Está en la página 1de 6

ASIGNATURA:

ESPAÑOL 2

FACILITADORA:
DANIEL ROQUE.

PARTICIPANTE:
FIORDALIZA ROSANNA GIL
Estimado participante en esta unidad se trabajará el tema: La lengua como
base de la cultura.
Consultar la bibliografía básica y complementaria y otros recursos relacionados
con la temática sugeridos por el facilitador.
Se recomienda:

 Presentación en un organizador gráfico de la información recolectada


sobre el tema tratado.

El lenguaje humano se caracteriza por tener doble articulación; es decir, las


expresiones lingüísticas están formadas de elementos con contenido semántico
(como los morfemas y las palabras), que están formadas a su vez por elementos de
un conjunto restringido de sonidos (los fonemas), que carecen de significado. Por su
parte, las señales de los sistemas de comunicación animal carecen de este grado
de estructura.

La comunicación escrita, a diferencia de la oral o verbal, no está


sometida a los conceptos de espacio y tiempo. La interacción entre
el emisor y el receptor no es inmediata e, incluso, puede llegar a no
producirse nunca, aunque aquello escrito perdure eternamente. Por
otro lado, la comunicación escrita aumenta las posibilidades
expresivas y la complejidad gramatical, sintáctica y léxica con
respecto a la comunicación oral.
La primera escritura, fue la cuneiforme o pictográfica
con símbolos que representaban objetos. Posteriormente se
desarrollaron elementos ideográficos.
La composición como parte de la comunicación escrita lleva
mucha creatividad y sensibilidad en sus textos ya que es la
expresión de un trabajo por un individuo para demostrar su manejo
del idioma y el tema, con ésta se intenta lograr que los estudiantes
desarrollen la imaginación y creatividad.
 Identificación de los niveles, tipos, variantes y registros
lingüísticos.

Los niveles:

El nivel popular: Es el lenguaje empleado para cubrir las necesidades


expresivas más elementales. Incluye aproximadamente 2.000 palabras de uso
común y 5.000 de uso poco frecuente pero cuyos significados se comprende.

El nivel familiar: Está caracterizado por las expresiones y las frases que dentro
de la familia tienen un significado especial y concreto, ya sea porque vienen de
una tradición o porque surgieron a partir de expresiones curiosas de los hijos
cuando aprenden a hablar.

El nivel coloquial: Es el que mayor número de hablantes utiliza. Todos


practicamos este nivel del lenguaje en nuestras relaciones cotidianas, por
ejemplo, cuando conversamos con una persona con la que no tenemos
suficiente confianza. Se caracteriza por la riqueza y variedad de palabras:
ahorita, toditito; frases: vengo muerto, me importa un comino; oraciones: ¡no
me diga!, ¿cómo no?; y ciertas muletillas: o sea, ¿cierto?, este, vale.

Los lenguajes específicos: Se caracterizan por utilizar vocablos y expresiones


que pertenecen a campos específicos de la actividad humana: comunicados de
prensa, política, juegos de azar, deportes, caza, pesca, etc. Algunos ejemplos:

-En las cartas: el que suscribe, afectísimo, la presente, seguro servidor...

Tipos:

 Oral
 Escrito
Variantes:

 Variedades diatópicas o geográficas. Los cambios de este tipo


pertenecen a la variación diatópica y consisten en que existen variantes en
la forma de hablar una misma lengua debido a la distancia geográfica que
separa a los hablantes.1 Así, por ejemplo, en España le dicen cerillas al
objeto que en América se denomina fósforos.
A estos cambios de tipo geográfico se les llama dialectos (o más
propiamente geolectos) y, a su estudio, dialectología. Es importante
aclarar que este término no tiene ningún sentido negativo, pues, ha sido
común llamar dialecto a lenguas que supuestamente son “simples” o
“primitivas”. Hay que tener presente, ante todo, que todas las lenguas
del mundo, desde el punto de vista gramatical, se encuentran en
igualdad de condiciones y ninguna es más evolucionada que otra. Por
eso, es ilógico afirmar que una lengua es mejor que otra.

