Está en la página 1de 1

El Milagro de Anna Sullivan

Helen había ido afuera buscando a su maestra hasta encontrarla y sentándose en sus piernas
le dio un beso en la mejilla… Un simple gesto para muchos, pero significaba el cariño que le
tenía la niña a su maestra, esa muestra de agradecimiento por ayudarle a comprender y
empezar así un viaje de aprendizaje que al inicio costó bastante. Entonces es cuando se
entiende que el amor también es importante en la enseñanza, porque añade bastantes
cualidades, más para poder hacer ese arduo trabajo. Sin embargo, también se puede apreciar
que el amor puede cegar bastante, las personas llegan a confundirlo con otras cosas, como en
el caso de aquella familia que consentían a la niña. Claramente se comprende que en una
situación así sin saber cómo educarla se cae en lo más fácil, pero esto también afectó en el
desarrollo de la pequeña.

¿Qué tanto sabemos del amor? Es una pregunta a mi parecer interesante, ya que muchas veces
nos quedamos sin palabras al tratar de comprender este sentimiento que es tan amplio, que
abarca tantas cosas y que la mayor parte del tiempo se simplifica olvidando la profundidad
con que debe tratarse. Y es que diferenciar los otros sentimientos del amor es una línea
delgada, donde se confunde, como en el caso de la película, consentir con amar.

En el caso de la enseñanza, amar va de la mano con aceptar que quizás en ese momento el
niño sienta molestia e incluso un leve odio hacia ti, pero con el tiempo todo se aclara y al
final se agradece esa enseñanza. Así mismo se puede notar en la película. Helen mostraba
recelo hacia Anna quien con paciencia (al inicio declaró que “ni siquiera la quería”) y
perseverancia siguió insistiendo hasta que ella misma se encariñó con la pequeña haciendo
que tuviera aún mayor pasión por educarla, por mostrarle el mundo, porque el amor también
demuestra eso, que no hay egoísmo y por ello quería enseñarle que todo tiene un significado.

Al final de cuentas, la mayor parte del tiempo nos movemos por amor, lo importante claro
es, entender qué tipo de amor nos está llevando, como lo estamos entendiendo y cómo
podemos cuidarlo para que sea aún mejor en todo ámbito donde se desarrolle este profundo
sentimiento que abarca demasiados temas, casos y pensamientos.

Carmen Rivera Véjar - Ingeniería Civil Industrial.