Está en la página 1de 7

+En septiembre de 1886, en el Pazo de Meirás, rodeada de naturaleza y bibliotecas, “desde este

oasis” (Pardo Bazán 1973: 732), Emilia Pardo Bazán escribe los famosos Apuntes autobiográficos.
Este texto acompañará, a modo de prólogo, la publicación de Los Pazos de Ulloa, obra publicada
en 1886 en Barcelona por la editorial de Daniel Cortezo. La obra, que inaugura la colección
Biblioteca de novelistas contemporáneos, es la única provista de un prólogo y unos apuntes
sobre la vida del autor. Tal y como indica la autora en la primera redacción manuscrita de los
Apuntes, fueron precisamente los editores los que “me han manifestado deseos de que la
encabezase con unos apuntes [de carácter] autobiográfico [-literario]”. Estos deseos de los
editores parecen tener un origen claro: la curiosidad por entender cómo una mujer de clase alta,
aristócrata, adinerada, progresista a la vez que carlista, monárquica, y neocatólica se ha
convertido en la figura introductora y protagonista del naturalismo en España. Hicieron bien, ya
que este fenómeno sigue hoy en día incendiando nuestra curiosidad. Por ello, quiero dedicar
esta semblaza biográfica al periodo que constituye la formación intelectual de doña Emilia.

El 16 de septiembre de 1851 en el centro de la ciudad de A Coruña, en la calle Riego del Agua


número 3, viene al mundo Emilia Pardo Bazán en el seno de una familia de la baja nobleza gallega
donde “existe un predominio de juristas en la línea paterna y de militares en la materna” (Faus
2003: 57), profesiones ligadas, claramente, a la hidalguía. Emilia, como hija única, disfruta las
atenciones de sus jóvenes y enamorados padres que, sin duda, ejercerán una fuerte influencia
en la formación del carácter de la niña.

Su padre, José Pardo Bazán y Mosquera, fue un político español liberal, parte del partido
progresista de Salustiano de Olózaga. Esta liberalidad del padre no solo se produce en el ámbito
político, sino que también le otorga una gran libertad que permita saciar la voraz avidez lectora
de la joven Emilia: “Mi pobre padre era muy feminista y me educó en una amplia libertad de
consciencia” (En una entrevista en La esfera Faus 2003: 64). Por ello, el padre se convertirá en
una figura de capital importancia para Doña Emilia, acudirá a él en busca de cariño y consejos
hasta la muerte de este en 1890. En una carta a Menéndez Pelayo sobre la muerte de su padre,
observamos este cariño y devoción: él formaba parte de un “raro grupo de padres que para sus
hijos son a la vez amigos, consejeros, protectores durante toda su vida, y al mismo tiempo son
la representación viva del honor y de la bondad” (Faus 2003: 64). Sin embargo, esta descripción
también podría encajar con la figura de la madre, ya que esta tampoco se queda atrás. Amalia
de la Rúa Figueroa y Somoza es una bella “mujer inteligente, activa y sumamente habilidosa”
que destaca por sus dotes e inquietudes en los terrenos de la cocina, costura y pintura que se
convierte en un “constante y abnegado apoyo” (Faus 2003: 67) para la joven.

1
Por lo tanto, se puede considerar que, protegida por sus padres, Emilia vive una infancia no solo
propicia para el desarrollo intelectual, sino que, principalmente, feliz y plena. La propia autora
recuerda con morriña y ternura la casa de su infancia: “casa como la mía, donde se leía tanto y
se conversaba de letras con amplia libertad” (Pardo Bazán 1973: 706).

El 1860, a la edad de “ocho o nueve años” (Pardo Bazán 1973: 702) se producen dos hechos que
marcarán fuertemente el carácter y la formación de doña Emilia. En primer lugar, tiene lugar lo
que la autora califica de “mi primer recuerdo literario” (Pardo Bazán 1973: 699). Al final de la
primavera, llegan a Coruña las tropas con motivo de la terminación de la guerra de África. El ir y
venir de los soldados, la novedad frente a estos hombres, sus armas y sus trajes, enciende su
fervor patriótico y, además, lírico. Así, Doña Emilia compone, con solo ocho años, su primer
poema sobre el fin de la Guerra de África.

La vocación literaria de Emilia parece haber despertado pronto. No obstante, esta no es la única
que despierta en el verano de 1860. En la Torre de Miraflores, una casa solariega de Sangenjo
alquilada por sus padres para pasar el verano descubre una pequeña biblioteca del dueño. La
emoción de este descubrimiento parece seguir todavía en la autora que, años más tarde, se
refiere a este con las el sentimiento que, quizás, la inundó en ese preciso momento: “¡Libros,
muchos libros, que yo podía revolver, hojear, quitar, poner otra vez en el estante!” (Pardo Bazán
1973: 702). En este su nuevo paraíso, va a descubrir la lectura de los clásicos entre los cuales se
yerguen como favoritos La Biblia y el Quijote.

