Está en la página 1de 10

LA IGLESIA FEUDAL COMO

INSTITUCION, RELIGIOSA, SOCIAL,


POLITICA Y ECONOMICA.

EL PODER DE LA IGLESIA EN LA EPOCA


FEUDAL.

COMO TRABAJO FINAL PARA ACREDITAR LA MATERIA

SEMINARIO DE INVESTIGACION

PRESENTA:

BRAVOGONZALEZ EVELIN

ASESORA:

GONZALEZ ESPARZA SILVIA

MEXICO, CDMX FEBRERO 20018


RESUMEN

Dado el hecho de que en tiempos medievales, cuando la Iglesia Católica mantenía gran fuerza y
jerarquía como institución, se crearon órdenes religiosas dedicadas a establecer el cristianismo en
toda Europa, en todo el proceso, la Iglesia terminó siendo el máximo poder en la época feudal, la
gran capacidad intelectual y formación del clero les daba una situación privilegiada frente a una
población rural y analfabeta, al ser capaces de leer y escribir, los monjes, obispos y cardenales
ocuparon la élite más inteligente de la época, todo lo que el pueblo creía en aquello que la Iglesia
afirmaba que se convertía en una verdad eterna. Cada concepto y frase era adoptado por los
fieles sin plantear una refutación o explicación sobre ello, los clérigos terminaron por reunirse en
los llamados concilios Su poder era tan inmenso que llegaron a intentar resolver temas y
cuestiones muy peculiares.

La iglesia tiene un papel fundamental.


INDICE PAGINA

INTRODUCCION 01

CAPITULO 1. ANTECEDENTES 02
1.1 RELACION ENTRE EL FEUDALISMO Y LA IGLESIA
CAPITULO II. LA IGLESIA Y LA IDEOLOGIA FEUDAL 04

CAPITULO III. LA ORGANIZACIÓN DE LA IGLESIA. 06


3.1. EL CLERO SEGULAR
3.2. EL CLERO REGULAR
LA IMPORTANCIA DE LA IGLESIA EN LA SOCIEDAD
INTRODUCCION:

La Edad Media es un periodo inabarcable por definición. Bajo el concepto "medieval" se cobijan
más de los mil años de historia que comprenden el paso de la Antigüedad Tardía (313-800) a la
Edad Moderna, cuyo arranque podemos fijar en el siglo XV. Como es de imaginar, el Medievo
integra numerosos y trascendentes acontecimientos que contradicen la concepción de estos siglos
como insignificantes y oscuros en contraposición al brillo renacentista.

En todos estos hitos de la Edad Media, la Iglesia tendrá un papel fundamental, ya sea la romana o
su pars orientalis, es decir, Bizancio. La sociedad medieval se considera una proyección de la
voluntad de Dios, por ello, resulta una tarea extremadamente ardua concebir la Edad Media sin la
existencia de la Iglesia.
CAPITULO I.

ANTECEDENTES DEL FEUDALISMO.

El feudalismo, es el tercer sistema económico-social de la historia de la humanidad, este sistema


se basaba en las relaciones que existían en ese entonces, las cuales eran: la relación de
servidumbre, que era la relación que existía entre el señor feudal y sus sirvientes, además existía
la relación de vasallaje que se daba entre el señor feudal y los nobles que habían en esa época.
Pero este sistema feudal tuvo sus bases principalmente en el feudo, que eran las tierras que
trabajaba la servidumbre (antes esclavos, ahora libertos).pero el origen de este sistema feudal
tiene sus antecedentes en ROMA en el siglo V, con la caída del imperio romano. Esta caída del
imperio Romano se dio en la época del dominado con el emperador Diocleciano; en esta época
los esclavos que existían en Roma se revelaron, hubo muchas batallas entre los Romanos y sus
esclavos, Roma se encontraba en crisis económica y social, no había producción ya que los
esclavos no trabajaban las tierras, fue entonces que los nobles Romanos dieron inicio al régimen
colonato-patronato, este régimen se inició porque lo nobles no querían perder sus tierras, el
colonato-patronato consistía en que lo nobles parcelarían sus tierras y se las entregarían a los
esclavos libertos para que las trabajasen y a cambio estos les pagasen un tributo, y además
vivieran en esas tierras como hombres libres. Fue así que el feudalismo tuvo sus inicios en Roma
con el EMPERADOR DIOCLESIANO Y EL REGIMEN COLONATO-PATRONATO. Se dice que la
economía del feudalismo fue AUTARQUICA porque el centro de producción económica se
encontraba en la TIERRA, en la zona rural, que era trabajada por los esclavos libertos.

