Está en la página 1de 23

PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

R.P.I. Nº 127 801 (4)

ADVERTENCIA: ESTA OBRA DEBE SER INTERPRETADA POR NIÑOS NO MAYORES


DE 15 AÑOS. DE OTRA MANERA, EL DISCURSO O NO DISCURSO PROPUESTO
NUNCA LOGRARÁ SU OBJETIVO.
EL AUTOR.

Una Novia Feliz.


MARIA: La mentira me nace de la necesidad de soportarme los días, las noches... Si
miento no es por mala, te lo juro, es por desesperada... Para entender... He sufrido tanto sin
comprender y tan poco entiendo a la vida que por eso no pruebo comida, no puedo contar la
historia tal como fue, porque bien adentro no lo sé... lo que sí se es que me dejaron así,
listita para presentarme pura ante Dios... Ahora novia, no más mujer atroz... Pero me
dejaron sola, abandonada como una casa vieja... llorando sola mi tristeza... me quedé como
el sauce llorón de la infancia... En el altar viendo al cura y tragando mi ignorancia, tratando
de sentir a Dios...
Por culpa del país no soy esposa fiel ni mujer de bien... hasta que me separe la muerte de mi
hombre, por culpa de la justicia no tengo derecho a nombre ni a sentirme feliz como
novia... Mi suegro, mi papá y dos hombres más llenos de escoria ya no tienen secreto ni
ganas de respeto... Justo el día de mi casamiento los mandan a la cárcel por haber matado
gente... Pero yo digo qué me importa si se veían decentes, que tiene que se hayan muerto
esos que mataron si me iba a casar y después de un tiempo todo se iba a olvidar. Yo le iba a
dar más vida a la vida... Cambiemos los muertos por guagüitas nuevas, sin lamento... Que
no fueran comunistas ni fascistas si no que artistas...
Íbamos a ir al club de los militares un momento, para la fiesta... Con músicos en vivo, regia
orquesta y todo eso que le dan a los novios... Músicos que me gustan tanto. Pero no se pudo
y ya han pasado dos meses de aquel oprobio y mi novio se disparó en la cabeza llenando de
sangre el lavatorio y su mamá la metió en el horno junto al pollo porque no pudieron
aguantar la vergüenza, el no saber con quién vivían, que se enterara la prensa y mi papá se

1
encerró en su taller muchos días de anteayer y dijo yo recibía órdenes y que lo volvería a
hacer y viva mi general Pinochet y pum! Reventó en el aire la granada del desaire y un
pedacito de cara volaba y yo la miraba y un ojito él me cerraba pero yo no me quejaba y
así... lento el pedacito se movía y después se desvanecía cuando en el patio caía... Mi mamá
Florencia tampoco soportó la vergüenza... se fue, yo no sé adónde, quizás a la ciudad con
su nombre...
Y yo, bueno, aquí estoy yo... en el limbo de mi vida. Todavía con mi tenida. Quiero escribir
un cuento para decir todo lo que siento... Inventarme algo aunque sepa que miento... yo no
pienso mucho, no me gusta pero hoy día me escucho y creo que me hace falta... Una
mentira menos, una mentira más... al pescado no le hace nada un litro más de mar...
La Empujan Unos Músicos Mentirosos
Que No Saben Tocar Nada.
Y cantan...
ELISA: Padre Nuestro
Que estás en el cielo,
Escucha a tus corderos
Y baila al son de esta canción
Mentira, mentira
Todo es falsedad
Ni un hombre
Con renombre sabrá la verdad
Nos engañaron, nos embaucaron...
Que yo te quiera a ti, que no me ahorque esta prisión
y que tu abrazo sea mi dicha, mi religión.
Corre conmigo, baila y salta,
Mujer de mi añoranza
Corre y baila, canta y danza,
Mujer de mi añoranza...

MARIA: Esta es la historia de los que no estamos en ninguna parte... por culpa de aquel
martes. De los que sufren lo común y corriente de la vida, historia exagerada en gran

2
medida... de los que crecieron con papás callados o cómplices de la muerte y del fanatismo
estúpido y rojo por el pueblo, de cobardes que callaban por temor de perder el sueldo, o la
vida, la dignidad se murió en una parrilla... El cuento de la crueldad de ser un cabro chico
chileno... Jugando en medio de protestas, de fuego y benceno. Insolentes y brutales porque
sí, cosas tales se dijeron, la herida de los adultos se abrieron. Cuento con mal sueño por
culpa de las viejas que sonaban ollas. De haber nacido de un bando y sin saber por qué
tener que defenderlo a muerte... Viendo en la tele hombres de verde que por cumplir
órdenes perdieron la mente... Huérfanos de patria se debería de llamar la calle... ¿Sabía
usted que la ciudad está en un valle? Bueno, había tres músicos esa noche... de eso me
acuerdo. Tres músicos que después estaban muertos por alguna razón... Y yo ahí, sin
corazón pero con ellos... sola pero acompañada... quizás muerta y ahora fantasma que
habla... En un club militar... Queriendo descansar después de mucho caminar. Tres músicos
que no llegaron a un casamiento pero sí a este club, esa casa arriba del cerro que más que
casa parece torta... Me alargo mucho, soy una tonta... Perdón por el desatino, ya altiro
termino. Esta historia es mi última historia. Tres músicos y uno tan tierno que pudo haberle
puesto arco iris a este averno... La historia de mi maldad y la tuya, de lo que nos hicieron
milicos y comunistas, la historia de cómo el odio de nuestros padres que vive en nosotros
busca aristas, para escapar y explotar... ¿Cómo yo misma perdí lo que más quería?

Teatro La María
presenta

Sin Corazón
3
(La Cicatriz De Los Hijos)
Melodrama De Los Huérfanos
De alexis moreno muñoz.
Sé Tu Mismo
Y Ya Ni Dios Ni El Diablo
Tendrán Importancia

EL AUTOR
Una Casa Que Guarda Llantos, Pena De No Poderse Reír En Estos Días.
Allá, En La Ciudad, Gritos De Madre, De Fin De Mundo.

