Está en la página 1de 4

0

ESTADO ACTUAL DEL CONOCIMIENTO:


Un importante movimiento hacia la integración en las corrientes psicoterapéuticas se ha iniciado y se está
desarrollando. Un hito importante quizás ha sido la formación de la Society for the Exploration of Psychotherapy
Integration en 1983. Sin embargo las propuestas integradoras tienen una historia más larga: desde la presentación de
French (1933), pasando por numerosos aportes como el de Lazarus (1967) o el de Kaplan (1974) hasta los fructíferos años
de la décadas de los 80 y 90.
La importancia del movimiento de integración ha sido reconocida, entre otros, por el National Institute of Mental
Health auspiciando en 1988 un taller de investigación sobre integración de psicoterapias con el convencimiento de que
“de los esfuerzos para integrar los mejores elementos de las diferentes escuelas de psicoterapia resultarán tratamientos
de mayor eficacia, eficiencia y seguridad. Además, la investigación sobre modelos integrados de tratamiento puede
conducir al desarrollo de un modelo comprehensivo del proceso psicoterapéutico que tenga un sólido respaldo
empírico.” (Wolfe & Goldfried, 1988; Citado en: Norcross & Newman, 1992, p.4)
Algunos de los principales objetivos y beneficios esperables y generalmente reconocidos de la integración son:
(1) Una comprensión mayor de los procesos de cambio.
(2) Procedimientos de intervención más eficaces y eficientes.
(3) Mayor aprovechamiento de los conocimientos adquiridos por distintas corrientes.
Por otra parte, la incorporación de diversos recursos y técnicas pertenecientes a otras escuelas ha sido y sigue
siendo una costumbre frecuente en los terapeutas. Como lo expresaran Norcross y Newman (1992, pag.30): “Existe una
enorme cantidad de evidencia clínica y una pequeña pero confirmatoria cantidad de datos experimentales sobre el
resultado de que las acciones de terapeutas expertos de diferentes orientaciones se están tornando semejantes, aunque
sus conceptualizaciones de los casos puedan ser articuladas en forma distinta...” “... En otras palabras, terapeutas de
distintas orientaciones están haciendo uso de acciones clínicas que resultan exitosas pero no necesariamente
congruentes con sus convencimientos y mandatos teóricos.”
En un estudio realizado con profesionales que habían obtenido su doctorado en psicología clínica, unos
con orientación conductual y otros con orientación psicoanalítica, se observó que 78% de las prácticas
psicoanalíticas y 55% de los procedimientos conductuales eran usados por ambas orientaciones. (Friedling,
Goldfried y Sticker, 1984).
Pese a todo lo dicho sobre la conveniencia de la integración, en 1985 podían encontrarse 412 escuelas o teorías
de psicoterapia. (Kazdin, 1986), número mucho mayor del que ya diez años antes preocupaba a algunos como Parloff
(1976) que escribía que “la psicoterapia se halla aún en su estadio infantil; cualquiera que, en la actualidad, desee una
terapia debe decidir cuál de los más de 130 enfoques existentes será el más útil.” (citado en Goldfried, 1995, p.211).
El mismo movimiento de integración está representado por diferentes modelos de integración, que conforman
nuevas corrientes. Con respecto a los conceptos en que se basan y las formas de encarar la integración, Norcross y
Goldfried (1992) describen tres corrientes: “Eclecticismo Técnico”, “Integración Teórica” y “Factores Comunes”.
Simultáneamente, en la teoría y la práctica actuales, son habitualmente aceptadas la integración de las psicoterapias
con la farmacoterapia, así como los modelos psicoterapéuticos específicamente destinados a una determinada patología
que integran en sus recursos los aportes de distintas corrientes (p.ej.: Kaplan, 1974; Zuercher-White, 1997).
Un estudio realizado en 1986 (Norcross & Prochaska, 1988) dio por resultado el siguiente cuadro de las
combinaciones más frecuentes en las integraciones de dos corrientes psicoterapéuticas:
COMBINACIÓN: PORCENTAJE RANGO
Cognitiva + conductual 12 % 1
Cognitiva + humanística 11 % 2
Cognitiva + psicoanalítica 10 % 3
Humanística + conductual 8% 4
Humanística + interpersonal 8% 5
Humanística + sistémica 6% 6
Psicoanalítica + interpersonal 5% 7
Conductual + sistémica 5% 8
Conductual + psicoanalítica 4% 9
1

Si observamos en este informe la frecuencia total de la incorporación de cada corriente en las prácticas combinadas,
vemos lo siguiente:
CORRIENTE: PORCENTAJE
Cognitiva 33 %
Humanística 33 %
Conductual 29 %
Psicoanalítica 19 %
Interpersonal 13 %
Sistémica 11 %