1.1 LA RELACION DE LA IGLESIA CON EL FEUDALISMO.

Con la caída del Imperio Romano de Occidente comienza la Edad Media. Hacía ya 125 años que
la religión Católica era la religión oficial del Imperio Romano, gracias al Emperador Constantino
que llamó al Concilio de Nicea en el 325 y oficializó al catolicismo como la única religión del
Imperio. Allí la Iglesia Católica se transformó de perseguida en perseguidora y eliminó todas las
religiones politeístas a las que llamó paganas. Durante toda la Edad Media la Iglesia Católica
manejó la política, la economía, las guerras (llamó a combatir a los musulmanes en 8 Cruzadas),
la religión y la sociedad. Era tal el poder absoluto que tenía, que reyes, príncipes, duques, condes
y nobles estaban por debajo de ella.
Con la asunción de Carlomagno, en el año 800, como Emperador, coronado por el Papa, y la
construcción de un nuevo imperio en Occidente, se estableció un mutuo acuerdo de sendas Con
la caída del Imperio Romano de Occidente en el año 476 termina la Edad Antigua y autoridades
entre el papa y el Emperador, transformándose el último en el brazo armado de la Iglesia. Luego
de la muerte de Carlomagno y de su hijo, Luis el Piadoso, en el año 843, por el Tratado de Verdún,
el imperio se dividió en tres partes, desintegrándose el imperio carolingio, pero no la autoridad del
Papa, que la ejerció sobre todo el territorio. Tomando como modelo la organización administrativa
romana, la Iglesia se dividió en provincias y diócesis. Los Papas, considerados sucesores del
apóstol San Pedro, y cabezas de la Iglesia, fijaron su residencia en Roma. La autoridad religiosa
contaba para asegurar su autoridad, con dos instrumentos: la Excomunión, por la cual podía
excluir de su seno a quienes no la obedecieran, y la Inquisición, cuyos tristemente famosos
tribunales, realizaban juicios a los sospechosos de herejías que eran condenados a penas crueles,
como la muerte en la hoguera, o sufrían el exilio, la tortura o la mutilación. En el siglo XI, el Papa
Gregorio VII, realizó una reforma religiosa para fortalecerla, e imponer la autoridad del Papa sobre
cualquier otro poder, además de dotar a la iglesia de un cuerpo legal propio, que originó el
Derecho Canónico. Esto enfrentó a la autoridad eclesiástica con el Emperador por el poder, en la
Querella de las Investiduras, hasta la firma del Concordato de Worms, en el siglo XII, donde se
definieron las atribuciones de ambos poderes .A partir del siglo XI y hasta fines del Siglo XIII, se
produjeron las Cruzadas, con el fin de recuperar la ciudad de Jerusalén, en poder de los turcos,
con nefastas consecuencias, salvo la reactivación del comercio. La Iglesia Católica tenía el
monopolio de la duplicación de libros, tarea manual, lenta y por lo tanto muy costosa. Pero los
clérigos que dominaban el latín y el griego (en un mundo donde el 90 % era analfabeto) decidían
que y cuando duplicar. Los filósofos y científicos griegos estaban prohibidos pues la Iglesia
consideraba que de mundos paganos nada bueno podría salir. Pero ese monopolio comienza a
romperse con la invención de la imprenta de tipos móviles, en 1453.
CAPITULO II.

LA IGLESIA Y LA IDEOLOGIA FEUDAL.

Un mundo de nobles, campesinos, tributos, vasallos, feudos, y monarquías debilitadas. Pero más
allá de esto, el mundo medieval estuvo dominado por la Iglesia católica o cristiana. Por eso es
esencial que para entender el desarrollo de la edad media, investiguemos en profundidad la
importancia que tuvo Iglesia Medieval.
La Iglesia ocupó un lugar destacado en las instituciones de la Edad Media. Fue la guía espiritual
de la época, fue la creadora y divulgadora del sistema ideológico que sustento la sociedad feudal,
más allá de la ideología trifuncional, estructuro y consolido un sistema de parentesco y un tipo de
moral cristiana que se constituyeron en pilares básicos de orden feudal. Internamente, consiguió
organizarse bajo unos regidos principios jerárquicos que supo trasladar al mundo exterior, en el
que afianzo unas nociones de desigualdad y de obediencia que servirían para perpetuarla durante
siglos.

Podemos decir que la iglesia católica tuvo influencia en todos los órdenes de la vida de la edad
medieval, y ningún sector de la sociedad se mantuvo ajeno a dichas influencias.
Diversas circunstancias explican esta extraordinaria influencia eclesiástica durante esta etapa de
la historia europea y las profundas huellas culturales y religiosas que dejaron en Europa y el
mundo occidental.

