Está en la página 1de 34

Protección Contra

Descargas
Atmosféricas
INSTALACIONES ELÉCTRICAS
Y LUMINUTÉCNIA

Universidad Tecnológica Nacional


Facultad Regional Santa Fe
Índice
1. Introducción .............................................................................................................................. 3

2. Descargas atmosféricas ............................................................................................................. 4


2.1. El rayo ................................................................................................................................ 4

2.2. Clasificación de las descargas atmosféricas ...................................................................... 5

2.3. El efecto punta ................................................................................................................... 6

2.4. Parámetros y valores relevantes de un rayo ....................................................................... 7

2.5. Sobretensiones y corrientes de un rayo ............................................................................. 8

3. Consecuencias de una descarga atmosférica ........................................................................... 10

3.1. Efectos sobre el cuerpo humano ...................................................................................... 10

3.2. Efectos sobre las instalaciones......................................................................................... 12

3.2.1 Efectos producidos por la caída directa de un rayo .................................................. 12

3.2.2 Efectos secundarios producidos por la caída de un rayo .......................................... 12

4. Pararrayos................................................................................................................................ 15

4.1. Pararrayos tipo Franklin .................................................................................................. 15

4.2. Pararrayos con dispositivo de cebado (PDC) .................................................................. 16

4.3. Pararrayos CTS (sistema de transferencia de cargas) ...................................................... 17

4.4. Descargadores .................................................................................................................. 19

5. Métodos de protección ............................................................................................................ 20

5.1. Método del cono .............................................................................................................. 20

5.2. Método de la esfera rodante ............................................................................................. 21

5.3. Consideraciones de diseño ............................................................................................... 24

6. Diseño de protecciones para descargas atmosféricas .............................................................. 25

6.1. Definiciones ..................................................................................................................... 25

6.2. Sistema de protección externa. ........................................................................................ 26

6.2.1 Cálculo del nivel de protección ................................................................................ 26


6.2.2 Elección del dispositivo captor................................................................................. 28

6.3. Protección interna ............................................................................................................ 28

6.3.1 Protección contra sobretensiones. ............................................................................ 28

6.3.2 Disposiciones AEA 92305 ....................................................................................... 30

7. Conclusiones ........................................................................................................................... 32

8. Bibliografía ............................................................................................................................. 33
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

1. Introducción

La zona comprendida entre el norte de Argentina, Paraguay y el sur de Brasil es una de las cuatro
regiones del mundo con mayor densidad de tormentas eléctricas.

Nuestro país es uno de los países del mundo con más tormentas eléctricas. Se producen en zonas
continentales y en su mayor parte en verano, con regiones de mayor actividad como la Puna, donde
hay 130 días de descarga, frente a otras, como Buenos Aires, con 65. En la figura 1 podemos observar
un mapa de las densidades ceráunicas de nuestro país.

Podemos estudiar los efectos directos e indirectos de este fenómeno. Un impacto directo puede tener
consecuencias catastróficas para las personas,
edificaciones, y animales (se calcula que en el mundo cada
año hay 20.000 personas afectadas por los efectos de los
rayos y que varios miles de ellas mueren anualmente como
consecuencia de sus descargas) mientras que los daños por
causas indirectas suelen ser más numerosos, acompañados
de cuantiosas pérdidas económicas. Los efectos indirectos
pueden alcanzar las instalaciones interiores de fábricas,
hogares, comercios industrias a través de las líneas de
conexión del suministro de energía eléctrica, por las líneas
de conexión de teléfonos, fax, modems, televisión por
cable, y también a través de la estructura metálica de los
edificios, por contacto directo o por inducción, por las
raíces de los árboles. Por lo cual es necesario que los
Fig. 1 Mapa isoceráunico
equipos estén protegidos frente a todas estas posibilidades.

Pág. 3
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

2. Descargas atmosféricas

2.1. El rayo

El rayo es una poderosa descarga natural de electricidad estática, producida durante una tormenta
eléctrica; generando un "pulso electromagnético". La descarga eléctrica precipitada del rayo es
acompañada por la emisión de luz (el relámpago), causada por el paso de corriente eléctrica que ioniza
las moléculas de aire, y por el sonido del trueno, desarrollado por la onda de choque. La electricidad
(corriente eléctrica) que pasa a través de la atmósfera calienta y expande rápidamente el aire,
produciendo el ruido característico del trueno.

Para que se realice una tormenta y se pueda producir un rayo, se requiere que haya nubes de tipo
cumulo nimbos, una nube densa y potente, de dimensión vertical considerable en forma de montaña
o de enormes torres. Cuando esa nube se hace forma de yunque entonces se puede clasificar como
tormenta.

En el interior de la tormenta se producen fuertes corrientes


ascendentes (ver figura 2), que arrastran las pequeñas gotas
de agua que forman la propia nube. Estas pequeñas gotas se
enfrían entre los 10 y los 20° C bajo cero y colisionan con
los cristales de hielo formando una combinación de agua-
hielo denominada granizo. Las colisiones producen que una
carga ligeramente positiva sea transferida a los cristales de
hielo, y una carga ligeramente negativa hacia el granizo. Las
corrientes conducen los cristales de hielo menos pesados
hacia arriba, causando que en la parte posterior de la nube se
acumulen cargas positivas. La gravedad causa que el granizo
más pesado con carga negativa caiga hacia el centro y a las
partes más bajas de las nubes. La separación de cargas y la Fig. 2 Corrientes de convección en
acumulación continúa hasta que el potencial eléctrico se cúmulos nimbos
vuelva suficiente para iniciar una descarga eléctrica, que ocurre cuando la distribución de las cargas
positivas y negativas forman un campo eléctrico lo suficientemente fuerte.

Mientras la base de la nube se carga negativamente, el campo electrostático induce una carga en la
superficie del terreno debajo de ésta de igual potencial pero de signo opuesto.

Pág. 4
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Cuando el campo eléctrico desarrollado excede cierto valor comienza la ionización. Esta ionización
local puede posteriormente convertirse en un líder descendente.

Al alcanzar el potencial en la nube aproximadamente unos 100 MV, se forman chispas de baja
intensidad que se mueven hacia la tierra con arranques y paradas sucesivos, o sea, en forma de "líderes
de pasos". Este líder descendente comienza en una determinada región de la nube cargada
negativamente y se dirige hacia tierra, depositando las cargas negativas en el aire que rodea su canal.

