Está en la página 1de 41

1

3 Informe de resultados de la
4

5
Segunda Agenda Estratégica

Acción 1. Actualización del


Modelo Educativo (Programa
Prioritario N. 3 del PDI)
6

10

11

12

13

14

15

16

17 MODELO EDUCATIVO PARA LA FORMACIÓN INTEGRAL


18

19 (Propuesta)
20

21

22

23

24

25

26

27 Diciembre 2010
28 CAPÍTULO I. EL CONTEXTO DE LA EDUCACIÓN Y SUS RETOS........................................ 4

29 I ELEMENTOS DEL CONTEXTO EXTERNO ................................................................................................ 4

30 II ELEMENTOS DEL CONTEXTO INTERNO ............................................................................................... 12


31 2.1 Misión ........................................................................................................................................ 12
32 2.2 El Modelo Educativo y Académico ............................................................................................. 12
33 2.3 La UADY en 2010 ........................................................................................................................ 14
34 2.4 Conclusiones .............................................................................................................................. 16

35 CAPÍTULO II. EL MODELO EDUCATIVO PARA LA FORMACIÓN INTEGRAL ............. 18

36 I ¿QUÉ ES UN MODELO EDUCATIVO?................................................................................................... 18

37 II FUNDAMENTACIÓN FILOSÓFICA........................................................................................................ 18

38 III FORMACIÓN INTEGRAL ..................................................................................................................... 20

39 IV ACTORES DEL MODELO ...................................................................................................................... 21


40 4.1 El rol del estudiante ................................................................................................................... 21
41 4.2 El rol del profesor ....................................................................................................................... 22
42 4.3 El rol de la gestión educativa ..................................................................................................... 25

43 V LOS EJES DEL MODELO ....................................................................................................................... 27


44 5.1 La educación basada en el aprendizaje ........................................................................................... 28
45 5.2 La educación basada en competencias ........................................................................................... 31
46 5.3 La responsabilidad social ............................................................................................................... 33
47 5.4 La flexibilidad del proceso educativo ............................................................................................... 35
48 5.5 La innovación ............................................................................................................................... 36
49 5.6 La internacionalización .................................................................................................................. 38

50 VI. LOS PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS DEL CURRÍCULO .................................................................................. 39

51

52
53
54 CAPÍTULO I. EL CONTEXTO DE LA EDUCACIÓN Y SUS RETOS
55

56 I ELEMENTOS DEL CONTEXTO EXTERNO


57 El contexto global de este siglo se caracteriza por cambios estructurales en todos los órdenes, que
58 trascienden de manera importante en nuevos modos de producción basados en el saber, por lo que
59 la riqueza de los países, hoy día, tiende a medirse con base a su capacidad de generar y aplicar
60 innovadoramente el conocimiento (Waldmann y Gurovich, 2005) y la capacidad de producir, adaptar
61 y utilizar el conocimiento científico y tecnológico a los requerimientos sociales. Ante este escenario,
62 se vislumbra a la educación como el peldaño crucial para atender las problemáticas sociales,
63 humanas, culturales y de sustentabilidad, en un marco de macro tendencias como la globalización,
64 la conformación de las sociedades del conocimiento y las grandes innovaciones científicas,
65 tecnológicas y sociales (UNESCO, 2005).
66
67 Hoy día, la economía se basa en el conocimiento y el fortalecimiento de la identidad de una cultura
68 globalizada, en la que se hace cada vez más evidente la brecha entre países desarrollados y los que
69 están en vías de desarrollo, agudizándose la desigualdad económica, la marginación y la exclusión
70 social, sin dejar de lado el deterioro ambiental.
71
72 También es cierto que se ha conferido en el modelo económico de los países una gran prioridad al
73 capital humano, en donde la educación tiene un papel importante para fortalecerlo en el desarrollo
74 de las competencias necesarias para participar con propuestas que contribuyan en la solución de los
75 problemas de las sociedades del conocimiento (UNESCO, 2005).
76
77 La Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha desempeñado una labor importante al incorporar
78 en la agenda de todos los países a la educación como tema central; ha hecho énfasis en no perder
79 de vista que ésta es una herramienta para el desarrollo sostenible de las personas y las sociedades.
80 Es importante señalar que en la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior 2009 de la
81 UNESCO: La nueva dinámica de la educación superior y la investigación para el cambio social y el
82 desarrollo se llegó a la conclusión de que para enfrentar con creatividad los desafíos del siglo XXI
83 es necesario:
84 a) Retomar al binomio enseñanza–investigación como fuente de innovación y creación de
85 conocimientos, permitiendo, de esta manera, difundir sus resultados con mayor rapidez;
86 b) Recurrir a procesos de colaboración entre el bien público y las asociaciones privadas para
87 impulsar y definir políticas que busquen igualdad de oportunidades al servicio de la cohesión
88 social;
89 c) Atender la demanda que es cada vez más creciente, asegurando su calidad, mediante el
90 acompañamiento y el uso de las tecnologías de información y comunicación que conduzcan
91 con equidad al éxito;
92 d) Preservar la libertad académica y la responsabilidad personal de pensar, investigar, enseñar
93 y publicar, teniendo como condición el progreso científico;
94 e) Alentar la internacionalización y el respeto a la diversidad cultural, mediante la cooperación;
95 f) Facilitar la movilidad de estudiantes y docentes, mediante la comparabilidad de los
96 programas educativos y la conformación de redes;
97 g) Formar ciudadanos de la nación y el mundo, mediante los valores que sirvan como una
98 herramienta para la construcción de la identidad nacional y de una ciudadanía mundial, y
99 h) Fomentar el desarrollo sostenible, con programas educativos que promuevan la
100 responsabilidad social y la innovación educativa (UNESCO, 2009).
101
102 Así mismo, mantiene vigentes las recomendaciones que la misma organización hiciera en su
103 Conferencia para la Educación Superior de 1998, en donde enfatiza en el Informe Delors la
104 importancia de generar una cultura de la paz, promover el aprendizaje permanente, el uso de las
105 tecnologías de la información, buscar la pertinencia de los programas académicos con las
106 problemáticas sociales, del mercado ocupacional y del desarrollo profesional, la vinculación con el
107 mundo del trabajo y el empleo de métodos innovadores para propiciar el pensamiento crítico y la
108 creatividad de los estudiantes (Delors, 1998).
109
110 Se puede advertir en el ámbito mundial otras tendencias que están teniendo una gran influencia en
111 la educación de todos los países, como son los casos Sócrates1/Erasmus2 en Europa (2009), el
112 Proceso de Bolonia (2005)3 y los Proyectos Alfa Tuning (2007)4 y 6X4 (2008)5 en América Latina,
113 que responden a propósitos compartidos de los países participantes relacionados con el objetivo de
114 responder a las tendencias internacionales de la formación universitaria, en el marco de los
115 principios de calidad y pertinencia y En ellos se refleja con claridad la tendencia a la globalización en
116 el conocimiento, que lleva consigo la internacionalización y la movilidad de los principales actores del
117 proceso enseñanza y aprendizaje para lograr su formación integral, aprovechando múltiples
118 escenarios de aprendizaje y el reconocimiento, mediante la comparabilidad, de los estudios
119 realizados, a través de la formación basada en competencias laborales y profesionales.
120
121 El Proyecto Alfa Tuning, sustentado en la colaboración entre instituciones de educación superior,
122 busca el reconocimiento de estudios académicos, brindando posibilidades de articulación entre
123 sistemas de educación superior; por ello, la formación universitaria tiene que presentar un buen nivel
124 de consenso respecto a puntos de referencia acordados conjuntamente y reconocidos dentro de
125 cada una de las áreas y disciplinas específicas, respetando la diversidad, libertad y autonomía. En él
126 se reconoce, que las tendencias universales de la educación superior, además de las ya señaladas
127 son:
128 a) La educación para el desarrollo de competencias implica cambios profundos en la
129 pedagogía que impactan el rol del profesor y del estudiante;

1 Erasmus es un programa europeo de intercambio de estudiantes (inició en 1987) y participan 33 países europeos.
2 Sócrates defiende la cooperación europea en todos los ámbitos de la educación (movilidad en Europa, elaboración de
proyectos comunes, creación de redes europeas, la realización de estudios y de análisis comparativos).
3 El propósito del Proceso de Bolonia fue la creación de un Espacio Europeo de Educación Superior, esto es, un proceso

de convergencia cuyos objetivos son: facilitar la movilidad de estudiantes para fortalecer el desarrollo de capacidades
generales y específicas y adaptar el contenido de los estudios universitarios a las demandas sociales.
4 El Proyecto Alfa Tuning América Latina pretende mejorar las estructuras educativas de la región y lograr en las

instituciones de educación superior mayor desarrollo de la calidad, efectividad y transparencia.