WILLY: Hace tres semanas que quise despertarme y ver lo que vi... Vi una tele como
siempre quise tener y que la tenía, vi las noticias y lo que decían... Que una micro llena de
explosivos chocó frente a la Moneda. Que mató a setenta y siete personas en la Alameda.
Que después, de Sur a Norte los atentados no han parado... El Congreso Nacional está
cerrado, no se ha informado sobre la situación del presidente pero qué me importa a mí el
presidente o el Congreso Nacional. Han muerto más de mil, esto es inmoral... de derecha y
de izquierda, a martillo y escopeta, civiles y niños y ancianos y mujeres y animales... Esto
se veía venir... Que de nuevo estamos en guerra, se oye decir... Que los tendríamos que
haber matado a todos estos desgraciados la otra vez, se grita de cuando en vez. Todos
estamos asustados y no sabemos quién cresta va a consolarnos... Los hospitales no dan
abasto... Yo miro mi futuro y se seca el pasto, desde esta catástrofe nada habrá, amigo,
nada... y sólo me veo ahí... No sé quién soy, si yo o un cuento, este hombre que habla o sólo
parte de un momento... La cosa es que todos están queriendo creer que las luces y el grito
amargo de la ciudad no son cruces, sino fuegos artificiales... La camioneta en que veníamos
se cayó y perdí los timbales, en un hoyo murió el vehi-culo y sin querer me enterré algo en
el... El hoyo lo debe de haber dejado alguna bomba siniestra o alguna vieja guatona que
debió haberse caído muerta... A un casorio nos dirigíamos cuando pasó lo que ya conté, qué
será esta tontera, me pregunté... La Elisa dice que son ángeles, que ella los ha visto por la
Alameda, yo le digo que no, que esas son puras leseras, no Elisa, si esos deben ser

4
fantasmas, de los que se murieron la otra vez, cuando todavía no nacíamos, cuando
estábamos flotando en el plasma... No, si son ángeles justicieros, dice la tonta, si esta
semana se acaba todo...
ELISA: No, si son ángeles justicieros, si esta semana se acaba todo... No hay que pelear, ni
modo, hay que quedarse ahí, no más, donde uno está y esperar el último compás, si fuiste
bueno te irás para el cielo, no vas a sentir nada y al abrir los ojos aquí tiene su espada, alitas
y vaya no más, mijita, por las nubes la quiero ver, volando a pura fuerza de creer... Pero si
fuiste malo... Te matan y te despiertas en la luna por tu mala fortuna... y en la luna no se
puede caminar así que obligado a flotar por el espacio, solo, sin epitafio, para siempre,
hablando contigo no más, con tus miedos, con tus maldades, sin juegos... En el espacio no
hay nada, es estar solo viendo lo lindo de los colores sin poder tocarlos, sin poder reírte ni
pensar en tus amores, en el espacio pierden todos los compadres, no te puedes reír viste que
no se puede tomar aire...
GABRIEL: Yo sé bien lo que pasa, muertos todos vamos a terminar, callados sin poder
alegar, qué Dios, qué diablo, el hombre mija, el hombre, hoy día el destino se rifa... Mejor
para nosotros, músicos mediocres que no saben tocar y deberían de estar muertos hace rato
y se han salvado tocando cuando están todos curados... Así nadie se sorprende de la estafa y
todos nos aplauden y dan las gracias...
WILLY: ¿Qué hacemos? El matrimonio ya debe de estar por terminar... Esta es la dirección
pero no pasa na...
GABRIEL: Quedémonos acá, no más, a nadie le va a importar...
WILLY: ¿Estás seguro que no hay nadie?
GABRIEL: No creo, sino nos hubieran echado a la calle...
ELISA: A lo mejor era acá el casorio...
WILLY: Adónde la viste, esta cuestión sirve pa puros velorios...
ELISA: ¿Por qué no nos vamos? Esta casa me da miedo, es rara...
GABRIEL: Ya, para... no tenemos donde ir, hay extremistas comunistas... Y nosotros
estamos desarmados...
WILLY: Por la cresta, milicos desgraciados...
GABRIEL: Ellos no empezaron así que quédate callado...
ELISA: Ya, no se van a poner a pelear de nuevo...

5
GABRIEL: Tú cállate.
ELISA: ¿Y si no quiero?
Gabriel La Golpea.
WILLY: Cálmate, Gabriel...
ELISA: Déjalo que es un cruel…
GABRIEL: ¡Suéltame! Ya no te quiero... me arrepiento por entero... de haberte llamado a
trabajar en la banda y de regalarte aquel osito panda, aprende a cantar aunque sea, porque
no sirves como novia, chica, flacuchenta, poto con escoria...
ELISA: Bueno, déjame, a ver cuánto te dura la hombría, galancete de porquería, no vaya a
pasar como la otra vez que llegaste en mitad de la cena llorando como Magdalena porque
tuviste ese sueño tan feo que se te repite y hace que la cabeza se pierda...
GABRIEL: ¡Cállate mierda!
ELISA: ¿Te cuento el sueño que tiene, Willy? Da vergüenza ajena.
GABRIEL: Cállate... Abre el hocico y te reviento a patadas, ¿escuchaste?
ELISA: Me das pena...
Gabriel Se Abalanza Sobre Su Novia Pero Willy Lo Sujeta.
¡Yo te recogí del suelo... te enseñé a no andarte meando cada vez que estabas con más gente
conversando... Yo te di la hombría, te hice decente porque sin mí todo el mundo se seguiría
riendo de lo cobarde y seguirías sufriendo, por lo poco hombre que eres! Todo eso me
debes...
WILLY: Córtenla por favor...
ELISA: Él empezó... Me levanta la mano en vez de abrazarme para sentir calor...
GABRIEL: Perdóname, estoy nervioso...
WILLY: Ya, dejen la rabia en reposo y dense un beso...
ELISA: Buena idea tuviste, Albino, démonos un beso, mi amor, que ese es nuestro
destino...
Se Besan.
La Noche, El Viento.
WILLY: ¿Escucharon?
ELISA: Tengo miedo...
GABRIEL: ¡Momento!

