Está en la página 1de 1

LOS PROCESOS DE DESCOLONIZACIÓN DE LA SOCIEDAD Y DEL ESTADO

El proceso histórico de descolonización en Bolivia, actualmente en plena marcha, es un


planteamiento político plasmado en la Constitución, que tiene que ver con el desmontaje del
sistema hegemónico de dominación capitalista que impone prácticas excluyentes. A la vez,
implica construir una institucionalidad capaz de enfrentar los nuevos desafíos.

Ahora bien, cuando desde Bolivia se habla de descolonización, el punto de vista crítico y de
desmontaje del pensamiento moderno occidental es insuficiente porque no estamos
simplemente en un lugar de oposición ni de sola resistencia, sino también estamos, aunque
periféricamente, ubicados en el Estado que se propone explícitamente la tarea de
descolonizar. Esto implica “construir” nueva institucionalidad, por tanto, sostener críticamente
pensamientos “otros”, epistemes “otras” y paradigmas “otros”, que desde nuestro ángulo,
resultan tareas académico-políticas importantes, pero que no inciden en la perspectiva de la
“construcción” que supone otra especificidad a la reflexión y al pensamiento.

Algunas acciones de descolonización que nos pueden servir son:


1. Recuperar las identidades étnicas y culturales, espirituales y la cosmovisión de los
pueblos y naciones originarias,
1. Recuperar la autoestima mediante la toma de conciencia y la reflexión sobre los
valores y principios ancestrales, las formas de organización social, el
aprovechamiento de los recursos naturales y las formas de educación originaria para
una mejor formación de recursos humanos vinculados al proceso de descolonización.
2. Recuperar los saberes y conocimientos, la lengua, la etnohistoria, la tradición y la
historia oral de los pueblos originarios
3. Luchar contra el racismo, la discriminación y todas las formas de sumisión y
subordinación implica su eliminación en todos sus aspectos étnicos, socioculturales y
económicos, así sea mediante mecanismos políticos, jurídicos y legislativos
4. Enfrentar todas las formas de exclusión social, cultural y económica, lo cual implica
luchar por los derechos civiles y políticos de todos, hombres y mujeres, que buscan la
igualdad y la justicia.
5. Luchar contra el patriarcado