Está en la página 1de 2

Carta editorial del estudio “Prescripción, consumo y automedicación de

inhibidores de bomba de protones en pacientes de atención primaria del Azuay,


2016”

Estefanía Brito1, Carolina Pallchisaca1, Paola Peñaloza1


1. Escuela de Medicina, Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de
Cuenca.

Señor editor reciba un cordial saludo, hemos leído su trabajo titulado “Prescripción,
consumo y automedicación de inhibidores de bomba de protones en pacientes de
atención primaria del Azuay, 2016”, el cual es un estudio descriptivo transversal cuyo
universo fueron todos los pacientes atendidos en consulta externa durante el año 2016
en los centros de salud de las parroquias Ludo y Cuchil pertenecientes al cantón Sigsig.
Se incluyeron ambos sexos, mayores de 18 años, que a la fecha de la consulta tuvieron
prescripción o se encontraban consumiendo IBPs. El instrumento de recolección de
datos constó de cuatro partes: consentimiento informado, datos generales, indicación
para la prescripción de IBPs y automedicación.
De los 4758 pacientes los 228 fueron incluidos en el estudio. De estos se observó que el
96% consumía Omeprazol, el 3% Esomeprazol y menos del 1% Lansoprazol. El grupo
de edad que más frecuentemente consumió IBPs estaban entre 18 y 30 años; y de los
que consumían aproximadamente el 32% se automedicaba. En cuanto a las indicaciones
de prescripción el 25% consumió IBPs para prevención de lesiones por anti
inflamatorios no esteroideos (AINES) y el 23 % para tratar el ERGE (1).
De acuerdo al artículo de estudio el Omeprazol fue el IBPs de mayor uso con un 96%
resultado que concuerda con lo reportado en otro estudio realizado en España (2) , el
cual describe que el mismo IBP es el de mayor consumo con un 89%. Además, el
mismo estudio muestra que de todas las prescripciones casi el 80% correspondía a
protección frente al riesgo de gastrolesión por AINES y en el 20% de los casos a
sintomatología de reflujo o dispepsia, similar a lo que el resultado del artículo de
estudio obtuvo; cuyas principales patologías tratadas con IPB fue prevención de
lesiones por AINES y tratamiento del ERGE.
El 31.58 % del total de pacientes indicó que se automedicó el fármaco sin previa
valoración médica; este dato concuerda con los resultados obtenidos por Vacas et al en
España en el cual la frecuencia de automedicación fue de 31,2%, dato relevante
teniendo en cuenta que en los últimos años la prevalencia de automedicación ha
aumentado gracias a las nuevas estrategias de marketing en las cuales están envueltas
las personas (3).
Opinión:
Consideramos que el tema del artículo es muy interesante, pero le falta información
relevante como son las enfermedades asociadas, el uso concomitante con otros
medicamentos que no fuesen AINES y efectos secundarios del uso crónico de IBPs.
Creemos que sería de gran ayuda e importancia contar con una descripción de las
consecuencias sociales y económicas que conlleva el automedicarse; y que el estudio
causaría gran impacto si se realizara en una zona urbana. No obstante, hay varios
aspectos interesantes a destacar en el presente estudio como ser el precursor en tratar la
automedicación de IBPs en el Azuay, lo cual podría ser muy útil para comparar con
otros estudios realizados a nivel nacional.
Finalmente, el articulo pone en evidencia la sobreutilización del omeprazol en
comparación con los otros IBPs, lo que se justifica por ser el único de su tipo que se
expende por el Ministerio de Salud.
Referencias:
1. Cobos DFO, Malo GJU, Molina MFT, Cárdenas JCV. Estudio Transversal:
Prescripción, Consumo y Automedicación de Inhibidores de Bomba de Protones en
Pacientes de Atención Primaria del Azuay, 2016. Rev Médica HJCA. el 4 de abril
de 2017;9(1):18–22.

2. López M, A L. Riesgo de resultados negativos asociados a inhibidores de la bomba


de protones: revisión de las prescripciones electrónicas en pacientes polimedicados.
Farm Comunitarios Internet. 2017;39–45.

3. Vacas Rodilla E, Castellà Dagà I, Sánchez Giralt M, Pujol Algué A, Pallarés


Comalada MC, Balagué Corbera M. Automedicación y ancianos. La realidad de un
botiquín casero. Aten Primaria. el 1 de mayo de 2009;41(5):269–74.

4. Los IBP: entre una sobreutilización y una falta de prescripción cuando realmente
son necesarios [Internet]. [citado el 21 de marzo de 2018]. Disponible en:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082015001100001