Cuando el líder descendente se aproxima a la superficie de la Tierra, la atracción eléctrica entre sus
electrones (negativos) y las cargas positivas que se han concentrado en la tierra es capaz de arrancar
estas últimas, que empiezan a volar al encuentro del líder. Es decir, se forma un segundo líder positivo
y ascendente. Cuando ambos líderes se encuentran, el circuito se cierra, efectuándose una descarga
franca.

En la figura 3 podemos ver el proceso completo de una descarga atmosférica.

Fig. 3 Proceso de una descarga atmosférica

2.2. Clasificación de las descargas atmosféricas

Podemos distinguir los siguientes tipos de fenómenos eléctricos atmosféricos:

• Rayo intra nube: es el tipo más común de descarga. Ocurre entre centros de carga opuestos
dentro de la misma nube de tormenta.

Pág. 5
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

• Rayo entre nubes: ocurre entre centros de carga en dos diferentes nubes con la descarga
recorriendo el espacio de aire que hay entre ellas, que puede llegar a de 20 Km.

• Rayo nube - tierra: es el más dañino y peligroso aunque, por fortuna, no es el más común.
Las descargas de este tipo a su vez puede ser:

o Rayo positivo de tierra a nube.


o Rayo positivo de nube a tierra.
o Rayo negativo de tierra a nube.
o Rayo negativo de nube a tierra.

El 90 % de las descargas nube-tierra son de polaridad negativa. Sólo un 10% de las descargas nube-
tierra son de polaridad positiva.

Normalmente las descargas de polaridad positiva suelen ser muchos más severas y suelen recorrer
mayor distancia.

El la figura 3 podemos apreciar los diferentes tipos de descargas.

Fig. 4 Tipos de descargas atmosféricas

2.3. El efecto punta

El efecto punta es un efecto físico que se produce por la acumulación de energía en esa parte de un
cuerpo.

Cuando un material posee carga eléctrica, esta se distribuye por todo el cuerpo (superficie, si se
trata de conductores). La densidad de carga es la carga por unidad de volumen o superficie en el
cuerpo de manera que si la carga se distribuye en el cuerpo, su densidad será mayor en las zonas de
menos volumen o menos superficie. Por esto se produce una acumulación de energía en las zonas del
material acabadas en punta donde su volumen es menor y se concentra mayor cantidad de carga, de

Pág. 6
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

manera que si el material está expuesto a un campo eléctrico externo, tenderá a interactuar con éste
por la zona de mayor densidad de carga, es decir, en la punta.

El efecto punta puede ser estático en un punto, en movimiento en el mismo punto o viajar por el
suelo y estructuras, en función de la dirección y velocidad de la nube, se representa en forma de
chispas que salen de los elementos expuestos, las formas redondeadas expuestas a un campo eléctrico
de alta tensión, generan el efecto visual de muchas chispas en su corona inferior o superior llamado
entonces “efecto corona” , son diminutas chispas eléctricas que aparecen en la parte superior de los
materiales, generalmente es de color verde-azul y con fuerte olor a ozono (ionización del aire), el
efecto punta aparece siempre dentro de la sombra eléctrica.

Fig. 5 Efecto punta

2.4. Parámetros y valores relevantes de un rayo

Ya que un rayo se trata de un fenómeno natural no es posible determinar valores exactos, pese a
este inconveniente podemos expresar los siguientes valores aproximados los cuales nos permiten
cuantificar dicha descarga.

• Tensión que pueden aparecer en tierra antes de la descarga del rayo: 1.000 a 45.000 V

• Campo electrostático por metro de elevación sobre la superficie de la tierra: 10 kV

• Intensidades de corriente que pueden circular por los cables de tierra: 5000 a 350000 A

• Tensiones que pueden aparecer en los cables de tierra y la tierra: 50000 a 3500000 V

• di/dt en función del tipo de rayo: 7.500 A/s a 500.000 A/s

• Energía de radiación del pulso electromagnético de un rayo de 50.000 a 25.000.000 kW

• Frecuencia causada por cada impacto del rayo en un elemento (ELF) 1 Hz

• Distancia de recorrido de la señal del rayo en función de su intensidad 299.000 km

• Temperatura de contacto en función de tipo de rayo: 8.000 a valores superiores a 27.000 Cº/µs

Pág. 7
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

2.5. Sobretensiones y corrientes de un rayo

Las sobretensiones provocadas por descargas


atmosféricas son efectos accidentales que ocurren en
los cableados eléctricos de forma diferente
dependiendo de la localización, el tiempo, la forma de
onda y de la característica de la línea. La figura 6 nos
muestra la forma real de la corriente de un rayo.
Debido a su forma compleja la forma de onda de las
descargas atmosféricas se han ido estandarizando con
el fin de definir y explicar sus efectos.

Para estudiar las descargas atmosféricas debemos


identificar dos tipos de onda estandarizado. Fig. 6 Onda real de un rayo

• Forma de onda 10/350 µs (curva 1, figura 7) es usada para simular el impacto directo de un
rayo. Se llama así porque la corriente de descarga producida por una sobretensión tarda 10 µs en
alcanzar su valor máximo y otros 350 µs más en reducir su valor a la mitad

• Forma de onda 8/20 µs (curva 2, figura 7) es típica de una sobreintensidad producida por una
maniobra eléctrica, también es usada para simular el efecto de un impacto de un rayo. Donde los
valores son 8 µs y 20 µs respectivamente

El valor de la intensidad máxima es aproximadamente 20 veces mayor en la 10/350 que en la 8/20.

Fig. 7 Forma de onda 10/350 y 8/20


Los diferentes parámetros de una descarga atmosférica están recogidos en la norma IEC 1312-
1:19995 y son los siguientes:

Pág. 8
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Valor de cresta Iimp 1-200 kA

Carga Q 300 C máximo

Energía específica E 10 MJ/Ω máximo

Pendiente de la forma de onda 𝑑𝑖/𝑑𝑡 200 kA/µs máximo

Pág. 9
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

3. Consecuencias de una descarga atmosférica

No hay duda acerca del peligro que implican los rayos y sus efectos asociados. Incendios, lesiones
o pérdida de la vida, daños y destrucción a propiedades, pérdidas significativas de tiempo y de dinero
por salidas de operación, debidas a daños en los equipos, todo esto convierte a los rayos en una seria
amenaza. En tanto que los efectos directos de un rayo son obvios, los efectos secundarios pueden
resultar devastadores. Esto resulta especialmente cierto para líneas de energía e instalaciones con
equipo electrónico que es muy sensible.