5 El Proyecto 6x4 UEALC (Unión Europea y América Latina y el Caribe) aborda el análisis de seis profesiones, a partir de

cuatro ejes, con la finalidad de proponer condiciones operativas que propicien una mayor compatibilidad y convergencia
de los sistemas de educación superior en América Latina y el Caribe, su comparación y acercamiento con los de la Unión
Europea.
130 b) La redefinición de los perfiles profesionales, en donde el pensamiento crítico, el
131 conocimiento profundo de la realidad local y mundial, la capacidad de adaptación al cambio
132 y el alto compromiso ético con la sociedad, están presentes, y
133 c) La Educación basada en el aprendizaje, en donde el trabajo del estudiante es fundamental
134 para su desarrollo y formación (Universidad de Deusto, 2004).
135
136 Este proyecto también reconoce que para ocupar un lugar en las sociedades del conocimiento, la
137 formación de recursos humanos es de vital importancia y que el ajuste de las carreras a las
138 necesidades de la sociedad, a nivel local y global, es un elemento de innegable relevancia. Por eso,
139 una de las líneas centrales de este proyecto ha sido la búsqueda de consensos entre la comunidad
140 académica y profesional (colegios y grupos profesionales, empresarios y profesores), de tal manera
141 que fuera posible avanzar en el desarrollo de titulaciones fácilmente comparables y comprensibles,
142 de forma articulada. Este proyecto identificó las competencias genéricas y específicas a desarrollar
143 en el estudiante europeo y posteriormente el de América Latina, que se centraran en los
144 requerimientos disciplinares y de la sociedad, en términos de preparación para el mercado de trabajo
145 y la ciudadanía (ver anexo 1) (Universidad de Deusto, 2004: 11-30, 329-331).
146
147 Hoy día, el mercado laboral requiere que los egresados de las instituciones de educación superior
148 cuenten con las competencias que les permita tener la disposición para adaptarse a un universo
149 cambiante. Hasta hace algunos años las profesiones podían permanecer estáticas; sin embargo,
150 esto ya no es así y el reto actual consiste en formar universitarios con capacidades y perfiles
151 flexibles para cumplir con las exigencias y necesidades emergentes, tanto de la sociedad como de
152 los nuevos modelos de producción (Regetti, 2009).
153
154 Como puede advertirse, en un ámbito mundial se plantea el reto de formar a los jóvenes con una
155 educación basada en el aprendizaje, el desarrollo de competencias para la vida y la profesión, como
156 personas capaces de promover, mediante su propia conducta, principios éticos y responsabilidad
157 social para la construcción de la paz, la defensa de los derechos humanos, y los valores de
158 democracia y preservación de la naturaleza, con una intención innovadora de su práctica profesional
159 y con una visión global de los fenómenos mundiales; intereses todos compartidos por la UADY.
160
161 A estos retos se suman los que la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y
162 el Caribe (CRES, 2008) bosqueja:
163  Plantear políticas educativas para atender problemas reales de los pueblos de la región.
164  Tomar en cuenta la riqueza de la historia de la región, su cultura, literatura y artes.
165  Favorecer el desarrollo de competencias y de los valores universitarios para edificar una
166 sociedad latinoamericana y caribeña diversa, fuerte, solidaria y perfectamente integrada, al
167 grado que contribuya a construir la identidad continental.
168
169 También se plantean como retos y oportunidades ineludibles, la educación a lo largo de la vida, la
170 consolidación de la investigación pedagógica, la desconcentración y regionalización de la educación
171 para procurar la equidad territorial, el fortalecimiento del ejercicio de la ciudadanía, el desempeño
172 activo en el mundo del trabajo y la comprensión de la diversidad de las culturas. Se considera de
173 vital importancia reconocer al profesor como un actor fundamental que debe contar con las
174 competencias para impulsar el desarrollo de nuevos modelos educativos en los que se privilegia el
175 aprendizaje sobre la enseñanza, por lo que resulta indispensable garantizar su formación
176 permanente bajo adecuadas condiciones laborales, regímenes de trabajo y salario.
177
178 Respecto a la educación media, es necesario considerar la universalización y el desarrollo de
179 propuestas educativas que permitan otorgar certificaciones para el trabajo, la alfabetización digital y
180 el reconocimiento de experiencias y saberes adquiridos fuera de los sistemas formales de este nivel
181 de estudios. Cabe añadir que la educación media, no sólo en nuestro país, sino en la mayoría de los
182 que integran el Continente, tiene una gran demanda, tanto porque en ese rango de edad se
183 concentra el mayor número de habitantes, como por las expectativas que se tienen de una juventud
184 ávida de conocimiento y oportunidades de desarrollo personal que les facilite, a muchos de ellos, su
185 incorporación al sector laboral; sin embargo, atraviesa por dificultades en tanto la deserción
186 estudiantil es una constante provocada en parte por las propias características y exigencias de la
187 edad del alumnado y al que la misma formación del profesorado y la diversidad de las ofertas
188 educativas de “bachilleratos” lo hacen complejo.
189
190 La CRES reconoce también que el posgrado resulta indispensable para el desarrollo de la
191 investigación científica, tecnológica, humanística y artística, basada en criterios rigurosos de calidad.
192 Asimismo, éste debe estar fundamentado en líneas de investigación y creación intelectual
193 desarrolladas por grupos activos con probada capacidad para generar y/o aplicar innovadoramente
194 el conocimiento, propiciando enfoques que apunten a combinar y equilibrar adecuadamente los
195 objetivos de propiciar el avance del conocimiento y su aplicación, con la atención oportuna de
196 problemáticas sociales, económicas y ambientales, para ello, el capital humano de alto nivel que
197 forme la Universidad debe ser una política prioritaria.
198
199 De igual manera, la CRES recomienda que todas las instituciones de educación superior de la región
200 adopten procesos ágiles de gobierno interno, de administración y de gestión; esto convierte la
201 profesionalización de directivos, en un insumo estratégico y valioso para la buena marcha de la
202 organización en su conjunto y a actuar con ética, transparencia y responsabilidad.
203
204 Por último, la CRES propuso como elemento vital para el desarrollo en la región, la constitución de
205 redes de instituciones de educación superior para unir y compartir el potencial científico, tecnológico
206 y cultural que se posee, a fin de analizar y establecer soluciones a problemas estratégicos y prevenir
207 la deserción de personal de alta calificación por la vía de la emigración.
208
209 Respecto a México, el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 establece como uno de sus objetivos
210 la transformación educativa para fortalecer las capacidades de los mexicanos mediante una
211 educación suficiente y de calidad (Gobierno Federal, 2007a); y plantea en su Plan Sectorial de
212 Educación, que se ha de promover la pertinencia de los programas educativos y la vinculación con la
213 sociedad, ampliar las capacidades de investigación en áreas estratégicas del conocimiento, fomentar
214 la cooperación y el intercambio académico, y fortalecer la certificación de la fuerza de trabajo
215 (Gobierno Federal, 2007b).
216
217 Por lo que toca al nivel de educación media superior, México enfrenta desafíos que, de manera
218 organizada, ha empezado a atender, tales como: la falta de identidad de los diferentes subsistemas,
219 insuficientes niveles de cobertura, equidad y calidad, así como la heterogeneidad en los programas
220 educativos. Una iniciativa en la Reforma Integral de Educación Media Superior (RIEMS) ha sido el
221 Marco Curricular Común que busca en los estudiantes de este nivel, un perfil de egreso expresado
222 en competencias, que le lleve a alcanzar estándares de calidad en todos los subsistemas para
223 conformar, en el mediano plazo, un Sistema Nacional de Bachillerato (SEP, 2008).
224
225 Por su parte, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior
226 (ANUIES), ha formulado lineamientos estratégicos para el desarrollo de la educación superior, en
227 donde enfatiza la necesidad de:
228  Reforzar las prácticas de gestión educativa buscando una mayor eficiencia y eficacia de los
229 procedimientos y reglas administrativas, del marco normativo y de la transparencia en el uso de los
230 recursos.
231  Innovar la formación de los estudiantes con estrategias, en donde la actualización de los
232 programas educativos favorezca la formación adecuada entre teoría y práctica, los problemas
233 planteados se aborden de manera interdisciplinaria y se promueva la flexibilidad curricular.
234  Promover el desarrollo integral del estudiante mediante la incorporación de nuevos métodos
235 que fomenten la formación permanente, el aprender a aprender, a emprender y a ser; el fomento de
236 la creatividad y el espíritu de iniciativa; el desarrollo integral de las capacidades cognoscitivas y
237 afectivas; el fomento del espíritu crítico y sentido de responsabilidad social.
238  Aprovechar plenamente las tecnologías de la información y la comunicación.
239  Desarrollar y consolidar los nuevos entornos pedagógicos en distintas modalidades, mediante
240 la conformación de redes de educación abierta y a distancia, que articule los programas educativos.
241  Formar y actualizar permanentemente al personal académico con el apoyo de redes que
242 contribuyan a la movilidad y a la colaboración para el desarrollo de proyectos académicos y de
243 investigación.
244  Consolidar a los cuerpos académicos y definir líneas de generación y aplicación del
245 conocimiento que aporten a la investigación científica, social, humanística y tecnológica del país.
246  Redoblar esfuerzos para la transformación de la educación superior que contribuya a lograr
247 pertinencia social y vinculación con el mundo laboral, así como a reforzar sus funciones de servicio a
248 la sociedad, mediante el fortalecimiento y readecuación de las tareas de extensión educativa
249 (ANUIES, 2000 y ANUIES, 2006).
250
251 Estos lineamientos estratégicos, al interior de las universidades públicas han generado un ambiente
252 orientado a la transformación integral, emplazando los esfuerzos hacia la creación de modelos
253 educativos centrados en el estudiante y en el aprendizaje, a la revisión de sus planes y programas
254 educativos, a generar estrategias de formación y profesionalización de sus docentes y a fortalecer la
255 infraestructura, entre otros; incluso se han incorporado a procesos de evaluación externa buscando
256 el reconocimiento social de los servicios.
257
258 En cuanto a la investigación y el posgrado, se enfrentan avances en un ámbito mundial que incitan al
259 nacional a buscar también alternativas para estar en posibilidades de equipararse no solamente en
260 la formación de posgraduados, sino a impulsar la investigación y la innovación, ya que se está ante
261 un nuevo esquema de competencia internacional que conlleva el riesgo de ampliar la brecha
262 científica, tecnológica y social de nuestro país, poniéndolo en desventaja respecto de los demás
263 países.
264
265 En respuesta, el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (CONACYT, 2010), se propone
266 fomentar el desarrollo del conocimiento, impulsar su transferencia social, favorecer su
267 reconocimiento social y estimular la vinculación con los sectores de la sociedad mediante la
268 formación de recursos humanos de alto nivel, como una estrategia para participar en la revolución
269 del conocimiento y en la era de la digitalización, así como para disponer del capital humano que el
270 país requiere. Para cumplir con esos propósitos establece criterios y estándares internacionales en
271 la formación de recursos humanos, y pretende impulsar la cooperación de las instituciones de
272 educación superior y centros de investigación, el fortalecimiento de redes del conocimiento, la
273 internacionalización de las actividades académicas y las evaluaciones rigurosas de los programas.
274
275 En el ámbito local, el Plan Estatal de Desarrollo 2007–2012, en cuanto a educación establece como
276 objetivo “lograr para los habitantes del estado un sistema educativo integral, equitativo y con calidad,
277 pertinente, incluyente e innovador, que forme ciudadanos capaces de incorporarse a la sociedad del
278 conocimiento y al desarrollo sustentable, así como orientado hacia el aprendizaje a lo largo de toda
279 la vida y vinculado a los sectores social y productivo. Además, consolidar un Sistema Educativo
280 debidamente integrado en sus diferentes niveles y modalidades” (Gobierno Estatal, 2007).
281

