Está en la página 1de 1

SSRL Profesor: HERNÁNDEZ

Escuela de teología Antonio D.


Asignatura: Antropología Alumno: ROJAS
Teológica. Víctor T.
El Hatillo, 16/ 11/ 2017
Carácter: Informe.
INTERPRETACIÓN TEOLÓGICA DE LA FE EN LA CREACIÓN, W. KERN
Resumen
La idea de la creatio in tempore ha sido un tema de debate a lo largo de la
historia, siendo un dato accesible sólo por medio de la revelación, ocasionó
discusiones sobre la el comienzo temporal de la creación o la eternidad de ésta. Los
primeros intentos de comprobación del comienzo temporal tienen fundamento en
textos bíblicos, pero por el lado filosófico existen diversas argumentaciones desde los
griegos y neoplatónicos que defienden la eternidad del mundo y su construcción en el
tiempo, hasta los medievales que defienden su comienzo temporal y apoyan como
inverificable la necesidad de que todo lo creado tenga un comienzo temporal. En otra
instancia está el asunto del mundo y el hombre en la providencia divina,
fundamentada en la idea de la creación pero no sólo continuada, sino que en la
realidad eterna de Dios, éste conserva activamente al mundo y lo que en él sucede; en
una perspectiva histórico-salvífica, su actividad creadora se mantiene
permanentemente, y así su intervención histórica lleva a su intervención creadora,
teniendo lugar antes del tiempo, en cada momento, y hasta el fin de los tiempos.
Valoración Crítica
Expresar que cielo y tierra fueron creados en el principio por Dios, y que todo
era caos, confusión y oscuridad1, fundamenta la creatio ex nihilo, donde Dios crea sin
sustrato alguno, pues lo que es, ha sido creado por Dios. De este acto creador resulta
una duda ¿este mundo creado, tiene un comienzo o existe desde la eternidad?2, la idea
de tiempo se relaciona con la de movimiento, el tiempo mide lo que tiene principio y
fin, lo mutable, pero no lo inmutable que no tiene principio ni fin, sino que es eterno3;
el dilema surge al intentar armonizar eternidad y tiempo, tomando la eternidad como
un vacío donde se introduce el tiempo real, ya que se determina el inicio del mundo
en éste; cabría decir que en el tiempo, definido clásicamente como la cantidad de
movimientos según lo anterior y posterior, este tiempo real no podría ser anterior al
mundo; s. Agustín afirma que la creación del mundo en el tiempo indica que si el
mundo tiene cierta cantidad de años, eso no implica que anterior a esto después de
una cantidad de años determinada Dios decidiera crear al mundo, puesto que si se
retrocede en la serie de movimientos sucesivos que componen al tiempo, se llega
hasta el primero de ellos, por lo que el mundo no nace en el tiempo sino junto con él4.

1
Cf. Gn 1,1-2.
2
Cf. MARTÍNEZ SIERRA, ALEJANDRO. Antropología Teológica Fundamental (Biblioteca de Autores
Cristianos: Madrid 2002), 51-53.
3
Cf. GONZÁLEZ, ÁNGEL LUIS. Teología natural (EUNSA: Pamplona 2008), 178-179.
4
Cf. MARTÍNEZ SIERRA, ALEJANDRO. Antropología Teológica Fundamental (Biblioteca de Autores
Cristianos: Madrid 2002), 56.

También podría gustarte