LAS DIFICULTADES:
En las palabras de Norcross y Goldfried (1992):
“Aunque los psicoterapeutas reconocen en secreto que sus paradigmas no los ayudan adecuadamente en todo lo
que encuentran en la práctica, un montón de fuerzas políticas, sociales y económicas, tales como las organizaciones
profesionales, los institutos de formación y redes de pertenencia, los mantienen prisioneros dentro de los límites teóricos
de sus propias escuelas y característicamente los impulsa a eludir las contribuciones clínicas de otras orientaciones ”.
(Traducido del: Preface, página ix).
Efectivamente, la integración presenta muchos obstáculos. Algunos de ellos fueron descriptos por Goldfried
(1995):
“En sociología de la ciencia se ha demostrado repetidas veces que los campos científicos operan según una
muestra de reglas muy competitivas donde los científicos están motivados para desacreditarse entre sí. Se ganan premios
por descubrir cosas nuevas y no por confirmar hallazgos ajenos.” (Pag. 234).
“En el área de la psicoterapia, donde es más difícil definir los resultados terapéuticos positivos, la competitividad
entre los profesionales es más propensa a generar la proliferación de diferentes escuelas de pensamiento.” (Pag. 234).
“Las etiquetas peyorativas que hemos asignado a los clínicos de otras orientaciones nos han ayudado a mantener
nuestra sensación de identidad y la idea de que nos hallamos en la posesión de la verdad y la eficacia.
Desgraciadamente también nos ha impedido corregir nuestras propias limitaciones clínicas con lo que pueden ser los
aspectos más valiosos de otras orientaciones.” (Pag. 20).

FORMAS DE INTEGRACIÓN:
Norcross y Newman (1992, p.10-15), y también Safran y Messer (1995), consideraban a comienzos de la década de
los 90 que los "tres caminos más populares" elegidos para la integración eran: (1) el "eclecticismo técnico", (2) la
"integración teórica" y (3) los "factores comunes" (o "principios comunes de cambio").
También opinaban que, aunque haciéndolo en distinta forma y a diferentes niveles, las tres formas de integración
compartían un deseo general de aumentar la eficacia, eficiencia y aplicabilidad de las terapias buscando más allá de los
límites de una única teoría o de las técnicas tradicionalmente asociadas a ella.
De acuerdo a estos autores, las tres corrientes pueden describirse así:
(1) Eclecticismo técnico:
Esta forma está caracterizada por la búsqueda del mejor tratamiento para cada persona y problema
basándose en la experiencia y eligiendo las técnicas que mostraron mejor resultado en el pasado para similares
casos.
Los seguidores de esta corriente eligen usar procedimientos tomados de distintas fuentes, basados en su
eficacia y eficiencia, sin necesariamente adoptar las teorías que les dieron origen.
Entre los ejemplos, citan la "Terapia Multimodal" (Lazarus, 1992).
2
(2) Integración teórica:
En este estilo se opta por la integración de dos o más modelos con el propósito de obtener un modelo
teórico cuyos resultados sean mejores que los de cualquiera de los integrados. El énfasis está en la integración
de las teorías en una nueva, además de sumar los recursos técnicos.
El objetivo es lograr una estructura teórica que sintetice los mejores elementos de las integrantes, pero
que será más que una simple combinación porque se busca una nueva teoría que sea más que la suma de las
partes.
Entre los ejemplos se cita el "Abordaje Trans-teórico" (Prochaska y DiClemente, 1992).
(3) Factores Comunes:
Este camino implica la búsqueda de elementos comunes a las escuelas a integrar. En principio la
propuesta se refiere al nivel intermedio, concebido entre las técnicas y las teorías fundamentales, conformado
por lo que podríamos reconocer como las estrategias.
Se toman dos categorías: (1) Los factores comunes o concordantes en ambas escuelas que, por serlo,
brindan verificable respaldo a su eficacia y (2) los factores exclusivos de una escuela que resultan un aporte
especial para determinados trastornos, pacientes, terapeutas o situaciones.
En resumen, el modelo incluye los factores comunes entre las escuelas integrables más los exclusivos de
cada una que demostraron particular utilidad para trastornos específicos.
Entre los ejemplos se cita a la "Integración a través de Similitudes Fundamentales y Diferencias Útiles" (Beitman, 1992).

OTRAS CONSIDERACIONES POSIBLES:


¿Puede haber más de un modelo teórico válido?:
Dado que los modelos teóricos no son ni verdaderos ni falsos, sino simplemente más o menos apropiados o eficaces
para resolver los problemas o predecir consecuencias, bien puede suceder que, para la resolución de ciertos problemas,
sea más apropiado uno y, para otros, lo sea otro. De acuerdo a ello, lo científicamente apropiado es usar para cada
problema el modelo más eficaz.
Esto es lo que sucede con la luz en el campo científico de la física: Para los fenómenos de refracción y reflexión se
usa el modelo ondulatorio (campos electromagnéticos que se propagan en el vacío). En cambio para los fenómenos de
transformación de materia en energía o viceversa se usa el modelo corpuscular (partículas o cuantos).
Por eso, aunque una buena práctica, eficaz y eficiente, requiere en nuestra profesión adoptar un concepto o modelo
teórico único y recurrir a las tácticas y técnicas basadas en este modelo único, también es importante reconocer la validez
de distintos modelos, acordes con: las características del paciente, las características del trastorno, las características del
terapeuta, la situación y muchas otras consideraciones.
Con esto queremos decir que la psicología y la psicoterapia, bien pueden reconocer y considerar científicamente
válidos o respetables dos, tres o más modelos teóricos discordantes entre sí, no requiriendo la elección de uno "triunfador"
universal y excluyente.
Esto ha sido reconocido por algunos psicólogos de orientación integradora, como Jeremy Safran y Stanley Messer
(1998) de los que citamos los siguientes conceptos:
"La búsqueda de un único modelo terapéutico unificado y las quejas sobre el estado preparadigmático y
no científico de la teoría de la psicoterapia surgen de la no comprensión de la naturaleza de la ciencia. En las
ciencias naturales se reconoce que son necesarias múltiples y contradictorias teorías para captar los diferentes
aspectos de los fenómenos subyacentes y que una determinada teoría capta algunos de esos aspectos a
expensas de los otros (Nozick, 1981). Además, los filósofos de la ciencia contemporáneos consideran que la
ciencia se desarrolla a través del pluralismo metodológico en vez de un conjunto uniforme de procedimientos y
criterios." (Safran y Messer, 1998, p.289)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
Beitman, B. (1992) . Integration Through Fundamental Similarities and Useful Differences Among the Schools . En: Norcross, J. &
Goldfried, M. editors. Handbook of Psychotherapy Integration . New York: Basic Books.
3
French, T. (1933) Interrelations Between Psychoanalysis and the Experimental Work of Pavlov .En: American Journal of
Psychiatry, 89, 1165-1203. Citado en: Goldfried & Newman (1992) A History of Psychotherapy Integration. n: Norcross,
J. & Goldfried, M. (editors) . Handbook of Psychotherapy Integration. New York: Basic Books.
Friedling, C., Goldfried, M. & Stricker, G. (1984) Convergences in Psychodynamic and Behavior Therapy. - Paper presented at the
meeting of de Eastern Psychological Association, Baltimore, MD - . Citado en: Goldfried, M. (1995) ***(1996) De la
Terapia Cognitvo-Conductual a la Psicoterapia de Integración. Bilbao: Desclée de Brouwer.
Goldfried, M. (1996) . De la Terapia Cognitivo-Conductual a la Psicoterapia de Integración. Bilbao: Editorial
Desclee de Brouwer.
Goldfried, M. , Castonguay, L. & Safran, J. (1992). Core Issues and Future Directions in Psychotherapy Integration . En: Norcross,
J. & Goldfried, M. (editors) . Handbook of Psychotherapy Integration . New York: Basic Books.
Goldfried, M. & Davidson, G. (1976) . Clinical Behavior Therapy . New York: Holt, Rinehart & Winston. Citado en: Alford, B. &
Beck, A. (1997).
Goldfried, M. & Newman, C.. (1992) . A History of Psychotherapy Integration . En: Norcross, J. & Goldfried, M. (editors) .
Handbook of Psychotherapy Integration . New York: Basic Books.
Goldfried, M. & Powers Goldfried, A. (1986) . ***(1993) . Métodos de Cambio Cognitivo . En: Kanfer, F. & Goldstein, A.
(eds.) . Cómo Ayudar al Cambio en Psicoterapia . Bilbao: Desclée de Brouwer.
Kaplan, H.S. (1974) . The New Sex Therapy . New York: Brunner/Mazel.
Lazarus, A. (1967) . In Support of Technical Eclecticism . En: Psychological Reports, 21 (p. 415-416).
Lazarus, A. (1992) . Multimodal Therapy: Technical Eclectisism with Minimal Integration . En: Norcross, J. & Goldfried, M.
editors. (1992) Handbook of Psychotherapy Integration . New York: Basic Books.
Norcross, J. & Goldfried, M. (eds) (1992). Handbook of Psychotherapy Integration. New York: Basic Books.
Norcross, J. & Newman, C.F. (1992) . Psychotherapy Integration: Setting the Context . En: Norcross, J. & Goldfried, M. editors.
Handbook of Psychotherapy Integration . New York: Basic Books.
Norcross, J. & Prochaska, J. (1988) A Study of Eclectic and Integrative Views Revisted. En: Professional Psychology: Research and
Practice, 19, (p. 170-174). Citado en: Norcross & Newman (1992).
Prochaska, J. & Di Clemente, C. (1992) . The Transtheoretical Approach . En: Norcross, J. & Goldfried, M. editors.
Handbook of Psychotherapy Integration . New York: Basic Books.
Safran, J. & Messer, S. (1998) Psychotherapy Integration: A Postmodern Critique. En: Safran, J. (1998) Widening the Scope of
Cognitive Therapy. The Therapeutic Relationship, Emotion, and the Process of Change. Northvale, NJ: Jason Aronson Inc.
Zuercher-White, E. (1997) Treating Panic Disorder and Agoraphobia. Oakland, CA: New Harbinger Publications.