282 II ELEMENTOS DEL CONTEXTO INTERNO


283
284 La Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) es una institución pública que ofrece servicios
285 educativos en los niveles de media superior y superior.
286

287 2.1 Misión


288 De acuerdo con su naturaleza, la Universidad Autónoma de Yucatán ha declarado en su misión el
289 compromiso de lograr en sus estudiantes una formación integral, fortaleciéndolos como personas y
290 como profesionales, mediante una formación sólida, con una base científica, tecnológica y social,
291 retomando sus principios sociales y humanistas.
292
293 También en ella señala que la formación de las personas que deciden realizar estudios en sus aulas,
294 han de tener un marco de apertura a todos los campos del conocimiento y a todos los sectores de la
295 sociedad, fundamentando su actuar bajo el análisis y reflexión crítica de los problemas mundiales,
296 nacionales y regionales, conduciéndose en sus decisiones bajo el interés de buscar el desarrollo
297 sustentable de la sociedad, apoyándose en la investigación para determinar su papel como ente
298 transformador de su comunidad.
299

300 2.2 El Modelo Educativo y Académico


301 En 2001, la UADY inició un proceso de planeación estratégica que la llevó a reconocerse en sus
302 fortalezas y en sus áreas de oportunidad, así como a plantearse alternativas de transformación que
303 se vieron apuntaladas en su Modelo Educativo y Académico (MEyA), mismo que se basó en:
304 “…nueve principios educativos que sostienen el carácter integral y humanístico de la educación,
305 además de tener como características la flexibilidad y la innovación, alrededor de las que se integran
306 ocho componentes principales: atención integral a los estudiantes desde antes del ingreso hasta
307 después del egreso de la institución; menor actividad presencial y mayor tiempo dedicado al
308 aprendizaje; incorporación de nuevos roles en el quehacer docente; fluidez en el tránsito de los
309 estudiantes entre niveles educativos, desde el bachillerato hasta el doctorado; coexistencia de
310 modalidades educativas; vinculación con el medio extra institucional; movilidad de estudiantes y
311 docentes entre niveles, programas e instituciones y un componente internacional que agregue valor
312 al acto educativo” (UADY, 2002).
313
314 Se reconoce que el MEyA impulsó, a partir del 2002, una serie de cambios y transformaciones que
315 se reflejan en la visión que sus actores tienen de la educación, en los roles que han adoptado, tanto
316 el docente como el estudiante, en las estrategias de gestión, así como en el ambiente escolar; da
317 cuenta del esfuerzo importante que desde entonces se ha estado haciendo en la Universidad para
318 conceptualizar a la evaluación y considerar a la generación del conocimiento como parte sustancial
319 del proceso de aprendizaje. También ha de reconocerse que en él se establecieron lineamientos y
320 estrategias generales que fueron acogidas en las escuelas y facultades con diferentes
321 interpretaciones, dando paso a la creatividad de los actores, en donde, también se contribuyó a tener
322 una gama de avances diversos; promovió la innovación en el ámbito educativo y abrió el camino de
323 la Universidad hacia la modernidad; sin duda alguna, cumplió con las exigencias del momento. Sin
324 embargo, también es importante reconocer que debido a la falta de precisión en cuanto al Modelo
325 Académico, las dependencias avanzaron a diferentes ritmos, incorporando algunas de ellas incluso,
326 posturas pedagógicas actualizadas que no se veían plasmadas en los planteamientos del MEyA.
327
328 Después de ocho años de haber implementado el Modelo Educativo y Académico (MEyA), la
329 Universidad se ha trazado como meta tomar de éste las experiencias y prácticas exitosas, las
330 iniciativas en los programas educativos en cuanto a sus ejes y componentes, y las opiniones de los
331 universitarios en relación al Modelo, y las toma como base para desarrollar el Programa Institucional
332 Prioritario “Actualización del Modelo Educativo”, del Plan de Desarrollo Institucional 2010-2020, para
333 así seguir impulsando los procesos de transformación institucional, tomando en consideración las
334 tendencias nacionales e internacionales de la formación universitaria y las recomendaciones de los
335 organismos descritas con anterioridad.
336
337 A esta iniciativa se han sumado aportaciones y recomendaciones de sus diferentes actores, se ha
338 recabado información a través de encuestas y foros, contribuyendo de manera importante a
339 incorporar propuestas para las reformas curriculares en los diversos niveles educativos, a dar paso a
340 nuevas corrientes de enseñanza y aprendizaje, a enfoques orientados a la persona, entre otros; todo
341 ello para que junto al PDI 2010-2020 se cuente con el Modelo Educativo para la Formación Integral,
342 actualizado y fortalecido por los universitarios.
343

344 2.3 La UADY en 2010


345 Uno de los más intensos y participativos ejercicios de planeación estratégica derivaron en el Plan de
346 Desarrollo Institucional 2010-2020 (PDI 2010-2020); en él se plantea, en consonancia con la Visión
347 UADY 2020, un Programa Integrador denominado Responsabilidad Social Universitaria integrado
348 por 15 Programas Institucionales Prioritarios, que buscan propiciar el desarrollo institucional y su
349 transformación en consonancia con las demandas de los estudiantes y del entorno social, además
350 de contribuir a ubicarla como una institución de trascendencia social.
351
352 Especial relevancia tiene este Programa Integrador cuyo objetivo es promover el desarrollo
353 sustentable a través de la gestión de los impactos: organizacionales (laborales y ambientales),
354 educativos (formación académica), cognitivos (generación y aplicación del conocimiento) y sociales
355 (pertinencia social) que la Universidad genera en su entorno, para alcanzar un mundo socialmente
356 equitativo, ecológicamente sustentable y económicamente estable.
357
358 Por las mismas exigencias de su proceso de transformación, la Institución se ha organizado
359 actualmente en cinco campus en donde se alojan 15 facultades; además cuenta con dos escuelas
360 preparatorias, una unidad académica con interacción comunitaria, una unidad multidisciplinaria y un
361 centro de investigación; esta infraestructura le permite atender una cobertura de 22,228 estudiantes,
362 de los cuales 7,193 están realizando estudios en el bachillerato, este dato se suman 5,297
363 estudiantes en Mérida y 2,514 en áreas foráneas atendidos por escuelas preparatorias incorporadas;
364 12,467 en licenciatura y 1,568 en posgrado.
365 Conviene señalar que los campus representan un conjunto de dependencias académicas agrupadas
366 por áreas del conocimiento que trabajan de manera armónica y articulada para contribuir al
367 cumplimiento de los fines de la UADY y al logro de su Visión 2020.
368
369 Por su parte, la población estudiantil de la UADY proviene principalmente del estado de Yucatán,
370 recibiendo, en menor proporción, a estudiantes procedentes de Campeche, Quintana Roo, Tabasco
371 y Veracruz (CENEVAL, 2010); asimismo, recibe estudiantes del extranjero. Una considerable
372 cantidad de ellos radican en el interior del Estado, y se trasladan a la ciudad de Mérida, por lo que se
373 ven obligados a abandonar su casa familiar y/o desplazarse diariamente, teniendo un impacto en su
374 economía y en sus estilos de vida, que involucran tanto lo emocional, como lo cultural, económico y
375 disposición de tiempo para el estudio independiente (De Garay, 2010).
376
377 Estudios recientes relacionados con estudiantes de nivel superior de la UADY permiten conocer que
378 una proporción alta (64%) reconoce tener origen maya. Otros datos también importantes son: casi la
379 totalidad procede de sistemas escolarizados (96.8%), en su gran mayoría pertenece a niveles
380 socioeconómicos medio (20.9%) o bajo (60.3%) y, una cuarta parte además de estudiar, trabaja (De
381 Garay, 2010).
382
383 La oferta de la Universidad en sus tres niveles la constituye un programa de bachillerato general y
384 uno de interacción comunitaria, 43 programas de licenciatura y 53 de posgrado, correspondiendo 22
385 a especialidad; 26 a maestría, y 5 a doctorado, mismos que se ofrecen en las áreas de ciencias
386 sociales, económico administrativas y humanidades, ciencias exactas e ingenierías, ciencias de la
387 salud, ciencias biológico - agropecuarias y arquitectura, arte y diseño.
388
389 La incorporación de los elementos del MEYA ha contribuido al sostenimiento de la calidad de los
390 programas educativos, a través de la consideración de los ejes y componentes del modelo. Una
391 evidencia de lo anterior se encuentra en los 28 programas educativos de licenciatura que fueron
392 clasificados en el nivel uno del Padrón de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la
393 Educación Superior (CIEES) y 17 acreditados por diversos organismos reconocidos por el Consejo
394 para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES
395
396 En el caso del posgrado también ha habido esfuerzos importantes en materia de ampliación y
397 diversificación. Actualmente se imparten 37 programas educativos que tienen un enfoque
398 profesionalizante y 16 hacia la investigación; además de que 3 especialidades, 13 maestrías y 3
399 doctorados se encuentran incorporados en el Padrón Nacional de Posgrados SEP-CONACYT.
400 Todos los planes de estudio de Universidad son de carácter presencial y se ofrecen principalmente
401 en la ciudad de Mérida.
402
403 Para atender estos programas, la Institución cuenta con una planta docente en el bachillerato de 278
404 profesores de asignatura, de los cuales el poseen el título de Licenciatura. En el nivel superior hay
405 1115 profesores, de los cuales 768 son de tiempo completo, 102 de medio tiempo y 311 por hora
406 clase; de los de tiempo completo, 89% cuenta con posgrado (34.4% con doctorado y el restante
407 maestría) y sólo el 10.6% tiene licenciatura (2009); el número de académicos reconocidos por el
408 Programa de Mejoramiento al Profesorado (PROMEP-2010) es de 367.
409
410