3.1. Efectos sobre el cuerpo humano

Recibir el impacto directo de un rayo es casi sinónimo de muerte, el cuerpo y sobretodo el cerebro
no están preparados para las quemaduras que produce, el cuerpo aumenta repentinamente en un grado
su temperatura y especialmente el cerebro se ve fuertemente afectado a ese cambio, de inmediato
además se produce una parada cardiaca y casi siempre también una respiratoria debido al shock.

Entre los efectos físicos podemos destacar: quemaduras en la piel, rotura del tímpano, lesiones en
la retina, caída al suelo por onda expansiva, caída al suelo por agarrotamiento muscular debido a una
tensión de paso ligera, lesiones pulmonares y lesiones óseas, estrés pos-traumático, muerte por paro
cardiaco o paro respiratorio, lesiones cerebrales.

Existen diferentes formas en que los humanos pueden morir o ser lesionados por un rayo:

1. Por la corriente de un impacto directo

2. Por la corriente de un líder ascendente no conectado cuando existe un impacto de rayo


cercano.

3. Por un "rayo lateral" o un arco superficial en la tierra en contacto con un objeto directamente
impactado. Un rayo lateral se define como aquel que se desprende de objetos que se encuentran a un
potencial elevado por efecto del rayo, que puede saltar entre estos objetos y una persona o cuerpo en
contacto con tierra. Un arco superficial en la tierra se da cuando la corriente de rayo logra ionizar la
superficie del terreno.

En la figura 8 A y B además de ver el impacto directo de un rayo podemos apreciar los líderes
ascendentes, mientras que en la C y D vemos un arco superficial en la tierra y un “side flash” o
rayo lateral respectivamente.

Pág. 10
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Fig. 8 A) foto real; B) lideres; C) Rayo de retorno y arco superficial; D) Rayo


lateral
4. Por una tensión de paso (UP) producida por la circulación de la corriente de rayo en la tierra.
La tensión de paso definida como la que se presenta entre los dos pies de una persona.

5. Por la tensión de contacto (UC) que se produce cuando se está en contacto con un objeto
metálico tal como un cable que se ha elevado en tensión debido a un impacto directo o rayo cercano.

Fig. 9 tensión de paso y tensión de contacto

6. Por las esquirlas que se producen en una edificación que ha sido impactada por un rayo, o por
caerse de un caballo que ha sido electrocutado por un rayo.

7. Por las quemaduras o la inhalación de humo que se producen en incendios ocasionados por
rayos.

8. Por las explosiones por rayo que ocurren, por ejemplo, en fábricas o minas de carbón bajo
tierra.

Pág. 11
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

3.2. Efectos sobre las instalaciones

Los rayos son señales eléctricas de alta frecuencia, gran potencial y alta corriente, por ello, son
causa de interferencias en sistemas electrónicos. Por ello, para dirigir a tierra las descargas
atmosféricas se requiere de las técnicas para señales en altas frecuencias.

3.2.1 Efectos producidos por la caída directa de un rayo

Los efectos directos de un rayo son la destrucción física causada por el impacto de los que pueden
resultar incendios. Cuando un impacto directo golpea una instalación donde hay materiales
combustibles, pueden estar expuestos al rayo, al canal del rayo o al efecto de calentamiento del rayo,
produciéndose importantes incendios.

Cuando cae un rayo en una instalación siempre buscará el camino a tierra de más baja impedancia
y por él circulará hasta tierra. Si el conductor tiene algún equipo eléctrico conectado a un equipo y es
atravesado por esa corriente, muy probablemente será destruido. Si bien la caída directa del rayo es
la más devastadora, también es la más improbable.

3.2.2 Efectos secundarios producidos por la caída de un rayo

Los efectos secundarios de un impacto de rayo directo o cercano a una instalación incluye:

• La carga electrostática: La célula de tormenta induce una carga estática en cualquier


estructura inmersa en la tormenta. Esta carga estática estará relacionada con la carga de la célula de
la tormenta. Por esto se inducirá una diferencia de potencial en la estructura o conductor respecto a
tierra que será un posible causante de interferencias. Como consecuencia de la carga electrostática
se producen los arcos secundarios que es una de las interferencias más frecuentes.

• Los pulsos electromagnéticos: Los pulsos electromagnéticos, son el resultado de los campos
electromagnéticos transitorios que se forman por el flujo de corriente, a través del canal de descarga
del rayo. Después de que se establece el canal de descarga del rayo entre la nube y la tierra, llega a
formarse un camino tan conductivo como un conductor eléctrico. La corriente de neutralización
comienza a fluir rápidamente y produce un campo magnético en relación a la misma. Ya que estas
corrientes de descarga crecen rápidamente y alcanzan corrientes pico de cientos de miles de
amperios, los pulsos magnéticos que ellos crean pueden ser muy significativos. El voltaje inducido
resultante (EMP) dentro de cualquier grupo donde existen varios cables que corren paralelamente,
puede también ser muy significativo.

Pág. 12
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

• Los pulsos electrostáticos: Los transitorios atmosféricos o pulsos electrostáticos, son el


resultado directo de la variación del campo electrostático que acompaña a una tormenta eléctrica.
Cualquier conductor suspendido sobre la superficie de la tierra, está inmerso dentro de un campo
electrostático y será cargado con un potencial en relación a su altura, sobre la superficie de la tierra.
Por ejemplo, una línea de distribución o telefónica aérea, a una altura promedio de 10 metros sobre
la tierra, en un campo electrostático medio, durante una tormenta eléctrica, se cargará con un
potencial de entre 100 kV y 300 kV con respecto a la tierra.

