Está en la página 1de 3

Zaha Hadid fue una arquitecta deconstructivista iraquí (aunque paso la mayor parte de su

vida en el Reino Unido), que pasará a la historia por ser la primera mujer en recibir el premio
Pritzker de arquitectura en el año 2004. Además recibió el premio Mies van der Rohe en y el
premio Stirling en el año 2010 y 2011. En el año 2012 fue nombrada por la reina de Inglaterra
como Comendadora de la Orden del Imperio Británico, y en el año 2015 se convirtió en la
primera mujer en recibir la Medalla de Oro del RIBA (el colegio de arquitectos británico).

Los edificios neofuturistas de Hadid se caracterizaban por las formas curvas con multiples
puntos de perspectiva y geometría fragmentada que buscaban evocar el caos de la vida
moderna. El pasado 31 de Marzo de 2016 Zaha Hadid falleció, a la edad de 65 años, de un
ataque al corazón.

Dame Zaha Mohammad Hadid nació el 32 de octubre de 1950 en Bagdad, la capital de Irak
en el seno de una familia musulmana de clase alta. Su padre, Muhammad al-Hajj Husayn
Hadid, era un rico industrial y político de Mosul, la tercera ciudad más poblada de Irak, que
había co-fundado el partido de izquierda-liberal al-Alahi en Irak en el año 1932, un partido que
tubo una gran relevancia en la política del país durante los años 30 y 40 del siglo pasado, y
posteriormente también ayudaría a fundar el Partido Nacional Democrático de Irak. Su madre,
Wajiha al-Sabunji era una artista de Mosul. Gracias a su posición social privilegiada, Zaha
Hadid pudo irse a estudiar en la década de 1960 a exclusivos internados en Inglaterra y
Suiza.

Hadid estudió matemáticas en la Universidad Americana de Beirut, antes de mudarse en


1972 a Londres para estudiar arquitectura en la prestigiosa Architectural Association School
of Architecture. Allí fue donde conoció a prestigiosos arquitectos que impartían clase en esa
escuela, como el holandés Rem Koolhaas (quien también fue galardonado con el premio
Pritzker), la arquitecta griega Elia Zenghelis o el danés Bernard Tschumi, quienes sin duda
influenciarían su concepción arquitectónica. Durante esos años, Hadid recibió además la doble
nacionalidad británica.

Tras graduarse, Zaha Hadid, empezó a trabajar en el estudio de sus antiguos profesores
Koolhaas y Zenghelis, el Office for Metropolitan Architecture (más conocido como
estudio OMA) en Rotterdam, Países Bajos, y se convirtió en socia del mismo en el año 1977.
Durante su colaboración con Koolhaas conoció a Peter Rice, el ingeniero que haría posibles
sus increíbles estructuras en un tiempo en el que llevarlas acabo parecía casi imposible.

Tras esto Hadid decidió crear su propio estudio de arquitectura, Zaha Hadid Architects, con
sede en Londresen el año 1980, y que en la actualidad tiene una plantilla de más de 400
personas. Su reputación internacional se disparó en el año 1988 tras la muestra de sus increíbles
dibujos arquitectónicos dentro de la aclamada exhibición “Deconstructivismo en la
Arquitectura” en el museo MoMA de Nueva York. Gracias a esta exposición, donde Rolf
Fehlbaum, el dueño de la empresa germana de mobiliario de diseño Vitra quedo fascinado con
sus dibujos, y decidió darle la oportunidad de levantar el que sería su primer proyecto propio, la
estación de bomberos de la fábrica de Vitra, construida en el año 1994.
Además de su trabajo como arquitecta, Hadid dedicó una gran parte de su vida a la
docencia. A mediados de los años 80, Zaha Hadid dio clases en la Escuela de Diseño de
Harvard, donde ostentaba la cátedra Kenzo Tange, y en la Arquitectural Association (su alma
mater).

En los años 90 comenzó a dar clase en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de


Illionois, donde también era catedrática. Además también impartió clases en muchas otras
reputadas universidades de distintos países como la Hochschule für bildende Künste
Hamburg (más conocida como la HFBK de Hamburgo), la Escuela Knowlton de Arquitectura
en la Universidad Estatal de Ohio, la Universidad de Columbia, la Escuela de Arquitectura de
la Universidad de Yale y en la Universidad de Artes aplicadas de Viena.

Además, Hadid fue nombrada miembro honorario de la Academia Americana de las Artes y las
Letras y miembro honorario de el Instituto Americano de Arquitectos. Era además una de las
patronas de “The Architecture Foundation“, una fundación que promueve el desarrollo y la
divulgación de la arquitectura.