411 2.4 Conclusiones


412
413 La información presentada anteriormente confirma la necesidad que tiene la UADY de ofrecer a los
414 estudiantes diversas alternativas que respondan a sus condiciones y requerimientos personales, que
415 al mismo tiempo le permitan adoptar recomendaciones de los organismos nacionales e
416 internacionales, relacionados con la flexibilidad curricular, el uso de diversas modalidades
417 educativas, el apoyo de las tecnologías de la información y comunicación, entre otros.
418
419 Para lograrlo considera fundamental promover una educación basada en el aprendizaje y en
420 competencias, con enfoques internacionales, innovadores y flexibles, que le permitan desarrollar un
421 alto grado de responsabilidad para con la sociedad, y con elementos que atiendan su desarrollo
422 intelectual, social, físico, actitudinal y emocional; a la vez que orienta el quehacer educativo de la
423 institución a partir de la definición de su identidad y de sus principios y valores educativos (ver
424 Capítulo II del PDI).
425
426 Como ha podido apreciarse, en este contexto se han avizorado problemáticas, necesidades,
427 tendencias, orientaciones y expectativas que enfrenta la educación media superior y superior en los
428 ámbitos mundial, latinoamericano, nacional e institucional, mismas que permitieron ser la base para
429 fundamentar la propuesta del Modelo Educativo para la Formación Integral que se describe más
430 adelante. Sin duda alguna, esta información representa la base fundamental que permite reconocer
431 los retos y desafíos que la UADY, ha de atender mediante sus servicios educativos.
432
433 Es con esta propuesta de Modelo Educativo para la Formación Integral que la Universidad busca
434 consolidarse como una institución educativa de calidad que genera y contribuye al desarrollo
435 humano en el estudiante; en donde la ciencia, la tecnología, los servicios y la acción de sus
436 egresados están sustentados en una filosofía humanista para con ello lograr “Ser una Universidad
437 con trascendencia social”.
438
439

440 CAPÍTULO II. EL MODELO EDUCATIVO PARA LA FORMACIÓN


441 INTEGRAL
442

443 I ¿QUÉ ES UN MODELO EDUCATIVO?


444 Un modelo educativo es una propuesta pedagógica que explica el conjunto del contenido,
445 procedimientos, saberes y experiencias que dentro de la institución educativa se ofrece a los
446 estudiantes mediante todos los esfuerzos institucionales Es la declaración de cómo entiende la
447 institución y cómo fundamenta el servicio educativo que ha de brindar.
448
449

450 II FUNDAMENTACIÓN FILOSÓFICA


451 La Universidad Autónoma de Yucatán se distingue por su legado histórico, social y humanista.
452 Desde sus orígenes se mantiene fiel a sus principios, promoviendo la formación de profesionales
453 comprometidos con el bienestar de su comunidad y con clara vocación para contribuir al desarrollo
454 social y económico del estado, de la región y del país, ideales que permanecen vigentes en su eje,
455 denominado Responsabilidad Social Universitaria (UADY, 2010).
456
457 Se reconoce que la educación que imparte tiene como fundamento una filosofía humanista, en
458 donde el estudiante es la razón de ser y es una persona; motivo por el cual, todos los procesos
459 formativos y organizativos se sustentan en principios, aportando a la sociedad, a través de sus
460 egresados, personas con competencias, capacidades y potencialidades intelectuales, físicas,
461 sociales y culturales, y con un acervo de valores que le permiten incidir en el desarrollo y
462 transformación de la sociedad en donde se desenvuelven.
463
464 Sus valores de equidad y justicia se practican en el ejercicio de sus funciones y a través de ellos se
465 propone ofrecer igualdad de oportunidades educativas socialmente relevantes y de buena calidad,
466 promover acciones de bienestar, evitando la exclusión social.
467
468 La Universidad considera fundamental que el estudiante adquiera las competencias necesarias para
469 propiciar una educación a lo largo de la vida, con una formación centrada en la persona y basada en
470 el aprendizaje y en competencias, considerando los principios fundamentales del Humanismo y
471 asumiendo el paradigma del concepto alumno, como persona, ser único, diferente de los demás;
472 con iniciativa, y necesidades de crecer, con potencialidad para desarrollar actividades y para
473 solucionar problemas creativamente, responsable de sus actos, como ser que no sólo participa
474 cognitivamente, sino como persona con afectos, intereses y valores particulares, que vive en
475 relación con otras personas y a quien debe considerarse como un ser integral para su educación.
476
477 Por tanto para alcanzar lo anterior, la Universidad declara como principios fundamentales de sus
478 funciones sustantivas y adjetivas, los siguientes:
479 a. La educación se centra en la persona, creando y propiciando condiciones favorables que
480 faciliten el aprendizaje del educando, desde la perspectiva globalizante de lo intelectual-
481 emocional;
482 b. El proceso educativo ha de promover la independencia, la creatividad y la confianza en sí
483 mismo; los aprendizajes son preparación profesional para la vida, porque promueven el
484 aprender a aprender, a hacer, a convivir y a ser;
485 c. Aprender es sinónimo de descubrir y construir. Se aprende de la experiencia, siendo un
486 proceso activo, afectivo y emocional, en el que participa la persona como un ente total.
487 d. La educación se centra más en la persona que aprende, sin abandonar la enseñanza del
488 docente, el cual ha de ofrecer escenarios que propicien aprendizajes significativos, que
489 provoquen cambios en las actitudes y comportamientos de los estudiantes a través de la
490 práctica;
491 e. El estudiante es considerado como persona única e irrepetible, con necesidades de aprender
492 y crecer; sensible, capaz de dar significado al mundo en que vive, con una naturaleza
493 constructiva; y es agente principal en su proceso educativo.
494 f. El docente tiene como función principal favorecer que los alumnos aprendan mientras impulsa
495 y promueve todas las exploraciones, experiencias y proyectos a fin de emprender y conseguir
496 aprendizajes vivenciales con sentido, procurando estimular, facilitar y guiar el aprendizaje
497 significativo y congruente con las necesidades del educando y con la intención institucional;
498 g. Se pretende ayudar a los estudiantes a que se conviertan en seres con iniciativa,
499 responsabilidad y autodeterminación; que sepan solucionar creativamente los problemas y
500 puedan adaptarse con flexibilidad a las nuevas situaciones propias de una sociedad en
501 continuo cambio y evolución;
502 h. Los programas educativos se deben orientar a formar estudiantes con competencias para la
503 vida y para dar cumplimiento a las exigencias de la profesión, a través de aprendizajes
504 significativos, con estrategias de enseñanza participativas;
505 i. La evaluación es un elemento más del proceso educativo y considera para la valoración del
506 estudiante, su desempeño durante su formación y la integración del conocimiento a través
507 de evidencias del desarrollo de la adquisición de competencias.
508

509 III FORMACIÓN INTEGRAL


510 La tarea fundamental de la Universidad es que sus egresados se identifiquen como personas
511 competentes, socialmente responsables y comprometidas con su formación y con la sociedad a la
512 que pertenecen.
513
514 La perspectiva de educación que la UADY brinda a sus estudiantes, propone en todos los niveles
515 educativos, una formación intencionada, tendiente al fortalecimiento de una personalidad
516 responsable, ética, crítica, participativa, creativa, solidaria y con capacidad de reconocer e
517 interactuar con su entorno, para que construya su identidad cultural. Busca promover el crecimiento
518 humano a través de un proceso que supone una visión multidimensional de la persona, atendiendo
519 su formación desde diferentes dimensiones de su ser: en lo intelectual, social, material, emocional y
520 actitudinal-valoral.
521
522 La formación del estudiante se concibe como un proceso integral y en continuo desarrollo de todas
523 sus potencialidades, a través de una educación contextualizada en una cultura del intelecto,
524 mediante la vida académica y de los sentimientos y emociones, por la participación y convivencia en
525 la institución y la sociedad, pretende instruirlo con saberes y simultáneamente propiciar el
526 crecimiento personal. Por tanto la formación Integral en la UADY se hace realidad en la práctica
527 cotidiana cuando permea e inspira los criterios y principios educativos con los cuales se planean y
528 programan todas las acciones institucionales, así como en la puesta en marcha y ejecución de cada
529 una de ellas. En este sentido, se puede decir que el currículo es el medio que hace posible que en la
530 práctica cotidiana este propósito de formación integral sea una realidad .
531