6
WILLY: Debe ser el viento...
GABRIEL: Yo también creo.
ELISA: O algún angelito justiciero... Porque yo no he visto extremistas ni milicos, eso lo
dicen ustedes...
WILLY: Con mis propios ojos lo vi así que no desconfíes de mí...
Elisa Recién Se Da Cuenta Del Sauce.
ELISA: Miren...
Los Demás También.
WILLY: ¿Un sauce en mitad del living?
GABRIEL: Esta cuestión se está poniendo bien rara...
ELISA: ¿Qué lugar es éste?
GABRIEL: A lo mejor una iglesia, mi fresa... y el sauce creció porque bajo la tierra habían
presas guagüitas enterradas, criaturas olvidadas, los hijos que los curas le hacían a las
monjas... Milagro, Elisa.
ELISA: No me asustes que yo voy a misa... Y con eso no se juega...
WILLY: Terminen la lesera, acuérdense que el sauce es llorón y se puede sentir con la
cuestión...
La Noche, El Viento. Se Asustan.
¡Viene alguien!
Se Suben Al Sauce. A Willy Le Cuesta.
GABRIEL: Apúrate, blanquito...
ELISA: Afírmate bien, no te vayai a caer...
Entra La Novia Botada, María.
MARIA: Hoy día me caso en el club militar... Con músicos y fiesta, sin parar de bailar...
Dos meses de novia, caminando y cayéndome, desde que el novio se me fue y pasó la
tragedia familiar, militar... Todavía de blanco llamando al amor, pidiéndole al cielo y al
Señor... eso yo quiero, un hombre, que se maten todos en la calle pero que me caiga de
alguna nube el mío... Mujer soy, sufrida y dolida, tosiendo voy, sin pellejo, cuerpo tieso...
¿Y el color? Y los besos y los versos de un galán que conquiste mi aroma de soltera, mi flor
de primavera, mi hombre que vuela buscándome, que no es traidor como el que me dejó a

7
cambio de un final en el lavatorio... Yo prosigo mi oratorio, hoy día tiene que ser, ya llamé
a los músicos, mi hombre de arriba, ven, que hay prisa, que el hombre esté con su mujer...
Se Cae Willy Del Sauce.
¡Llegaste!... Blanquito como nube...
WILLY: Hola, me llamo Willy...
MARIA: Te estaba esperando...
WILLY: Yo creo que no, me está leseando... Nosotros somos músicos, íbamos a un
casorio...
MARIA: ¿Nosotros?
Bajan Los Otros.
GABRIEL: ¿Usted fue la que nos llamó?
MARIA: Sí, justo a tiempo porque aquí es el casamiento...
ELISA: ¿Acá? ¿Está segura?
WILLY: Pero no hay ni cura...
ELISA: Ni novio...
MARIA: ¿Novio? Sí, él...
WILLY: ¿Yo?
MARIA: Necesito que se acabe mi maldición, sé mi esposo, sácame de esta prisión...
WILLY: Nosotros tocamos música, señorita...
GABRIEL: Willy... Son tiempos difíciles, nadie sabe qué va a salir de todo esto... ya tienes
el traje puesto...
ELISA: Aprovecha que no está alta la brecha... Piénsalo así, con un albino quién va a
querer casarse...
WILLY: No es necesario pasarse... Ustedes son mis amigos...
MARIA: ¿Se casa conmigo?
WILLY: Soy albino, si no me caso con usted pierdo como chino...
GABRIEL: ¿Ese fue un sí?
Se Casan. Se Besan. Aplausos, Se Ríen.
WILLY: Qué fácil... ¿Y ahora?
ELISA: Bailemos...
Bailan.

8
MARIA: ¿Y ustedes, no se casan?
ELISA: ¿Nosotros?
Se Casan. Se Besan. Aplausos, Se Ríen.
GABRIEL: ¿Y ahora?
ELISA: Bailemos...
Bailan.
MARIA: Pero ahí no se acaba la historia, esa era la parte bonita falta la otra... La que no
rima... El sauce, la pelea, el final... No voy a contarlo tal cual porque me quiero olvidar...
bailamos y nos amamos... Fantasmas eran los convidados a la celebración, ¿qué fantasmas?
Me dice mi esposo. No importa guarde reposo... La Elisa ¿qué fantasmas? ¿qué fantasmas?,
dice Gabriel...
En la casa hay gente muerta, de hace tiempo cuando éramos chicos, fueron los milicos...
GABRIEL: Merecido se lo tenían, al país hay que serle fiel...
ELISA: No diga eso en nuestra luna de miel...
GABRIEL: Yo digo la verdad donde sea, y tú vas a tener que aprender a apoyarme...
ELISA: Yo te apoyo pero no al punto de traicionarme...
GABRIEL: Los comunistas no tienen patria sólo banderas rojas y vida lacia...
ELISA: Todos somos hijos de Dios...
GABRIEL: Los comunistas no, mi papá, me enseñó... Dios es amor pero ellos puro odio
adentro tienen y rencor...
WILLY: No seas tan cruel Gabriel... Los militares asesinaron a medio Chile...
GABRIEL: ¿Cruel? Mira lo que está pasando en el país por no haber eliminado a la escoria,
ahora todo sería otra historia...
MARIA: Tú no estabas vivo para esa fecha, mejor calladito y tu matrimonio aprovecha...
GABRIEL: Tú cállate.
WILLY: No le hables así a mi esposa...
MARIA: Está bien, marido, lo voy a tomar como un cumplido... pero para que sepa el perla
hija de militares soy y con puros de ellos crecí... pero la vida fue un entierro hasta que a mi
Willy conocí...
GABRIEL: Traidora, qué diría tu familia de esta hipocresía...
MARIA: Nada, están muertos bajo tierra por creer en esas tonteras...

