Está en la página 1de 8

Psicología médica

“El desarrollo
humano”
[Subtítulo del documento]
El desarrollo humano

1. Definición de desarrollo humano


El desarrollo humano como materia de estudio de la psicología evolutiva estudia la forma
en la que los seres humanos cambian a lo largo de su vida. Comprende el estudio del ciclo
vital, observa de qué manera cambian continuamente las acciones de un individuo y cómo
este reacciona a un ambiente que también está en constante cambio.
Un hito en la historia del estudio del desarrollo humano es el del caso de Víctor de Aveyron
que fue encontrado el 8enero de 1800 aparentemente de 12 años de edad sin poder
comunicarse y con actitudes aun salvajes inicio el cuestionamiento sobre cuánto tiempo le
tomo llegar a esta situación. Jean-Marc-Gaspar Itard, psiquiatra, intento “domesticarlo”. A
pesar de obtener grandes avances de esto Victor nunca aprendió a hablar ni recuperarse
por completo.
Aunque antes ya se habían postulado ideas sobre las etapas del desarrollo humano como
parte del siglo de las luces (Locke, Rousseau, Darwin, entre otros) no es hasta finales del
siglo XIX que se establecen las bases del estudio del desarrollo con los aportes de:
G. Stanley Hall 1844-1924 Psicólogo estadounidense llamado el “padre del movimiento
para el estudio infantil”. Escribió el primer libro acerca de la adolescencia.
Alfred Binet 1857-1911 Psicólogo francés que desarrolló la primera prueba individual de
inteligencia, la escala Binet-Simon, en colaboración con Theodore Simon.
John Dewey 1859-1952 Filósofo y educador estadounidense que consideraba a la
psicología del desarrollo como una herramienta para fomentar los valores socialmente
deseables. Inició el estudio de los niños en su entorno social.
James Mark Baldwin 1861-1934 Psicólogo estadounidense que ayudó a organizar la
psicología como ciencia. Fundó revistas científicas y facultades universitarias de
psicología. Destacó la interacción entre naturaleza y crianza.
Maria Montessori 1870-1952 Médica y educadora italiana que desarrolló el método de
educación temprana en la infancia, basado en la elección propia de actividades dentro de
un ambiente cuidadosamente preparado, que alienta el progreso ordenado desde las
tareas simples hasta las complejas.
John B. Watson 1878-1958 Psicólogo estadounidense llamado el “padre del conductismo
moderno”. No encontraba límite para la capacidad de entrenamiento de los seres humanos.
Arnold Gesell 1880-1961 Psicólogo estadounidense que realizó estudios sobre las etapas
normativas en el desarrollo. Enfatizó la interdependencia de los dominios del desarrollo.
Así, el estudio del desarrollo se centró en el estudio del infante tomando como enfoque los
procesos de cambio y estabilidad en los niños. Los científicos del desarrollo buscan
comprender como cambian los niños desde la concepción hasta la adolescencia, al igual
que las características que continúan bastante estables. Considerando como fuentes
principales de información dos tipos de cambio: cuantitativo y cualitativo. Con esta
metodología el estudio llego a extenderse hacia el desarrollo completo de los individuos
en la adultez y tomando nuevas fronteras en las etapas del ciclo vital.
2. Etapas del desarrollo humano
I. LACTANCIA:
La lactancia es un periodo que inicia con el nacimiento y termina aproximadamente
a los 2 años.
El primer mes es muy especial en la vida del bebé. Se distingue del resto porque
debe adaptarse a la vida en el mundo exterior luego de abandonar el medio cerrado
y protegido del vientre materno (CRAIG 1997).
Los recién nacidos son capaces de respuestas organizadas y predecibles, su
actividad mental es más compleja de lo que se esperaba. Más aún, son capaces de
llamar nuestra atención a sus necesidades. Tienen estados de conducta (sueño
regular, sueño irregular, somnolencia, inactividad alerta, actividad despierta o llanto).
Por décadas los psicólogos del desarrollo han estudiado cuidadosamente las
características de lactantes y niños. Arnold Gesell, observó a cientos y registró los
detalles de cuando y como aparecían ciertos comportamientos, cómo gatear,
caminar, correr, tomar una pequeña pelota, cortar con tijeras, manejar un lápiz o
dibujar la figura humana. Entre los niños sanos y bien alimentados que Gesell
observó, las conductas aparecen en una secuencia ordenada y predecible.
Gesell concluyó que el desarrollo no depende ante todo del ambiente, creía en