532 IV ACTORES DEL MODELO


533 El éxito del Modelo Educativo requiere del trabajo comprometido de los actores involucrados en la
534 consecución del mismo: estudiantes, profesores, directivos, administrativos y todo el personal de
535 apoyo. Para ello, es necesario que cada actor esté consciente de la importancia de su quehacer en
536 la Universidad desde sus diferentes espacios de trabajo y acción para la implementación adecuada
537 del Modelo Educativo.
538

539 4.1 El rol del estudiante


540
541 En el Modelo Educativo para la Formación Integral, el estudiante constituye el centro de su
542 actuación; se reconoce como el agente principal del proceso de enseñanza-aprendizaje y tal como
543 se mencionó previamente, es concebido como un ser humano integrado por cinco dimensiones:
544 social, emocional, cognitiva, física y actitudinal-valoral. Asimismo, es concebido como un sujeto
545 activo, capaz de producir su propio conocimiento a través de un proceso de construcción de
546 esquemas, donde utiliza sus habilidades cognitivas de internalización, reacomodación y
547 transformación de la información para la adquisición de aprendizajes significativos-, para formar
548 nuevas estructuras cognoscitivas que le hagan posible enfrentar situaciones iguales o parecidas en
549 la realidad (Gramajo, 2006).
550
551 En el Modelo de Educativo para la Formación Integral, el estudiante deja de ser un actor pasivo y
552 comienza a participar en la construcción de su aprendizaje a través del apoyo de los profesores en
553 toda su trayectoria escolar. En este modelo, la responsabilidad del aprendizaje recae fuertemente
554 en el estudiante, quien va a requerir dedicarse a actividades de aprendizaje dentro y fuera del aula,
555 mismas que van desde la participación en clases presenciales hasta la participación en escenarios
556 reales en las que el estudiante se vea forzado a utilizar los conocimientos adquiridos para consolidar
557 su aprendizaje. Asimismo, el estudio independiente será considerado como una de las actividades
558 de aprendizaje detonantes para la adquisición y apropiación de los mismos.
559
560 La intención de concebir un estudiante activo y participativo en la construcción de su aprendizaje
561 radica principalmente en el tipo de egresado que la Universidad desea formar, acorde con su Misión
562 y Visión 2020.
563

564 4.2 El rol del profesor


565
566 Al igual que el rol del estudiante, para la adecuada consecución del MEFI es necesario cambiar
567 sustancialmente el rol del profesor, ya que la enseñanza deja de ser el centro de su actuación y se
568 sitúa al estudiante como el núcleo central de los procesos de enseñanza-aprendizaje. En
569 consecuencia, el profesor se ve ahora como un facilitador de los aprendizajes con la obligación de
570 crear las condiciones adecuadas para el logro de los mismos y el desarrollo de competencias.
571
572 Los profesores deben realizar actividades de docencia, tutoría, asesoría, gestión y evaluación. Por
573 tanto, ahora el profesor es concebido como:
574  docente porque debe crear las condiciones ideales para el logro de los aprendizajes dentro
575 y fuera del aula;
576  tutor porque debe guiar y aconsejar a los estudiantes en la toma de decisiones académicas
577 que favorezcan su permanencia y terminación oportuna de sus estudios, así como para
578 alcanzar el perfil de egreso establecido en los planes de estudios;
579  asesor porque debe orientar el buen desempeño académico de los estudiantes en materia
580 de contenidos y áreas disciplinares;
581  gestor porque debe procurar el acceso a escenarios, recursos y contextos académicos a los
582 que el estudiante por sí solo no podría acceder, y
583  evaluador porque debe medir constantemente en diversos momentos y circunstancias, el
584 grado en que el estudiante ha alcanzado las competencias esperadas.
585
586 Asimismo, para el diseño de condiciones idóneas para el aprendizaje es necesario considerar, entre
587 otros, los siguientes elementos:
588  las características de los estudiantes y su contexto;
589  el área disciplinar y los contenidos;
590  los resultados de aprendizaje esperados;
591  la modalidad de estudio (presencial, no presencial y mixta);
592  la utilidad de las tecnologías de información y comunicación;
593  la pertinencia de actividades dentro y fuera del aula para el logro de los resultados de
594 aprendizaje.
595
596 Es tarea del profesor ayudar al estudiante en su desarrollo integral; por eso es importante que los
597 docentes estén organizados en academias disciplinarias o multidisciplinarias y en cuerpos
598 académicos para promover una cultura académica que se caracterice por su:
599  colaboración para la operación de los programas educativos con proyectos multi, inter y
600 transdisciplinarios de investigación y aplicación del conocimiento, pertinentes, con
601 problemáticas que incidan en lo social, económico, político y cultural;
602  incorporación a proyectos sustentados en redes de colaboración, cuyos resultados
603 coadyuven a la mejora continua de la calidad de los programas educativos, de los procesos
604 de gestión del aprendizaje y de los indicadores de trayectoria de los estudiantes;
605  participación en líneas de generación y aplicación del conocimiento del área educativa para
606 compartir experiencias y resultados sobre la superación de los problemas fundamentales del
607 aprendizaje y la innovación en la educación en la Institución y su impacto en otros campos.
608
609 Es importante que en este marco de transformaciones, el profesor se responsabilice de su formación
610 para la adquisición de competencias docentes que le permita implementar adecuadamente el
611 Modelo Educativo para la Formación Integral de los estudiantes. El profesor ha de ser capaz de:
612 planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje, seleccionar y preparar los contenidos disciplinares,
613 ofrecer información y explicaciones comprensibles, manejar las nuevas tecnologías, diseñar la
614 metodología y organizar las secuencias didácticas, comunicarse y relacionarse con los estudiantes,
615 ofrecer tutoría y asesoría, evaluar, reflexionar e investigar sobre el proceso educativo y trabajar en
616 equipo.
617
618 Tomando en cuenta lo anterior, se presentan las competencias mínimas deseables en el profesor
619 UADY, con los atributos correspondientes a cada competencia.
620
621  Capacidad para organizar el aprendizaje
622  Prepara las condiciones de aprendizaje adecuadas a las necesidades de sus grupos
623  Implementa acciones que inciden en la mejora continua del desempeño de sus estudiantes
624  Promueve el aprendizaje autónomo e independiente
625  Selecciona y prepara contenidos disciplinares pertinentes a las secuencias didácticas
626  Usa diferentes estrategias para promover aprendizajes significativos
627  Capacidad para evaluar integralmente el desempeño de los estudiantes
628  Usa diferentes técnicas y medios en la evaluación de los aprendizajes
629  Usa procesos continuos de evaluación de las actividades relacionadas con la implementación del
630 Modelo Educativo.
631  Relaciona sus procesos de evaluación con la realidad social y el contexto social
632  Capacidad para promover el trabajo académico
633  Trabaja de forma colaborativa con sus pares
634  Se incorpora en trabajos multidiscipinarios, interdisciplinarios y colegiados
635  Desarrolla actividades de acuerdo con sus funciones de docencia e investigación
636  Informa periódicamente de sus avances, logros y necesidades de mejora
637  Capacidad para gestionar requerimientos escolares
638  Colabora en los proyectos institucionales
639  Selecciona de forma eficiente los materiales y recursos de trabajo
640  Gestiona actividades de aprendizaje fuera del aula
641  Posee la capacidad para trabajar a favor del bien común y el desarrollo personal
642  Interviene en acciones de asesoría y tutoría
643  Apoya en la organización de actividades complementarias al currículo
644  Se relaciona y se comunica de manera activa con sus estudiantes
645  Investiga en relación con los procesos actuales en educación
646  Capacidad para innovar sus procesos didácticos y académicos
647  Se mantiene actualizado en didáctica, pedagogía y en el uso de sistemas y programas
648 computacionales
649  Planifica sus secuencias didácticas con pertinencia
650  Actualiza sus materiales, medios y técnicas de forma permanente
651  Utiliza la tecnología en sus actividades académicas
652  Promueve actividades en el idioma inglés
653  Capacidad para tener un comportamiento humanista
654  Se expresa en todo momento con orden y respeto
655  Es organizado en su trabajo y en sus procesos
656  Promueve la identidad universitaria en sus actividades diarias
657  Se comporta con ética y tolerancia en todo momento, dentro y fuera de la Institución
658  Promueve los valores universitarios y la responsabilidad social
659

660 4.3 El rol de la gestión educativa


661 Para la implementación del MEFI, es imprescindible contar con una gestión educativa socialmente
662 responsable, en la que se hace evidente la necesidad de una gestión horizontal que involucre a
663 todos los actores en el cumplimiento de sus propósitos. Para ello, la Universidad determina en su
664 Programa Institucional “Buen Gobierno” diez atributos rectores de su modelo de gestión y
665 coordinación que permean a todas las actividades de gestión, éstos son: (1) visión estratégica; (2)
666 eficacia y eficiencia; (3) participación e integración; (4) valores universitarios; (5) desarrollo humano;
667 (6) liderazgo e innovación; (7) transparencia y rendición de cuentas; (8) autonomía responsable; (9)
668 comunicación; y (10) evaluación. La comunidad universitaria debe trabajar de manera articulada y
669 coherente en todos los ámbitos del quehacer universitario, y ante todo poniendo en el centro al
670 estudiante y su formación integral.