9
GABRIEL: Enséñale modales a ésta que si no le saco la cresta...
WILLY: Nosotros somos amigos, no vamos a pelear por cosas que no conocemos...
GABRIEL: ¡Yo sí las conozco! Viví con un hombre decente que no le tenía miedo a la
gente, que me enseñó de chiquitito todo lo que por el país hizo el viejito... El mismo viejito
que estos desgraciados quieren ver muerto... Comunistas tuertos, ven con un puro ojo y
encochinan la vida a su antojo...
ELISA: Déjate de hablar así si no me separo ahora mismo de ti...
GABRIEL: Déjame solo, ándate con estos otros a matar la patria, yo quiero a mi país y lo
voy a librar de la mafia...
ELISA: No si son bromas, en realidad me arrepentí...
WILLY: Un milagro al día mantiene al diablo alejado, Gabriel... Todos nos casamos, en
enemigos no nos convirtamos...
GABRIEL: La guerra no se ha acabado...
MARIA: ¿Y con quién peleamos?
ELISA: No importa eso, la cosa es sacar la rabia que se tiene adentro...
GABRIEL: Nuestros papás no tuvieron valor para pelear por eso nosotros tuvimos que
comenzar... por eso las bombas, los atentados de ahora...
ELISA: ¿De verdad hay muertitos acá?
MARIA: Por acá y por allá, eso dicen...
ELISA: Bueno, entonces no deberíamos hablar de estas cuestiones, yo propongo otro tipo
de reflexiones...
GABRIEL: Willy, un amigo mío se pondría los pantalones...
WILLY: Y bien amarrados que los tengo, compadre, Gabriel, eso te lo firmo ante la ley,
pero yo no estaba ahí cuando todo lo malo pasó, como tú, todos nosotros y yo, más tarde
vine al mundo y sufrí las consecuencias del cambio de rumbo. País sin nombre, lleno de
poco hombres y amigos míos que sin padre se quedaban...
GABRIEL: ¿Y lo que sufrieron mis papás cuando el viejo rojo, un tal Salvador gobernaba?
Sin comida, hipocresía y mentira hasta que el general todo lo salvó... Hasta que el pedazo
de dignidad robada a mi familia le devolvió, mi padre me contó...
ELISA: Te lo contaron pero no por eso la verdad adivinaron...

10
MARIA: Pero si ya estamos casados y con un futuro esplendor, ¿qué nos importan
fantasmas o lo que pasó? Borrón y cuenta nueva, terminemos la pelea con baile y canción,
esa es la mejor demostración...
ELISA: Ya, yo canto a petición, lo que me pidan les doy...
MARIA: ¡Qué rico! Explótame explótame expló de la Rafaela Carrá pa que quede la
embarrá...
GABRIEL: Willy yo no quiero pelear contigo, tú eres mi amigo... pero entiende el
sufrimiento de los que tú crees que son los que deberían estar muertos... Tu papá con ojos
de pobre, los viejos... ellos son los que sobran... La gente como ustedes dan vergüenza
ajena pero todo puede cambiar, si me ayudas todo puede cambiar...
Todos Miran A Gabriel Sorprendidos. María A Elisa...
MARIA: Canta mi canción...
Elisa Canta Bajito.
Explótame explótame expló pa que quede la embarrá... Qué idea tonta... La embarrá no más
quedó y la sonrisa desapareció... Ahora sí que chao con las rimas para que el odio se haga
notar, perdón por hablar plano, perdón por contar esta historia, perdón...
Willy La Empuja. Elisa Se Calla.
WILLY: Una vez conocí a un suicida... Me habían mandado a comprar y no quería porque a
mis papás todos les tenían mala, en villa de pacos los normales son delincuentes, así que me
daba miedo andar por la calle, así que me tapaba la cabeza con la bolsa del pan. Iba
llegando al almacén cuando choqué con algo. Del puro susto me hice pichí, así que me
quité la bolsa y me tapé los shores, por el pudor. Y ahí lo vi... era una caja de cartón con
pies... Se notaba que la persona que estaba adentro también tenía miedo. Oye, le dije,
chocamos porque yo también estaba escondido. La caja se levantó y apareció un niño,
estaba todo meado igual que yo... Y me hice amigo de él, el séptimo hijo de una familia de
puros hombres, era el ahijado del presidente, el ahijado de Pinochet. Se escondía porque,
según él, lo querían matar. Hay una tradición en Chile, me decía, si una familia tiene siete
hijos y todos son hombres, el séptimo pasa a ser ahijado del presidente... Ni su papá ni la
mamá querían pero tuvieron que aceptar, no más... Él siempre tuvo miedo y se empezó a
esconder de todos, por la vergüenza que le daba y para que no lo vieran porque sino se lo
iban a llevar quizás para dónde... Se puso medio loco, siempre creía que lo estaban

11
persiguiendo y ya no nos veíamos porque él decía que los militares lo andaban buscando y
lo iban a matar. ¿Por qué?, le preguntaba yo, ¿fuiste a las protestas?. Y él me decía que no,
que tenía nueve años igual que yo, que no sabía por qué lo andaban buscando. Por ser el
ahijado de Pinochet pensaba él. Tu lo conociste, Gabriel, un día te lo presenté... Y un día,
varios años después lo volví a ver... Se había ahorcado a un poste de la luz, el pobrecito. Su
mamá estaba llorando arrodillada en el suelo. Yo me acerqué y lo vi. Estaba todo morado
pero sonriente, como diciendo por fin van a dejar de perseguirme... Uno no estaba vivo
viendo lo que pasaba el año en que todo esto empezó... pero yo vi al niñito colgando, un
niñito sin culpa alguna... Después se me aparecía siempre... Yo hablaba con él en mis
sueños, todavía lo veo, de verdad existe, es un fantasma... Ahorcados terminan los
desgraciados...
ELISA: Mi mamá me decía que no jugara con ese niño, porque sus papás eran unos mal
agradecidos, no aprovecharon lo que el presidente les dio, eso de ser padrino de su hijo. Esa
gente es cochina, Elisa, no se te ocurra dedicarle padrenuestros, me decía, si no eran siete
hermanos, eran más pero a los otros se los comieron... porque tienes que aprender que los
comunistas se comen a sus hijos y tienen puro odio en el corazón porque no creen en Dios...
Así es la vida junto a uno de ésos, los que se comen a los perros que desaparecen del barrio,
esos, los peores que el diablo. Más malos que pegarle a tu abuelita... No existe comunista
que no tenga la idea macabra de la maldad... Tienen pacto con el diablo, los rusos les pasan
pistolas y cohetes... Por eso me hizo gritar tanto contra el ruso en Rocky IV...
WILLY: Tus papás eran bien famosos en el barrio por cagüineros así que yo que tú no
andaría hablando tanto...
ELISA: Pero si yo te lo quise contar, no más, no te enojes...
WILLY: Nunca nadie comprobó que a tu tío paco lo haya matado un comunista, como tu
familia le dice a casi todo el mundo... A mi papá lo tomaron preso y nunca volvió... Así que
ándate con más cuidado...
GABRIEL: Ya, tranquilo, carita de Omo, si la Elisa te quiere igual... aparte que tu papá no
se debe de haber muerto na en el estadio viste que habían sapos que si acusaban a sus
compañeros los dejaban libres...
WILLY: Te volviste loco, Gabriel...