• Las corrientes de tierra: La corriente transitoria de tierra es el resultado directo del proceso
de neutralización que sigue a un impacto de rayo. El proceso de neutralización, es consumado por
el movimiento de la carga a lo largo o cerca de la superficie de la tierra, desde el punto donde se
induce la carga, hasta el punto donde termina el rayo. Cualquier conductor enterrado o cercano a
esa carga, proveerá un camino más conductivo desde el punto donde se inicia, al punto donde
termina el rayo. Esto induce un voltaje en relación con la carga, que se maneja en esos conductores,
lo cual otra vez está relacionado con la cercanía a donde el rayo impactó. A este voltaje inducido se
le llama "corriente transitoria de tierra" y aparece en alambres conductores, tuberías y otras formas
de conductores. Aunque el proceso de descarga es muy rápido (20 microsegundos) y la relación de
crecimiento al pico es tan pequeña como 50 nanosegundos, el voltaje inducido será muy alto. La
terminación de un rayo de retorno en la tierra puede causar los efectos siguientes:

o Puede causar arqueos a través de la tierra a tuberías de gas adyacentes, cables o sistemas de
tierra.

o La corriente de sobrecarga, puede correr por la tierra paralelo al sistema de tierras electrónico
existente, lo cual originará una distribución de elevación de potencial de tierra no uniforme en el
sistema de tierra.

• Sobretensiones transitorias: Se produce como consecuencia de los anteriores y pueden


causar graves daños en los equipos o sistemas si no están convenientemente protegidos. La carga
electrostática (y consecuentes arcos secundarios) es lo más común.

Debemos tener en cuenta que en un radio de unos 1,5 km desde el punto de impacto de un rayo, las
instalaciones electrónicas pueden ser perturbadas y en ocasiones destruidas.

Las formas en que se acoplan las interferencias producidas por el rayo son:

Pág. 13
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

• Acoplamiento resistivo: al caer un rayo sobre una construcción o sobre la tierra, se produce
una elevación del potencial eléctrico que afecta a las tuberías y a los cables enterrados y viajan a
través de ellas hasta penetrar en las edificaciones. Especial riesgo corren, como es de suponer, los
cables y tuberías aéreas. Así, un rayo es capaz de inducir corriente de 1,5 kA y 5kV en cables
subterráneos, y de 3 kA y 6 kV en cables aéreos.

• Acoplamiento inductivo: Las enormes corrientes del rayo al caer a tierra mediante
descargadores establecen un camino que genera un campo electromagnético que induce a otros
conductores, de fuerza principalmente por que no están apantallados, voltajes destructivos de varios
KVs.

• Acoplamiento capacitivo: Debido a la naturaleza de alta frecuencia de los rayos se acopla


capacitivamente entre arrollamientos de Alta a Baja tensión (transformadores). Provocando fallas
en las fuentes de equipos electrónicos que son más sensibles y débiles.

Los efectos secundarios no siempre son fácilmente identificados como la causa o el mecanismo del
rayo. La protección convencional o protección primaria no influirá ni reducirá ninguno de los efectos
secundarios, sin embargo aumenta el riesgo de un evento. Las puntas pararrayos o terminales aéreos
atraen el rayo y fortalecen una terminación del impacto muy cerca de la zona de influencia, causando
interferencias con los equipos existentes.

Además, la tendencia hacia la microelectrónica, trae como consecuencia que los sistemas
electrónicos sean más sensibles a los fenómenos transitorios.

Pág. 14
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

4. Pararrayos

Un pararrayos es un instrumento cuyo objetivo es atraer un rayo y canalizar la descarga eléctrica


hacia tierra, de modo tal que no cause daños a construcciones o personas.

De acuerdo a referencias históricas, esta clase de dispositivo surgió en 1753 por iniciativa del
científico y político estadounidense Benjamin Franklin, de quien se tomó el apellido para bautizar al
primer pararrayos que él diseñó tras varios años de desarrollar experimentos basados en la
electricidad.

Con el paso del tiempo, este instrumento fue evolucionando gracias a nuevos avances y
descubrimientos varios. La oferta a escala mundial, por lo tanto, comenzó a incluir pararrayos de
punta simple; otros compuestos por varias puntas (definidos, simplemente, como multipuntas) y
algunos modelos con puntas electrónicas.

Cabe resaltar que al investigar más en profundidad los diseños y tecnologías, es posible identificar
a los pararrayos desionizadores de carga electrostática y a los pararrayos que incluyen un sistema de
cebado que puede, o no, ser de carácter electrónico. Asimismo, se fabrican pararrayos ionizantes que,
en función de sus propiedades, pueden clasificarse como pasivos, semi-activos y activos. Estos
últimos son los dispositivos más modernos y los que más se instalan en la actualidad (son obligatorios
en las construcciones más nuevas de numerosos países) ya que ofrecen una cobertura de hasta
doscientos metros de diámetro, según los cálculos de quienes fabrican y conocen en detalle esta clase
de aparatos.

4.1. Pararrayos tipo Franklin

Es tipo de pararrayos son electrodos de acero o de materiales similares acabados en una o varias
puntas. Su medida varía en función del modelo de cada fabricante, algunos fabricantes colocan un
sistema metálico cerca de la punta para generar un efecto de condensador.

El principio de funcionamiento se basa en el efecto punta. Durante la tormenta se generan campos


eléctricos de alta tensión entre nube y tierra. Las cargas se concentran en las puntas más
predominantes a partir de una magnitud del campo eléctrico. Alrededor de la punta o electrodo
aparece la ionización natural o efecto corona, resultado de la transferencia de energía. Este fenómeno
es el principio de excitación para trazar un canal conductor que facilitará la descarga del fenómeno
rayo.

Pág. 15
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

En función de la transferencia o intercambio de cargas, se pueden apreciar, en la punta del


pararrayos, chispas diminutas en forma de luz, ruido audible a frito, radiofrecuencia, vibraciones del
conductor, ozono y otros compuestos. El objetivo de estos pararrayos atrae-rayos es proteger las
instalaciones del impacto directo del rayo, excitando su carga y capturando su impacto para conducir
su potencial de alta tensión a la toma de tierra eléctrica.

Se conocen casos en los que parte del pararrayos ha desaparecido a causa del impacto, que superó
los 200.000 Amperios. Algunos estudios demuestran que estos equipos no son eficaces.