671 Serán tareas fundamentales de la gestión educativa universitaria:


672 a. Impulsar el trabajo colegiado en todos los ámbitos del quehacer de la Universidad para
673 lograr la sinergia que se requiere en un proyecto de institución como el que se plantea en este
674 Modelo Educativo para la Formación Integral;
675 b. Fomentar permanentemente la planeación participativa en las dependencias académicas y
676 administrativas, que incorpore iniciativas innovadoras y formas de atención y relación entre lo
677 académico y lo administrativo en áreas estratégicas, en las cuales resulte necesario focalizar y
678 priorizar los esfuerzos institucionales;
679 c. Favorecer la toma de decisiones basada en los resultados de las evaluaciones, sustentada
680 en sistemas de información, así como en un sistema de indicadores institucionales que coadyuve
681 eficientemente a la identificación de fortalezas y áreas de oportunidad, así como de avances
682 institucionales y buenas prácticas académicas, de investigación, de extensión y de gestión
683 universitaria;
684 d. Promover redes sociales en las que se vincule la docencia, la investigación y las actividades
685 de extensión y difusión de la cultura que promuevan el desarrollo social, económico y cultural del
686 Estado, la región y el país;
687 e. impulsar el desarrollo de la infraestructura requerida por los actores, sustentada en los
688 cometidos del Modelo Educativo para la Formación Integral, en donde predominen principios
689 medioambientales y de promoción de una actitud ecológica permanente;
690 f. Fomentar un buen clima organizacional de la Universidad y la satisfacción laboral de su
691 personal en donde todos los actores gocen de la garantía de su seguridad personal, laboral y
692 profesional;
693 g. Impulsar la actualización permanente de la normativa institucional con base en las
694 necesidades del Modelo Educativo para la Formación Integral;
695 h. Establecer un sistema integral de evaluación de los ejes del Modelo Educativo para la
696 Formación Integral que oriente el trabajo hacia el logro de sus propósitos;
697 i. Promover la evaluación interna y externa de la estructura organizativa y curricular por
698 organismos nacionales y extranjeros, y socializar ampliamente los resultados obtenidos entre la
699 comunidad universitaria.
700
701 V LOS EJES DEL MODELO
702
703 Un eje es el elemento fundamental que orienta el trabajo académico y administrativo de la
704 Universidad para el logro de la formación integral. El Modelo Educativo para la Formación Integral se
705 sustenta en seis ejes:
706 1. Educación centrada en el aprendizaje de los estudiantes
707 2. Educación basada en competencias
708 3. Responsabilidad social
709 4. Flexibilidad
710 5. Internacionalización
711 6. Innovación
712
713 Estos seis ejes aplicados de forma individual y en conjunto permitirán:
714  Clarificar la concepción de la acción educativa.
715  Organizar los procesos educativos.
716  Dirigir el quehacer de todos los actores en los procesos de enseñanza y aprendizaje.
717  Responder a los retos de la formación en los niveles educativos de bachillerato, licenciatura y
718 posgrado con pertinencia y calidad.
719  Dar dirección a las acciones educativas y administrativas.
720  Vincular las diversas acciones para lograr los propósitos del Modelo.
721  Emitir juicios de valor respecto al alcance de los quehaceres académicos y administrativos de la
722 Institución.
723
724 Figura 1. Ejes del Modelo Educativo para la Formación Integral
725
726 A continuación, se describe cada uno de los seis ejes para facilitar la comprensión de los mismos y
727 su articulación en el Modelo.
728

729 5.1 La educación basada en el aprendizaje


730 En este eje se concibe al estudiante como un sujeto capaz de interpretar información y estructurar el
731 conocimiento; en donde el aprendizaje sea el soporte que lo lleve a fortalecer su capacidad de
732 transformarse progresivamente en un sujeto responsable, de dirigir por sí mismo la construcción de
733 su conocimiento, llegando hasta la definición de sus propios requerimientos, necesidades y en
734 consecuencia de su autonomía.
735
736 La educación basada en el aprendizaje implica un estudiante gestor de sus conocimientos, que
737 discierne entre la información útil y la que no lo es, y se desarrolla con un criterio independiente y
738 autónomo ante las diferentes situaciones de las que forma parte.
739
740 La Universidad adopta al aprendizaje como la base que promueve el crecimiento intelectual y
741 académico, que permite potenciar al estudiante hacia un desempeño responsable y comprometido;
742 favoreciendo la autorrealización; la propuesta de acciones éticas y sustentable orientadas hacia el
743 bien común.
744
745 Hablar de Educación basada en el aprendizaje es dirigir la vista hacia las características que
746 intervienen en el proceso de aprender:
747  Es constructivo interno, autoestructurante; en este sentido es subjetivo y personal.
748  Promueve la interacción con los otros; por lo tanto, es social y cooperativo.
749  Se orienta a la construcción y reconstrucción de saberes culturales; por lo que la interacción
750 social es fundamental.
751  El grado de aprendizaje depende del nivel de desarrollo cognitivo, emocional y social, así
752 como de la naturaleza de las estructuras de conocimiento.
753  El punto de partida de todo aprendizaje son los conocimientos y experiencias previos que
754 tiene el estudiante.
755  Implica un proceso de organización interna de esquemas.
756  Se produce cuando se integra o complementa lo que estudiante ya sabe con lo que debería
757 saber.
758  Tiene un importante componente afectivo, por lo que son cruciales los siguientes factores:
759 autoconocimiento, establecimiento de motivos y metas personales, disposición por aprender,
760 atribuciones sobre el éxito y fracaso, las expectativas y representaciones mutuas.
761  Requiere contextualización: los estudiantes deben trabajar con tareas auténticas y
762 significativas culturalmente, y necesitan aprender a resolver problemas con sentido social.
763  Se facilita con apoyos que conduzcan a la construcción de puentes cognitivos entre lo nuevo y
764 lo familiar, y con materiales de aprendizaje potencialmente significativos (Díaz Barriga y Hernández
765 Rojas, 2001).
766
767 La educación basada en el aprendizaje es un proceso en el que el estudiante accede a aspectos de
768 la cultura que son fundamentales para su desarrollo personal y no sólo en el ámbito cognoscitivo
769 (Coll, 1999). Los procesos de aprendizaje se dan a través del dominio de saberes específicos
770 individuales, asociados a los recursos sociales y culturales, así como a las diferentes relaciones que
771 se establezcan dentro y fuera del aula. En función del grado en que ocurra esta dinámica entre
772 recursos culturales y recursos individuales se logra la integración de conocimientos declarativos,
773 procedimentales y actitudinales, donde los conocimientos previos son significativos porque
774 permitirán contextualizar el aprendizaje en el referente vivencial de los que aprenden y les ayudará a
775 otorgar significado a lo aprendido.
776
777 La educación basada en el aprendizaje establece la necesidad de transformar el proceso de
778 enseñanza y orientarlo hacia un enfoque que detone el aprendizaje, será observado al proponer
779 reformas que diversifiquen los apoyos que se otorgan a los estudiantes, que incorporen la
780 orientación y consejo educativo, que faciliten o contribuyan a la disminución de los índices de
781 reprobación y deserción, en donde se impartan tutorías académicas, cursos de nivelación, talleres
782 de formación personal, todo lo anterior con la meta firme en el desarrollo de la persona y a la mejora
783 de sus condiciones, donde se ofrezcan alternativas de formación para un aprendizaje a lo largo de la
784 vida.
785
786 La educación basada en el aprendizaje, fomenta el aprender a aprender de forma autogestiva, el
787 “aprender a hacer”, porque los estudiantes desarrollan competencias de manera integral. En cuanto
788 al “aprender a ser” se desarrolla el total de dimensiones de la persona, como un ser social,
789 individual, espiritual, cognitivo, sensible a las manifestaciones de su cultura y que cuida su salud y
790 estado físico; de igual manera, sucede con el “aprender a convivir”, porque el estudiante aprende en
791 sociedad, aprende de trabajar en grupos diversos y de integrarse no sólo con sus iguales si no con
792 otros grupos sociales.
793
794 En esencia se promueve la educación basada en el aprendizaje como una forma de dirigirse a los
795 estudiantes en el aula compartiendo las acciones y responsabilidades de su formación, atendiendo a
796 sus necesidades personales, económicas y sociales, estableciendo nuevos modelos y nuevos
797 contextos de formación. Respetando los niveles de maduración cognitiva y permitiendo que la
798 adquisición y desarrollo de competencias sea de forma lógica con un nivel de complejidad creciente.
799 Se promueve trabajando en escenarios reales, con situaciones reales y proyectos contextualizados,
800 donde toda la estructura que motive el aprender y todos los estímulos, sean organizados por el
801 docente y desarrollados por el estudiante, donde el trabajo en grupos, en equipos diversos y
802 multidisciplinarios forme parte de las actividades, pero también se responsabilicen por las acciones
803 individuales.
804