Frente a esta situación, ni a sus padres, ni a sus preceptores se les escapa la inteligencia,
vocación y talento, tanto para el estudio como para las letras, de la niña de ocho años. Por ello,
sus padres, instalados ya desde en Madrid desde 1854, deciden que la pequeña Emilia asista al
colegio francés, “flor y nata a la sazón de los colegios elegantes” (Pardo Bazán 1973: 702).
Aunque el recuerdo de este colegio que predomina en la memoria de doña Emilia sea el de un
trato “peor que los galeotes” (702), este colegio le aportó, sin duda, la capacidad de hablar un
francés fluido.

En 1863, su familia vuelve a establecerse en la Coruña, tanto en invierno como en verano. La


joven continuará así su formación de forma autodidacta que fue, sin duda, “la parte más
importante de la educación de Emilia” (Faus 2003: 80). La joven es, sin duda, feliz, rodeada por
sus amigos, sus padres, los libros de la biblioteca y las pequeñas poesías a las que se consagra.
Todavía la pluma de doña Emilia no ha tocado la prosa, no será hasta más tarde, en 1966, el año
en En 1968, “tres acontecimientos importantes en mi vida se siguieron muy de cerca: me vestí
de largo, me casé y estalló la Revolución del 68” (Pardo Bazán 1973: 706). Efectivamente, el 10

2
de julio de 1968, contrae matrimonio con don José Quiroga y Pérez Deza, originario de Orense,
heredero de hidalgos gallegos, carlista y joven estudiante. La relación empieza bien, ambos
novios coinciden en su posición política y disfrutan de su viaje de novios en Sevilla. No obstante,
a lo largo de los años, su relación se erosionará, a causa de la “falta de sintonía intelectual y
temperamental existente entre ambos” (Faus 2003: 111).

Con el advenimiento de la República, “más nublado que nunca el horizonte […] pasamos a
Francia con ánimo de ver correr tranquilamente desde París las turbias aguas” (Pardo Bazán
1973: 708). Al volver a España en 1973, es sorprendida por un fenómeno que “preocupaba los
ánimos”, “un nuevo movimiento intelectual” se produce el segundo momento más
importante para la formación intelectual, su contacto con el krausismo. En los Apuntes
autobiográficos, admite que “procuré enterarme leyendo los textos en que se encerraba la
doctrina” (Pardo Bazán 1973: 709)

[Cancelar]Juventud

a. Boda
Poco antes de 1868= empieza sus primeros ensayos en prosa. Hasta este momento
solo poesía.
Se casa el 10 de Julio de 1968 = familia de la nobleza gallega
Don José= “convencido seguidor de don Carlos” (Faus 2003: 109)
“falta de sintonía intelectual y temperamental existente entre ambos”(Faus 2003: 111)
Viaje de novios por Sevilla
1969= se trasladan para que José siga sus estudios= anécdota= ella tiene más buenas
notas.
1969= título de conde. Se aleja de los liberales (su padre).

b. Viajes
VIAJES= museos, lecturas, amigos= PROPICIA SU VOCACIÓN LITERARIA. + CREE VER
UNA SUPERIORIDAD EN OTRAS CULTURAS. “nacerá en Emilia el afán docente y
divulgador” (Faus 2003: 127)

c. Viaje a Francia

d. Krausismo
Influencia de los krausistas= “apertura mental”(Faus 2003: 120)
A la vuelta de este viaje= “el krausismo se halla en el cénit de su fama” (Faus 2003:
128). Lo dice en los apuntes

Amistades
i. Linares
ii. Giner

3
e. Descubrimiento escritores españoles
f. Descubrimiento de escritores franceses
g. Década de los 80= novelas y consagración

FAUS, Pilar (2003): Emilia Pardo Bazán: su época, su vida, su obra, Tomo I, Fundación Pedro
Barrié de la Maza, A Coruña.

En Galicia= encuentra a krausistas. Augusto González de Linares y Laureano Calderón.

No lo nombra en las memorias-

Linares= liberal y progresista. “Atraída por las cualidades intelectuales” (Faus 2003: 131) =
solicita su ayuda para mejorar sus conocimientos.

1975= expulsión de los universitarios. (Faus 2003: 131). Emilia, enamorado, incluso propone
fugarse. Se va de Santiago y luego, en 1879, a Francia.