Fig. 10 Pararrayos tipo Franklin

4.2. Pararrayos con dispositivo de cebado (PDC)

Están formados por electrodos de acero o de materiales similares acabados en una punta. Incorporan
un sistema electrónico que genera un avance teórico del trazador; otros incorporan un sistema
piezoeléctrico que genera un efecto similar. Los dos sistemas se caracterizan por anticiparse en el
tiempo en la captura del rayo, una vez que se produce la carga del dispositivo electrónico de excitación
(cebador).

El principio de funcionamiento se basa en tres pilares fundamentales que son, la presencia de un


campo eléctrico entre nube y tierra en el momento de tormentas, la carga de energía electrostática por
efecto de punta y la existencia de sistema de censado de líder descendente.

Producida la tormenta las nubes se cargan estáticamente generando un campo eléctrico entre nube
y tierra el cual es aprovechado por el equipo a través de las tomas de potencial cuya agudez permite
el efecto punta cargando una batería de capacitores que almacenan la energía del campo exterior,
energía disponible para ser utilizada en la captación del rayo gracias a un eficiente sistema de aislación
que permite mantener la carga en condiciones de lluvia.

Pág. 16
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

En el momento de la descarga, el líder descendente avanza generando un notorio aumento del campo
el cual es censado por el equipo, instante en el cual se libera la carga acumulada en forma de líder
ascendente que va al encuentro de la descarga atmosférica quedando así determinado el punto de
impacto.

Esto asegura la captación dado que los objetos pasivos que circundan al pararrayos no producen
ninguna acción, sino que están a merced del fenómeno tal cual este procede.

Esto asegura la captación dado que los objetos pasivos que circundan al pararrayos no producen
ninguna acción, sino que están a merced del fenómeno tal cual este procede.

Fig. 11 Pararrayos ATTRACTOR P4500

4.3. Pararrayos CTS (sistema de transferencia de cargas)

Basan su principio en la desionización del aire. El objetivo es evitar la saturación de carga


electroestática entre la instalación de tierra y la atmósfera que nos rodea, concretamente compensar
pacíficamente la diferencia de potencial eléctrico de la zona durante el primer proceso de la formación
del rayo. Se destacan por ser de forma esférica, están instalados en la parte más alta de la instalación
y conectados a tierra.

Estos tipos de pararrayos se caracteriza por facilitar la transferencia de la carga electroestática entre
nube y tierra antes del segundo proceso de la formación del rayo, anulando el fenómeno de ionización
o efecto corona en la tierra.

El cabezal del pararrayos está constituido por dos electrodos de aluminio separados por un aislante
dieléctrico. Todo ello está soportado por un pequeño mástil de acero inoxidable. Su forma es esférica
y el sistema está conectado en serie entre la toma de tierra eléctrica y la atmósfera que lo rodea.

Pág. 17
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Durante el proceso de la tormenta se genera un campo de alta tensión en tierra que es proporcional a
la carga de la nube y su distancia de separación del suelo.

A partir de una magnitud del campo eléctrico natural en tierra, la instalación equipotencial de tierras
del pararrayos, facilita la transferencia de las cargas por el cable eléctrico. Estas cargas,
indiferentemente de su polaridad, se concentran en el electrodo inferior del pararrayos que está
conectado a la toma de tierra por el cable eléctrico y situado en lo más alto de la instalación.

La baja resistencia del electrodo inferior del pararrayos en el punto más alto de la instalación, facilita
la captación de cargas opuestas en el electrodo superior. Durante este proceso de transferencia de
energía se produce internamente en el pararrayos un pequeño flujo de corriente entre el ánodo y el
cátodo. El efecto resultante genera una corriente de fuga, que se deriva a la puesta a tierra eléctrica
de la instalación y es proporcional a la carga de la nube. Durante el proceso de máxima actividad de
la tormenta se pueden registrar valores máximos de transferencia de 300 miliamperios por el cable de
la instalación del pararrayos. La carga electroestática de la instalación se compensa progresivamente
a tierra según aumenta la diferencia de potencial entre nube y tierra, neutralizando el efecto punta en
tierra en un 100 % de los casos (Trazador o Lider). El cabezal captador del pararrayos no incorpora
ninguna fuente radioactiva. El efecto de disipar constantemente el campo eléctrico de alta tensión en
la zona de protección, garantiza que el aire del entorno no supere la tensión de ruptura evitando
posibles chispas, ruido audible a frito, radiofrecuencia, vibraciones del conductor y caídas de rayos .

El objetivo del conjunto de la instalación, se diseña como Sistema de Protección Contra el Rayo
(SPCR) donde el motivo principal es evitar la formación y descarga del rayo en la zona de protección.
El sistema es eficaz en un 100 % de los casos.

Fig. 12 Pararrayos CTS

Pág. 18
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

4.4. Descargadores

En la actualidad la protección de circuitos eléctricos incluye dispositivos de descarga que no deben


confundirse con pararrayos. Su función consiste en descargar a tierra las tensiones producidas por los
rayos, de una forma más eficiente que la simple descarga a tierra por un cable con poca resistencia.

Estos dispositivos, se utilizan en la actualidad de dos tipos: los de Resistencia Variable y los de
Óxido de Zinc. Los primeros asocian una serie de explosores y unas resistencias no lineales
(varistancias) capaces de limitar la corriente después del paso de la onda de choque. Se caracterizan
por su tensión de extinción a frecuencia industrial más alta bajo la cual el pararrayos puede descebarse
espontáneamente. Los segundos están constituidos solo por varistancias y reemplazan a los anteriores
cada vez más, ya que su característica principal es la no linealidad de las varistancias de ZnO, que
facilitan que la resistencia pase de unos 1.5 Mohms a 15 Ohms entre la tensión de servicio y la tensión
nominal de descarga.

