Está en la página 1de 6

Tribunal : 01° Juzgado de Letras de Linares

Carátula : BANCO DEL ESTADO DE CHILE con FIGUEROA


Rol : C – 2034 - 2014
Cuaderno : Apremio.-

En lo principal: Suspensión de la subasta por razones que indica.- En el Primer Otrosí:


Providencia urgente.-

S.J. DE LETRAS DE LINARES (01°)

MARIO ESPINOSA VALDERRAMA, abogado, por el ejecutado en autos sobre


juicio ejecutivo caratulados, “BANCO DEL ESTADO DE CHILE con FIGUEROA”, causa rol
C – 2034 - 2011, cuaderno de apremio, a US., respetuosamente digo:

Que vengo en solicitar a SS., se sirva disponer la suspensión de la subasta


decretada en autos, para este día 14 de marzo de 2016, a las 10.00 horas, en virtud de
las siguientes consideraciones de hecho y de derecho que a continuación expongo:

Es del caso que el extracto de aviso de remate practicado en autos no cumple


con los requisitos legales.

Dispone el artículo 489 del Código de Procedimiento Civil que “Los avisos serán
redactados por el secretario y contendrán los datos necesarios para identificar los
bienes que hayan de rematarse”

Del claro tenor del artículo 450 del Código de Procedimiento Civil, que se limita
a decir de la ubicación y datos de inscripción del inmueble, se infiere que el aludido
artículo 489 exige TODOS AQUELLOS DATOS QUE PERMITAN, A LOS TERCEROS
INTERESADOS EN ADQUIRIR INMUEBLES, TENER CONOCIMIENTO CABAL DE LA COSA
OFRECIDA EN LA SUBASTA QUE SE ANUNCIA.
Son reglas destinadas a garantizar la esencial publicidad de la subasta, que de
otro modo no se llamaría “remate público” como lo caracteriza el artículo 485 del
Código de procedimiento civil.

En consecuencia en esta fase preliminar de la realización del inmueble


embargado se trata de precisar la “oferta” de su venta en pública subasta como uno de
los elementos de formación del consentimiento para la celebración del contrato. Esta
oferta debe contener la descripción del objeto determinado sobre que versa, esto es,
lo que para su publicidad llama el código “datos necesarios para identificar los bienes
que van a embargarse”, de modo que el postor que participe en la licitación solamente
tenga que dar su aceptación para que se entienda celebrado el contrato por la mejor
postura que el haga. De otro modo, no habría consentimiento perfecto sobre la cosa,
como uno de los elementos esenciales del contrato de compraventa (artículos 1.460,
1.461, 1.793 y 1.801 del Código Civil).

Resulta lógico entonces que la publicidad recaiga sobre el objeto así


determinado por los datos necesarios para identificar los bienes que van a rematarse.

¿Cuáles SON ESOS DATOS? La respuesta SS. Debe darse en forma acorde con
las demás reglas que la legislación señala cuando se trata del título y su inscripción de
dominio; esto es, el “nombre si lo tuviere y linderos” del predio, con su ubicación,
fojas, numero, registro y año de la inscripción con que se le individualiza en esta,
conforme a los articulo 70 y 78 Nº 4º del reglamento del Registro Conservatorio de
Bienes Raíces y 450 del Código de Procedimiento Civil.

Coincidente con estas consideraciones, el connotado profesor SOMARRIVA en


su obra “Las obligaciones y los contratos ante la Jurisprudencia” (Editorial
Nacimiento, Santiago 1939, Segunda parte), expresa que “también la nulidad de la
compraventa puede provenir de la indeterminación de la cosa” lo que sucede si se
vende un predio sin indicar sus deslindes, citando en ese sentido un fallo de la CORTE
SUPREMA de fecha 25 de mayo de 1916.
Así las cosas SS. el extracto publicado carece de los requisitos mínimos para la
individualización del predio a rematarse toda vez que no señala sus deslindes,
limitándose sólo a señalar los datos de inscripción de dominio.

En las bases de la subasta aprobadas por SS. se individualizan claramente el


plano archivado al que pertenece el inmueble a subastar y asimismo, los deslindes que
conforme a dicho plano, el inmueble tiene. Ambos son antecedentes fundamentales
para la correcta individualización del inmueble, y por ende, para que la OFERTA cumpla
con los requisitos legales. Como bien sabe SS., la formación del consentimiento en
todo contrato se compone de dos actos jurídicos unilaterales: la oferta y la aceptación.
Y la oferta debe ser completa, en sentido tal que sólo baste la aceptación del
destinatario de ella para que el contrato se repute perfecto. Y ahí está precisamente el
defecto de que adolece la oferta efectuada a través del extracto publicado: la oferta no
es completa pues falta la completa individualización del inmueble a subastar.

Los artículos 486, 487, 488 y 489 del Código de Procedimiento Civil establecen
las condiciones mínimas en las cuales debe efectuarse la subasta de inmuebles, estas
normas pueden ser complementadas por el ejecutante a través de un escrito de bases
de la subasta al cual se refiere el inciso 2º del artículo 491 del Código de Procedimiento
Civil, pero en ningún caso dicho escrito puede alterar lo establecido por las normas
antes indicadas, por lo que de todas formas, necesariamente el extracto que se
confeccione debe cumplir estrictamente con los requisitos legales y ser fiel a las bases
aprobadas en autos.