Zaha Hadid también diseño tanto espacios interiores (como la “Mind Zone” del Millenium
Dome de la capital británica) como mobiliario (especialmente sus colaboraciones con
la Galería David Gill de Londres, de la que destacamos su increíble colección Liquid Glacial) y
productos de consumo como el Z.CAR, un futurista prototipo de coche de tres ruedas
propulsado por hidrógeno. También a colaborado con marcas de ropa como Lacoste, para la
cual creó zapatos de diseño con su característica estética, y también poseía su propia marca de
ropa (con la que vestía habitualmente).

Pero lo que representa universalmente a Zaha Hadid es su impactante obra arquitectónica.


Pese a que su obra se encuentra enmarcada dentro de la corriente del deconstructivismo, ha
recibido influencias de otras corrientes artísticas como el minimalismo y el cubismo. Sus obras
se caracterizan por un diseño de tipo no lineal, completamente dominado por la curva con
el que pretende dotar a las ciudades de realidades utópicas en las escenas urbanas. Hadid
realizó una gran cantidad de obras en un corto plazo de tiempo por el boom de
los starchitects (arquitectos estrella) en la década de los 2000, más conocido como el efecto
Bilbao, así como por la burbuja inmobiliaria china.

Entre sus principales obras podemos destacar el Centro Cultural Heydar Aliyev, que se
encuentra en la capital de Azerbaiyan, Baku. Fue construido en el año 2013, contando con
diversas instalaciones como un museo con salas de exposiciones, un centro de conferencias así
como oficinas. Este proyecto arquitectónico fue creado por Zaha Hadid con la intención de
transformar y lograr ocupar un lugar central en la vida cultural de la ciudad y el país.

Otra de sus obras más destacas de la Ópera de Guangzhou, situada en la ciudad homónima del
sur de China. Este edificio construido en 2010 consta de una estructura con una superficie de
330.000 metros cuadrados dividida en cuatro volumenes independientes comunicados por
pasarelas sobre grandes patios interiores. El sinuoso diseño del edificio fue creado por Hadid
para transmitir movimiento y fluidez.
Entre sus obras con más repercusión internacional encontramos el Centro Acuático de
Londres, diseñado para acoger las pruebas acuáticas durante la celebración de los Juegos
Olímpicos de la capital británica en el año 2012. Este edificio constituido por una cubierta
ondulada que nace del suelo como una onda (similar al volumen de las piscinas donde se
practica la natación y el buceo), inspirándose en la fluida geometría del movimiento del agua.

También destaca el Museo Nacional de Arte del Siglo XXI de Roma (más comúnmente
conocido como MAXXI) construido en la capital italiana en el año 2009. Cuenta con un
contorno sinuoso, con diversas dimensiones superpuestas y formas complejas, que buscan crear
un campus urbano que se proyecte desde los espacios interiores a la ciudad en su conjunto. Sus
llamativas paredes curvas sirven tanto para exponer obras en el interior como en el interior del
centro, el principal museo de arte contemporáneo de la ciudad.

En España podemos encontrar varias obras (y innumerables proyectos no llevados a cabo) de la


prolífica arquitecta británico-iraquí, pero entre ellas podemos destacar una, el Pabellón
Puente de Zaragoza, construido para la Expo celebrada en el año 2008 en la capital aragonesa.
Este edificio conecta el margen derecho del rio Ebro con el recinto de la Expo, mediante una
planta con forma de un gladiolo tendido de 270 de longitud, cubierto por curvas imposibles
creada para alojar salas de exposiciones sobre la gestión sostenible del agua, y que tras la expo
ha sido utilizado en innumerables campañas publicitarias por su aspecto futurista.

La obra de Zaha Hadid pasará a la historia por su visión innovadora y revolucionaria de la


arquitectura, su uso magistral de la linea curva y ha inspirado a otros grandes
arquitectos posteriores como Ma Yansong (quien trabajó durante su juventud en su estudio), y
por su ardua y fructuosa lucha por destacar como mujer en el panorama arquitectónico
principalmente masculino, que logró convertirla en la primera mujer en ganar el Premio
Pritzker de Arquitectura por su exitosa carrera (el mayor galardón que puede recibir un
arquitecto).

Si te apasiona la obra de esta magnífica arquitecta, te dejamos un link donde podrás


adquirir libros que hablan sobre Zaha Hadid y su obra.