Fig. 13 Descargadores de sobretensión

Pág. 19
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

5. Métodos de protección

Básicamente existen dos métodos para realizar los diseños y definir la ubicación y cantidad de los
pararrayos, se trata del método del cono de protección y de la esfera rodante

5.1. Método del cono

Este método se basa en la asunción de que un captador u objeto elevado conectado a tierra crea un
espacio cónico adyacente que es inmune al rayo. El concepto del "Cono de Protección" para definir
una zona de protección tiene sus raíces en los inicios mismos de los estudios de protección contra
rayo. Aunque a finales de los 1700 Franklin reconoció su limitación en el intervalo de captura, este
concepto fue formalmente propuesto por la Academia Francesa de Ciencias en 1823 e inicialmente
usado con una relación de la base igual a dos veces la altura (o sea, un ángulo de 63°). En 1855, este
ángulo se cambió a 45 ° debido a los fallos reportados con este método. A través del tiempo han sido
usados otros ángulos con un nivel de éxito variable. Es evidente que mientras más pequeño se asuma
el volumen del cono de protección, más efectivo será el captador en la intercepción del líder de rayo.
En algunas normas actuales, se usa un ángulo variable con la altura de la estructura. Además, este
ángulo de protección puede aumentarse cuando se considera la ubicación de un captador en el interior
de grandes superficies planas, debido a la reducida intensidad campo eléctrico.

La ubicación del sistema de captura se considera adecuada si la estructura a proteger está situada
completamente dentro del volumen de protección dado por dicho sistema.

Para la determinación del volumen de protección sólo se considerarán las dimensiones físicas reales
de los captadores.

El volumen de protección mediante una punta Franklin se asume que tiene la forma de un cono
recto de base circular con vértice localizado en el extremo de la punta y semiángulo  que depende
del nivel de protección y altura de la punta.

El volumen de protección mediante un conductor tendido se define por la composición de los


volúmenes protegidos por las puntas verticales virtuales y los conductores que viajan entre los
extremos de las puntas.

Pág. 20
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Fig. 14 Conos de protección

5.2. Método de la esfera rodante

Deriva del llamado modelo electrogeométrico (EGM), el cual predice que considerando una esfera
imaginaria de un determinado radio, el rayo tendrá una mayor probabilidad de tocar las superficies u
objetos que se encuentren dentro de la esfera o “toquen” su superficie. Quedando protegida el área o
volumen fuera de la misma.

Este método parte de las siguientes suposiciones fundamentales:

• El punto de impacto del rayo se determina cuando el líder descendente se aproxima a la tierra
o a una estructura a la distancia de impacto.

• El rayo impacta al objeto en la tierra que se encuentre más cerca de su punto de discriminación
y, por tanto, la peor posición es cuando el centro de una esfera es común a varios objetos en la tierra.

Como el radio de la esfera y la distancia de impacto están relacionados con la corriente del rayo,
estas suposiciones permiten concluir que el rayo no impactará una estructura protegida si su distancia
de impacto es mayor que el radio de la esfera.

Para un valor típico de corriente pico de 10 kA, la distancia de impacto es aproximadamente 45 m.


Esta es la distancia a la cual un líder descendente produce la iniciación de un líder ascendente desde
la estructura.

A pesar de las deficiencias teóricas de este método, se ha demostrado que hasta el momento es el
mejor procedimiento aprobado para el diseño de los sistemas de captura. Aunque el radio no puede
determinarse sobre bases teóricas, la experiencia permite asumir valores entre 20 y 100 m. Los radios
más pequeños representan un efecto de protección mayor que debe usarse en los casos de mayor
riesgo.

Pág. 21
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Aplicando este método, el posicionamiento de los captadores es adecuado si ningún punto de la


estructura a proteger hace contacto con la esfera de radio R. De esta manera, la esfera sólo toca el
sistema de captura.

Cuando se gira la esfera alrededor del pararrayo forma un embudo invertido como se muestra a
continuación:

Fig. 15
Aplicamos ahora transparencia para ver la casa y la persona de referencia, respecto al embudo de la
zona de protección.

Fig. 16

La zona de protección tiene un alcance limitado, por lo tanto puede que alguna parte de un equipo
o estructura quede fuera de ella como lo muestra la figura de abajo.

Fig. 17

La casa de la derecha ya no se encuentra protegida, para solucionar esto se instala otro poste con
otro pararrayo.

Fig. 18

Pág. 22
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Vemos que ahora la casa de la derecha está protegida por el nuevo pararrayo, ambas zonas se unen
y forman una nueva y más grande.

Fig. 19

Pero hay algo adicional, cuando la esfera rueda entre los dos pararrayos crea una zona mayor que la
suma de las dos como vemos a continuación.

Fig. 20

Quedando finalmente algo similar a una carpa de circo.

Fig. 21

Pág. 23
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

5.3. Consideraciones de diseño

• Para el método del cono:

Este método es una aproximación teórica y el rayo no necesariamente puede comportarse como lo
predice.

Este concepto de protección NO implica seguridad para las personas ya que los voltajes de toque y
paso pueden afectar a las mismas.

El ángulo de protección está en función de la altura de la estructura.

• Para el método de la esfera rodante:

Este método es una aproximación teórica y el rayo no necesariamente puede comportarse como lo
predice.

Este concepto de protección NO implica seguridad para las personas ya que los voltajes de toque y
paso pueden afectar a las mismas.

El radio de la esfera varía según el código o norma usada.

Para el caso de la Norma AEA 92305:

Radio de la esfera
Niveles de protección
rodante “r” [m]
I 20

II 30

III 45

IV 60

Pág. 24
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

6. Diseño de protecciones para descargas atmosféricas

La finalidad de todo sistema de pararrayos es la protección de los inmuebles, mediante la


determinación de un punto de impacto (pararrayos) y de un camino bien definido de baja impedancia
para la captación y el drenaje de la descarga a tierra. Teniendo en cuenta esta definición se debe
mencionar la existencia de dos tecnologías en lo que hace a la protección contra el rayo, una es la
tradicional protección con puntas Franklin y la otra es la utilización de pararrayos con dispositivos de
cebado, en ambos sistemas el análisis a realizar es el mismo, siendo la principal diferencia los radios
de protección asignados a los pararrayos activos respecto de los Franklin, teniendo los pararrayos
activos radios de protección considerablemente mayores, lo que se traduce en un menor número de
dispositivos captores, economización en los costos de instalación y una instalación estéticamente
agradable a la vista.

6.1. Definiciones

Riesgo de daño: Probables pérdidas anuales promedio (en personas y en bienes) debido a rayos en
una estructura. Las cuales quedan definidas por la frecuencia anual de rayos directos en la estructura
y la probabilidad con la cual el rayo causa daños.

