Está en la página 1de 1

Análisis de “La aventura del Beagle”

La obra infantil me pareció muy divertida, consta de un elenco menor al


número de personajes que participan de la misma por lo que hubo una
participación importante del material vestuario ya que un mismo actor
debería interpretar dos personajes, por ejemplo el capitán Fitz Roy y el
iceberg eran interpretados por un mismo actor. Además el megaterio fue
manipulado por casi todo el elenco utilizando un cuerpo entero de utilería y
sonido. Esta obra consta de muchísimos materiales de los que se valió el
director para generar distintas sensaciones y poder contarnos una linda
historia. En el momento del debate entre Darwin y el iceberg una leve capa
de humo inundó la escena lo que le dio a mí interpretación que era un sueño
esta teatralidad toma la capacidad del humo como un material para poder
organizar mi mirada.

Hubo muchas “piruetas” que requirieron de mucha coordinación distintos


estratos que lograron una obra muy divertida y alegre sobre todo al principio
y en el momento de la pelea. Además el momento de la colisión con el
iceberg me parece algo muy difícil de lograr pero gracias a los movimientos,
caras, luces y efectos de sonido se logro organizar la mirada de todos los
espectadores para que todos viéramos un choque cuando en realidad solo
eran movimientos en direcciones casi azarosas de los actores

Muy buen trabajo!