12
Se Oye Un Ruido Tenebroso, Seguramente Los Fantasmas, Miedo. Gabriel Golpea El
Suelo.
María, Que Ya Sabe Lo Que Pasó, Sólo Mira.
GABRIEL: No te pongas a llorar, Albino, hazte hombre, no seas marica...
MARIA: Te compadezco, Elisa, ojalá no le des hijos a tu esposo...
WILLY: Vámonos, María...
GABRIEL: ¿Se acuerdan del José Vásquez?
ELISA: Córtala, Gabriel...
GABRIEL: ¿Saben qué fue lo que le pasó o no?
WILLY: Se enfermó y se lo llevaron a Cuba...
GABRIEL: Claro, a Cuba, esos son los peores... A Cuba... Sí, claro, a Cuba a tocar las
maracas, a bailarse una cuequita solo... Al José Vásquez lo fueron a buscar al colegio, mi
papá me contó, 17 años tenía el desgraciado... A patá limpia lo agarraron afuera de la
escuela mientras todos miraban y le pedían a los milicos que lo dejaran tranquilo... Con eso
más le aforraron al comunista. Se lo llevaron a una comisaría y después de una semana
sacándole la cresta y torturándolo se lo llevaron a un helicóptero junto con siete animales
más... Y en alta mar los tiraron, con un corvo les rajaron la guata y al fondo del mar te
fuiste, asesino de patria, cabrón de mierda comunista, muérete, húndete y que las tripas se
pierdan pa siempre... para que aprendas la lección... Colegial el desgraciado y se las da de
revolucionario... ahí quedaste... hasta ahí no más te llegó el jueguito... ¿Qué me miran así?
¿Piensan que estuvo mal? Quería permiso para faltarle el respeto a su país... ¡¡No, señores,
un NO de este porte!! Nadie quiere ver la verdad pero yo se las voy a mostrar...
Willy Golpea Brutalmente A Gabriel, Su Mejor Amigo,
Quien Queda En El Suelo, Llorando Y Riendo, Al Mismo Tiempo.
ELISA: ¡Déjalo! ¡Suéltalo, Willy!
WILLY: Que se lo merecían, dicen...
GABRIEL: ¡Se lo merecían!
WILLY: ¿Qué tienes adentro del cuerpo, amigo?
GABRIEL: Lo mismo que tú, carita de caspa pero la bandera es de otro color...
Ya Están Más tranquilos.

13
ELISA: La malignidad se hereda... El pobrecito no sabe lo que dice... creció con todas las
lágrimas de su mamá, él también perdió al papá, Willy, entiéndelo, es tu mejor amigo...
Todos somos amigos por qué se agarran a combos, por la cresta... bailemos, si esta es una
fiesta...
MARIA: Elisa, la cristiana, Dios te bendiga hasta el final de tu vida... la culpa no es de
Gabriel ni de usted, Willy, mi bien... Son nuestros papás, los míos muertos y los de
ustedes... Nosotros sólo crecimos con miedo y preguntas... dele un abrazo a su amigo y
después quiéreme que quiero morirme viejita contigo...
ELISA: Si alguien nos pudiera ver, ayudar, Diosito, ¿dónde estás? Mira cómo fuimos a
terminar y eso que ni siquiera los treinta alcanzamos a tener, cuándo, me pregunto, cuándo
cresta esto va a desaparecer... padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu
nombre, venga a nosotros tu reino...
WILLY: Elisa...
ELISA: El pan de cada día bríndanos hoy...
WILLY: Elisa...
ELISA: ¿Qué querís? Estoy rezando...
WILLY: Tranquilita... tranquilita...
GABRIEL: Voh estái casado, deja a mi mujer tranquila... Comunista...
WILLY: Gabriel, no sigamos con la lesera, nosotros no estamos en guerra...
GABRIEL: No me vengái a hablar como poesía que todavía no termino...
WILLY: La única gente que puede pelear todavía por eso no somos nosotros, Gabriel, son
los que estuvieron ahí... No es lo mismo...
ELISA: Tu papá nunca fue detenido desaparecido ni nada de eso, ¿cierto, Willy?... Se
separó de tu mamá y tú te inventaste todo eso... ¿Ven? Uno dice que entiende el sufrimiento
y todo por puro que quiere ponerse a pelear y sentirse maduro... por ejemplo, ¿por qué
había que odiar a la vecina porque su hijo era militar? ¿Por qué no saludar a la señora viuda
que vivía al lado sólo porque su marido se fue preso al Norte? Si uno no los conocía y
podían ser súper simpáticos... ¿Por qué será que si uno habla con Dios, la gente piensa que
eres espiritual, pero si Dios habla con uno, la gente piensa que estás loco? ¿Quién dijo que
la bandera chilena sacó el primer lugar en un concurso o que el himno nacional es el más
bonito después de La Marsellesa?