cambio, que en el medio normal todos los logros provienen de un calendario
biológico interno, que la conducta aparece como una función de la maduración.
El desarrollo perceptual, motor, cognoscitivo y emocional va de la mano con el
contexto social. El desarrollo motor está íntimamente relacionado con el desarrollo
perceptual, cognoscitivo y social del infante. Cuerpo, cerebro y experiencia se
influyen de forma mutua en una espiral ascendente (Thelen, 1987, 1989). El
desarrollo físico y motor no acontece por una simple maduración, sino en un sistema
dinámico de habilidades complementarias en evolución (Bushnell y Boudreau, 1993;
Lockman y Thelen, 1993).
II. INFANCIA
Se estudia en dos periodos:
Primera infancia o infancia temprana: Los primeros años de la niñez de los 2
a los 6 años; hay una alteración de las proporciones corporales que lleva que los
preescolares abandonen la apariencia de los bebes.
Al mismo tiempo, el rápido desarrollo cerebral lleva a la capacidad de un aprendizaje
más perfeccionado y complejo
La socialización está diseñada a enseñar a los niños conceptos y reglas de la
sociedad en la que viven, internalizan normas morales, esquemas de género e
identidad de género. Las relaciones fraternales influyen en el desarrollo psicosocial.
Segunda infancia o niñez media: Durante la niñez media de los 6 a los 12
años, los niños afinan y adquieren sus habilidades motoras y se vuelven más
independientes.
Si bien el desarrollo físico sigue un transcurso parecido en la mayoría, no todos los
niños maduran al mismo ritmo.
Es importante recordar que hay grandes variaciones en el desenvolvimiento
personal y que tales variaciones se incrementan a lo largo de los años escolares.
Los niños se vuelven capaces de hacer inferencias lógicas, reflexionar en las
transformaciones físicas, realizar operaciones mentales reversibles
III. ADOLESCENCIA
(CRAIG 1997) La adolescencia es un periodo de transición entre la infancia y la
madurez que acontece en un medio cultural particular que se extiende por casi una
década, abarca de los 15 a los 20 años, durante este periodo, ocurren cambios
fisiológicos significativos que culminan en la madurez física y sexual y que incluyen
tanto en niños como en niñas un rápido crecimiento, el desarrollo de los órganos
reproductivos y la aparición de las características sexuales secundarias.
Durante la adolescencia ocurre un aumento en la capacidad y el modo de pensar
que ensancha la conciencia, la imaginación, el juicio y el discernimiento
El adolescente ya es capaz de mirar a su conducta pasada, integrarla en sus
realidades presentes y proyectar al futuro a la persona en la que se convertiría.
Amistades y relaciones se convierten en la cuerda de salvación de los jóvenes,
quienes en general eligen amigos parecidos y con los que comparten valores.
La drogadicción y otras conductas arriesgadas que a menudo ocurren en la
adolescencia tienen varias razones: reducir el estrés y la búsqueda del placer.
Al final de la adolescencia, el individuo ha logrado una identidad y ya ésta listo para
hacer compromisos con el trabajo y el amor que sostendrán su identidad durante la
vida adulta. .
. .
IV. LA ETAPA DE LA JUVENTUD
La Juventud es la quinta etapa del desarrollo de humano y de la vida del ser humano
y viene después de la adolescencia o pubertad y precede a la adultez. Como norma
general se establece su inicio a los 20 años y se extiende hasta los 25 años de edad.
Como en el caso de la mayoría de las etapas no es fácil marcar ni el inicio ni la
duración exacta de estas etapas ya que pueden variar mucho de una persona a otra
por diversos factores: factores hereditarios, clima local, estado de salud,
alimentación, clase social y cultural, nivel de actividad física o intelectual, etcétera.
 LAS CARACTERÍSTICAS DE LA ETAPA DE LA JUVENTUD:
En general la persona dentro de la etapa de la juventud se halla más tranquilo con
sigo mismo y con respecto a lo que había sido y sentido en su adolescencia, y
aunque no ha llegado todavía al equilibrio que es característico de la adultez ya se
va avanzando en el autoconocimientos y auto aceptación.
Es la mejor época para el aprendizaje, pues la razón y la capacidad de pensar han
logrado frenar los excesos de la fantasía y ahora el joven es capaz de enfrentarse
objetivamente a la realidad que le rodea. En general en esta etapa de juventud el
individuo es capaz de captar la realidad tal y como es.