« hasta tal punto se sentirá atraido por el amor de Emilia, que llega a romper su relación
epistolar con su novia Amalia Bustamante”(Faus 2003: 133)

El escrito sobre el padre Feijoo = «correspondía el modelo del neocatolicismo”(Faus 2003: 158)

Giner considera el fallo de Oviedo ilegal (Faus 2003: 159)

“Ve usted con odio mis aficiones […] usted cree que nunca haré nada que mejore la sociedad”
CARTA (Faus 2003: )

1876 : « son frutos del entusisasmo cientificista inculcado por González de Linares” (Faus 2003:
165)

Empieza a publicar en revistas CATÓLICAS.

INFLUENCIA DEL PATRIOTISMO CATÓLICO DE MENÉNDEZ PIDAL

CARTA a Giner: “Yo quisiera tomarme las cosas como usted se las toma: ¡pero si no puedo!”
(Faus 2003: 185)

CARTA A GINER = el amor por el trabajo: “creo que el que tiene disposición para escribir debe
hacerlo empezando por poco para ir a más; errando algunas veces para acertar otras”(Faus
2003: 185)

MARCELINO: «A propósito de la tal doña Emilia, te diré que en los pocos días que la vi en
Madrid me pareció algo demasiadamente bas-bleu, aunque mujer de indisputable talento y de
mucha ciencia. También me pareció muy inclinada a los krausistas, ateneístas y demás gente
dañina y levantisca, por lo cual he llegado a temer que dé el salto y se haga librepensadora al
modo de doña Concha Arenal. Además, es fea, con lo cual tiene mucho adelantado para ser
krausista». (Faus 2003: 192)

4
LA CUESTIÓN PALPITANTE= afán de divulgación

Se separa de su marido 209.

Tras la polémica= 80= salen sus novelas, prestigio.

Sobre lo que Giner piensa que puede ser una nueva relación. CARTA: “la alarma que usted
manifestó”. (Faus 2003: 241)

“Dentro de esa ansia educativa y ética del español […]Emilia será uno de sus objetivos” (Faus
2003: 247)

CARTA A GINER : « usted me tenía y me tiene aún, por mujer no tonta ni enteramente inculta y
de malos sentimientos, pero sí pretenciosa, presuntuosa, amiga de lucir y divertirse”(Faus
2003: 248)

« Yo no soy hipócrita, aspiro a la gloria de las letras”(Faus 2003: 250)

« Ya sabe usted que siempre recibo con gusto e interés sus observaciones. ¡Son aquí tan pocos
los lectores que miran un libro con alguna seriedad” (Faus 2003: 252)

1884= tenía relación con sus amigos catalanes, Yxart y Oller.

PENAS, Ermitas (2004)

“Sus cartas de V. me producen siempre una reacción favorable” (Penas 2004 : 104)

Giner, en un sentido recíproco, también buscó y encontró una persona a quien orientar, una
discípula especial (Penas 2004 : 106

Por un lado, su inteligencia, sus grandes inquietudes culturales, su laboriosidad, su talante


liberal y comprensivo para quienes no compartían sus ideas. Por otro, su talento literario6 .
Añade, además, una última causa que nos parece de capital importancia: su condición de
mujer, lo cual, como en el caso de Concepción Arenal, podía ser “punta de lanza de la labor
feminista ya iniciada por los krausistas durante el período revolucionario. Con la ventaja sobre
doña Concepción, de poseer un temperamento más agresivo y luchador” (249).(Penas 2004 :
107)

don Francisco orienta un proceso de aprendizaje que ella ya había comenzado antes de forma
autodidacta (Penas 2004 : 107)

Más adelante, aunque doña Emilia siga escribiendo poesía, comienza a involucrarse en otros
proyectos más interesantes. También a frecuentar nuevas lecturas, algunas recomendadas por
Giner. En la necrológica de La Lectura, Pardo Bazán considera entre “el tesoro de luces y de
auxilios” (1520) que le debe, más difícil que “reconocer la deuda” (1520), el que le indujese a
“estudiar, a viajar, a conocer idiomas y autores extranjeros y, al propio tiempo a sentir la
poesía del ambiente patrio y hasta del casero y familiar” (1520). (Penas 2004 : 107)

5
Gracias a ellas se inició en la filosofía, pasando de una desordenada dedicación lectora,
alimentada por su sempiterna curiosidad, a otra más sistemática y rigurosa en que el simple
placer es sustituido por el esfuerzo. (Penas 2004 : 109)

Y esto es lo que llega a Pardo Bazán13, que no pasó por alto la idea gineriana, aplicada
rigurosamente por la Institución, de que el ser humano se convierte en la educación y por la
educación en persona. (Penas 2004 : 111)

Carta 1879: si V. y los amigos de V. pudiesen tener parte en la educación de mi angelito, por
poco que la inteligencia le ayudase, saldría (usando un símil académico) como Apolo de manos
de las musas. (Penas 2004 : )

“Pero Giner ganó esta batalla. Doña Emilia supo asimilar que el maestro no pasaba porque
fuese una más en el mundillo literario, que era necesario el estudio, la lectura sistemática y el
compromiso, patente, sobre todo, en su labor periodística y ensayística.” (Penas 2004: 121)

NECROLÓGICA: ideas, le pone en camino a la novela.