En Occidente, la Iglesia se vinculó estrechamente a la sociedad feudal; la misma Iglesia era un


gran poder feudal, pues poseía la tercera parte de la propiedad territorial del mundo católico y
entre otras cosas, tenía derecho al diezmo, que era le décima parte de las cosechas de toda la
gente.
En la Edad Media, la Iglesia Cristiana tuvo un rol decisivo. Fue la única institución que logró
ejercer su poder a lo largo de una Europa fragmentada políticamente.
La vida cotidiana en la Edad Media y la forma de pensar de nobles y campesinos estaban muy
influenciadas por los principios y creencias de la Iglesia Cristiana. Como consecuencia de esto, las
acciones de la gente se hallaban estrechamente ligadas a las normas religiosas.
La Iglesia era al mismo tiempo el centro de la vida intelectual. Desde este rol preeminente,
posibilitó el afianzamiento de una particular interpretación del mundo, diseñado y ordenado según
los designios Dios.

Fue la época de mayor esplendor de la Iglesia y en concreto de la Iglesia Católica, ya que esta
tenía mucha influencia sobre la sociedad y, aunque existían otros credos, en el siglo XI Europa era
en gran parte cristiana. De hecho es un periodo de la historia en el que en reinados y territorios
europeos nació un nuevo concepto de unión: la cristiandad.

La unidad y la universalidad de la fe cristiana caracterizaron la vida religiosa medieval. Ninguna


religión disputó, en efecto, al catolicismo durante la Edad Media el gobierno de las almas en la
Europa de Occidente. Y más aún, la Iglesia, apoyada en los poderes temporales, combatió en las
cruzadas a los musulmanes en el Medio Oriente y en Europa, en el período posterior al siglo VII d.
C.
Otra de las circunstancias que explican la influencia de la Iglesia es el predominio cultural
del clero (sacerdotes, obispos y cardenales), casi la única clase letrada durante la Edad Media.
Los campesinos, por lo agobiador de su trabajo, y los nobles, por su poca preocupación para la
vida del espíritu, fueron, en su mayoría, analfabetos. En aquellos años ser laico (no miembro
formal de la Iglesia) era estar al margen del saber letrado.
Las escuelas fueron, además, anexos de las catedrales y de los monasterios y en ellas oficiaban
de maestros los sacerdotes y los monjes, que impartían gratuitamente los sencillos conocimientos
de lectura, escritura, doctrina cristiana y canto. También, en las universidades, pese a no ser por
su origen creación eclesiástica, la mayoría del profesorado estuvo representado por hombres de
Iglesia. El monopolio cultural del clero y la eficacia de su actividad docente arraigaron,
sólidamente, su autoridad y su prestigio.
Una tercera circunstancia corresponde a la íntima conexión entre la Iglesia y el poder civil. La
Iglesia no solo tuvo a su alcance los medios de acción espirituales, sino también la fuerza material
ejercida por el estado o el brazo secular, como entonces se decía.
Un cuarto elemento que marcó directamente la influencia de la Iglesia fue su organización, pues
esta institución poseía una severa disciplina, una administración bien regulada y una jerarquía
rigurosa, que le aseguraron un firme y eficaz gobierno.
CAPITULO III. LA ORGANIZACIÓN DE LA IGLESIA.

La Iglesia en la Edad Media tenía mucho poder. El principal motivo lo encontramos en su riqueza,
y como no, en una clara organización así como en la importancia cultural, y en la influencia sobre
la vida social. La iglesia se contraponía al desorden, la ignorancia y la violencia de la sociedad
feudal. Todos los miembros de la Iglesia conformaban el clero, que se dividía en dos: el clero
secular y el clero regular. El jefe espiritual de todos era el Papa.

2.1. EL CLERO SECULAR

El clero secular eran aquellos miembros de la Iglesia que vivían en el mundo, mezclados con los
laicos: el Papa, los arzobispos, los obispos y los párrocos. Los párrocos eran los que estaban al
mando y regulaban pequeños distritos llamados parroquias. Varias parroquias formaban una
diócesis, cuyo jefe era un obispo, y varias diócesis formaban una arquidiócesis, dirigida por un
arzobispo.

2.2. EL CLERO REGULAR.

A partir del siglo VI se organiza en Occidente el clero regular. Sus miembros son aquellos que
optaron por aislarse del mundo y vivir en monasterios regidos por un abad. Seguían, además unas
reglas específicas. Su regla se basaba en el lema ora et labora, es decir, reza y trabaja. En
Occidente, el monacato lo inició San Benito de Nursia, quien fundó la orden benedictina, la cual
obligó a sus miembros a cumplir votos de obediencia, castidad y pobreza. La regla de San Benito
fue respaldada por el Papado.
BIBLIOGRAFIA:

1. Los movimientos en la historia de la iglesia/ Autor: Fidel González/ Editorial:


Encuentro
2. La iglesia y sociedad feudal/ Autores: Miguel Rodríguez Llopis, Isabel García Díaz/
Editorial: universidad de Murcia
3. El año mil y la paz de Dios/ La iglesia y la sociedad feudal/ Editorial: Firene (PUV)
4. Del feudalismo al capitalismo/ Autor: Carlos Astarita/ Editorial: Firene (PUV)

También podría gustarte