Está en la página 1de 5

Fenómenos de Ladera

“Toda ciudad muestra a la vista una suerte de diagrama de la cultura que


la ha engendrado, del orden mental en que está inscrita, y en esa
medida podemos decir que lo visible revela lo invisble”.
William Ospina

Son fenómenos producidos de manera natural, que se potencializan con factores antrópicos1.
Su importancia radica en que se presentan como una amenaza. Por eso es que su estudio y
entendimiento se hace vital; la adecuada preparación frente a estos fenómenos es un punto
que ocupa un lugar significativo en los planes de ordenamiento territorial del país.

Una información apropiada y de fácil acceso seria un primer paso para generar un cambio
respecto a esta situación. No obstante, hay un punto de quiebre en el cual el problema va mas
allá de conocerlo y hay que tomar medidas, que además de requerir cambios en el actuar
cotidiano de la gente implica otros de tipo económico, social, político, etc., para que
prevalezcan el bienestar, la seguridad y la vida de la comunidad.

Antes de hacer cualquier observación acerca de estos fenómenos de Ladera, lo primero es


saber que son también llamados deslizamientos de tierra, y consiste en la caída de materiales
de diverso tamaño a favor de una pendiente, es decir, con una influencia directa de la
gravedad. Aun así intervienen otros factores como la saturación de agua, una pendiente alta y
la ausencia de vegetación.

Estos fenómenos se subdividen principalmente en desplomes, deslizamiento de rocas o de


material no consolidado que se mueve como una unidad a lo largo de una superficie curva;
deslizamiento de roca, bloques de roca que se sueltan y deslizan pendiente abajo; flujo de
derrubios, flujo relativamente rápido de suelo y regolito o capa de materiales no consolidados que
contiene gran cantidad de agua; flujos de tierra, flujos no confinados de suelo saturado en

1 Aunque, los mayores impactos sobre el páramo resultan de la ganadería y de actividades agropecuarias desde el
siglo pasado, otras actividades como la tala de bosques, de minería, caza y pesca, fundamentales para la
supervivencia, ocasionan daños severos en los ecosistemas del páramo. Las áreas de páramo se convierten
también, especialmente en el verano, en refugios permanentes de vacunos, ovejas y cabras que son llevadas en la
mayoría de los casos por personas que afirman tener derechos sobre tierras comunitarias en los páramos.

1
arcilla; reptación, movimiento colina abajo gradual de suelo y regolito; y solifluxión, flujo de
una capa superficial saturada por debajo de la cual se extiende una zona impermeable. Los
anteriores procesos se clasifican en función del tipo de material, el tipo de movimiento y la
velocidad a la que estos ocurran.

Las ciudades en su plan de ordenamiento territorial incluyen el estudio de estos fenómenos,


aun así pareciera nula o tal vez inútil la ejecución de planes preventivos respecto a estos.
Nuestro trabajo estará delimitado en Bogotá, ciudad ubicada en un altiplano que limita al
oriente con la Cordillera Oriental, que constituye una cadena montañosa de una parte de la
ciudad.

Esto nos lleva a plantear un modelo para hacer frente a estos fenómenos ya que las
condiciones están dadas para que se generen bien sea por factores topográficos, climáticos o
humanos. En la ciudad de Bogotá el organismo de control que se encarga de tratar los casos de
remoción en masa es el FOPAE.

El Fondo de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá FOPAE es un establecimiento


público del orden distrital, que orienta su gestión al desarrollo de acciones tendientes a la
implementación de la Gestión Integral del Riesgo Publico en el Distrito Capital.
Tiene como funciones principales:
 Financiar un programa de prevención de desastres para el Distrito, con base en
estudios e inventarios de riesgos, con énfasis en campañas de educación
preventiva orientadas a la población más vulnerable, editando el material
didáctico que se requiera.
 Prestar el apoyo económico que sea requerido para la prevención y atención de
emergencias y calamidades.
 Financiar la elaboración de un mapa de amenazas y riesgos para el Distrito.
 Adquirir los equipos y elementos necesarios para la prevención y atención de
emergencias y atender las necesidades básicas de los damnificados.

2
 En general, adoptar las medidas necesarias para prevenir desastres o atenuar sus
efectos2.

Esta institución hizo unos mapas caracterizados por localidades acerca del riesgo de diferentes
proceso naturales, entre los cuales los fenómenos de ladera están catalogados como
deslizamientos, y por razones ya expuestas las localidades limites con la cordillera son las que
están más amenazadas. Entre las localidades con mayor riesgo está la número 1,
correspondiente a Usaquén, y específicamente el barrio San Cristóbal Norte, en la calle 163 con
carrera 3. Dicho lugar fue escogido como ejemplo para realizar el SONOVISO, exponer el
problema y comprobar que es una situación real a la cual hay que hacer frente.

En este lugar pudimos observar alta densidad poblacional que habita las zonas de alto riesgo;
son construcciones ubicadas sobre la ladera, al borde de un escarpe, que representan un
peligro potencial para la comunidad debido a que existen altas probabilidades de
desprendimiento de rocas, movimientos en masa que afectan significativamente las
construcciones.

Adicionalmente se presentan altos niveles de humedad, dado porque en el espacio entre las
capas se infiltra el agua a través de fracturas, lo cual podría crear una superficie lubricante que
provocarían condiciones para un deslizamiento. Como podemos observar en el mapa (ver
Anexo I), para nosotros es evidente que presentan muchas falencias pues hay una cantidad de
factores de riesgo que son desconocidos por la población y por lo tanto no se toman en cuenta,
impidiendo así que se lleven a cabo planes de prevención de manera adecuada.

2
http://www.fopae.gov.co/portal/page/portal/FOPAE_V2

3
ANEXO I

4
5