Está en la página 1de 2

Ensayo de la película The Big Short (La gran apuesta)

“…las grandes firmas de Wall Street, aparentemente tan astutas y egoístas, de algún modo se habían
convertido en "dinero tonto". La gente que las dirigía no entendía su propio negocio, y sus reguladores
obviamente sabían todavía menos…”

La economía trabaja como una maquina simple, sin embargo, muchos no la comprenden o no están de
acuerdo en cómo se mueve y eso ha traído a mucho sufrimiento económico infructuosamente.

Las consecuencias de la peor crisis al dia de hoy aún se viven. Se dio a conocer cuando el 15 de
septiembre del 2008, el banco de inversión Lehman Brothers se declaró en bancarrota. Desde
entonces, Estados Unidos tuvo un derrumbe y luego le siguieron el resto de economías de diversos
países del mundo. A pesar de que la económica puede parecer confusa, funciona en forma simple y
mecánica. Consiste de unas pocas piezas y muchas transacciones simples que se repiten una y otra vez.
Éstas transacciones son inducidas más que nada por la naturaleza humana y crean tres fuerzas
principales que mueven la economía

1. Incremento de la 2. El ciclo de deudas a corto 3. El ciclo de deudas a largo


productividad. plazo. plazo.

En 2002, George W. Bush, expresó que para alcanzar el sueño americano se necesitaba tener una casa
propia. De esta manera, solicitó ayuda al sector privado, con intenciones a que el mercado de capitales
proporcione el financiamiento hipotecario a personas de ingresos más bajos.

Después del anuncio de Bush, la Reserva Federal comprimió rápidamente las tasas de interés: de 6% a
solo 1% en unos cuantos meses. El dinero estaba tan barato que los 8,000 bancos y agentes
hipotecarios comenzaron un gran esparcimiento del crédito hipotecario.

Este crecimiento de créditos incluyó a personas que realmente no debió alcanzar: la clase
desfavorecida, sin ingresos, activos ni empleo. Este tipo de hipotecas fue nombrado como "hipotecas
subprime", que en realidad eran solo activos tóxicos, con bastante posibilidad de no pagar.

Se estaba realizando un proceso que transformaría a las hipotecas subprime en graves armas de
destrucción financiera pesada. Esos activos tóxicos estaban siendo "empaquetados" con otros,
estableciendo una gran variedad de nuevos productos financieros. Estos nuevos activos (que en
realidad eran tóxicos) se movían libremente y sin ningún tipo de regulación.

La gran burbuja hipotecaria estalló y, con ella, los precios de los activos se desplomaron. Las familias
que estaban endeudadas eligieron devolver la casa al banco, pues les era mucho más barato hacer eso
que seguir pagando un préstamo tan alto, por una casa que ahora valía mucho menos.

Cuando una deuda no es pagada se conoce como default. Las familias incurrieron en default y
ocasionaron grandes pérdidas a los bancos. A su vez, esta situación generó devaluación de las casas y
naturalmente un colapso en los portafolios de los bancos de inversión a nivel mundial, debido a que
estaban invadidos de las hipotecas tóxicas subprime.

A raíz de todo este proceso, el lunes 15 de septiembre del 2008 fue que Lehman Brothers se declaró en
quiebra, sacudido por las pérdidas de los activos tóxicos. El terror fue creado por el colapso de una
entidad considerada “demasiado grande para caer”.

En México, debido a la alta relación de la economía mexicana con los EE. UU, no tardó en sentir los
efectos de una crisis económica, el efecto domino que esto tuvo en todos los sectores tardaron poco
en llegar. La frágil estructura de las finanzas del gobierno mexicano dependiente del precio del
petróleo y la constante caída en la producción de este recurso tuvieron una repercusión presupuestal
que obligó a elevar impuestos como el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto Sobre la Renta y a
instaurar impuestos nuevos a las telecomunicaciones. Desgraciadamente estos ingresos no son para
proyectos o a nuevas inversiones, más bien a conservar la organización gubernamental que consume el
80% del presupuesto.

La globalización puede tener algunos beneficios siempre y cuando su sostén ideal tienda a la mejora de
la calidad de vida de todos los habitantes del planeta. Como ciudadanos nos corresponde asumir un rol
más protagónico en la generación de cambios, se hace necesario entonces contribuir y promover tanto
el trabajo de las agencias de naciones unidas, nuestros gobiernos como de las ONG.

"La economía neoliberal mata más gente que todos los ejércitos del mundo juntos, y no hay ningún
acusado, no hay ningún preso". Max Neef,