14
Se Ríen.
MARIA: ¿Si homicidio es matar a un hombre, suicidio... matar a un suizo?
Se Ríen.
ELISA: ¿Si la piscina es honda, el mar es Toyota?
Se Ríen.
WILLY: ¿Por qué en este mundo hasta los ceros, para ser algo, deben estar en la derecha?
Se Ríen.
GABRIEL: Si el freezer de un refrigerador se encuentra a 10 grados bajo cero, y en la
Antártica, en un invierno muy frío la temperatura llega a 50 grados bajo cero. ¿No podrían
calentarse las personas entrando a los refrigeradores?
Nadie Se Ríe.
MARIA: Si los caballos sufren la peste equina y los cerdos la peste porcina, ¿por qué el
hombre sufre enfermedades patológicas?
Se Ríen.
WILLY: Si un policía arresta a un mimo... ¿es necesario que le aclare que tiene derecho a
guardar silencio?
Se Ríen.
GABRIEL: ¿Cuánto se demora una comunista en botar la basura? Nueve meses.
WILLY: ¿Cuál es la diferencia entre atropellar a un fascista y a un perro? Que antes de
atropellar al perro uno frena.
Los Amigos Se Sonríen.
GABRIEL: ¿Tu papá no era comunista?
WILLY: Que alguien no haya estado de acuerdo no quería decir que fuera comunista...
GABRIEL: Sí, es verdad... parece que la filosofía marxista no es mala pero acá, me dijo mi
papá, la tomaron puros mediocres y obreros amargados y así quebraron al país... por eso la
matanza está justificada...
MARIA: ¿Hace cuánto se conocen?
WILLY: Ya ni me acuerdo...
ELISA: ¿Y nosotros?
GABRIEL. No me acuerdo.

15
ELISA: ¿Te acuerdas cuando teníamos dieciocho y yo me enfermé y me llevaron al Paula
Jara Quemada y te escapaste de tu casa sin permiso de tu papá y me fuiste a ver porque
creíste que me iba a morir?
GABRIEL. No me voy a acordar, veinte correazos me gané por tu culpa...
ELISA: Me dijiste lo más bonito que he escuchado... pensaste que me iba a morir...
GABRIEL: No me acuerdo...
MARIA: ¿Qué te dijo?
ELISA: Que si Dios existiera y yo me muriera y me fuera al Cielo... Te rezaría siempre, si
rezando de verdad se consiguieran cosas, te buscaría en las nubes y llamaría a los ángeles,
les haría cariño en la carita para que te lean lo que te gritaría, que te amo tanto... que quiero
dejar de estar vivo y pasarlo bien allá arriba, contigo... que acá nunca se ha sentido tanto la
soledad como ahora, después de que te nos fuiste... Ojalá que no hayas sido muy mala
porque siempre pensaría que estás en el Cielo y no allá abajo, con el diablo...
GABRIEL: Ven, dame un beso...
ELISA: No.
MARIA: ¿Y cómo se conocieron, poh?
GABRIEL: Lo que pasa es que yo no salía. Ni a la esquina...
WILLY: La gente le daba miedo así que prefería quedarse en la casa. Al patio no más
salía...
GABRIEL: Iba al patio para escuchar a los cabros jugar a la pelota, ahí estaba el Willy...
¿Por qué no seré como ellos?, preguntaba mirando a los cielos... Mi papá siempre me decía
que me preparara porque la educación que él me daba no iba a ser comprendida por los
cobardes. Mi mamá me miraba por una ventana que tenía el vidrio sucio, sin hablar...
WILLY: Siempre parecía fantasma...
GABRIEL: Sí... Y yo, el hijo que iba al patio porque quería con todo el corazón que se les
cayera la pelota ahí donde yo estaba, así se las chutearía de vuelta y eso significaba que
jugaría con el Willy pero sin verle la cara, protegido por la pared. Me vestía con equipo de
fútbol y todo, hasta me ponía zapatos con toperoles... Cuando se caía la pelota del cielo, y
yo se las devolvía, y el Willy me gritaba gracias... yo me ponía feliz.
WILLY: Por eso después, con el tiempo se nos empezó a caer más seguido la pelota pero
ahora en vez de decirle gracias le preguntaba cómo se llamaba...

16
GABRIEL: Pero nunca les dije, uno no sabe si te están espiando o algo raro. Pero igual yo
sufría, mi papá estaba seguro de que yo era distinto... Un día me envalentoné y salí a
comprar pan, medio kilo, por favor, surtido. Cuando iba de vuelta, un cabro me quedó
mirando y me puse a correr, primera vez que le sacaba tanto provecho a mi equipo de
fútbol. Mi papá me estaba esperando, ¿te acordái? Ya, éntrate. Oye, me gritaron. Era el
perla el que me había visto. No se llama oye, pendejo, Gabriel como el ángel y empieza a
caminar que mi cabro con hijos de comunistas no va a salir...
Ríen Los Amigos.
Se Oye Una Música Clásica.
GABRIEL: ¿Escuchan la música?
MARIA: Calma de nuevo, lindo el becerro... en la montaña y estos cuatro amigos en una
fiesta sin caña. Parte emotiva, creo que así fue, si algo me guardo perdóneme usted... La
historia de mi esposo ya me acordé, eso fue lo que vino después... Pero no se engañe, lo
lindo se terminó, ya conté eso yo... los papás... eso... los papás...
ELISA: Mi mamá lloraba todo el día, una histérica que sufría con todos los dolores ajenos,
por su culpa soy así. Por eso creo tanto en Dios que me perdonó, creo yo. Mi mamá, que
dejó de disfrutar la vida para cargar todas las cruces del mundo... ese es el problema de los
creyentes, que nos creemos Jesús. Siempre tuve ganas de ir a consolarla cuando le llegaban
sus penas pero no podía, lo único que hacía era subir el volumen de la tele.
WILLY: Con mi papá salimos a caminar como cuatro veces en toda mi vida... Siempre en
Sábado o Domingo... Una tarde, cuando ya casi está de noche y se respira en todas las casas
tareas de colegio atrasadas o platos de alguna once caliente y rica, íbamos caminando. Mi
mamá estaba enferma así que fuimos a caminar para llevarle algunas hierbas. No hablamos
mucho, porque a los dos nos dolía lo de mi mamá y porque... no sé, porque no, no más... Yo
pensaba que todos los papás y todos los hijos eran así... Bueno, veníamos caminando con
unas manzanillas y llantén que sacamos al lado de unas zarzamoras de la acequia. Recién
había terminado una empanada que me había comprado mi papá porque en la acequia se me
apareció un guarén y me dio mucho miedo. Claro que no fui a abrazarlo... ni él a mí... Le
dije que estaba súper rica la empanada en vez de darle las gracias... y él se hizo el leso en
vez de... no sé..,. de hacerme algo lindo... Veníamos caminando escuchando las palabras
que se escapaban de las puertas de las casas de la villa. Le pregunté una cosa de hombres y