805 5.2 La educación basada en competencias


806 La Universidad ha de favorecer el logro de competencias que produzcan cambios duraderos en el
807 actuar personal y profesional de sus estudiantes y que sean transferibles a otras situaciones
808 mediante la toma de decisiones basadas en la reflexión que el estudiante tiene de su propio
809 conocimiento (Pozo, 2008). La reunión de estos elementos fortifica la autonomía de pensamiento y
810 la acción.
811
812 Es necesario propiciar el aprendizaje permanente y la construcción de las competencias adecuadas
813 para contribuir al desarrollo cultural, social y económico de la sociedad. Se debe incorporar entre sus
814 principales tareas la generación de nuevos conocimientos, el entrenamiento de personas altamente
815 calificadas, el establecimiento de servicios dirigidos a la sociedad, así como la crítica social
816 (UNESCO, 1998).
817
818 La UADY considera que una competencia es una convergencia de los comportamientos sociales y
819 afectivos, y la integración de habilidades cognoscitivas, psicológicas, sensoriales y motoras que
820 permiten llevar a cabo una actividad o tarea.
821
822 Se considera la Educación basada en competencias (EBC) como un eje del Modelo Educativo para
823 la Formación Integral, el cual tiene como propósito brindar a los jóvenes una formación personal,
824 cultural, científica, tecnológica y social. Este tipo de formación reconoce tanto el resultado de los
825 procesos escolares formales como el desarrollo de habilidades y destrezas adquiridas fuera del aula.
826 Bajo esta perspectiva es prioritario señalar que se trata de un tipo de actuación donde se integran
827 conocimientos conceptuales, procedimentales y actitudinales hacia un logro común
828
829 La competencia es la consecución de la excelencia en el desempeño de la persona hacia una
830 actividad orientada a su profesión, a su persona, hacia la comunidad o hacia un bien social. Se
831 desarrolla considerando un desempeño, un contenido y un contexto. Posteriormente se integra a su
832 desarrollo cada uno de los niveles de desempeño que deben alcanzarse, donde se recopilan
833 evidencias, considerando los grados de desarrollo y los criterios que orientan la mejora y permiten la
834 idoneidad.
835
836 Ser competente implica haber desarrollado un conjunto de capacidades, las cuales permiten al
837 estudiante resolver con autonomía y eficacia diferentes situaciones de la vida donde se analicen
838 causas y consecuencias de las situaciones y los problemas que promueven ser personas en un
839 mundo complejo, cambiante y competitivo.
840
841 La forma de evaluar las competencias es generando criterios los cuales son pautas, logros o
842 resultados que se presentan como la base para comparar el nivel de competencia alcanzado.
843 Algunas formas de establecer los criterios son: abordar en lo posible todos los saberes, comparar
844 una acción con una condición de referencia, que sean comprensibles y claros y se orienten al
845 desempeño profesional idóneo. (Hagar et al, 1994)
846
847 Para evaluar el desempeño y el nivel alcanzado en el desarrollo de competencias se establecen
848 pruebas concretas de que se posee la competencia o evidencias, en ellas se evalúan los criterios
849 propuestos. Las evidencias pueden ser de conocimiento: pruebas escritas abiertas, cerradas, orales,
850 ensayos; de procedimientos: audios, videos, testimonios, registro de observaciones; de actitudes:
851 registro de actitudes, pruebas de actitudes, autovaloración, sociodramas, roleplaying; de productos:
852 monografías, publicaciones, proyectos, informes finales, objetos, creaciones.
853
854
855 La educación basada en competencias implica desarrollar en los estudiantes autonomía, habilidades
856 de pensamiento lógico, pensamiento científico, pensamiento estratégico, comunicación verbal,
857 dominio de otros idiomas, innovación, creatividad, empatía, conductas orientadas por la ética y la
858 excelencia en su desempeño personal y profesional y en la resolución de problemas.
859
860 El énfasis de la educación basada en competencias, tiene implicaciones en el currículo en su
861 conjunto, es decir, en la institución, en sus actores y en el diseño curricular. Los docentes deben
862 trabajar en el desarrollo de proyectos con sentido que permitan la solución de problemáticas reales y
863 el trabajo en condiciones apegadas a las necesidades del contexto social a satisfacer, deben
864 supervisar el trabajo autónomo e independiente, asesorar las propuestas innovadoras y actualizar de
865 forma periódica sus acciones pedagógicas considerando las necesidades de los grupos.
866
867 En el diseño de los programas de estudio debe vincularse la formación a las necesidades sociales,
868 laborales y profesionales; las actividades de aula se deben presentar a través de secuencias
869 didácticas que contemplen estrategias educativas auténticas, contextualizadas y acordes con los
870 perfiles de egreso y el ejercicio profesional. La administración debe orientar sus acciones a integrar
871 programas orientados al desarrollo del perfil de egreso y flexibilizar sus acciones hacia nuevas
872 propuestas de formación; se requieren programas educativos que desarrollen contenidos integrales
873 e integrados, apegados a nuevas necesidades, con una visión de futuro y hacia las necesidades del
874 mañana, con una propuesta hacia nuevos conocimientos y desarrollos tecnológicos.
875
876

877 5.3 La responsabilidad social


878
879 La responsabilidad social está orientada a promover el desarrollo social y sustentable a través de la
880 gestión de los impactos: organizacionales (laborales y ambientales), educativos (formación
881 académica), cognitivos (generación y aplicación del conocimiento) y sociales (pertinencia social) que
882 la Universidad genera en su entorno, para alcanzar un mundo socialmente equitativo,
883 ecológicamente sustentable y económicamente estable. De ahí que se considere la Responsabilidad
884 Social Universitaria (RSU) como uno de los ejes del Modelo Educativo para la Formación Integral, ya
885 que se pretende contribuir al desarrollo de capacidades relacionadas con el compromiso con la
886 sociedad, sus problemáticas y necesidades; con el interés por brindar soluciones de impacto y
887 trascendencia para la mejora en las comunidades; con la generación de alternativas innovadoras de
888 importancia para el desarrollo individual y de los colectivos; manifestándose todo lo anterior a través
889 de una conducta responsable, transparente y ética, además de impulsar el bienestar social a través
890 del desarrollo sustentable (UADY, 2010).
891
892 La Universidad tiene la responsabilidad de formar estudiantes promotores del cambio, con alto grado
893 de profesionalismo, con estructuras de pensamiento que les permita dar respuestas innovadoras que
894 impulsen y propongan soluciones a los problemas que enfrenta el mundo actual, con una visión
895 global y un alto sentido de solidaridad; esta es la educación que deberá responder al desarrollo
896 sustentable. Incluir esta preocupación por el desarrollo sustentable, favorecerá en el estudiante la
897 responsabilidad con su entorno y con auténtico sentido de preocupación por los demás, valorar la
898 justicia social y la paz, la protección de los sistemas naturales, así como el utilizar adecuadamente
899 los recursos, con un valor genuino hacia el desarrollo, tomando decisiones por medios justos y
900 democráticos.
901
902 La UADY a través de la implementación de su Plan de Desarrollo Institucional 2010-2020 busca
903 consolidarse como una institución socialmente responsable, ya que articula sus funciones de
904 docencia, investigación, extensión y difusión mediante una política transversal que permea en toda
905 la Institución y alinea los diversos procesos académicos y no académicos con un enfoque de gestión
906 ética responsable. Lo anterior le permite tener coherencia entre las declaraciones de sus
907 intenciones (misión, visión y valores institucionales; mismos que pueden ser consultados en el Plan
908 de Desarrollo Institucional 2010-2020) y sus prácticas cotidianas; promueve una mayor pertinencia y
909 permeabilidad social convocando a actores externos a participar en los procesos académicos y
910 organizacionales internos, orientando la formación y la investigación hacia la solución de problemas
911 sociales concretos; propicia una mayor dinámica institucional hacia la innovación siendo una
912 organización inteligente, que se piensa a sí misma de forma transparente y democrática, y que
913 implementa en su seno procesos de mejora continua que facilitan iniciativas creativas en los ámbitos
914 académicos y de gestión; y logra una mayor racionalización de su gestión al mejorar el desempeño
915 de sus diversos procesos, desde la gestión racional de la Universidad (manejo ambiental) hasta el
916 incremento de la motivación (empoderamiento de las personas), pasando por el mejoramiento del
917 rendimiento académico (pertinencia social de la enseñanza e investigación) y la creación de valor
918 social (proyectos de desarrollo en la comunidad) (UADY, 2010).
919
920 El eje de responsabilidad social impacta de forma transversal los programas educativos, pues todos
921 deben orientarse hacia este resultado común. Los proyectos institucionales debe ser evaluados en
922 su impacto social, la investigación y el apoyo debe ser orientado hacia el desarrollo de las
923 comunidades y a las necesidades sociales, las actividades del aula, deben demostrar un sentido
924 crítico y sensibilidad social que permita ampliar las condiciones de bienestar de los diferentes grupos
925 en contexto.
926
927 La administración debe generar nuevas condiciones y nuevos procesos que permitan el ahorro de
928 recursos energéticos, el cuidado del medio ambiente, trabajar con excelencia no solamente cuidando
929 los procesos certificados sino otorgando beneficios claros dirigidos a la atención de su principales
930 usuarios, de su razón de ser, los alumnos y la sociedad en general. Debe ser trabajada no
931 solamente por un programa educativo, debe ser orientada por los campus y las escuelas en
932 propuestas integradas multidisciplinarias, debe ser un eje que oriente las acciones de los proyectos
933 escolares hacia una formación que permita el aprendizaje vivencial, productivo y que desarrolle
934 propuestas concretas que permitan activar los recursos humanos, físicos, financieros, sociales y
935 culturales de la comunidad.
936

