancia
o la decisión de cualquier auto apelado “deba estar en consonancia con las materias objeto
del recurso de casación”. Además, la Corte Constitucional en sentencia C 070 de 2010
asegura que el principio de consonancia es un efecto propio y particular de las decisiones
de apelación, dado que sólo pueden resolver lo que es objeto del recurso. De modo que aún
cuando el juez de primera instancia dejará de resolver sobre beneficios irrenunciables del
trabajador y, este último no lo pusiera de presente a la hora de recurrir, el juez de segundo
grado se verá imposibilitado para pronunciarse sobre aquel aspecto, ciñéndose sólo a lo
apelado.

Por último, en la providencia T 592 del 2009, la Corte aclara que no podrá acusarse la
providencia de segundo grado por defecto fáctico al no realizar una valoración probatoria
de una prueba no relacionada con el asunto objeto del recurso de apelación interpuesto, esto
en razón de lo más arriba expuesto.