17
él me entendió... que por qué le decían a esos autos bonitos “bemembé” si la última letra
era una doble be. Así se pronuncia, dijo. Seguimos rumbo a la casa para atender a la
enferma, yo con mi inocencia y mi silencio que nacía de a poco y él con su ignorancia, con
su hermosa y terrible ignorancia... Papito, yo sé que vivir no es fácil, que ser callado y frío
es porque algo pasa... Perdóname por haber salido como tú, perdóname por ser tan parecido
a ti y no haberte abrazado nunca cuando yo sabía que tus ojos me decían que estabas
gritando desesperado allá adentro de tu cuerpo... Perdóname por esta vergüenza familiar
que tengo pegada como costra en el corazón... Se me apretó por primera vez en la vida el
pecho aquella tarde, y a mi padre, estoy seguro, también le pasó, Dios mío, quizás por
milésima vez... Ahí hay ruda y matico, detrás de la reja, ¿la alcanzas? No creo, papá. Yo te
sostengo, ven rápido que puede salir la vieja... Me levantó y me pasé para la casa. Corté la
ruda, corté el matico y me quedé ahí, sorprendido con el olor que salía. Se abrió una puerta
y apareció una vieja, qué están haciendo, mierda, gritó... Mi papá me agarró fuerte y de un
empujón me devolvió a la calle, me rajé el codo con el filo de un fierro de la reja y salimos
corriendo. No paramos hasta llegar a la casa... No nos dijimos nada pero nos reímos cada
uno por su lado, después nos miramos y nos sonreímos y él me levantó las cejas, tan como
si fuera mi amigo y hubiéramos salido a hacer alguna maldad... Abrió la puerta de la casa
para prepararle aguas de hierba a mi mamá pero ella, de pie con cara de muerto y más
blanca que la nieve ya nos tenía la cena servida. Comimos los tres en silencio. Nunca tuvo
tan buen gusto una sopa Maggi. Y ahí pasó lo más lindo de la vida: Mi papá explotó en
carcajadas que parecían de otra persona, a los tres nos dio ataque de risa... Mi mamá se
mejoró del achaque y yo me llevé las hierbas a mi pieza y dormí con ellas y así me quedé,
oliendo el día más lindo que ha existido en el mundo.

Un Ruido De Terror. María A Gabriel.

MARIA: De padre corrompido y fracturado, hijo víctima y decadente...


GABRIEL: Uno no tiene por qué respetar la carne pasada, la carne pasada no tiene por qué
saber más de la vida que yo; sólo los niños son distintos, sólo los niños se ríen a destajo,
sólo ellos son inocentes, porque son tontos... Uno es alguien a punto de reventar... Somos
todos unos malditos, unos hijos de puta porque nuestras madres también son unas putas

18
porque nos trajeron a vivir a esta cosa llena de tierra, agua y olor a mentira. Olor a sangre
coagulada de tantos crímenes. El mundo es de los que tengan la voluntad de poder, a los
cobardes los patean y después lamen las botas de sus verdugos... La culpa no es mía, es de
la historia, si no hubiera crecido tal vez me habría matado en algún juego solo, un juego
conmigo mismo en mi infancia y habría sido el más feliz del mundo y no estaría acá
teniendo que soportar las miradas de ésos que no me creen lo que digo... Los niños sólo son
cuerpos semi desarrollados que todavía no tienen el cerebro maduro. Los jóvenes somos los
peores, o luchamos o nos dan por el culo y nos transformamos en hombres de familia sin
familia, en mujeres que aman pero que sólo se prestan para ser usadas... Y los viejos... Si a
uno le cuesta pararse entonces es porque no debe hacerlo, si está enfermo entonces que se
muera...
WILLY: No empieces de nuevo, Gabriel...
GABRIEL: ¡Cállate! Ustedes me quieren hipnotizar para que no les vomite la verdad... Son
tan tontos, tienen que creerme...
MARIA: No, eso no sirve, ya es muy tarde... Perdónenme... perdónenme es que les queda
poco rato...
GABRIEL: ¿Qué?
MARIA: Nada... Dame un beso, Willy, abrázame fuerte...
GABRIEL: Que se calle, Willy, haz que se calle... Tú me debes a mí más que a nadie, yo te
defendía cuando te molestaban por ser tan feo, defiéndeme de este bicho, albino,
defiéndeme...
ELISA: Tengo miedo, Gabriel...
GABRIEL: Yo también.
ELISA: El sauce... La casa con ruido... ¿De dónde saliste, María?
GABRIEL: Vámonos...
MARIA: No.
El Sauce Llora Triste Un Ridículo.
ELISA: ¡El sauce! Está llorando... está vivo...
MARIA: Yo era una novia, ya les conté... pasé meses buscando a tientas algo que mate las
sombras, hasta que los encontré a ustedes... estaba muerta pero ahora estoy viva... No soy
nada malo, acá no hay enigma, hay magia...

19
GABRIEL: Es el diablo, esta mujer es el diablo...
MARIA: Que no les de conmigo ahora. Soy una mujer feliz, juré lealtad a mi hombre en el
altar que inventamos... es una noche bonita esta... Súper bonita...
ELISA: No tanto, María, los juramentos que se hacen ante altares nunca se cumplen. La
tierra gira porque no nos quiere más en su territorio, quiere marearnos para que algún día
llegue una noche como ésta y pase la desgracia...
MARIA: Desgracia, pero ¿de qué desgracia estás hablando? ¿qué les pasa? Si es mentira
eso de que en el suelo hay muertitos, pura mentira, yo lo inventé soy más tonta...
perdónenme... y eso de que en la ciudad hay atentados como una guerra tampoco es cierto,
Gabriel, Willy, tampoco hay ángeles, Elisa... Si uno ve lo que quiere ver... Los que se
murieron, de un bando o de otro no es problema nuestro...
GABRIEL: Araña más negra que la noche, fantasma lastimero, ¿hace cuánto tiempo que
estás en esta casucha de mierda? ¿Dónde estamos? ¿Qué es esto, bruja, responde? ¿De qué
es lo último que se acuerdan? ¿Cómo fue que llegamos acá?
WILLY: La camioneta se cayó a un hoyo...
GABRIEL: ¿Y después?
ELISA: Aparecimos acá... ¿Estamos muertos? ¿Tú eres un ángel o algo?
MARIA: ¿Qué les pasa? Es el club militar...
WILLY: María, ¿estamos muertos?
GABRIEL: Responde.
ELISA. Gabriel, tengo tanto miedo, vámonos...
MARIA: No pueden.
ELISA. ¿Qué?
Ruidos Tenebrosos, Luego La Calma.