V. LA ETAPA DE LA ADULTEZ
La etapa de la adultez es la sexta etapa de desarrollo humano y viene después de
la etapa de la juventud y precede a la ancianidad.
Generalmente se establece en la edad comprendida entre los 25 y los 60 años,
aunque como en el caso del resto de las etapas del desarrollo humano, no es fácil
determinar en forma precisa cuando se inicia y cuando acaba ya que además de ser
cambios graduales dependen de las circunstancias de cada uno de los individuos.
Su inicio y duración dependen muchos factores tales como la salud, las costumbres
o hábitos de vida, el estado físico general, la alimentación, y un largo etcétera.

 ¿QUÉ ES LA ADULTEZ Y QUÉ SIGNIFICA ENTRAR EN LA ADULTEZ?


Si tuviésemos que responder a la pregunta de ¿Qué es la adultez?, podríamos decir
que es la etapa del desarrollo de la vida en el que el individuo normal alcanza la
plenitud en su evolución física, biológica y psíquica.

 CARACTERÍSTICAS DE LA ADULTEZ:
En esta etapa su personalidad y su carácter se presentan firmes y seguros y el
individuo maduro se distingue por el control que logra de sus sentimientos y su vida
emocional. Esto le permite afrontar la vida con mayor seguridad y serenidad que en
las etapas anteriores. La adultez es la época de la vida del ser humano en el que
mayor rendimiento en la actividad se presenta.
Cabe destacar que no todos los adultos llegan a la madurez, con lo que podríamos
clasificarlos en dos grupos: adultos maduros y adultos no-maduros o inmaduros.

VI. LA ETAPA DE LA ANCIANIDAD


La etapa de la ancianidad es séptima etapa del desarrollo de la vida. Es la
continuación de la etapa de la adultez y es la etapa final de la vida. Se inicia
aproximadamente a los 60 años de edad y tiene su evolución hasta el momento del
fallecimiento.
A los seres humanos que están dentro de esta etapa del desarrollo humano los
denominamos "ancianos".
Entre los diferentes ancianos hombres o mujeres la ancianidad tiene efectos,
síntomas o evidencias visibles diferentes, ya que no sólo dependen de su sexo y
estado de salud en esta etapa, sino que también recobra mucha importancia tanto
el nivel de actividad que haya desempeñado en etapas previas de su desarrollo y el
nivel de actividad que desempeñe el "anciano" durante esa misma etapa. Se
considera que a mayor actividad física o intelectual, menores son los efectos de esta
etapa en el "anciano".
 CARACTERÍSTICAS DE LA ANCIANIDAD:
Esta etapa del desarrollo humano se caracteriza por una creciente disminución
de la fuerza física.
Dicha disminución a su vez ocasiona progresiva bajada de la actividad
intelectual y mental en general.
A su vez el individuo va perdiendo el interés por las cosas de la vida y va viviendo
más en función del pasado, un pasado que recuerda constantemente ya que el
presente y sobre todo el futuro no le ofrecen muchas perspectivas.
El carácter de las personas en esta etapa de ancianidad se va modificando. En
los ancianos que hayan tenido una adultez sin una personalidad muy madura se
manifiesta una marcada tendencia al egoísmo, la desconfianza, un elevado
criticismo y presenta reacciones agrias contra la sociedad y contra sus familiares
o cuidadores en particular.
Estos síntomas pueden llegar a ser muy evidentes en el caso de algunos
ancianos y apenas presentes en otros con niveles de actividad física, mental y
vital mayor.
.
3. . Influencias en el desarrollo
El desarrollo sigue una serie de etapas presentes en todos los seres humanos.
Sin embargo su curso se ve fuertemente afectado por las diferencias individuales
de los individuos. Estas diferencias se pueden clasificar en dos categorías:
 La herencia y el ambiente.
o La herencia es el conjunto de características y rasgos innatos heredados
de los progenitores. Estos rasgos definen aspectos como el sexo y el
calendario de maduración del individuo y tienen un nivel de influencia
variable en el desarrollo de todos los otros factores.
o El ambiente corresponde al contexto en el que se encuentran los
individuos. Este incluye elementos como la familia, el vecindario, la
posición socioeconómica, la raza, la cultura, la etnia y el contexto histórico
entre otros.
 Las influencias en el desarrollo pueden ser normativas o no normativas:
o Las influencias normativas son las influencias biológicas y los sucesos del
entorno que afectan a una gran cantidad de individuos de una sociedad.
En particular las influencias normativas de la historia son hechos
significativos que afectan un grupo de personas nacido aproximadamente
en la misma época.
o Las influencias no normativas son eventos inusuales que tienen un
impacto significativo en la vida de un individuo porque afectan el
desarrollo esperado del ciclo vital. Pueden ser eventos típicos que
ocurren en momentos inusuales (como la muerte de un padre durante la
niñez) o eventos atípicos.
 Etapas del desarrollo
• Periodo prenatal: Comprende desde la concepción hasta el nacimiento. La
influencia de los factores genéticos y ambientales durante este periodo pueden
ser determinantes para el posterior desarrollo psicológico.
• Primera infancia: Comprende los primeros 18 a 24 meses de edad. El niño
adquiere destrezas motoras y sensoriales e inicia la adquisición de capacidades
psicológicas como el lenguaje. Se corresponde con la etapa sensorio-motora de
la teoría del desarrollo cognitivo de Jean Piaget.
• Niñez temprana: Comprende desde el final de la primera infancia hasta los 6
o 7 años. El niño aprende a ser más autosuficiente, a cuidar de sí mismo y a
utilizar representaciones mentales pero con cierta incapacidad para utilizar la
lógica. Se corresponde con la etapa pre operacional de Piaget.
• Niñez intermedia y tardía: Comprende de los 7 a los 12 años y se corresponde
con la etapa de operaciones concretas de Piaget y aproximadamente con la
escuela primaria. El niño desarrolla un pensamiento más flexible, lógico y
organizado y aprende destrezas básicas de su entorno cultural.
• Adolescencia: Comprende de los 12 a los 18 años. Marca el inicio de la etapa
de operaciones formales de Piaget y coincide con el proceso de maduración
sexual del individuo. El pensamiento es más lógico, abstracto e idealista y la
búsqueda de independencia e identidad son fundamentales.
• Juventud: Corresponde a la edad adulta y su inicio se define usando criterios
psicosociales (la mayoría de edad) en vez de biológicos. Llega hasta
aproximadamente los 30 años y es un periodo donde se establece la
independencia económica, se logra el desarrollo profesional y se elige pareja.
• Madurez: La madurez va aproximadamente de los 30 o 40 años hasta los 60.
Es un periodo de expansión personal, participación y responsabilidad social. Los
individuos buscan ayudar en la formación de las siguientes generaciones y
alcanzar y mantener el éxito profesional.
• Vejez: Comienza a los 60 o 70 años y dura hasta la muerte. Durante este
periodo la persona reflexiona sobre la vida, se adapta a la reducción de las
capacidades físicas, a los nuevos roles sociales y a la jubilación.

