Está en la página 1de 1

EL APRENDIZAJE HUMANO

Nacemos humanos, pero no basta hay que serlo. Llegar a ser humano es un arte.
Los humanos comenzamos el camino del aprendizaje desde niños, imitando las conductas
de nuestro núcleo familiar, conforme crecemos vamos adaptándonos para encajar en una
sociedad, todo el tiempo nos encontramos en un constante aprendizaje de cosas nuevas y
reforzando aquellas que ya sabemos.
Pero lo que no hemos podido aprender bien es a ser más humanos con nuestros semejantes,
más solidario y esta capacidad es lo que nos diferencia de las demás especies, tenemos que
aprender que la educación nos viene de otros seres humanos, dado que lo principal es y será
enseñar a los otro hombres el que consiste el ser hombre, por esta razón un objetivo de la
educación es el hacernos más conscientes de la realidad de nuestros semejantes.
Sabemos que nos encontramos en un constante aprendizaje con forme avanza el tiempo,
pero lo importante no es el cuanto sabemos, si no como aplicamos este conocimiento a
favor de la sociedad, esto es lo que nos debe hacer más sensibles hacia los demás el querer
enseñar al que no sabe, para formar una personalidad única e irrepetible.

LOS CONTENIDOS DE LA ENSEÑANZA


Las experiencias son la base para poder educar a otros, para poder transmitir los
conocimientos que hemos adquirido, pero es importante saber diferenciar y separar la
educación de la instrucción. La educación se enfoca más en la formación de los valores
morales y patrióticos dentro de una institución, y la instrucción se ocupa de enseñar destrezas,
de conocimientos técnicos mayormente aplicados a un ámbito laboral. En la actualidad
estas diferencias han cambiado sus roles ya que ahora son más apreciadas las destrezas y
conocimientos técnicos que la formación cívica y ética. Pero tenemos que reconocer que se
complementa una con la otra.
La educación es una capacidad abierta por que siempre tendremos algo nuevo que aprender,
la instrucción corresponde a capacidades cerradas que son casi siempre primordiales para
nuestra supervivencia.
La educación y la instrucción son parte de la formación de la personalidad de los seres
humanos. Estos conceptos que tenemos en común los adquirimos en las escuelas en donde
desarrollamos gran parte de la personalidad, es bueno saber que una tarea importante para
la enseñanza es apoyar la auto estima del individuo para que seamos más humanos