MARIA: No pueden, ya se va a terminar y de acá no salen vivos, acá todo es malo, negro,
noche... malo. A lo mejor están muertos y todos somos fantasmas, ¿por qué no? La Elisa
llora, mi albino llora, Gabriel mira lleno de odio, ahora no está su papá para explicarle a su
antojo lo que pasa... Ahora no hay nadie, ni siquiera para esta novia... En un diario los vi, ya
ni me acuerdo si se murieron como voy a contar o no... Ya ni me acuerdo si he inventado
mucho la historia... Los amigos que se murieron por culpa de los pecados de los padres...

20
La Elisa no aguantó más, quiso sacarse la cruz y atreverse a hablar... A vomitar lo que le
apretaba el corazón... por primera y última vez dijo algo que no fue dicho antes ni por su
mamá, ni por su papá, ni por un libro, ni por la tele...
ELISA: Nosotros somos los que no entendemos la vida porque la vida se suprimió en este
país de mierda...
MARIA: Empezó diciendo... Luego los ojos con llanto, la mano que tiembla, el corazón...
No, ninguno de mis músicos tenía corazón... Siguió la Elisa...
ELISA: Uno es el idiota del pueblo, el ignorante... Uno escuchaba las cacerolas cuando
chica, los silencios, sin saber bien por qué andábamos con chapitas del sí o del no para el
plebiscito... Yo vi a la gente en las escaleras del hospital, yo vi a las señoras preguntando
por sus hijos... No entiendo...
Este es como un país de película porno... cochino, usado, sin sentimiento, sin pensar en
nadie... El obrero está preocupado de encontrar a su esposa en mitad del paisaje y los otros
siguen trabajando y chupando la sangre...
MARIA: Cállate, Elisa... No, tranquila y no le grites a tu esposo, no le digas eso que se va a
enojar, Elisa, por favor, Elisa... tú eres tan linda, eres tan mujer... Elisa... No le digas eso a
tu esposo... Diosito, no lo permitas...
A Gabriel le gritaron horrores, como los que él gritó... Gabriel no aceptó que eso viniera de
la boca de su esposa y golpeó a Elisa, le pegó tanto tanto que a los otros que estábamos ahí
nos paralizó... Elisa cayó muerta. Gabriel lloró como un angelito y nos dimos cuenta de que
todavía era un niño, su padre lo obligó a crecer, a odiar, a amar, le calumniaron la cabeza, le
taparon los muertos de la patria, lo engañaron con una casa barata y dos pistolas... Gabriel
se da cuenta de eso, lo vemos y lo sabemos arrepentido de su vida. Sin ti, mi Elisa, todo es
falso, miro rápido el cadalso y me despido es que yo quiero juntarme contigo... Gabriel se
suicida en el sauce llorón... Se amarra llorando y tira del cordón... Un hombre muerto y
sigue la cuestión... Colgando en un árbol, suicidado por la ignorancia de ser un hijo
obligado lleno de vagancia, a seguir como perro ciego las ideas vacías y los ruegos, de su
padre... Esto conseguiste, un poco más de vinagre, tu hijo, terminó así, ya lo ves... Peor que
Judas, un traidor de él mismo... ¡Milagro! que la Elisa vuelve del abismo... Elisa, tal como
Julieta, la misma suerte la misma muerte... Se despierta cual silueta... La creyente mira
valiente la muerte del ahorcado, su eterno enamorado... Un Romeo en cuerpo de Gabriel,

21
un amor con final muy cruel... Ridícula de mal gusto es la vida... Viendo a mi alma sin
comida no hay otra salida... Ya voy, Gabriel, tuya siempre fiel... No te culpo por tu
pensamiento, allá en la otra vida será otro el cuento... Cuelgo a tu lado más tiesa que
monito playmobil, bueno, eso soy, así me voy... Chao, Elisa la ángel en reposo... Pero
faltaba todavía mi esposo... el mejor amigo del mundo... Tranquilo y blanco, dijo...
Perdóname, amor... No aguanto este dolor... Sin amigos y con llanto desesperado no puedo
ser tu enamorado... No pueden nacer más hijos en este país hasta que se arregle todo, ¿ves?
No hay otro modo... Anda, corre y cuéntale a todos esta historia fatal... Habla, que sepan
que los que más sufren somos nosotros, los músicos sin música... Desnúdate y muestra tu
cicatriz, qué cicatriz esposo, mío, la que tenemos todos, la cicatriz de los hijos... La herida
de los de antes que nosotros que nos condena como gangrena... Cuenta cómo los mejores
amigos se odiaron y mataron, del futuro esplendor que se cambió por el horror... Adiós,
mujer, que no sea estéril este sacrificio, esta locura, esta insanía, esta ironía... Desde más
allá de la muerte siempre te tendré presente... Nunca un albino tuvo mejor destino, ¿no
crees?... Y moradito el cogote, viento que entra, que sopla, que enfría... Mis músicos
prendidos al sauce que más se cansa y más llora... Sauce de ramas de muerto... de ramas de
muerto...
Vemos La Última Imagen. El Sauce, Los Muertos Colgantes,
La Novia Errante.

Fin de la historia un poco mentirosa...Mis músicos terribles, muertos... Tengo tanta pena,
tanto llanto adentro... Si me cantaran sería como palomas que volaran... Pétalos que me
acariciaran... Mis músicos de cuento...
Los Músicos Abren Los Ojos,
Están Muertos Y Cuelgan Y Cantan...
MÚSICOS MUERTOS: “Colgando... Del árbol, del árbol, colgando...”
MARIA: Yo sé quién va a empezar la venganza.

22
Fin De La Obra

Sin Corazón O La Cicatriz De Los Hijos

Melodrama De Los Huérfanos

Alexis Moreno Muñoz. 14 de agosto de 2002

23