“Sus cartas de V. tienen el privilegio de hacerme perder el equilibrio de mi sereno espíritu, de


llegarme siempre a algo íntimo y profundo y de obligarme, sans délai, a coger la pluma” (17-V-
1880, p. 385).” (Penas 2004: 126)

PARDO BAZÁN, Emilia (1973), Apuntes autobiográficos, en Obras completas, Tomo III, ed.
KIRBY, Harry L. Aguilar, Madrid.

“Mi primer recuerdo literario” (Pardo Bazán 1973: 699)

Biblioteca de Miraflores = hallazgo de una gran biblioteca. (Pardo Bazán 1973: 699) = Biblia, El
Quijote-

“Era yo de esos niños que leen cuanto cae por banda” (Pardo Bazán 1973: 702)

“flor y nata a la sazón de los colegios elegantes” (Pardo Bazán 1973: 702), “peor que los
galeotes” (702)

Biblioteca del padre “era la de un hombre ilustrado” (Pardo Bazán 1973: 703) ) “Conquista de
Méjico”, Plutarco

Los de la parte de arriba= “manzana del Paraíso”( Pardo Bazán 1973: 703), románticos
franceses.

Familia= -“casa como la mía, donde se leía tanto y se conversaba de letras con amplia libertad”
(Pardo Bazán 1973: 706)

“tres acontecimientos importantes en mi vida se siguieron muy de cerca: me vestí de largo, me


casé y estalló la Revolución del 68” (Pardo Bazán 1973: 706)

Afición al teatro 708

Advenimiento de la república =”Más nublado que nunca el horizonte […] pasamos a Francia
con ánimo de ver correr tranquilamente desde París las turbias aguas” (Pardo Bazán 1973:
708)

6
“Al regresar a España observé que […] preocupaba los ánimos un nuevo movimiento
intelectual […] Llamábase esta novedad filosofía alemana o krausismo, y se contaban de sus
adeptos mil particularidades extravagantes y contradictorias, propias para inflamar la
curiosidad más incombustible” (Pardo Bazán 1973: 709)

“procuré enterarme leyendo los textos en que se encerraba la doctrina” (Pardo Bazán 1973:
709)

Se hace amigos= “Distinguíase por cierta rigidez moral unida a propósitos innovadores y
extraños, y a diferencia de la generalidad de los filósofos […] tenían empeño excesivo, y a
veces nimio, de aplicarlos a todas las cosas de la vida” (Pardo Bazán 1973: 710)

“Hoy comprendo cuánto debo a la curiosidad aquella que me movió a revolver documentos
krausistas. Merced a ella cobré afición a la lectura seguida, metódica y reflexiva, que pasa de
solaz y toca en estudio. Mi cerebro se desarrolló, mis facultades intelectuales se pusieron en
actividad” (Pardo Bazán 1973: 710)

Pot 74 75= “ignoraba la existencia de Galdós y Pereda, y apenas tenía noticia de la de Valera”
(Pardo Bazán 1973: 711)

“A causa del nacimiento de mi hijo, nos habíamos establecido en La Coruña”= publica en


revistas regionales (Pardo Bazán 1973: 715)

“Con Pepita Jiménez empecé mi función de desagravios con las bellas letras nacionales” (Pardo
Bazán 1973: 716) = descubrimiento “infundió la idea de probar a escribir también algo
novelesco”

“mi afición por la novedad” (Pardo Bazán 1973: 717) = lee a Zola

1880= Vichy. “leí por primera vez a Balzar, Flaubert, Goncourt y Daudet”( Pardo Bazán 1973:
719)

“mi objeto era decir algo, en forma clara y amena, sobre el realismo y naturalismo” (Pardo
Bazán 1973: 721) // “no me limité a traducir para el público español el naturalismo francés”
(723)

La Tribuna “estudio inmediato de la realidad” (Pardo Bazán 1973: 727)= como los Pazos

“Desde este oasis te escribo” (Pardo Bazán 1973: 732)

Victi

“la galofobia del jefe krausista […] provenía del convencimiento de que la cultura francesa,
resultaba perjudicial al genio español” 110

“existencia de un genio nacional” (115)

**Wissenschaft