4. Aspectos ambientales y hereditarios el desarrollo humano:

Para explicar por qué las personas se desarrollan de la forma en que lo hacen, los científicos
suelen considerar cuatro factores interactivos.

 Factores biológicos: incluyen los factores genéticos y relacionados con la salud que
afectan el desarrollo. Posibles ejemplos de los factores biológicos son el desarrollo prenatal,
pubertad, la menopausia, las arrugas faciales y los cambios del sistema cardiovascular; en
realidad, los principales aspectos de estas trasformaciones están determinados por el código
genético de cada persona. Los factores biológicos también comprenden los efectos de los
factores relativos al estilo de vida como la dieta y el ejercicio. El conjunto se puede decir que
los factores biológicos aportan la materia prima necesaria y determinan los límites (en el
caso de la genética) del desarrollo.

 Factores psicológicos: quizá estos factores sean familiares, pues mediante ellos solemos
describir las características de una persona. La mayoría decimos tener una personalidad
agradable, ser inteligentes, honestos seguros o algo parecido. Conceptos como éstos
reflejan los factores psicológicos. En general son todos los factores cognitivos, emocionales,
de personalidad, perceptuales y otros relacionados que influyen en la conducta.  Factores
socioculturales Para comprender el desarrollo humano es necesario saber cómo interactúan
y se relacionan las personas y su entorno. Es decir, es necesario pensar en el desarrollo
individual como un sistema más amplio en el que ninguna parte individual puede actuar sin
que influya en todos los demás aspectos del sistema. Este sistema más amplio incluye a los
padres, los hijos y los hermanos, así como otros individuos externos a la familia, como
amigos, maestros y compañeros de trabajo. El sistema también engloba a las instituciones
que influyen en el desarrollo, como las escuelas, la televisión y el lugar de trabajo. En el nivel
más general, la sociedad en el que una persona crece desempeña un papel clave.

 Factores del ciclo vital: ningún aspecto del desarrollo humano puede comprenderse con
tan sólo examinar uno o dos factores; es inevitable considerar la interacción de los tres
anteriores. No obstante es necesario considerar un aspecto más de este modelo: la gran
importancia que tiene el momento en el cual opera una combinación específica de los
factores biológicos, psicológicos y sociales. La influencia de los factores del ciclo vital refleja
las repercusiones de los factores biológicos, psicológicos y sociales en diferentes momentos
del ciclo vital. Un acontecimiento puede ser recurrente a lo largo de la vida, pero como lo
maneje una persona dependerá de su experiencia acumulada. 9 Al combinar los cuatro
factores del desarrollo se obtiene una visión del desarrollo humano que abarca el ciclo de
vida, pero que toma en cuenta los aspectos únicos de cada fase de la vida. Desde esta
perspectiva se puede concebir cada historia de vida como una compleja interacción de los
cuatro factores. Una forma de comprenderlo es analizar la vida desde la mirada
retrospectiva de un anciano. Por último, es preciso mencionar como todos los factores
considerados por los distintos enfoques se relacionan para abordar el desarrollo humano en
una visión más clara, de tal suerte que nos permita entender como estos factores influyen
en las diferentes etapas de desarrollo humano.