937 5.4 La flexibilidad del proceso educativo


938
939 La flexibilidad en todo proceso educativo tiene implicaciones en el plano pedagógico, en los métodos
940 de enseñanza y aprendizaje, en la organización y en la gestión académica; en la administración de
941 los recursos humanos y de los procesos escolares (ANUIES, 2003); en las estructuras curriculares y
942 en los sistemas organizativos necesarios para su desarrollo (Díaz, 2007b). Se dice que todo modelo
943 de educación de vanguardia ha de contar con prácticas flexibles.
944
945 Considerar a la flexibilidad como uno de los ejes en el Modelo Educativo para la Formación Integral
946 debe implicar que los estudiantes pueden desarrollarse en contextos diferentes a los locales,
947 desarrollar competencias orientadas a mejorar y satisfacer necesidades de la vida profesional,
948 laboral y ciudadana; ajustarse a las necesidades y demandas de un sociedad que se transforma
949 continuamente; permite a los estudiantes diseñar su formación, atendiendo sus propias áreas de
950 interés pero con una orientación clara de formación e identidad universitaria.
951
952 En tanto flexible, el Modelo Educativo para la Formación Integral es reflejo de una oferta educativa
953 que es pertinente, que incorpora los avances de la ciencia, que atiende las necesidades sociales
954 actuales, que brinda la posibilidad del desarrollo de las aspiraciones o expectativas individuales y
955 sociales, que es promotora de una formación en diversas modalidades de estudio, que promueve la
956 movilidad académica con un sentido de formación integral y que permite la elección de unidades de
957 aprendizaje optativas que complementan la formación del estudiante, y que le insta a trabajar en su
958 proceso de toma de decisiones.
959
960 La flexibilidad implica el tránsito entre la oferta educativa de los Campus para fortalecer el perfil de
961 egreso de los estudiantes, implica un quehacer colaborativo entre las escuelas y facultades, un
962 posgrado orientado hacia acciones multi, inter y transdisciplinarios comunes que benefician a
963 diferentes grupos sociales, implica el desarrollo de sistemas tecnológicos potenciadores para la
964 educación, los procesos académicos y las nuevas modalidades. Ser flexible implica asesorar el
965 trabajo independiente y promover los logros fuera del aula, impacta en la docencia al compartir con
966 compañeros que pueden aportar una diferencia sustancial y una visión complementaria al trabajo de
967 las unidades de aprendizaje.
968

969 5.5 La innovación


970
971 La innovación como eje del Modelo Educativo para la Formación Integral busca ser motor de cambio
972 continuo hacia la mejora personal, implica contribuir con propuestas transformadoras para fortalecer
973 los perfiles de egreso de los estudiantes y resolver problemas de la sociedad. Lleva consigo el
974 desarrollo de atributos que empujan a generar cambios en la práctica profesional y personal, en
975 donde la autogestión, la criticidad y la creatividad juegan un papel fundamental.
976
977 Al interior de la Institución, la innovación tiene sus propias implicaciones. Éstas se traducen en la
978 introducción de elementos creativos orientados a la mejora continua de la pertinencia y calidad, en
979 principios inéditos que promueven el avance del conocimiento, en la actualización constante del
980 marco normativo, en el planteamiento de procesos eficaces y eficientes. Implica transformaciones
981 en las ideas, actitudes, creencias, valores, costumbres y acciones de todos los actores que están en
982 torno del estudiante, adaptando continuamente el proceso educativo a la evolución del contexto. Es
983 un esfuerzo comprometido y deliberado, de modo que resulten mejores productos educativos, se
984 alcancen los objetivos planteados y se cumplan las metas establecidas por la institución (UADY,
985 2010).
986
987 La principal demanda que plantea este eje se relaciona con el docente debido a la incorporación a
988 su práctica cotidiana del uso de estrategias significativas creativas, innovadoras en los procesos
989 educativos,, y por los papeles que le tocan jugar como tutor, orientador, facilitador y promotor del
990 aprendizaje, en donde se hace indispensable la adopción y adaptación creativa de tecnologías
991 actuales a las actividades de docencia, investigación y servicio universitario (UADY, 2002).
992
993 Implica el desarrollo de procesos administrativos, académicos y tecnológicos basados en una
994 mejora continua del servicio. Innovar implica un cambio constante hacia nuevos caminos, implica
995 evaluar acciones, alcanzar metas, diseñar objetivos comunes que se puedan lograr con el trabajo de
996 diversas instituciones en un marco de cooperación. Innovar implica actualizar los procesos
997 académicos apoyándose en la tecnología, es implantar una visión que busque nuevas condiciones
998 para desarrollarse en situaciones establecidas.
999
1000 La innovación implica fomentar el aprendizaje compartido entre estudiantes, docentes,
1001 investigadores y actores de diversos espacios institucionales y en otros fuera de ella, lo que obliga a
1002 movilizar las estructuras cognitivas hacia la práctica reflexiva de los aprendizajes, para ir de la
1003 conducción a la construcción en distintos escenarios de modelos de acción.
1004
1005 5.6 La internacionalización
1006
1007 Incluir a la internacionalización como uno de los ejes del Modelo Educativo para la Formación
1008 Integral responde a la necesidad de garantizar, fundamentalmente, el cumplimiento de pertinencia,
1009 calidad, interculturalidad y práctica de la innovación en el desempeño de los estudiantes. Este eje
1010 contribuye de manera importante a la formación integral del estudiante porque propicia las
1011 capacidades para dar respuesta a los desafíos que impone la globalización, asimismo se pretende
1012 proporcionar una clara concepción de la importancia que representa la cooperación internacional
1013 para la solución de los problemas que aquejan a la humanidad, buscando incorporar elementos que
1014 fomenten entre los estudiantes la comprensión de los fenómenos complejos y de contextos amplios.
1015
1016 Algunos aspectos que deberán tomarse en cuenta en torno a la internacionalización son: brindar una
1017 formación que incluya enfoques interdisciplinarios con una visión global; conformación de grupos y
1018 redes de trabajo y colaboración internacionales; desarrollo de habilidades comunicativas en otras
1019 lenguas para favorecer la participación en otros entornos y una mejor comprensión de lo desarrollado
1020 en otros contextos diferentes al propio; y, reconocimiento y aceptación de la interculturalidad.
1021
1022 Para favorecer la formación integral de los estudiantes, el eje de internacionalización en el Modelo
1023 Educativo deberá atender no sólo las acciones o actividades referidas directamente a ellos, sino
1024 visualizar la incorporación de los actores del proceso de aprendizaje, en actividades de colaboración
1025 e intercambio académico, para la construcción del conocimiento en estrecha relación con
1026 investigadores e instituciones de otros países, la adquisición de competencias en el dominio de otras
1027 lenguas, y el desarrollo de habilidades para su adaptación a entornos altamente cambiantes.
1028
1029 En el ámbito curricular la internacionalización tiene implicaciones para la Universidad; debe incluir la
1030 contextualización con una visión global, de manera que los programas educativos se equiparen en
1031 métodos y contenidos a aquellos que son reconocidos internacionalmente por su calidad, la
1032 participación activa de profesores y estudiantes en redes académicas, en eventos científicos
1033 internacionales y la movilidad de profesores y estudiantes en programas que traspasen las fronteras
1034 de la propia institución (UADY, 2002).
1035
1036 La internacionalización como eje del Modelo Educativo para la Formación Integral pretende
1037 favorecer en el estudiante el desarrollo de competencias en el ámbito profesional laboral, la
1038 promoción de una educación que permita a los egresados desempeñarse armoniosamente desde un
1039 punto de vista profesional, técnico, cultural y social, en cualquier situación y en cualquier país. Este
1040 eje se traducirá en la participación en redes internacionales de formación profesional y producción de
1041 conocimiento, que favorezcan la adaptación y creatividad de los estudiantes en los mundos laborales
1042 y formen conciencia de la responsabilidad social y el compromiso hacia el desarrollo sustentable, lo
1043 que le permitirá vivir y desarrollarse en un entorno global, multicultural (UADY, 2010).
1044
1045

1046 VI. LOS PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS DEL CURRÍCULO

1047 Para organizar los procesos educativos y atender la formación integral, así como para procurar el
1048 desarrollo de competencias en sus estudiantes, la UADY establece los siguientes principios
1049 pedagógicos, a fin de concretar una formación centrada en la persona:

1050  El objetivo de los procesos de enseñanza no ha de ser que los estudiantes aprendan las
1051 disciplinas, sino que reconstruyan sus modelos mentales y sus esquemas de pensamiento a fin
1052 de redescubrir y reconstruir nuevos aprendizajes.
1053  Es necesario provocar un aprendizaje significativo para el logro de las competencias que se
1054 requieren desarrollar en el estudiante, mediante procesos de búsqueda, estudio,
1055 experimentación, reflexión, aplicación y comunicación del conocimiento.
1056  Para el desarrollo de las competencias se requiere contextualizarlas en situaciones reales y
1057 proponer actividades creativas. Es necesario vincular el conocimiento a los problemas
1058 relevantes de la vida cotidiana.
1059  La organización espacial y temporal de los contextos escolares ha de considerar la flexibilidad y
1060 creatividad requerida por la naturaleza de las tareas y por las exigencias de vinculación con el
1061 entorno social. Los ambientes de aprendizaje, se caracterizan por el trabajo colaborativo,
1062 convivencia y búsqueda de la información.
1063  El aprendizaje significativo requiere estimular la reflexión de cada estudiante sobre su propio
1064 aprendizaje, su capacidad para comprender y para autorregular y controlar su proceso de
1065 aprender y de aprender a aprender.
1066  La cooperación entre iguales es una estrategia didáctica de primer orden. La cooperación a
1067 través del trabajo colaborativo, incluye el diálogo, el debate y la discrepancia, el respeto a las
1068 diferencias, saber escuchar, enriquecerse con las aportaciones de los demás participantes.
1069  El desarrollo de competencias requiere proporcionar un entorno seguro y cálido en el que el
1070 aprendiz se sienta libre y confiado para ensayar, probar, equivocarse, realimentar, y volver a
1071 probar.
1072  La evaluación educativa del rendimiento de los estudiantes ha de entenderse básicamente en
1073 dos sentidos como evaluación formativa, para facilitar el desarrollo en cada individuo de sus
1074 competencias de comprensión y actuación, y la evaluación integral para consolidar los
1075 aprendizajes y llevarlos a otros ámbitos.
1076  La función del docente para el desarrollo de competencias puede concebirse como el facilitador,
1077 el tutor del aprendizaje de los estudiantes, lo que implica diseñar, planificar, organizar,
1078 estimular, acompañar, evaluar y reconducir sus procesos de enseñanza aprendizaje de los
1079 estudiantes.