De esta forma, los defectos denunciados del extracto publicado en estos autos,
transgreden lo dispuesto en el artículo 489 del C. de P.C. y afectará la validez de la
subasta en el evento en que ella llegare a verificarse. El ejecutante alteró el ritmo
normal del juicio atentando contra el espíritu y la esencia de la subasta pública, es
decir, la más amplia publicidad, claridad y eficacia del acto, de modo que su resultado
beneficie al acreedor y no perjudique en exceso al deudor.

Se trata, por consiguiente, de las formalidades de publicidad del remate,


establecidas por el legislador en interés del acreedor y del deudor, y, en el fondo, de la
justicia misma; sin publicidad conforme a la ley, el remate público quedaría
desvirtuado en su objetivo, consistente en atraer al mayor número posible de
compradores y, como consecuencia de la puja, obtener el mayor precio para los bienes
subastados.

La falta de publicaciones hechas con arreglo a la ley, que informen realmente al


público cuál es el inmueble a subastar, y el resto de las bases aprobadas, atenta
precisamente contra el carácter de subasta pública, transgrediéndose de estas forma
las normas en comento.

Este defecto de que adolece el extracto publicado le causa un grave perjuicio a


mi representado, por cuanto formulada la oferta de manera deficiente, ello conlleva la
ausencia de otros postores a la subasta por lo que el banco ejecutante estará en
condiciones de adjudicarse el inmueble con cargo al crédito, e incluso rebajado en un
tercio, cantidad que ES MUY INFERIOR al avalúo comercial del inmueble subastado.

Se está afectando los requisitos de publicidad de la subasta, que son esenciales


para su validez a tendido precisamente su carácter de subasta pública.

Así, el patrimonio de mi representado sufrirá un detrimento irreparable, pues


se verá despojado de quizás el bien más preciado e importante que una persona puede
aspirar, cual es el de la vivienda, ya que ante la ausencia de postores y la adjudicación
del inmueble con cargo al crédito cobrado por parte del banco ejecutante, mi
representado se verá impedido de obtener un saldo a favor, dinero que le permitiría
comenzar de nuevo con su vida familiar y adquirir una nueva propiedad o bien, tener
dinero para buscar dónde vivir.

Por otra parte, es del caso S.S., que el ejecutante no ha acompañado


Certificado de Hipotecas y Gravámenes como tampoco Certificado de dominio
vigente actualizado con una vigencia no superior a 30 días hábiles a la fecha de la
subasta, en sentido de dar cumplimiento a lo dispuesto en el art. 1464 nº 3 del Código
Civil, el que señala que hay objeto ilícito en la enajenación de las cosas embargadas
por decreto judicial, a menos que el juez lo autorice o el acreedor consienta en ello. En
este sentido si se llegara a producir la hipótesis en que el inmueble embargado en
autos, también lo esté por otro tribunal, si llegare a producirse la subasta ordenada en
estos autos, sin cumplirse lo antes señalado, ésta adolecerá de objeto ilícito y por
ende, de un vicio de nulidad absoluta, conforme lo dispone el artículo 1.682 del Código
Civil.

El artículo 84 del C. de P.C. concede a SS. la facultad para que, de oficio, pueda
corregir los errores que observe en la tramitación del proceso y, asimismo, tomar las
medidas que tiendan a evitar la nulidad de los actos de procedimiento. En autos se
pretende llevar a cabo una subasta pública de un bien raíz, cuyas publicaciones no
cumplen con lo dispuesto en el artículo 489 del Código de Procedimiento Civil.

En virtud de todo lo anteriormente expuesto, procede que Ss. suspenda el


remate fijado para el día 14 de marzo de 2016, fijando nuevo día y hora al efecto y
ordenando a la ejecutante que dé estricto cumplimiento a lo dispuesto en el artículo
489 del C. de P.C. y a lo ordenado en las bases de la subasta.

POR TANTO; en virtud de lo expuesto y lo dispuesto en los artículos 84, 450,


489 del Código de Procedimiento Civil y demás normas citadas y pertinentes,

RUEGO A SS. se sirva disponer la suspensión de la subasta pública ordenada en autos


para este 14 de marzo de 2016, fijando nuevo día y hora al efecto y ordenando a la
ejecutante que dé estricto cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 489 del C. de P.C.
y a lo ordenado en las bases de la subasta, y junto con ello, acompañar certificado de
dominio vigente e hipotecas y gravámenes con una vigencia no superior a 30 días
hábiles, a objeto de dar cumplimiento a los dispuesto en el artículo 1464 n°3 del
Código Civil.
PRIMER OTROSÍ: Atendido el estado de la causa, y especialmente que se encuentra
ordenada la subasta para este día 14 de marzo de 2016, RUEGO A SS. se sirva proveer
este escrito como providencia urgente.