Eficiencia (E) de un spcr: Es la relación entre el número promedio anual de rayos directos que no
pueden causar daño en una estructura y el número de impactos de rayos directo en esa estructura.

Nivel de protección: Clasificación de un spcr según se eficiencia.

Niveles de protección Eficiencia (E) de un spcr


I + medidas complementarias E > 0.98
I 0.95 < E < 0.98
II 0.90 < E < 0.95
III 0.80 < E < 0.90
IV 0 < E < 0.80
Frecuencia aceptada de rayos en una estructura (Nc): frecuencia máxima promedio anual
tolerable de rayos que puedan causar daños Dichos valores serán definidos por las autoridades
pertinentes en caso de haber riesgo de vidas humanas, culturales y sociales. Mientras que el
propietario o diseñador podrá establecer dicho valor cuando las pérdidas solo estén relacionadas con
los bienes o la propiedad privada.

Nivel de tensión de protección Up: tensión residual correspondiente a los protectores de


sobretensiones, valor que debe ser compatible con la sensibilidad de los equipos a proteger.

Pág. 25
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

6.2. Sistema de protección externa.

La Norma AEA 92305 expresa: “La parte externa de un SPCR tiene como objeto interceptar las
descargas directas de rayos a la estructura, incluyendo las descargas laterales, y conducir la corriente
del rayo desde el punto de impacto a tierra. La parte externa también tiene como objeto dispersar la
corriente en tierra sin que se produzcan daños térmicos o mecánicos, ni chispas peligrosas que puedan
dar lugar a incendios o explosiones.”

Para diseñar la protección externa del sistema debemos seguir las siguientes pautas:

1. Establecer nivel de protección.


2. Elegir tipo de pararrayos a utilizar en función del área a cubrir.
3. Calcular radio de pararrayos.
4. Ubicar el pararrayos en un plano de planta teniendo en cuenta la altura de cada edificio.
5. El pararrayos debe ser el punto más alto estando al menos a dos metros por encima de
cualquier objeto en el entorno.
6. Elegir tipo de bajada.
7. El recorrido de la bajada debe ser lo más corto posible.
8. Establecer elementos metálicos a equipotencializar que se encuentren cercanos al pararrayos
o a la bajada e incorporarlos al sistema (conectarlos).
9. Diseñar puesta a tierra, de ser posible en un lugar poco transitado la existente para reducir la
tensión del paso.

6.2.1 Cálculo del nivel de protección

Para la determinación de la eficiencia requerida por el spcr se deberá conocer los valores de
frecuencia de impacto directo (Nd) y la frecuencia aceptada de rayos (Nc)

𝑁𝑑 = 𝐶 × 𝑁𝑔 × 𝐴𝑒 × 10−6

• C = Coeficiente ambiental que rodea a la estructura considerada (Anexo IRAM 2184-1-1)


• Ng = Densidad anual promedio de rayo directo a tierra por Km2 en zona de la edificación
• Ae = Área equivalente colectora
• Nc = esta magnitud será definida por las autoridades pertinentes en caso de haber riesgo de
vidas humanas, culturales y sociales. Mientras que el propietario o diseñador podrá establecer dicho
valor cuando las pérdidas solo estén relacionadas con los bienes o la propiedad privada.
𝑁𝑑
𝐸 =1−
𝑁𝑐

Pág. 26
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

El siguiente esquema ejemplifica los diferentes cálculos y las decisiones a tomar en base a lo
calculado

Inicio

Datos de entrada
- Dimensiones y posición de estructura
- Densidad de rayos a tierra (Ng)
- Tipo de estructura

Estimar el área equivalente Ae y calcular la


frecuencia de los rayos directos en la estructura.
𝑁𝑑 = 𝐶 × 𝑁𝑔 × 𝐴𝑒 × 10−6
Establecer la frecuencia aceptada de rayos (Nc)
según el tipo de estructura.

Si ¿Es 𝑁𝑑 ≤ 𝑁𝑐?

Calcular
𝑁𝑐
𝐸𝑐 = 1 −
𝑁𝑑

Prever un spcr de eficiencia


𝐸 ≥ 𝐸𝑐

¿Es 𝐸 ≥ 𝐸𝑐? Si

No se necesita
protección
Establecer el nivel de Establecer el nivel de
protección adecuado al valor E protección adecuado al
y las dimensiones del spcr de valor E y las dimensiones
acuerdo con ese nivel del spcr de acuerdo

Pág. 27
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

6.2.2 Elección del dispositivo captor

Parámetros a tener en cuenta:

1. Área a proteger
2. Ubicación estratégicas de los pararrayos
3. Radios de protección de los dispositivos captores

En el plano de planta de la edificación a proteger se marcan las posiciones que se crean convenientes
instalar los dispositivos captores, dichas marcas se utilizaran como centro de las circunferencias que
determinan el área de protección de los dispositivos captores cuyo radio queda determinado por el
valor del radio de protección de los pararrayos (datos obtenidos de la tabla “Radios de protección” de
los dispositivos captores, que es función del nivel de protección calculado en la etapa 2º y de la altura
a la que se instalará el pararrayos). Graficados las circunferencias que determinan las áreas de
protección se deberá verificar que la superficie a proteger quede totalmente cubierta por las
circunferencias, en caso contrario se deberán reubicar o agregar dispositivos captores hasta lograr la
cobertura total de la superficie a proteger, terminada la etapa se procederá a elegir los modelos de los
dispositivos captores que cubran con mayor eficientemente el área a proteger.

6.3. Protección interna

Se deben atacar todos los ingresos y los egresos del inmueble. Conviene analizar, si ya ha habido
problemas de quemaduras de equipos, por donde está ingresando la sobretensión. Por ejemplo, si se
quema la fuente viene por la línea. Si se queman las plaquetas, pueden ser los cables de señal.

