Está en la página 1de 1

Bilbao

Bilberfsoak, bertso bilduna

Kanta dez^im danok


Elisa González Bertso-bilduma
Geletan egindako bertsoak
ILBOKO Udalako jaso ditu Altzaleik, eta horie-

B Euskara Sailak pro-


pasatu zuen Euskara-
ren irakaskuntza
bultzatzeko ideiaren inguruan,
Altzalei bertsolariak Uriko
zenbait eskoletan eman ditu
kin liburuxka bat argitaratu du.
Hau eskoletan, egileen artean,
banatzekoa da, 1000 ale baino
ez dira kaleratu. «Bertso-saio-
ak antolatu ziren auzoz auzo,
eta hör haiek egindakoak kan-
azken hilabeteak bertsolaritza tatu egin genituen. Hauek bil*
irakasten, bertsozaletasuna duz, liburuxka bat atera dugu.
bultzaten «Bilbo batetan bert- Bertso-bildumaren ideia sortu
soak egiteak soilik ez dauka zen umeak motibatzeko, baina
zentzurik, bertsoa zer den eta denbora laburra eman dugu-
bertsolariak egiten duena zaila nez, bertsoak ez dira oso onak
bait da jakitea erdal giroan bizi eta, gainera, nire eskua nabaria
den pertsona balentzat. Nahiz da gehienetan. Honetan, diru
eta saiatu irakasten bertsoaren gutxi geneukan arren, ilusio
egitura, edota bertsolariak kla- nandia jarri da».
sera eraman, behin ikusiz, ezin Programa honen helburua ez
dezakete uler zer diren. Ez da fenomenoak aurkitzea, goi
daukate erreferentziarik bert- mailako bertsolariak bilakat-
sogintzan». Horregatik berak zea, horrelako bat irtengo balitz
euskal kanta zaharretaz balia- lagunduko lioketen arren, bert-
tuz, ezagunerazi die Euskal soekin ondo pasatzea eta giro
Herriko kultur elementurik ga- euskaldun eta jatorra bertsoen
rrantzitsuarenetariko hau. bidez earatzea baizik. Horra
Euskal abestiak irakasten hör bilduman agertzen diren eta
dizkie umeei, betidaniko kanta Altzaleiren filosofía erakusten
zaharrakm Ixil ixilik dago, Pa- ditugun aurkezpen hitz hauek:
saiako herritik, Gernikako A r­ abesten, Habanerak eta Bilbai- gain, musika hezkuntzarik ez batek holako belarria edukit- «Izan daitezela bertso hauek,
bola... hórrela zaJetasuna sort- nadak baino. Gazte mailan. ko- daukagu. Bertso-doinua oso zea. Honi gehitu behar izango beste hainbat kanta eta bertso
zen da, girotzen da gela. «Eus­ adriletan, euskal kantak era- m arkatua da baina zaila hart- litzaioke etxeetan pairatzen zaharrekin batera kantatzeko
kal Herrian erdaldunek ez dute biltzen dira soilik. Honetaz zea. Harritzekoa da talde oso duten giro eza». eta gozatzeko».

José Ignacio López de Arriortúa, el ejecutivo que hizo temblar a sueldo supera el millón de pesetas diario; su objetivo es protago-
General Motors cuando decidió fichar por Volkswagen, es el pro- nizar la tercera revolución industrial; su único secreto, el trabajo
tagonista del libro escrito por María Arana y Manu Alvarez. Su diario acompañado de unos planteamientos inflexibles.

Dos periodistas bilbainos escriben la biografía de José Ignacio López de Arriortúa


«Superiópez», el hombre de la tercera revohidón industrial
Santiago Oliván Directivo atipico m ucho tiem po intentándolo y
—Sin em bargo, esta defini­ trabajando en esa dirección.
ción no tiene nada que ver La operación es terriblem en­
E A cual sea tu con la imagen de un ejecutivo. D EU STO te complicada porque hay que

S )roblema, tra­
baja. Trabaja
con firmeza y
con fe. El trabajo
—Realm ente una persona
que alcanza ese nivel como di­
rectivo en dos m ultinaciona­
leselnorem
es suele
e­ ser así. Su norm a­
conciliar los intereses de enti­
dades financieras, adm inistra­
ción pública, em presas priva­
das y la propia com pañía ale­

Superiópez
dio m aterial más eficaz que el lidad es lo que le hace ser una mana.
hom bre conoce. C ura las persona atipica. —¿Cómo creéis que va a re­
afecciones m entales lo mismo —¿Cuál es su fórmula se­ cibir vuestro libro?
que las físicas». Estos versos creta para reducir costes y —Lógicamente habrá cosas
escritos p o r López de A rrior­ conseguir triunfar? que le gusten y otras que no.
túa hace veinte años plasman —Todo el m undo se hace José Ignacio Algunas opiniones le parece­
la filosofía del directivo de esta pregunta. No hay más se­ rán injustas, p ero hay que
A m orebieta. Los periodistas creto que el trabajo. Al repa­ López de Arriortúa aclarar que no es un libro pre­
bilbainos M aría A rana y M a­ sar sus m anuales o al oírle ha­ dispuesto al ataque o a la de­
nu Alvarez han recogido en blar en conferencias no se en ­ fensa del personaje. Es un in­
un libro, prologado p or Manu cuentra nada nuevo o nada ten to de reflejar cóm o es este
Leguineche, la historia de que no se haya dicho antes. Su señor por dentro.
«Superiópez», apodo con el unica diferencia es el trabajo. — ¿Q ué pensará el lector
que ya se ha hecno famoso en —¿En qué consiste exacta­ sobre el personaje?
España. m ente esta diferencia? —^Todo el m undo pensará
— ¿Cóm o es José Ignacio —López de A rriortúa es que López de A rriortúa no es
López de A rriortúa? una persona absolutam ente tan sencillo, que tiene (^ e ser
— Es una persona tan nor­ visceral en su planteam ientos, m ucho más sofisticado. Se van
mal com o la que te puedes nunca da m archa atrás. C uan­ a echar las manos a la cabeza
encontrar en cualquier área do cree que algo es correcto, porque van a descubrir que lo
rural del País Vasco. Es un al­ lo intenta y no cede hasta que que más le gusta es trabajar
deano, su form a de hablar, su lo consigue. En este sentido es en su jardín con una azada o
estilo de vida y sus costum ­ como un burro con orejeras. que su paraíso particular está
bres responden al estereotipo —Si tenem os en cuenta es­ en Busturia. El hom bre de
de un baserritarra. Muy reli­ tos rasgos de su carácter, ¿no em presa que quiera encontrar
gioso y bastante tacaño, co­ )arece difícil que se construya una fórmula mágica no la va a
m o la m ayoría de los aldea­ a planta de A m orebieta? María Arana y Manu Alvarez definen el carácter de López de hallar porque realm ente no
nos. — No cabe duda que lleva Arriortúa como el de un aldeano. existe.