Está en la página 1de 2

6 consejos si piensas renunciar a tu trabajo

1. Gratificación. Renunciar siempre un fin de mes

Quien no ha tenido un jefe gritón, uno renegón, el jefe que deja mucho trabajo y paga poco.

Si es tu caso te recomendaría “AGUANTE”, nunca renuncias en fechas como 24, 27, 29 de un


mes, ¿por qué? estás perdiendo dinero (gratificación).

Si tú renuncias por ejemplo el 10 de mayo, dicho mes no ingresara como mes trunco para tu
gratificación.

Por lo tanto, la recomendación para Miguel sería que renuncie por ejemplo el 31 de mayo.

2. Essalud. Renunciar el primer día del mes siguiente

El seguro de essalud es un beneficio que tiene derecho todo trabajador que labora para una
empresa, cuando renunciamos dicho seguro se pierde al mes siguiente del cese.

En consecuencia, si tú piensas renunciar este fin de mes, por ejemplo, te diría


“AGUANTE”, ¿por que? renuncia el 01 de junio.

Al renunciar en dicha fecha, la empresa tendrá que declararte en su PLAME del mes de
junio por solo un día, suficiente como para tener tu seguro activo hasta el 31 de Julio.

3. No Abandones. Renuncia siempre con una carta

Una mala costumbre de muchos trabajadores es abandonar el trabajo, y es que muchos


trabajadores piensan que: “no pasa nada”.

Lo recomendable siempre es renunciar mediante una carta con su cargo respectivo (con
exoneración o no de los 30 días).

Si tu presentas tu carta de renuncia con exoneración de 30 días, la empresa tiene 3 días


hábiles para aceptar dicha renuncia, de ser denegada tienes que laborar. En esos casos es
mejor negociar la renuncia.

4. Liquidación. No te olvides de cobrarlo

Recuerda que todo trabajador tiene derecho a una liquidación de beneficios laborales, claro
está si supero el mes de labor, independientemente el régimen laboral. La empresa tendrá
como plazo 48 horas para el pago respectivo.

No olvidar pedir tu carta de cese para retirar tu CTS acumulada en tu depositario.


5. Boletas de Haberes. No te olvides de tenerlas todas

Si tú has tomado la decisión de renunciar, revisa en tener todas tus boletas firmadas y
archívalas, años posteriores cuando llegue tu momento de jubilación quizás te ayuden.

6. Sonríe. Todo lo aprendido

La parte feeling del artículo, recuerda todo lo que aprendiste, las metas que lograste, tus
nuevos contactos, las metidas de pata, algún ascenso importante, etc.

No olvides que la persona más importante de quien deberías despedirte último es tu jefe. Tu
jefe pudo haber sido el ogro en persona, pero si está en ese puesto es por algo, así que trata
de copiar todo lo bueno y que sea parte de tu know how.