1. Establecer zonas.
2. En la entrada a cada zona se le coloca un protector (escalón).
3. La separación entre cada escalón debe ser de diez metros de cable para garantizar la
coordinación de los protectores sino se deberán instalar una impedancia de desacople.
4. Verificar la equipotencialización de las diferentes tierras y que los caminos a tierra sean los
más cortos posibles.
5. En ambientes explosivos se debe verificar la equipotencialización de todas las masas metálicas
para evitar chispas peligrosas.
6. El tipo de protector a utilizar se dimensiona en función de la presunta corriente de impulso y
de la tensión residual deseada (teniendo en cuenta la tensión de aislación que soporta el equipo
protegido)

6.3.1 Protección contra sobretensiones.

Pág. 28
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Tanta la protección primaria como la secundaria necesitan de una puesta a tierra con una baja
impedancia, motivo por el cual la protección se debe planificar desde los inicios de la construcción
edilicia debiendo considerarse la fase de excavación y cimentación asegurando la continuidad
galvánica de las distintas partes metálicas con el sistema de puesta a tierra, situación que hace
inmejorables la eficiencia del sistema de protección y la minimización de costos.

La Protección contra sobretensión consiste en la estructura, así como también la concepción de una
instalación que no permita el acoplamiento de sobretensiones desde el exterior ni tampoco
interferencias entre circuitos eléctricos diferentes, como pueden ser circuitos de alimentación de redes
eléctricas y redes de comunicación o datos dentro de la estructura edilicia. Esta separación
electromagnética puede lograrse mediante la instalación ductos o cañerías metálicas, en donde los
circuitos de alimentación de redes eléctricas y redes de comunicación o datos deben disponerse
apantallados unos de los otros en cañerías separadas.

Una vez realizadas las equipotencializaciones de los distintos circuitos mediante los protectores de
sobretensiones correspondientes se deberán incluir al sistema de PAT (puesta a tierra) todas las piezas
eléctricamente conductoras como cañerías de agua, gas étc.

De acuerdo a lo dicho se puede introducir el concepto de protección contra sobretensiones en la fase


de construcción y planificación.

En la práctica se utilizan dos pasos que han demostrado efectividad y sencillez en lo que refiere a
la planificación y elección de los protectores de sobretensiones

Determinación del grado de exposición de las Zonas proteger (Zonas LPZ).

Determinación de los niveles de resistencia de tensión eléctrica (Up) de las instalaciones eléctricas,
electrónicas y del equipamiento a proteger

Definiciones de "zonas" (LPZ) (ver la figura)

LPZ 0A: Zona donde los elementos de las instalaciones están sometidos a impactos directos del
rayo, y, por lo tanto, pueden tener que conducir a tierra, toda la corriente del rayo. Aquí se produce
el campo electromagnético no atenuado.

LPZ 0B: Zona donde los elementos no están sometidos a impactos directos del rayo, aunque se
produce el campo electromagnético no atenuado.

LPZ 1: Zona donde los elementos no están sometidos a los impactos directos del rayo y donde las
corrientes, en todas las piezas conductoras dentro de esta zona, se reducen aún más en comparación

Pág. 29
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

con las zonas 0B. En esta zona (LPZ1), el campo electromagnético también puede estar atenuado (lo
que dependerá de las medidas de "apantallamiento").

6.3.2 Disposiciones AEA 92305

La Norma AEA 92305 presenta el siguiente esquema a seguir para el diseño de un Sistema de
Protección Contra el rayo.

Pág. 30
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

Característica de la estructura a proteger

Evaluación del riesgo y determinación del nivel de


protección requerido

Elección del tipo de sistema exterior de protección

Tipos de materiales
(problemas de corrosión) Dimensionamiento de los componentes
Componentes naturales
(superficies inflamables) de protección contra el rayo

Dispositivos captores

Conductores mallados Alambre captores Dispositivos captores


Barra captora
sobre el techo, tendido aéreo naturales
verticales
mallados y horizontales

Conductores de bajada

Protección de los Dispuestos bajo Número Componentes


conductores de bajada envoltura o no prescripto naturales

Electrodos de puesta a tierra

Disposición B
Disposición A o A y B
Electrodos de tierra de Componentes naturales
de electrodos de tierra
cimientos

Sistema interior de protección contra el LEMP

Equipotencialización y
Distanciamiento y traza Descargadores (DPS)
blindaje

Plano de protección y memoria técnica

Pág. 31
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

7. Conclusiones

Con los avances de las nuevas tecnologías hoy en día se tienen gran variedad de SPCR que pueden
ser aplicados a diferentes casos. Hasta hace unas décadas solo encontrábamos puntas captoras estilo
Franklin y como se desarrolló en esta monografía actualmente podemos contar con pararrayos de
cebado o son sistema de transferencia de cargas los cuales protegen a la instalación de los impactos.

Tanto el sistema de protección externo como interno estarán apoyados por un buen sistema de toma
de tierra, para la evacuación de las corrientes del rayo, así como una adecuada equipotencialidad entre
todos los sistemas de tierra, tanto de los sistemas de protección como de los circuitos eléctricos y
telefónicos del espacio a proteger.

Para determinar la zona a proteger se cuentan con dos métodos: el método del cono y el método de
la esfera rodante siendo este último el más preciso y debido a los nuevos software uno de los más
empleados. Además en Argentina las normas AEA establecen todas las condiciones que debe cumplir
una instalación de un sistema de protección contra rayos para ser optimo y seguro.

Como ingenieros debemos tener presente los conocimientos técnicos del ingeniero responsable en
diseñar correctamente el SPCR, como el conocimiento de las normativas vigentes que regulan estas
instalaciones.

Pág. 32
Protección Contra Descargas Atmosféricas

U.T.N - Facultad Regional Santa Fe -

8. Bibliografía

Páginas web consultadas:

http://www.agenciasinc.es/Reportajes/Un-mapa-de-rayos-para-Argentina

http://www.ea1uro.com/ea1gx/rayo-torres-telecom.pdf

http://fidelsmc.blogspot.com.ar/2011/12/diseno-de-sistemas-de-proteccion-contra.html

http://www.ruelsa.com/notas/tierras/pe50.html

http://lpdargentina.com.ar/informacion-tecnica/caracteristicas-principales-del-proceso-de-
descarga-de-un-rayo/

Normativas:

AEA 92305 - PROTECCION CONTRA LOS RAYOS - GUIA PARA LA ELECCIÓN DE LOS
SISTEMAS DE PROTECCIÓN CONTRA LOS RAYOS (SPCR)

Pág. 33