Está en la página 1de 1

El Sentido del Gusto

El sentido del gusto registra el sabor de los alimentos y las sustancias que pueden llegar
a nuestra boca. Reside en la cavidad bucal, fundamentalmente en la lengua, aunque
está ligado al sentido del olfato, como un complemento de su función.

La superficie de la lengua está cubierta de yemas


gustativas, cada una de los cuales contiene unas
100 células quimiorreceptores que, al ser
estimuladas, lanzan impulsos eléctricos
al cerebro a través de fibras nerviosas sensoriales.

PAPILAS GRANDES
Contienen yemas gustativas y
aberturas para los conductos
salivales NERVIOS SENSORIALES DEL GUSTO
Y RECEPTORES DEL TACTO
Envían señales al cerebro
YEMAS GUSTATIVAS
Se concentran en los
bordes y la punta

¿Cómo detectamos el sabor?

Mapa de sabores

Umami: es el quinto sabor el “sabor de lo bueno”;


provoca que nuestras papilas gustativas se
vuelvan locas, es una sensación gustativa
más que un sabor determinado.

Alteraciones Hipogeusia Disgeusia Augesia


del Gusto Disminución de la Distorsión del gusto Pérdida del sentido
sensibilidad gustiva del gusto

- Los peces pueden probar con sus aletas, cola y boca


- En general las mujeres poseen más papilas gustativas que los hombres
Datos curiosos - Insectos poseen el gusto más desarrallado que todos los animales
- El gusto es uno de los sentidos más débiles

Integrantes del equipo:


- Daniela Romero Rodríguez
- Miriam Guadalupe García Zaldívar - Carolina Murguía Lee
- Karla Estefanía Ángeles Cordero - Dulce María Delgado Pastrana
- Haide Sánchez Rodríguez - Griselda Quirino Jiménez Bibliografía: Bernad, C. (31 de octubre de 2013). El calendero.