 Variedades diacrónicas. Este tipo de variación está relacionado con


el cambio lingüístico, cuando se comparan textos en una misma lengua
escritos en diferentes épocas se aprecian diferencias sistemáticas en la
gramática, el léxico y a veces en la ortografía (frecuentemente como reflejo
de cambios fonéticos). Estas diferencias son claramente crecientes a
medida que se comparan textos más separados en el tiempo. A cada uno
de los estadios, más o menos homogéneos circunscritos a una cierta
época, se les denomina variedad diacrónica. Por ejemplo, para el idioma
español puede distinguirse el español moderno (que a su vez presenta
diversidad geográfica y social), el español medio y el español antiguo.

 Variedades sociales o diastráticas. Este tipo de variaciones comprenden


todos los cambios del lenguaje producidos por el ambiente en que se
desenvuelve el hablante.2 Dentro de este ámbito, interesa sobre todo el
estudio de los sociolectos, los cuales se deben a factores como la clase
social, la educación, la profesión, la edad, la procedencia étnica, etc. En
ciertos países donde existe una jerarquía social muy clara, el sociolecto de
la persona es lo que define a qué clase social pertenece. Ello supone, por
supuesto, una barrera para la integración social.

 Variedades situacionales. Conocidas también como


variaciones diafásicas, este tipo de variantes involucra cambios en el
lenguaje a partir de la situación en que se encuentra el hablante. Como se
sabe, no hablamos igual en una fiesta de amigos que en una actividad
religiosa. Desde este punto de vista, lo que provoca el cambio es el grado
de formalidad de las circunstancias. El grado de formalidad se entiende
como la estricta observancia de las reglas, normas y costumbres en la
comunicación lingüística.3
Registros:

El registro lingüístico es el conjunto de variables


contextuales, sociolingüísticas y de otro tipo que condicionan el modo en que
una lengua es usada en un contexto concreto. Dentro de los factores variables
que caracterizan el registro lingüístico tenemos:

 El tipo y estatus del receptor con el que se establece la comunicación.


 El tipo de vía o canal comunicativo o según la situación que se expresa.
 Los usos y costumbres de la sociedad en la que tiene lugar el hecho
comunicativo.
Lectura y análisis del texto:

La sórdica, de Emilia Pardo Bazán


Las cuatro de la tarde ya y aún no se ha levantado un soplo de brisa. El calor
solar, que agrieta la tierra, derrite y liquida a los negruzcos segadores
encorvados sobre el mar de oro de la mies sazonada. Uno sobre todo, Selmo,
que por primera vez se dedica a tan ruda faena, siéntese desfallecer: el sudor
se enfría en sus sienes y un vértigo paraliza su corazón.
¡Ay, si no fuese la vergüenza! ¡Qué dirán los compañeros si tira la hoz y se
echa al surco! Ya se han reído de él a carcajadas porque se abalanzó al botijón
vacío que los demás habían apurado...
Maquinalmente, el brazo derecho de Anselmo baja y sube; reluce la hoz,
aplomando mies, descubriendo la tierra negra y requemada, sobre la cual, al
desaparecer el trigo que las amparaba, languidecen y se agostan aprisa las
amapolas sangrientas y la manzanilla de acre perfume. La terca voluntad del
segadorcillo mueve el brazo; pero un sufrimiento cada vez mayor hace
doloroso el esfuerzo. Se asfixia; lo que respira es fuego, lluvia de brasas que le
calcina la boca y le retuesta los pulmones. ¿A que se deja caer? ¿A que rompe
a llorar? Tímidamente, a hurtadas, como el que comete un delito, se dirige al
segador más próximo: -¿No trairán agua? Tú, di, ¿no trairán? -¡Suerte has
tenido, borrego! Ahí viene justo con ella La Sordica... Anselmo alza la cabeza,
y, a lo lejos sobre un horizonte de un amarillo anaranjado, cegador, ve
recortarse la figura airosa de la mozuela, portadora del odre, cuya sola vista le
refrigera el alma. De la fuente de los Almendrucos es el agua cristalina que La
Sordica trae; agua más helada cuanto más ardorosa es la temperatura; sorbete
que la Naturaleza preparó allá en sus misteriosos laboratorios, para consolar al
trabajador en los crueles días caniculares.
Identifica los niveles, tipos, variantes y registros lingüísticos que se
presentan en el mismo.
 niveles: coloquial
 Tipo: Oral
 Variante: Situacional
 Registro: Informal. Los usos y costumbres de la sociedad en la que tiene
lugar el hecho comunicativo.